Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Wout Van Aert

Mundial: Wout Van Aert no sabe correr de favorito

Publicado

en

Van Aert no debería correr solo en los momentos clave en carreras como el Mundial

No seria plato de gusto estar en la panza de la selección belga en los momentos inmediatos al final del mundial de Flandes, momentos en los que Wout Van Aert pasaba por las entrevistas con una cara de velatorio y Jasper Stuyven aguantaba las lágrimas bajo unas oscuras gafas de sol.

Jasper, el ganador de San Remo, había sido cuarto en el mundial que acababa en las puertas de la casa de sus padres, menudo trago

Menudo trago.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Bélgica lo hizo bien, lo bordó, de hecho en el tramo en el que la cosa era más predecible

Mario De Clerq tiró y tiró, Yves Lampaert se cargó buena parte del pelotón, entre ellos algunos velocistas, Tiejs Benoot asistiendo la cabeza… todo perfecto.

Hasta Remco Evenepoel se ha vaciado por Wout Van Aert, antes de lo previsto, mucho antes, entrando a cortes kilométricos y tirando hasta menos de treinta kilómetros.

Remco habrá callado a Eddy y a los que dudábamos de su lealtad al liderazgo de Van Aert en el Mundial, pero no estoy seguro que su baza se quemara en el momento adecuado.

Dicho todo esto, está claro que Wout Van Aert tiene un problema en carreras de este perfil, en grandes clásicas, juegos olímpicos y mundiales.

Le colgamos la etiqueta de favorito único y las miradas y marcajes le matan.

Cierto es que, el Wout Van Aert de Lovaina no ha sido el ciclista top de la Vuelta a la Gran Bretaña de hace unas semanas, pero también lo es que no puedes afrontar un final tan imprevisible con tu líder completamente solo.

El portento de Jumbo no tuvo con qué salir a por Alaphilippe, como en Imola el año pasado, le vio partir perfectamente, en primera persona, y luego bajó los brazos en la persecución, anulado incluso por la baza de un Stuyven que nunca estuvo con opciones de cazar al campeón.

Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



La hipérbole de que Van Aert sabe hacer de todo, que cocina, limpia y friega como el que más, creo que ha ido muy lejos. 

El chaval necesita ayuda en los momentos clave, eso si sigue corriendo a verlas venir, sin tomar riesgos.

Son esos instantes a menos de veinte de meta en los que no siempre gana el mejor, pero sí el más listo.

No es necesario que sea el más fuerte de la carrera, por que al final sabe resolver a su favor un una punta de velocidad que subyuga, pero una mano le es necesaria.

Recordad el desenlace de la Gante-Wevelgem que le facilita Nathan Van Hooydonck, cerrándole los huecos, controlándole los rivales, marcando el camino, eso Bélgica no lo ha tenido para Van Aert en el Mundial de Flandes.

El final para Van Aert en unos mundiales en los que aspiraba a todo está lejos de lo que él esperaba, nosotros queríamos verle más arriba, ya lo sabéis, pero es lo que hay, este chico corre con un lastre complicado de gestionar y no son pocas las veces que ha perecido en el intento.

 

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wout Van Aert

La gran obra de Van Aert fue en el Tour de Francia

Publicado

en

No caben más registros en las tres etapas que Van Aert gana en el Tour

Ahora que el recorrido del Tour 2022 está sobre la mesa y el año encarrila su recta final, queríamos ir a algunos de los pasajes más singulares de la campaña, trayendo emociones que seguro guardamos con celo y bajo llave, en situaciones como la del encadenado de Wout Van Aert en el Tour pasado con un tríptico de victorias y anchura de miras que creo ahora mismo nadie en el pelotón podría igualar.

Cuando hablamos de Van Aert admitimos una falta de objetividad que muchas veces nos lleva, incluso, a la crítica, creyendo que podría ganar mucho más de lo mucho que ya gana, una sensación que tenemos con otros, tipo Valverde, y que no es más que el resultado de un ciclista que nunca escurre el bulto y se mete en todos los fregados.

Sin embargo en esta escalada de imparcialidad, la guinda que le puso Wout Van Aert a su Tour de Francia merece una mención especial en la galería de las maravillas por la que ha transcurrido el año de ciclismo.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



El tríptico de Van Aert en el Tour rivalizó por unos días con el del cordero de Saint Bavon, en Gante, con un trío de éxitos que empezó en la misma base del Mont Ventoux, la primera vez que el Tour transitaba dos veces por el monte pelado.

Alaphilippe formó parte de los ataques de inicio, con otros como Pierre Rolland o Dan Martin hasta que vino la contra de Van Aert al frente de un grupito que se consolidó en la primera ascensión al Ventoux.

