Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Ciclismo de carretera

Mi experiencia en la Desafio Maestrat

Publicado

en

DT-Swiss 1024×14

José Julián Balaguer no ha faltado a ninguna edición de la Desafío Maestrat

Correr en casa me hace ilusión y la Desafío Maestrat es un ejemplo perfecto de lo que esta zona puede ofrecer al ciclista«.

José Julián Balaguer monta hace muchos años en bicicleta. De hecho, si escarbáis en los anuarios veréis su nombre, pues fue profesional unos años. Dio el salto con el Orbea, año 1984, dirigido por Txomin Perurena. Estuvo aquí hasta el tiempo de Caja Rural, el primer Caja Rural y luego compitió con el Helios CR, año 1989.

Un tiempo que no olvido -admite-. Corrí una Vuelta y un Giro, también algunas clásicas como la Lieja-Bastogne Lieja”.

Kern Pharma

Es toda una vida en bici” rememora.

Hoy compite en ciclocross, ha sido campeón de España de master 50, en una enconada rivalidad con el mítico Jokin Mugika.

Pero no sólo compite, disfruta y sale en bicicleta con su grupeta de Benicarló, conociendo todas las grandes marchas cicloturistas: “Pon todas las más importantes, la Quebrantahuesos, la Purito, la Perico… incluso la Monegros de BTT”.

Así es el recorrido de Desafío Maestrat 

El placer de correr en casa

José Julián conoce bien el terreno de la Desafío Maestrat -el próximo 1 de junio-. “He estado en todas las ediciones -concreta-. Hace una gran ilusión que se la del pueblo, incluso salí con el dorsal uno en la primera edición. Un lujo”.

Para él, este tramo del norte de Castellón es “zona ciclista por excelencia, lleno de puertos no muy largos, pero que vas encadenando uno tras otro. Es perfecto para el ciclista, carreteras tranquilas, arregladas y estrechitas, como nos gusta a los ciclistas, en medio de parajes amables, es monte total”.

A mí me gusta la Desafío Maestrat, es la marcha de aquí, es tranquila y pequeña, no como las grandes, por eso el trato al corredor es cercano” comenta José Julián.

Encontrar tu grupo

En el desarrollo de la Desafío Maestrat describe que “el inicio permite ir en grupo, encontrando la gente que te acompañará en el segundo tramo. Es a partir de la Mirona que se forman los diferentes grupetos y encuentras tu ritmo. Es importante hacerlo así porque la aproximación a Ares es dura y a veces sopla el viento”.

Para el ciclista es reseñable “la seguridad de la marcha. Detectas que hay un buen control de los vehículos, incluso tratándose de carreteras tranquilas. Los avituallamientos están bien, aunque en mi caso debo admitir que no paro mucho”.

El fiesta es con producto local: “Nos metemos un arroz o fideuá mientras comentamos la jugada”.

Y advierte: “Ojo con la segunda cerveza, que venimos de hacer un esfuerzo importante y es traicionera”.

La prueba se realizará el próximo 1 de junio con salida y llegada a Benicarló, abriendo la ruta a los increíbles parajes del norte de Castellón, escalando sus emblemáticos puertos por los que ya han transcurrido pruebas de primer nivel como La Vuelta a España.

Desafío Maestrat: 200 km / +3000 m

Se disponen de dos puntos de control (PC), para recortar kilómetros y completar 84 km o 125km.

En este duro recorrido se coronan 5 puertos: el Alto de Cervera, La Mirona, Coll d´Ares, Alto de Santa Agueda y Alto de Vallibona, y entre ellos diversas pequeñas cotas para completar la experiencia.

Inscripciones y precios

Las inscripciones están abiertas hasta el 12 de mayo con escalado de precios por 66€, incluyendo maillot, bolsa del corredor y avituallamientos.

