Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX
Leaderboard XX 2 – 2imagen

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclistas

Rigoberto Urán no es esclavo de la victoria, ni de la derrota

Publicado

en

Rigoberto Urán - JoanSeguidor
WorldTour 2022 – TopPost

Las lecciones que Rigoberto Urán saca de cualquier cosa son ciencia, ciencia de la vida…

 

Shimano – Leaderboard 1024×300

 

  

 

Algún día voy hacer una antología de las grandes derrotas de Rigoberto Urán.

De sus fracasos majestuosos y risibles, que combinan la épica con el ridículo, como esa vez que perdió el embalaje –y la medalla de oro– en las olimpiadas de Londres por ponerse a mirar atrás, o su voltereta en el último descenso del mundial de ciclismo en Florencia cuando iba entre los punteros con opciones de quedar campeón, una voltereta por encima y por debajo de la bici que lo dejó rastrillado contra un barranco, todo sucio de tierra y ramas; tenía pedacitos de hojas en el casco cuando llegó a la meta destrozado para dar declaraciones.

Mov_Gore

 

 

 

O sus desfondadas en el Tour de Francia, enfermo, descolgado, con la cara pálida.

O su colección de segundos y terceros puestos, porque siempre se le atravesó uno más rápido, uno más fuerte, uno con mejor equipo, uno con la fortuna que él no tiene.

  

 

Las chanzas de Rigoberto Urán

Algún día voy a recopilar la enciclopedia de chistes y bromas de Rigoberto Urán, que aprendió a tomarse la vida en serio cuando apenas era un niño y los paramilitares asesinaron a su padre en un pueblito de las montañas de Antioquia (su padre, además, fue quién le enseñó los rudimentos del ciclismo).

Cierta vez Rigo le recomendó a Salvatore Puccio, compañero de equipo, follarse a la novia antes de cada etapa para ir más fuerte.

 

Y Puccio se lo creyó.

En otra ocasión se hizo filmar tarareando cancioncitas de Carlos Vives mientras el masajista intentaba resucitarlo.

Y sus respuestas desviroladas cuando lo entrevistan los periodistas,  a los que llama «huevones» frente a las cámaras, porque lo son y él lo sabe.

Y sus fotos disfrazado de toro y sus videos bailando como una diva y los chicharrones de veinte patas con los que se empalaga después de los entrenamientos…

No obstante, entre todos sus gestos y derrotas prefiero la penúltima etapa del Giro de Italia de 2016.

 

 

Sin opciones de nada porque sufrió una caída durante la primera contrarreloj de la competencia, Urán se puso a cortarle el viento al líder de la carrera, Esteban Chávez, a quien el Giro se le escapaba de las piernas en una de las trepadas finales.

Ambos sufrían y perdían el Giro de Italia, pero hay derrotas magníficas, derrotas que siempre serán preferibles a cualquier triunfo. Rigo asumió aquel día el rol del gregario: ese corredor que se sacrifica por otro, que vacía todas sus fuerzas en la competencia sabiendo que nunca va a ganar.

«Gregarios», «Domestiques», como les llaman en Francés, «Peones de brega», como se les llamaba hace medio siglo en Colombia; un papel abnegado y humilde que debe confiar en que los demás recogerán los frutos de su sufrimiento, aunque esto suceda poco o nunca.

Más o menos así lo explicó en su biografía el ciclista Charly Wegelius: «hacer todo lo que estuviera al alcance de mi mano por vencer, pero no quería ser yo quien tuviera que ganar».

Mientras Rigo y Chávez se hundían juntos yo miraba la televisión en una tienda de barrio bogotana, con un espeluznante dolor de cabeza y un tufo de aguardiente, que invadía hasta el último rincón del recinto, preguntándome por qué carajos un hombre se obliga a sí mismo a fundirse encima de una bicicleta semanas, meses, años enteros a cambio de nada, entonces recordé a Héctor Ríos, un repartidor de frutas de la plaza minorista de Medellín que, sin ser ciclista profesional, por circunstancias del azar acabó trabajando de gregario para Santiago Botero en la Vuelta a Colombia de 2007.

 

 

Ríos iba al frente del pelotón para cortarle el viento al campeón hasta quedarse sin un gramo de energía en su cuerpo.

No ganaba nada, ningún trofeo, ningún premio, nada, ni siquiera le pagaban salario.

«Yo me siento libre en la bicicleta» confesó Ríos en una entrevista, «cuando uno se siente libre en una cosa, le encuentra el sentido a la vida».

Algo similar debieron pensar esos corredores anónimos bautizados los «ciclistas tenebrosos» o los «héroes del silencio», corredores que se inscribían al Tour de Francia a comienzos del siglo XX sin equipos ni bicicletas decentes, sólo por la ilusión de realizar una hazaña imposible, ese delirio de probar lo que en el gremio llaman «el placer de la agonía».

