Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX
Leaderboard XX 2 – 2imagen

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Noticias de ciclismo

El tarro de las esencias está en el Giro de Italia

Publicado

en

Richard Carapaz Giro de Italia joanSeguidor
DT – 2022 post

Este Giro de Italia está lleno de recuerdos, buenos recuerdos… y tanta dureza como equilibrio

Cada grande construye su imagen, forma su marca y la del Giro de Italia, no es la primera vez que lo decimos, creo que es la más acertada.

Sin entrar en comparaciones con las otras dos, el Giro de Italia consigue una cosa que no es sencilla en este ciclismo que cambia al ritmo que esa hornada de jóvenes y las nuevas aficiones impone, y no es otra que conjugar tradición, grandes mitos y leyendas, ahora que se acerca la noche de muertos, con esas servidumbres que el ciclismo actual también solicita.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Y en esas que el Giro de Itala incorpora Hungría a su porfolio de países, añadiéndolo a Dinamarca, Israel, Holanda, Irlanda del Norte…

La mancha rosa crece por Europa, sondea nuevos horizontes, ¿se atreverá algún día fuera de Europa?

 

Pero mientras eso se decide, pisamos sobre un recorrido que rara vez decepciona.

Es un recorrido de abajo arriba, con su dosis siciliana, la isla luce espectacular en mayo,

Es un Giro adriático para trepar hasta el meollo, el gran norte, las etapas vénetas y piamontesas, especialmente.

Gobik, la colección de invierno 

Un Giro sobre el que planea la sombra de Marco Pantani, un corredor que sólo ganó una edición, pero que irradia esa magia que un día se marchitó en Madonna del Campiglio.

Ese día cambió todo, se derrumbó el mito y empezó el ocaso, pero el Giro rendirá visita, como a Pinacavallo, donde ganó el romagnonlo, y plantea una etapa íntegra en Cesenatico, la ciudad que le vio nacer, con la inclusión de las montañas que descubrieron el primer Marco Pantani.

Es curiosa esa relación amor-odio del Giro de Italia con Pantani, que salió con los pies por delante del mismo, cuando tenía la carrera a su merced, causando un agujero de proporciones colosales.

Pero aún, y así, veinte años después y mil crónicas publicadas sobre aquellos días, Italia ama a Marco.

No lo entendemos, pero así es.

 

El recorrido es una trampa de montaña, desde el primer minuto que se pisa terreno italiano, porque las jornadas húngaras se prevén como criteriums en línea, con un recuerdo a aquel Mundial del 94 que ganara Luc Leblanc, por los templos sicilianos, qué grandísima carrera aquella tórrida tarde de agosto.

El Etna en la primera semana es otro clásico de «manual Giro», como alguna dificultad que se alterna en ese tipo de etapas que seguro tendrán a Ewan, Viviani, Gavira y Sagan, sí Peter, en la puja.

La entrada del tres veces campeón del mundo es sin duda la gran noticia a nivel participación, no sé si sacrificando la temprana primavera o las Árdenas.

Así las cosas el Giro 2020 será coherente con el compromiso con el equilibrio con esa crono de más de treinta kilómetros, que no es aquella de más de sesenta en la que Menchov diera una estocada, pero que ya es algo.

Ésta sumada a los dieciséis de Milán, al cobijo de la catedral con más agujas del mundo, conforman un bonito panel de crono, que podría ser más, seguro, pero que es mucho, teniendo en cuenta lo que se cuece en el Tour, especialmente, porque la Vuelta al menos mantiene la sana costumbre de un test en solitario para alargar diferencias.

 

Entendemos que lo de Miguel Indurain y sus tiempos, con más de cien kilómetros contra el reloj, es impensable, el destrozo que provocarían bestias como Roglic en esa longitud no se enjuaga con toda la montaña del mundo, pero en el medio está la virtud, y para los puristas en la montaña que resulta del gran fondo.

Porque la semana final del Giro es de traca, de piernas caídas, no, muertas, de no dejar un gramo en el cuerpo, ni buen pensamiento en el celebro.