+ INFO

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo de carretera

En la Emilia Romagna, el ciclismo se viste de gala

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

Paisaje, cultura, gastronomía y tradición son las señas que distinguen el ciclismo en la Emilia Romagna

Lo están esperando como agua de mayo, ilusión, ganas y muchas expectativas, la salida del Tour de Francia desde Italia, atravesando Toscana, Emilia Romagna y Piemonte, marcará un antes y un después en el amor de esta tierra por el ciclismo.

Nosotros pudimos verlo en primera mano, explicado por el propio Davide Cassani, pero también por los diferentes actores para que Italia albergue la Grande Départ 2024, un año después de hacerlo en Bilbao.

Será una fiesta de dos millones y medio de personas por el recorrido y también para quienes amamos el ciclismo, la buena vida y lugares tan bellos como la Emilia Romagna.

Kern Pharma

Tres días de ciclismo por el lugar y te percatas de los rasgos que hacen de esta región una de las más atractivas para el ciclista, la segunda en recepción de aficionados en Italia, sólo superada por el Trentino.

El kilómetro cero de la segunda etapa del Tour

Ubicados en Cervia, nuestro cuartel estuvo en la salida real de la que será segunda etapa del Tour 2024, toda vez que a caravana haya partido en neutralizada desde Cesenatico.

Luego la carrera tomará el corredor del Po para acabar en la capital de la Emilia Romagna, en Bolonia, donde el ciclismo sabe a universidad y ragú con su símbolo de San Luca y sus avenidas porticadas.

Paisaje amable

El de la Emilia Romagna será un paisaje verde, pero para nada plano, en especial en la primera etapa.

La cornisa montañosa que la separa de la Toscana nos siguió a cada paso, con dos vigías muy evidentes, la República de San Marino y sus torres en lo alto y el Carpegna, el sitio que Marco Pantani puso en el mapa.

Por cierto que en breve será la Nove Colli, la marcha más importante de Italia, aunque nosotros vimos el Granfondo Via de la Sale, más pequeña en dimensión, pero muy bella porque el trazado ofrece un poco de todo de la Emilia Romagna.

La tradición de la sal del lugar queda retratada en las salinas en la salida de Cervia, un paisaje amable y plano, expuesto al viento del momento, pero perfecto para tomar contacto con el territorio.

Ese peso de la sal lo disfrutaremos en los canales al mar de Cesenatico o Cervia, entre cafés para el «coffe ride» o un buen pescado,

Ojo que el de Cesenatico lo firma el propio Leonardo Da Vinci.

Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

Una vez en el interior, las colinas nos ofrecen continuos pueblos salpicando pequeñas lomas, como desafiantes para ser alcanzados.

Ahí estaban Longiano, Roncofreddo y Borghi, entre otros.

La subida a Sogliano al Rubicone es una de los emblemas del lugar, con su continuo de curvas de herradura, contadas una a una, como una gota malaya sobre la resistencia del ciclista.

Formaggio di Fossa

La recompensa en Sogliano tiene forma de queso en tres versiones, es el queso de Fossa, variedad romagnola que sabe a gloria bien maridado con los sangiovese de la zona, las mismas viñas que vas viendo por el camino.

En Fosse Brandinelli, padre e hijo te llenan la mesa de su fantástico queso, leche de los Dolomitas y un hacer ancestral en sus cuevas.

La experiencia ciclista se complementa perfectamente con la gastronómica con toda la variedad de productos de la zona, con especial atención a sus pescados.

Y claro, las piadinas.

Donde el Rubicón

En la primera parte de una de las salidas, nos sentiremos Julio César cuando trazo en el Rubicón la división del Imperio Romano.

En Savignano sul Rubicone veremos el famoso lugar bajo la estatua del gran emperador en el puente sobre uno de los ríos más célebres de Occidente.

Hoteles a punto

Antes que Alicante, antes que Mallorca, los hoteles de Emilia Romagna eran los frecuentados por los equipos profesionales, en sus concentraciones de invierno.

La región aglutina toda la oferta bajo el sello de Terrabici, marcando pautas muy claras para que el ciclista se sienta como en casa, con menús especiales, trato familiar, todas las instalaciones y horarios adaptados.

