Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard XX 2 – 2imagen
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Vincenzo Nibali

Giro 2013: Nibali, el Tiburón que emergió del frío y del hielo

Publicado

en

DT – 2022 post

El Giro de 2013 fue una carrera helada que dominó el «tiburón» Nibali

Ni miró para atrás.

Enrabietado, Nibali impuso su ley en la ascensión final a las míticas Tres Cimas de Lavaredo para acabar con el Giro de 2013.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Igual que lo hizo Merckx hace nada menos que 45 años.

El mismo escenario.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

La misma meteorología.

La nevada era cada vez más intensa.

El frío también.

Vincenzo intentaba entrar en calor soplándose en las manos.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Frío intenso.

Estábamos asistiendo a uno de los Giros más duros, climatológicamente hablando, de los últimos 25 años: lluvias y fuertes nevadas.

Nibali no iba a aceptar ni una crítica a su incontestable victoria en la Corsa Rosa, para nada, a pesar de ser una edición recortada por temporales de todo tipo (el mítico Galibier, una jornada entera suspendida, sin ascender los épicos Gavia y Stelvio), el siciliano tenía la victoria en los bolsillos del maillot, pero el Tiburón para saciar su sed necesitaba más, tenía que acallar voces.

 

Y lo hizo de un solo golpe y con autoridad, como si no hubiera sido suficiente su demostración de fuerza ganando la cronoescalada a Polsa.

En las rampas del Lavaredo desató su ira y fue devorando con hambre voraz a escarabajos y canguros.

¿Por qué nos gusta el Giro?

 

Todos, resignados, sólo podían seguir a distancia la estela de su aleta rosa ascendiendo y perdiéndose entre el blanco manto de la montaña.

Cada vez nevaba más intensamente.

Una nueva etapa épica y otra vez de nuevo en el Giro.

 

Finales de mayo.

Sólo el rosa.

El rosa en su maillot.

Y nada más.

Sólo lo obligatorio.

No quiso salir vestido todo de rosa, como suelen hacer los campeones más coquetos, ni con el casco, ni con las gafas, todo de color de rosa que con tanto mimo le había preparado su equipo.

No quiso.

Se lo tenía que ganar en las Tres Cimas.

 

Y así fue.

Nadie pudo seguirle y machacó el Giro a lo grande, su segunda gran vuelta, tras la ronda española del 2010.

Por fin el Tiburón del Estrecho (de Messina) era profeta en su tierra, delante de los suyos, su familia, que tanto le habían apoyado desde que era un niño cuando con 8 años le compraron su primera bici, y sus amigos, esos que tanto ha tenido que dejar de lado para prepararse a conciencia para ganar este Giro, muchos días fuera de casa, stages en altura y muchas carreras.

Nada más bajarse del podio sus palabras iban dirigidas a su familia: “Ho lavorato tanto per arrivare fin qui, ora è tempo di godersi il trionfo con la familia”.

Y añadía: “Non ci credo, ho realizzato il sogno di una vita”.

Cambrils Square Agosto

 

En efecto, había cumplido el sueño de toda una vida.

El siciliano que partió con 17 años a la Toscana para hacerse ciclista, rebosaba felicidad y esbozaba una gran sonrisa con su gran trofeo: “la sua belleza equivale al peso, è davvero spettacolare”.

Y ahora sí, todo vestido de rosa.

Foto: Giro de Italia

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Vincenzo Nibali

Tres momentos a los que agarrarnos ante la retirada de Nibali

Publicado

en

DT – 2022 post

Vincenzo Nibali nos deja obras eternas en el momento de su retirada

El anuncio de retirada de Vincenzo Nibali no entraba en el plan de muchos, pero no por ello puede dejar de sorprendernos.

El paso de página es obvio, las cosas se han complicado mucho para ciertos ciclistas, el cambio generacional en tres años, sólo tres, ha sido brutal.

Shimano – Leaderboard 1024×300

No olvidemos que en 2019, Nibali a estas alturas de Giro se erigía en el gran rival de Roglic para acabar segundo en la general, sólo superado por Carapaz.

Desde entonces, poco o nada hemos tenido del siciliano que recordara el grandísimo ciclista que ha sido.

Un corredor que nos ha llenado de grandes momentos de ciclismo, aunque también de alguno de dudoso gusto, como esos remolques en los que ha sido cazado.

Sea como fuere hablamos de algo que hemos dicho más veces, Vincenzo Nibali es un ciclista de culto, un corredor de una época complicadísima, con rivales sobre el papel mejores que no le han impedido firmar un palmarés excelente.

