Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Ciclismo de carretera

Gante-Wevelgem, no hay otra igual en Flandes

Publicado

en

UAE TOUR JoanSeguidor
DT-Swiss 1024×14

Eso de que es «clásica para sprinters» no va con la Gante -Wevelgem

Eso viene a ser la Gante-Wevelgem…

“Sin Esperanza se encuentra lo inesperado” (Heráclito de Éfeso)

“Una y a casa… para terminar siendo una noche inolvidable”. (Miguel González)

Kern Pharma

Se dice de la carrera flamenca que es teóricamente “de sprinters” pero que arroja un ratio de ediciones entretenidas por década que ya lo quisiera algún Monumento.

En Flandes el ciclismo es una religión.

A esta región le seduce el ciclismo de contacto, de ataque, del si parpadean se lo pierden

Es por ello que tienen configurado un calendario en el que el cierre de la campaña de ciclocross precede a la apertura rutera de clásicas flamencas, en concreto con la actualmente denominada Omloop Het Nieuwsblad.

A partir de aquí viene una retahíla de pruebas de un día -en un radio de acción muy acotado- que culmina con la celebración de la prueba reina: De Ronde (Tour de Flandes).

La Vuelta a Flandes es su prueba estrella pero hay una clásica que exige a sus ganadores unas aptitudes no tan esenciales en sus primas hermanas, esa es Gante-Wevelgem.

Esta carrera es tan peculiar que verdaderas leyendas del adoquín como Museeuw y Cancellara nunca la pudieron conquistar

En ella el ganador tiene el imperativo de la destreza en el adoquín -lógicamente- pero primeramente ha de pasar el más que probable filtro de los abanicos.

Una vez superado el último muro (Kemmelberg) debe afrontar una hora de esfuerzo en asfalto en la que o bien tendrá que marcar a sus rivales -en grupo reducido- o en su defecto batirse con ellos al sprint.

Si bien el viento condicionó notablemente el desarrollo del Tour de Flandes en sus primeras ediciones con el paso del tiempo su esencia pasó a ser los muros, colocación, caídas y tácticas de equipo; por tanto Gante-Wevelgem actualmente tiene un extra que no tiene De Ronde: los abanicos.

Cuatro son los muros cinco estrellas de la Bélgica flamenca, los tres primeros han tenido y tienen peso en De Ronde: Oude Kwaremont, Koppenberg y Kapelmuur.

El cuarto es el Kemmelberg, sito en el Flandes occidental y “marginado” por su lejanía en el recorrido del Monumento.

En palabras de Andrei Tchmil su bajada -por entonces adoquinada- era el punto más peligroso del ciclismo profesional de ruta.

El propio corredor nacionalizado belga lo vivió en sus carnes con un accidente grave en 2002, aunque la caída se produjo en los Tres días de La Panne.

Paradójicamente este percance supuso alargar su carrera pro ya que al no poder disputar Flandes ni Roubaix quiso despedirse unos meses más tarde en la Vuelta a Bélgica; con victoria, cómo no.

Desde 2003 Gante-Wevelgem parte de Deinze -este año arranca en Ypres– y no de Gante, pero esta circunstancia no afectó en que se siguiese rodando en los kilómetros iniciales pegados a la costa.

Como sabréis, en ciclismo pedalear junto al mar implica que la probabilidad de abanicos sea elevada. Sin tabla en mano – los belgas no son como los estadounidenses de medirlo todo- nos atrevemos a asegurar que GW es la clásica con mayor número de abanicos formados en la historia moderna del ciclismo.

Es por ello que esa fase previa a tocar el primer muro tenga más importancia que el resto de subidas si exceptuamos el juez de esta carrera: Kemmelberg.

Otras subidas como Catsberg, Monteberg o Baneberg tienen su dureza pero han jugado más el papel de anticipación -o rotura de corte consolidado- que de verdadero filtro.

El último paso por el Kemmelberg es el que configura el vagón ganador, si quedas apeado de él las opciones de victoria son mínimas, salvo que se forme un pelotón muy numeroso respecto a los fugados y termine neutralizando a éstos.

