Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclismo antiguo

Cada estrella colombiana tiene una gran historia detrás

Publicado

en

Rigoberto Urán JoanSeguidor
Shimano 2021 Junio

Razones para explicar el desmedido entusiasmo por el ciclismo colombiano

¿Qué le pasa al aficionado del ciclismo colombiano, que al tiempo que glorifica a sus ciclistas, también los lapida?

¿Y por qué muchos los defienden, casi religiosamente, a capa y espada independiente de la derrota o victoria?

Inevitablemente, las condiciones sociopolíticas de Colombia han estado ligadas al ciclismo.

Todos los países han tenido problemas, guerras, dificultades… pero no sabría decir si el caso colombiano es singular.

Y es que cuando nació la Vuelta Colombia en 1951 fue en medio de una guerra civil llamada “La Violencia”, época en que se produjo el “Bogotazo”, el asesinato de un líder liberal con aspiraciones presidenciales en 1948, desencadenando un conflicto con un saldo de más de 3.000 muertos.

Selle italia

El ciclismo pasó entonces a ser un bálsamo necesario para olvidar la cruda realidad, entonces con los escarabajos rápidamente empezaron las hazañas no sólo dentro del país, también en el exterior.

Con la Vuelta a Colombia las noticias cambiaban, la realidad del país estaba puesta en estos hombres que competían por regiones, pero las rivalidades se solventaban encima de la bicicleta y no de otras maneras.

En los ochenta, en tiempos de Miguel Ángel Bermúdez, el ideólogo de llevar un equipo amateur al Tour de Francia, Colombia pasada por la época de Pablo Escobar, y con ello, por el narcotráfico, del que los ciclistas no fueron ajenos a ello, y más aún, dentro de circulo ciclístico se encontraba el hermano de Pablo Escobar, quien también fue ciclista profesional y luego director de equipo.

 

Efectivamente, una relación peligrosa con este deporte, que cobró con cárcel y con la vida a más de un escarabajo que quiso probar la gloria no con sus piernas sino como mula.

Gonzalo Marín, ganador de varias etapas en la Vuelta a Colombia, fue uno de los ciclistas que perdió su carrera y su vida, producto de negocios en este mundo ilegal.

Alfonso Flores, uno de los ciclistas más recordados por ganar el Tour del Porvenir en 1980 fue asesinado por sicarios, sin que su crimen se resolviera.

En el libro de Matt Rendell «Reyes de la Montaña» se dice que fue porque pasó de triunfos en la carretera a triunfos de corazones con dueño, líos de faldas con narcos que no perdonan.

Volviendo a Miguel Ángel Bermúdez, éste se salvó de un atentado de un “carro bomba” que se vincula a la venganza por expulsar al hermano de P. Escobar de un evento ciclístico en el que él iba como reportero.

Consecuentemente, el recelo y la desconfianza caía a todo colombiano que llegara al exterior, estigmatización que aun persiste en nuestros días, lo cual es motivo de vergüenza.

[elementor-template id=»36790″]

 

Pero afortunadamente hay gran potencial humano de calidad (no sólo en los deportes, también en las simples relaciones interpersonales), buenos representantes que logran limpiar la imagen en el exterior y romper la estigmatización que por décadas se ha ganado la mala fama.

Y a pesar de las condiciones sociopolíticas y culturales de Colombia, sus habitantes están orgullosos de haber nacido en este país, sí, un país “tropical” donde el sol brilla 365 días sobre el firmamento, incluso a 2600 metros o más: tal vez esa seguridad de que el sol va a estar al día siguiente es la forma como se acepta el paso del tiempo.

Pero para esa condición de esperanza, el colombiano medio debe aferrarse ya sea a pequeños o grandes detalles, de su familia, de sus amigos, de la variada geografía y clima del país, de la misma espiritualidad, siendo un país mayoritariamente católico, aunque con huellas de un pasado indígena que consideraba sagrados los cerros y las lomas en donde pensaba vivía alguna divinidad.

Por eso es frecuente encontrar en la cima de alguna montaña o cerro de Colombia, una cruz o virgen como sitio de peregrinación y a la vez paso de rutas ciclistas.

Y como dice Matt Rendell, la escalada en una sociedad fervientemente religiosa, se convierte en un peregrinaje para el alivio de penas por medio del sacrificio que implica llegar a la cúspide y luego la redención.