Todos llegaban a meta desfigurados cuando ya había caído la noche, de ahí lo de tenebrosos.

Por eso las derrotas de Urán siempre son imprescindibles, porque no es un esclavo de la victoria.

Rigo recita sobre la bicicleta esos versos de Kipling que dicen que ni el triunfo ni el desastre le imponen su ley, pues los trata lo mismo que a dos impostores.

Por Camilo Alzate

Imagen tomada del FB de EF Education First 

INFO

La colección de Gobik para este verano 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
1 Comentario

1 Comentario

  1. José Ruiz

    25 de julio, 2018 En 2:24

    Buen relato, sólo con un pequeño detalle, Rigoberto Urán no le trabajó a Chaves (con S) en la penúltima etapa del Giro del 2016. Chaves sencillamente se quedó sin energías y Rigo partió tras Nibali en compañía de Valverde, motivo por el cual incluso Rafael Mendoza (conocido periodista) lo trató de «segundón» y casi traidor por no haber ayudado a Chaves y por el contrario forzar la marcha cuando Chaves estaba mal. Lo que fue claro es que si Chaves hubiera soportado el paso de Rigo y Valverde no habría perdido el Giro.

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclistas

Un buen día para recordar a Alberto Gadea

Publicado

en

WorldTour 2022 – TopPost

Parte del ciclismo que conocemos es gracias a gente como Alberto Gadea

El día 23 de mayo es triste para  la gente del ciclismo.

Hace once años recuerdo a Carles Francino en directo dar paso a una terrible noticia relacionada con el ciclismo profesional.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Dio paso directamente  desde Sierra Nevada para reportar la dramática pérdida de Xavier Tondo por accidente doméstico.

Ese día nos hicimos mayores casi de sopetón, envejecimos del golpe, un tipo que irradiaba vida, cariño y amistad perdido así de buenas a primeras, rompiendo el fino hilo que nos mantiene en este mundo de los vivos.

También un 23 de mayo, la vida nos arrebataba otra persona especial: Alberto Gadea.

Quizá algunos no lo conozcáis, yo tuve la suerte de conversar mucho con él, en su desordenado y siempre copado de papeles despacho de la Gran Vía barcelonesa.

Ese despacho era la delegación de Unipublic en Barcelona, y desde ahí Alberto sacaba adelante sus labores de director técnico de la Vuelta a España pero también de las muchas carreras que entonces este organismo sacaba adelante: Setmana Catalana, el Luis Puig y Escalada a Montjuïc más las vueltas a Murcia, Aragón, La Rioja, Galicia y Valencia.

Alberto, siempre nervioso, siempre entrañable, me acogió con un cariño casi de padre desde el principio.

No pudo ayudarme mucho, en este mundillo los números van marcados y no siempre tienes el ganador, sin embargo guardo excelentes recuerdos de él y un fenomenal libro de la Vuelta a España que he utilizado mil veces en quehaceres varios.

Con los años y por razón de un trabajo “enciclopédico” tuve que volver a su casa, cuando su enfermedad había avanzado ya mucho.

El cariño que me dispensaron su señora e hijo Eduardo fue comparable al del padre de familia.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Su casa es un lugar de culto para la gente del ciclismo. Recuerdos, objetos, carteles, placas, diplomas, fotos, artículos,… de todos los sitios del mundo, de todos los mundiales, de todas las carreras. Durante años la casa de Alberto Gadea fue la maleta que le acompañó a los no pocos compromisos que le tenían largos periodos fuera de casa.

Fue un hombre de ciclismo, una persona de mundo, un tipo querido en todos los sitios.

Para quienes no lo sepáis Alberto Gadea, que creció en un lugar muy cercano a mi casa, en el espluguense barrio de Can Clota, por ser las tierras del Sr. Clota, fue ya árbitro en 1957.

A los diez años adquirió en Roma el nivel internacional, siendo el comisario más joven jamás nombrado.

En 1968 arbitró su primera carrera con motivo de la Vuelta a Turquía compaginando su rol ciclista con el de constructor, su oficio de base.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Desde entonces presidió el jurado técnico de nada menos que el Tour de Francia, Vuelta a España, Volta a Catalunya, Vuelta  Suiza, Tour de Porvenir,… plantel de carreras al que hay que sumarle Mundiales de todas las especialidades.

Su sapiencia global de ciclismo le valió ser presidente del comité de árbitros que rigió las competiciones ciclistas de los Juegos Olímpicos de Barcelona, hace 22 años en su ciudad.

