Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

@JoanSeguidor

La génesis ciclista de los adoquines

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Los que estamos involucrados en torno a las grandezas que encierra el ciclismo de competición, no podemos por menos que tratar de transparentar aquí, en estas páginas y de manera un tanto sucinta, algo que haga referencia al ámbito de la bicicleta.

El tema de hoy se centra en torno a los denominados los adoquinados o “pavés” que asolan con preferencia a una diminuta zona emplazada en la parte norte de nuestro país vecino, Francia, con incursión incluso en parte en el área sur de la nación belga. Estos adoquinados han contribuido en gran manera hacer más célebre la gran clásica internacional París-Roubaix, la más importante competición de una jornada, una carrera que impone respeto y prestigio, admirada por muchos.

Últimamente, hay que decirlo, los organizadores del Tour de Francia, deseosos de mostrar más emociones a su prueba y cautivar a las multitudes que siguen de cerca y de lejos las vicisitudes de la ronda gala, han osado introducir ciertos tramos de adoquinado en alguna de sus etapas, etapas que poseen un atractivo especial y a su vez un sabor amargo dada su acusada dureza, una pesadilla punzante para los ciclistas participantes que osan concurrir en este difícil periplo.

Antecedentes históricos

Vayamos, pues, a introducirnos en términos más concretos e introduciendo al mismo tiempo su fascinante sello histórico. Vale la pena recordar a los aficionados algunas de sus particularidades o antecedentes. Todo, en fin, nos debe ilustrar. Hagamos hincapié que la conocida gran clásica París-Roubaix que citamos, se la ha denominado más comúnmente como la carrera de “El Infierno del Norte”. No han sido pocos los que creyeron que este apelativo se debía por encima de todo a su dureza, un tormento inacabado a que se ven sometidos los ciclistas.

La realidad en torno a la existencia de esos adoquinados de forma irregular diseminados en unas cuantas carreteras de carácter regional localizados en los confines norteños del país galo tiene unos antecedentes u orígenes, según afirman las crónicas, que vale la pena dilucidar aquí como simple curiosidad informativa.

El llamado Infierno del Norte

En la ciudad de Roubaix y sus alrededores suele predominar el mal tiempo, especialmente en la época invernal, en donde prevalece un ambiente o paisaje más bien de tonalidad grisácea, mortecina, dándole una silueta de configuración más bien triste. Es un territorio básicamente industrial y de diseminadas explotaciones mineras. Debemos situar nuestro pensamiento concreto en la Primera Guerra Mundial, allí por el año 1914. Existían en aquellos lugares unos centros metalúrgicos que fabricaban armas bélicas a favor del ejército germano, un apoyo vital de alta importancia. Bajo el acoso continuado de las fuerzas enemigas aquellas planicies quedaron seriamente desgastadas y a la vez desoladas por el efecto radical y mortífero de las bombas que cayeron sin piedad en una amplia extensión plana como la palma de la mano. Quedaron sus campos, sus carreteras, sus caminos vecinales y alrededores con enormes cráteres en sus mismos suelos, consecuencia de los proyectiles caídos. Fue el resultado de una contienda terrible y sin cuartel que no conoció el perdón.

A todos los efectos, una vez finalizada la contienda europea, se procedió a poner en condiciones la pavimentación de todas las carreteras mediante el uso de piedras labradas en forma prismática rectangular para que las superficies, por lo general, pudieran ser factibles o útiles cara a los medios de transporte rodados existentes, y, además, un soporte también cara a las inclemencias poderosas del mal tiempo, traducido en forma de agua y de nieve, ingredientes predominantes en la época invernal. Era un factor indispensable restituir aquellos espacios de terreno tan quebrados.

Conocemos circunstancialmente al detalle aquellos parajes. Las nieblas y las brumas, además, suelen ser los huéspedes habituales que acompañan la región, ofreciéndonos a su vez un panorama fantasmagórico y hasta con aire misterioso. Algo así como si alguien, un poder invisible, quisiera esconder las verdades que encerraban aquellos entornos sufrientes, atenazados por un pasado y una guerra funesta que atormentó a sus habitantes, que nunca asimilaron tanta destrucción, toda una lacra que los viejos del lugar recuerdan con evidente tristeza.