Para la segunda, Kenny Elissonde fue el primero en romper la armonía, anticipando una nueva contra de Van Aert que acabó con el campeón belga solo ya a unos kilómetros de la cima.

La etapa más icónica del Tour ya era de Wout Van Aert, pero quedaba el final

Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



El fin de semana que concluía la carrera, el Tour disponía una crono y el tradicional paseo en los Campos Elíseos.

En el test cronometrado por entre los viñedos de Saint Emilion se produce el vuelo raso del belga que domina de inicio a fin la carrera, dejando cerca del medio minuto a Kasper Asgreen.

Van Aert es el único en rodar por debajo de los 36 minutos en 30 kilómetros de recorrido.

Y la guinda, una llegada que le motivaba casi tanto como la misma crono, la de los Campos Elíseos

Por medio, además una efeméride, la posibilidad de evitar que Mark Cavendish superara el registro de Eddy Merckx.

Un escenario que Van Aert evita con maestría, sale quinto de la Concorde, con Cavendish y Philipsen a rueda, pero con el lanzador, Mike Teunissen por delante.

Toda vez se limpia la ruta, Teunissen arremete y deja a Cav sin Morkov y a Phlipsen sin Rickaert: ya nadie adelantaría a Wout Van Aert, cerrando el círculo, firmando la tabla tres de su tríptico imposible.

Había ganado en el Mont Ventoux, una crono y el sprint de los Campos Elíseos, no caben más registros en un par de piernas.

Imágenes: A.S.O./Pauline Ballet

Continuar Leyendo

Wout Van Aert

El pensamiento que Wout Van Aert debería hacer

Publicado

en

La temporada de Van Aert ha sido muy buena pero pudo ser excelente

El domingo 3 de octubre para muchos ciclistas significaba el cierre de la temporada 2021.

Una vez llegados al velódromo André-Pétrieux de Roubaix, empieza un merecido descanso que les permitirá disfrutar de otros menesteres más allá del ciclismo, dejarán a un lado su profesión como cualquier otro empleado, disfrutando de un merecido período de vacaciones.

Pero las vacaciones también implican un tiempo de reflexión, de hacer balance de la temporada, de repasar los aciertos y los errores, en fin, un ejercicio de autocrítica, obligatorio para cualquier ciclista que quiera mejorar año a año.

Y estamos seguros que habrá un ciclista que deberá tomarse un tiempo de reflexión para analizar su temporada.

Como no podría ser de otra manera es un belga llamado Wout van Aert: El ciclista que aspira a casi todo.

Un contrarrelojista como pocos, gran clasicómano, brillante esprínter y buen escalador. Un ciclista como pocos y el más completo del pelotón actual, pero con un problema, las grandes citas.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Y¿ Qué le pasa a Wout van Aert en las grandes citas ?

El bueno de Wout ha ganado mucho esta temporada, tiene victorias que valen toda una vida ciclista: tres etapas en el Tour de Francia, Amstel Gold Race, Gante-Wevelgem, etapa en Tirreno-Adriatico etc. Pero, ¿por qué un talento como el belga no ha sido capaz de ganar en ninguna gran prueba de un día este año? Repasemos sus resultados en las grandes clásicas de esta temporada:

– Milano San Remo: Tercero.
– De Ronde van Vlaanderen: Sexto
– Prueba en línea de los JJ.OO: Segundo
– Campeonato Mundial de ciclismo en ruta: Undécimo
– París-Roubaix: Séptimo

En él vemos algún puesto de honor y top 10, pero vemos que no se ha llevado el gato al agua en ninguna ocasión.

Siempre ha habido algún ciclista, o varios, mejores que él, y es algo que nos llama la atención dada la inmensa calidad que atesora el belga

Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



Si hacemos un repaso a las grandes clásicas del año recordaremos en todas ellas un mismo denominador común: Wout Van Aert persiguiendo

Y es que el belga ha jugado a contra pie en todas las grandes citas, le ha tocado cerrar huecos, liderar persecuciones y tirar a por rivales.

Y aquí creemos que está el problema, Wout ha tenido una actitud defensiva, en cambio sus rivales han tenido una actitud ofensiva, con lo que ello conlleva.

Por todos es sabido que quién golpea primero, golpea dos veces y que la mejor defensa es un buen ataque.

A lo largo de la temporada lo hemos visto mil veces.

Alaphilippe en el Mundial ataca hasta en cuatro ocasiones, y en casi todas es Van Aert el que debe cerrar el hueco, con el esfuerzo que ello conlleva, hasta que no puede más y el francés se marcha para conseguir su segundo arcobaleno.