La gran cantidad de hoteles familiares en la zona asegura que el trato al ciclista se ha heredado de padres a hijos.

Hotel Lungomare en Cesenatico

Marco Pantani 

El embajador de la zona, el gran ciclista que mucho tiempo después sigue vigente en el corazón de tantas y tantas personas que se acercan a su Spazio, junto a la estación de tren, al monumento del paseo marítimo de Cesenatico y a la carretera que pasa por enfrente de su casa.

Una tramo que tiene un gran pirata pintado en el suelo…

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

Primavera y ciclismo: los 5+1 momentos top

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

La primavera de ciclismo 2024 explicada en los cinco instantes, y un bonus track, más emblemáticos

Quedó atrás, hace menos de una semana tuvimos la Lieja-Bastogne-Lieja y la primavera de ciclismo quedó en el álbum de los mejores recuerdos.

Vamos con ellos…

La Redoute con Pogacar

El sitio y lugar de los grandes eventos, que en ciertas ediciones se había quedado sin ese poder decisorio que con Pogacar y también Remco Evenepoel ha logrado recuperar.

Kern Pharma

Como buen capo, el esloveno ya había dejado caer que la icónica subida con el viaducto al fondo iba a ser el escenario de su sentencia.

Y lo fue, un ataque y la segunda Lieja de su cuenta, ahondando en la sensación de que cuando atacan ciertos ciclistas el resto parece estar a verlas venir y contener los daños.

Ni siquiera el valiente Carapaz pudo durar más allá de la cima.

Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

El cambio de plan en el Poggio

La estrategia en las clásicas pide flexibilidad llevada al máximo extremo, más cuando las carreras cambian súbitamente de escenario en cuestión de segundos.

Así las cosas, el juego de los Alpecin con el comodín de Mathieu Van der Poel fue genial.

En el Poggio, toda vez que Pogacar había quemado las opciones del campeón del mundo, éste tuvo la cintura suficiente para trabajar para Philipsen y garantizarle llegar todos juntos al sprint.

Que los azules ganaran tres de los cuatro monumentos de la primavera ciclista no fue casualidad.

El atasco del Koppenberg

Como antaño, el Koppenberg hizo estragos.

Iván García Cortina fue protagonista involuntario, fuera de su bicicleta, imposible subirse de nuevo en medio de una pendiente exagerada y sobre un empedrado húmedo y hostil.

Sólo tres subieron sin poner pie a tierra y uno por delante de todos, Mathieu Van der Poel, con el baile de los repechones del ciclocross, acompasado, vertical e incontestable.

El despegue de Van der Poel en Arenberg

En el famoso bosque Mathieu no decidió la París-Roubaix, pero empezó a hacerlo.

Con un control exagerado de su equipo en la previa del gran tramo de la mina, Van der Poel cogió el mano de grupo principal y no lo soltó en toda la recta.

La forma en la que había batido a sus rivales en Flandes se replicaba en Roubaix cocinando su doblete.

La persecución imposible de Van Aert

El momento más fugaz de los descritos, pero el más esperado por todos en la primavera.

A la salida del Oude Kwaremont, Wout Van Aert propuso la persecución más épica de la primavera. 

El medio minuto con el que salió Van der Poel hacia la meta de Harelbeke se quedó en casi diez segundos kilómetros más tarde en un pulso memorable.

Pero Van Aert lo había dado todo y no le llegó, llegando a pedir la hora para acabar en el podio tras Jasper Stuyven.

Estábamos, sin saberlo aún, ante el único gran duelo de estos en la primavera.

Y el bonus track, esa Flecha Valona gélida con resultado inesperado y ganador abrigadísimo: Stephen Williams.

Imagen: A.S.O./Gaëtan Flamme

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

3 opciones para descubrir la propuesta ciclista de Cambrils

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

La profundidad ciclista de Cambrils marida con todos los terrenos

El marco ciclista de Cambrils, en medio de la Costa Daurada, una marca turística que también incluye las montañas del interior, es un cuadro perfecto para el aficionado a la bicicleta.