Un premio simbólico

Desde que la París-Roubaix celebró su fecha de centenario, los organizadores decidieron compensar a los ganadores entregándoles al final de la carrera un trofeo, con una réplica simbólica de un adoquín, este elemento que ha constituido y constituye un duro trance para los ciclistas participantes que se ven obligados a pisar con las ruedas de sus bicicletas. El vencedor, pues, de un tiempo a esta parte recibe como compensación a su victoria un adoquín solemnemente apoyado sobre un pedestal.

Uno de los puntos de más trascendencia de la París-Roubaix se localiza en los bosques de Arenberg y el Carrefour de l´Arbre, obstáculos difíciles de afrontar. Es cuando la prueba entra en su fase decisiva, una vez sobrepasada la mitad de su recorrido establecido. Alguien nos manifestaba que en aquellos lugares no se acostumbra a dilucidar todavía al futuro vencedor, pero sí los que pierden en definitiva todas las opciones para triunfar.

La París-Roubaix ha constituido siempre un festival movido por un público entusiasta, apostado, apretujado, al borde la ruta que conduce al célebre velódromo de la ciudad norteña gala. Es una estampa viva en ebullición que se repite sin cesar cada temporada y que contribuye a enaltecer las verdades del ciclismo. Se rinde un justo homenaje a las grandezas que encierra este deporte de las dos ruedas tan maltratado, como bien sabemos, en esta última década.

Conclusión

Fue de esta manera que un sagaz periodista se le ocurrió bautizar a la clásica París-Roubaix, con aquella aparatosa frase lapidaria, que hemos aludido con anterioridad como nota puramente divulgativa: “El Infierno del Norte”. En los ambientes de la bicicleta los aficionados, que admiran y se sienten sugestionados por este duro deporte, bien saben en donde se localiza este lugar mágico en donde abundan estas piedras geométricas de superficie ligeramente redondeada, que los ciclistas, los principales encausados, temen y quisieran olvidar. Hay pesadillas que la mente nunca podrá apartar de su cerebro.

Sumergidos en el halo de esta carrera de indudable renombre, no podemos por menos que anunciarles que con posterioridad tenemos intención de hilvanar un poco de historia acerca de esta carrera tan sugestiva y atrayente. Nunca se conoce bastante las vivencias internas plasmadas con el pasar de los tiempos por una carrera de características tan singulares y llamativas. Quisiéramos reverdecer su historia y dar a conocer hechos que pueden haber pasado desapercibidos a los ojos de los miles y miles de aficionados que reúne el deporte de la bicicleta. Pocos no son.

Por Gerardo Fuster

INFO

Orbea quiere completar su puzzle y quizá le haces falta tú 

1

Desde 1840…. te estamos buscando. Siempre lo hemos sabido: sin vosotros, sin ti… no seríamos lo que somos. Y, una vez más, os necesitamos para que nos ayudéis a completar nuestra familia; para encontrar ese pedacito de historia que tanto echamos de menos. Si crees que tienes ese tesoro, ponte en contacto con nosotros. Manda una foto a 175@orbea.com y cuéntanos su vida, la tuya, la vuestra… Esa pequeña pieza puede completar nuestra historia y tú, formar parte de ella…

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

@JoanSeguidor

El fantasma que persigue a Abraham Olano

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Abraham Olano es uno de los ciclistas más injustamente tratado

Esta tarde Teledeporte se acuerda de Abraham Olano

Lejos queda ya el mundial que dieron al inicio del confinamiento, que alimentó el estéril debate si Olano fue campeón por gentileza de Indurain, para que el astro guipuzcoano vuelva a las pantallas.

Es el Mundial CRI de Valkenburg año 98, aquel famoso año.

Una tarde de perros en octubre -la Vuelta prevé salir de allí en noviembre- y oro para Abraham Olano, tres años después de la plata en Colombia, y plata para Melcior Mauri, uno de los héroes de Mende.

