Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclismo de carretera

Pico de las NIeves en Gran Canaria: ¿El puerto más duro de Europa?

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

El Pico de las Nieves es la cima más deseada de Gran Canaria

Cada cierto tiempo suena que Canarias puede volver muchos años después a la Vuelta a España y para el regreso del archipiélago, el Pico de las Nieves en Gran Canaria es candidato a acoger final de etapa.

Aunque he estado una vez en Gran Canaria, y no en el citado Pico, he oído mucho de esa subida.

1024×300 Flandes Zona Centro post

A mi amigo Jordi Escursell, quien cada año baja a la cicloturista del lugar para grabar imágenes y vuelve impresionado.

También me ha hablado, un buen colaborador de este mal anillado cuaderno, Jordi Escrihuela, quien un día me divagó sobre la posibilidad de estar hablando del puerto más duro de Europa.

Toma ya, el más duro del viejo continente, eso es mucho hablar, pero me lo argumenta…

No seré yo quien lo desmitifique, pero tampoco apostaría por su exclusiva dureza continental.

El Pico de las Nieves por su vertiente de La Pasadilla, es toda una pesadilla, de una dureza extrema, 23 kilómetros de revirada y tortuosa carretera que asciende hasta lo más alto de la isla de Gran Canaria haciendo las delicias de los grandes escaladores… y de los grandes sufridores que disfrutan «grimpando» puertos imposibles, como es mi caso. Aquí hay que venir entrenado para afrontar sus diabólicas rampas, sino una dulce tortura puede convertirse en todo un largo camino al infierno, pero si conseguís someterlo tocaréis el cielo, a casi 2000 m de altitud.

El Pico de las Nieves tiene tres tramos bien diferentes 

Los seis primeros kilómetros no son duros y se puede dar bastante caña y ganar mucho tiempo.

En esta parte, y para no atufarme, sabiendo lo que venía después, no pasé de 140 pulsaciones.

Muy tranquilo.

Los participantes que en su inmensa mayoría eran “repetidores” y que casi todos lo conocían prácticamente menos yo, aquí arrancaron como motos, quedándome con un reducido grupo al que fui dejando poco a poco y acercándome a otros, pero yo decliné seguir rueda ninguna.

A mi rollo.

La segunda parte es la más dura y espectacular, una tremenda cuesta de 6 kilómetros entre La Pasadilla y Cazadores, un tramo increíble con rampas de hasta el 23% «que se suben a escalones, pero con peldaños muy grandes» (Jonb) que dan paso a brevísimos descansos que haces que afrontes la siguiente bajando un poco las pulsaciones.

Así llegas a una revirado giro a la izquierda, donde hay mucha gente que no para de animar, y acabas con el suplicio de esta terrorífica carretera, estrecha y de una pendiente exagerada.

Ascendí bien todo este tramo y no recuerdo haberlo pasado demasiado mal.

Disfruté como nunca ascendiendo un puerto de los más duros que he subido, pasé el envite y, para lo escalador que soy yo, me pude dar por satisfecho con la subida que hice, disfrutando de las vistas, el paisaje y los compañeros que me iba encontrando por el camino.

Por un pequeño puñado de segundos…

En el tramo final de la escalada, después de aquél desvío a la izquierda, el Pico de las Nieves se «humaniza» con desniveles más normales, descansos e incluso algún descenso a la altura de la espectacular

pico de las nieves perfil

Caldera de los Marteles, antes de coronarlo, con alguna pequeña emboscada y un último kilómetro en bastante mal estado.

En esta parte me encontraba fuerte y empecé a bajar piñones, bastante animado a darle caña, pero alguien me dijo que no me emocionara que aún quedaban trampas por el camino. M

e podía haber marchado pero seguí con él. Cuando menos me lo esperaba, aquel ritmo bueno que me ofrecieron, aceleró para intentar marcharse.

Pillado, por desconocimiento del puerto, aquel demarraje representó tan solo un pequeñísimo puñado de segundos.

Una lástima porque para eso podríamos haber entrado juntos.

