Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Ciclistas

Flecha Valona: bloqueo, dolor y tragedia

Publicado

en

Alejandro Valverde- JoanSeguidor
DT-Swiss 1024×14

En la Flecha Valona ganar escapado es tarea ardua

En esta previa de la Flecha Valona, permitidnos rescatar unos párrafos que desmembran la unidad de Bélgica en varias realidades que conviven en continua fragilidad…

Tres colores verticales visten la bandera belga: negro, amarillo y rojo. Repartidos equitativamente, en tercios, cada color tiene su qué. El negro viene de la armadura, el amarillo por el color del león de las armas y el rojo procede de la lengua y dientes de ese león.

No siempre fue así.

Kern Pharma

Hasta hacer su enseña una réplica de la tricolor francesa, ésta era horizontal y con ésta combatieron el rodillo de los Austrias en el siglo XVIII.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

Bélgica es un país que alcanzó la independencia en 1830. Sus colores vienen heredados de la heráldica de Bramante, la región central de un país polarizado por dos vertientes muy opuestas en todo: Flandes y Valonia. En la primera la vida es rural y vecinal, la otra es industrial y afrancesada.

Ni mejor, ni peor, diferentes.

En medio, Bruselas, color púrpura y flor de lys en medio, flor amarilla por cierto.

Bandera Flecha Valona JoanSeguidor

Al sur, encajada en montañas, al final de las Árdenas, territorio hostil y bélico, la región alemana, también llamada Limburgo, con león desafiante, casi flamígero rojo y nueve rosas, tantas como ayuntamientos.

Encima de ésta Valonia, la patria de la Lieja-Bastogne-Lieja y la Flecha Valona:

Su bandera es un gallo, semi protectorado francés.

Un gallo rojo sobre fondo amarillo.

SQR – Cerdanya Cycle

 

La bandera flamenca es otro cantar, harina de otro costal.

El león negro sobre fondo amarillo es la bandera de Flandes y casi diría que la del ciclismo.

Sólo algunas otras se podrían medir a ella, la ikurriña vasca, inspirada en la Union Jack, y la luxemburguesa –la civil, que es de franjas azules horizontales con león rampante coronado y con dos rabos- muy frecuente en los muros que van a Lieja cuando los Schleck guardaban opciones de victoria.

La bandera flamenca echa raíces en 1302 cuando Pieter de Coninck la desplegó en la batalla contra los franceses en la ciudad de Kortrijk

 

Hecho este inciso de vexilología, queremos explicar que la naturaleza de la Flecha Valona es el cambio de paso en la campaña ciclista.

La primavera desfloró y explotó hace semanas y el tránsito leve, compartido con el Tour de los Alpes, marca el paso hacia las grandes vueltas.

En Huy, una bicicleta eléctrica podría ser una buena opción… 

Por eso el perfil de los gallos que optan a dominar el Muro de Huy, uno de los dos de Bélgica, con el de la capilla, cambia respecto a los nombres del adoquín.

 

Son carreras, en el caso de la Flecha Valona, que se dicen bloqueadas por ese final, allá, al albur de los doscientos kilómetros, en rampas salvajes que hacen de Huy el kilometro más largo de la temporada.

Una pena, porque en el camino, se dejan cotas, parajes y sitios realmente ciclistas, con esa estética fabril y el verde invadiendo la escena.

La Flecha Valona es una carrera casi imposible de romper antes de ese endemoniado final

 

Y la estadística lo dice.

Algunos ganaron con un suspiro sobre el pelotón, las dos de Davide Rebellin, el corredor que debutó en tiempos de Miguel Indurain y sigue por esos mundos.

Pero lo que es una fuga victoriosa, deberíamos irnos a la victoria de Igor Astarloa en su mágico 2003 o la exhibición de Michele Bartoli, cuatro años antes, en un día de perros y pocas horas antes de probar en primera persona por qué VDB era el valón mágico.

VDB, el valón mágico

 

 

Y así las cosas damos cinco nombres para esta Flecha Valona yendo a los más obvios, porque como se vio, por ejemplo en la Amstel, cuando vas con rodeos te quedas en tierra de nadie.

