Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Mikel landa

Tour: Landa, Nairo y Movistar, tres son multitud

Publicado

en

Moivstar Tour JoanSeguidor
World Fondo WT – Epic

En Movistar cuentan más las dos bazas para el Tour que la propia gestión de las mismas

Cada inicio de Tour, en las previas, los buenos deseos prenden en la familia del Movistar.

El padre, Eusebio, hablando en ese tono casi ecuménico: «El Tour sin Froome es como el rebaño sin el pastor«.

Los capos, por que son capos, aunque se dijera que había uno, expresando deseos y el comentario unánime que los azules presentan un equipazo.

Viene el Movistar crecido de la primera grande que han corrido con el sentido de equipo que han vendido tantas veces.

La victoria de Richard Carapaz, el quinto o sexto en las apuestas para el Giro, les sirve de asidero para decir que el Tour está en su punto de mira.

Un grupo, un espíritu que quieren resucitar en Francia, en julio, algo que no es sencillo, porque si algo se resiste en «chez Unzue» es ese Tour que alardean de haber ganado siete veces, cinco de ellas firmadas por un corredor que no asistió a la fiesta de conmemoración del equipo, hace unas temporadas, por razones no explicadas públicamente, aunque conocidas en el ámbito privado.

Este Movistar me lo han cambiado

SQR – Cerdanya Cycle

 

El Tour de Francia es una piedra en el zapato del Movistar, la única grande que no ha ganado el equipo bajo patrocinio telefónico, y no es casualidad que así sea.

El Movistar que muchos señalan como uno de los equipazos de la carrera, no es la primera vez que viene con llenazo de estrellas a Francia.

Pero la estrategia que pareció rodar sola en este Giro, ha sido la excepción y no la norma.

 

Eusebio Unzue habla de dos cartas para el Tour, curioso, porque no hace mucho, y en varias ocasiones, hemos oído a Nairo Quintana decir que el técnico le juró y perjuró que él era el único y gran líder de los celestes.

Nairo Quintana compartirá capitanía con Mikel Landa, mientras Alejandro Valverde dice borrarse y ofrecerse como mediador.

Ni que esto fuera un matrimonio.

 

Sobre el papel Nairo y Landa parten en la zona media de favoritos para el Tour.

Incluso si nos apuráis, diríamos que el colombiano es más fiable, habida cuenta de su trayectoria.

Cuando se escribe de Nairo se recuerda bien: cinco participaciones y tres podios, un lujo, un lujazo que pocos pueden contar.

Un lujo que muchos sacan a relucir, como la Vuelta y el Giro que un día ganó, obviando que en este mundo vivir de rentas es hacerlo peligrosamente, y Nairo parece vivir de eso, últimamente.

El Movistar que su director le prometió capitanear no incorpora su mano derecha, el valioso Winner Anacona, en lo que parece una declaración de intenciones.

 

Intenciones que en el equipo de los frailes hablan de decisiones salomónicas, meter un ciclista de la confianza del colombiano, implicaría situar otro al lado del otro líder, Mikel Landa.

Pero ¿quién es la mano derecha de Landa en Movistar?

Las rebajas en Santa Fixie tienen chollos al 50%

En el enigmático alavés todo son preguntas y casi ninguna respuesta.

Tan enigmático como saber qué será de él en este Tour.

 

Si Nairo dice que él es el jefe, Landa asegura que se ve en el podio

Poco corral para tanto gallo, a no ser que prefiera dos en el podio, a luchar por la victoria.

Eso ya lo hicieron en su tiempo, y a Froome le cayó el segundo Tour con menos dificultades de las que pudo haber pasado.

Landa y Nairo, los dos en Movistar, ya se sabe lo que pasa cuando tres son multitud.

Su carrera es una eliminatoria, primero ganase la jefatura del equipo, y luego, resuelto el embrollo interno, ir a por los rivales, que no son pocos.

Tener dos bazas es siempre importante en una carrera así, pero gestionarlas bien lo es más.

En el Ineos, el año pasado Sky, demostraron saber hacerlo, de puertas hacia afuera entre Geraint y Froome.

Que sepan hacerlo en los celestes, como lo hicieron en el Giro, será la clave para sacar la cabeza entre tanto gallo con ganas de probar la gloria del Tour.

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mikel landa

Mikel Landa habría sido un ciclista brillantísimo en otro tiempo

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

Con cronos maratonianas, Mikel Landa podría haber sido un ciclista de culto

Muchas veces me he preguntado, estos últimos años, qué habría pasado con un ciclista tipo Mikel Landa o Nairo Quintana en aquellos tiempos en los que la suma de las cronos del Tour superaba 100 kilómetros.

