Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Ciclismo

Si un «big 6» está en carrera, el cuento es otro

Publicado

en

DT-Swiss 1024×14

La Strade y O Gran Camiño refrescan el estatus del “big 6”

Sucede que cuando hablas con alguien del pelotón, como Pello Bilbao o Iván García Cortina, o algún exciclista, tipo Purito, te admiten abiertamente el poder de correr en una carrera del “big 6″.
Recuerdo incluso con Purito comentar la sensación de juveniles que da el resto del pelotón cuando coinciden con alguno de los seis cocos del ciclismo actual, una percepción que se ha dado muy pocas veces desde que yo veo ciclismo, quizá con Froome y Contador de forma muy puntual o si me voy más allá entre Armstrong y Ullrich.
Pero es que aquí hablamos de seis ciclistas, seis monstruos que ha condicionado la forma de hacer ciclismo, que resetean la estrategia de los rivales, dando igual muchas veces lo que hagan de salida o de lejos pues al final el UAE de Pogacar y el Visma de Vingegaard son bloques capaces de elevar el ritmo y la presión de manera que sus líderes quedan muchas veces con el camino limpio.
Lo vimos en la Strade Bianche con Pogacar, con su equipo anunciando el ataque a 80 de meta, desarrollándolo y ejecutándolo en las narices de todos.
En Strade Bianche comprobamos la necesidad de que una carrera con un «big 6» necesita al menos otro para tener cierto nivel de emoción.

Necesitan contestación, neutralizarse, abrir las opciones, despachar cierto aliciente.

Ahora tenemos a Remco Evenepoel y Primoz Roglic en París-Niza, y el pulso de poder a poder ya sabe diferente.

Revivirán sus días de Volta del año pasado pero en la carrera hacia el sol en una competición que despierta gran interés por la variedad de escenarios que esta carrera sabe tocar en ocho días de competición.

Kern Pharma
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

Otra cosa será la Tirreno-Adriático, en la que Jonas Vingegaard parece único favorito, esa es la realidad más tangible, al punto que cualquier resultado que no sea la victoria por aplastamiento sería un sorpresón.

Los duelos Vingegaard-Pogacar se van a quedar en el Tour y poquito más, y eso que estos años esloveno y danés habían coincidido tanto en Tirreno como en Niza.

El choque que emerge, por eso ya lo estáis intuyendo, Poggio, San Remo, Tadej y Mathieu….

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo

El Giro en el Grappa, batallas menores, pero batallas al fin

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

La segunda plaza entre Dani y Geraint es lo más sustancial a jugar en el Monte Grappa

En una bella plaza de Bassano di Grappa, el lugar de donde surge esa fortísima bebida que limpia espíritu y abrasa esófago, con el monolito y el león veneciano recordando que este sitio fue conquista de mercaderes y comerciante,s arranca la escalada del Monte Grappa, la última gran colina de este Giro.

No es éste un sitio más en el raso paisaje del Véneto que rompe en los vecinos Dolomitas.

El Monte Grappa es un amasijo de heridas, zanjas y trincheras, como las de Verdun, pues aquí perecieron miles de soldados italianos conteniendo el empuje de las tropas de los imperios centrales en la primera Guerra Mundial.

Kern Pharma

Si el Stelvio fue un coloso zanjado para unir Italia con el corazón europeo, un puerto imperial, el Grappa fue un tapón al avance germánico sobre la bota itálica.

Le llamaron las “Termópilas del Grappa”, un sitio donde yace un enorme osario de 22.000 esqueletos que en su día vistieron los uniformes militares del rey Víctor Manuel, cuando Italia se desangró en la feroz defensa de su territorio frente a quienes, paradójicamente, fueron sus aliados en la siguiente guerra mundial.

La subida al Grappa abre la veda a la parte final, muy final de este Giro y la lucha se presume interesante, en especial por la segunda plaza de la general.

Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

Dani Martínez y Geraint Thomas, codo con codo, lejos de un líder que como el de hace diez años, llega con los deberes «muy» hechos.

