Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclismo

Egan Bernal en la historia del ciclismo colombiano

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Egan Bernal está en el top del ciclismo colombiano, pero Nairo sigue liderando la hornada

¿Qué sitio ocupa Egan Bernal en la historia del ciclismo colombiano?

Ahora vamos a ello, pero antes hay que hablar de Fabio Parra, Lucho Herrera, Martín Farfán, Patrocinio Jiménez, Pacho Rodríguez, Oscar de Jesús Vargas y tantos otros que cogieron los primeros rescoldos de un ciclismo que nadaba en talento y ganas de comerse el mundo no le hace un retrato completo al éxito de Egan Bernal.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Como nos dijo un día, nuestro compañero Milo, desde la mismita Colombia, Fabio Parra fue posiblemente la primera gran personalidad colombiana en el Tour de Francia.

No tuvo el lustre, ni los titulares del jardinerito, pero ganó plazas de éxito, aquel Tour tercero con Perico en lo más alto, un Tour que para muchos, allá del océano, debería ser de Parra.

Fabio Parra fue el gran rival de Perico, el hombre que casi reedita la Vuelta de Lucho Herrera, sólo dos años después, con aquel episodio de la Sierra de Madrid e Ivanov, el ruso que tuvo un precio.

Fabio Parra convivió, quizá algo en la sombra, con el vuelo del escalador que descubrió el papel de los escarabajos en suelo europeo, Lucho Herrera, un puñal, una daga, en el corazón de ese viejo ciclismo que conquistó la cima alpina de Lans-en-Vercors, Tour de 1985.

Herrera ganó la primera grande colombiana de siempre, aquella Vuelta del 87, pero fue Parra quien, sin saberlo, marcó el arquetípico ciclista colombiano que marcaría la senda del éxito.

Con ese estilo alargado sobre la bicicleta ligeramente chepudo, algo parecido al bueno de Egan, Fabio Parra se desenvolvió muy bien en las cronos para lo que eran los estandartes del ciclismo colombiano en aquella época.

Corredores menudos, ratoneros, indomables, como Martín Farfán, compañero de Parra en el Kelme, una auténtica guindilla sobre la bicicleta

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400



Todos bebían del éxito de Alfonso Flores en el Tour del Provenir de 1980: Una victoria que supuso un antes y un después.

Tres años más tarde, el ciclismo colombiano corría uno de los mejores Tours de la historia, aquel de Fignon, el primero.

Luego el asalto de la Vuelta y el Giro, por medio, la victoria de Martín Ramírez, en los morros de Hinault, en el Dauphiné de 1984, año que vio la victoria de Lucho Herrera en la Cima del ciclismo, Alpe d´ Huez.

Aquel ciclismo, el ciclismo colombiano, se hacía hueco a golpe de riñón, calidad y ataques memorables.

Una explosión patrocinada por Café de Colombia, y su icónico mecenazgo de la montaña del Tour, por Postobón, lamentablemente fuera del ciclismo en estas fechas, y Pony Malta.

Una explosión que tuvo España como hub para entrar en Europa: Kelme, Zor, Teka y Reynolds confiaban en aquellos peleones colombianos.

Lloret 300×250



En los noventa el ciclismo colombiano estabilizó el éxito y cinceló nuevos campeones que bebían de todas las fuentes.

Escaladores dotados de talento y clase a espuertas como Oliverio Rincón y ciclistas más completos tipo Hernán Buenahora y Álvaro Mejía, muy cerca de pisar un podio del Tour si no fuera por aquel polaco que hacía «la goma» como nadie, Zenon Jaskula.

De aquellos mimbres surgió un contrarrelojista de talla mundial, y así textualmente, Santiago Botero, el hombre de los desarrollos imposibles, y un buen velocista como Leonado Duque.

Tras unos años de comparsa, el ciclismo colombiano volvió a florecer, de forma además irremisible, irremediable, casi abrumadora.

Porque ahora mismo el ciclismo colombiano pone un peón en cada partida y rara vez no saca algo en claro.