Imagen tomada de pedaleandoporcanarias.com

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo de carretera

El gran almacén del Tour de Francia

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Todo el material del Tour de Francia se reúne en un gran almacén emplazado entre Bondoufle y Evry

Michel Girard y Christian Fabre son los guardianes, Bondoufle y Evry, los lugares para el almacén del Tour de Francia y carreras satélites.

Dos sitios, sutilmente disimulados en marañas industriales, que guardan tesoros, suculentos souvenirs, testimonios vivos de la historia antigua y sobretodo reciente del Tour de Francia, de Roubaix, de Lieja, de Niza,… y de todo el ideario universal que maneja la empresa ciclista por excelencia, ASO.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Bondoufle es una localidad al sur de París. No está lejos de la gran urbe, a unos 35 kilómetros solamente.

Hace unos años, pocos días después de la París- Tours, un redactor de Cycle Sport visitó este santuario que se precia de guardar la señalística de los no pocos días de competición ciclista que ampara ASO cada año.

En medio del ajetreo del camión recién llegado de la Tours, Girard se desliza por las estanterías organizadas entre carteles: combustible, antidoping, policía,… aunque todo quepa en el mismo techo, no se puede mezclar, pues cada carrera tiene su padre y su sponsors diferentes.

El Dauphiné tiene sus colores y mecenas, la París-Niza, los suyos

En los 237 kilómetros y medio de París a Tours tres personas a razón de unos treinta kilómetros la hora jalonaron de carteles indicativos el recorrido.

Uno conduce, el otro controla el GPS y el último se cuelga de donde sea para marcar el recorrido.

En total unos 800 elementos dispersados por la ruta y unas nueve horas en medio de la campiña francesa, por entre falsas colinas y castillos del Loira.

El Tour moviliza hasta 20.00 señales, dándose jornadas como la de Barcelona en 2009 que necesitó de hasta 1200 para marcar el trazado

Hay un espacio especial para los triángulos de último kilómetro y otro para los polvorientos carteles que señalan la entrada y salida de los tramos de pavé de Roubaix.

En otra estancia, descansa el podio de los Campos Elíseos, desmontado, por piezas.

La estructura que corona al ganador del Tour, con a perspectiva del Arco del Triunfo, el más grande del mundo, lleva dos horas para ser cargada en el enorme camión que la lleva a la avenida más parisina.

En Evry está la otra mitad del tinglado, el que no se fija al suelo y rueda por la ruta

Hablamos de la flota de coches Skoda que acompaña todo evento ASO.

Los coches rojos, aquellos que marcan cada parte de la carrera y llevan al director, son los más vistosos.

Se cuentan por ochenta fijos, aunque en los días previos y durante el Tour de Francia la familia crece hasta los 200.

Hay tantos coches como motos de enlace, normalmente marca Kawasaki. Cada chófer es responsable de tener su coche perfectamente limpio y aliñado.

La imagen es clave en las mejores carreras del mundo.

El Cuaderno de JoanSeguidor: La Revista 

Gran canaria 400×400
400×400 – Shimano Ultegra
Cruz 400×400

 

Como complemento a todo el material de la actualidad, en ambas naves descansan sendos santuarios. En Bondoufle, se guardan casi todos los libros de ruta de la historia de la Grande Boucle y con especial mimo todo el material desplegado en 2003, año del centenario.

En Evry, varios campeones donaron sus máquinas a ASO

Están la Pinarello Espada de Miguel Indurain y también una maravilla de cien años montada por Lucien Petit-Breton.

También se puede ver el Peugeot 203 que la selección francesa utilizó en el Tour de 1954 entre otras piezas que celosamente se cuidan en estos espacios, poco conocidos, pero que seguro atraerían mucha gente si se abrieran al gran público.

Imagen: A.S.O./Aurélien Vialatte

Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

“Eh, mira, es el jodido Tyler Hamilton”

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

Así relata Tyler Hamilton el ciclismo que le tocó vivir

El libro de Tyler Hamilton nace cuando muere el relato de los hechos que cuenta.

