Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclistas

Las cinco apuestas más subjetivas de la primavera ciclista

Publicado

en

Mads Pedersen Wevelgem
Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Que esta primavera ciclista sea lo más normal posible

Con la esperanza que esta primavera salga como estaba previsto, según el calendario, y que la de 2020 quede como la verdaderamente afectada por la maldita pandemia, el buen aficionado ciclista se frota las manos ante el ciclo más apasionante del año.

Het Nieuwsblad y Kuurne-Bruselas-Kuurne son el Rubicón de un ciclismo que se ha acostumbrado a competir con la única presencia de las cámaras del directo, pero con la sensación que millones de ojos te están escrutando.

Favoritos para el fin de semana de apertura los hay ya marcados, algunos más que otros, curiosa la elección de Van der Poel, quien sólo estará en Kuurne, pero en este mal anillado cuaderno queremos ir más allá, queremos ir a la primavera ciclista en su totalidad, buscando entre los nombres VIP cinco caballos que seguro que no serán ganadores en muchos casos, pero que nos haría especial ilusión que tocaran pelo.

Empezamos, no somos originales, con un clásico y el deseo de que Greg Van Avermaet gane algún día el Tour de Flandes.

No le vemos ya en la condición de hace tan sólo cuatro años, cuando creo que lo tuvo a tiro si no llega a ser por aquel enganchón de Sagan en el Paterberg, pero su condición de outsider, añadido al conocimiento que tiene de la carrera le podrían dar cierto chance, tanto a él, como a su compañero Oliver Naessen, otro que nos pirra pero cuyo palmarés está lejos de lo mucho que nos ha dado.

Seguimos con Mads Pedersen, posiblemente el mejor ciclista para contestar el dominio que muchos ya le atribuyen a Van Aert-Van der Poel.

El danés ya sabe lo que es nadar en las aguas revueltas que rodean las dos megaestrellas y salir airoso.

Lo demostró en la Wevelgem de otoño, una de las mejores carreras del calendario movido por la pandemia, en un excelente juego de sillas en la que él, como cuando ganara el mundial acabó pescando el premio gordo.

[elementor-template id=»36790″]

 

Precisamente su compañero de podio en el mundial de Yorkshire, Matteo Trentin, prosigue esta lista.

El italiano es sin duda uno de los MVP de la primavera ciclista de los tiempos recientes, siendo líder cuando se le ha requerido, pero también excelente gregario en los tiempos que Quick Step tenía tantas bazas para ganar como ciclistas en la carretera.

No se le conoce una «major» en el palmarés, pero como Van Avermaet es un tipo con caché suficiente para saltar la banca, bueno en el adoquín y con final interesante, salvo que no llegue acalambrado como en Yorkshire.

Ojo que a su lado tiene al eterno Alexander Kristoff.

Wout Van Aert Van der Poel JoanSeguidor

¿Otro deseo? Que Wout Van Aert gane la París-Roubaix, esa carrera que corre como si la conociera desde hace años pero que tan mal le ha tratado, incluso cuando lo suyo ha sido remar y remar entre caídas, cortes y averías.

Que el tío más rocoso del pelotón, «heavy metal» como nos dijo Nico Van Looy, se llevara la carrera más singular de la campaña, sería un premio muy justificado.

Casi tanto como que Marc Hirschi se cobre la Lieja-Bastogne-Lieja que muchos vimos de su lado hasta que Julian Alpaphilippe empezó a hacer eses.

El suizo ha nacido para ser «Ardenero», eso es el equilibrio justo entre resistencia, escalada y buen punto de velocidad, con ese final llano en Lieja.

Lo dicho, todo lo escrito y explicado anteriormente es nuestra apuesta ¿bizarra? tal vez, pero personal e intransferible, toda la suerte a cada uno de ellos.

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclistas

Iván Ramiro Sosa ¿a quién ficha Movistar?

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Iván Sosa deberá demostrar en Movistar si es capaz de disputar generales

Hay algo de contradictorio en Iván Ramiro Sosa pues destacó tan joven que con 23 años parece que lleva una eternidad en el negocio, siendo ya noticia cuando fichó por Ineos y dejó en la estacada a Trek y ahora, tres años después no tenemos ni idea qué versión mostrará en el su ciclo de Movistar.

No nos equivocamos si decimos que Sosa no es un ciclista más.

Hiriente, no hay muchos que, en un día inspirado, sean capaces de sacarte los colores como el liviano colombiano

La suya es una carrera de las de antes, de las de los escarabajos, ciclistas excelsos el día que todo les sonreía, pero ajenos a la competición cuando ésta les giraba la cara.