Y eso que no hace mucho les veíamos algo flojos… 

Selle Italia en el pelotón del Giro, la historia continúa

Año 2010, Nairo Quintana gana el Tour del Porvenir, es un aviso, un punto de inflexión: tres años después el pequeño y tostado escalador es segundo tras Chris Froome en el Tour de Francia, al año siguiente gana el Giro de Italia, con Rigoberto Urán, segundo.

Nairo reúne desde entonces el mejor palmarés de siempre en un ciclista colombiano: Volta, Tirreno, Romandía y una Vuelta a España, como guinda a lo más destacado.

El ciclismo colombiano se hace usual en las grandes carreras y el extremo de su poder lo marca Fernando Gaviria, ganando etapas por donde pasa, incluido el Tour y Giro.

Un colombiano rápido y pistard, también existe.

Hace un tiempo dimos nuestro nueve colombiano de todos los tiempos, a grandes rasgos: Nairo, Egan, Lucho Herrera, Fabio Parra, Rigo, Gaviria, Mejía, Rincón y Rondón.

Mis nueve ciclistas colombianos

 

Aquí mezclamos churros con merinas, pues hablamos de estadística y sentimiento, pero si nos ceñimos a lo primero, creo que Nairo está un peldaño por encima de Egan, el palmarés de Quintana es top, lo es en vueltas por etapas, algo que le pone, ahora mismo al nivel de Valverde y Froome en cantidad y calidad de triunfos objetivos.

Poco más cabe añadir.

Egan Bernal tiene en su mano perpetuar el dominio del ciclismo colombiano en este apartado, pero no le será fácil.

Sea como fuere todo esto tiene su origen, Milo también nos lo contó, en Efraín Forero, el «Zipa» le llamaron, y su época son los años cincuenta.

Con él empezó la Vuelta a Colombia y posiblemente la parte más visible del romance colombiano con la bicicleta.

Él estuvo antes que el celebrado Cochise, el compañero de Gimondi.

Por cierto ¿sabéis de dónde era el Zipa?, de Zipaquirá, el mismo pueblo de Egan Bernal.

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo

La bicicleta es la vaca sagrada de Holanda

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Así forjó Holanda su amor casi religioso por la bicicleta

Los Países Bajos, Holanda, de hace mucho, son una nación de moda en la esfera de la bicicleta.

Así, las pruebas más representativas de de nuestro ciclismo, concretamente a las carreras por etapas de largo kilometraje como son el Giro, la Vuelta y el Tour, han iniciado sus rondas ciclistas en la fructífera tierra de los tulipanes, en donde, dicho sea de paso, existe una enorme afición por el ciclismo.

1024×300 Flandes Zona Centro post

La Vuelta 2022 lo hará de Utrech, ciudad que habrá acogido la salida de las tres grandes

Se da la circunstancia de que siempre me he sentido muy vinculado a este país en el que imperan las llanuras y que tuve oportunidad de conocer muy a fondo, especialmente en lo que concierne a la industria petroquímica.

Los números cantan

Podemos leer en cualquier compendio estadístico que en los Países Bajos, en donde viven 16,5 millones de habitantes, diseminados en una superficie ni mucho menos extensa, que gira en torno a una amplitud de 32.470 kilómetros cuadrados, lo cual supone una densidad de población del orden de 508 habitantes por kilómetro cuadrado.

Se puede afirmar que la bicicleta es la que acapara todo el empuje de la nación. Es un reino que reúne más o menos 18 millones de bicicletas repartidas por doquier. Se calcula que un 84% de su población, de sus habitantes, posee bicicleta para su utilidad y usos casi necesarios.

El valerse de las dos ruedas, en fin, constituye el medio de locomoción más común e indispensable para desplazarse de un lugar a otro, sea para trasladarse directamente a su lugar de trabajo o bien a la estación de ferrocarril más cercana que le permita a continuación desplazarse a la fábrica o empresa en donde presta sus servicios, tanto de ida como de retorno a su domicilio.

A todo lo dicho este vehículo mecánico sirve también para pasearse y practicar activamente el deporte tradicional y favorito de los holandeses.

Las gentes de Holanda en su mayoría se valen de la bicicleta para circular abiertamente con evidente facilidad siempre bajo el amparo fructífero de la red amplia de calzadas o carriles con que cuenta.