Hay etapas y etapas pero la de Sestriere, ese día, doscientos kilómetros, el Agnelo dejando ridículo el Izoard en el gráfico… tras todo lo subido, Stelvio entre otras cosas, a puertas de una crono final.

Es un canto a la épica y el ciclismo de toda la vida, el de fondo y agonía, un colofón acorde a esta gran carrera.

 

 

Un servidor no es especialmente contrario a kilometrajes de juveniles, como fórmula de innovación, pero ello no implica que limpiar de gran fondo una vuelta de tres semanas, cuando el fondo, la gestión de la fatiga y la acumulación de esfuerzos son la clave de estas carreras.

Este Giro de Itala gusta, y es más bello cuando hurgas en su entraña y ves lo que significa, el calambre rosa que recorre la bota.

Mayo volverá a ser mes de ciclismo, gentileza del Giro de Italia.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo antiguo

Tour 1992, eso ya no volverá

Publicado

en

DT – 2022 post

Por muchos motivos el Tour 1992 es irrepetible

El otro día me invitaron al ejercicio «friki» que el amigo Miguel González propone cada semana con su Pedal Vintage para hablar del Tour 1992.

La efeméride, ojo que pesa, cumple treinta añazos, treinta primaveras de nuestra vida que delata un poco la edad que tenemos cada uno.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Lo cierto es que sumergirse en un podcast tan metódico y concienzudo tiene ventajas intangibles, como el echar mano de los recuerdos que te quedan y de los que ya habías pasado página.

De aquel Tour guardo grandes instantes, como todos los que lo vivieron de mi generación o anteriores, pero hablar con Miguel tiene un plus de memoria que te hace entrar en trance.

Recordar y contar lo que tenemos sobre el Tour 1992 es un viaje a un ciclismo del que nunca quisimos salir.

Me pilló con la edad de mi hijo ahora mismo, con los mismos sueños y anhelos, con pensamientos tan alejados de lo que en realidad pasaba que hoy cuesta casi admitirlo.

Pero fue el primer ciclismo de los muchos que pululamos por las redes, el ciclismo de unos corredores que no pensaban en mañana, si podían competir con todo hoy, de unos ciclistas que afrontaban unas salvajadas de etapas que hoy no entrarían en el molde.

1024×300 Flandes Zona Centro post

En la charla, con Miguel ya hablamos del prólogo de San Sebastián y cómo el dorsal 1, Miguel Indurain sale con todos los cohetes para ser el primer líder delante de su afición.

No contentos con eso, los grandes nombres ya se pusieron delante en el primer puerto de entidad, el Marie Blanque que no vio la QH este sábado, para empezar a marcar paquete.

Aquella carrera fue, podríamos decir, deforme, pues partía con varios condicionantes, la salida de San Sebastián diezmaba los Pirineos y se tenía que rendir visita a varios países europeos por el trabado de Maastricht.

Que la montaña estuviera concentrada no quitó que hubiera gresca casi a diario, un dato que refleja la cantidad de sprints masivos que se vieron.

Especial fue aquella etapa de Bruselas, bajo el diluvió, con el Kapelmuur y Chiapucci y Lemond poniendo las cosas muy tensas.

Fue un Tour de quiero y no puedo para muchos, pues lo que sucedió en Luxemburgo trascendió la historia: una crono, más de 60 kilómetros, tres ciclistas doblados y la seguridad de que mientras Indurain fuera de la partida y estuviera bien, el Tour no iba a ser para otro.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Para quienes dicen que una crono hace un daño terrible a una grande, la reacción monumental de Claudio Chiapucci en Sestriere, si no la etapa de nuestras vidas, en el top 3 de siempre.

Ese día Indurain sentenció el Tour, entre la nebulosa de una pájara final y la caída total de la oposición de Gianni Bugno.

Días así, de 60 kilómetros contra el reloj, de 250 kilómetros por la montaña, competidos como si no hubiera un mañana… eso era otro ciclismo.