Cualquier pronóstico pone en lo alto al ganador saliente, Julian Alaphilippe quien viene de dos derrotas que escuecen, de manos de Van der Poel, que no estará, que ensombrecen una campaña perfecta.

Nos da que el mal momento de Alaphilippe en la Amstel, que la pólvora mojada de Brabanzona le dan la razón cuando admitió no estar en el soberbio punto de forma de hace un año.

¿Le habrá pasado factura la caída de la Itzulia a Julian Alaphilippe?

 

En la parrilla de salida, delante, también sale Alejandro Valverde, el recordman histórico de la carrera.

Una cosa va en su favor, no tiene la responsabilidad de bloqueo de otros años, un peso que la temporada pasada le pudo pesar hasta el mismo final.

Y eso en este Movistar que no va como antaño, ya habrá tiempo de comentarlo, ya es un qué.

Si Valverde pierde o no punch en el final lo sabrá él mejor que nadie, y quizá un cambio de estrategia le pudiera funcionar.

 

Porque si hay que romper la Flecha Valona de lejos, Tim Wellens oposita por ello

Lo intentó años atrás, aunque la realidad es tristemente hostil con los valientes de esta carrera.

Le queda su equipo la baza de Jelle Vanendert para el final.

Éste, no sé porqué, siempre va bien solo y exclusivamente en estas carreras.

Pirinexus 300×250

 

Adam Yates joanSeguidor

 

Y dejadnos un rincón para la justicia poética.

Dos nombres queremos lanzar Adam Yates y Daniel Martin.

El primero porque lleva una campaña excelente sin la guinda de un gran triunfo, el otro porque lleva años picando piedra en las canteras de Huy sin que le surja el premio.

Y al final otro nombre, del que hemos hablado mucho esta primavera: Jakob Fuglsang

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclistas

¿Qué hace Mathieu Van der Poel en el Tour?

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

La «versión Tour» de Mathieu Van der Poel no tiene el brillo de otras partes del año

La segunda semana del Tour se estrenó sin Ion Izagirre en el pelotón, una auténtica pena a la vista del éxito que nos regaló el año pasado, dejando en el camino al mismo Mathieu Van der Poel.

Sobre ese hecho de carrera, recuerdo que le preguntamos, que se llevaba para siempre el regalo de descolgar a Van der Poel en una de las cuestas de mitad de etapa.

El vasco admitía el impacto de la imagen de dejar al monstruo pero al mismo tiempo recordaba el destrozo que propiciaría a los pocos días en Glasgow para ganar el mundial de fondo.

Kern Pharma

Cundió el año pasado la sensación que Mathieu Van der Poel realizó un entrenamiento de calidad en el Tour de Francia con vistas a la cita del Campeonato del Mundo, el año pasado por estar en Glasgow, mucho antes en el tiempo que en septiembre.

Durante el Tour 2023, Van der Poel cazó alguna escapada y fue clave en algunas llegadas para Jasper Philipsen, lanzador de lujo.

La situación en el desenlace de la soporífera etapa del martes fue idéntica, con Van der Poel como último hombre de Alpecin para su querido Jasper y sacarle brillo a la llegada.

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400
uQuñe

Si el año pasado, el neerlandés no fue protagonista, hace dos exactamente lo mismo, llegado fundido del Giro de Italia y arrastrando problemas de espalda.

En este Tour 2023 sólo le hemos visto destacado en la etapa del sterrato, y ni siquiera en cabeza, en un grupo de contraataque, sin optar realmente a ganar la etapa.

Nada que ver con el primer Tour en el que estuvo Mathieu Van der Poel, aquel que empezó con el maillot recuerdo a Poulidor vestido de amarillo hasta la montaña, ganando una etapa antológica y armando aquella escabechina en la etapa 7, mano a mano cin Wout Van Aert.

De ese Tour nos quedan excelentes recuerdos, Van der Poel se fue en mitad de carrera para preparar la carrera olímpica MTB, pero qué diez días nos dio, nada que ver con el Mathieu de estas últimas ediciones.

No olvidemos que en unos días está la carrera olímpica de París…

Imagen: A.S.O./Charly Lopez

Continuar Leyendo

Ciclistas

Juan Ayuso ya conoce el Tour

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

El primer Tour de Juan Ayuso deja jugosas notas para el futuro

Nos dijo Matxin un par de veces, antes del Tour, pero también a inicios de año, que Juan Ayuso le había pedido venir a Francia, en julio, y que él no podía negarse.

