Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard XX 2 – 2imagen
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Giro de Italia

Esas etapas que sólo el Giro nos sabe regalar

Publicado

en

DT – 2022 post

El Giro 2020 está entre Tao, Kelderman y Hindley a tres etapas de Milán

Cuando al inicio del Giro 2020 reseguíamos en recorrido de esta edición otoñal, mirábamos las etapas y pensábamos en lo que podría ser, la jornada del Stelvio, obviamente tomaba el protagonismo que esos 2700 metros largos merecen.

Con una carrera llena de incertidumbres, con la consulta diaria a las predicciones del tiempo y el seguimiento de los PCR´s como espada de Damocles, celebrábamos que tres jornadas de la semana final estuvieran por encima de los 200 kilómetros subiendo y bajando por Alpes y Dolomitas.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Un canto a la esencia de las tres semanas, de las grandes vueltas de siempre, del fondo extremo con la posibilidad de una sorpresa en cada momento.

Y eso ha sido la jornada del Stelvio: ante la certeza de que la jornada de Sestriere ha perdido su cuota francesa, un día de todo o nada en la que las caretas han caído y los corredores han llegado de uno en uno.

Movieron el árbol los Sunweb, ya en el falso llano hacia el inicio del gigante, y las explosiones se sucedieron, cuando aún quedaban todos esos «tornanti» del Stelvio arriba, muy arriba.

Sunweb descolgó a todos, reventó la concurrencia, salvo a Teo Georhedan, y aquello fue un poema: a ritmo, sin necesidad de estridencias, rompiendo la resistencia del líder Joao Almeida, que comprendió la intimidación que implica esta gran montaña, desde muy abajo, al tiempo que caían Nibali, Fuglsang, Majka y cia.

 

Hubo dos claves que desembocaron en lo que hemos visto y habremos de ver

Hecha la limpia, apareció un actor inesperado, un croner en horas bajas, o menos claras, como Rohan Dennis que hizo un trabajazo, el trabajo del año, para Tao, acabando de rematar a todo aquel que iba en el alambre.

Dennis precipitó las cosas en Sunweb, que no tuvo problema en dar carta blanca a Hindley cuando Kelderman, otra vez, empezó a flaquear.

 

Otros habrían muerto con el plan inicial, el Sunweb no, cambia guiones sobre la marcha, según dicta la carrera, eso no es muy usual.

El neerlandés Kelderman es el nuevo líder merced al freno de su compañero a Tao, pero va justo, muy justo y con lo justo, deambula con una grande a su alcance pero el agua cuello.

Párrafo a parte merece Jai Hindley, el hombre del Giro, pase lo que pase hasta el final, un ciclista que saca y remata los córners, que ha dado un paso que, sinceramente, en este mal anillado cuaderno nunca imaginamos.

[elementor-template id=»36790″]

 

En un Giro sin estrellas, de terceros y cuartos espadas, como no se cansan de repetirnos, hemos visto una de esas etapas que te reconcilian con el ciclismo de verdad, el de fondo real y dureza acumulada, en una jornada que distinguiremos en el futuro por sus explosiones y sorpresas.

Un premio que nos llega ya en octubre.

Sólo mirar la general habla del espectáculo visto, sacudida bestial con Kelderman, Hindley y Tao en un pañuelo, pero un Bilbao, un Pello Bilbao sublime, a poco más de un minuto, y el resto más allá de dos.

 

-escrito el 7 de octubre-

Las etapas tipo Giro condecen una incertidumbre impagable

Etapón del Giro de Italia nada más pisar el continente, una de esas «etapas Giro»…

Esto es el Giro, 225 kilómetros desde la punta de la bota hasta la planta de la misma sin descanso, ni un metro de llano, control imposible, carreteras ratoneras, Calabria en estado puro.

Son esos días de doble filo, un placer para el espectador, una tortura para los ciclistas, si bien estos serán conscientes del espectáculo que estarán ofreciendo.

En 2013, cuando Bradley Wiggins desembarcó en Italia como ganador de Tour y toda la armada a su alrededor, el naufragio se inició y se consumó en estas etapas, trampas a nuestros ojos que nadie, ni el bloque capaz de bloquear el Tour, puede controlar.