Parecería que el mismo país en sí mismo es un cerro empinado que hace moler las piernas y sufrir a quien lo sube para luego llegar a lo alto y descansar con satisfacción, con la esperanza del sol del nuevo día, así se repita una y otra vez.

 

Sea como fuere, un aficionado colombiano se aferra con esperanza a la mínima gota con la que pueda saciar la sed de felicidad y alegría tan buscada por el hombre, en medio de un desolador panorama en donde diariamente se registra un hecho violento.

Por eso se aferra a la alegría y a la felicidad que genera el ciclismo colombiano, para él es motivo de orgullo, pues detrás de cada ciclista hay una historia de resiliencia y superación ante las dificultades y ejemplo para muchos jóvenes que lo necesitan como imagen, de que se puede hacer las cosas muy bien sin necesidad de coger malos caminos en la lucha del diario vivir.

Si uno indaga en la motivación que lleva a un ciclista verá que no sólo será por las oportunidades económicas, reconocimiento o fama, o porque simplemente sea bueno, se suma que, ante las presiones diarias de la sociedad colombiana y el constante bombardeo de noticias desalentadoras en términos sociales, influye la sensación de catarsis y libertad que proporciona la bicicleta.

Historias de superación como Rigo, al que paramilitares le asesinaron su padre, o como la de Higuita quien “se libró por uno minuto de un tiroteo a la puerta de su casa en el que murieron tres niños de su edad, 13 o 14 años en las comunas de Medellín” (Carlos Arribas, Diario El País, 2020), y de seguro decenas de historias saldrían.

Detrás de cada pedalada del ciclismo colombiano hay una historia personal que inevitablemente se une al entorno social

Por eso y aunque se trate de un deporte, las entrevistas en los medios de comunicación a veces se dirigen a la situación del país.

Cuando Lucho Herrera gano la Vuelta a España 1987, ante una pregunta que le hicieron los periodistas, respondió:

Mi mayor deseo, en este momento en que me acabo de coronar como campeón de la Vuelta a España, es que en Colombia haya paz, paz, mucha paz, entendimiento entre todos los colombianos, que el deporte y en especial una conquista como ésta sirve para unificarnos”.

Sin embargo, la violencia en Colombia no da tregua y siendo Lucho ya rey del ciclismo en Colombia, no hubo reino que lo protegiera del conflicto interno, pues en 2000 fue secuestrado en su natal Fusagasugá, misma suerte que corrió, Oliverio Rincón, ganador de etapas en las tres grandes, pero este siendo secuestrado dos veces el mismo año.

En la segunda gran vuelta ganada por un colombiano, Giro de Italia 2014, como si se tratara de un déjá vu o Lucho le estuviera susurrando al oído, Nairo dijo en el podio:

Colombia no es guerra, Colombia es paz, Colombia es amor”.

Covadonga- Nairo Quintana JoanSeguidor

El “sueño” de Lucho se hizo “realidad”, aparentemente, años más tarde, con el Acuerdo de Paz firmado entre el Gobierno y las FARC, el mismo año en que Nairo Quintana sucedería a Lucho en ganar en Lagos de Covadonga.

Estas fueron sus palabras ese día, cuando le preguntaron al respecto:

La verdad es un momento histórico para nosotros, muy emocionado porque era un paso que necesitábamos dar. Y ahora nosotros todos los colombianos tenemos que apoyar este paso y todos los colombianos podamos vivir en paz…»

Es interesante la respuesta de Nairo a Carlos Arribas del diario El País cuando este, le pregunta:

¿Ha influido tanto como se escribe el ciclismo en la conciencia colombiana y en el proceso de paz? “-

Se ha hecho un trabajo. Hemos sido unos conductores para ese proceso. Desde que había la guerra nuestras alegrías eran como pañitos de agua tibia para tanta gente que había sido afectada, y luego, a medida de eso, fuimos conductores de esa paz de ir relacionando esto con esto; nosotros, los deportistas en general, y luego, los artistas, para que se llevara a cabo este proceso. El presidente ha apostado por eso y, como en todos los lados, ha tenido críticas fuertes, ha tenido otras críticas favorables

Similares ideas comparten los ciclistas, independiente de la región natural de Colombia, en pro de mejorar la imagen a nivel internacional.