Y ojo que no quiero decir que ese ciclismo fuera mejor, tampoco peor, era diferente, al que estaba acostumbrado entonces y sí, lo extraño.

El Tour que empieza en unos días casi no ofrece etapas que podamos imaginarlos llegando de uno en uno, al mismo tiempo empieza a anunciar superequipos que no dejarán nada al azar y el control numérico se impondrá.

Espero equivocarme, mientras seguiré recordando aquellas carreras que nos tuvieron seis horas delante de la televisión.

Imagen: Diario Vasco

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Noticias de ciclismo

Pirinexus Challenge: la cara más amable y menos conocida de los Pirineos

Publicado

en

DT – 2022 post

Larga distancia, paisaje y ciclismo íntimo esperan en la Pirinexus Challenge

Hace diez años un reto se propuso un reto en la Unión Europea, su nombre fue Pirinexus y no era otra cosa que una ruta ideada desde el consorcio de Vies Verdes de Girona uniendo varios puntos a un lado y otro de los Pirineos.

Con un fondo comunitario dedicado a su creación, la ruta pasó del papel al territorio.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Se señalaron rutas, curvas, en medio de la nada, entre bosques, los contrafuertes de la montaña, un círculo en el mapa que creció y se hizo mayor con lo más importante, el beneplácito de los ciclistas.

La Pirinexus, como su nombre indica, unía lugares, puntos más allá de la frontera, el Vallespir con otros de Girona, ese sitio que alguien cinceló para que los ciclistas se explayaran.

Y para ello se dispuso de una ruta de 350 kilómetros por carreteras secundarias que invitaban a aquello que un día idearon los randonneurs, esos magos de la larga distancia, que encontraban el placer en el pedalear sin prisa, pero por horas y horas, por medio mundo.

En las entrañas de la Pirinexus 

Jordi Cantal fue el ideador de todo esto.

Un día tomó un mapa, recorrió con su dedo el contorno de los Pirineos, pensó en lo que sería la Pirinexus y se propuso recorrerla en 24 horas, o menos.

Me salieron veinte horas, al final. Me fui al Patronat de Vies Verdes para presentar un proyecto de reto, una challenge que se hiciera de un tirón pero en un marco horario: de sol a sol».

Así nació la Pirinexus Challenge, un libro de hojas blancas para el gravel tranquilo, que busca respirar en parajes únicos, íntimos, en terreno fronterizo.

En 2015 se celebró la primera edición, con doce equipos, pues se realizó a relevos.

Con el tiempo entró en el programa de la Sea Otter Europe, formando parte ahora mismo de su programa deportivo.

Este año será el 24 de septiembre.

Se trata de una propuesta diferente, porque es el ciclismo de larga distancia, el alejado de toda prisa y que respira en una cita de frenética actividad.

Un reto non stop que prevé reunir ciclistas con todo tipo de pretensiones: acabar, explorar límites y buscar la compañía del sol

Por delante una propuesta redondeada en 335 kilómetros, que se inicia de madrugada con tiempo para finalizarla hasta la media noche.

Un reto cambiante, con tierra y asfalto que propone diversión, variedad y ciclismo en esencia.

Inscripciones abiertas

El lado menos conocido de los Pirineos

En el mapa sería el tramo más a la derecha, en la realidad son los Pirineos menos conocidos, aquellos que pierden altura porque el Mediterráneo les reclama.

La Challenge Pirinexus no pretende el Tourmalet, ni el Aubisque, pero el límite del horizonte dibuja el perfil mismo del placer.

Su desnivel, unos 3500 metros en 335 kilómetros, habla del placer de rodar y rodar.

Los tres grandes escenarios

Si la ruta ofrece sorpresas, ya vendrán, pero a priori la Pirinexus esconde algunos tesoros que pueden ser dibujados.

Uno es la bajada del Coll d´ Ares hacia el Vallespir, ya en Francia: “es asfalto rugoso, típico, los paisajes llenan la mirada”.

Otro el Coll de Panissar, que marca el regreso a Girona, cerca de Le Perthus, con L´ Empordá ahí abajo.