Hace unos días hablamos de tres etapas que el Giro sigue trazando que el Tour se ha olvidado hacer.

Todas en el tramo final de la carrera, pero ahí está esta trampa de primera semana y una general que Sicilia ha dejado sacudida, por que si Joao Almeida lidera, los favoritos no le tienen lejos.

Con Geraint fuera y Simon Yates en el alambre, que no descartado de todo, cabrá ver qué trama el maestro Vincenzo Nibali en una de esas jornadas que en tiempos no tan lejanos retratarían su grandeza ante el tablero y la pizarra.

No es el mejor Nibali, la edad pesa, pero a su favor tiene esa sapiencia tanto del lugar como del oficio, y al mismo tiempo una pléyade de rivales que aún no ha demostrado solidez en grandes vueltas y ahí van Kelderman, el mejor situado de todos, Pozzovivo, excelentemente recuperado de su caída en el Tour, Fuglsang, que ya ha quemado muchas oportunidades en estas citas, Mc Nulty, incógnita, Kruijswijk, queremos creer que irá a más, y Majka, un ciclista que cuesta querer.

No son la primera línea del ciclismo mundial, pero nos prometen buenos ratos y emociones, en el Etna se han movido más que muchos de os favoritos del Tour en tres semanas y es que las etapas que definen el Giro motivan que en Italia disfrutemos generalmente la mejor grande del año.

 

-escrito el 2 de octubre- 

Equilibrio, fondo y dureza marcan el Giro frente a un Tour cada vez más empobrecido

En la semana que arranca el Giro, sabido es que «le Tour c´est le Tour», sólo hay que ver cómo han acudido todos a la llamada de la primera edición de septiembre.

El Tour es la excelencia en el ciclismo y un precioso y cuidado publirreportaje de Francia que gustosamente nos tragamos, trasladando la perentoria necesidad de planificar tus próximas vacaciones en el país vecino.

Sólo hay que ir a una librería de Londres y Armsterdam, donde la literatura ciclista trepa por los estantes, para ver el porcentaje de libros que hace referencia al Tour, llegando incluso a la redundancia, tratando temas mil veces comentados, divulgando anécdotas que nos sabemos hace años, hablando de puertos cuyo perfil dominamos con los ojos cerrados…

Es una pista, quizá la menos representativa, otras hablan de una carrera de cuyas andanzas sabemos más allá de los círculos estrictamente ciclistas, una carrera que encumbra leyendas al mismo ritmo que las entierra.

La competición en la que todos piensan cuando un baby explota es el Tour, no el Giro o la Vuelta, ni siquiera las clásicas.

Pero no por esa áurea el Tour es intocable, ni merece crítica, cuando se la gana a pulso…

Los recorridos de la mejor carrera del mundo no dejan de empeorar, a la salida casi total de la contrarreloj, el Tour que encumbró estilistas atemporales como Anquetil o Indurain, se suman las llegadas en alto sin solución de continuidad y la erradicación de las etapas antaño imprescindibles, aquellas que encadenan dureza, puertos, metros y desnivel suficientes para que la carrera llegara en goteo a meta.

Jornadas como la de Val Louron, Tour del 91, o de Sestriere, al año siguiente, jornadas que encadenen Glandon, Galibier y Alpe d´ Huez, o los colosos pirenaicos, desde Tourmalet a Aubisque siguiendo por Aspin o Peyresourde o Luz Ardiden, por el otro lado.

DT Swiss: la rueda mejora la experiencia sobre la bicicleta

Si son puertos y geografías que nos sabemos de memoria.

En este Tour 2020 sólo una etapa podría cumplir ese perfil, el de la Col de la Loze, con la Madeleine en medio, pero ya está, punto, sin más margen que 168 kilómetros, distancias a todas luces pequeñas para una carrera que presume de ser la guinda del gran fondo y la agonía que define este deporte.

Y en este terreno, no queremos entrar en otros, el Giro le ha comido la tostada al Tour.

La carrera italiana no tendrá la nómina de la francesa, siempre ha sido así, pero un ojo sobre su perfil es una gozada de equilibrio y respeto a los principios que definen las grandes vueltas: fondo, dureza e igualdad de oportunidades.