Declaración de Fernando Gaviria, respecto a su apodo “El Misil Gaviria”:

«No me gusta este apodo porque hace referencia a la guerra… Colombia es ya un país criticado por la guerra, las armas, el conflicto armado. En el deporte tratamos de cambiar esta visión. Colombia es un país como los otros, no es un país del Tercer Mundo«.

 

Paradójicamente y remando contra el destino, en las mismas fechas en que Nairo se coronaba campeón de la Vuelta España 2016, expresó:

Que el mundo entero sepa que nuestro país es paz, es deporte, es amor«.

Cuatro años más tarde, el 11 de septiembre los medios de comunicación titulaban la realidad:“Masacre en Bogotá”, en relación a los más de diez manifestantes asesinados en protestas contra la Policía, y paradójicamente también, en la misma semana en que se conmemoraba el Dia Nacional de los Derechos Humanos, el 9 de septiembre.

Tres jóvenes muertos dejaron estas confrontaciones, en el municipio de Soacha, donde nació Daniel Felipe Martínez, mismo lugar donde fueron engañados más de un centenar de jóvenes en la primera década del 2000, con promesas de empleo y finalmente víctimas de lo que se conoce como ejecuciones extrajudiciales.

Etapa 13 de Tour de Francia 2020

Pocos kilómetros antes de coronar el Pas de Peyrol (Le Puy Mary), las letras en el pavimento 2SOS Masacre»eran un llamado de auxilio de una población queriendo ser escuchado, en un país donde un porcentaje de la gente, eso sí, incluyendo el Gobierno, estaba más preocupado y sentidos por los daños de infraestructura ocasionado en la ciudad que por las pérdidas humanas.

En un país donde expresarse ante los notables hechos de injusticia y corrupción del Gobierno es sinónimo de “castrochavismo” o “adoctrinamiento izquierdista”, resulta peligrosa esta estigmatización si se tienen en cuenta los cientos de lideres sociales y ambientales asesinados a lo largo del año 2020, más de 200 muertos.

Es la realidad que se vive, no se puede ocultar, así como no se pudo ocultar cuando la televisión pasó por encima del mensaje de SOS en el pavimento.

Y me pregunto ¿en algún otro país pasa algo mínimamente parecido?

Por eso, valoramos, gran parte de los aficionados, cada ciclista de Colombia, porque sabemos el contexto de lo que se vive en el país, y sabemos que hay tener mucho valor y fuerza de corazón para lograr el puesto que se han ganado, sin saber por las dificultades que haya qué tenido que pasar, porque al parecer el cicloturismo en algunas regiones rurales ya es declarado objetivo militar.

Ante esto se tiene que lidiar, y por eso nuevamente gran parte respetamos y admiramos el poder de resiliencia de los escarabajos colombianos.

En Colombia hay mucha gente que aún cree en el enemigo invisible del comunismo como el causante de todos los males del mundo.

Décadas de violencia y confrontación armada entre la guerrilla, paramilitares y el ejército, y con los medios de comunicación como influenciadores de la sociedad, han formado la idea que todo vestigio de protesta o reclamo es obra del comunismo, y que por ello se justifica la guerra, se justifican los asesinatos, se justifica la vulneración de la libertad y de los derechos humanos, incluso se justifica acabar con la paz, objetivo logrado por el actual Gobierno.

No sobra mencionar que en Colombia ganó el “No a la paz” por un 51% cuando se realizó el plebiscito del Acuerdo de Paz, lo que evidencia una polarización y estigmatización enorme entre unos y otros.

Finalmente aún no hay llegado el entendimiento ni la unificación que pedía Lucho Herrera.

El mismo Nairo se ha visto duramente criticado por fotos con el expresidente Uribe (hoy en casa por cárcel), aún cuando Nairo declaró varias veces su apoyó al proceso de paz.

La combinación de Cruz para tu portabicicletas

Claro ejemplo, de la polaridad de este país, lo describe esta columna sobre Egan Bernal.

Las críticas a Egan, simplemente, corroboran el vacío de una sociedad azotada por la violencia que requiere de figuras que llenen un vacío de las mismas frustraciones, y repito: si en un país gana el «No a la paz» no es extraño este tipo de linchamiento; años de violencia han dejado secuelas y cicatrices difícil de olvidar en un sector de la sociedad que no está dispuesta al perdón y a la reconciliación, y cuando pasa esto, de alguna forma se exterioriza.