Uno de los encantos de la carrera reside en que en su palmarés figuran grandes velocistas como Abdoujaparov – el año de su victoria no se subió el Kemmelberg-, Cipollini, Bontempi, Freire, Steels y por supuesto los sprinters totales como Freddy Maertens en la edición nevada del 75.

Pero a su vez tiene ganadores de otro perfil – el guerrillero con punch- como Van Avermaet o Paolini.

También tienen sitio los gregarios de lujo como Burghardt, Peeters o Eisel.

Ni que decir tiene que Van Looy y Merckx la “coleccionaron” por partida triple y que Hinault -el adoquín no fue santo de su devoción- ganó aquí su primera gran clásica en el 77, que a su vez es la edición con mayor kilometraje (277 kms).

En el ciclismo moderno -hasta la temporada 2010- esta clásica estuvo ubicada en el miércoles que enlaza Flandes con Roubaix.

Por ello siempre tuvo ese punto de precaución por miedo a comprometer la participación en La Pascale.

Pero como la cabra tira al monte la mayoría de clasicómanos cinco estrellas eran de la partida con esa colocación en el calendario clasicómano.

El bloque de cada equipo reclutado para Flandes y Roubaix tomaba la salida en GW y a lo sumo realizaban un par de cambios para incluir sprinters con poca capacidad de pedrusqueo.

A raíz de su nueva ubicación -previa al domingo anterior a Flandes- y que con la extinción de la Copa del Mundo pasó de ser HC a World Tour ha cogido más peso todavía.

Actualmente -ignorando claro este 2020 loco- viene precedida de un Harelbeke que se disputa 48 horas antes, dejando así un fin de semana (viernes-domingo) con doble menú y variado ya que son dos clásicas con distinto desarrollo.

Como sucede en la apertura belga: OHN y Kuurne-Bruselas-Kuurne.

El único pero reside en que su hueco del calendario -entre Flandes y Roubaix- lo ha ocupado Scheldeprijs (anteriormente post Roubaix) y dado el alto riesgo de caídas en Escalda (con casos de 4 montoneras gordas en 7 ediciones) los capos pedrusqueros se borran o salen a soltar piernas y retirarse.

Mirar la tabla wikipédica para formarse una idea general de los desarrollos de GW en base a los pódiums de cada edición no conduce a nada.

Al margen que los guiones pueden variar radicalmente: desde ediciones bluff como la de 2014 -Zanatta tras el último Kemmelberg susurrando “tranquilo Peter”- y con sólo un año de margen encontrarte con la versión apocalíptica de 2015 en la que el viento nos deparó escenas del inicio de Mary Poppins, cambiando empotramientos en casas por corredores que terminaron en acequias.

Las condiciones meteorológicas son tan caprichosas en esta carrera que se ha llegado a ver en su edición del 89 a Sean Kelly totalmente de largo de la chupa de agua que se comieron los ciclistas.

El corredor irlandés ni en nochevieja se duchaba con agua caliente.

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400

En 2013 las temperaturas fueron gélidas y presenciamos el primer gran triunfo clasicómano de Sagan

El ciclista eslovaco es el mejor corredor de la historia aquí, al margen de sus tres victorias tiene tres podiums más y en la edición de 2011 fue el más fuerte en el último Kemmelberg -auspiciado por una avería de Gilbert en la base-.

Se quedó a sólo un kilómetro de que cuajase su fuga de cuatro junto a Chavanel, Stannard y su compañero Body.

También hemos vivido en esta clásica momentos rocambolescos como el del año 85.

Vanderaerden venía de ganar en Flandes y a los tres días quiso regalarle la victoria a su compañero Phil Anderson, Panasonic tenía asegurado el 1-2 pero el belga no pudo frenar lo suficiente y entró igualmente el primero. Un Anderson que se sintió marginado y se dio el piro a TVM en busca de plenos galones. Por cierto, el gran Ángel Arroyo -sin pelos en la lengua para variar- lo calificó algo así como un hype vueltómano… y acertó de pleno.

