Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Portada

Vuelta: Roglic contra todos los fantasmas juntos

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

La crono de Ézaro no sentencia la Vuelta como a Roglic le habría gustado

La Vuelta a España y su maillot rojo de ida y vuelta caen en manos de Primoz Roglic a cinco días de aterrizar en un Madrid que en fin de semana se confina.

Una carrera, tres aspirantes a estas alturas y tantos pronósticos como queráis trazar.

Para cualquier buen aficionado al ciclismo, cualquiera de los tres de adelante vale.

Richard Carapaz es un ciclista que sólo puedes querer, ambicioso y valiente, que corre con lo que tiene, busca rendijas en los rivales y acaba sacando la cabeza… casi siempre.

Ha perdido el rojo en la crono, pero sale mucho mejor de lo que podía esperarse, pues está con menos de un minuto y cuatro etapas para hacer la vida imposible a Roglic.

 

Hugh Carthy nunca ha llegado tan arriba tan adelantado en una grande

Su alambrado cuerpo, con la consistencia que mostró en el Angliru, con una crono excelente, nos hace pensar que éste no ha venido para quedarse aquí.

Está muy bien gestionado y crece por momentos, su contrarreloj es una muestra de ello, sin ser un especialista, al menos sobre el papel, o por lo que teníamos entendido, ha sido una delicia verle rodar, acoplado, siendo uno con la máquina.

Como Carapaz tiene por delate cuatro días para sacar lo mejor del recorrido, sabiendo además que está en un equipo que logra las mejores actuaciones cuando actúa de modo coral, todos para uno.

Education First es un equipo con la sorpresa y la anticipación en el ADN, pero sobre todo ambicioso.

Dudo mucho que se queden quietos, incluso antes de La Covatilla.

 

Y luego un ciclista que es admirable, sencillamente tremendo, Primoz Roglic, que brilla incluso cuando no gana apabullando, incluso cuando no lo hace arrasando, como muchos preveíamos para esta crono.

Roglic tiene un palmarés terrible forjado a base de intimidación materializada en la ruta, pero a veces las cosas vienen apretadas y surgen los problemas.

Él ya tiene experiencia en perder cosas que parecían aseguradas, pero no por eso rehúye el contacto ni el capricho del destino.

[elementor-template id=»36790″]

 

La crono le ha dado el maillot rojo de nuevo, él dice que mejor llevarle 35 segundos al rival, que ir por detrás, es cierto pero sabe que esa diferencia no es definitiva ni tranquilizadora.

Lo sufrió en sus propias carnes en la crono final del Tour, cuando iban pasando los días y Pogacar se le mantuvo a una distancia engañosamente segura.

El otro día en el Angliru dijimos que Roglic lo tenía tan seguro como incierto, hoy nos reafirmamos.

La semana final de la Vuelta no tiene grandes cimas, pero tiene trampas, un terreno pestoso tipo Guadalajara o Toledo el año pasado, o Gredos, un terreno áspero y complicado de controlar, donde frío y lluvia amenazan.

El año pasado Roglic ganó con más holgura, pero los sustos se los llevó en el cuerpo

En cómo maneje la situación le va la segunda grande de su carrera.

Y no queremos descartar al resto, por que mil cosas podrían pasar, Dan Martin no tanto, por que es más diésel, pero ¿y Movistar? ¿y Enric Mas?, lo suyo consiste en solventar una temporada muy mejorable en cuatro o cinco días.

No creo que ganen, pero se pueden llevar alguien por delante.

Hay Vuelta, vaya si la hay,

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo antiguo

El día que Indurain se cobró a Pantani en Hautacam

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

Hautacam 1994 fue Indurain vs Pantani que marcó el Tour

En 1994, antes y después de Hautacam, la cima de las tempestades: El ciclismo mundial asistía a varios actos simultáneos. Mientras Miguel Indurain, navarro él, parecía francés porque era algo así como el Rey Sol, en el Giro de Italia que vio la revolución de la chavalería, encabezada por el indescifrable Berzin, explotó un tal Marco Pantani.

Entonces ilusionaban, hoy vemos las cosas muy diferentes.

Fue en dos jornadas dolomíticas, primero en Merano y luego en Aprica, en una de las mejores etapas jamás vista, donde un joven con poco pelo, aunque lejos de ser el pelado total que seria con el tiempo, desbordaba por las cimas, realizaba descensos enormes e incluso se atrevía a ataques lejísimos como aquel del Agnelo, ya en los Alpes.