El último la leyenda e historia de Empúries y el eterno legado griego que nos ha dejado.

Mejoras en el recorrido

Para quienes tengan referencias de experiencias pasadas, hay que anotar algunas mejoras en el recorrido que evidencian la apuesta del territorio por esta fórmula.

Así las cosas, en el tramo de Sant Joan de les Abadesses a Ripoll se ha propuesto una vía completamente nueva que incluso incorpora algún puente.

También señalar que en Platja d´ Aro se han mejorado los carriles bici de forma paralela a la carretera.

Recordemos que este año la ruta será en sentido de las agujas del reloj…

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Noticias de ciclismo

Un libro en homenaje de las bicicletas

Publicado

en

DT – 2022 post

El libro pone en valor las bicicletas, el medio de transporte más utilizado

La editorial Takatuka ha publicado esta primavera «Bicicletas», un libro que pone de relieve la importancia de este medio de transporte y de práctica deportiva.

Escrito por Fleur Daugey e ilustrado por Karine Maincent, es un homenaje al vehículo más ecológico y sostenible, que revolucionó la historia de la humanidad.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Un libro ideal para los amantes de las bicicletas y el deporte

Con un lenguaje sencillo, fácil de leer y comprender, el pequeño lector conocerá la historia de la bicicleta y su evolución, desde el velocípedo hasta la BTT. Un gran invento del que cada año se fabrican 140 millones en todo el mundo, el triple que de coches. Gracias a él, muchos de nosotros podemos desplazarnos de una manera rápida y fácil para ir a trabajar, para hacer deporte o simplemente para pasarlo bien.

En este álbum ilustrado viajaremos a través de la historia y cultura de diferentes países para conocer la importancia y diferentes utilidades de este medio de transporte extraordinario.

Así conoceremos a Karl Drais von Sauerbronn, el inventor del velocípedo en 1817, antecesor de la bicicleta, o a Pierre Michaux quien en 1861 inventó los pedales para poner en ellos los pies y transmitir la fuerza de las piernas a la rueda.

Además, sabremos cómo la bicicleta ayudó a la liberación de las mujeres, hizo la revolución en China y sustituyó a los coches durante la Segunda Guerra Mundial, cuando había escasez de combustible. Y analizaremos los elementos que lo hacen un vehículo único e indispensable.

El libro también le dedica un espacio a las competiciones ciclistas como las carreras o las grandes vueltas que se celebran en diferentes países y que cada vez tienen más seguidores, sin olvidar las malas prácticas, como el dopaje, o las modernizaciones técnicas que ha ido adoptando la bicicleta.

Acompañado de atractivas ilustraciones coloridas, el texto nos invita a reflexionar sobre cómo la bicicleta puede formar parte de la solución para desplazarse y divertirse en el mundo sin perjudicar el medio ambiente.

Sobre su autora y su ilustradora

Fleur Daugey se formó en Piscología y Etología e inició su carrera trabajando en numerosas ONGs de protección de la naturaleza, antes de volcarse en la escritura y el periodismo.

Redactora durante tres años de la revista La Salamandre, trabaja actualmente como periodista independiente y autora para diferentes revistas y editoriales.

Karine Maincent es una diseñadora e ilustradora francesa, licenciada en la Ecole Supérieure d’Art et de Design d’Amiens.

En 2007 se fue a trabajar como diseñadora gráfica para el Instituto Francés en Cotonou, en Benin.

A su vuelta fundó en 2009 el estudio Tokpa, que le permite partirse el tiempo entre la dirección artística, la ilustración, la realización de reportajes ilustrados y la animación de talleres infantiles.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Noticias de ciclismo

El Giro 2022 toca el cielo en el Pordoi

Publicado

en

DT – 2022 post

El Pordoi es la Cima Coppi de este Giro de Italia

Antes de la Marmolada, el Giro pasará por el Pordoi con la seguridad que está en su punto más alto.