La edición del 88 cambió de fechas y se colocó al final de la campaña primaveral, después de Lieja.

Hecho poco significativo a priori pero ese año la Decana vivió un bochorno con rotondas sin señalizar, coches mal aparcados, múltiples caídas y montoneras que propiciaron que en Gante viésemos con vendajes a la mayoría de integrantes del pelotón.

Una carrera muy entretenida en la que Kelly derrotó al sprint a Gianni Bugno.

Una de las contadísimas clásicas con resolución en grupo reducido que el italiano palmó.

Los 90 se abrieron con el mentado triunfo de Abdou en el 91 -bandazo marca de la casa incluido- y al año siguiente subió la puja agarrando del sillín a Cipollini con lo que fue descalificado.

Cipo logró así su primer entorchado, no tardaría en revalidarlo ya que en el 93 -el único año que formó sociedad con Museeuw- se impuso con facilidad al sprint, como el 95% de las veces que arrancó con la pole.

La edición del 94 fue delicatessen

Museeuw y Ballerini llegaron picadísimos de Flandes y se liaron a guantazo limpio en los dos pasos por el Kemmelberg.

Finalmente Franco se jugó la carrera al sprint con Wilfried Peeters y el italiano volvió a perder una clásica en la Photo Finish. En el recorrido afrontaron la subida a Schomminkelberg, una especie de Kwaremont asfaltado.

En 1998 el “elegido” por Mapei era Nico Mattan, se quedó junto a su compi Vandenbroucke para jugarse la carrera contra Michaelsen.

Pero el danés cerró los cortes de Nico y ante la primera réplica de Franky nada pudo hacer y VDB se anotó el triunfo.

Al final en estas carreras el factor lotería está siempre presente, el bueno de Frank vivió la otra cara de la moneda en De Ronde 99.

Un Mattan que tendría su recompensa en 2005 en lo que fue un bochorno absoluto por los rebufos de vehículos que pudo aprovechar el belga en el kilómetro final, privando así a nuestro Flecha de una más que merecida victoria.

Gante-Wevelgem 2001: la victoria del mejor Hincapie clasicómano

George a los cuatro días perdería Roubaix por infortunio y la tremenda superioridad numérica de Domo.

Un año más tarde tenemos otra prestación hit de otro corredor, en este caso Cipollini.

Mario superó un filtro grande del Kemmelberg y logró conectar en solitario con un corte de cuatro formado kms más tarde para batirlos al sprint. Un Cipo que no dejaría de ser noticia porque en 2003 en su afán por enganchar -tras ceder 10 segundos en el Kemmelberg- se fue al suelo.

Desesperado y con el hueco in crescendo se puso a rebufar, el jurado le dio un toque y acabó lanzándole un bidón al motorista.

Edición que fue un verdadero hype de Boonen con un sprint lamentable -caída post meta incluida-.

No pudiendo materializar la superioridad de Quick y la gran labor de desgaste de Knaven.

Ese año Andreas Klier se llevó el gato al agua, encuadrado en un Telekom en el que había más clasicómanos top -sobre todo el infravalorado Wesemann- al margen del acaparador Zabel.

Un pletórico Freire en 2007 pagó el peaje de la inferioridad numérica ante Telekom y “sólo” pudo ser tercero.

Pero en la temporada siguiente logró la victoria, convirtiéndose así en el primer corredor español en levantar los brazos en esta carrera.

Pero el que de verdad pagó peaje en 2007 fue Jimmy Casper con una caída -aterrizando literalmente con la cara- que provocó que la bajada por la vertiente adoquinada fuese sustituida por la asfalda.

2011 nos dejó la victoria “maquilladora” de un Boonen en annus horribilis -se llegó al sprint de chiripa y Tom no dio palo al agua escudado en el corte de Chavanel-.

Situación opuesta a la de 2012 ya que Tommeke se llevó de una tacada Flandes, Roubaix, E3 y Gante, dejándose por el camino únicamente su gafe Het Nieuwsblad, única clásica de adoquines que no tiene en su palmarés y por la que su equipo firmó un ridículo espantoso en lo táctico en 2015.