Tadej Pogacar como Nairo Quintana una década atrás lo tiene hecho, salvo accidente o percance.

En su momento Nairo retrató en esta subida uno de los instantes más dulces de la historiad el ciclismo colombiano, cuando ganó de rosa la cronoescalda al Monte Grappa secundado por Rigoberto Urán.

Un doblete mágico

Esta vez Nairo querrá volver a estar delante, una etapa le bastaría, o la maglia azzurra, los tiempos han cambiado, pero el colombiano sigue ahí y tiene mérito.

Imagen: Eurosport

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo

5 rasgos que definen la estética del Giro de Italia

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

En el Giro de Italia cada imagen parece ser «La Imagen»

Recuerdo aquella frase de hace unos año, que no sé si aún hoy se sigue utilizando: «El Giro de Italia la carrera más bella en el país más bonito del mundo«.

Claro que ese reclamo en italiano suena más sugerente si bien no pierde un ápice de razón y lucidez una vez ves la carrera, pero que gana muchos enteros, cuando la conoces desde dentro y, cómo no, has pedaleado por Italia.

En fin, que hablamos de una prueba mágica, una conjunción perfecta de ciclismo, ciclistas, cultura, paisaje, montaña y  clima para explicar lo que es el Giro de Italia y la estética que nos transfiere a través de sus elementos.

Kern Pharma

Pueblos que escribieron el Renacimiento

La etapa que ganó Pelayo fue un tránsito épico por los paisajes del Renacimiento, esos caminos blancos, esas colinas retocadas por el hombre, salpicadas de cipreses marcando la ruta y casonas en medio del paisaje.

Sin embargo, la jornada atravesó varios pueblos que fueron una delicia, como el final de la primera crono en Perugia o el de la carrera en general en los Foros Imperiales de Roma.

Eso es Giro.

La piedra y la nieve de los Dolomitas

Cuando Tadej Pogacar decidió volar hacia Livigno emergió la nieve en la montaña, a los lados, encima, por todos los lados, recordando que el Giro se corre en tiempo de primavera y que a ciertas alturas puede sobrevenir el caos.

Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

La afición incondicional

El Giro de Italia es muchas veces la grande que peor inscripción ofrecer.

Quizá por estar delante del Tour, por su exigencia, al ser la primera de las tres, lo que es una realidad es que la Vuelta y Tour le superan en caché.

Ello ni quita un ápice de interés doméstico sobre la carrera, pues el Giro es algo intrínseco en la cultura italiana, un hecho transversal que llena las páginas de los diarios locales al ritmo del calambre que recorre la bota.

La afición entendida

Otra característica, la afición que te anima por tu nombre que no olvida lo que ha ganado cada ciclista, lo que ha dejado atrás y a lo que aspira.

Todos me lo han dicho, nadie anima como el italiano, tan pasional como entendido, tan caliente como respetuoso.

Giro e Italia: Todo rosa

Decía el otro día el CM del Giro que con eso de las auroras boreales, al de marketing se le había ido la mano.

Lo pudimos tomar como chanza y broma, pero no es que el rosa es trepe por los cielos del norte, es que lo cubre todo hasta el agua de las fuentes,

Es indiferente pases por un pueblo, por una casa en medio de la nada, un globo, una guirnalda, un algo rosa recibe el paso del pelotón.

Si hablamos del municipio de salida o llegada la cosa pasa hasta los escaparates de las tiendas.

Esto es el Giro de Italia, y podríamos volver a lo del principio, la carrera más bella en el país más bonito, no exageran, os lo prometo.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo

Ciclosferia retrata el buen momento del ciclismo urbano

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

11.247 visitantes pasaron por los pasillos y stands de Ciclosferia

La Feria del ciclismo urbano y cicloturismo, Ciclosferia, celebrada del 17 al 19 de mayo en Valencia, volvió a ser un evento único, diferente y de referencia, tanto para la ciudad como para el sector.