Esa tarde Abraham Olano fue el primer ciclista, y creo que hasta la fecha el único, que ha sido campeón de ruta y contrarreloj.

Tras un serial dedicado a Miguel Indurain y un empacho de Perico, creo que era ya hora se acordaran del de Tolosa.

 

No hace mucho corrió por las redes un polvorín de felicitaciones para Abraham Olano.

50 años cumplió el guipuzcoano. Curiosamente cada felicitación, cada retweet que sonaba en el espacio, tenía una respuesta, una retahíla que quienes vivimos la época del tolosarra nos recuerda a la de entonces.

Miembro de la generación del setenta, Olano fue posiblemente el mejor de esa hornada. Coincidió con Eugeni Berzin, ejemplo de devaneo de grandeza acompañado por la total desaparición, el vacío. Hoy vemos al ruso vendiendo coches con una figura que no insinúa su percal de ganador del Giro. También Francesco Casagrande, grande pero lejos de sus limites, y Michele Bartoli, enorme en lo suyo, en las Árdenas. Coincidió con Marco Pantani, sobran palabras, pero su palmarés es menos extenso que el de Olano. También Erik Zabel, Eric Dekker, Peter Van Petegem y otros rodaron con más o menos fortuna y no buenos finales en todos los casos.

Hace cuatro meses nos felicitó las Navidades desde Gabón, aquí al lado…

Abraham Olano acumula un bagaje que le sitúa entre los cinco mejores ciclistas de la historia del ciclismo español y sin necesidad de haber ganado el Tour, la carrera que marcó su techo. Ganó el primer mundial para España, sí con la ayuda de Miguel indurain, pero arrimado a la grandeza de un pedaleo que fue grande hasta el final, incluso con la rueda pinchada. También ganó el mundial contrarreloj tras la hacerlo en la Vuelta y a ello le añadió muchas e interesantes piezas que para muchos sólo una de ellas justificaría una carrera entera.

Con estas credenciales, a Olano, sin embargo le persigue un fantasma, un estigma, una especie de reproche generalizado porque no llegó a donde no sé quién pensó que debería haber llegado. Cuando Miguel Indurain colgó la bicicleta todos les miraron. En el Tour de 1997 Olano demostró que nunca ganaría a carrera francesa y que su regularidad, siempre coronaba noveno los puertos, no le valdría en el empeño.

 

Decepción, amargura, frustración,… cuando se siembra de falsos argumentos el camino, pasa lo que pasa y Olano fue una estrella ahogada en las nunca cumplidas proyecciones, proyecciones que por cierto él nunca lanzó. En la Vuelta del 98 se vio claro, el público en general y su equipo en concreto se decantó por el Chaba Jiménez. Emoción frente a razón. Momento ante gesta. En los peores instantes de aquella relación imposible, pocos dudaron en ponerse al lado del abulense.

Pero a Olano le quedó un segundo capítulo de ingratitud por parte del ciclismo, ese que le vino desde Unipublic, que prescindió de él cuando se sacó el famoso listado de ciclistas manchados en el Tour de 1998. Sabiendo lo que se sabía, resultó curiosa la sorpresa mostrada, pero en fin, esto es el ciclismo, esto es la vida y a Olano, felicidades por tus 45 primaveras, siempre le tocó bailar con la más fea.

Imagen tomada de diariodeltriatlon.es

Continuar Leyendo

@JoanSeguidor

El veredicto de los adoquines, Juan antonio Flecha

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Al habla Juan Antonio Flecha, el hombre de ciclismo de Eurosport, que nos da algunas de las claves de la campaña de adoquines

Juan Antonio ¿Quién se lo habría dicho a Mathew Hayman?

