Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclismo antiguo

Eddy Merckx en Flandes: «Que te jodan»

Publicado

en

Eddy Merckx Flandes Joanseguidor
Ciclovolta

Merckx pagó una gran factura para dominar Flandes

¿Qué significa para un flahute ser un «León en Flandes»?

El Tour de Flandes es el Monumento nº 2 del Ciclismo, una prueba que es la joya de todas las carreras que se disputan entre finales de marzo y principios de abril en esta región flamenca de Bélgica.

En Flandes están locos por el ciclismo y ya hace más de 100 años que “inventaron” una de las carreras más difíciles de afrontar en un día, convirtiéndose en todo un símbolo de identidad para los flamencos.

Es su gran clásica adoquinada.

Cientos de banderas de la región y miles de gigantes estandartes se alzan durante el recorrido, sobre todo en su tramo final, que ondean flanqueando cortas pero empinadas cuestas, vertiginosas y muy duras, a veces acompañadas de ráfagas de viento, frío y lluvia.

Rocacorba – 400×400
Costa Daurada 300x250B
Cruz 400×400

Selle italia

Los mejores corredores autóctonos de cada generación que han ganado la carrera reciben ese sobrenombre de “el León de Flandes”, en honor a su famoso emblema.

Y es que para ganar el Tour de Flandes hay que ser muy hábil, fuerte, valiente y noble.

Como el león.

De esta forma, se ganan un lugar eterno en el folclore flamenco.

Como belga, ganar en Flandes por primera vez es mucho más importante que vestir el maillot amarillo en el Tour”.

Con esta respuesta, un corredor de la talla de Johan Museeuw, contestaba a la preguntas de los periodistas sobre qué sentía en aquel momento, después de vencer en Flandes, un ya lejano 4 abril de 1993, un ciclista como él, nacido en Varsenare, en la provincia de Flandes Occidental.

La frase reflejaba ese sentimiento, después de batir al esprint a Frans Maassen y a Dario Bottaro, en la que fuera la 77ª edición de esta clásica ciclista belga.

Museeuw no dejaba de ser todo un flahute, ese tipo de ciclista rudo flamenco, tan acostumbrado a rodar por este tipo de carreteras estrechas en forma de largos pasillos empedrados con temibles subidas.

Johan, después de vencer nuevamente en 1995 y 1998 sobre los adoquines de la De Ronde, se ganó el corazón de los aficionados belgas que lo empezaron a reconocer como “El león de Flandes”, el mismo que luce rampante en la bandera flamenca como símbolo inseparable de la prueba.

Como Eddy Merckx 

Pero el belga nunca lo tuvo fácil en esta carrera y vivía con esa frustración de no ganar en Flandes, para regocijo de sus rivales.

El ciclista con el historial más grande de todos los tiempos sólo pudo levantar los brazos en dos ocasiones: en 1969 y en 1975.

De esta manera no lo consiguió hasta en su 5º año como profesional, algo para él, a todas luces, inaudito y que le ponía muy nervioso.

De hecho, ya había ganado la Milán-San Remo dos veces, la París-Roubaix, la Lieja-Bastogne-Lieja, la Flecha Valona, todas las clásicas, pero el Tour de Flandes aún no lucía en su palmarés.

En 1969 “el Caníbal” era el claro y gran favorito en todas las pruebas en las que participaba, pero el Tour de Flandes se le seguía resistiendo y eso la prensa belga no se lo perdonaba, que una y otra vez se lo recriminaba y criticaba llegando incluso a escribir sobre él que igual no era un ciclista tan completo como se le suponía y que no disponía de las cualidades que se necesitaban para ganarlo.

Nunca habrá nada igual a Eddy Merckx

 

Aquel año, estimulado por aquellos reproches y consciente de que el resto del pelotón iba a unir fuerzas contra él, Merckx, furioso, se embarcó en una fuga arrolladora a mitad de carrera en la que terminó por llevarse la victoria con el mayor margen de la historia de esta prueba: 5 minutos y 36 segundos sobre Felice Gimondi y en más de 8 minutos al resto de perseguidores, un grupo de siete corredores encabezado por Marino Basso, que entró en tercera posición en la meta de Merelbeke.