Eso ficha Movistar con Iván Ramiro Sosa.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



En sus tres años en Ineos, Sosa ha sido más de lo mismo que en Androni. 

El enésimo hallazgo de Gianni Savio se fue a la escuadra más potente del mundo siendo uno y sale de ella siendo casi el mismo ciclista, al menos por lo que vemos en la ruta.

Con un palmarés incipiente, Burgos es su especialidad, y destellos que hablan de la calidad que manejan esas piernas (Occitania y Piamonte, especialmente), seguimos con la duda de si lo suyo es el esfuerzo sostenido durante tres semanas con la general en el horizonte.

Cierto es que ha corrido dos grandes, Giro y Vuelta, de forma anónima, cierto es también que lo ha hecho joven y que debe tener margen, pero a un ciclista que ha dominado con a soltura que le hemos visto, por ejemplo, las Lagunas de Neila se le puede exigir un destello, aunque sólo uno sea, en grandes como la italiana y española que tienen buen terreno para él.

300×250 – Shimano Ultegra
Revista – banner post
Gran canaria 300×250



A diferencia de Nairo y Miguel Ángel López, quienes desde bien jóvenes se veían para disputar generales, Iván Ramiro Sosa aún no tiene definida la suerte en las grandes vueltas ¿Movistar le encarrilará?

Mientras vemos eso, lo fácil sería encasillarle en un cotizado pero relevante puesto de «coleccionista de cumbres», un tipo de corredor que en chez Unzue ya han tenido en la persona de Leonardo Piepoli, un ciclista del que muchos hablan bien pero con la boca muy pequeña.

Pero dejando asuntos turbios al margen, la variedad de cimas que adorna el palmarés del italiano bien podría ser una inspiración para el colombiano más colombiano del presente si el esfuerzo de tres semanas se le hace bola.

Continuar Leyendo

Ciclistas

El Tour sigue en la trampa de las etapas cortas

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Con etapas tan cortas el Tour se priva el factor sorpresa del kilometraje

Cuando hace una semana vimos la presentación del Tour de Francia, aplaudimos aspectos como el inicio nervioso, viento & pavés, también nos parecieron interesantes los encadenados en montaña y nos atrajo una crono larga a 24 horas del final, sin embargo, si una cosa no nos cuadró fue la profusión de las etapas cortas.

Hace menos de cuarenta años era normal disfrutar de Tours que superaban los 4000 kilómetros, especialmente largo fue aquel de Roche y Perico en 1987.

Luego en los noventa la cosa se fijó entorno a los 3700 kilómetros.

En 2022, el Tour andará por los 3200 kilómetros, con una importante dispersión de etapas cortas.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Así vemos que sólo cumplen con la criba de los 200 kilómetros, o cerca, las jornadas danesas y una que parece muy interesante al tiempo que desapercibida, es la jornada valona de Longwy, con 220 kilómetros.

Ese día el pelotón pasará por algunas cotas y el final es accidentado, una etapa que puede provocar una criba brutal si hay ganas de armarla de lejos.

Ese día nos recuerda a la famosa etapa 7 del Tour de 2021, una jornada de 250 kilómetros en vísperas de la montaña con un trazado envenenado, lleno de dureza y velocidad.

Cuando Van der Poel y Van Aert le dieron una vuelta de tuerca a la carrera quedaban más de 220 kilómetros para meta ¿el resultado?

Una etapa antológica, de esas que hacen gala al gran fondo que se le supone al ciclismo y en especial al Tour de Francia, una etapa de gigantes, con desarrollo de clásica, cuya longitud, trazado y velocidad abrieron tanto el pronóstico que ni Van Aert ni Van der Poel pudieron estar delante al final.

Aquel día ganó su primera etapa Mohoric.

300×250 – Shimano Ultegra
Revista – banner post
Gran canaria 300×250



Con esto venimos a decir que el ciclismo se vuelve ilógico, completamente impredecible, cuando el pelotón pasa cierta barrera de kilómetros, de ahí el desenlace de clásicas como Flandes, en las que Asgreen, más lento que Van der Poel, acabe imponiéndose.

Y así mil ejemplos.

Que jornadas que nos atraen como Alpe d´ Huez o Col du Granon sólo tengan 166 y 148 kilómetros no hacen justicia a lo que el Tour ha querido proponer recuperando perfiles que, por otro lado, creíamos olvidados.

Las etapas cortas se han metido tanto en el ADN del Tour que las largas, las maratonianas, son una excepción.