Y sobre ese triángulo el Giro dispone de tres cronos, una al inicio, en cuesta abajo, ojo, otra en el ecuador, poco más de 30 kilómetros y el epílogo en Milán, 16 kilómetros que cambiaron el nombre del ganador en el último momento un par de veces: de Purito a Hesjedal y de Nairo a Dumoulin.

Pero hay más, hay etapas de manual para una gran vuelta, y más para el Giro de Italia, etapas que no vimos ni por asomo en el Tour y que nos ponen los dientes largos.

Tras una primera mitad con dureza contenida, el final es tremendo, tanto que siendo para mediados-finales de octubre, crucemos los dedos se pueda hacer.

Piancavallo es un entrante ante los 202 kilómetros que llevan a Madonna di Camiglio, con tres puertos en la ruta, antes del final.

Al día siguiente Laghi di Cancano, con el Stelvio de entremés, el otro día estaba a menos siete en la cima y nevando.

Y el maratón a Sestriere, 200 kilómetros clavados con Agnello, a saber cómo estará, Izoard y Montgenevre antes de volver a Italia.

No es cuestión de decir si una cosa es mejor o peor, el Giro y el Tour hacen sus elecciones, pero los dos beben de la misma historia, la que les ha puesto allí donde están ahora mismo, en lo mas alto, siendo seguidas y alabadas por toda la afición.

Ahora bien, si nos dan a elegir, nos vamos con los ojos cerrados a Italia, por que al menos existe cierto halo de respeto por lo que ha hecho grande al ciclismo y es esa dureza extrema que ha sacado lo mejor de los ciclistas en los peores momentos posibles.

Está claro que el Giro no va a tener la meteorología del Tour, pero si el plan sale como estaba trazado, ya podemos suponer que será un planazo.

Imagen: © BORA – hansgrohe / Bettiniphoto

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo antiguo

El Stelvio, un puerto de época imperial

Publicado

en

DT – 2022 post

Las herraduras del Stelvio vienen del imperio austrohúngaro

El Giro 2020 se va a jugar en gran parte en lo que pase entre el Stelvio y Laghi di Cancano con la sensación que nadie está por encima del resto de forma clara…

En todo caso el Giro va a tocar el cielo, el Stelvio, y el espectáculo va a ser tal, que merece la pena irnos a los inicios de los inicios de la montaña en el ciclismo.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Cuando el ciclismo quiso hollar las cumbres para gloria suya, pensó en las que hoy entendemos como grandes de todos los tiempos.

Aún resuenan aquellas palabras de Lapize: “Sois unos asesinos”.

Los destinatarios de tales soflamas fueron los organizadores del Tour que quiso pisar por primera vez los caminos pirenaicos.

Los improperios de Lapize eran lógicos.

Años de miseria exacerbada, en una Europa en puertas de su primera gran guerra.

Las carreteras no eran tales, eran pistas minadas de pedruscos como bidones y heces de ganado.

Se cubrían distancias inhumanas, además salpicadas de estos colosos.

Aquello no era ciclismo, era una tortura de diez horas un día sí y al siguiente también hasta que el cuerpo o la máquina dijeran basta.

Sin embargo aquello causaba estupor entre el público, era la moda, el perenne encanto de lo nuevo.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Hace unos años pude asistir a una interesantísima charla que presentaba un libro sobre la bicicleta desde el punto de vista de los ingenieros de puertos y caminos.

La edición del mismo, más de 300 páginas en encuadernado de tapa blanda, ancho lomo americano y paginado de perfecta calidad del mismo corrió a cargo de varios miembros del Colegio barcelonés de tal insigne profesión bajo el yugo de la pasión de la bicicleta.

Entre otros temas de extraordinaria profundidad, fui al de los puertos de montaña.

Entendía que como ingenieros de puertos tenían algo que decir.

Y lo hicieron:  Dedicaron un capítulo que llevaba por nombre «¿Por qué los puertos suelen tener un 7% de desnivel medio?»..

Hay una explicación: su fecha de construcción.

Los puertos modernos contemplan ese desnivel, los anteriores no suelen respetarlo.