No digo que los que critican a Egan sean de un partido político x o y, pero como dicen algunos ciclistas, “es lo que hay”.

Mismamente, se me tildara con algún calificativo no tan agradable al final de este escrito.

¿Quién sabe cuántos de esos fans que apoyan y corren tras los colombianos en las carreteras europeas, tuvieron que salir exiliados por el riesgo del conflicto armado o por alzar la voz denunciado algo hecho de corrupción o irregularidad?

Y, aun así, en el país que se encuentren, guardan un profundo sentimiento orgullo, de alegría y felicidad por esta tierra, a pesar de todo, y esto mismo lo reflejan los ciclistas cuando ganan, lo refleja las decenas de colombianos gritando apoyando sus ciclistas

¿Por qué tanto arraigo en la pasión por este deporte?

Estos representantes son la cara bonita de un país rico en culturas, biodiversidad, climas, gente; es la manera de decirle al mundo “somos más que un pueblo violento y estos ciclistas son prueba de ello”.

Es bueno conocer el contexto de lo que se vive en Colombia, porque de alguna manera u otra esto ha influido para tener este tipo de pasiones, lo digo sin ser psicólogo o sociólogo, pero supongo que algo tendrá que ver.

En medio de un país en el que se reprime o censura a quien osa reclamar condiciones dignas, la actuación de nuestros ciclistas es un desahogo profundo y liberador, y que tal vez por ello se celebra con tanta pasión.

Son la representación misma de la idiosincrasia colombiana… la tenacidad, el sacrificio, el valor de cada ciclista enfrentando un puerto, es el homólogo de superar un panorama socioeconómico y político que no es el mejor, pero que tiene ante sí, el orgullo de haber nacido en esta tierra.

Finalmente, es el mismo orgullo de los aficionados belgas, italianos, franceses, eslovacos, vascos o españoles, etc., que sienten por su país y que por ello ondean su bandera al paso de la caravana multicolor.

Por J. Viasus desde Bogotá

Castelli GIRO
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo antiguo

Campus Melcior Mauri: Miguel Indurain nunca tiene un no para nadie

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Así fue el paso de Miguel Indurain por el Campus Melcior Mauri

Cuando Melcior Mauri y yo invitamos a Miguel Indurain al Campus Melcior Mauri no puedo menos que irme a recuerdos de juventud, de aquellos veranos de estar viendo el Tour de Francia forjando el amor que le tengo a este deporte. Y después de ver la etapa coger la bicicleta e ir a hacer el loco por los sitios.

El día que me marcó fue la crono de Luxemburgo, aquello fue un espectáculo, brutal. No sabría decirte qué hacía ese día en cuestión, pero fue un pelotazo.

Otro año, fui en bici desde Tarragona, donde vivía, hasta un final de Volta en Salou. Dio la casualidad que, saliendo del Paseo Jaume I, Miguel me adelantó con Gerard Rue y algún compañero más. Les pude seguir hasta su hotel en Cambrils. Entonces no había redes, pero sí teléfono para llamar a todos los amigos.

Etape 400×400 Junio
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Ya habíamos invitado a Miguel Indurain al Campus Melcior Mauri de hace cuatro años.

Selle italia

Fue muy bien, pero la gran diferencia respecto a entonces fue el volumen de gente. Esta vez hubo menos.

En 2017 no le pudimos tener tan cerca, estuvo mas disperso entre la gente, se tuvo que repartir entre los grupos. Esta vez, al ser menos le tuvimos más en exclusiva.

Puedo decir que Miguel es un profesional de estos eventos, tiene tablas, se nota que está habituado a hablar con cualquiera de una manera que pareciera le conoce de toda la vida. Para nosotros él lo es todo, muy conocido, pero sin embargo el trato es recíproco.

Hicimos una salida larga desde Cambrils, por montañas de Prades, Conca de Barcerá, Poblet, Ulldemolins, Morera Montsant, Escaladei, Riudoms y Cambrils. En total 175 kms y 3200 metros.

Rocacorba – 1024×300

Tras seis horas de marcha podemos decir que está muy en forma

A Indurain no lo aguanta cualquiera. Él pone el ritmo, le gusta estar delante, como cuando era ciclista y mover mucho desarrollo, con cadencia baja, al tran tran y ritmo fuerte.