1024×300 Flandes Zona Centro post

De entre los grandes momentos de Vincenzo Nibali vamos a quedarnos con tres

El primero aquella famosa etapa del diluvio y el muro imposible en la Tirreno-Adriático de 2013.

Froome dominaba la general hasta que el siciliano armó el corte bueno con Purito y Sagan.

Los tres reventaron de tal manera la carrera que dejaron al inglés, muy torpe en esas circunstancias, atrás y sin opciones de defender un liderato que muchos le dimos seguro hasta el mismo final.

El segundo día que quiero destacar es el que considero mejor jornada de ciclismo del 2016, la etapa del Giro que entró en Francia para hacer alto en Risoul.

Nibali afrontaba el tramo final de la carrera con una desventaja cercana a los cinco minutos respecto a Steven Kruijswijk, un muro que no le quitó de minar y minar la resistencia del líder en la subida del Agnelo, en compañía de Esteban Chaves, para luego dejarle atrás en la bajada.

La imagen de la maglia rosa estampada en una pared helada junto al enorme trabajo de Astana, recordamos a Scarponi, en favor de Nibali, son cosas que nunca olvidaremos por tratarse de un monumento brutal al ciclismo.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Por medio de Tirreno y Giro, hacemos parada en el Tour y la famosa etapa de adoquines

Lars Boom figura en el palmarés, pero aquel Nibali que revienta a todos en cada empedrado fue demasiado para nuestros ojos.

Froome ni llegó a entrar en el pavés y Contador salió muy desplazado, tanto que no sé yo si hubiera podido remontar.

Y es que Nibali no tuvo la calidad y poder de Nairo, Froome o Contador, pero llevando la carrera al extremo, buscando las vueltas al rival, el siciliano ha sido un maestro.

La retirada de Nibali es uno de los titulares de la primera semana del Giro, sin duda que será un ciclista cuyo hueco no resulte nada sencillo llenar.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Vincenzo Nibali

Nadie es como Nibali en este Giro

Publicado

en

Nibali Giro
DT – 2022 post

Todo parece indicar que Nibali ya no es tan favorito al Giro como antaño

En la salida del ombligo de los Saboya, en el corazón de Turín, no hubo nadie como Vincenzo Nibali, nadie con su palmarés y trayectoria en el Giro, nadie que lo haya ganado anteriormente, nadie que conecte con ese ciclismo que creímos perdido, nadie que despierte tantos y tan buenos recuerdos, durante no pocos años.

Nadie es como Nibali en este Giro, ni siquiera tras descolgarse en Sestola

Y lo decimos por enésima vez, y lo dejamos por escrito en la certeza de que los mejores días del Squalo son historia, por una cuestión del paso de tiempo y la máquina de la edad.

Shimano – Leaderboard 1024×300

De todos los ganadores en activo del Giro, que son unos pocos, desde Nairo a Tao Geoghedan, pasando por Froome y Carapaz, sólo el siciliano concurrió, puntual, a la cita en la capital del Piamonte y de los reyes de Italia.

DT – Swiss 400×400
Endura 400×100



 

Vincenzo Nibali, 36 para 37 años, ganó su último Giro hace seis ediciones, tres semanas imborrables, con su sello, remontando cuando, a cinco días del final estaba muerto en la general, cuando a 48 horas, aún dos corredores le sacaban ventaja, uno de ellos, Steven Kruijswijk, unos cuantos minutos.

Fue aquella etapa del neerlandés estrellado en la bajada de Agnello, una jornada de asedio tal que dejó seco al que parecía tan favorito.

Un día más para enmarcar en la vida del ciclista que, sin condiciones para ser un gigante, lo fue.

Trazando la vida deportiva de Nibali, nadie pierde de vista los golpes de efecto, de teatro, dados además en escenarios complicados y adversos, sacando la cabeza tarde o temprano.

El ciclismo de Nibali es ese de Porto Sant Elpidio, una epopeya de la Tirreno que recreó con tino Van der Poel este mismo año: con el cielo roto sobre sus cabezas y cuestas imposibles, Nibali no vaciló en derribar el gigante de Froome, líder, hasta la victoria final.

Ese mismo año, el de Mesina, concurrió en el Giro, «opacado» por el flamante ganador del Tour, Wiggins, hasta que el inglés se fue echando pestes de la carrera italiana, de sus carreteras, de las encerronas que le practicaron el siciliano y otros.