Actualmente tenemos puertos que siguen el mismo trazado original: Aubisque, Tourmalet, Izoard, La Madeleine, Pailères,… todos sobrepasan el siete por ciento, pues en su caso fueron trazados en el siglo XIX.

A finales del mentado siglo, ya se empezaba a hablar de racionalizar los porcentajes.

En el artículo titulado “Determinación de la pendiente máxima que conviene para salvar grandes alturas en las carreteras” la Revista de Obras Públicas iluminaba sobre la cuestión.

Se atisbaban puertos con tramos del ocho por cierto separados por breves “descansillos”.

Las carretas tiradas por mulas y los incipientes coches necesitaban estas facilidades si no querían despeñarse cuesta abajo y marcha atrás.

En estos parámetros se ubican Hautacam, Luz Ardiden, Plateau de Beille,…

Y sí.

El Passo dello Stelvio se instala entre los primeros

Su construcción es una obra de ingeniería formulada hace poco menos de doscientos años.

Urgía conectar el Imperio Austrohúngaro con la Lombardía.

La fábrica, ideada por Carlos Donegani,  despierta tantos halagos como su dureza e innegable atractivo paisajístico y legendario, estas rampas las doblegó Fausto Coppi.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Sus 48 curvas de herradura por el eterno valle aupadas sobre sillerías empedradas de mampostería causan furor entre los fotógrafos.

Su trazado unía las ciudades de Bormio y Pratto Stevio, o lo que es lo mismo la Lombardía y el Trentino por cuestas cuyo desnivel supera los 1800 metros.

Hoy esa conexión se hace por modernos túneles y el puerto ha quedado como un gran parte temático natural y al aire libre de la épica ciclista y humana, pues por aquí se vieron enormes combates de la primera Guerra Mundial, esa que dicen enterró los grandes imperios, pero a la que sobrevivió el Stelvio.

Para este artículo he necesitado la ayuda del libro “La ingeniería en la bicicleta” de Fundación Esteyco y especialmente el capítulo firmado por un loco de la bicicleta, Oriol.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Giro de Italia

La de Cortina es el tappone del Giro 2021

Publicado

en

DT – 2022 post

Lo que pase en Cortina será definitivo para el Giro 2021

Llegamos a la jornada más emblemática del Giro 2021, la de Cortina d´ Ampezzo.

Una etapa «marca Giro», sin discusión ni duda, sobre el papel es complicado poner en problemas Egan Bernal, pero la necesidad de empezar a apuntalar la carrera para cada uno puede dar con un desenlace inesperado.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Por de pronto la etapa de Cortina en el Giro 2021 es el prototipo de la corsa rosa.

Os dejamos con la impresión que nos causó el día de Cortina d´ Ampezzo hace tres meses, cuando presentaron el Giro 2021.

DT – Swiss 400×400
Endura 400×100



La etapa de Cortina es «marca Giro»

Para el Giro de Italia, año 2021, que finalmente hemos conocido, las lecturas son las de siempre, una carrera con perfume especial, recorrido que rara vez decepciona y unas perlas que rezuman lo de siempre singularidad o dicho de otra manera «marca Giro».

Por que más allá de lo que se concite en Turín en mayo, el trazado del Giro 2021 una cosa deja clara, hacer una gran vuelta en estos tiempos no es nada sencillo, lo que han tardado en desvelar el recorrido así lo evidencia, y que sea en Italia peninsular lo ratifica.

Hay varias etapas que merecen un capítulo a parte y atención a esa crono final, que el que esté por debajo de los treinta kilómetros no le quita atractivo alguno y la posibilidad de vuelco bajo la campana.

Como la Vuelta, el Giro 2021 acabará en el mismo test individual que desplazó a Purito por Hesjedal hace nueve años y a Hindley por Tao el pasado.

De cualquiera de las maneras hay etapas que sólo se pueden dar en el Giro.

Lloret 300×250



Como esa de Lago Cancano de la última edición, cuando surgió el mejor Pello Bilbao, del Stelvio al final, por que en ese escenario de cansancio extremo y altura exagerada cualquier cosa puede pasar.

Así marcamos en rojo la jornada de Cortina d´ Ampezzo, una etapa tipo Giro, en este caso versión 2021, una etapa de gigantes en el mapa y la carretera.

