Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX
Leaderboard XX 2 – 2imagen

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclistas

De la bici de Tiberi al manillar de Van der Poel…

Publicado

en

DT – 2022 post

Dudo que sepamos qué pasó realmente con el manillar de Van der Poel o la bici de Tiberi

El desenlace de Le Samyn nos dejó la imagen de Mathieu Van der Poel cruzando la línea de meta con la maneta derecha de su manillar totalmente rota.

Aunque los motivos aún no han sido esclarecidos, desde Canyon hablan de «investigación en curso», como si fuera el VAR, lo cierto es que hay hipótesis sobre lo acontecido en el desenlace de la pequeña pero encantadora clásica valona.

La lectura de este artículo ahonda en lo que pudo pasar sobre Van der Poel y su manillar, una explicación que es el inicio de algo que entendemos será más profundo: saber las causas reales de ese roto.

Igual que no tenemos muy claro, qué sucedió con Antonio Tiberi en la meta de la crono del UAE Tour…

 

DT – Swiss 400×100

Gordo Escapa

Aunque Pedrerol lo despache a modo de relleno, se acuerdan del ciclismo cuando hay hostias llamativas o dopaje, la imagen es una pasada y no sé hasta qué punto la bicicleta y el grupo tienen que ver en el incidente.

Es como si la máquina se rebelara.

Como ayer el manillar de Van der Poel…

Me decía un proveedor de equipo World Tour que el maltrato que recibe un material en competición es tan brutal que no nos lo podemos imaginar, que Van der Poel machaca su manillar está claro en cada curva que toma, en cada sector de pavé que surca… pero llegar con el manillar así no es de recibo.

Ya sabemos la importancia que las marcas de bicicletas han adquirido en el ciclismo profesional, que ponen dinero, mucho dinero, pero también recursos y material al punto que dictan lo que se ha de sacar a la carretera y lo que no.

Hasta cierto punto se puede entender, sólo hay que ver la imposición casi generalizada, con excepciones, del freno de disco, aunque el pro medio siga pensando que mejor la zapata, pero cuando se suceden hechos que ponen en peligro a la persona -cabe valorar de dónde viene todo lo que se hace en carbono y si los controles son los adecuados- hay que tenerlo presente, bien sea lo de Van der Poel y su manillar o lo de la bicicleta encabritada de Tiberi, aquí no hemos leído explicación alguna, y nos cuesta creer que sea el ciclista que pierde el equilibrio al agachar la mirada.

Lo que los pros usan, la gente lo pide en tienda, y ésta se lo debe ofrecer, la marca también quiere y al final es el pez que se muerde la cola.

Entiendo que la UCI meta mano en muchas cosas, pero ésta debería estar también en su agenda.

Imagen: Alpecin-Fenix

World Fondo WT – Epic
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo antiguo

Freddy Maertens fue estadística y sentimientos

Publicado

en

DT – 2022 post

Esta es la historia de un ciclista que trasciende su tiempo, Freddy Maertens

Quisiéramos exponer siquiera de una manera sucinta y dedicada a la figura de otros tiempos, el belga Freddy Maertens, un corredor emblemático que cosechó muchos laureles dándole a los pedales y que merece por nuestra parte unas líneas de recuerdo al haber cumplido la edad de 63 años. Tuvimos la suerte de seguir muy de cerca sus pasos en sus épocas de gloria que se decantaron en la década de los setenta.

Nació en el año 1952, en la localidad de Nieuwpoort, localizada en la región de Flandes Occidental, lindante al mar del Norte y junto al río Yser, en territorio belga. Queremos mostrar alguna que otra consideración en torno a este ciclista que en su tiempo catalogamos de fisonomía o silueta un tanto singular, de carácter un tanto chocante, que a través de nuestro trato nos llamó poderosamente a la atención. No se nos escapa  que se comportó siempre con nosotros con mucha educación y evidente caballerosidad. No podemos decir otra cosa.