Una humillación en toda regla.

Eddy Merckx y Flandes, de aquello ya han pasado 50 años 

 

Él mismo nos lo cuenta:

Iba delante en el Muro de Van Geraardsbergen  –la colina pavimentada de Muur-Kapelmuur, Muro de Grammont o simplemente Muur. (N. del T.)- y tenía la sensación de que nadie quería seguirme y que todos estaban ahorrando fuerzas. Así que ataqué en el Bosberg, sabiendo que aún quedaba un largo camino por delante. Además aquel día hacía mucho viento en contra desde Ninove a Edebrakel. De repente, mi director deportivo se acercó a mí y me preguntó si estaba loco. Le dije que me dejara intentarlo porque si no atacaba allí luego sería muy difícil escapar -en realidad le contestó: ¡que te jodan! (N. del T)- . Allí estaban Gimondi y Basso, que eran realmente muy buenos corredores. Otras grandes figuras quedaron eliminadas por culpa de una caída. Pero para mí, ganar la De Ronde era lo único que me importaba. Creo que si no hubiera atacado en el Bosberg, no la habría ganado. 1969 fue una de mis mejores temporadas, tenía 24 años, y me sentía fuerte. Para mí hubiera sido una gran decepción el no ganar aquella edición. Creo que con el recorrido de hoy en día seguramente habría ganado la De Ronde más de dos veces. Aunque he de reconocer que una escapada como aquella es muy difícil que prospere en el ciclismo actual”.

Palabra de “El Caníbal” 

Esta victoria fue la más grande de la historia de De Ronde.

Aquel “León de Flandes” había rugido y mostrado más fiereza que ninguno.

Foto: https://cyclinginflanders.cc/stories

 

 

 

Castelli GIRO
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo

El casi siglo de vida de la maglia rosa del Giro de Italia

Publicado

en

Por

Ciclovolta

Nada ha sucedido en noventa años de Giro que no cuente con la Maglia Rosa

Nos cuenta el dos veces ganador del Giro de Italia, Alberto Contador, cuando le preguntamos por el color de la maglia, el rosa, que es “ese color en el que un ciclista sueña verse vestido de los pies a la cabeza un día, incluyendo la propia bicicleta”.

Añade, además, que ese “trofeo senza fine” que dan al ganador incrementó su peso en casi un kilo entre su primer y último triunfo en el Giro, entre 2008 y 2015, pues a él se añaden los propietarios de la maglia rosa cuando la carrera acaba en Milán.

Y es que pocos símbolos hablan del ciclismo en Italia, del Giro en esencia, como la maglia rosa, la única de ese color que se ve en el ciclismo con tanto brío y universalidad, en un calambre que recorre la bota itálica en todas las direcciones que engalana las mejores calles y las casas de un país que vive por y para su carrera.

La maglia rosa cumple 90 años, una historia que empezó de amarillo, pues de ese color eran las páginas del Diario L´ Auto, el organizador de la carrera. En 1931 la organización decidió extender los colores de las páginas del nuevo mentor de la prueba, La Gazzetta dello Sport, al jersey identificativo del mejor ciclista en carrera.

Selle italia

Ocurrió en la etapa entre Milán y Mantova, donde Learco Guerra, leyenda del primer ciclismo italiano, se impuso a Alfredo Binda, mito del ciclismo italiano que dominaba en ese momento. En ese sprint estuvo la primera maglia rosa de la historia.

Ese Giro acabaría en manos de Francesco Camusso que llegó primero a Milán tras 3000 kilómetros acompañado en el podio por Giacobbe y Marchisio.