Gante-Wevelgem 2016, una edición super estresante

Sagan y Cancellara además de buscar el vagón ganador (ellos dos, Vanmarcke y un Kuznetsov que se había anticipado) se picaron por ser el primer arriba.

Triunfo moral para Peter en la cima y a su vez se impuso en el sprint final.

De este modo pudo estrenar su casillero de victorias con su primer arcoíris.

Por desgracia en esta edición se produjo la muerte de Demoitié al ser arrollado por una moto de la organización.

En 2017 se decide meter tramos de tierra, afortunadamente no varía la esencia de la carrera -seleccionan pero los sprinters siguen teniendo opciones- y aquí el ganador fue Van Avermaet (año sideral el suyo) aprovechándose de un Sagan que absurdamente le aplicó teoría de juegos a Terpstra: no me importa quedarme sin victoria si me aseguro que tú no ganes.

Unos Sagan que fueron noticia por partida doble ya que Juraj realizó un carrerón, no sólo por su puestazo final sino porque realmente fue de los 30-40 más fuertes.

De esta manera se desprendió de su etiqueta de corredor hermanísimo mascota.

Sagan -Peter- en 2018 dejó llorando a Viviani en lo que calificó como victoria más fácil de su triplete y el año pasado tuvimos edición raruna con un abanico previo al Kemmelberg que -contra todo pronóstico- no prosperó. Van Aert nos regaló un KOM sideral en el Kemmel y Kristoff volvió a su fase comeniños en los sprints clasicómanos obteniendo así un nuevo triunfo en clásica belga.

Este año sólo el noruego y Degenkolb pueden repetir victoria debido a las ausencias del resto ganadores en activo. Por las restricciones el recorrido se ha modificado ligeramente, destaca el paso extra por el Kemmelberg, pero la esencia de la carrera no debe alterarse.

Por Miguel González

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo de carretera

La Ciclobrava by Orbea desvela los mejores secretos ciclistas de Girona

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

Un clásico con salida y llegada en la Sea Otter Europe Costa Brava by Continental, eso es la Ciclobrava

La ciudad de Girona, desde el corazón de la misma Sea Otter Europe Costa Brava by Continental, será una vez más salida y llegada de una de las grandes citas cicloturistas del año. Es la Ciclobrava by Orbea, un paseo en tres versiones que descubre al ciclista una tierra amable, combinando paisajes de media montaña, bosque mediterráneo y mar atravesando algunas villas medievales y disfrutando del premio de una entrada a la ciudad de Girona que queda para el recuerdo.

El próximo 22 de septiembre a partir de las 8 de la mañana, en intervalos de 10 minutos, se pondrán en marcha las 3 versiones de este clásico cicloturista que invita a descubrir el mismo paisaje que atrae anualmente a ciclistas de medio mundo de forma relajada, en recorridos pensados para disfrutar de una jornada de ciclismo que ofrece, además, el atractivo de salir y llegar en medio de un festival internacional de ciclismo con las mejores marcas y las últimas novedades.

Inscripciones

Kern Pharma

Los 3 recorridos La Ciclobrava by Orbea

Versión larga: 150km y 2000 md+

Trazado que se va a los 150 kilómetros pero con un desnivel moderado. En el mismo, se abordarán las subidas a Sant Grau d’Ardenya, justo antes de afrontar el descenso hasta línea de costa, Romanyà, La Ganga y Montjuic entrando ya en la ciudad de Girona. Señalar que tanto Romanyà como La Ganga han visto pasar la Volta a Catalunya, carrera del máximo circuito mundial, en los últimos años.

Versión media: 100km / 1150 md+

Con 100 kilómetros exactos, esta propuesta coincide en la parte con la más larga, superando los altos Romanyà , La Ganga y Montjuic más el acceso a Madremanya, más o menos en el kilómetro 75 del recorrido.

Versión mini: 70km / 800 md+

Esta Habrá 3 puertos, el primero el de Santa Pellaia, nuevo este año, coincidirán este formato mini con el recorrido corto en Madremanya y finalmente tendrán que afrontar Montjuïc.