De vuelta nos llevó él por el falso llano favorable en bajada desde Ruidoms, pero viento en contra y mucho calor. Se puso delante y nos llevaba a 45 por hora.

A pesar de rodar con 35 grados, él iba con una térmica bajo el maillot, soporta el calor muy bien nos dice. Qué suerte.

Para esta salida éramos un grupo reducido, unos ocho ciclistas y resultó una experiencia única. En la zona de la Mussara, en el Coll de les Llebres, el coche de asistencia se adelantó un poco. Marc -el conductor- preparó un poco de avituallamiento en la cima, antes de llegar nosotros. Allí había un grupo de cicloturistas.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



«¿Para quién preparas esto? ¿para nosotros?» Le bromearon…

Les respondió que venía Indurain y se rieron. Pero a los cinco minutos Indurain estaba ahí, con su casco blanco y Pinarello roja. Acabaron todos haciéndose una foto con él.

Miguel Indurain nunca tiene un no

En Prades pasó algo similar, pero con unos suizos.

Por el camino tienes la suerte de charlar de muchas cosas. Sobre ciclismo y territorio, entre otras. Le gustó mucho la tranquilidad de las carreteras, cómo estaban cuidadas, el destino es un buen sitio para practicar cicloturismo.

Al ritmo que fuimos, adelantamos varios grupos y a todos los saludaba. Muchos de ellos creo que ni fueron conscientes quién les estaba adelantando. Uno sí lo fue, subiendo hacia la Mussara, le adelantó y le saludó, cuando se percató, en plena marcha se sacó el móvil y le hizo unas fotos, sin una mala cara por su parte.

Para el Campus Melcior Mauri, Miguel Indurain estuvo tres noches. Vino él solo, con su furgoneta y bici impecable, incluso el día después la lluvia. Obviamente llevaba freno de zapata. “No hace falta frenar tanto si quieres ir rápido” nos dijo.

Por Jaume Rué, desde Cycling Costa Daurada

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

El quinto Tour de Froome pudo ser el primero

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

¿Qué habría pasado en el Tour de Wiggins si Froome no le hubiera esperado?

Anda la gente dándole vueltas a quién será el líder del Team Ineos en el Tour de Francia, que si Carapaz, que si Geraint, que qué pasa con Tao… muchas conjeturas, nos pone el morbo, y también algunos antecedentes para saber que el líder seguramente, no lo tengan claro ni ellos, que no siempre salen con un plan nítido y que la carretera acaba marcando el pasado, es decir nada que recuerde al Tour de 2012, en el que el liderato de Wiggns sobre Froome estuvo incluso por encima de lo que a veces vimos en la televisión.

Y es que como el sucedió a Miguel Indurain con el sexto Tour, ahora todos vemos que el de 1990 pudo haber sido su primera opción, ya sabéis a todo pasado…, también creemos que el quinto Tour de Froome pudo haber sido el primero que acabo en el podio, pero subyugado ea Wiggins.

El plan del entonces Team Sky era claro.

pro_ad_display_adzone id=»41130″]
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



En un trenecito, posiblemente uno de los primeros de la historia, «UK Postal» llegamos a llamarle, Chris Froome era el penúltimo en quemarse.

Selle italia

Antes que él iban, recordaréis, Christian Knees, Mark Cavendish con el maillot irisado, Boasson Hagen, Michael Rogers y Richie Porte, antes que entrara en acción el dúo Froome-Wiggins, que acabó primero y segundo en la general.

De aquella alineación se cayó en las primeras etapas Siutsou. 

Ese equipazo rodeó a Bradley Wiggins en una edición en la que las cronos tuvieron una cuota casi inédita desde entonces.

Rocacorba – 1024×300

La parte más arriesgada de querer ganar con Wiggins a toda cosa era que en cualquier momento las costuras podrían quedar a la vista de todos.

El inglés en las subidas flojeaba con los cambios de ritmo y aquel Froome era una máquina de triturar rivales pared arriba.

Todo lo que no fuera subir a ritmo era matador para el inglés.