Nibali ganaría ese Giro bajo la cortina blanca de Lavaredo

O al año siguiente, la etapa «made in Roubaix» del Tour 2014, con Froome retirado y Contador limitando los daños.

Lloret 300×250



Todo eso es Nibali, una forma de entender el ciclismo muy nuestra, de corazón y fe, pero también de estrategia y perfecta mesura de los esfuerzos

Dijo Nibali un día que los potenciómetros no son para él, lo suyo era intuición pura y dura, la misma que le valió San Remo con el ataque perfecto en el Poggio o la que sacó en las laderas de Como para la conquista de dos Lombardías.

El Vincenzo Nibali de ahora es un ciclista que desprende grandeza pero que no intimida, por lo que decíamos, por el paso de los años, la suya además ha sido una carrera contrarreloj para llegar al Giro con una fractura de mano.

El año pasado, con todo lo raro que fue, ya marcó un punto que creo que para él es de no retorno, no optó en ningún momento al triunfo final, cosa que nunca le había sucedido.

Lo que veamos de Nibali en el Giro 2021 puede ser el perfume final de una grandeza que siempre guardaremos para nosotros, seguramente no gane, pero quizá pueda provocar que alguien lo pierda.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Giro de Italia

Giro: ¿Qué arma le queda a Nibali?

Publicado

en

Nibali Giro
DT – 2022 post

Jugarse el Giro a declaraciones con Nibali suele salir caro

Vincenzo Nibali vuelve a estar donde acostumbra, en la quiniela para ganar un Giro de Italia que ahora mismo no vemos en mano de nadie.

Una semana después de su inicio, con los dos británicos favoritos fuera de concurso, Geraint y Yates, y la zozobra de saber qué pasará con el coronavirus y la nieve de las grandes cimas programadas para la semana final, el Giro se debate en una igualdad incierta, sin que nadie sobresalga pero con la sensación de aquí podemos ver mucho mejor ciclismo que nos dio el Tour.

Shimano – Leaderboard 1024×300

En un listado en el que podríamos incluir a Majka, Pozzovivo, Fulgsang, Kelderman y Almeida, Nibali lleva ventaja, ninguno de los mentados sabe lo que es ganar el Giro, ni siquiera una grande, él lleva cuatro.

 

Y ese límite que podría parecer algo así como el vivir de rentas no es un salto sencillo de realizar, la difusa línea entre ganar una grande o no es más compleja de sortear con suerte de lo que parece y quien ha llegado hasta el final para recoger la maglia o maillot de ganador en París, Milán o Madrid parte, de inicio, con ventaja.

Es un hecho que el Vincenzo Nibali del Giro 2020 no es el de hace unos años.

Creo que la mejor versión del siciliano, en tiempos recientes, se quedó en aquella subida a Alpe d´Huez, donde un imbécil le tiró al suelo entre el humo de las bengalas.

Desde entonces el italiano es un ciclista que infunde respeto, aunque sin la pegada de antaño.

Una puesta a punto de la bicicleta en cinco pasos

Pero no conviene perderle de vista, es especialista en muchas cosas, no sólo en sacar un 110% de sus capacidades en un entorno en el que se ha tenido que pelear con grandes nombres y a veces resultando ganador.

Nibali se conoce bien y conoce mejor la carrera, y lo que implica

[elementor-template id=»36790″]

 

Recuerdo el año pasado, en la jornada que ganó Zakarin en los Alpes, cuando Nibali empezó a hacer caer sobre las espaldas de Roglic todo el peso de ser el favorito a ganar el Giro de Italia.

Le paso toda la presión de salir a por Carapaz y Landa y el esloveno no pudo reaccionar.

Nibali no ganó el Giro, pero propició que Roglic tampoco. 

Estos días vemos que se ha iniciado un pique declarativo entre Jakob Fulgsang y Vincenzo Nibali que nos recuerda mucho al que mantuvo el siciliano con Roglic el año pasado.

El danés le ha dicho que no va a poder mear tranquilo en ningún tramo de carrera, todo por que Trek tiró cuando Fulgsang tuvo una avería o pinchazo, no recuerdo.

Ayer mismo en la etapa que ganó Peter Sagan, el danés reverdeció su fama de pupas.

Ambos corredores han sido compañeros en Astana, de hecho el nórdico fue clave en aquella famosa etapa del adoquín en favor a Nibali, y por eso debería saber Jakob que con Nibali las guerras dialécticas no suelen cundir, al contrario, el siciliano es especialista en volverlas en tu contra.