Emblemas que sólo se ven en La Ciclobrava by Orbea

Con varias ediciones a la espalda, La Ciclobrava by Orbea ha logrado construir una identidad visual en la que destacan varios escenarios en un trazado, por otro lado, bien cubierto en materia de seguridad con avituallamientos bien surtidos. En ellos, como en la salida y llegada, el ambiente ciclista que se respira es total. Y siempre existe la opción de sumergirse en el mar de novedades que se dan cita en la Sea Otter Europe.

En el mapa de La Ciclobrava by Orbea destaca Sant Grau d´Ardenya, la puerta del Mediterráneo de la versión larga: una subida no muy dura que ofrece una enorme recompensa visual en su cima, con la inmensidad del Mediterráneo, ante los ojos del ciclista.

Monells es uno de los pueblos más simbólicos del patrimonio medieval de Girona, con su entramado urbano intacto desde hace siglos y pedazos románicos en sus murallas, a ventanas góticas trepando por las fachadas. Fue escenario de la famosa película “Ocho apellidos catalanes”

Siempre por carreteras tranquilas y poco transitadas la entrada a Girona se hace por Montjuïc, un epílogo de época de la ilustración, con su castillo del siglo XVII que abre vistas espectaculares sobre la catedral y la Ciutat Vella de Girona, el sky line más conocido de la ciudad más ciclista del mundo.

Dentro del Gran Fondo World Tour

La Ciclobrava by Orbea forma parte del circuito Gran Fondo World Tour, un calendario que pone el pie en los cinco continentes que se alarga durante todo el año que esta temporada ofrece un ranking para aficionados fruto de su colaboración con la web Pro Cycling Stats.

Según se completa una marcha se pasa a formar parte de esta clasificación que busca hacer crecer una comunidad ciclista de amantes del gran fondo por todo el mundo.
Programa
Sábado 21.09.24 // 9:30h a 19:15h Recogida de dorsales

Domingo 22.09.24
– 06:30h a 08:00h Recogida de dorsales
– 08:00h Salida Ciclobrava by Orbea 140KM
– 08:10h Salida Ciclobrava by Orbea 100KM
– 08:20h Salida Ciclobrava by Orbea 70KM

Inscripciones 

Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

Trek Madone 8ª generación, todo en una bicicleta

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

Escaladora y aero al mismo tiempo, las nuevas Madone by Trek mantienen el nervio competitivo

Pudimos conocerlas antes de verlas en acción por la tele, ya a finales de mayo, y han entrado poco a poco en escena. Son las nuevas Trek Madone de 8ª generación que ruedan con los mejores ciclistas del mundo desde el Dauphiné y Vuelta a Suiza, pero que han desembarcado con todo su potencial estos días en el Tour de Francia.

Cabalgan por el mejor pelotón posible y ya han dado que hablar con Jasper Stuyven, quedando muy cerca de ganar la famosa etapa del sterrato en Troyes, Giulio Ciccone, entre los mejores del Galibier, y Mads Pedersen, jugándose los cuartos en las mejores volatas del mundo.

Rinden en todos los escenarios, al punto que no adivinas si es más aero o escaladora

Kern Pharma

Las nuevas Madone de Trek llegan con el objetivo de simplificar la oferta y aunar referencias. Poco a poco los tiempos de bicicletas aero y escaladoras en el catálogo quedan atrás. Ahora se quiere comer de los dos platos al mismo tiempo, dándole al ciclista lo mejor en cada caso, optimizando prestaciones como ligereza y aerodinámica, a gusto del recorrido y el piloto.

La bicicleta es elegante, defenderemos siempre las formas clásicas, pero con señas de identidad, como el IsoFlow, que hacen de cada máquina un objeto de deseo al que sacarle todo el partido y rendimiento. En nuestra salida comprobamos sus virtudes, incluso en medio de un aguacero seguido de una buena ración de frío, pero emocionados por montar algo tan nuevo y único.