Indurain, imbatido desde que iniciara su serial de grandes vueltas en el Tour del 91, mordió el polvo entre alocados jóvenes que le dieron lo que Chiapucci, Breukink, Alcalá, Jaskula, Rominger y Bugno no fueron capaces de darle.

Sin embargo el Tour era la prueba del algodón, aquello que justificaba el año, aunque éste, en el caso del navarro, siempre ofrecía algo más que la victoria en Francia.

Todo sucedió el 13 de julio de 1994…

Tradicionalmente la primera etapa del montaña del Tour causaba estragos.

A pie cambiado, la permuta del desarrollo y las velocidades, el cuerpo y la postura sobre la bici, el olor de las nubes, mil teorías, cientos de excusas, pero lo cierto es que rara vez no hay escabechina en la primera de montaña.

Pasaba en tiempos de Indurain, ocurrió en los años de Lance Armstrong, los que no existieron, y lo hacía Froome.

En 1994 no fue diferente.

La carrera ya venía tocada por la crono de Bergerac, famosa porque fue aquella en la que Indurain doblaría a Lance Armstrong. En ella el de Villaba se puso de amarillo, tras una nueva exhibición que entroncaba con Lac de Madine y Luxemburgo.

Pero llegó Hautacam, e Indurain calló bocas, la primera la de Pantani

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

En una etapa monopuerto, Miguel Indurain cambió el paso. Acostumbrados a verle en perfil bajo, reventando la carrera en segunda persona, compartiendo protagonismo con otros -Chiapucci en Val Louron y Rominger en Serre Chevalier-, aunque con la idea del amarillo siempre en el filial del camino, el navarro quiso romper en primera persona la carrera.

Tony Rominger fue la gran víctima, la primera, porque además venía crecido de un inicio de campaña excepcional, luego cayeron todos, uno a uno, fruto de un ciclista que subía varios peldaños por encima del resto, incluso por delante de Marco Pantani, el semicalvo ciclista que intentó cardar la lana y salió esquilado entre la niebla.

Un par de meses después de Arpica, Indurain se cobró la cabeza del primer ciclista que había desnudado sus vergüenzas.

No siempre se podía ganar, pero Indurain lo hacía con tal naturalidad que lo demostró hasta sencillo.

Imagen: FB – Grupo de Miguel Indurain 

Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

El quinto fue el mejor de los 5 Tours de Indurain

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

No pudo haber mejor culminación a los 5 Tours de Indurain

En nuestro frecuente viaje al pasado que nos regaló Miguel Indurain con sus 5 Tours, queríamos acordarnos, ahora que ha transcurrido más de un cuarto de siglo, del que consideramos su mejor triunfo en Francia.

Y lo situamos en el último de la lista, el quinto, para nosotros sin lugar a dudas una obra de arte de abajo arriba.

Un  ejercicio de control y dominio, sublimado por quinta vez consecutiva, el más difícil todavía, pues no sólo seguía siendo mantenerse, también implicaba mejorar lo visto hasta entonces.

Ese año Miguel Indurain volvió al Tour con el dorsal uno, pero sin el Giro en las piernas, pero con la certeza de que entre Francia y el mundial en Colombia iba a estar el cogollo de la campaña.

Dicho y hecho.

Shimano Sep 2022 – Post

Cualquier momento decisivo de ese Tour fue terreno abonado a Miguel

Si tenemos que ponernos pejigueros, posiblemente sólo falló una cosa a la que nos acostumbró, no hubo tarde de escabechina contra el reloj,  como sí que nos había ofrecido en Luxemburgo, Lac de Madine y Bergerac, la mejor de estas tres la dejamos a gusto del consumidor, para nosotros algo como lo de Luxemburgo fue único e irrepetible.

De hecho Indurain no ganó por aplastamiento la primera crono larga, en las Ardenas, nada menos que saliendo de Huy en un ejercicio que pareció de contención, pues mantuvo y mantuvo, en especial a Bjarne Riis, hasta ganarle por la mínima al final.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Pero era suficiente, más que suficiente.