Sabemos que el ciclismo evoluciona, que explora nuevos puertos, que busca superficies inéditas… pero sinceramente no le vemos el beneficio a tantas y tantas etapas cortas, sobretodo cuando el Tour vende que ha diseñado el recorrido para las «generaciones más guerreras» donde destaca gente que no se corta en atacar a mil de meta.

Imagen: A.S.O./Pauline Ballet

Continuar Leyendo

Richard Carapaz

Richard Carapaz parece el más listo de la clase

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Pocos ciclistas tienen el ratio físico-mentalidad de Richard Carapaz

Hace dos años y medio, Richard Carapaz era un ciclista en capilla para triunfar.

Venía de realizar un Giro muy interesante, con victoria de etapa y pugna con Miguel Ángel López por el maillot blanco, y estaba a punto de afrontar otro Giro que le iba a cambiar la vida.

No llegó a Bolonia, salida del Giro 2019, en el primer bloque de favoritos, pero si que captaba cierta atención por parte de los medios.

Segundo de abordo, con Mikel Landa como baza más importante del Movistar, Carapaz fue haciendo.

Ganó una etapa de ratón en la primera semana, al mismísimo Caleb Ewan, por que Carapaz casi nunca queda cortado, y se hizo con el liderato en Coumayeur, a la brisa y llovizna del Montblanc, con Nibali y Roglic marcándose hasta la paranoia.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Ese día quien más quien menos imaginó un Giro ganado por Richard Carapaz e imaginó bien, pues llevó el rosa hasta el mismo centro de la arena de Verona.

Al año y pico, con la pandemia azotando, Carapaz conoció el Tour, iba en auxilio de Egan Bernal, pero el colombiano se derrumbó a las primeras de cambio, Richard sacó brillo y se pasó la semana final escapado.

No ganó una etapa, ni siquiera Pogacar le dejó el maillot de mejor escalador, pero tuvo presencia y minutos de televisión, fue el perenne escapado en su primer Tour hasta la misma puerta de la meta en la que cedió el éxito a Kwiato.

A las semanas, pisó su segundo podio en una grande, plaza de plata en una Vuelta que Roglic le ganó en el descuento de La Covatilla, el fin de fiesta más trepidante para la temporada más extraña de nuestras vidas, pues acabó ya entrado el mes de noviembre.

Este año, en julio, Richard Carapaz cerró el círculo de las grandes vueltas, pisó el podio del Tour, es decir conoce Verona, Madrid y París desde el podio.

No muchos aseguran eso.

Pero más allá de los números, de los logros, lo que admiramos de Richard Carapaz es que nos parece el ciclista con el mejor ratio cabeza-físico del pelotón.

No creemos que sea el mejor escalador, mucho menos el contrarrelojista más excelso, pero ello no le quita de estar siempre en boga, de causar incomodidad a los rivales, de ser temido y, principalmente, hacer siempre acto de presencia.

300×250 – Shimano Ultegra
Revista – banner post
Gran canaria 300×250



Lo dejamos por escrito, y no creernos equivocarnos si decimos que no vemos a Richard Carapaz ganando el Tour, en la última edición vimos el abismo que separa a Pogacar del resto, un abismo que sólo Roglic podría estrechar si Egan Bernal no da el salto que muchos esperamos.

Carapaz en el Tour fue un quiero y no puedo, pero no cejó, busco opciones, planteó batalla y casi siempre salió perdiendo en el resultado que no en la admiración que le procesamos.

Si una carrera le define es esa victoria ante Ewan en el Giro, si hay otra es su oro olímpico, una presea que no podía estar en mejores manos

Corría con un solo compañero, pero es cuando nadie cuenta con él o más vulnerable parece que emerge el mejor Richard Carapaz.

Se movió perfecto, después de la selección de Pogacar, sumando con la rueda de McNulty, quien encima se vació para la causa, y supo que Van Aert iba a tirar a por él, pero no a full, con la cantidad de rivales que se soldaron a rueda del belga.

Esa mañana de sábado, el buen aficionado al ciclismo esbozó una sonrisa por este ecuatoriano de cara amable y ambición tan alta como los volcanes que sube en su tierra.

No lo tiene nada sencillo, como hemos dicho, pero sale a flote, siempre emerge y lo hace además en un equipo con una competencia interna brutal.

Será bonito ver qué rol retoma si Egan Bernal, como parece, centra el tiro en el Tour.