Hubo por estos pagos una etapa mítica hace casi treinta años. Corrían en aquel pelotón nombres que suenan a gloria en tiempos en los que los héroes corren escondidos.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Fue una jornada de esas que deja la memoria marcada a una generacion, porque la generosidad en la carretera se cobra el recuerdo, el cariño de quien ama este deporte, lo que significa e implica.

Y la historia la escribieron con mayúsculas dos gigantes como Claudio Chiapucci y Miguel Indurain, bajo la pertinaz lluvia de los Dolomitas, en el enjambre de puertos del lugar, de subidas inhumanas, aquellos días ocultas y escondidas en la niebla que agarraba con obsesión la piedra del paisaje.

Pero ese día Miguel Induriain, generoso habitualmente, hizo un gesto que dejó huella, quiso pasar primero por el Pordoi, esa edición la “cima Coppi” de la carrera.

Quizá supiera el navarro de la vinculación de esa subida con el gran Fausto, quizá supiera de las estelas que adornan la subida en recuerdo del irrepetible ciclista que marcó los tiempos tan hondamente que todos en su país o en cualquier rincón del universo ciclístico le recuerdan como el grandísimo que fue.

1024×300 Flandes Zona Centro post

En la cima del Pordoi, Jordi Escrihuela nos dijo que hay una bicicleta de Gilberto Simoni, que también hay un monumento a Fausto Coppi, el corredor que un día voló sobre las 33 curvas del puerto, que puso el Pordoi en el mapa.

Fíjense en Fausto Coppi ¿escala? No, no escala. Corre, sencillamente, como si la mesa fuese llana como una mesa de billar. Desde lejos se diría que ha salido a dar un alegre paseo. Desde lejos, porque desde cerca se ve como se le enflaquece el rostro y se le contrae el labio superior, lo que le confiere una singular expresión de ratón apresado en una trampa

Dino Buzzati, el cronista del “Corriere della Sera”, estaba ahí, en el Giro de 1949, viendo a Coppi volar, distanciar al resto, perpetuar el Pordoi. El narrador de la escena deportiva en la Italia que recuperaba el resuello tras la Segunda Guerra Mundial, plasmó ese Giro que marcó la línea entre Bartali y Coppi.

Dicen que hay cimas más duras, más altas, si se nos permite, hasta más fuertes, en los alrededores, pero el Pordoi es la esencia de los Dolomitas.

Cercado por el Sella, la Marmolada, aquí se tienen las mejores vistas, incluso de los puertos suizos cuando el verano cae sobre las cumbres que rebosan nieves perennes.

El sitio vivió otras batallas, como en el Grappa, osarios recuerdan soldados que se dejaron el aliento en las guerras mundiales.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Sin embargo el lugar está prendado de Coppi y su figura, quizá por eso Franco Chioccioli, el corredor que más se le asemejó sentenció un Giro, el de hace 25 años, ante el desespero de Marino Lejarrera.

No es el más, duro, como dijimos pero su sucesión de curvas, rítmicas, casi sinfónicas le confieren carácter musical, primero entre pinos, luego con la singular flor de edelweis como testigo.

Arriba está cima, esta vez la «cima Coppi».

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

TWITTER

El otro día recordando con @gzlz11 el Tour 92 me di cuenta que hay cierto ciclismo que es muy complicado que un día volvamos a ver. Ciclismo de trisca diaria, de valientes, de uno en uno... no digo que el de ahora no me guste, pero el de entonces, ufff.

https://joanseguidor.com/tour-1992-ciclismo/

Cuando tanta gente se alegra de los títulos de Carlos Rodríguez y Raúl García Pierna no es casualidad.
Es fruto de un trabajo cimentado en la humildad, la calidad y motoraco a partes iguales.
Ya vuelan solos y muy alto....
#CEMallorca22

Que ¿por qué me gusta Romain Bardet?
Ciclista valiente
Tipo respetuso y deportivo
Cultivado que vale la pena escuchar

Ya no opta a ganar un Tour, pero siempre brilla, busca su hueco y algo nos da

Ganas de verle en el #TDF2022

https://joanseguidor.com/romain-bardet-tou-r2022/

Load More...

Lo + leído

X