Aquella crono formaba parte de un díptico belga, celebrado en fin de semana, que se había abierto un día antes, con la jornada de Lieja, aquella famosa que se escapó con Johan Bruyneel, donde emergieron dos cosas.

Por un lado el patriotismo sin fundamento de aquellos que pensaron que el belga debió dejar ganar a Indurain, pues éste hizo todo el gato y además se debía a un equipo español.

Por el otro la rivalidad con el equipo ONCE, un auténtico martillo sobre la resistencia de Indurain y su Banesto.

En La Plagne, primer día de Alpes, Alex Zulle lo puso todo al límite hasta desencadenar la reacción furibunda de Indurain en el que consideramos su mejor día sobre la bicicleta, aquella subida al coloso alpino.

Nunca he vuelto a ver algo como La Plagne.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Luego, unos días después en Mende, Jalabert, acompañado por Mauri y Stephens planteó órdago lejísimos de meta que puso al límite a Banesto.

Nunca, creo, nadie había puesto tal al borde del abismo al cinco veces ganador,  un día con el que  jamás hubiera querido  lidiar en el Tour, aunque visto ahora, añadió más brillo, si cabe, a su quinto triunfo en Francia.

El dominio y presencia de Indurain en el final de su serie de 5 Tours propiciaron que una carrera que era un avispero -allí convivían Jalabert, Pantani, Rominger, Riis y Zulle, entre otros- nunca pareciera fuera de control.

Y es que, más que nunca, pareció hacer fácil lo más difícil, encadenar Tours como quien aprendía a sumar.

Nadie podía imaginar que estábamos ante el epílogo de la mejor racha que hemos visto nunca y que creo nunca volveremos a ver.

Imagen: RTVE

Continuar Leyendo

Ciclistas

El cariño por Íñigo Elósegui está justificado

Publicado

en

Íñigo Elósegui
World Fondo WT – Epic

Pocos ciclistas demuestran las inquietudes de Íñigo Elósegui

El fichaje de Íñigo Elósegui por el Kern Pharma ha puesto final a la zozobra de muchos aficionados sobre el futuro del vizcaíno, toda vez veíamos que el Movistar cerraba su plantilla.

La verdad es que me ha gustado ver tanta pregunta y preocupación por un ciclista que he tenido la suerte de entrevistar un par de veces y me ha parecido un tipo genial.

Mirad las respuestas a este tweet y entenderéis sobre el atractivo del personaje.

Dio el salto al Movistar el año de la pandemia y la salud y lesiones no le han dejado dar la medida de su potencia.

La vuelta al Kern Pharma, la esfera del Lizarte, es volver a casa para un corredor que siempre reivindicó el valor de comunicar y hacerlo bien.

Estos tres años ha sido un ciclista condicionado por las circunstancias y salud que por su forma de conectar con la gente, su singularidad -le empecé a seguir cuando habló de su abuelo- y cultura no han pasado desapercibido.

Valoro mucho que a Iñigo se le tenga en cuenta esta virtud, hoy además, que sabemos de su continuidad con el Kern, tras varios días deleitándonos con paisajes japoneses en sus redes.

Hace año y medio, hablé por primera vez con él, entonces pensé que en ocasiones la vida te depara premios no escritos e inesperados, uno de ellos fue la conversación que mantuvimos con Íñigo Elósegui, ciclista que este año debuta en el Movistar.

Shimano Sep 2022 – Post

Todo surgió cuando vimos este tweet con el abuelo de Íñigo Elósegui, José Antonio Momeñe en el grupo del maillot amarillo…

Y a partir de ahí descubrimos un tipo sencillo, culto, con inquietudes, amante del pasado, arrogante para el futuro.

Lo iban a ser veinte minutos se convirtieron en casi una hora, una gozada que tocó no pocos temas y porque dijimos basta.

¿Qué sentimiento sobrevino a Iñigo Elósegui cuando vio la foto de su abuelo compitiendo en el Tour de 1966 en twitter?

«De bondad y cariño, es que era mi abuelo, ahí en la foto, mi espejo de pequeño en casa. Yo siempre quise seguir sus pasos. Hice fútbol un tiempo, sobretodo porque se podía practicar entre semana, con la cuadrilla y el ambiente era bonito»

¿Por qué lo dejaste?

«Por que vi que no había más recorrido»

¿Y en la bicicleta sí?