Colección especial Giro 2021 by Castelli  

La maglia rosa de las leyendas

Hoy Alfredo Binda estaría entre los que más vistieron la maglia rosa si no fuera que le tocaron casi todas antes del estreno de ésta. Binda fue el primer ciclista en ganar tres Giros del tirón, como lo haría Eddy Merckx, quien puede decir, aún hoy, que compitió 77 días vestido de este color. Veinte más que Francesco Moser, seguido de Guiseppe Saronni y Gino Bartali.

Son las leyendas italianas de hoy y de siempre.

Fausto Coppi y Eddy Merckx sí que llegarían a Milán con la prenda más deseada

Nadie vistió tantos días seguidos la maglia rosa como Gianni Bugno en 1990, una edición que dominó de inicio a final, 22 días en este color, uno más que Tony Rominger en 1995 y dos que Miguel Indurain en su primer Giro, año 1992.

El pasado mes de octubre Tao Geoghedan Hart dio continuidad a la saga de campeones cuyos colores está a disposición del ciclista que lo pretenda. Hablamos de una pieza de 122 gramos, en varias tallas, desde S a 3XL prevista para rodar entre los 18 y 32 grados.

Los 90 años de la maglia rosa quedan inmortalizados en caracteres dorados en la parte alta de la espada. La maglia se compone de varias texturas, más aerodinámica en el frontal, es de hecho una pieza muy poco resistente al viento, con un perfecto fit hecho con materiales sostenibles.

Visible en la ruta, emblemática y elegante, la maglia rosa es un sueño para cualquier ciclista o amante del ciclismo.

+ INFO

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

La primera gran exhibición de Indurain fue en el Giro

Publicado

en

Por

Ciclovolta

La crono de Milán del Giro 92 abre el dominio de Indurain sobre el reloj

Recuerdo las horas previas de Miguel Indurain en el Giro de Italia que vio su debut, recuerdo, incluso, a modo personal, tener una Gazzetta dello Sport con la previa de la carrera.

Aquella carrera abría los brazos a una persona que encanta recibir en Italia, el vigente ganador del Tour, con toda esa serie de agasajos.

Algo similar nos contó Alberto Contador, cuando aterrizó en 2008 en Sicilia tras tener que acudir al Giro de forma inesperada.

Miguel Indurain sin embargo no venía a preparar el Tour al Giro, era prudente en las declaraciones, pero se encaramó muy rápido al liderato, en la segunda jornada, y de ahí no le apearon.

Rocacorba – 400×400
Cambrils 300×250
Cruz 400×400



Selle italia

 

Fue una carrera en la que se habló mucho de la «Santa Alianza» de italianos frente al favorito navarro, soberana tontería, la carrera demostró dos cosas, que ganó el mejor y que los italianos bastante tenían con defender, individualmente, su plaza en la carrera.

Sea como fuere el Giro 1992 llegó sentenciado a la última etapa, una contrarreloj entre Vigevano, anfitriona de una de las plazas más bellas de Italian, y la Piazza del Castello de Milán, ahí donde se erigen los primeros contrafuertes de la mole de los Sforza y al otro lado del emblemático Parco Sempione, a donde el Giro llegara tantas veces.

66 kilometrazos por medio.

Indurain había mantenido el liderato durante semanas en todo tipo de circunstancias de un Giro en el que, eso es cierto, se le atacó de mil maneras.

Sin embargo, tener el Giro sentenciado no fue suficiente para que el mundo asistiera a la primera gran exhibición de Miguel Indurain en la noble disciplina de la lucha contra el crono.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Aquello lo tomó como un aviso para el próximo Tour de Francia.

Así debió pensarlo acariciando la tubería blanca de su Pinarello de contrarreloj, 54-50 adelante y 12-18 atrás, en la que montaba una lenticular, por la rueda de tres bastones en la proa de la máquina.

Una bicicleta que se preparó para la primera gran exhibición de Indurain en una crono, mes y medio antes de Luxemburgo

Ya en el primer punto Indurain marca músculo: en 21 kilómetros le mete 35 segundos a Chiapucci y más de un minuto a los otros dos contendientes, Chioccioli y Giovanetti.