Desde luego, quién lo hubiera dicho más saliendo de una lesión de brazo y habiendo corrido tan sólo Miguel Indurain y La Rioja. Tuvo una fractura en la Het Nieuwsblad y ha sabido mantener un estado de forma que entonces ya sería buenísimo. Lo que ha hecho no es algo tan raro, el año que yo fui cuarto en Roubaix me rompí la mano y necesité cirugía para fijarlo, incluso una semana después que él, pero mantuve el ritmo y pude llegar a Flandes en buenas condiciones

Tú coincidiste con él…

En Roubaix era la persona que debía estar cerca mío los años de Rabobank. Estaba siempre detrás por si tenía algún problema, o algún cambio de rueda. Recuerdo la Roubaix que perdí por un pinchazo en la zona anterior a Arenberg. Aquello le enfadó mucho porque él había cumplido su misión y otros no. No es usual ver gente tan desinteresada. Cuando salió la opción de irnos al Team Sky le animé a que me acompañara. Me ayudó mucho en la Het Nieuwsblad que gané, me dio la rueda de atrás, sin él no habría ganado

Por cierto qué Roubaix la de este año

Ha sido una carrera muy bonita, quizá la mejor de los últimos tiempos, con un grupo de hombres importantes que anticipa el ataque y lleva los favoritos a la contra toda la carrera. Cuando atacas como lo hizo Etixx el otro día, tienes que estar muy seguro de tus fuerzas porque no siempre sale bien. Sea como fuere creo que a un corredor que ha ganado cuatro veces Roubaix como Boonen no se le puede dejar ir aunque quede mucho para meta. Cuando un favorito ataca debe responder otro favorito

Parece que Boonen se nos va

No acabo de ver claro que deje el ciclismo. Ha estado ahí, muy cerca, y él ya ha declarado que una quinta Roubaix es su sueño

Cancellara también lo puede dejar ¿no te apena que se planteen dejarlo estando tan bien?

El año de tu retirada no tiene porque se un mal año. No obstante todos tienen su motivo y Cancellara tendrá el suyo, quizá no le llene como antes, o no quiera más sacrificios,… es muy subjetivo. Yo por ejemplo dejé el ciclismo porque me apetecía probar otras cosas en la vida, y varios años después puedo decir que lo estoy consiguiendo. A ello se unía, tengo que ser sincero, que mis objetivos en estas carreras cada vez estaban más lejanos

Eurosport-ParisRoubaix

Y Sagan ¿qué te ha parecido su primavera?

Excelente, ha ganado un monumento y le ha sumado la Gante-Wevelgem. Sagan fue un valiente en Flandes y nos ha dado una de las mejores ediciones de los tiempos recientes, y eso que no siempre es sencillo con ese circuito

¿Qué te parece el circuito de Flandes?

Que pierde la esencia de lo que es la carrera. Un monumento dando vueltas a un circuito, no lo acabo de ver, llámame clásico, pero así yo no recuerdo Flandes. Yo recuerdo el final del Muur y Bosberg… la generación que está ahora dentro de diez años podrá decir que para ellos Flandes es este recorrido porque es lo que han visto siempre, pero no es mi caso. No obstante el circuito es el que es, y lor organizadores que son los que tienen que rentabilidad la carrera saben qué tienen que hacer”

Volviendo de Sagan, es increíble el manejo que tiene de la bicicleta

Viene de BTT y eso es juega a su favor. Siempre ha tenido una gran destreza sobre la bici, otro en su lugar se hubiera caído con Cancellara en Roubaix, él pudo salvarlo de un salto. Pero en su caso no todo es técnica, hay que sumarle un estado de forma excepcional. En el pelotón hay gente con una técnica increíble, mira por ejemplo las cromos de Fabian, su forma de trazar, de entrar y salir en las curvas. Todo eso viene de base, desde pequeños, en mi caso lo logré en el velódromo, rodando mucho, cogiendo cadencia en el pedaleo y acostumbrándome a no usar los frenos cuando las cosas se ponen feas

Además Sagan tiene la enorme presión de ser el objetivo de muchos

No creo que sea diferente a la presión de otros grandes campeones, por ejemplo todo el mundo espera que Contador siempre esté delante o gane, como el gran campeón que es

Otro que sale reforzado de la primavera es Michal Kwiatkowski

Es que es campeón del mundo, es un todo terreno que es capaz de muchas cosas. Quizá su hándicap sea la escalada, pero todo se andará

Ahora vienen las Árdenas

Son cosas que no se pueden comparar. Carreras como Amstel o Lieja son excelentes y tienen mucho prestigio, pero como ellas ves muchas todo el año. En la Vuelta al País Vasco puedes ver una Lieja cada día. La gente aprecia Flandes y Roubaix porque no hay nada que se les parezca, son únicas

Por último ¿qué te ha parecido lo de Erviti?