Primeras impresiones

Las sensaciones iniciales entran por la vista. La limpieza de líneas conecta con la filosofía de bicicleta según los estándares de Trek, pero eso sí, con la firma visual que les hace más distinguibles.

Estéticamente los botellines planos y aeros nos gustan, dan sensación compacta, aunque en nuestro caso al intentar cambiarlos por unos clásicos y grandes, vimos que no cabían. Entendemos que la marca piensa en otras posibilidades de portabidones, tema importante para las salidas de verano.

La barra transversal nos gusta, es más estrecha que el modelo sólo aero, transmitiendo un aspecto más tradicional y ligero.

Por lo general, toda la tubería es más estrecha, preparada para un paso de rueda de hasta 32mm, aunque contrasta con la horquilla plana. El golpe visual es atractivo, esta horquilla le da un aire aero muy chulo, en contraposición con las patillas traseras, reducidas a la mínima expresión.

El IsoFlow queda encajado entre el tirante trasero y el tubo horizontal, no sin varias pruebas anteriores. Es ya un clásico para Trek, ese sistema que permite distinguirlas de lejos, incluso en las esas bicicletas negras con el nombre en mate tan difícil de leer si no estás muy cerca.

El ciclista más clásico posiblemente sea reacio a un sistema tan de Trek, aunque si entrase sólo en las prestaciones no cabría duda. En las salidas largas, la absorción que propicia el IsoFlow es muy apreciada.

Sobre la bicicleta

La bicicleta que probamos continua con esa tendencia de estrechar el manillar, unos 3 centímetros por lado, una cifra que se nota mucho en la conducción de la bicicleta, muy reactiva y con mejor agarre vertical y brazos menos abiertos cuando te pones de pie sobre la misma.

Rodando con ella, tenemos la oportunidad de comprobar como actúa el IsoFlow. Si bien estéticamente no acaba de convencer a todos, quizá a los ciclistas más clásicos, el trabajo de absorber impactos da resultados según ganamos kilómetros. Mejor absorción es más comodidad y por ende rendimiento.

Esta vez el IsoFlow viene más compacto y mantiene sus propiedades aerodinámicas.

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400

Con ella podemos rodar acoplados y subir rápido, aunque queda saber cómo responde en las cuestas más exigentes. De inicio con un asiento más cerca del manillar, creemos que debe responder bien. Además es sencillo ponerse de pie.

Las llantas de 50mm que usamos están en el límite para no padecer el efecto vela en las bajadas. Aquí tenemos a partes iguales rapidez y rigidez, en la entrada de las curvas y la posibilidad de rodar bien acoplados en el llano.

En nuestra prueba tuvimos potenciómetro incluido y SRAM, como equipamiento transmisor.

Madone por Emonda

Ya lo podemos decir, la referencia Emonda quedará en la historia de la marca nacida en Waterloo, Wisconsin. Ahora hablaremos ya de Madone, esa subida cerca de Montecarlo en la que se han fraguado grandes leyendas y que conecta perfectamente con el gen competitivo que Trek infiere en todos sus modelos, un gen que entra en vena en esta octava generación de la Madone.

En el catálogo la firma nos propone ocho modelos, cuatro y cuatro entre serie SLR y SL. La línea la marca la calidad del carbono, en el primer escalón, se ofrece una referencia de aluminio más resistente y ligero, buscando un equilibrio que el equipo de Trek ha demostrado que no es imposible: subir como la Emoda y volar como la Madone.

Todo fruto del feedback de los dos equipos ciclistas, masculino y femenino en carretera y pruebas en el túnel de viento. Todos han sido proactivos, pero en especial corredores a los que tenemos en alta estima, como el danés Mads Pedersen, siempre solicito.

Fruto de este trabajo, tenemos ahí el último paso de Trek.

Imágenes de acción: A.S.O- Billy Ceusters

Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

La furgoneta de Visma Lease a Bike

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

Con el «control room» Visma pone sobre la mesa algo que seguramente todos acaben imitando

En la previa del Tour Visma nos presenta su «control room», una furgoneta llena de tecnología para seguir in situ la carrera y darle un vértice más a la dirección del equipo durante la carrera.