Se cruzan ciudades, pequeños pueblos y extensos campos o planicies colindantes sin causar distorsión alguna. La citada red cubre en más o en menos cerca de quince mil kilómetros habilitados para este fin.

La bicicleta en Holanda, el otro deporte rey

Por otra parte, en los Países Bajos predomina el terreno más bien plano como la palma de la mano, lo cual supone una facilidad más para pedalear sin tener que realizar contundentes esfuerzos. Las condiciones climatológicas, sin embargo y en algunas ocasiones, no son las más idóneas.

Algunas veces predomina el mal tiempos y en otras sopla un viento un tanto acuciante y hasta comprometedor que aunque molesto sus habitantes soportan con naturalidad casi por costumbre. Cabe recalcar que la única especialidad que le puede hacer sombra es el patinaje sobre hielo, aliciente maravilloso en la época invernal cuando los canales suelen helarse y las gentes acuden a ellos para patinar con no poco entusiasmo.

Gran canaria 400×400
400×400 – Shimano Ultegra
Cruz 400×400

El holandés Joop Zoetemelk, vencedor de la clásica holandesa Amstel Gold Race (1987) entre otras varias clásicas, y que con anterioridad, hay que mencionarlo, cuenta en su historial el haberse adjudicado el Tour de Francia (1980) y la Vuelta a España (1979), y haber sido campeón del mundo de fondo en carretera (1985), celebrado en tierras italianas, región del Veneto, en la localidad de Giavera del Martello, nos manifestaba dada nuestra amistad en cierta ocasión: “En nuestro país, todo el mundo, nuestra gente, tiene una bicicleta y un carril-bici delante de la puerta de su casa. Más facilidades no caben”.

Relación con el Tour de Francia

Quisiéramos recordar que fue en el año 1954, cuando el Tour de Francia se puso en marcha por vez primera en Holanda, lo que significó un apoteósico acontecimiento que se vivió concretamente en la ciudad de Amsterdam.

Hubo, aquel día, final de etapa en territorio belga, concretamente en localidad de Brasschaat, tras recorrer 216 kilómetros, imponiéndose el holandés Wout Wagtmans, un ciclista que fue muy popular en su tiempo. No pocos de los que nos leen se preguntarán si hubo otras veces en la cual la ronda francesa iniciara su primer capítulo en este país que hoy nos ocupa.

Efectivamente, en el año 1973, la caravana multicolor ciclista inició su periplo de nuevo en la ciudad costera de Scheveningen, un punto veraniego de la alta sociedad, lindante a la costa del mar del Norte, con una individual de contrarreloj, que fue a manos del holandés Joop Zoetemelk ante el entusiasmo desbordado de su público.

Siguieron las ciudades de Leiden (1978), centro universitario, con triunfo del ciclista regional Jan Raas; Hertogenbosch (1996), con victoria del suizo Alex Zulle, y finalmente en Róterdam (2010), que posee el puerto internacional más importante de Europa, con victoria de otro suizo: Fabian Cancellara.

La conclusión final, simple anécdota, es que el Tour de Francia ha registrado cinco comienzos en tierras holandesas, lo cual no deja de ser un dato de interés para los que se sienten atraídos por los datos estadísticos. Hacer hincapié que en la próxima edición del Tour, la ronda francesa volverá a ponerse en marcha por sexta vez en tierras de Holanda, concretamente en la ciudad polifacética de Utrecht, que luce de su Universidad con Observatorio y de la monumental Catedral gótica de San Martín.

Por Gerardo Fuster

P.D.-En el documento gráfico que acompaña el presente reportaje, figura el autor Gerardo Fuster, con su inseparable bicicleta “Coppi”, en la localidad holandesa de Volendam. La fotografía data de otros tiempos.

Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

#PodcastJS España ya tiene su clásica sobre tierra

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

En la tierra de Jaén vamos a tener una primera clásica de esas que no dejan indiferentes

No sé si a Pascual Momparler, alma máter de la Clásica Jaén Paraíso Interior, le traicionó el subconsciente cuando el diseñador de «su» carrera, le puso un ciclista con el maillot de campeón belga en el pelotón que surge de entre los olivos y las maravillas renacentistas de Úbeda y Baeza.