Conoce todos los detalles de la Cambribike 

Enclavada en una zona con una gran tradición turística, pionera podíamos decir, la oferta del lugar marida perfectamente con quien quiera pasar unos días de asueto, tranquilos y relajados en rutas sencillas, medias o complicadas, a su elección, a lomos de la bicicleta.

Kern Pharma

Hablamos con Juan Sánchez, mecánico de bicicletas que gestiona desde Rodabike el turoperador Cycling Holidays, trayendo a Cambrils ciclistas alemanes, canadienses, ingleses y también del resto de España desde hace dos años.
«Son carreteras variadas y tranquilas, con tráfico reducido en muchas de ellas, buen clima casi todo el año y una población con servicios de primera» comenta Juan sobre Cambrils y su entorno.



Aquí tenemos variedad, con el Baix y Alt Camp como enclaves más cercanos, la dureza y singularidad del Priorat y Montsant, tierras consagradas al vino pero de paisajes muy cuidados, y no lejos el Delta de l´ Ebre, un privilegio entre arrozales para rodar sin más pretensión que disfrutar de la ruta.

«Si quieres desniveles hay que ir hacia el interior -precisa-, en la costa las rutas son suaves y poco exigentes, aunque eso también depende de la velocidad a la que quieras ir. Tenemos carreteras infinitas«.

Cambrils, ciudad ciclista y de turismo

Eso, como decimos en un entorno de gran tradición turística, con una planta hotelera de todos los tipos, adaptada al ciclista, pero también al acompañante que pueda viajar con él, con establecimientos que llevan ya tiempo trabajando un perfil muy apetecible, pues el ciclista acostumbra a ser un cliente muy respetuoso con el entorno, que quiere disfrutar del lugar y asegura un buen nivel de gasto.

La gastronomía del lugar es perfecta para quien quiera sacarle rendimiento a la bicicleta, son abundantes los frutos secos, pero también para quien pretenda cerrar la jornada con una rica cena basada en pescados y vinos de la zona.

Tres salidas recomendadas…

Para gustos, colores, y Juan nos da tres rutas que hablan de la profundidad ciclista de la zona.

Si salimos de Cambrils al sur, paralelos a la costa, por la antigua N340, donde el tráfico es menor, podemos tener una primer experiencia ciclista de unos 70 kilómetros de ida y vuelta hasta El Perelló.

Ruta suave, con el mar apareciendo y desapareciendo de nuestra mirada, que si alargamos un poco más puede llevarnos hacia L´ Ampolla, puerta del Delta de l´ Ebre.

A nivel medio, tenemos una salida de unos 90 kilómetros dirección Montroig para llegar a Colldejou, seguir por Torre de Fontaubella y vuelta por Pradell de Teixeta.

Aquí ya hay más desnivel, unos 800 metros y el paisaje es un anticipo de lo que hay al otro lado de la faja de montañas que se aprecia de Cambrils.


Eso es el Priorat, por donde trazamos la tercera ruta, pasando por el pantano de Riudecanyes y subida hacia Duesaigües antes de entrar en Priorat y bajar a Porrera.

El paisaje cambia, es de interior, la línea de costa queda oculta ante la primera línea de montaña, aquí las opciones son varias, se puede ir hacia Mussara o al Col d´ Alforja para completar unos 125 kilómetros y un desnivel que se va a los 1500 metros, cosa más seria.

Son sólo tres propuestas, pero sobre un mapa que ofrece todas las combinaciones que se necesiten, no en vano aquí hizo su stage hace unos años el Bahrain con Vincenzo Nibali dando fe de las bondades del lugar.

+ INFO 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

Un viaje al bar de Roubaix

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

El viaje a Roubaix es al mismo tiempo un viaje al pasado, a los orígenes del ciclismo

Hace 10 años, en 2014 Roubaix estuvo de moda. De hecho lo hace cada año, nunca deja de estar en la cresta de la ola. Pero algo nuevo pasó: el Tour de Francia introdujo ese año una etapa con 9 tramos de pavés, habituales en la clásica. Y ya se sabe que el Tour todo lo puede y es capaz de poner de moda o hundir lo que se proponga.