«Estamos contentos implementar el Control Room en colaboración con nuestros partners para recoger más datos y analizar incluso mejor el desarrollo de la carrera en vivo y tener una mejor perspectiva de lo que está pasando. Esto ayudará al coche y a tomar las mejores decisiones«.

Así nos definen una innovación que tiene doble lectura.

Kern Pharma

Por un lado, Visma se apunta el tanto de ser el primero en aportar una idea que no descarto muchos acaben haciendo suya.

Algo así como el rodillo tras las carreras y lo que popularizó el Team Sky, entre otras cuestiones.

El efecto publicitario, más cuando alguno de sus mecenas es tecnológico es redondo.

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400

Luego está el efecto práctico, sobre la carrera, que está por ver.

En teoría más ojos y mejores medios tiene que redundar en la dirección del equipo, Visma ya se ha distinguido por estrategias muy eficaces y ahora esto debe dar una vuelta de tuerca.

Le quitará presión a quien lleva el volante, la responsabilidad se diluye, con lo que ello conlleva.

Pero no nos engañemos, el peso de todo sigue estando sobre los ocho que vistan de azul en la salida de Florencia y eso sigue conllevando los riesgos que todos sabemos.

En todo caso, una mejora así, por mucho que parezca de «repelente niño Vicente» siempre es bienvenidam el ciclismo sigue creciendo.

Por cierto…

A ver qué datos van a manejar en Visma en el directo, porque la UCI va a estar atenta.

Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

En la Emilia Romagna, el ciclismo se viste de gala

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

Paisaje, cultura, gastronomía y tradición son las señas que distinguen el ciclismo en la Emilia Romagna

Lo están esperando como agua de mayo, ilusión, ganas y muchas expectativas, la salida del Tour de Francia desde Italia, atravesando Toscana, Emilia Romagna y Piemonte, marcará un antes y un después en el amor de esta tierra por el ciclismo.

Nosotros pudimos verlo en primera mano, explicado por el propio Davide Cassani, pero también por los diferentes actores para que Italia albergue la Grande Départ 2024, un año después de hacerlo en Bilbao.

Será una fiesta de dos millones y medio de personas por el recorrido y también para quienes amamos el ciclismo, la buena vida y lugares tan bellos como la Emilia Romagna.

Kern Pharma

Tres días de ciclismo por el lugar y te percatas de los rasgos que hacen de esta región una de las más atractivas para el ciclista, la segunda en recepción de aficionados en Italia, sólo superada por el Trentino.

El kilómetro cero de la segunda etapa del Tour

Ubicados en Cervia, nuestro cuartel estuvo en la salida real de la que será segunda etapa del Tour 2024, toda vez que a caravana haya partido en neutralizada desde Cesenatico.

Luego la carrera tomará el corredor del Po para acabar en la capital de la Emilia Romagna, en Bolonia, donde el ciclismo sabe a universidad y ragú con su símbolo de San Luca y sus avenidas porticadas.

Paisaje amable

El de la Emilia Romagna será un paisaje verde, pero para nada plano, en especial en la primera etapa.

La cornisa montañosa que la separa de la Toscana nos siguió a cada paso, con dos vigías muy evidentes, la República de San Marino y sus torres en lo alto y el Carpegna, el sitio que Marco Pantani puso en el mapa.

Por cierto que en breve será la Nove Colli, la marcha más importante de Italia, aunque nosotros vimos el Granfondo Via de la Sale, más pequeña en dimensión, pero muy bella porque el trazado ofrece un poco de todo de la Emilia Romagna.

La tradición de la sal del lugar queda retratada en las salinas en la salida de Cervia, un paisaje amable y plano, expuesto al viento del momento, pero perfecto para tomar contacto con el territorio.

Ese peso de la sal lo disfrutaremos en los canales al mar de Cesenatico o Cervia, entre cafés para el «coffe ride» o un buen pescado,

Ojo que el de Cesenatico lo firma el propio Leonardo Da Vinci.

