Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Portada

Van Aert debe ser más egoísta

Published

on

Tuvalum

El plan de Van Aert en Jumbo no puede pasar por trabajar para los demás

Nuestros peores temores de ver a Wout Van Aert vistiendo el maillot negro de Grenadiers parece que no se darán.

En Jumbo, mientras ven cómo Tom Dumoulin se les descuelga, han atado bien a Van Aert, en una acción cuyo retraso sólo se entiende por las sutilezas de la negociación.

Van Aert se ha chutado una buena dosis de moral con vistas al mundial de ciclocross ganando la general de la Copa del Mundo ante su archirival y dando cera a quienes siguen viéndole como la sombra de Van der Poel.

Sin necesidad de escoger entre uno y otro, lo cierto que es que este dúo se retroalimenta de tal manera, que no se podría entender uno sin el otro.

Cabrá ver, dentro de unos años, si el ciclismo dio alguna vez una rivalidad tan trenzada y sostenida en el tiempo, pero sobre todo tan enconada que lo que uno hace bien hace mejorar al otro y al revés.

En todo caso una de las principales diferencias entre ambos es que Van Aert en Jumbo ha adoptado el papel de gregario de lujo, un «revienta pelotones» en toda su definición, que a Van der Poel no se le demanda en un equipo más pequeño donde resulta el gran jefe.

Lo que Wout Van Aert hizo para el trenecito de Jumbo en el Tour son esos lujos que vemos cada vez más en este ciclismo: un clasicómano de manual llevando con el gancho a muchos de los mejores vueltómanos en una subida.

[elementor-template id=»36790″]

 

Van Aert encaja en el molde de ciclista moderno, cincelado a imagen y semejanza de esos percherones que tenían toda la confianza de sus directores, sabedores que, una vez se ponían al frente, todos a temblar.

Pero el talentazo que emana de este belga hace que se pueda esperar más de él.

Leemos que Jumbo quiere dar a Van Aert más libertad en Francia en un movimiento que no deja de ser sorprendente pues en el último Tour, sometido al tren de Roglic, se llevó dos etapas.

¿Qué será cuando le dejen vía libre?

En todo caso, en el Van Aert de Jumbo vemos gran parte de los males que mediatizan este ciclismo en el que unos pocos equipos aglutinan tanta calidad que, al final, es imposible que los mejores de verdad estén, todos, en la misma línea de salida.

Si esto ocurre en Jumbo, imaginaros con el belga en Grenadiers.

Pero sigue de amarillo, y este lujo de corredor, ejemplo de trabajo y rigor, necesita más espacio, incluso dentro de uno de los mejores equipos del mundo.

Espacio esperemos que no sea para tentar la general de una grande, no nos parece el perfil, y sí para explorar límites que no conocen línea…

Imagen: FB de UCI Cyclo-cross

Ciclo21
Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.