En su tercera edición, de nuevo organizada por la revista Ciclosfera, el Ayuntamiento de Valencia y, esta vez, la Capitalidad Verde Europea, Ciclosferia convocó a 11.247 visitantes, que se sumaron a los más de 400 profesionales presentes a lo largo del fin de semana.

Ambiente único

Como siempre, los pasillos de Ciclosferia fueron recorridos por un público de todo tipo que, en muchos casos, descubría una gran variedad de bicicletas, accesorios y proyectos en torno al ciclismo urbano y al cicloturismo. No sólo eso: las zonas infantiles estuvieron repletas de niños, más de cien de bicis fueron probadas por las calles de Valencia y, en resumen, la feria acercó el enorme abanico de novedades y opciones del sector de la bici a la ciudadanía.

Kern Pharma

Pero hubo más: también Ciclosferia supuso un inmejorable escaparate para que las instituciones locales encontrarán proyectos muy variados, corroboraran el enorme interés que la bici genera entre las personas y, por supuesto, el incomparable ambiente que sólo puede generar esta feria.

De este modo el concejal de Movilidad y Espacio Público, Jesús Carbonell, la directora general de Movilidad del Ayuntamiento, Elena Ayllón, o Antonio García Celda, director de la Capitalidad Verde Europea, recorrieron el evento, donde pudieron palpar el vibrante presente y prometedor futuro que le aguarda a este sector.

Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

Certezas y expectación

En un año de transición para Valencia, Ciclosferia se ha posicionado como un evento clave para el tejido social y empresarial de la ciudad, en el que marcas nacionales, startups locales y grandes empresas internacionales compartieron espacio, generaron sinergias e interactuaron con el cliente final. Además, esta tercera edición de la feria registró una importante presencia en medios de comunicación, con casi cien apariciones en televisión, radio y prensa, además de un hondo tratamiento en distintos medios especializados del sector.

Cabe destacar, también, el enorme alcance de Ciclosferia en redes sociales, que permitieron compartir, una vez más, la magia de un evento y un escenario únicos a miles de lugares del mundo. Un ambiente que se refleja en las decenas de miles de personas alcanzadas gracias a las innumerables publicaciones creadas y después compartidas sobre la feria.

“En su tercera edición”, asegura su director, Rafa Vidiella, “Ciclosferia ha superado incertidumbres, reforzado certezas y abierto muy prometedoras puertas. Hemos crecido y sumado, hemos generado un interés infinito y el futuro es, hoy, más prometedor que nunca. Algo imposible sin el apoyo, personal y profesional, de los expositores, colaboradores, patrocinadores y todos los que nos han acompañado en este viaje, un viaje que, estoy seguro, será más ambicioso y productivo que nunca”.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo

El Gavia del Giro 88 nunca volverá

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

Cada etapa del Giro que se cancela o recorta trae a la memoria el Gavia

El cuento de cada año, cuando el Giro enfoca los Dolomitas, y además últimamente de forma muy insistente: la nieve hace acto de presencia, los corredores se plantan, la carrera cede y todos volvemos al Gavia, año 1988.

Volvemos, claro que volvemos, pero no reparamos en una cosa muy clara, esos tiempos ya no volverán.

Ante el recorte de la etapa que partía de Livigno, sólo puedo decir que lo esperaba y que me ha parecido lógico y coherente para como se están poniendo las cosas en este deporte.

Kern Pharma

El ciclismo de 2024 se diferencia del de 1988 en que el ciclista está en el centro de todo. 

Se piensa más en él, se le escucha y sus equipos se preocupan mucho más por su salud

Aquella situación del Gavia se saldó con épica y mucha suerte que no ocurriera nada peor, como luego podréis leer.

En cada etapa de éstas, surgen las mil veoces de quienes no estamos en la carrera, pero creemos tener la razón, pero esta vez, creo que los corredores tenían razón.