Es obvio que esperar, en el corto plazo, que vuelvan aquellas cronos a las grandes vueltas es mucho esperar, pero entre aquello y la actualidad hay matices.

En todo caso, sí que es cierto, que ciertos corredores de la actualidad se han beneficiado de esta tendencia de una manera más que evidente.

Shimano Sep 2022 – Post

Entre otros, como dije, Mikel Landa.

Esta misma semana, en la rueda de prensa previa a la vuelta al cole del Bahrain, Mikel, junto a Pello Bilbao, ya han dicho que el Tour de Francia entra en la lista de prioridades de 2023.

La casi total ausencia de kilómetros contra el reloj de la carrera francesa juega a favor de obra frente a la elección por el Giro de Italia.

Mikel Landa sigue en las mismas que cuando fue podio en el Giro de 2015, centrando su suerte en generales y buenos puestos al final de las tres semanas.

En su relación de deseos para el año nuevo pide, por eso, otra cosa: «Volver a ganar«.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Y ahí es donde yo quiero entrar.

¿Qué tipo de ciclista habría sido Mikel Landa de no haberse centrando en generales?

En caso que las cronos fueran las de hace 20 ó 30 años, habría sido complicado verle disputar una plaza en la general, pero ello nos hubiera descubierto otro perfil de ciclista.

Gafas de Shimano, tres opciones para las rutas que nos esperan

Yo me voy al Landa que acaba de fichar por el Team Sky y gana una etapa de la Itzulia o al mismo que debuta en Movistar alzando los brazos en Tirreno.

Un corredor con una clase brutal sobre la bicicleta, que por postura y movimiento en la misma, asombra por la facilidad que transmite y la solvencia con la que ejecuta el objetivo.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Sin esa obsesión por el puesto en la general, Mikel Landa podría haber sido un ciclista brillantísimo, aún más, si cabe.

En el ciclismo actual, salvo que seas Pogacar o Vingegaard, es muy complicado centrarse en la lucha por el podio en una grande sin renunciar a todo lo demás.

Así lo vemos en cada grande que disfrutamos, así nos lo dijo en su día Pello Bilbao: «Hay que ser muy muy muy bueno para ir a por etapas y al mismo tiempo disputar la general«.

Landa fue tercero en el Giro 22 y cuarto en el Tour 20 después de tres semanas midiendo cada esfuerzo, sin pensar en el día ni en el objetivo puntual, al tiempo que gratificante, de la etapa.

¿Cuántos ataques agarrado de abajo nos hemos perdido por seguir centrado en generales?

Todo parece indicar que seguirá en las mismas el año que viene, aunque espero que esa tarde de Lombardía que tan buen recuerdo le trae, juegue su papel y se líe la manta a la cabeza.

No son muchos los ciclistas que aúnan carisma y clase como él, twitter ciclismo acabaría en brasas…

Continuar Leyendo

Mikel landa

Los caminos de Mikel Landa son inescrutables

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

Con tres podios en carreras top es complicado definir el año Mikel Landa

Este Mikel Landa, hay quien dice que sólo puedes quererlo, otros que merece fe ciega y algunos que lo consideran un bluff.

¿Quién se habría jugado los cuartos a su podio en el Giro de Lombardía?

Desaparecido durante grandes tramos de la campaña, tras una Vuelta a España muy mala, llega al último monumento del año para disputarle la corona, con Remco de boda, a los dos tíos más en forma del pelotón.

Shimano Sep 2022 – Post

La foto lo dice todo, Enric Mas, Tadej Pogacar y semiescondido Mikel Landa, tras aguantarles en Civiglio, cazarles antes de San Fermo y entrar tercero.

FB Il Lombardia

Había euforia entre los defensores de lo español en el ciclismo el sábado por la tarde, pues se metieron cuatro entre los seis primeros ,en un resultado que siendo muy bueno no es significativo de lo que es el ciclismo español ahora mismo, pues abriendo el foco, si algo tiene el ciclismo ahora mismo en este lado de los Pirineos es que no es de cantidad y sí de calidad.

Son pocos los nombres que veo ahora mismo en el máximo nivel, y Lombardía, sin ser un espejismo, fue también una confluencia de factores.

También es cierto que Pogacar, que le disputa y gana sprints a Van Aert, tuvo dos excelentes compañeros de aventura para acabar ganando su segundo Lombardía.

Si Enric Mas no destaca por ser rápido, lo de Mikel roza la tragedia en llegadas de grupo

No obstante, creo que a Enric le habría interesado soldarse a la rueda de Pogacar, dejar que entrara Landa y luego ya veríamos cómo hubiera gestionado el esloveno a dos tíos a rebufo hasta la meta.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Pero vuelvo a Mikel Landa y la temporada que acaba de finalizar.

¿Cómo valoramos el 2022 de Mikel?