Si hay algo que hace «marca Giro» es un trazado así

5700 metros de desnivel dispuestos en 212 kilómetros, en la entrada de la semana final, con las piernas finas y la general en el alero.

Se sale de Sacile, a treinta metros, y algunos lo harán tras hacer rodillo, pues ya de salida arranca hacia arriba.

Luego un terreno de nadie que pone el huevo y la gallina antes de la Marmolada, esa recta que mata a los más duros.

Entrará el Giro en terreno de 2000 metros y más, empalmará con el Pordoi, donde Olano firmó su mejor día de montaña y acabará con el durísimo Giau, en la misma cresta en la que Contador estuvo cerca de perder su primer Giro.

Menos de veinte kilómetros de bajada y la llegada a Cortina, emblema de los Dolomitas y de los amantes del esquí que será el ombligo del ciclismo, una vez más.

Las jornadas como ésta nos la describió no hace mucho Pello Bilbao, especialista en sobrevivir en el mar de la fatiga y exigencia extremas: no hay trampa ni cartón, lo que se ve es lo que hay y el Giro se ha especializado en etapas de este calibre, como la que ganara Mikel Nieve hace diez años, como la de Froome en Sestriere, la de Cancano el año pasado y otras tantas que cincelan lo más bonito de este deporte.

Llegarán de uno en uno.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Giro de Italia

#PodcastJS La guía turística del Giro de Italia (II)

Publicado

en

DT – 2022 post

Este Giro deja pocos hitos por tocar del norte turístico de Itala

La segunda semana del Giro de Italia la marca Perugia, a medio camino entre Roma y Florencia, una joya de universidad sólo para extranjeros para dar la salida a la jornada del sterrato.

Hablarán de favoritos, de cotas, de peligros por otros sitios, pero nosotros miramos el paisaje moldeado de la Toscana, fruto de los tiempos, de los millones que pasaron por aquí.

Shimano – Leaderboard 1024×300

En este viaje al norte pasamos de los mejores restos de Bizancio en occidente y la «invención» de Romeo & Julieta en Verona, a cementerios alemanes en los Dolomitas y los guardianes de la república veneciana.

Un viaje que acaba en Cortina d´ Ampezzo, allí de donde florecieron grandes alpinistas que rivalizan con nuestros queridos Patricia y Xoan, nuestros guías por el Giro de Italia.

Si queréis escuchar lo que dio de sí la primera semana

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400



 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclistas

Tao Geoghegan en el imperio de Ineos

Publicado

en

Ineos Tao Geoghegan
DT – 2022 post

Sobre la suerte de Tao Geoghegan en el Team Ineos no hay nada escrito

Es curioso, lo decía Adrián García en Eurosport tras la victoria de Tao Geoghegan en el Giro, las vueltas que le hemos dado a la tricefalía del Ineos para el Tour y lo que la temporada nos está dando.

Si en Francia, Egan Bernal pasó de puntillas en la defensa de su dorsal uno, sin el concurso de Geraint y Froome, siendo Carapaz su mejor ciclista, en el Giro de Italia el plan a pie cambiado dejó a Geraint fuera de la quiniela casi sin salir de Sicilia y acabó coronando de rosa a Tao Geoghegan en Milán.

Shimano – Leaderboard 1024×300

No contentos con un cuadro que parece el lado español del de las lanzas de Velázquez, la primera semana de la Vuelta concluye con Ricard Carapaz al frente de la carrera tras un día que nos recordó cuando la ronda hispana se disputaba en abril.

Lo veis, no hemos echado en falta el Tourmalet. 

 

Está claro que Ineos Grenadier come en otra mesa y de otros platos, pero lo de este año está rompiendo los límites naturales de un equipo que años atrás fiaba su suerte al Tour y al resto de carreras no es que fuera a probar, aunque sí con un perfil mucho más bajo.

El Giro más inesperado de la historia tuvo un desenlace acorde al caos y desorden que reinó desde bien entrada la carrera, con los favoritos cayendo en serpentín y el salto de calidad de segundos y terceros espadas que, siendo sinceros, ninguno de nosotros hubiéramos puesto en un pronóstico hace tres semanas.