Desde 1985 ejerció su cargo de director técnico de Unipublic, siendo entre otras cosas una de las personas que dio el OK al Angliru en la Vuelta, con todo lo que ha significado para este deporte la inclusión del coloso asturiano.

Por todos estos años de buena amistad hoy queremos recordar a Alberto, un tipo grande que nos deja huérfanos, un poco más, a todos los que amamos este deporte.

Imagen: Marca

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclistas

Giro 2022: ¿Por qué me gusta que Hindley esté delante?

Publicado

en

WorldTour 2022 – TopPost

Hindley ya sabe que no puede pretender ganar el Giro en la crono final

El Bora Hansgrohe es un equipo que con el tiempo que lleva en liza nunca había tenido una etapa como la del Giro en Turín  en una gran vuelta, con el equipo mandando y descolgando rivales y haciendo valer sus bazas, de Hindley a Kelderman, pasando por Buchmann.

En el tetris de la general, está claro que la apuesta debería ser Jai Hindley, aunque sin perderle el ojo a Emmanuel Buchmann.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Para Hindley, este Giro es volver a las flores y buenas sensaciones de la edición de 2020.

Aún recuerdo su exhibición en Piancavallo en favor de Wilco Kelderman, cuando el neerlandés no pudo ni siquiera rematar a Tao Geoghedan, una vez su compañero le había hecho todo el trabajo.

Recuerdo con cariño aquel día de Giro en octubre porque Hindley realizó una exhibición casi «valverdiana» es decir tiró y tiró por kilómetros por su compañero y al final se quedó cerca de hasta rematar su propio trabajo.

El Hindley de aquellos días fue el único en seguir a Rohan Dennis en el Stelvio, capaz de ganar la preciosa etapa de Lago di Cancano y llevar la maglia rosa hasta el mismo Duomo de Milán.

Nos ganó aquel pequeño ciclista venido de la otra parte del mundo de, entonces, 24 años, que lo hacía todo, casi todo, bien.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Su principal problema vino luego en dos tramos.

Primero que su segunda plaza no se valoró como merecía, porque ese Giro tuvo una participación más floja y por tanto asequible.

Segundo porque al año siguiente, el corredor estuvo desconocido y lejos de los mejores, como alimentando que su segunda plaza en Milán había sido fruto de las ausencias y no de su calidad.

Hindley pasó un nefasto, deportivamente hablando, 2021, pero el inicio de este 2022 habla de un ciclista en franca progresión hasta este mismo Giro.

El ciclista ligero e hiriente de hace poco más de año y medio había perdido punch en el conflictivo DSM, del que había salido Kelderman, a quien se ha vuelto a encontrar en Bora.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Pero en Bora, Hindley vuelve por donde solía, o dicho de mejor manera, lo ha retomado por donde lo dejó.

Ahora con gente más fuerte enfrente está a una bonificación del liderato de Richard Carapaz, con una semana muy de su perfil y bien rodeado.

¿Se confirmará Bora con la segunda plaza?

He escuchado que quizá corran más defensivo, para mantener lo logrado, cosa que, desde fuera nos parecería mal, pues a Hindley le veo con opciones en un Giro que, como el de 2020, acaba en contrarreloj.

Tiene que lograrlo por él mismo y por quienes pensamos que todas las carreras, incluso las más «baratas», como gusta decir, necesitan de un mérito que no somos capaces de imaginar.

Si Hindey reverdece esos valores, callará, las está callando de hecho, muchas bocas.

Imagen:© BORA – hansgrohe / Sprintcycling

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

Colombia, el ciclismo siempre presente

Publicado

en

WorldTour 2022 – TopPost

Incluso con este Giro, Colombia nunca deja de ser noticia en ciclismo

El Giro 2022 que camina por su segunda semana no acaba de resultar como se esperaba para el ciclismo de Colombia

Con Iván Sosa inédito y Fernando Gaviria, lamiendo el poste, la tricolor no está tocando pelo.

Shimano – Leaderboard 1024×300

No sucedía lo mismo hace 35 años, cuando por estas fechas Colombia era un país incendiado de ciclismo.

Luis Herrera, un jardinerito que también llamaron Lucho, hacía historia mayúscula ganando aquella Vuelta influenciada a partes iguales entre los Lagos de Covadonga y la desgracia de Sean Kelly.

Era la culminación, el minuto cero de una historia de éxito que daría para largos episodios.

La década de los ochenta dejó huella por aquellos que llamaron escarabajos, ciclistas colombianos que subían irresistiblemente las mejores paredes del viejo continente, corredores que ni acostumbraban a ganar grandes vueltas, sí etapas y reinados de la montaña, pero que con Lucho dieron el paso adelante.

