Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Nairo Quintana

Tour: El día que Nairo esperaba

Publicado

en

Nairo Quintana Tour JoanSeguidor
Tuvalum

La victoria de Nairo vuelve a destapar que al Movistar el Tour le queda grande

Hay nervios cada vez que el nombre de Nairo Quintana entra en el TL por cualquier red social.

Tranquilos por favor, que esto es ciclismo, pareciera que la bolsa de premios de Nairo se repartiera a partes iguales entre todos sus seguidores.

No nos vais a descubrir a Nairo Quintana, un ciclista con una clase sobre la bicicleta que nunca hemos cuestionado, una categoría de competidor, el mejor de su país de siempre, que no es decir poco, que tiene motor, que…

El año pasado en el precioso Portet, en los confines de Saint Lary, esta vez Valloire, en medio del Galibier, por el Telegraphe.

 

Es eso lo que nos enciende de Nairo, esa pegada, esa calidad, esa retranca de hace tiempo, con 23 añitos explotó, que no entendemos que a veces sea lo que un seleccionador de fútbol español acertó a decir un día: un «mingafría».

Y no se le reprocha que no gane el Tour, que no lo va a ganar, recordamos, y sí que sea tan mezquino con esa categoría sobre la bicicleta.

El Nairo que un día nos cautivó volvió a ser el de hoy, el del Izoard, haciendo camino, labrando la victoria, el del Galibier, atacando delante, sin mirar atrás, sin excusas, ni codos, dejando de rueda a gente de un nivel importante, Bardet, entre otros, ese que un día le llegó a sacar de la segunda plaza de un Tour.

Un triunfo, el de Nairo, que entronca con las otras dos historias de la jornada.

La primera en clave colombiana, con Egan Bernal explotando, al final la debilidad aparente y efectiva de Julian Alaphilippe, que llevará el maillot, al menos hasta 48 horas de París, porque tiene unos huevazos que no le caben en la entrepierna.

Egan Bernal dio una vez, y dio en la diana.

Es como si el pequeño Egan corriera montaña arriba por el relevo de Nairo

Su ataque era para Alaphilippe, que cayó del grupo, pero también para los rivales del francés, y suyos, y para tomar el mando del Team Ineos.

Por un momento, Geraint Thomas tuvo un flash, viendo que el Tour se le iba de las manos, atacó y comprometió a su compañero.

Entendemos que a esas alturas, a esas pulsaciones, no es sencillo pensar, pero de ahí a leer los gruesos insultos que le cayeron a un tío de la ejemplaridad del galés están siempre fuera de lugar.

 

Egan Bernal sería la máxima amenaza para Alaphilippe si esto no diera cambios a cada día, sobre todo porque lo que vienen ahora son llegadas en alto.

Y ahí Thibaut Pinot quizá tenga algo que decir.

Sea como fuere, Alaphilippe es posiblemente el único de los grandes nombres que resisten delante que hacen, en apariencia, todo para ganar el Tour, su Tour.

 

Pero volviendo sobre estas líneas, la victoria de Nairo Quintana entronca con su equipo, el telefónico, el Movistar.

El equipo que lo dispone todo en el Izoard, con escapados, con Marc Soler haciendo destrozos y ahí se queda todo.

Gobik: La colección 

Si el catalán no se pone a saco en ese momento, a saber lo que Nairo podría haber sacado más en Valloire.

Lo de Movistar es llover sobre mojado, una de cal y otra de arena.

Que le hagan un vídeo de desagravio a su líder colombiano: ¿Por qué jugaron así si Mikel Landa al final no hizo nada?

Podrán decir que el alavés no tuvo piernas, pero ¿para qué este movimiento?

¿Hubo vértigo?

¿Hubo fatiga?

El propio Landa lo admitía en meta, el triunfo de Nairo no era el plan, pero ¿hay plan en Movistar?

Y que no nos vendan que la táctica de Movistar dio sus frutos, porque el triunfo de Nairo no era lo que se perseguía.

 

Llueve sobre mojado.

La carrera que quita el sueño en el equipo celeste le sigue quedando grande. 

Admitirlo sería el primer paso, no ocurre nada por hacerlo.

Igual que cuestionarse qué hace Alejandro Valverde remando y aguantando si más en un equipo que recordemos ya no es de nueve, es de ocho.

En fin, que tras lo visto en la esperada etapa del Izoard-Galibier, quien tenga narices apueste por el ganador del Tour, porque aquí ya no entendemos nada.

Si nos pedís un favorito de corazón, Alaphilippe está haciendo más méritos que varios en bloque.