Ha vuelto al podio de una gran vuelta, tercero en el Giro, siete años después de acompañar a Contador y Aru, también en la grande italiana.

Curiosamente ha sido también tercero en otras «grandes» del calendario de la bota, como Tirreno y Lombardía, ambas ganadas por el mismo, Tadej Pogacar, y en ambas con la sensación instalada de que más allá del tercero tenía muy complicado subir,

Más allá de estos tres resultados, pobre el balance global de Landa quien en la Vuelta completó una actuación tan gris que me sorprende que nadie comentara nada.

Se criticó mucho, por ejemplo, a Carapaz por no poder disputar la general, pero al menos el ecuatoriano cambió el chip sobre la marcha y se hinchó a etapas hasta el final.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Esperar algo similar de Landa habría sido deseable: pilló dos o tres fugas, pero nunca entró en la quiniela de culminar la escapada.

Y mira que la Vuelta es una carrera a la que si llegas en un estado de forma bueno tienes opciones de ganar hasta varias etapas, pues en ciertos momentos la prueba parece entre unos pocos nombres.

Mirad el ejemplo de Carapaz, pero también el de Mads Pedersen o Jay Vine, en la primera semana.

Mikel Landa nos sigue pareciendo un cilcistazo, eso no lo podemos negar, pero ese valor en carrera se da a microdosis, tan pequeñas, que nos sabe a poco.

No le vemos en la Vuelta y se mete en la puja por un monumento, eso es el mundo al revés, eso es landismo puro y duro.

Yo creo que hace tiempo que es consciente de sus limitaciones en los grandes objetivos -como el ganar una grande-

Para lograr uno de ellos cabría una alineación de muchos factores, más con la chavalada que crece y los rivales del presente que le demuestran que siempre hay uno o varios mejores.

Sin embargo, me apena que haya fiado todo a plazas en la general (que tiene unas cuantas y muy buenas) y no ha darle palique a ese palmarés que de otra manera podría tener, entre otras cosas, etapas en las tres grandes y una buena colección de cimas.

Si quiere seguir disputando generales que tome nota del ciclismo que viene, con más kilómetros contrarreloj, como los que deja entrever el Giro.

Mikel Landa ha pasado años muy buenos en las grandes vueltas sin cronos que le molestaran pero ahora las tornas pueden cambiar, no será lo de hace treinta años, pero una grande que se vaya a los 60 kilómetros entre cronos no sería de su perfil.

Quizá deba contemplar otros objetivos…

Imagen: @Sprintcycling @TeamBahrainVictorious

Continuar Leyendo

Mikel landa

Los mejores años de Mikel Landa ya pasaron

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

Hay que tirar varios años atrás para ver al mejor Mikel Landa

Es curioso que este artículo llegue pocos días después del segundo podio del Mikel Landa en el Giro en siete años.

Pero como ya dijimos el otro día, creo que el éxito del podio del Giro, porque un podio es un éxito, más cuando dices que es tu primer objetivo, esconde una segunda cara, la de un techo de cristal que me temo Mikel no va a romper.

Durante este Giro, Landa ha sacado a relucir lo mejor que tenía y en ningún caso logró despegarse de sus rivales

Jugó todo, legítimamente, al podio, pues para la general creo que no le quedaba mucho más, pero en ese camino demostró que estaba con los mejores pero nunca fue capaz de dejarlos atrás.

Y lo intento varias veces, como Carapaz, aunque con idéntico resultado.

Si a eso le añadimos que etapas como Turín le van a contrapié, por ser cortas y explosivas, y no hace ademán de mejorar en la crono, creo que Mikel Landa debería darse cuenta que sus mejores años en las grandes vueltas quedan lejos.

Shimano – Leaderboard 1024×300

A Landa le pasó lo que a otros muchos corredores, se me ocurre, por ejemplo, Roberto Heras, quien creo que tuvo sus mejores días sobre la bicicleta en instantes incorrectos, pues, como se vio, se debía a terceros.

Igual que el salmantino quemó sus mejores piernas en alguna de las etapas clave del Tour de hace veinte años en favor de Lance Armstrong, Mikel Landa dejó selló en dos carreras: Giro de 2015 y Tour de 2017.

Obviando que en el Giro de 2017 tuvo aquel percance en el pie del Blockhais con Geraint, y que un año antes había abandonado justo cuando acababa de firmar su mejor crono de siempre, aquella del Chianti, creo que esas dos grandes vueltas pudieron ser de Mikel Landa.

No es la primera vez que decimos abiertamente que Alberto Contador salió muy vivo de situaciones complicadas en el segundo Giro que gana porque a Mikel Landa, literalmente le atan a Fabio Aru, a todas luces inferior al vasco.