Ha sido excepcional, pero en honor a a verdad yo nunca he oído a Erviti que quiera ganar Flandes o Roubaix, ni siquiera ahora que ha hecho top ten en ellas. Primero deberíamos preguntarle si quiere ganarlas. Está en un equipo con una cultura muy marcada. Yo recuerdo una presentación en Banesto que presentaba Perico. Me preguntó cuál era mi sueño ciclista y le respondí que Flandes y Roubaix. Se oyeron risas y me miraron extrañados. Erviti ha dicho que ya sabe que puede estar hasta el final en estas carreras

Imagen tomada de FB de París-Roubaix

Continuar Leyendo

@JoanSeguidor

El último grande del adoquín se llama Tom Boonen

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

La suerte de nuestra generación fue disfrutar de Tom Boonen

No hace muchos días que Tom Boonen dijo que igual volvía, ahora eso pasó a la prehistoria de nuestra acelerada vida.

Que la realidad nos tenga confinados no reduce la imaginación ni mata el recuerdo…

Es por ello que queremos recuperar algunos pequeños recuerdos a los grandes clasicómanos de la historia, un minúsculo tributo en forma de busto marmóreo en la entrada de casa en el que pasearemos por las excelencias del momento más singular de la campaña ciclista.

Habrá de todo, leyendas, mitos y recortes, pero empezaremos por uno que lo dejó no hace mucho.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Tom Boonen se explica en Roubaix, la carrera que prioriza y prestigia como la primera de sus preferencias.

Otras como Flandes pasan varias veces por el Kwaremont, la capilla la suben en más carreras, los parajes de Roubaix son únicos, patrimonio exclusivo de esta carrera, de ese domingo de Pascua.

Ni el Tour se atreve a entrar a la entraña de Arengerg, se queda a las puertas, ni al Carrefour, lo toca tangencialmente.

El primer disgusto ciclista de Boonen fue cuando, siendo un crío en el US Postal de Armstrong, perdió su primera Roubaix ante Museeuw, que se fue mientras el revoloteaba por la panza del grupo en pleno tramo de pavé.

Catorce años después se llevó idéntico disgusto cuando veía que en el mejor día de ciclismo en mucho tiempo no fue capaz de soltar a Mathew Hayman y éste le ganaba en los peraltes del velódromo cuyas míticas duchas no ha utilizado porque ya se limpia en el camión del equipo.

Decir Boonen es decir muchas cosas, pero sobretodo Roubaix.

Dos momentos, esa edición que ganó porque se puso al frente y vio como detrás de él los rivales caían presa de una mala maniobra o de la imprecisión: Van Summeren, Felcha, Hushovd, Pozatto,… uno a uno cayendo en serpentín y él, azul y blanco, en solitario hacia el velódromo.

Otra imagen, la de 2012, el “quasi pleno”, pues ganó todas las del adoquín salvo Het Nieuwsblad.

El Cruz Cyclone es un portabicicletas de bola de remolque para 2/3 bicicletas abatible y con antirrobo

Atacó a una eternidad de Roubaix y llegó.

“Aquel día me sentía capaz de cualquier cosa” admite.

Y yo admito que Boonen no me gustaba, no al menos en sus primeros años de insolente facilidad para ganar, tanta que causaba recelo.

Pero el paso del tiempo pone a cada uno en su sitio y a Boonen éste le ha situado muy arriba en una escala de aprecio.

Es un ciclista único, irrepetible, un lujo que hemos visto en directo, correr y ganar en grandes carreras, crecer como persona, conviviendo con la esfera social que rodea a los ciclistas en Bélgica y siendo fiel a Lefevere como éste lo ha sido con él.

Desde el principio hasta el final.