Ciclo21
Continuar Leyendo
1 Comentario

1 Comentario

  1. Alfredo

    25 de julio, 2019 En 21:02

    Emocionante el tour. Muy bien Quintana. Así como fue criticando por no haber ayudado a Landa unas etapas atrás, hoy demostró que aún tiene piernas. Landa como siempre. Ni frío ni caliente. Y lo de Movistar es una verdadera vergüenza. Recortarle tiempo a uno de los suyos, para nada. A ver con qué sale Unzué para justificarlo.
    Al final para mí ganará Bernal. El próximo Indurain.

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nairo Quintana

Es sacar Nairo el codo y la magia fluye

Publicado

en

Por

Tuvalum

El codo de Nairo es uno de los memes del ciclismo actual

Sobre el codo de Nairo escribió hace un par de años, en este mal anillado cuaderno, nuestro amigo Jordi Escrihuela…

El codo de Nairo va camino de convertirse en leyenda.

O bien, al menos, de ser tan famoso y reconocido como el talón de Aquiles, la oreja de Van Gogh o el brazo incorrupto de Santa Teresa de Jesús.

Es así porque el codo de Nairo empieza la temporada igual que la terminó: pidiendo un relevo.

De esta manera hemos visto a Nairo de nuevo enseñar su codo, según algunos -muchos- , muy pronto este año

Demasiado.

Y es que ha sido ver el primer resumen por televisión de las primeras pedaladas de Quintana este año y ya hemos podido comprobar como ha vuelto a sacar el codo tras un escaso relevo de 40 metros.

Entonces fue en la Vuelta a San Juan, esta vez cancelada por la pandemia, se ve que Nairo pidió el relevo a Alaphilippe y Benoot, les sacó el codo como manda el manual y la gente se volvió loca.

Como decía Jordi en esa pieza, pocos tienen el poder de despertar tanto con un gesto tan nimio.

LimitZero
SQR-Gore2
Cruz 400×400

 

En el arranque del calendario italiano, en el Trofeo Laigueglia, que se llevó un soberbio ciclista apellidado Mollema, tras una carrera trepidante, Nairo sacó el codo y la magia hizo el resto.

Pedir relevo, como lo que decíamos ayer de los manillares rotos, es tan antiguo como el ciclismo, pero que asomar el codo levante las pasiones que Nairo se ha granjeado, tiene mérito.

¿Dónde? ¿Cuándo hizo Nairo legendario su codo?

Hay para todos los gustos, yo lo situaría en la semana final del Giro 2017, justamente cuando ponemos inicio al «landismo», ya es curioso.

El movimiento del perro y el gato que Nairo mantuvo como Dumoulin y Nibali, sacando a pasear el codo, no queriendo dar una pedalada de más, incluso vestido de rosa y en desventaja, fue el origen de una leyenda que los brillantes inicios del ciclista colombiano no hacían presagiar.

Con el tiempo se labró fama, la gente estuvo atenta y cada vez que la imagen se ha repetido, la parroquia se lo ha echado en cara.

Entendemos que Nairo no tiene el poder de antaño, que los que llegan aprietan y todas esas cosas, pero sin ir más lejos, aquello que apreciamos del ganador del Laigueglia, Bauke Mollema, lo extrañamos en este colombiano que tiene alergia que le dé el aire.

Y Mollema no lleva dos días en el negocio.

En su camino no sólo están Dumoulin o Nibali, recordad el desquicio que provocó en Simon Yates en los Lagos de Covadonga.

Ser campeón no es algo que sólo quieras, también hay que parecerlo y en este ciclismo donde la singularidad y la valentía cotizan muy al alza, ciclistas que corren pendientes de que el esfuerzo ajeno les saque las castañas del fuego no pueden ser apreciados.

Imagen: FB de Equipe Arkea Samsic

Ciclo21
Continuar Leyendo

Nairo Quintana

Nairo Quintana, abocado al Tour que menos le gusta

Publicado

en

Por

Nairo Quintana Provenza JoanSeguidor
Tuvalum

Para Nairo correr en el Arkea no le da más margen que el Tour

Nairo Quintana parece tener previsto el debut para la campaña que ya rueda en los Alpes Marítimos, la misma carrera que ganara hace un año por delante de una plana mayor formada por Romain Bardet, Riche Porte y Thibaut Pinot, tres ciclistas que tienen en común con el colombiano el podio del Tour de Francia.

Poca broma.

Quizá por eso, y lo visto días antes en Tour de Provence, el año pasado decimos, muchos pensaron que el mejor Nairo Quintana había regresado para conquistar el terreno que siempre creyó suyo, el Tour de Francia.

Pero no, si una cosa nos demuestra el ciclismo cada poco es que el mes de febrero no es el de julio, ni mucho menos el Tour.

Pero tampoco es la París-Niza, la carrera que el año pasado marcó el final del ciclismo como lo conocíamos, en la que Nairo no pudo estar delante, a excepción de la jornada final de montaña que ganara sin opción alguna para la general.