El trampolín de la Vuelta a España

Era por encima de todo un buen y cotizado velocista. De ahí que conquistara un buen número de etapas en las prueba de largo kilometraje de varios días de duración. Por ejemplo, en la Vuelta a España del año 1977, sí recordamos, que se adjudicó como vencedor absoluto, superando al español Miguel María Lasa y al alemán Klaus Peter Thaler, tomándose el lujo como complemento a su magnífica actuación de ganar en nada menos trece etapas, todas casi de una tacada, un hecho insólito que nadie hasta la fecha ha podido igualar.

Aun siendo un hombre particularmente rápido, también se mostró especialmente belicoso en las competiciones de contrarreloj y en las carreras clásicas de un sólo día. Era un corredor de temperamento atacante por sistema. No se arredraba ante sus adversarios que bien le conocían.

Aclamado en el mundial de Barcelona

Fue campeón del mundo en los años 1976 y 1981, todo un mérito, aunque personalmente recuerdo con especial predilección su brillante exhibición que llevó a cabo en el Campeonato del Mundo celebrado precisamente en Barcelona (1973), en donde se inclinó en última instancia frente al italiano Felice Gimondi, otro ciclista muy valorado.

El malogrado corredor español, Luis Ocaña, que fue muy beligerante a lo largo de la contienda, consiguió en aquella jornada ser el tercero; mientras que Eddy Merckx, el gran favorito, no pudo imponerse en aquel día de tono festivo que se vivió en la popular montaña de Montjuïc, en la cual se dieron cita miles y miles de aficionados. Fue todo el entorno, aquel marco, un escenario majestuoso e inolvidable, que ahora bien recordamos con hasta una especial nostalgia. Ciclísticamente hablando, hay hechos que así como así perduran con más intensidad en nuestros pensamientos, en el común denominador de las dos ruedas.

Importante número de victorias

La carrera deportiva de Freddy Maertens fue más bien fugaz. Tal como se desprende viendo su historial, y que de manera muy somera publicamos en estas columnas. Dentro del profesionalismo, acaparó básicamente el período más destacado entre los años 1972 y 1981, que representaron nueve años de intensa acción, pero que supieron a poco. Siendo corredor aficionado copó nada menos 51 victorias y en el campo profesional cosechó la brillante cifra de 221. Son datos nada desdeñables y que hablan de por sí de su innata capacidad física y de empuje como ciclista. Siendo corredor amateur, es de señalar al consagrarse campeón de Bélgica a la edad de tan sólo 19 años, y, a la vez, alcanzar asimismo el título de subcampeón en el mundial.

Su carrera deportiva siguió una línea ascendente y hasta fulgurante. Los asesores técnicos en la materia llegaron a creer, a vaticinar, que iba a ser el sucesor o sustituto idóneo de nada menos el famoso y popular Eddy Merckx, que ganaba en el año 1975 su última carrera importante y que acabaría retirándose definitivamente en 1978. Por otra parte, la triste realidad es que Maertens no logró cumplir con las esperanzas o señuelos de los forofos del deporte de la bicicleta. Fue un espejismo que la realidad truncó con todas las esperanzas que se habían depositado en torno a él.

Un historial rico, pero corto

Cabe señalar los últimos pasos que asolaron la carrera de Maertens y que incluso supusieron una luz en su firmamento. En el Giro de Italia de 1977, sufrió un aparatoso accidente que le ocasionó una fractura de la muñeca y la obligación de abandonar la prueba por etapas. Con todo pudo sobreponerse ante la adversidad. Con cierta continuidad, pudo conquistar la clasificación por puntos en el Tour de Francia en los años 1976, 1978 y 1981, además de reconquistar, por segunda vez, el título mundial de carretera (1981), vistiendo en consecuencia la camiseta irisada, cosa que redondeó transcurridos cinco años después.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Punto final e historial  

Podríamos escribir algunas cosas más sobre este tema que nos ocupa, pero hemos preferido realizar una simple síntesis acerca de este corredor un tanto llamativo que los buenos aficionados disfrutaron de sus actuaciones sobresalientes. Siempre es bueno el poder rememorar o traer a la memoria ciertos pasajes del pasado que constituyen un eslabón de interés para comentar en justa medida y merecimiento. Siempre nos satisface el poder exponer esa clase de relatos que ensalzan a fin de cuentas las grandezas que encierra nuestro ciclismo.