Para nosotros Roubaix había sido siempre una etapa pendiente, un destino obligatorio que faltaba por tachar. El viaje a Roubaix es al mismo tiempo un viaje al pasado, a los orígenes del ciclismo.

A modo de flashes, las fotos evocan recuerdos del largo fin de semana que pasamos allí, en el norte de Francia, tocando con Bélgica. Recuerdos que no serán fáciles de borrar.

Kern Pharma

Esta es la pequeña historia visual de nuestro viaje a Roubaix a la conquista de los adoquines.

Johan Museeuw, el león de Flandes

Bar Le Pave justo frente a la entrada al velódromo. Cinco de la tarde del viernes anterior a la París Roubaix. Cicloturistas de toda Europa comparten tertulia y cerveza en ese local mítico. Especialmente muchos belgas.

Lo recuerdo como si fuera ahora, tantas veces viéndolo en la televisión, luchando con la cara embarrada. El día del triplete del Mapei, el día de su lesión tras la caída en Arenberg en 1998, el día, dos años después, que con el maillot de Domo, se reconcilia con la París Roubaix y la gana mostrando su recuperada rodilla al mundo.

Me parece reconocerlo. Miro las fotos de los vencedores que adornan las paredes del Bar y confirmo mis sospechas. Es Johan Museeuw. Con unos kilos de más y con la cara enrojecida por alguna que otra cerveza. Un mito viviente. ¿Eres tú? Soy yo. ¿Una foto? Cómo no!

Otra vez la fiesta de la bicicleta que es Roubaix se manifiesta en toda plenitud. Antiguos vencedores vuelven una vez al año, toman unas cervezas, son reconocidos y por unos momentos la gloria parece volver. Sólo pocos minutos más tarde vuelve a la realidad cuando le vemos alejarse sólo en un coche rotulado con la imagen de una marcha cicloturista que organiza en el mes de Junio.
Una foto que es algo más que una foto de un mito viviente con fans.

Las bicicletas de Roubaix

Preparar la bicicleta para ir a Roubaix es una aventura. Cada uno escucha, lee, mira, investiga, y finalmente prepara la bicicleta. En mi caso no fui con la bicicleta “principal”, puesto que no quería hacerla sufrir y pasar por los malos ratos de los tramos adoquinados. Me cogí una bici vieja, le metí doble cinta del manillar, le metí cubiertas de 26 mm e hinché las ruedas a una presión moderada tirando a baja (5,5 kilos o 6 a lo máximo)… y poca cosa más. Otra cosa la descubrí ya sobre el primer tramo de pavés: hay que llevar portabidones en buen estado que sujeten bien los bidones. De lo contrario, al primer tramo de pavés ya los habréis perdido. Cientos de bidones en los tramos adoquinados dan fe que no fui el único que perdí un bidón.

Pero ir a Roubaix no es solo preparar la bicicleta sino preparar todo el material y la ropa de manera adecuada. No hay que olvidarse de los guantes, y ahí estaba yo para correr sin guantes. Cómo se le va a ocurrir a alguien correr sin gafas en una Roubaix polvorienta en la que se preveía un tiempo seco y primaveral. Y las gafas se me olvidaron. La organización también recomendaba llevar 5 cámaras de recambio por lo que pudiera pasar. Esto no es la salida de todos los domingos, aquí el riesgo de pinchazo es casi del 100%. Y si mezclamos pinchazos y caídas seguro que no hay grupeta que se marchara a casa sin ninguna de ellas.

Todo eso es también la experiencia de correr en Roubaix. En la foto vemos una bicicleta al final del recorrido, con una buena dosis de polvo y de suciedad. En el tubo horizontal se puede ver el adhesivo que la organización daba para tener presente en todo momento del recorrido cuáles eran los tramos de pavés. Muy buena iniciativa y una gran “chuleta”.