Ciclobrava – 400×100 Landing

 

Desde que el Tour 2020 llegara a París en septiembre, no hemos visto competir más al colombiano que pasó además por quirófano.

Conocido el recorrido del Tour 2021, quedó claro que las ediciones aquellas en las que Nairo iba a tener un ratio de montaña-crono favorable habían pasado a la historia.

Tras varios años de empacho de cumbres, en lo que tampoco ha servido para ver mejores espectáculos, la mejor carrera del mundo ha optado por modular el mensaje, bajando en tono en las cumbres y abriendo un poco la mano a los croners.

Nairo, como Landa, como otros tantos, sale malparado de este giro en los recorridos, giro que por otro lado era previsible, viendo como la carrera se convierte en una especie de clase de spinning sin más opción a distanciar los rivales que en una crono individual, aquella modalidad que se corre sin gregarios que caminen como los líderes.

Barruntó entonces Nairo Quintana la posibilidad de ir al Giro, pero según está montado este ciclismo, Arkea lo iba a tener complicado, al punto que se ha confirmado que no va tener  sitio.

[elementor-template id=»36790″]

 

La Vuelta a España no tampoco invita al Arkea, al final como hacen en el Giro, la española mira por los equipos de casa, como bien nos dice Guillén «el organizador tiene total discreción sobre sus invitaciones y nuestro objetivo son los equipos españoles«.

En este caso además quedará uno fuera.

La combinación de Cruz para tu portabicicletas

De esta manera la campaña de Nairo pasará inevitablemente por el Tour de Francia, en lo que supone ya el día dela marmota, algo ya visto: cada cosa que haga será leída en clave Tour, cada triunfo, cada gesto y luego, ya en Francia, la realidad seguirá marcando que para el colombiano el tren francés hace tiempo que partió.

 

 

Ciclo21
Continuar Leyendo

Nairo Quintana

Nairo haría bien en pensar cosas diferentes al Tour

Publicado

en

Por

Nairo Quintana equipo
Tuvalum

No es realista decir que Nairo puede ganar el Tour

Sea como fuere, en el fecundo panorama ciclista de Colombia, con la cantidad de nombres y talento surgido en la última década, nadie despierta las pasiones de Nairo Quintana.

El boyacense sigue siendo el faro de una nación que vive la suerte de sus deportistas como la propia, entiendo el deporte como la prolongación de su ser.

De esta guisa, cada año por estas fechas nos preguntamos por la suerte de Nairo Quintana, esta vez además en su segunda entrega dentro del Arkea.

El rarísimo 2020 nos ha dejado esencia del colombiano a cuentagotas, obligado por las circunstancias.

Sin embargo, la última noticia de Nairo en Europa fue aquella de la testificación ante un juez por unas pesquisas durante el entonces recién finalizado Tour.

De aquello no hay novedad, como otras muchas veces, pero sin embargo, el fango que arrastra la imagen del corredor ya lo lleva consigo, haya o no hecho algo malo.

A parte de eso, la campaña 2020 de Nairo Quintana, a nadie se le escapa, tuvo dos mitades.

Antes de la pandemia, el «Nairo fan» tuvo motivos para sacar pecho y decir que su caballo volvía a cabalgar, que las cosas tiraban y que el campeón volvía a ganar.

[elementor-template id=»36790″]

 

No se puede menospreciar el arranque que realizó el año pasado, de hecho ojo con esta estadística.

Sin embargo, creer que febrero y lo que se pudo correr de marzo era extrapolable a la parte importante de la campaña fue muy ingenuo.

Creemos que incluso sin caídas, no había forma que Nairo le metiera mano a los eslovenos

Ni Nairo, ni nadie.

Es obvio que a Nairo le sentó bien el cambio de equipo, pero de ahí a ponerle en las quinielas del Tour, iba un abismo.

En charlas que hemos ido manteniendo recientemente, todos admiten que lo mejor de Nairo posiblemente haya pasado, que Movistar le marcó el tope y que otros objetivos son posibles.

Y ahí entra la posibilidad que el Giro figure en sus planes, una opción que no estaría nada mal y que nos pondría sobre la mesa un hipotético Nairo vs Landa, con todo lo que implica para la hinchada.

Pensar que Nairo vaya a optar al Tour es muy optimista, la carrera francesa estuvo a tiro, ya lo hemos dicho muchas veces, en alguna ocasión, pero desde 2016, que ya son cinco años, el colombiano no saca nada en claro de Francia, a no ser que se centre en algo que hace a las mil maravillas, sumar triunfos de etapa de prestigio.

A la pléyade de rivales manifiestamente superiores que crece, están otros como Roglic que le han tomado la matrícula, sin omitir que el Tour potencia las cronos como no hacía desde tiempo atrás.