«Sí, me veia mucho mejor en la bicicleta y acerté»

¿Cuándo empezaste con ella?

«Con catorce años acabo el fútbol en mayo y pruebo la bicicleta en junio, para empezar a competir como infantil con el Automoción Trapagaran»

¿El ciclismo sí que te conquistó?

«Totalmente, quizá porque se desarrollaba en entornos que yo siempre he apreciado mucho, como entre la naturaleza y por el monte, poder ir a ver rincones que ya has visto por el Google Earth, ver tus límites. Los deportes de resistencia siempre me han gustado»

¿Te gusta machacarte?

«No sabría decirte, a veces estás por ahí en la carretera, deseando llegar a casa y luego cuando estás en el sofá por la tarde estás feliz por haberte exprimido. Estás vital y activo, con el tiempo ves que mejoras, y esas cosas motivan»

Shimano – Leaderboard 1024×300

¿Estudias?

«Estoy dedicado cien por cien al ciclismo, pero aún en la universidad, si bien me he dado un pequeño respiro porque mentalmente a veces es muy complicado. Estudio asignaturas de Administración y dirección de empresas por mi cuenta»

Ciclista con inquietudes

«Me gusta estar al corriente de lo que pasa por el mundo»

¿E idiomas?

«Buen nivel de inglés, castellano y euskera, obviamente, alemán un poco oxidado y mucho interés por aprender japonés«

¿Japonés?

«Sí, en general me interesan los idiomas, pero es que Japón en especial me gusta mucho. Sigo el manga y ya viajé a Japón el año pasado. Además si aprendo japonés, tendría la base para el chino»

¿Te consideras un «rara avis»

«Quizá»

¿Otro como tú?

«En el pelotón cuesta encontrar ciclistas con estas inquietudes, pero no creo que sea una cosa exclusiva del pelotón»

Alguno habrá

«Sí claro, Tom Bohli es un ciclista del UAE que habla siete idiomas. Mi compañero Johan Jakobs me dijo que es un tipo muy inteligente, que le interesaba todo. Por ejemplo una pasión que tuve de niño fue tocar el piano, y me consta que Chad Haga también lo toca»

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Volviendo con tu abuelo, ¿qué sabe Iñigo Elósegui de José Antonio Momeñe?

«De mi abuelo he leído muchísimo»

¿Cómo era?

«Muy sencillo, no le gustaba nada vanagloriarse de sus logros como ciclista. Sé muchas cosas de él gracias a un tío mío y a compañeros suyos que no viven lejos de mi casa como Gregorio San Miguel o Aurelio González»

¿Qué te han contado?

«Gregorio le contó a mi tío cómo fue el Tour de 1966 que mi abuelo acabó cuarto. A falta de tres etapas para el final iba escapado y estaba de líder virtual para ganar el Tour, pero en ese momento le mandaron parar porque el director de su equipo, Dalmacio Langarica en el Kas, quería asegurar la clasificación por equipos. Mi abuelo se paró y estuvo cerca de abandonar por la orden y San Miguel le convenció para que siguiera»

Y aún así acabó cuarto

«Ya ves»

Sobre esta historia dos cosas, Jaume Mir ya nos habló de la obsesión de Langarica por las clasificaciones por equipos, al punto que la clave para que Bahamontes ganara el Tour fueron las consignas de Fausto Coppi, y eso de priorizar la clasificación por equipos es algo que aún hoy se practica.

Pero no queremos ser malo, ni poner a Iñigo en un compromiso.

Sea como fuere, seguimos… ¿tu abuelo nunca te contó nada de ese Tour?

«Nada absolutamente, era muy humilde»

¿Cuándo falleció?

«Hace casi die años»

¿Pasaste mucho tiempo con él?

«Mucho, tengo grandes recuerdos, Todos los días iba a su casa al salir del cole, merendaba en su casa. El ciclismo nunca fue un tema de conversación»

¿Le gustaba verte en el fútbol?

«Sí»

¿Saliste con él en bicicleta alguna vez?

«Si, un día»

¿Por qué este pasar de puntillas por el ciclismo?

«Quizá porque era muy consciente de lo mal que se pasa. De hecho no quiso que mi tío Álvaro fuera ciclista»

Pero su ciclismo nada tiene que ver con el actual

«Nada, ha cambiado todo radicalmente, desde las carreteras al los kilometrajes, pero también las estrategias, antes te tenías que buscar la vida solo, hoy el equipo cobra importancia»

¿Cómo es Iñigo Elósegui?