Imagen: ASO- Charly López

Continuar Leyendo

Wout Van Aert

La gran obra de Van Aert fue en el Tour de Francia

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

No caben más registros en las tres etapas que Van Aert gana en el Tour

Ahora que el recorrido del Tour 2022 está sobre la mesa y el año encarrila su recta final, queríamos ir a algunos de los pasajes más singulares de la campaña, trayendo emociones que seguro guardamos con celo y bajo llave, en situaciones como la del encadenado de Wout Van Aert en el Tour pasado con un tríptico de victorias y anchura de miras que creo ahora mismo nadie en el pelotón podría igualar.

Cuando hablamos de Van Aert admitimos una falta de objetividad que muchas veces nos lleva, incluso, a la crítica, creyendo que podría ganar mucho más de lo mucho que ya gana, una sensación que tenemos con otros, tipo Valverde, y que no es más que el resultado de un ciclista que nunca escurre el bulto y se mete en todos los fregados.

Sin embargo en esta escalada de imparcialidad, la guinda que le puso Wout Van Aert a su Tour de Francia merece una mención especial en la galería de las maravillas por la que ha transcurrido el año de ciclismo.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



El tríptico de Van Aert en el Tour rivalizó por unos días con el del cordero de Saint Bavon, en Gante, con un trío de éxitos que empezó en la misma base del Mont Ventoux, la primera vez que el Tour transitaba dos veces por el monte pelado.

Alaphilippe formó parte de los ataques de inicio, con otros como Pierre Rolland o Dan Martin hasta que vino la contra de Van Aert al frente de un grupito que se consolidó en la primera ascensión al Ventoux.

Para la segunda, Kenny Elissonde fue el primero en romper la armonía, anticipando una nueva contra de Van Aert que acabó con el campeón belga solo ya a unos kilómetros de la cima.

La etapa más icónica del Tour ya era de Wout Van Aert, pero quedaba el final

300×250 – Shimano Ultegra
Revista – banner post
Gran canaria 300×250



El fin de semana que concluía la carrera, el Tour disponía una crono y el tradicional paseo en los Campos Elíseos.

En el test cronometrado por entre los viñedos de Saint Emilion se produce el vuelo raso del belga que domina de inicio a fin la carrera, dejando cerca del medio minuto a Kasper Asgreen.

Van Aert es el único en rodar por debajo de los 36 minutos en 30 kilómetros de recorrido.

Y la guinda, una llegada que le motivaba casi tanto como la misma crono, la de los Campos Elíseos

Por medio, además una efeméride, la posibilidad de evitar que Mark Cavendish superara el registro de Eddy Merckx.

Un escenario que Van Aert evita con maestría, sale quinto de la Concorde, con Cavendish y Philipsen a rueda, pero con el lanzador, Mike Teunissen por delante.

Toda vez se limpia la ruta, Teunissen arremete y deja a Cav sin Morkov y a Phlipsen sin Rickaert: ya nadie adelantaría a Wout Van Aert, cerrando el círculo, firmando la tabla tres de su tríptico imposible.

Había ganado en el Mont Ventoux, una crono y el sprint de los Campos Elíseos, no caben más registros en un par de piernas.

Imágenes: A.S.O./Pauline Ballet

Continuar Leyendo

TWITTER

Sobre el potenciómetro 3 preguntas...
¿Lo necesitamos realmente?
¿El ciclista medio puede salir sin él?
¿Una vez lo compramos tenemos la disciplina de descargar y analizar pacientemente?

https://joanseguidor.com/podcast-potenciometro-ciclismo/

#PodcastJS

Escapado en el Ventoux - Ganador en la contrarreloj - El más rápido en Campos Elíseos

¿Alguien da más que Wout Van Aert?

https://joanseguidor.com/etapas-van-aert-tour/

3

Qué triste que el Tour haya marginado las etapas largas, sin ellas perdemos incertidumbre y factor sorpresa en el desenlace.
El ciclismo siempre ha sido un deporte de fondo y esa etiqueta ha quedado en la historia

https://joanseguidor.com/tour-2022-etapas-cortas/

Richard Carapaz me parece el ciclista más proporcionado del pelotón, con físico notable, aunque no súper, pero con una mentalidad y ganas de destacar fuera de norma.

Sólo hay que mirar su palmarés para ver lo lejos que está llegando...

https://joanseguidor.com/richard-carapaz-ciclista-balance-2021/

Vamos con el maillot Breakway by @shimanoes, una prenda que se vende de verano pero que sienta bien estos días de entretiempo, más frescos y húmedos

https://joanseguidor.com/maillot-breakaway-by-shimano-una-pieza-atemporal/

Load More...

Lo + leído