Es decir, que Nairo se deba a un equipo francés está muy bien, que ansíe el Tour es loable, pero que realmente aspire a él, nos parece una quimera.

 

Ciclo21
Continuar Leyendo

Nairo Quintana

No nos gusta nada lo que está sucediendo con Nairo Quintana

Publicado

en

Por

Nairo Arkea JoanSeguidor
Tuvalum

 

El cerco sobre Nairo ya lo hemos visto más veces y no suele acabar bien

La resaca del Tour de Francia 2020, una resaca que tendría que ser dulce, pues se ha llegado a París el año de la pandemia, ve emerger nubarrones en torno a una de las grandes estrellas del ciclismo: Nairo Quintana.

Por que nada en Nairo es comedido o centrado, todo es excesivo y repercute, él habla tranquilo, su parroquia hierve, podemos imaginar cómo se están tomando el Colombia todo lo que le ha sucedido a su ídolo desde que hace menos de una semana les registraran la habitación, tanto a él como a su hermano y a Winner Anacona.

Esto, lo siento mucho, es un déjà vû, una especie de nudo de corbata que se estrecha y estrecha hasta dejarnos casi sin aliento, una historia de ciclismo que es negra y soez, que nos remite a eso que muchos dicen que es pasado, pero que cuesta creer con el goteo constante y frecuente de casos, aquí y allí, que no serán escándalos como los de hace quince años, pero que angustian de la misma manera.

 

 

Aunque un caso de dopaje probado de Nairo no sería cualquier cosa, sería poner en cuestión muchas cosas y remover esa fe inquebrantable de los muchos que apoyan a su ídolo y se vuelven del revés con mensajes como éste…

La semana pasada constatamos que con caídas o sin ellas Nairo ya tiene lo suficiente para ganar el Tour, obviamente se formó una interesante, hoy decimos que ese emotivo discurso habrá tenido que ser muy convincente ante las autoridades para salir de un trago que seguro nunca imaginó el boyacense.

Sí, hasta la fecha son todo pesquisas, cierto, pero no son cualquier cosa, ni tampoco los hallazgos que se están realizando.

Como leemos de Matt Rendell, habrá que explicar muy bien que el material médico incautado a los ciclistas, cosa que ya es falta, y lo es desde el famoso Tour de 1998, fue para las heridas

 

Nunca habíamos visto un vídeo de Nairo explicando sus heridas, y mira que buenas tortas se ha dado, como cualquier hijo de vecino, y ha ganado etapas con vendajes en brazo o puertas.

Esta vez ha sido diferente, ha habido todo lujo de detalles sobre las rascadas y abrasiones.

[elementor-template id=»36790″]

 

Sea como fuere, esto ya tiene una lectura inicial, falle como se falle sobre Nairo y los suyos, no solo su hermano y Winner, también alguna persona de su confianza y es que el equipo se desentiende, no sabe nada, pasa página, mira adelante… 

Cabría preguntarles a los responsables de Arkéa si Nairo ha corrido el Tour con ellos o si le reconocen pasando por la calle por que es increíble lo rápido que la estructura dice no saber nada.

Ya sabemos que no es la primera, ni última vez, pero en un año tan especial como éste, con grupos burbuja, con más control que nunca sobre los corredores y los que tienen acceso a ellos, que el equipo se haga el sorprendido sorprende.

Como que sea un ente francés y no la agencia antidopaje quien emprenda todo esto, nada es normal, ni lo parece.

Son esas cosas que nos demuestran que, aunque se diga lo contrario, hay cosas que no cambian.

 

 

Ciclo21
Continuar Leyendo

TWITTER

Una #StradeBianche en España???
C´ est possible
Sitios sobran Ribera de Duero, Rioja Alavesa, Canal de Castilla, Piorat, Penedès,... pero si una zona parece querer apostar en firme es Jaén y vergel de olivos.

https://joanseguidor.com/strade-bianche-en-espana/

Mathieu Van der Poel nunca va de farol...

https://joanseguidor.com/strade-bianche-2021/ by @JoanSeguidor #StradeBianche2021

El golpe que Van der Poel dio en la Strade Bianche es una de esas victorias que exceden con mucho el mero apunte estadístico, es una OPA A TODA LA PRIMAVERA.

https://joanseguidor.com/victoria-van-der-poel-strade-primavera/

La historia del manillar de Van der Poel nos deja lecciones como que lo que utiliza esta gente no es lo mejor para el ciclista medio, que conceptos como ligereza o aerodinámica no son sinónimos de seguridad y que conviene tener un buen mecánico cerca.

https://joanseguidor.com/manillar-roto-van-der-poel-samyn/

Una Strade Bianche en España sería posible.

https://joanseguidor.com/strade-bianche-en-espana/ by @JoanSeguidor

Load More...

Lo más leído