«Es un diésel y de fondo»

¿Oigo muchos comentarios que eres de clásicas?

«La gente me sitúa en las clásicas, pero soy de vueltas y tiradas largas, y no muy explosivo»

¿Eres de recuperar bien?

«Así es»

Menudo año, por eso, para debutar…

«Todos lo estamos pasando mal, pero sinceramente peor sería que fuera un año de todo o nada para mí. la clave creo que está el relativizar las cosas, no cabe otra»

¿Qué pazos se da Íñigo Elósegui?

«No soy de marcar plazos, pero no quiero dejar escapar oportunidades. No sé cuánto tardaré en madurar, pero crezco a buen ritmo. Lo entrenamientos va saliendo y los números on buenos, poco a poco voy encadenando bien los esfuerzos, y eso ya es un cambio grande»

Vivimos en un ciclismo de niños prodigio…

«Las cosas son diferentes, ahora estamos muy controlados y la progresión es otra»

¿Vas a tu rimto?

«La gente no me presiona, pero yo me considero un perfeccionista. Si no doy aún el 100%, ya lo daré, cuando hablamos de ciertos corredores, lo hacemos de superdotados»

¿Les cogerás?

«Para eso trabajo. para cogerles y superarles algún día, pero paso a paso, me considero joven todavía»

¿Qué has hecho este año?

«San Juan, Almería, Murcia y el UAE Tour que ya sabemos cómo acabó»

Y ¿dónde te podremos ver?

«En Getxo y luego en las clásicas»

Imagen: La Guía del Ciclismo

Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

Bergerac está en la geografía de Indurain

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

En aquella crono de Bergerac Miguel Indurain demostró que su dominio seguía vigente

El que sería cuarto Tour de Miguel Indurain empezó tocado por las dudas, venía de perder el Giro con Berzin, Rominger había machacado en la primavera y la última Vuelta de abril, por eso Bergerac era un sitio marcado en rojo…

Entre Périgueux y Bergerac se hizo una etapa del Tour de 2017 que ganó Marcel Kittel.

Aquel rodeo que el pelotón realizó entre Périgueux y Bergerac fue de 178 kilómetros, sin embargo muchos años antes, se había hecho una vez en tramo más o menos recto de 63 kilómetros de lucha individual contra el reloj, en uno de esos kilometrajes eternos que hoy en día serían impensables.

Era 1994, otros tiempos.

Aquella jornada voló Miguel Indurain, lo hizo a tal nivel que se ganó el apelativo de la segunda mejor crono de la historia, porque en la retina teníamos aún reciente la de Luxemburgo, sólo dos años antes, en uno de esos días, 25 primaveras después, que jamás se olvidan.

La crono entre Périgueux y Bergerac figura en los anales por muchas cuestiones.

Lo relató entonces el maestro Javier de Dalmases en las páginas del otrora diario polideportivo, ahora es un folletín del Barça, El Mundo Deportivo, cuyo buceo por su hemeroteca es un placer para el recuerdo y la memoria.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Ese día de julio, con el asfalto derretido y el peligro en cualquier giro, Miguel estuvo a punto de caerse en dos de las primeras curvas, Indurain infringió un correctivo que a catorce días del final sonaba a sentencia.

Sólo Tony Rominger, tres veces ganador de la Vuelta ese año, se mantenía con un halo de esperanza, a dos minutos, más allá de los cuatro caía Armand De las Cuevas, el gregario díscolo, el boxeador inconcluso.

La gesta de Indurain se puede explicar en diversos planos y estadísticas, pero si nos permitís sólo daremos una: el navarro envió más allá de los diez minutos a 123 ciclistas.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Esa forma de pedalear, ese modo de acoplarse a una máquina que rodaba sobre un 54 x 12 se demostró imposible de gestionar para una amplia mayoría de los corredores, por no decir que a todos menos a Rominger, el único que salió en la franja de los dos minutos.

Hasta dobló a Lance Armstrong, una escena que con los años ganaría valor y morbo.

Un día, prometemos valorar cuál fue la mejor crono de Miguel Indurain… Bergerac estaría en el podo, pero Luxemburgo…

Continuar Leyendo

Lo + leído