  • Palmarés abreviado

Campeonato del Mundo de fondo en carretera 1976 y 1981; Vuelta a España de 1977; Vuelta a Bélgica de 1975; París-Niza 1977; París-Bruselas 1975; Tours-Versailles 1975; Gran Premio de las Naciones contrarreloj individual 1976; Trofeo Baracchi por parejas 1976; Amstel Gold Race 1976; Flecha Valona 1977; Maillot Verde Tour de Francia 1976,1978 y 1981

Por Gerardo Fuster

World Fondo WT – Epic
Continuar Leyendo

Ciclistas

Davide Rebellin no ha tenido tiempo

Publicado

en

DT – 2022 post

Sin Davide Rebellin perdemos la memoria activa de los últimos 30 años de ciclismo

Me pasó con Purito y también con Alberto Contador, haciendo memoria rápida, cuando les pregunté por lo primero que comieron una vez habían colgado la bicicleta.

También creo habérselo preguntado a Davide Rebellin, cuando hace poco más de medio año nos dedicó casi una hora en nuestro podcast en la antesala de su último año pro.

Davide hablaba tranquilo, fino, sin inmutarse, porque no preveía gran cosa, algo tan frugal como el periplo vital que le ha dado la bicicleta, un estilo de vida sano y activo del que la comida saludable también forma parte.

Desgraciadamente, ya no le podremos hacer esa pregunta que a un servidor, que sabe lo que esta gente se sacrifica en la mesa, le gustaba a hacer a ciclistas «recién licenciados».

No le podremos hacer ésta y otras muchas preguntas a un ciclista que ha estado treinta años vertido a la práctica profesional del ciclismo y que a las pocas semanas de colgar los hábitos ha encontrado la muerte en el atropello de un camión.

Con Davide Rebellin se va un ciclista que un poco como el carbono 14 de la época más reciente de este deporte.

Mi vida vinculada al ciclismo ha tenido tres cuartas partes de la misma a Rebellin de profesional, se dice pronto.

Su carrera deportiva fue como otras muchas que hemos vivido, con dos partes muy marcadas, antes y después de 2008.

Sus primeras carreras en pros datan de agosto de 1992.

Él fue uno de los grandes aspirantes al oro olímpico en el circuito de Sant Sadurní d´ Anoia en Barcelona 92, pero la jugada italiana, con él atrayendo miradas y dando rienda a Fabio Casartelli, salió bien.

Ahora como Fabio, Davide se nos va pronto, demasiado pronto.

Davide Rebellin llegó a pensar en disputar grandes vueltas, estuvo delante en un Giro, que llegó a liderar, pero el tiempo y algunos fracasos, en el Tour especialmente, le convencieron que las carreras de un día, tan valoradas en Italia, eran su salida.

No le fue mal, concretamente ese 2004 en el que aunó algo tan complicado como es ganar Amstel, Flecha y Lieja del tirón.

Curiosamente otro que se ha retirado este año, Philippe Gilbert, lo repetiría a los siete años.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

 

Rebellin estuvo en el podio de Pekín 2008, al lado de Samuel Sánchez, con la medalla de plata colgando de su pecho.

Lo que fue un gran resultado se acabaría convirtiendo en pesadilla, siendo desposeído de la misma a la primavera siguiente por un positivo que le sacó de todos los grandes equipos,… para siempre.

Preguntado por qué ha alargado tanto su trayectoria tras ese affaire, se encogió de hombros y admitió que su vida encontraba todo su sentido sobre una bicicleta, recorriendo mundo y compitiendo.

«Quizá si hubiera seguido en el World Tour no habría continuado hasta tan tarde» vino a comentar mientras le daba a vueltas a si podría competir en 2022 por una lesión.