Imagen tomada de Pinterest

Ciclo 21 – 400×100
Mov_Gore

Continuar Leyendo

@JoanSeguidor

Holanda y las bicicletas, el equilibro holandés

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

La pasión de Holanda por las bicicletas no conoce límites

Holanda y las bicicletas. En esta vida nos asombramos muchas veces por lo instaladas que están ciertas cosas y asimilados algunos tópicos en muchos sitios.

Hablamos estos días, los enfermos de todo esto, de la grandeza de Flandes, de Roubaix, de las clásicas valonas, y a veces, con el presente presionando, no nos damos cuenta de que hablamos de cosas ancestrales, tan arraigadas en esos sitios que son parte intrínseca de la gente y el lugar.

Holanda y sus bicicletas

Pasa algo similar con la bicicleta y Holanda, un mito, un eco, que lejos de serlo, es más que nada un rasgo, como otro cualquiera, de la gente de ese país. Muchos de los que lean estas líneas habrán estado el Delft, en Utrech, en La Haya y en Amsterdam.

Yo lo estuve, en rol de peatón y me asombré con lo que vi, allí las bicicletas te arrinconan, literalmente, te dejan en un segundo escalón.

Cuando volví de allí hice un post sobre ellas por Amsterdam, las llamé las “vacas sagradas” porque alcanzan el nivel de deidad que tiene este animal en la cultura de un país como la India.

Estos días estoy leyendo un interesante ensayo francés sobre la bicicleta en las ciudades que habla no sólo del presente, también se va a los primeros tiempos de esta mágica máquina por las calles y la proyecta al futuro.

La bicicleta y la Gran Guerra

En el viaje al primer pasado, a los días originales, este libro cuenta cosas muy curiosas de los Países Bajos. Al parecer la bicicleta se trenza con la idiosincrasia que el país tuvo que adoptar durante la Gran Guerra.

Los Países Bajos, en medio de los bloques alemán e inglés, se declararon neutrales, ni con unos, ni con otros, y e ese inestable equilibrio la bicicleta, siempre en movimiento, representaba mejor que otro objeto la equidistante situación.

A ello se le añadió una red de pistas ciclables realmente amplia, si tenemos en cuenta el tamaño del país respecto a Alemania, por ejemplo, la comparación de 2600 kms holandeses contra 8500 germanos habla del tamaño de apuesta.

Estamos en el año 1938. También influyó la sequía de carburantes en la época, cosa que obligó a dejar los primeros coches por las ciudades bien aparcados en el garaje.

Y por último, y muy importante, como en el presente, la propia actitud de las personas encarnada en las asociaciones de ciclistas holandesas, que fueron muy activas en la promoción de la bicicleta e incluso en el coto a las posibles tasas que las autoridades quisieron cargar sobre la emergente máquina.

Aunque a grandes rasgos, esta pequeña historia es perfecta entender aquello y ver lo lejana que está por ejemplo España en esta materia, aunque sólo sea por la cantidad de años de desventaja que lleva.

Imágenes tomadas de www.dutchjewry.org & www.rionegro.com.ar

Continuar Leyendo

TWITTER

Wout Van Aert in the last 12 months:

Silver at the ITT Worlds
Silver at the Road Worlds
Silver at the Road Olympics
Silver at the ITT Worlds

Platanus Hispanica

Napoleón ordenó que las carreteras de Francia estuvieran bordeadas de árboles para que sus tropas pudieran recorrer el país a la sombra.

La nobleza europea, copió la idea para proporcionar sombra al transporte alimentos hacia sus casas.

#Flanders2021

Otra puta medalla de plata para Van Aert https://joanseguidor.com/mundial-flandes-van-aert-favorito/
#Flanders2021

Filippo Ganna ya es leyenda en los mundiales. En #Flanders2021 ha demostrado lo que dijimos hace un año, puede ganar CRI en distancias + altas, xq tiene un motor privilegiado y una gestión que se demuestra en la forma cómo ha ganado a Van Aert, de - a +

https://joanseguidor.com/giro-2020-filippo-ganna-cronos-etapas/

Load More...

Lo + leído