En Paris-Roubaix es incapaz de seguir el ataque de Van der Poel, sin embargo es él quién que cargará con el peso de una larga persecución que durará casi setenta kilómetros.

Si viajamos a Flandes, todos recordaremos el petardazo de Van Aert en el Paterberg intentando cazar a Asgreen y Van der Poel que le habían atacado unos kilómetros antes.

Muchas situaciones que nos llevan a pensar que quizás Wout debería plantearse su táctica a en estas carreras.

Sabe de sobra que si se genera un corte en un grupo en el que él está, el desgaste de la caza recaerá sobre sus hombros, por lo tanto, no sería mejor anticiparse y que atacara él en primera persona? El esfuerzo de atacar es el mismo que el de perseguir, pero los resultados son bien distintos.

No seremos nosotros, quienes desde la comodidad de un sofá le enseñaremos al belga cómo debería correr

Pero puesto que los grandes campeones tienden a ser ciclistas valientes y ofensivos, y nosotros pensamos que Wout van Aert es un gran campeón, nos gustaría verle en una actitud más ofensiva, atacante, que de bien seguro, le reportaría mayores beneficios.

Por Robert Brugué

Continuar Leyendo

Wout Van Aert

Mundial en Flandes: ¿Se puede ser más favorito que Van Aert?

Publicado

en

Tanto en crono como en ruta, Van Aert es aspirante top para el Mundial de Flandes

No debe ser sencillo de asumir para Wout Van Aert que va a correr un mundial en Flandes y no será de ciclocross.

Unos ocho meses después de ser plata ante Van der Poel allá en el Mar del Norte, Van Aert vuelve a poner la vista en el arcoíris que ya ha vestido en el barro  tres veces, pero nunca en ruta.

El año pasado, en el improvisado evento de Imola, Wout Van Aert se colgó dos platas, tanto en crono como en fondo, una injusticia deportiva que sólo se explica por el nivel de sus contendientes, Filippo Ganna en la primera y Julian Alaphilippe en la segunda.

La temporada que mira hacia su final ha visto a Van Aert ganarle a ambos campeones en su terreno, haciendo de la polivalencia virtud, alcanzando un nivel que podemos decir que el campeón belga ahora mismo es el ciclista más imprescindible del pelotón.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



El mundial que celebra su edición 100 y lo hace en una de las cunas del ciclismo mundial, Flandes, parece la opción perfecta para que Van Aert rompa su plateado maleficio con las citas por naciones, pues las últimas carreras irisadas que ha competido, le añade otra presea de plata, la de los Juegos Olímpicos.

Van Aert en Flandes es favorito a todo, a ambas cosas, aunque en todas va a tener a los mejores del ramo en enfrente

La contrarreloj será perfecta para apreciar si Ganna se ahora ante rivales como el belga en cronos más largas.

Son más de cuarenta kilómetros en un territorio que se conoce al dedillo, por Brujas, donde el viento jugará a hacer brecha y selección.

Cualquier resultado que no le conduzca al podio sería una sorpresa, incluso con la concurrencia que se anuncia, al margen de Ganna, campeón vigente, Küng, una máquina de rodar, y la incógnita de Dennis, junto a outsiders como Cavagna, Asgreen, McNulty y Bisseger, uno de los grandes descubrimientos del año en la modalidad.

No hemos citado a Remco Evenpoel por que el chaval va con todo al mundial de casa, y es lógico

Entre Van Aert y el niño, para nosotros, no hay color, ni para el mundial, ni para el resto de la campaña, pero lo cierto es que yo creo que el enemigo esta en casa.

Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



 

Junto a Wout Van Aert, Bélgica alinea a Remco Evenepoel, Tiesj Benoot, Victor Campenaerts, Tim Declercq, Yves Lampaert, Jasper Stuyven y Dylan Teuns en el mundial de Flandes.

Que Bélgica tenga un equipazo en la lucha por el arcoíris no es novedad, que ese equipazo se diluya en egos, tampoco

Hace dos años fue, curiosamente Remco quien esperó a Gilbert en el diluvio de Yorkshire, mientras las celeste iba haciendo por delante.

Si para la crono, la competencia de Evenepoel es libre, para la ruta, veo más ciclista a Van Aert, más experimentado en estos trazados, mejor técnica, fondo a prueba de bombas y sprint ganador.