El Bosque de Arenberg

Arenberg es el primer tramo calificado de cinco estrellas o dificultad máxima. En la prueba cicloturista el tramo es cronometrado para que el que quiera se pueda medir con los demás.

El ambiente en el Arenberg es especial. Tanto el día de la cicloturista como el día de la carrera profesional. El paso del cicloturista por el tramo adoquinado más famoso se convierte en una tortura para los no avezados. Un inacabable tramo recto de 2,4 km con unos adoquines desiguales que no permiten coger ninguna velocidad. 

Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

El día de la prueba profesional es uno de los sitios con más ambiente de toda la prueba. Una zona VIP al final del tramo donde las personas importantes pueden ver lo que ocurre en una posición privilegiada. No cabe nadie más, si alguien pretende tener un poco de visibilidad.

Sobre todo un montón de belgas alrededor nuestro. También ingleses (vestidos con el Rapha Style) e incluso una pareja de americanos que han aprovechado las vacaciones para ver todas las clásicas de primaveras. Sorprende la cultura ciclista que tienen, viniendo de donde vienen!

En las fotos podemos ver los adoquines irregulares que caracterizan Arenberg. Otro nombre que ya está escrito en la leyenda de nuestro deporte.

El anacronismo de Roubaix

Una imagen refleja tantas cosas… ¿Anacronismo decíamos? ¿Cómo se puede entender que en una carrera tan super-profesionalizada, donde hay tanto dinero en juego, nos encontremos un personaje así?

Una furgoneta o una moto vieja dejaron un rastro de aceite en el paves de Arenberg la noche anterior a la París-Roubaix. La solución no pasa por una sofisticada maquinaria capaz de limpiar la ruta y arreglar el desaguisado. La solución pasa por que uno de los “Amis de la Paris Roubaix” en una furgoneta, probablemente en peor estado que la que dejó el rastro de aceite, lance serraduras que sequen el aceite pocas horas antes del paso de los corredores. Todo muy antiguo, muy rural, muy…auténtico.

En la foto podemos observar al personaje que se encargaba de tan importante cometido. Importante porque de no ser por ese trabajo muchos ciclistas profesionales podrían haber caído, circulando a gran velocidad por ahí, exactamente por el “lomo de burro” del camino, por la espina dorsal de la carretera, por el centro.

Continuará…

Por Claudio Montefusco

 

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

DESTACADO: GIRO ITALIA 2024

Ciclistas18 horas atrás

Giro: Dani Martinez, el segundo más satisfecho

El podio del Giro es un premio enorme para Dani Martínez He leído mucho sobre el top 10 de este...

Ciclismo2 días atrás

El gran Giro del ciclismo francés

El rendimiento del ciclismo francés en el Giro habla de una clase media potente Me alegra que al ciclismo francés...

Ciclismo2 días atrás

Jonathan Narváez es un cañón para los Juegos Olímpicos

Las opciones de Narváez para lo Juegos Olímpicos son muy sólidas Me sabe mal por Richard Carapaz, ciclista que admiramos...

Ciclismo3 días atrás

Giro: Geraint tiene que estar muy orgulloso

El Giro de Geraint pudo haber sido mejor con otra estrategia en Ineos Monumental, larga, larguísima, meritoria, así ha sido...

Ciclismo antiguo3 días atrás

5 grandes vueltas que se aproximan el Giro de Pogacar

Entre las grandes vueltas «a lo Pogacar» encontramos nombres muy top No es la primera vez que hacemos un post...

Ciclismo4 días atrás

El top 10 del Giro 2024 siempre ha sido igual de «barato» que siempre

En los del top 10 del Giro siempre figuran nombres que no vimos venir Quiero empezar rápido y sencillo, decir...

Ciclistas4 días atrás

Giro 2024: La mejor obra de Tadej Pogacar

Hay que remontarse muy atrás para ver algo similar a lo que Pogacar ha firmado en el Giro de 2024...

Ciclismo5 días atrás

Giro, cuando los equipos le hicieron el trabajo al UAE

Los intereses de otros equipos relajan las necesidades del UAE en el Giro En el momento de las previas del...

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.