El técnico, prosiguió, le fue sincero, el liderato de Pogacar es como «los caminos del señor», inescrutable.

Juan Ayuso tuvo su primer gran contacto con el Tour, ante el gran público, en la presentación de Florencia, ahí, con Santa Maria de Fiore al fondo, junto al mismo Tadej Pogacar, el corredor más esperado y aclamado favorito.

Kern Pharma

Desde un inicio vio lo que su líder genera y mueve alrededor suyo.

No hay discusión.

Juan Ayuso ha tenido que abandonar el Tour a mitad del mismo, bueno un poco más allá de la mitad, por Covid, alimentando esa realidad invisible para nosotros, aficionados medios, sobre virus y enfermedades que están dejando muy tocado el pelotón.

Deja el Tour en el top 10 y demostrando que esos 21 años que en otras ocasiones serían un atenuante para pedirle rendir más, en este caso no son problema.

Esta gente viene con la lección muy aprendida desde el segundo cero que ponen el pie en el profesionalismo.

En estos doce días de Tour, Juan Ayuso ha sado dar que hablar, en especial en la etapa del Galibier.

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400

En el corral de egos que conviven en UAE, el corredor español tiene carácter.

No sé si se escaqueaba o que iba mal, pero que el mismo Joao Almeida le reclamara de esa manera y que acabara tan arriba en la etapa de Valloire son hechos que dejan claro que mal no se encontraba.

No podemos decir que Juan Ayuso haya desafiado el liderato de Pogacar, pero por omisión ahí ha estado, porfiando por su trozo del pastel.

Pero con Pogacar en la mesa, las migas se antojan hasta demasiado premio para quienes están para rodearle.

Siempre, cerca del rey Sol, pueden surgir oportunidades de brillo personal, como con Adam Yates el año pasado, pero para Ayuso este Tour no ha ofrecido opción.

Ha estado delante hasta el final, ha aprendido sobre los ritmos en montaña y la exigencia de las cronos y de esas etapas que se llaman de transición.

No lo ha hecho mal, pero la realidad de la carrera no nosha permitido verle donde las tres semanas pasan factura, que es en los días finales de montaña.

Tiene la experiencia de la Vuelta, pero el Tour es otra cosa. 

En lo sucesivo, por eso, si quiere optar un día a la carrera más grande del circuito no le quedará otra que buscarse sitio en otro equipo, porque aquí todo empieza y acaba, como es entendible, en Tadej Pogacar.

Imagen: A.S.O./Billy Ceusters

Continuar Leyendo

Ciclistas

Tour: No hay nada escrito sobre Pogacar y Vingegaard

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

A Vingegaard le queda un minuto largo para remontarle a Pogacar antes de ganar el Tour

Esta maravilla de Tour que se nos presenta vuelve a tener la firma de Tadej Pogacar y Jonas Vingegaard, como en las tres últimas ediciones, y en especial las dos más cercanas.

Volvemos a tener servido el duelo, el mano a mano, como titulaba la portada de L´ Équipe que cuenta los días que quedan para que empiece París 2024.

Le Lioran entró en la geografía de la dualidad más tremenda que hemos visto.

Kern Pharma

Ayer titulábamos que van empate, y esa fue la sensación pero ojo con las trayectorias de esta gente y su forma de encajar los sinsabores.

A Jonas Vingegaard le queda el minuto lago que le saca Pogacar en la pugna por el Tour de Francia.

No es una diferencia imposible, pero tampoco definitiva, está en el límite de todo y por eso, yo creo, que Pogacar tomó riesgos.

Alentado por las experiencias cercanas, por dar un golpe y sentenciar casi siempre a la primavera, Pogacar quería sentenciar el Tour, no tenía otra intención y con ello al amigo Vingegaard.

Pero a diferencia del Giro, de la Lieja, de la Volta, de la Strade, delante tiene un fenómeno que mantiene con vida la carrera.

 

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400

 

¿Qué debería hacer UAE?

