Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Giro de Italia

En Giro en la fina línea entre el amor y odio

Published

on

Giro Italia etapa
Tuvalum

Es muy difícil entender este recorte de la etapa del Giro

No han pasado ni 24 horas del monumento al ciclismo que fue la etapa del Stelvio, entre las nieves otoñales, con la carrera destrozada, que el Giro de Italia ha desmontado parte de la magia y la química que había surgido entre los corredores y la afición.

Todo lo que ayer era admiración y exclamaciones, se ha agriado de golpe, como la meteorología en Lombardía, oscura, gris y densa, con la suspensión de más de cien kilómetros de la antepenúltima etapa del Giro de Italia 2020.

A 48 horas de Milán, con algunos descontando los minutos para coger las vacaciones, parte del pelotón, que no todo, se ha plantado.

Quedan un par de etapas por delante en las que, si todo marcha como se espera, se la jugarán los primeros de la general, estando la crono adjudicada ya para Ganna.

Antes de las mismas se planeó un trayecto  de 260 kilómetros, distancia de Tour de Flandes o Lieja en la recta final del Giro.

 

Primero de todo convendría revisar ciertas contrataciones y compromisos que la carrera adquiere, por que una etapa así, en vísperas de la traca final, tras  lo de ayer, no acabo de verle el sentido.

Dicho esto, esta jornada del Giro de Italia 2020 estaba ahí desde el inicio, incluso desde antes del aplazamiento, no ha caído del cielo, como el agua que remojó los ciclistas y enfrió sus ganas de competir esta mañana.

Nada de esto es nuevo, se sabía de antemano.

Yo no me atrevería a calificar el plante del pelotón como una vergüenza, sinceramente, más que nada por que muchas veces, hablamos de las cosas de una manera u otra, sin saber lo que se cuece ahí dentro.

Lo que sí diría es que es muy extraño todo, una cancelación de parte de la carrera, todos al coche y salida más adelante.

Un situación mejorable, que no habla bien del colectivo ni de sus representantes, moviendo cielo y tierra cuando han salido en condiciones mucho peores.

Algo así sucedió en una Milán-San Remo y el resultado lo recordamos, sólo decir que ganó Ciolek habla de lo extraño de aquel día.

Entonces la caravana se paró en las llanuras lombardas, rumbo al sur, por que la nieve empezaba a cuajar y a dificultar la marcha de verdad.

Esta vez se ha hecho una interpretación que los que estamos fuera entendemos muy laxa de la situación, y no sólo eso, nos ha llamado la atención lo solícita que ha estado la organización para dar la salida y cumplir con la población de inicio, hacer unos kilometrillos y volver al coche.

Luego todo eran quejas, pero RCS, que debe tener un agujero en las cuentas importante con tantos giros argumentales, no presionó echando mano de los equipos que sí querían salir.

Como dijimos no todo estuvieron de acuerdo.

Se adujo temas de salud, de debilidad de los cuerpos de los ciclistas y las condiciones meteorológicas, sentando un precedente que sería muy peligroso si no se tramara en plena pandemia.

[elementor-template id=»36790″]

 

Podemos imaginarnos lo que siente un ciclista cuando se levanta tras el palizón de ayer, y ve el día de plomo pensando en los 260 kilómetros que le esperan, pero amigos, son profesionales, e igual que otras veces clamamos contra lo poco que importan el ciclista y su salud en tantas y tantas decisiones, creo que no es de recibo esta cancelación.

No de la forma que se ha dado.

Dicen desde la asociación de ciclistas que el espectáculo no se ve perjudicado, a otro con ese hueso, es imposible que con cien kilómetros menos, más el recorte de dureza de mañana, las cosas resulten igual que si se siguiera el plan establecido.

Lo triste es que toda la admiración que emergió ayer se ha tornado en crítica, por que al final se toman decisiones y pasan cosas, unas cosas, a las que encontrarle explicación resulta muy difícil.

El respeto por el ciclista, su profesión y su salud se da por descontado en este mal anillado cuaderno, pero hay momentos que este circo nos deja sin argumentos para defender a los artistas.

Y éste es uno de ellos.

Ciclo21
Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.