Sea como fuere con él tuvimos un ejemplo tangible que gente que hace mal cosas siempre ha habido pero que tampoco es necesario estigmatizarlos de por vida, creo que Rebellin se ganó nuestro cariño a pulso, con su dedicación, amor y cariño a la bicicleta, tanto y tanto tiempo.

Su muerte nos recuerda muchas cosas sobre las que hemos escrito en este mal anillado cuaderno, desde la fragilidad brutal del ciclista, de la que muchas veces no somos conscientes, y de que en España, aunque todo es mejorable, las cosas no están tan mal para los ciclistas como a veces nos quieren hacer ver.

Ahora sólo cabe lamentar que no tuvo tiempo para ser ciudadano de a pie. DEP Davide…

Imagen: Maillot

World Fondo WT – Epic
Continuar Leyendo

Tadej Pogacar

Maravillas2022 Los dibujos animados de Pogacar en Carpegna

Publicado

en

DT – 2022 post

No es sencillo ver un homenaje como el que se dedicó Pogacar en el Carpegna

Ya habrá tiempo para comentar más de la campaña de Tadej Pogacar, cuando entremos en los puestos más destacados del Top2022, pero por el momento quiero irme a un capítulo que ahora quizá nos resulte lejano, pero que a un servidor le dejó marcado: el del Monte Carpegna en la Tirreno.

Aquella tarde de sábado hacía fresquito en la bota itálica, cuya segunda grande, la Tirreno Adriatico, afrontaba una de las etapas clave.

Vestido de azul, con nieve en las cunetas, Tadej Pogacar sentenciaría la Tirreno en el monte Carpegna.

No sé hasta qué punto vincular la gesta del esloveno a la figura de Marco Pantani, siempre flotando por el lugar, es afortunado, pero que esa sobremesa de marzo Pogacar evocó al pelado es una forma sutil pero fiel de definir lo sucedido.

Estaban en la pomada buenos corredores, tan buenos como Richie Porte, Jonas Vingegaard, Enric Mas y Mikel Landa.

Dio igual, la sensación de poder que Pogacar nos trasladó a la convicción de ciclista de leyenda que creo va camino de ser.

Su superioridad ese día, la forma de abrir hueco hasta casi el infinito, de no dejar títere con cabeza, sinceramente, no lo esperaba así.

Su dominio sobre la bicicleta se ha plasmado de muchas maneras en este tiempo.

A veces atacando muy de lejos, otras rematando muy al final, pues encima es rápido en grupos, al punto de ganarle al mismo Van Aert en Canadá, sin embargo la sentencia de esa Tirreno sonó a historia ya pasada, a historia de la buena, a historia escrita por gente muy grande.

No fue sólo ganar, fueron las diferencias que se abrieron al final, un minuto largo a Vingegaard y Landa y medio minuto más a Porte toda vez que Enric Mas se había caído en la bajada, iniciando su peligrosa relación con las caídas este año.

En la general, casi dos minutos al segundo para sentenciar una competición de una semana con brechas propias de grandes vueltas.

Esos días veíamos imbatible a Pogacar, su vuelo en el Carpegna entroncaba con la victoria por aplastamiento en Strade Bianche.

Cuando vimos cruzar la meta a Vingegaard recuerdo la frustración en su cara, el mismo que le había ganado el Tour el año anterior, le acababa de dar un repaso en Tirreno, a cuatro meses de la gran cita, recordándole quién mandaba en este negociado.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

 

Por días como ese hay que poner, por eso, en valor lo haría el danés en el Tour tiempo después.

Cuando le pregunté a Sepp Kuss por el trabajo de Vingegaard con vistas al Tour, el americano fue explícito: «Una barbaridad».

Sin embargo, con el Tour a parte, lo de aquella tarde fue transportarnos a otra época, a tiempos en los que el líder no escatimaba ni cuando la carrera le sonreía con la certeza de un triunfo seguro.