Sin embargo, la nueva clásica jienense, cuya primera edición se prevé, curiosamente, para el 14 de febrero, nace con una clara inspiración en el ciclismo internacional, ese que lleva los ciclistas por todo tipo de parajes, también sterrato, una palabra que los italianos nos han metido por la mirada.

1024×300 Flandes Zona Centro post

La nueva Clásica Jaén Paraíso Interior es un hito para el ciclismo español, que poco a poco se nivela en registros a lo que hay más allá de los Pirineos, con carreras en las que cada segundo que sucede es un premio.

En la charla de la nueva propuesta para el remozado calendario ciclista español en este mes de febrero, nos acompaña Pascual, pero también el director de la Vuelta Ciclista a España, Javier Guillén, en una charla a tres en la que sondeamos qué recorrido tienen ésta y otras propuestas en un país con tantos registros como España.

El Cuaderno de JoanSeguidor: La Revista 

Gran canaria 400×400
400×400 – Shimano Ultegra
Cruz 400×400

 

Continuar Leyendo

Ciclismo

#2022Keys – Van Aert en el partido de vuelta

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

La temporada 2022 llega para que Van Aert concluya lo que empezó

Propósito de enmienda, incluso tras una campaña como la pasada, ganando todo lo que ganó, Wout Van Aert encuentra rendijas de mejora y pone los medios para que ciertas situaciones no se repitan en 2022.

El bueno de Wout ganó mucho el año pasado, cierto, hablamos de victorias que valen toda una vida ciclista, léase tres etapas en el Tour de Francia, Amstel Gold Race, Gante-Wevelgem, etapas en Tirreno-Adriatico, la general del Tour de Gran Bretaña…

1024×300 Flandes Zona Centro post

Ha dominado cronos, sprints y llegadas en alto, ha domado todos los terrenos, ganado a especialistas en su terreno, una crono a Ganna, un sprint a Cavendish y Ewan, en el Ventoux escapado con Alaphilippe, entre otros muchos.

Es uno de nuestros ciclistas de cabecera, nos sentimos identificados con su ciclismo pero ¿qué hay de los monumentos y grandes de un día?

Desde que ganara San Remo y fuera segundo en Flandes durante la minitemporada de 2020 ha sacado estos resultados:

– Milano San Remo: Tercero.
– De Ronde van Vlaanderen: Sexto
– Prueba en línea de los JJ.OO: Segundo
– Campeonato Mundial de ciclismo en ruta: Undécimo
– París-Roubaix: Séptimo

Siempre ha habido algún ciclista, o varios, mejores que él, y es algo que nos llama la atención dada la inmensa calidad que atesora el belga.

Es más si hacemos un repaso a las grandes clásicas de 2021, recordaremos en todas ellas un mismo denominador común: Wout Van Aert persiguiendo.

El Cuaderno de JoanSeguidor: La Revista 

Y aunque este balance duela a algunos, que nos acusan de hilar muy fino, el mismo Van Aert quiere poner los medios para que no se repitan ciertas escenas, él quiere ganar, no ser protagonista ni subir al podio, ganar, sencillo, ser el mejor, figurar en el palmarés, llevarse el trofeo a casa.

Para ello modifica de base su campaña, con un primer paso renunciar a disputar un mundial de ciclocross en el que, sin Van der Poel, figuraba como gran favorito.

No quiero decir que haber competido por el arcoíris iba a ser un paseo para el de Herentals, la patria de los Van Looy, pero desde luego muy mal se debían dar las cosas para no verle con el cuarto maillot irisado, en una carrera en la que daría caza a su gran rival de siempre.

Gran canaria 400×400
400×400 – Shimano Ultegra
Cruz 400×400

 

Además de Mundial, Van Aert pasa de puntillas por su prueba fetiche, en la que explotó hace ya cuatro años y llegó a ganar, la Strade Bianche, descargando la agenda de presión, yéndose a la París-Niza.

Para entonces habrá debutado en una carrera cuyo éxito no suele prolongarse en la primavera, la Het Nieuwsblad, a finales de febrero, lejos de las grandes citas del adoquín.