Landa en ese Giro tenía dinamita, con duelos directos con el ganador que solventa a su favor y cortes que provoca de lejos.

Pero le mandaron someterse a Aru, Astana prefirió a dos en el podio, aunque fueran segundo y tercero, que optar al primero.

Tan respetable, como triste.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

El Tour de 2017 es otra pieza de colección

Enrolado en un equipo que no permite alegrías a quien no se apellide Froome, Landa tira y tira de su líder, del pelotón, se mete en fugas, cierra huecos y tiene suficiente para llegar con los mejores, o muy cerca de ellos.

En una carrera que aburridísima, él puso la única nota de color camino de Foix con Contador y casi arrebaña el podio a Bardet en ¡una crono! en Marsella.

Yo, desde aquellos tiempos, le he vuelto a ver tan fuerte: ni siquiera en Movistar, ni si quiera cuando queda cuarto en el Giro que gana Carapaz, más fuerte que él esos días, ni siquiera cuando queda cuarto en el Tour, desplazado del podio por Richie Porte.

Por eso, mis queridos landistas quizá convenga recalibrar y apuntar a otros objetivos, que son bonitos y engrandecen, un poco como supo hacer. en el Giro 2017, ir a por etapas, KOM´s y esas cosas que aderezan el palmarés y el cariño de la gente.

Continuar Leyendo

Mikel landa

Giro 2022: Mikel Landa y la vida paralela del “landismo”

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

El podio del Giro 2022 es un baño de realidad para el landismo

En ciclismo, en este Giro, muchas cosas se pueden explicar desde la razón del número y la experiencia del resultado, pero lo de Mikel Landa y el landismo no responde a lo convencional.

Ésta y otras conclusiones creo que quedan claras de lo que hemos visto en tres semanas de Giro, 21 dias de nuestro 2022 que ha evidenciado una cosa: que Mikel Landa ha tocado techo.

Cualquier lectura que hagamos sobre lo visto en tres semanas de carrera por Italia debe conducir a una conclusión que no admite matices.

Durante mucho tiempo Landa ha soñado con repetir el podio del Giro de 2015 en una gran vuelta y ya lo tiene.

Hoy, como entonces ha firmado una tercera plaza, pero las sensaciones no tienen nada que ver.

Si en la carrera que ganó Alberto Contador, con Fabioi Aru, segundo, la flecha de Landa marcaba hacia arriba, mucho me temo que las sensaciones en este Giro 2022, aunque el landismo no quisiera admitirlo jamás.

Landa ha realizado las dos carreras que conducen hacia el podio, con desigual resultado.

Si en la primera, en la que normalmente solía fallarle algo, lo ha hecho bien, en la segunda la realidad le ha demostrado que el nivel ahora mismo ya no es el que él es capaz de dar, que la victoria está en otro escalón, ahora mismo, y creo que en el futuro, le queda lejos.

Shimano – Leaderboard 1024×300

El landismo respiró satisfecho cuando vieron a su hombre pasar todas y cada una de las cribas del Giro 2022.

Cribas que acabaron, de una manera u otra, con muchos favoritos, pero que pasaron de largo por Mikel Landa.

Otra cosa fue la carrera que se ceñía solo a Landa y lo que fuera capaz de conseguir.

Landa ataca, no lo que muchos quisieran, pero ataca, se mueve y la realidad es que nunca fue capaz de dejar a su dos grandes rivales.

Les pondría en más o menos aprietos, pero no hubo manera ni forma de distanciarlos, salvo en lar remontada que le realizó a Carapaz en el tramo final de la Mamolada.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Nosotros no tenemos los números de Landa entrenando, ni sus umbrales ni progresiones, pero la sensación de que este corredor tiene lejos sus mejores años se ha confirmado en este Giro.

El Landa del 2015 o el del Tour de 2017 no ha sido el de estos días por Italia, no sé la causa, aunque puedo imaginarme que es por puro paso del tiempo y el surgimiento de nuevos rivales, cosa que por otro lado es muy lógica.

¿Y ahora qué?

Pues con sendos podios, separados por siete años, un caché interesante y una calidad innegable, quizá llegue el momento de pensar en otras cosas, apuntar a etapitas y esas cosas que también llenan la boca y te pone en titulares.

Ir a por eso, mientras se pueda, pues da la sensación de que cada triunfo se disputa como si fuera el último.

A Landa le debería valer esta nueva realidad que el Giro 2022 les ha puesto sobre la mesa, el tiempo pasa para todos y ahora mismo no son pocos los que parecen mejor baza para un podio que Mikel Landa.

Otra cosa es que el landismo piense que cualquier milagro es posible.

Imagen: Sidi – Fabio Ferrari/SprintCyclingAgency©2022

Continuar Leyendo

Lo + leído