Nibali, el rival más cercano, tentó la suerte, pero lo cierto es que la pareja inglesa, rodeada de los australianos que iban antes, era muy complicada de abordar.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Pero hubo dos momentos, un par de instantes, en los que Froome tuvo a Wiggins a su merced, sólo con tratar de contener a los rivales -Cadel Evans no anduvo en ningún momento como el año anterior- y marcar el ritmo veía como el maillot amarillo entraba en crisis.

Se produjo alguna escena que, vista desde la perspectiva de Wiggins, suena ofensiva, con Froome mirando todo el rato para atrás, como evidenciando que su compañero no daba más de sí.

No sé qué suerte hubiera corrido Froome en ese Tour, pues en las cronos Wiggins era dinamita, pero tampoco me extrañaría que Froome piense ahora en esos momentos y divague qué habría pasado si hubiera volado solo.

El ciclismo es una sucesión de trenes, Froome no estaba designado para ganar ese Tour, pero visto ahora, ese pudo haber sido su quinto Tour.

 

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

El deshollinador que ganó el primer Tour

Publicado

en

Por

Shimano 2021 Junio

Maurice Garin, el primer ganador del Tour, nos desvela una curiosa historia

El primer Tour, en su planteamiento inicial, no tuvo éxito por la falta de inscripciones, como si nadie se postulara a ser el ganador.

O nadie se viera ganador del primer Tour. 

Se tenía que celebrar en realidad en el mes de mayo. Los organizadores se vieron obligados a retrasar la competición un par de meses, dando más facilidades a los ciclistas para formular su participación y concediendo como atractivo, además, unas sustanciosas ventajas económicas. Se rebajaron incluso los derechos de inscripción de 20 a 10 francos, y, por otra parte, se aquilataron las dietas y premios de una manera más incentiva.

Se alinearon efectivamente en la línea de salida, emplazada en la misma París, 76 participantes, llegando a término tan sólo 21. La carrera finalizó a las afueras del suelo parisino, en la población Ville-d´Avray, dado que las autoridades no osaron a conceder el permiso correspondiente para que pudiera concluir en la misma capital francesa. Se cubrieron 2.428 kilómetros distribuidos en seis etapas, lo cual representaba una media por día del orden de 404 kilómetros, un dato ejemplar vivido en aquellos tiempos lejanos. De las seis etapas celebradas, aparte de vencer en la última jornada, fue ganador de la primera etapa, que concluía en Lyon, y en la quinta, con llegada a Nantes.

Etape 400×400 Junio
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Selle italia

 

Maurie Garin, con sus 32 años y luciendo sus amplios bigotes engomados, alcanzó gran popularidad en la ronda gala, que se adjudicó con tres horas de ventaja sobre su compatriota René Pothier. Lo curioso del caso es que Garin, considerado francés más que otra cosa, había nacido en territorio italiano, y más concretamente en el Valle de Aosta, en un pequeño pueblo denominado Arviers, un diminuto conglomerado de casas, que no figuraba ni siquiera en los mapas regionales. Su familia pasó muchas penalidades para subsistir.

Nada mejor, pues, que emigrar al país vecino: Francia, en donde le cupo el honor de ejercer los más variados oficios con el fin primordial de ganar unos dineros que le sirvieran de alivio para él y para los suyos, una prolífera familia. Probó los más variados oficios; a cuál más duro. Hizo de minero, de albañil y incluso de deshollinador antes de adentrarse o identificarse en el mundo del ciclismo.

Rocacorba – 1024×300

 

Henri Desgrange, el precursor y director de varias ediciones del Tour de Francia
Garin, antes de llegar a ser calificado como digno “gigante de la ruta”, se había distinguido por su perseverante espíritu luchador, muy regular en su pedaleo y poseedor de una admirable resistencia frente a los esfuerzos que le obligaban el ciclismo. No era un corredor de mucha envergadura. Su altura era de un metro con 63 centímetros y un peso de 61 kilos. Se le denominaba en su época comúnmente como el “pequeño deshollinador”, recordándole sus ingratos principios.

Luego, lo que son las cosas, resultaría que el Tour de Francia le abrió inesperadamente las puertas de la fama. Contribuyó también su carácter enormemente locuaz, y a la vez un tanto pintoresco y hasta excéntrico. Le gustaba llamar la atención ante el gran público y eso constituyó un aliciente que le dio enorme popularidad, aunque procediera en su origen de territorio italiano, toda una paradoja.

