Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Mathieu Van der Poel

¿Qué día define mejor a Mathieu Van der Poel?

Published

on

Mathieu Van der Poel JoanSeguidor
Tuvalum

Con 26 años, Van der Poel suma una buena ristra de días memorables

«26 añitos fiera», como cantaría aquel, cumple Mathieu Van der Poel, en capilla del gran objetivo de la campaña de ciclocross, el mundial.

Pero hoy no hablaremos del mundial y sí de los cuatro momentos que mejor definen un personaje que excede su deporte y condición de ciclista top.

Cuatro días que dibujan al que consideramos el Leonardo de ciclismo, mitad genio, provisto de talento infinito y siempre espectáculo.

Artificio con resultado favorable, a veces, y artificio con sonoras explosiones.

Un poco de todo.

Vamos con ellos…

El primero aquella Amstel que ganó por corazón y fe, cuando Fuglsang le racaneó a Alaphilippe hasta la misma recta de llegada.

Ese día, las cosas quedaron sobre lo inesperado, con un ataque imposible lejos de meta, neutralizado y copando una caza que fue un éxito por que en ningún momento debió pensar que iba a ser imposible.

Una victoria de las que marcan.

Como la final del BinkBank Tour, en el pie del Muur, saltando lejos, lejísimos de meta, como si un triunfo sin más no le valiera.

Por que Van der Poel quiere sello, dejar marca y ese día la persecución que un día hizo por detrás, en aquella Amstel, la sostuvo desde adelante, con idéntico final, el triunfo.

[elementor-template id=»36790″]

 

Un talento que no se esconde, al contrario se muestra tanto que acaba fundido, quemado a los ojos de la gente y el público que le perdona cualquier desliz.

En el Mundial de Yorkshire tomó el mando de la escapada con tanto tesón que el precio fue elevado, descolgado y roto al inicio de la última vuelta, sabiendo, en sus propias carnes, que esto de la carretera entiende de dosificar y guardar.

Algo que sí demostró en su último gran día, el Tour de Flandes, esperando y remando, sabedor que otra estrategia, posiblemente más bonita, más memorable, ese día no tocaba.

Y le fue suficiente, para sumar a un palmarés que crece sin pausa un monumento que nadie le podrá quitar ya.

Así que a escoger, o Amstel, o Flandes, o BinkBank o el estallido de Yorkshire, momentos que definen el ciclista, ahora mismo, más carismático del pelotón.

 

Ciclo21
Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.