Cuántos momentos así más nos regalará Pogacar…

Imagen: FB Tirreno Adriatico – Dario Belingheri

World Fondo WT – Epic
Continuar Leyendo

Ciclistas

Ser gregario no te da para vivir toda la vida

Publicado

en

DT – 2022 post

Sabemos de Leaniz, Gastón y otros que no pudieron vivir de su sueldo de gregario

A veces cuando oigo a gente despotricar de la ONCE y todo lo malo que implicó, me entra tristeza, porque los amarillos también significaron cosas importantes e interesantes para el ciclismo, entre otras la tecnología, el valor del colectivo y la sublimación del ejercicio de gregario.

En este último capítulo, los que tenemos la memoria anclada en los ochenta pero sobretodo noventa, nos acordamos con nitidez de ese dúo de calvos formado por Herminio Díaz Zabala y Alberto Leanizbarrutia.

Sé que hubo más, muchos más, Stephens, Díaz de Otazu, Díaz Justo, Miguel Ángel Martínez, Mauleón, Sierra, Marcelino García… pero acordarse de estos dos es sencillo por algo que, os lo podéis suponer, comparto con ambos.

Cuando en los tiempos que corren vemos un gran servicio de Majka o McNulty por Pogacar o de Van Aert y Benoot por Vingegaard, cuando hablamos de un gran gregario, yo, al menos, menos, me acuerdo de Leaniz y Herminio.

Ambos eran kilómetros y kilómetros de incondicionalidad, de trepar por el grupo tras la primera andanada de los rivales, para recuperar la cabeza y mantener el tempo, bien fuera para Zulle o para Jalabert, o para cualquier otro, fuera en Itzulia, Tour o Vuelta, con frío o calor, lluvia o plomo sobre las cabezas… ambos eran corazón del equipo, dentro y fuera de la carrera.

Imágenes imborrables.

Hemos leído la entrevista que los amigos de Bicio le han hecho a Alberto Leanizbarrutia tanto tiempo después de colgar la bicicleta.

Dice cosas, muy interesantes todas, pero entra al trapo sobre una realidad que siempre nos preguntamos, ¿le dieron aquellos años lo suficiente como para vivir de rentas?

Él dice claro que no, que empezó cobrando poco, que con el tiempo subió el caché, pero que cuando dejó el ciclismo, hizo números y aquello no le daba hasta los 65 de la jubilación.

Desde hace tiempo trabaja, curiosamente por la relación amor odio que mantiene con los ciclistas, en el sector de la automoción y que hasta hace poco no le hicieron fijo.

Alberto Lenizbarrutia fue ciclista durante 14 años en equipos como Teka, Clas y ONCE, a su merced estuvieron líderes como Dietzen y Rominger junto a los mentados Zulle y Jalabert.

No logró muchas victorias, pero tiró muchos pelotones con la incondiconalidad que admiramos del gregario.

La suya es una historia que merece recuperar.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Hace poco hablamos con otro ciclista de aquellos años, un poco mayor que Alberto.

Hablo de Iñaki Gastón, un gregario con instinto ganador, pues a un palmarés curioso le añade grandes servicios a gente como Sean Kelly, Fabio Parra y también para Tony Rominger, siendo decisivo en la Vuelta 1993 que ganó el suizo a Zulle en aquella etapa de El Naranco.

 Iñaki dice, al inicio de la conversación, algo así como que “aquellos años me dieron un buen dinero, pero no suficiente y eso que no he sido como dice mi apellido, gastón”.

Iñaki se dedicó a la industria farmacéutica el día después de colgar la bicicleta y ahí sigue, tanto tiempo después.

Ya lo veis, ciclistas que, esos que tenemos una edad, les procesamos valor casi legendario, no tuvieron suficiente para vivir de rentas, y eso que se lo curraron.

El valor de lo que hace esta gente está lejos de ser comprendido por quienes vivimos de “ciudadanos normales”.

Al menos quepan estas líneas para acordarnos de ellos.

Imagen: Bicio Sport

World Fondo WT – Epic
Continuar Leyendo

Lo + leído

X