A mí la estrategia de romperlo todo, sacando el trenecito como ayer o el Galibier, no me ha parecido desacertada, a la espera que Vingegaard flaqueara, por esa teoría que decía que había llegado algo corto.

Sin embargo, el danés ha hecho los deberes y ahora se impone otro guión aunque condicionado por la anterior estrategia, pues ahora mismo inquietar a Vingegaard con Ayuso, Yates o Almeida ya no es posible, viendo la diferencia que sacan en la general y la segura reacción de otros equipos.

UAE por eso no creo que quiera un mano a mano entre Pogacar y Vingegaard para jugarse el Tour, dada la solidez que está demostrando el danés.

Por eso, buscar puentes -en Le Lioran a Pogacar quizá un tipo por delante la habría venido muy bien- y correr algo más defensivo creo que es necesario.

Es posible que a Pogacar le tengan que enfriar os ánimos, a la vista de la venta que tiene.

¿Qué debería hacer Vingegaard?

Seguro que buscará el cuerpo a cuerpo y lo jugará muy fuerte a la crono final.

Si su forma crece, va a ser temible e incluso esta vez no le hace falta ni el equipo, que estuvo bien en días en los que necesitaba ayuda, como en el sterrato.

Vingegaard parte con un plus moral que seguro hará valer, pero sabe perfectamente que Pogacar encaja los golpes y reacciona bien, recordad el año pasado Cauterets.

Tras lo visto en Le Lioran, sólo tengo una cosa clara, quiero, deseo que los Pirineos lleguen ya, pero ahora mismo estos dos están con las espadas en todo lo alto.

Imagen: A.S.O./Billy Ceusters

Continuar Leyendo

Ciclistas

Tour: Jasper Philipsen seguirá sin hacer amigos

Publicado

en

Por

DT-Swiss 1024×14

Algo me dice que la ansiedad crece alrededor de Philipsen según va el Tour

No va bien el Tour para Jasper Philipsen, no en la medida de lo que él podría esperar o prever.

Hace un año por estas fechas ya llevaba tres o cuatro victorias, este año no ha logrado abrir el casillero mientras ve cómo velocistas sobre el papel inferiores a él, dígase Groenewegen, Girmay y Cavendish, ya han mojado.

Las dos últimas volatas han definido cómo está siendo este Tour para Philipsen.

Kern Pharma

El día que ganó Cavendish, el inglés le ganó por la mano en navegación hasta el lanzamiento y en anticipación en el momento de sacar la mejor punta de velocidad.

El triunfo de Cav fue inapeable, incluso con la diagonal que traza en medio del sprint, y a Philipsen sólo le dio para cogerle la rueda y entrar tras él.

En la llegada que gana Dylan Groenewegen, el belga fue descalificado por cambiar la trayectoria en el lado derecho, en el sentido del sprint, y encerrar a a Wout Van Aert.

Wout Van Aert y Jasper Philipsen son viejos amigos, con una trayectoria que últimamente les ha hecho coincidir varias veces, en especial en la primavera y el Tour.

Gran canaria 400×400
SB Hotels
Cruz 400×400

Ya el año pasado, ambos se cruzaron en las llegadas masivas del Tour, con resultado favorable para el compi de Van der Poel para cabreo de Van Aert, quien no dudó en señalarle como un peligro en las llegadas.

En el documental de Netflix retratan bien esos días y lo cierto es que Jasper Philipsen no queda muy bien retratado.

No sé si imbuido por el espíritu de Maquiavelo que flota en la Signoria de Florencia, hace una semana, para Philipsen el medio fin justifica los medios, no le hables de hacer amigos, ni a él ni a los mentores del Alpecin, los hermanos cuyo semblante refleja un hambre voraz e infinito.

El Tour pasa por el momento ajeno a la suerte de Jasper Philipsen, me cuesta creer que se vaya de vacío pero el círculo empieza a ser vicioso, espero rompa el mal momento, a mí Philipsen, me parece un killer de manual.

Un ciclista enorme, el mejor segundo hombre del pelotón, siempre a considerar, incluso cuando se pega sobradas como la que protagonizó en las últimas etapas del Tour del año pasado.

Imagen: A.S.O./Charly Lopez

Continuar Leyendo

DESTACADO: Tout de Francia

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.