La combinación de Cruz para tu portabicicletas

De ahí, a la gloria, el navarro estira piernas en una pequeña sucesión de curvas, y pone a funcionar la máquina de triturar, al punto que, en la entrada de Milán dobla a Claudio Chiapucci, quien acabaría la jornada a amás de tres minutos.

Una pasada de mano con todas las letras, un triunfo sin paliativos del que nadie se libró, pues el segundo, el polivalente Guido Bontempi se quedó a 2´46´´, hasta la fecha distancias así no las habíamos visto nunca.

Luego pasó lo que pasó, pero igual que Luxemburgo cambió la historia, Milán fue el kilómetro cero de un dominio del ejercicio contra el reloj que nunca más hemos vuelto a ver.

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

#PodcastJS ¿Cómo conciliar el ciclismo con las nuevas ciudades?

Publicado

en

Por

Ciclovolta

El acceso a las ciudades se complica para el ciclismo

A vueltas con el ciclismo entrando al centro de las ciudades: En la caída de Mikel Landa en el Giro de Italia confluyen muchos factores, desde la ilusión que generó con su ataque en Sestola al spoiler que implica su presencia en una gran carrera: siempre le pasa algo.

Al margen de todo ello, el ciclismo empieza a tener problemas importantes para acceder al centro de las ciudades.

Kilómetros finales trufados de rotondas, isletas, bolardos, bandas rugosas y todo tipo de elementos para la circulación convierten el final de ciertas etapas en auténticos peligros que se cobran sonadas caídas y dolorosos accidentes.

Aquí todos tienen su cuota de responsabilidad, desde organizadores a equipos, pero hay que buscar una manera para conciliar todo esto, sin perder de vista el factor económico que los ayuntamientos buscan albergando carreras en sus calles.

Selle italia
Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Para arrojar luz tenemos al seleccionador nacional, Pascual Momparler, y el director de nuestro medio amigo Ciclo21, Fernando Ferrari.

Y así el Giro prosigue su ruta, marcando en rojo jornadas de tedio, como la de Cattolica o la de Termoli, por que el final puede tener trampas cuyo daño nunca conseguirá una gran etapa de montaña.

La caída de Mikel Landa ha trascendido por ser uno de los nombres importantes y su nacionalidad, pero cada vez que el ciclismo se adentra en las ciudades, nos tememos lo peor.

¿Qué proponemos?

Nuestros invitados dan algunas claves y sugieren alguna solución en el cada vez más complicado maridaje de ciclismo y ciudades.

El Podcast de El Cuaderno de JoanSeguidor está patrocinado por Tuvalum.

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

Miguel Indurain: ¿Por qué Luxemburgo fue un punto y aparte?

Publicado

en

osteopatia ciclismo JoanSeguidor
Ciclovolta

En Luxemburgo, los rivales de Indurain supieron que no iban a ganar el Tour con él en carrera

En la analizadísima andadura de Miguel Indurain, todos convenimos varios puntos de inflexión y momentos que marcan el devenir de unos años que, irremediablemente, recordamos con un cariño casi irracional, sin embargo tenemos por seguro que Luxemburgo fue el día D que torció su suerte y, por ende, la de los rivales.

Por eso discrepamos con el comentario de nuestro amigo Jonathan Lastra…

Selle italia

… por que hay momentos que, cuando suceden, marcan para bien y acaban por decantar la balanza.

Indurain lo logró en Luxemburgo

Ese día de julio, recuerdo sábado a la tarde, se obró la perfección sobre la carretera, en más de sesenta kilómetros con unos márgenes que nuestros jóvenes ojos no habían visto aún.

De hecho, creo que diferencias como aquellas hemos podido ver en contadas ocasiones y generalmente de las piernas de Jan Ullrich, el que siempre consideramos el gran talento tras Miguelón.

Rocacorba – 400×400
Cambrils 300×250
Cruz 400×400



Hasta Luxemburgo, Miguel Indurain había dibujado sus opciones, sin duda.