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400

Una vez en el interior, las colinas nos ofrecen continuos pueblos salpicando pequeñas lomas, como desafiantes para ser alcanzados.

Ahí estaban Longiano, Roncofreddo y Borghi, entre otros.

La subida a Sogliano al Rubicone es una de los emblemas del lugar, con su continuo de curvas de herradura, contadas una a una, como una gota malaya sobre la resistencia del ciclista.

Formaggio di Fossa

La recompensa en Sogliano tiene forma de queso en tres versiones, es el queso de Fossa, variedad romagnola que sabe a gloria bien maridado con los sangiovese de la zona, las mismas viñas que vas viendo por el camino.

En Fosse Brandinelli, padre e hijo te llenan la mesa de su fantástico queso, leche de los Dolomitas y un hacer ancestral en sus cuevas.

La experiencia ciclista se complementa perfectamente con la gastronómica con toda la variedad de productos de la zona, con especial atención a sus pescados.

Y claro, las piadinas.

Donde el Rubicón

En la primera parte de una de las salidas, nos sentiremos Julio César cuando trazo en el Rubicón la división del Imperio Romano.

En Savignano sul Rubicone veremos el famoso lugar bajo la estatua del gran emperador en el puente sobre uno de los ríos más célebres de Occidente.

Hoteles a punto

Antes que Alicante, antes que Mallorca, los hoteles de Emilia Romagna eran los frecuentados por los equipos profesionales, en sus concentraciones de invierno.

La región aglutina toda la oferta bajo el sello de Terrabici, marcando pautas muy claras para que el ciclista se sienta como en casa, con menús especiales, trato familiar, todas las instalaciones y horarios adaptados.

La gran cantidad de hoteles familiares en la zona asegura que el trato al ciclista se ha heredado de padres a hijos.

Hotel Lungomare en Cesenatico

Marco Pantani 

El embajador de la zona, el gran ciclista que mucho tiempo después sigue vigente en el corazón de tantas y tantas personas que se acercan a su Spazio, junto a la estación de tren, al monumento del paseo marítimo de Cesenatico y a la carretera que pasa por enfrente de su casa.

Una tramo que tiene un gran pirata pintado en el suelo…

Continuar Leyendo

DESTACADO: Tout de Francia

Ciclismo14 horas atrás

El Tour no quiere a Roglic

Pasan los años y el Tour sigue sin premiar la calidad de Primoz Roglic Muchas veces cuando veo a Primoz...

Ciclistas22 horas atrás

Tour: No hay nada escrito sobre Pogacar y Vingegaard

A Vingegaard le queda un minuto largo para remontarle a Pogacar antes de ganar el Tour Esta maravilla de Tour...

Ciclismo antiguo3 días atrás

Cuando Indurain perpetuó el tramo de Pinerolo a Sestriere

Las veces que Sestriere se cruzó en la vida de Indurain dejó huella La despedida del Tour en Italia se...

Ciclismo3 días atrás

Tour: Movistar no necesita a Enric Mas

El papel de Enric Mas parece secundario en el propio Movistar Semana realizada de Tour de Francia y en Movistar...

Ciclismo4 días atrás

Tour: Girmay sigue por donde lo dejó

La presencia de Biniam Girmay en este Tour es de ciclista top Muchas veces, estos años, viendo las clásicas de...

Ciclismo4 días atrás

Tour: Pogacar tiene motivos para mirar siempre atrás

Ls diferencias del Tour sonríen a Pogacar, pero no son suficientes Empecemos por el final, decir que Jonas Vingegaard lo...

Ciclismo5 días atrás

Vingegaard ha venido a ganar el Tour, todo lo demás le sobra

Para Vingegaard el Tour es el objetivo, no entretener a la audiencia Pogacar, Vingegaard, Evenepoel,… sea quién sea, el ciclismo,...

Ciclismo5 días atrás

Tour y sterrato, sin discusión

No creo que el sterrato ofrezca discusión sobre su entrada en el Tour Pequeños caminos estrechos y largos, entre viñedos,...

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.