Y es que no se puede ser más favorito a algo que Van Aert a este mundial, ni siquiera el remozado Van der Poel, sublime en los caminos del puerto de Amberes y deshojando la margarita, parece en disposición de discutirle, ahora mismo, otra cosa es en un par de semanas,

No es descabellado pensar en Remco como ciclista libre para Flandes, ni que el enemigo de Van Aert esté en casa sólo con ver esa selección.

Pero está claro que si un ciclista emerge por encima de todos, ese es Wout…

Imagen: A.S.O./Romain Laurent

Continuar Leyendo

Wout Van Aert

Si yo fuera el director de Van Aert le diría: «Sal y diviértete»

Publicado

en

El bendito problema de Van Aert reside en que todo lo hace bien

Maravillados por Van Aert en las viñas de Saint-Emilio, en el pedregal del Ventoux, le dimos vueltas al corredor, corredorazo mejor dicho, lo que podría o no hacer bien, por que partimos de la base de que casi todo lo hace muy bien.

Dijimos que le considerábamos tan bueno, en tantas cosas, que no le vemos el mejor en ninguna

Pudiera parecer despectivo, pero nada más lejos de la realidad, la admiración que en este mal anillado cuaderno le procesamos a Van Aert es enorme, hablamos de un ciclista que consideramos total, impulsor en cierta medida de una forma de entender el ciclismo que consideramos universal, pues no hace distinciones entre modalidades ni especialidades.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



El Tour de Wout Van Aert, a la vista está, no estaba pasando desapercibido, ganador en el doble ascenso del Ventoux y de la crono final, fue rueda a vigilar desde el inicio, tuvo cierto chance para vestir el amarillo en la primera cronometrada, armó la batalla con Van der Poel camino de Le Creusot y acabó claudicando en los Alpes, por que lo suyo es vaciarse.

La forma de correr de Van Aert, como los que están a su alrededor, sólo puede entusiasmar, y lo hace especialmente entre los más jóvenes, los mismos que no se escandalizan por que Van der Poel deje el Tour para la carrera olímpica de BTT.

Este es Wout Van Aert, nada nuevo, de hecho en su equipo le hicieron un clip como «amo de casa», lo sabía hacer todo, pasar la aspiradora y la plancha, fregar, cocinar.

Un ciclista de límites difusos, que hace tres años y medio dio el gran salto, en aquella Strade de barro y frío en la que rindió entre los mejores del mundo en los suyo, llegaba entonces del mundial de ciclocross y hoy es una estrella mundial.

Por eso la gente se pregunta constantemente ¿a qué puede aspirar Wout Van Aert?

Yo creo, sinceramente, que a lo que quiera, posiblemente salvo una gran vuelta, cosa que la veo lejos.

Hablando con muchos ciclistas profesionales, de toda talla y progresión, todos, cuando son jóvenes, tienen una ilusión, ver su límite en las grandes vueltas, una aspiración tan legítima como compartida por muchos.

Rocacorba – 1024×300

Van Aert está en ese mar de dudas, al menos en apariencia, por que igual él lo tiene clarísimo.

El problema de aspirar a tanto, es lo que decimos, no acabas siendo el mejor en nada.

Y aunque la gente se avergüence de lo que hay que leer, la realidad es nítida: Van Aert no pudo con VDP en el mundial de Ostende, tampoco con éste en Flandes, donde ganaría Asgreen, Ewan le siguió en San Remo y le arruinó las opciones, Pogacar le ganó en la montaña de Tirreno, Cavendish en los sprints…

Que lo dispute todo es tremendo, pero no sé si realista, ni siquiera sostenible.

Y eso que por el camino mirad lo que lleva ganado.

Lloret 300×250
Gran canaria 300×250



Nos dijo Antonio Alix en el podcast que pasó revista al año 2020 que esta gente haga lo que quiera, que nos quiten lo bailado con todo lo que estamos disfrutando con ellos.

No le falta razón, el problema es que los queremos eternos, pero claro a este nivel de desgaste y exigencia, la longitud de una trayectoria se ve comprometida.

Pero volviendo a la pregunta de este artículo, si yo fuera du director no sabría a dónde enfocarle, la verdad, primar algo en detrimento de otra cosa, es algo que, desde fuera, uno no sabría poner en la balanza.

Cuando te ves con esa potencia, cualquier cosa te parece posible.

Y la última, mirad esta comparación…

Me parece adecuada, sí, Merckx, como Van Aert, lo disputaba todo, pero a diferencia del caníbal Wout no disputa todos los días.

Y si los comparamos, que es lícito, admitamos pues comparaciones entre Merckx y Cavendish, el abronca mecánicos, a propósito de la cantidad de etapas ganadas.

Continuar Leyendo

TWITTER

Lo + leído