Un río revuelto que explica en qué nivel se manejan los británicos que vinieron a cambiar el ciclismo para hacerlo a su imagen y semejanza.

Con este Giro, caben once grandes en la vitrina de Brailsford, a saber siete Tours y un par de las otras dos grandes, un botín que se consolida en la décima campaña de los ingleses en todo esto y que amenaza con crecer con su líder ecuatoriano de la Vuelta.

[elementor-template id=»36790″]

 

¿Qué hará Tao Geoghegan en el Ineos?

Una pregunta en la que no va prevalecer su nacionalidad, ni siquiera su triunfo en el Giro, por que sencillamente está rodeado de estrellas y ciclistas ilustres.

Lo que en cualquier otro equipo te sirve la capitanía en bandeja, aquí te estimula a trabajar con la ilusión de sacar un día la cabecita entre tanto gallo.

Por que una cosa es el guión escrito a priori y otra la realidad, como bien se ha encargado de mostrar este rarísimo año.

En Ineos, las cosas funcionan en otro orden, sólo cabe ver este mismo Giro, en el que Rohan Dennis, un doble campeón del mundo contrarreloj defendió la suerte de su compañero como propia, mientras Filippo Ganna se hizo con cuatro etapas, abriendo la puerta a metas diferentes y más altas en el futuro.

En la Vuelta a España, Richard Carapaz lidera con Chris Froome en labores de doméstico y la sensación de que el ecuatoriano es, ahora mismo, el más fuerte de la carrera.

Lo indecente de la cuestión es que Ineos tiene capacidad de retener a Tao Geoghegan como ganador del Giro para llevarle el año que viene al Tour en labores de doméstico de lujo de quien se decida, como es capaz de traer a Dani Martínez o Adam Yates o mantener una base de gente del tipo Pavel Sivakov, sin menospreciar que Geraint Thomas sigue ahí y es una leyenda en vivo.

Es terrible, una pasada, y Tao supongo que será consciente, aquí hay topes y estos no te los marcan los directores, son tus propios compañeros que además de compartir hotel contigo en las carreras son competencia pura y dura, pues muchos de ellos pueden, en un momento determinado, hacerse valer y sacar palmarés o caché…

Pero ojo, no todo lo fiéis al presupuesto, también hay gestión, cuando la baraja se rompió con el hundimiento de Bernal en el Tour, nos preguntamos ¿hay plan B en Ineos? las semanas nos han demostrado que lo había y que se han sabido recomponer.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

TWITTER

🎙️🎙️🎙️"Harald "Bluetooth", unió todas las tribus escandinavas en un solo reino. La conexión "Bluetooth" recibe el nombre del Rey Diente Azul.
El logotipo es unión de sus iniciales rúnicas"

@TuristaVuelta
& @FAremberg en #TourParaCuriosos

https://www.ivoox.com/tour-para-curiosos-8211-vol-i-audios-mp3_rf_89093539_1.html

#PodcastJS

En las mil quinielas pre #TDF2022, ese tipejo de amarillo que asoma es el FAVORITO, los demás, aspirantes.
Si Pogacar sale ileso de los primeros trances de la carrera -viento, puentes y adoquines-, no veo otro final que su tercer Tour

https://joanseguidor.com/tour-2022-tadej-pogacar/

No recuerdo haber leído tanto y tan mal sobre un favorito español para el Tour como con Enric Mas.
Y no es un tema de criticarle x todo, es algo objetivo que todos vemos.
El problema que tanto él como su equipo viven de espaldas a la realidad

https://joanseguidor.com/tour-2022-enric-mas-movistar/

Lampert es uno de los MVP del ciclismo actual y de los tiempos recientes, un tipo que rueda como los ángeles, que se ha puesto al servicio de otros y que nunca ha perdido la cara a las cronos

https://joanseguidor.com/tour-2022-yves-lampaert/

#TDF2022

Pogacar sabe que su tercer Tour peligra en este inicio y por eso golpea primero y se pone por delante.
Si salva el viento de mañana y el pavés del miércoles, le veo favorito absoluto

https://joanseguidor.com/tour-2022-yves-lampaert/

#TDF2022

Load More...

Lo + leído

X