Ganador de dos etapas en montaña, el primer punto a tener presente sin duda fue Luz Ardiden y la forma cómo siguió a Lemond, quien, por cierto, le llevó en volandas a la victoria.

Tras ser derrotado en la Vuelta por Melchor Mauri, con la suspensión de una etapa en Pla de Beret que pudo serle favorable, el Tour que cae de su lado, lo hace con total merecimiento.

Gana la primera crono y pone la carrera patas arriba en un descenso, en legendario del Tourmalet, hacia el Valle de Campan, haciendo dupla ganadora con Chiapucci.

Desde ese día, ya de amarillo, Indurain se dedica a gestionar, primero el liderato y luego los malos momentos de Gap y la lluvia del Joux Plane.

Por medio, Gianni Bugno se declara incapaz de dejarle atrás en Alpe d´ Huez, en la gran tarde de Jeff Bernard

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Las cronos ganadas, Val Louron y la batalla de Alpe d´ Huez fueron muescas en el revólver, pero nada que anticipara lo de Luxemburgo.

En el Gran Ducado centroeuropeo prolongó lo que se vio en el anterior Tour y lo lanzó al espacio exterior.

En cierto modo lo anticipó en la crono de Milán, la que sella su primer Giro, pero en esos sesenta kilómetros rompe todos los registros, y una cosa muy importante, da por sentado que, si nada raro sucede, dos generaciones enteras sabían que no iban a ganar el Tour en unos años.

El varapalo más evidente se lo llevó Bugno, principal rival sobre el papel, un tipo que venía como un tiro desde que ganara el Giro de inicio a fin hasta que chocó contra el navarro.

Sin embargo compañeros de generación como Chiapucci, Alcalá y Breukink tomaron nota de la imposibilidad de ganar el Tour si Miguel era de la partida, y lo mismo decir que la generación anterior, la que representaban Lemond, Perico, Roche y un Laurent Fignon que fue testigo directo del destrozo por cuanto fue doblado habiendo salido seis minutos antes.

Conviene señalar que entre estos cuatro sumaron siete Tours, la práctica totalidad de la década de los ochenta, con la salvedad de Bernard Hinault, a cuya sombra crecen y se emancipan.

Aquel día las diferencias marcaron época de tal manera, que la forma que, por ejemplo, imaginó Chiapucci para compensarlas fue un ataque en los Alpes, a más de 200 kilómetros de meta, para dar con la jornada de Sestriere.

Diferencias de ese tamaño en Luxemburgo, las repetiría Indurain en varias cronos, siendo la de Bergerac la mejor para muchos, luego, lo dicho Jan Ullrich y muy poquito más.

Aquello fue de otra galaxia.

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

TWITTER

¿Bernal o Evenepoel?
Entre la emoción, humildad, trabajo y prudencia del primero y el prodigio, calidad e insolencia del segundo, nuestro corazón va con el colombiano. Always
También os digo, no descartéis al resto.

https://joanseguidor.com/giro-italia-2021-bernal-evenepoel/

#Giro2021

La Gazzetta dello Sport no siempre fue rosa.
El color de sus páginas eran verdosas, pero este color duró seis años.
A partir de enero del ya lejano 1899, el color pasó a ser el rosa, un color abundante y más barato, fruto del reciclaje del papel.

https://joanseguidor.com/giro-de-italia/#origenes

Al Tour pensando en la carrera de BTT olímpica. Así se explica la originalidad del ciclismo que propone Mathieu Van der Poel.

https://joanseguidor.com/van-der-poel-btt-tour-francia/

¿Bernal o Evenepoel?
Entre la emoción, humildad, trabajo y prudencia del primero y el prodigio, calidad e insolencia del segundo, nuestro corazón va con el colombiano. Always

https://joanseguidor.com/giro-italia-2021-bernal-evenepoel/

#Giro2021

Entre Bernal y Evenepoel, el primero

https://joanseguidor.com/giro-italia-2021-bernal-evenepoel/ by @JoanSeguidor

#Giro2021 con @Cruzber1963

Load More...

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.