Maurice Garin se impuso en su primera edición registrando un promedio de nada menos 25,679 kilómetros a la hora, cifra meritoria si se tiene en cuenta que las bicicletas de entonces solían pesar del orden de diecisiete kilos o más. Pedaleaban los ciclistas provistos de piñón fijo, equipados con pesados neumáticos de 400 gramos de lastre. Se debían preparar y entrenar por sí solos sin ayuda de nadie. Hubo etapas que duraron como mínimo unas diecisiete horas.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Toda una pesadilla con sufrimientos de toda índole. Se dice que Garin, al término de una dura jornada, devoró entera una pierna de cordero ante el asombro de las gentes allí presentes. Un hecho insólito. La primera etapa, sirva de ejemplo, se inició a la una de la madrugada bajo las luces mortecinas de los automóviles acompañantes…

Por Gerardo Fuster

Imagen tomada de http://www.welt.deINFO

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

#PodcastJS Eugeni Berzin, ese gran olvidado

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Entre los ganadores del Giro, pocos se acuerdan de Eugeni Berzin

En la carrera loca que imponemos a los chavales más jóvenes, fruto de su calidad y de su rápida explosión, es bueno acordarse de algunos que, en la historia, estuvieron muy arriba, muy rápido y tan como llegaron se fueron, hablamos de Eugeni Berzin.

Para quienes tenemos una edad el ruso fue uno de esos fenómenos que se ven cada cierto tiempo.

Prometedor ciclista, su explosión en 1994, hace 27 años, fue de las que no se pueden olvidar.

Rocacorba – 1024×300

Eugeni Berzin empezó ese año con sensaciones muy diferentes a cómo lo concluyó

Empezó siendo uno más en la tremenda estructura que la Gewiss, la famosa Gewiss, montó para ese año.

En ese equipo empezó a destacar rápido Giorgio Furlan, ganador, entre oras cosas, en San Remo, pero rápido un rubio ruso empezaba a asomar por plazas de honor en carreras del prestigio de Tirreno, Itzulia o Criterium Internacional, una carrera de dos días, entonces muy apreciada.

Selle italia

Era Eugeni Berzin y Nacho Silver, nuestra memoria más fiable de aquellos días, ha venido a recordárnoslo.

Tras ese inicio, Eugeni Berzin dio la campanada en la Lieja-Bastogne-Lieja, sacándole los colores a un coco aquellas fechas, Tony Rominger.

Días después la Flecha Valona que más ha dado que hablar en la historia.

Pero lo mejor estaba por llegar, una victoria en todo un Giro de Italia, el que pudo ser el tercero de Miguel Indurain.

Por que Eugeni Berzin fue el tercer vértice en la Flecha Valona de nuestras vidas, aquella del Mortirolo y Aprica.

 

Luego quedó ahí, todo se quedó ahí, hubo algún fogonazo, líder puntual del Tour, podio en el Giro del año siguiente, nunca más Eugeni Berzin volvió a ser aquella maravilla que explotó con 24 años, una edad que en esas épocas era muy temprana, como los 20 ó 21.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



 

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

TWITTER

"Egan dijo un día, bueno, ya he ganado el Tour y ¿ahora qué?" @santiagoboter13

https://www.ivoox.com/santi-botero-8220-nairo-es-ciclista-del-pueblo-8221-audios-mp3_rf_71670880_1.html

#PodcastJS

Santiago Botero: "Nairo es el ciclista del pueblo"

https://joanseguidor.com/nairo-estrellas-colombia/

#PodcastJS

Después de 15 años agarrándose a competir por medio mundo, no se puede dudar de la pasión por el ciclismo de Sevilla y Mancebo.
Otra cosa es lo que hicieran, que ya pagaron por creces...

https://joanseguidor.com/oscar-sevilla-paco-mancebo/

El injusto estigma que arrastran Oscar Sevilla y Paco Mancebo

https://joanseguidor.com/oscar-sevilla-paco-mancebo/ by @JoanSeguidor

"La gente a veces no entiende que actuaciones como las de Dani Martínez en el Giro dejan mejor sensación incluso que el líder" @santiagoboter13

https://www.ivoox.com/santi-botero-8220-nairo-es-ciclista-del-pueblo-8221-audios-mp3_rf_71670880_1.html

#PodcastJS

Load More...

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.