Una espiral, una vorágine.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Como ese agua que abandona aturullada el desagüe de un lavabo: Tyler Hamilton relata, en riguroso orden cronológico, la tempestad que sacudió su calma mental.

Su libro merece la pena, su valor es triple, a dos aguas.

Por un lado, tiene peso documental pues retrata cuestiones que nos podemos imaginar: Lance Armstrong fue un gánster de la peor calaña surgido sobre las cenizas de una enfermedad.

Por el otro, corrobora que España era, quiero pensar que no sigue siendo, el paraíso del dopaje.

Por último deja claro que el sistema que rodea al ciclismo profesional no invita a ser coherente con tu ética ni valores de la niñez.

Sin embargo, y por una regla de tres que se nos escapa, el ciclismo pro sigue vivo, es motivacional y mucha gente se sigue inspirando en él.

Paradójico.

Empecemos.

Tyler Hamilton llevó una vida piramidal

En el vértice superior está Lance Armstrong, hilo conductor de la narración, omnipresente en presentación, nudo y desenlace.

Si el tejano no quisiera salir, sería imposible la concepción de la obra.

En medio dos médicos listísimos, uno, Michele Ferrari, el otro Eufemiano Fuentes, el tipo más avispado que ha pisado los aledaños del pelotón, trabajó con tantos y tanto tiempo a la vez, que es increíble ese nivel de omnipresencia.

Abajo, en los vértices, dos directores, los dos hijos directos de los milagros de los noventa.

Uno Johan Bruyneel, el otro, el “forzudo en persona” como él llama el ciclista en su redacción, Bjarne Rijs.

Salen otros muchos nombres, otras muchas situaciones, otros muchos lugares.

El libro de Hamilton responde a muchas preguntas.

Desconozco su grado de sinceridad.

Su forma de hacer es conocida, se introduce en un mundillo, admite verse “obligado”, acepta las reglas, las ejecuta y cuando se ve expulsado, canta como un pichoncillo.

Su confesión es detallada, exacta, acusadora pero también tardía, al calor de una editorial y múltiples traducciones.

Ello le quita valor, qué duda cabe, como el obvio retoque de un autor, Daniel Coyle, sin embargo damos por buenas muchas de las mierdas que cuenta.

Hamilton no hace más que retratar la vida misma, Wall Street en el ciclismo.

Hay un párrafo sobre Thom Weisel, impulsor del US Postal, en una reunión californiana en enero de 1997.

Gran canaria 400×400
400×400 – Shimano Ultegra
Cruz 400×400

Hacerlo de una jodida vez” les dice a los chicos

Hartos de descolgarse de las exigentes carreras europeas, en las que se ven descolocados y lejos de los mejores, el patrón les espolea.

No dudó en poner los mejores medios.

No hubo cortapisas.

Pasados los 1000 días de gracia en el profesionalismo, el ciclista pasa de ser un inocente ser en proceso de aprendizaje a introducirse en las catacumbas éticas y morales.

Querían la fama, pero como decía la serie “la fama cuesta”.

La expresión que titula este post es el sumun, la cima.

Tyler Hamilton, en el cénit de su fama, recién venido de aquella trepada kilométrica con final en Bayona, abrió una jornada en el American Stock Exchange, un honor enorme, bíblico en el mundo de halcones que se movió este tímido ciclista.

Eh, mira, es el jodido Tyler Hamilton” canturreaban los agentes.

Esa fue la realidad que vivió Hamilton. Una realidad bien retratada, un buen trabajo, tardío, pero bueno y con ello nos debemos quedar.

Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

#PodcastJS España ya tiene su clásica sobre tierra

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

En la tierra de Jaén vamos a tener una primera clásica de esas que no dejan indiferentes

No sé si a Pascual Momparler, alma máter de la Clásica Jaén Paraíso Interior, le traicionó el subconsciente cuando el diseñador de «su» carrera, le puso un ciclista con el maillot de campeón belga en el pelotón que surge de entre los olivos y las maravillas renacentistas de Úbeda y Baeza.