Y es que Nibali está perfecto en este Giro, no tendrá el golpe de años atrás, pero el entorno le acompaña, el palabrerío también, lo mismo que un recorrido lleno de dificultad, que premia el fondo y la resistencia, una marea en la que Nibali se maneja muy bien.

Y por si fuera poco el clima, añadiendo incertidumbre en un Giro versión de otoño en el que, salvo explosión inédita, seguramente veremos a Nibali en la puja hasta el final.

Imagen: FB Giro d´ Italia

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo

El segundo Giro de Nibali fue «darwinismo» puro y duro

Publicado

en

Giro Italia Nibali JoanSeguidor
DT – 2022 post

El final del Giro 2016 es la obra cumbre de Nibali

Hay una carrera en los tiempos recientes que explica lo que es resilencia, no morir nunca, no bajar los brazos, no renunciar: sí es el Giro 2016, el segundo Giro de Vincenzo Nibali.

En los revivals de la corsa rosa que Eurosport nos sirve estos días, hemos revivido la recta final de aquella edición, la recta final más descacharrante que hemos tenido la suerte de vivir y recordar de estos tiempos que muchos tildamos de aburridos.

Shimano – Leaderboard 1024×300

 

Pero el plomo de los tiempos presentes, tiene contrapesos, y a veces llegan como quien no lo espera ni lo prevé.

El saldo, a 48 horas de llegar a Turín, porque aquella edición moría en el ombligo piamontés, era de Nibali más allá de los cuatro minutos de un líder frío, duro, sólido, sin fisuras llamado Steven Kruijswijk.

Cuatro minutos largos y Esteban Chaves, en su mejor versión, por medio.

Esa era la foto que separaba a Nibali de su segundo Giro, nada que ver con el primero que ganó por KO de los rivales, rotos por el siciliano y las temperaturas extremas.

#Top2016 Kruijswijk y el momento del año

Como diría Charles Darwin «no es mejor aquel que es más fuerte y sí quien se adapta al medio» y Nibali en la adversidad es un ciclista sublime

La cosa empezó en el Agnelo, con el llorado Scarponi por delante, y el propio siciliano descolgado una vez se adivinaba la cima, allá arriba.

Chaves tiraba del líder y Alejandro Valverde, hasta que Nibali surge de atrás y empieza a acelerar el ritmo.

No era violento, era machacón, constante, convencido del objetivo.

Quizá entonces no lo supiera, quizá trabajara para desplazar del podio a Valverde, pero Nibali estaba cimentando su segundo Giro.

Kruijswijk no cejaba no pestañeaba, era una roca, encajaba los golpes con una natural superioridad aparente que sólo él, en su seno, podría sentir resquebrajarse.

Esos cambios fueron el caldo de cultivo, luego vino el descenso, largo, larguísmo, con neveras de metros de nieve a los lados: toda la fortaleza del líder neerlandés se heló con el paisaje.

 

Y así acabó estampado en aquella pared, para desencadenar el desastre.

Entonces empezó el baile, Scarponi espera a Nibali, Rubén Plaza a Chaves, los huecos se abren, el líder se hunde, Valverde comprueba que la exactitud suiza de Astana y Orica no se da en su equipo…

Aquel Giro de Movistar fue memorable. 

Nibali deja a Chaves y gana en Risoul

El colombiano es maglia rosa pero en insuficiente, al día siguiente entre Francia e Italia, en Nibali le remonta para ganar su segundo Giro.

Una etapa memorable, un fin de carrera increíble, el motivo que hace de Nibali el ciclista más admirado de su generación, porque sin ser más fuerte, en el mano a mano que Contador, Froome, Nairo y otros se ha granjeado un palmarés de culto que firma él, sólo él.

Este año optará, esperemos que sí al tercer Giro, entretanto poneros aquellos días como asidero al que agarrarse en este presente tan lamentable que nos ha tocado padecer.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

TWITTER

Más allá de los cuatro imbéciles que sueltan bilis contra los ciclistas en los comentarios de una noticia, deberíamos escuchar a la sociedad y saber qué piensan de nosotros, porque no somos precisamente "miss popularidad entre los que nos rodean

https://joanseguidor.com/ciclista-criticas-seguridad-carretera/

Galletas Danesas

La fábrica Kjeldsen lleva desde 1933 fabricando y enlatando estas galletas.

"Uno de los productos gastronómicos que más exporta Dinamarca, idearon el formato de lata para mantener su frescura y evitar que se rompieran"

Hoy costurero oficial. 🤣🤣

#TDF2022

2
Load More...

Lo + leído

X