La nevada en la salida, ya lo veis en la foto, era importante, y el ridículo diseño de la etapa abocaba a los corredores a un larguísimo descenso bajo cero, mojados y con muchísimo frío.

El pelotón se podía haber quedado en la mitad.

Cierto es que en 1988 posiblemente se hubiera hecho, o no, porque pocos recuerdan -como sí lo hizo Perico en Eurosport- que al día siguiente cancelaron el Stelvio tras el sustazo del Gavia.

Hoy la carrera no iba a dar más de sí por realizar la etapa entera, y es cierto, en 2014 se bajó el Stelvio bajo una tormenta de nieve y un año antes Nibali ganó en Lavaredo en una tremenda nevada, pero que se hiciera entonces respondió a que el pelotón posiblemente no corriera los riesgos de esta jornada.

Va a llegar el día que el Giro no desafíe las alturas de los Dolomitas y Alpes, tienen las montañas más bellas, pero en estas primaveras caprichosas se hacen querer.

No hubo Stelvio, tampoco Umbrailpass, ni nada.

Jornada recortada y a tirar, mientras los nostálgicos iban pasando imágenes del Gavia

Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

Pero ¿qué pasó en el Gavia hace 36 años?

Fue un cinco de junio, primavera en los Dolomitas, primavera a medias -como cuando Perico y Carlos de Andrés hablan del verano francés-, más cuando la tarde antes a esa jornada todos los informes apuntaban a un tiempo apocalíptico en la subida al Gavia.

Por la mañana, a sabiendas que la cosa se iba a poner fea, Mike Neel, director deportivo del Seven Eleven, ya planteó una logística especial.

A trescientos metros de la cima del Passo di Gavia, situó un coche con bebidas calientes para los corredores

Arriba del todo, aposta un segundo vehículo cargado de ropa seca.

Antes de llegar allí, el fin del mundo.

Ya en el tramo sin asfaltar del principio, el escapado Johan Van der Velde trepaba en medio de una nevada que convierte la ruta en un lodazal, pues el Gavia tiene tramos sin asfaltar.

La suya fue una aventura feroz, que ha pervivido en el tiempo y el recuerdo del aficionado, que no tendría el final perseguido, pues en el grupo de contraataque salieron los capos, con Erik Breukink en cabeza, y Andy Hampsten con él, para conquistar el Gavia más indomable de la historia.

Aunque Van der Velde fue el primero en coronar, sería cazado por neerlandés y americano al pararse en la cima por abrigarse ante un descenso que se anunciaba horrible

Perico no trató ni ponerse los guantes ante la inutilidad de sus manos ateridas de frío y humedad, lo hizo en medio de aficionados que prestaron sus anoraks a los ciclistas.

La bajada presentaba curvas cerradas con pendientes del 16%, un reto que dejaba la monstruosa subida en una anécdota, una cuestión de supervivencia que los del Seven Eleven supieron prever mejor que otros.

Al margen de los coches en la cima del Gavia, Andy Hampsten se había untado de vaselina de la cabeza a los pies.

El resultado lo vimos, Hampsten llegó con Breukink escapado a la meta de Bormio para empezar a encarrilar un Giro histórico, pues sería el primero que ganaría un estadounidense, algo que no hemos visto repetirse.

A media hora de los ganadores, llegaron los preferidos de la afición, Visentini & Saronni, como muestra de las diferencias que se abrieron ese día.

El Gavia, un puerto con más de sesenta años de tradición en el Giro había pasado a la historia para ser recordado anualmente, cada vez que el pelotón afronta una jornada que entra en los cánones de los extremos del frío.

«Poco sabíamos del Gavia y ni si siquiera quisimos reconocerlo por adelantado. De repente me vi en pistas de tierra y en medio de paredes de seis metros de nieve. Me sentí como Fausto Coppi» dijo Imerio Massignan, el primero en coronarlo el año 1960.

Imagen: FB de Giro d´Italia

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

DESTACADO: GIRO ITALIA 2024

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.