Dice Van Aert que para ella espera estar ya en forma, aunque descargado de competición, con hambre y chispa, con lo necesario para no volver a verle palidecer en los muros flamencos cuando VDP y Asgreen, entre otros, comiencen el baile.

Van Aert cuida de su forma, pero también de su compañía y reúne el mejor Jumbo Visma jamás «reunido» para las grandes clásicas

Sabe que de querer optar a lo máximo, solo es casi imposible, más cuando todos se giran, en caso de ruda, buscando tu rueda cuando un tercero ha salido por delante.

Ojo el ramillete de los amarillos para la primavera 2022 de Van Aert: Benoot, Affini, Roosen, Eenkhoorn, Teunissen, Laporte y Nathan Van Hooydonck, cuya ayuda en el desenlace de la Gante-Wevelgem fue clave para que Van Aert ganara en medio de mil gallos.

Planificación corregida, buen equipo, a Van Aert ya sólo le falta la inspiración, aquella musa que cuando se le aparece le hace un martillo frente a la resistencia de los rivales, pues él sabe que, el verde del Tour es un premio enorme, pero las clásicas para un belga, con la tricolor nacional en ristre, son otra cosa, son como el aire que respira y al bueno de Wout la suerte sólo puede sonreírle.

Imagen: A.S.O./Pauline Ballet

Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

#PoscastJS ¿Por qué el ciclismo pro se abona a kilometrajes juveniles?

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

La disminución en los kilometrajes no premia el gran fondo que se le supone al ciclismo

Cuando hace unos meses, recordamos las lindezas del Giro de Italia de boca de Eduardo Chozas, hablamos de su triunfo de etapa en 1984, cuando llegó solo a meta a Vasto tras una larga escapada en una jornada de casi 270 kilómetros. Hoy una jornada de esa longitud sería impensable en una gran vuelta, es más, los kilometrajes del ciclismo actual ha dejado las etapas maratón en el rincón de la historia abonándose a longitudes propias de categorías inferiores.

No pedimos que todas las etapas rebasen los doscientos kilómetros, pero sí que durante el trazado de una gran vuelta se premie el fondo, pero el fondo de verdad, la acumulación de kilómetros y los desenlaces que las grandes distancias saben propiciar.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Para hablar de ello invitamos a la pareja ciclista por antonomasia de Eurosport, Antonio Alix y el citado Chozas, para sondear la posibilidad de más kilómetros en etapas y de paso recordar cómo empezaron juntos a traernos ciclismo casi a diario a nuestras casas.

 

La charla surgió, como decimos al principio, por este tweet…

…y nos trajo a la memoria esas jornadas de ciclismo con grandes kilometrajes en una apuesta sin ambages por el fondo y todo lo bueno que éste nos trae, que no es poco, entre otras cosas esos desenlaces inesperados que vemos en cada monumento donde Asgreen es capaz de ganar a Van der Poel y Pogacar a Alaphilippe.

Imagen: A.S.O./Pauline Ballet

Continuar Leyendo

TWITTER

Extra time para Alejandro Valverde.
A pesar que muchos repitan que no se le puede exigir nada a estas alturas, uno no alcanza su excelencia siendo complaciente.
¿Qué podemos espera de él?

https://joanseguidor.com/2022keys-temporada-final-de-alejandro-valverde/

Dice esto Indurain y me pregunto ¿cómo no vamos a acordarnos de él?

https://joanseguidor.com/recuerdo-miguel-indurain-dia-retirada/

Es curioso, preguntan en redes qué os sugiere el nombre Movistar Team, y la gente sale a tropel a reprocharles el bajo rendimiento de Nairo Quintana.

Habría que tener un poco de memoria, y recordar que en esa relación, las dos partes ganaron MUCHO

https://joanseguidor.com/nairo-quintana-le-debe-mucho-a-movistar/

Cambios en el calendario, un mejor equipo a su lado... Wout Van Aert pone los medios para que los monumentos empiecen a caer de su lado.

https://joanseguidor.com/van-aert-temporada-2022/

Load More...

Lo + leído