Sin embargo, la nueva clásica jienense, cuya primera edición se prevé, curiosamente, para el 14 de febrero, nace con una clara inspiración en el ciclismo internacional, ese que lleva los ciclistas por todo tipo de parajes, también sterrato, una palabra que los italianos nos han metido por la mirada.

1024×300 Flandes Zona Centro post

La nueva Clásica Jaén Paraíso Interior es un hito para el ciclismo español, que poco a poco se nivela en registros a lo que hay más allá de los Pirineos, con carreras en las que cada segundo que sucede es un premio.

En la charla de la nueva propuesta para el remozado calendario ciclista español en este mes de febrero, nos acompaña Pascual, pero también el director de la Vuelta Ciclista a España, Javier Guillén, en una charla a tres en la que sondeamos qué recorrido tienen ésta y otras propuestas en un país con tantos registros como España.

El Cuaderno de JoanSeguidor: La Revista 

Gran canaria 400×400
400×400 – Shimano Ultegra
Cruz 400×400

 

Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

#PoscastJS ¿Por qué el ciclismo pro se abona a kilometrajes juveniles?

Publicado

en

Shimano 1024×140 – Ultegra
Shimano Dura Ace 2 – 1024×140
Shimano 1024×140 – Dura Ace 1

La disminución en los kilometrajes no premia el gran fondo que se le supone al ciclismo

Cuando hace unos meses, recordamos las lindezas del Giro de Italia de boca de Eduardo Chozas, hablamos de su triunfo de etapa en 1984, cuando llegó solo a meta a Vasto tras una larga escapada en una jornada de casi 270 kilómetros. Hoy una jornada de esa longitud sería impensable en una gran vuelta, es más, los kilometrajes del ciclismo actual ha dejado las etapas maratón en el rincón de la historia abonándose a longitudes propias de categorías inferiores.

No pedimos que todas las etapas rebasen los doscientos kilómetros, pero sí que durante el trazado de una gran vuelta se premie el fondo, pero el fondo de verdad, la acumulación de kilómetros y los desenlaces que las grandes distancias saben propiciar.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Para hablar de ello invitamos a la pareja ciclista por antonomasia de Eurosport, Antonio Alix y el citado Chozas, para sondear la posibilidad de más kilómetros en etapas y de paso recordar cómo empezaron juntos a traernos ciclismo casi a diario a nuestras casas.

 

La charla surgió, como decimos al principio, por este tweet…

…y nos trajo a la memoria esas jornadas de ciclismo con grandes kilometrajes en una apuesta sin ambages por el fondo y todo lo bueno que éste nos trae, que no es poco, entre otras cosas esos desenlaces inesperados que vemos en cada monumento donde Asgreen es capaz de ganar a Van der Poel y Pogacar a Alaphilippe.

Imagen: A.S.O./Pauline Ballet

Continuar Leyendo

TWITTER

Charly Mottet sería un ciclista muy apreciado en la actualidad, con muchas virtudes en todo tipo de terrenos. No ganó una grande, pero sus más de 60 triunfos hablan de un peso pesado de tiempo

https://joanseguidor.com/charly-mottet-ciclista/

Si queréis un libro bueno de ciclismo, el de Tyler Hamilton, un thriller sobre ruedas con buenos, feos y malos tipo Riis, Armstrong, Bruyneel, los médicos pululando por este circo ambulante.

https://joanseguidor.com/tyler-hamilton-libro-ciclismo/

Untado en vaselina y coches con bebida caliente y ropa seca hicieron menos infierno el desastre del Gavia para Andy Hampsten

https://joanseguidor.com/andy-hampsten-giro-1988-gavia/

Con un capo como Pogacar, a Marc Soler no le va a tocar otra que tirar mucho y bien de carro en las grandes que compita este año.

https://joanseguidor.com/marc-soler-ciclista-uae/

Dice esto Indurain y me pregunto ¿cómo no vamos a acordarnos de él?

https://joanseguidor.com/recuerdo-miguel-indurain-dia-retirada/

Load More...

Lo + leído