Afinado, moreno, elegante y de rauda arrancada, Herrera rápido se vio que sería el elegido de dar el paso adelante, de cruzar el Rubicón, en esa Vuelta logró lo que nadie había conseguido. Fue como un serpentín, el exclusivo dominio europeo amenazado en cadena: primero Greg Lemond que hace caer el telón del Tour, luego Lucho la Vuelta y al año Hampsten el Giro.

La globalización en su todo su esplendor.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Luis Herrera acuñó pocas pero grandes victorias, a la general de esa Vuelta, un par de éxitos en los Lagos de Covadonga y con los años el Terminillo en el Giro. La colección de grandes cimas por eso había tenido un antes y un después en Alpe d´ Huez.

En la retina queda su mano a mano con Perico en la cima capital de la Volta del 91, el Mont Caro, el pelado coloso de Tortosa, donde Lucho dio la medida de su clase.

 

35 años después, hoy mismo, los titulares siguen hablando de ciclismo en Colombia.

Más allá de la suerte en este Giro, mirad qué palmarés llevan los amigos, con Dani e Higuita dominando dos carrerones como Itzula y Volta.

Y eso que perdieron a Miguel Ángel López nada más llegar a Italia.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Que se agarre a esta historia tan bella Fernando Gaviria, el ciclista que, incluso de mala hostia, sólo puedes mirar con ojos de empatía.

Nos gusta Gaviria por varios motivos, uno personal, viene de la pista y eso nos pone, y otra pasional, que es un ciclista que subyuga con ese sprint, ese cambio de velocidad, esa forma de imponerse.

Su vacío es brutal, tanto que cuando Dainese le superó al final, su derrota la sentimos como propia, mientras Santiago Buitrago se quedó a las puertas en Génova.

No siempre salen las cuentas, pero en Colombia el ciclismo sigue siendo noticia.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Caleb Ewan

Que Caleb Ewan deje el Giro no es una falta de respeto

Publicado

en

WorldTour 2022 – TopPost

Abandonos como el de Ewan en el Giro se han dado toda la vida

Puedo entender el cabreo de algunos, como el de Luis Jiménez en Eurosport, cuando dan cuenta del abandono premeditado y anunciado de Caleb Ewan en el Giro de Italia.

Es cierto que estéticamente no es lo más bonito.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Sucede un poco como en los muchos tras coche que vemos cuando los ciclistas se descuelgan por lo que sea y quieren volver rápido al pelotón.

Están admitidos por la mayoría, aunque estéticamente no sea lo más indicado

Aquí es un poco lo mismo, el ciclista, velocista en este caso, tiene marcadas varias llegadas, generalmente en la primera mitad de recorrido, hace su botín, en el caso de Ewan sin nada en las manos, y luego para casa de vuelta.

Esto ha sucedido siempre, está sucediendo y sucederá.

No deja de ser fruto de una planificación deportiva que, entre otras cosas, prioriza objetivos reales.

Esperar que Ewan saliera vivo de la tercera semana del Giro, sin nada que disputar, pues está cargadísima de montaña, con una crono al final, era mucho esperar.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Para el australiano, esta corsa rosa ha sido un toque serio, muy serio, de atención, pues una vez más una caída se ha cruzado en su camino y a partir de ahí le ha tocado ir a remolque.

No debe ser sencillo gestionar situaciones que se repiten, caída en el pasado Tour, ahora en el Giro dentro, además de un equipo que no pasa sus mejores días.

A los problemas para mantener la licencia World Tour, al Lotto le surge la prohibición en su país de casa de apuestas en equipos deportivos, asunto que no es menor, pues ya vemos la cantidad de empresas de este tipo que se deja ver por equipos y competiciones en Bélgica.

En todo caso, el plan A de Caleb Ewan nunca pasó por competir el Giro hasta el final, por cuestiones deportivas y también prácticas.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

El plan A pasa por el Tour de Francia, tras intentarlo en Italia, con la organización del GIro al corriente de las intenciones del velocista y su equipo.

Es como el año pasado cuando Mathieu Van der Poel tomó la salida en el Tour de Francia con la seguridad que se iba a ir en la primera semana para disputar los JJOO de Tokio.

En ese caso el Tour aceptó, y VDP dio una primera semana brutal a la carrera, un poco lo mismo que Ewan con el Giro.

Para la grande italiana tener uno de los velocistas top mundiales es innegociable y acepta de buen grado tenerle los días que sean.

Al final, aunque no sea lo más estético, esto no deja de ser un negocio y esto consiste en que las dos partes acaben lo más satisfechas posible.

Imagen: FB Giro d´Italia

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

TWITTER

Han pasado 16 días, pero ha merecido la pena. No podemos decirle a Valverde cómo correr, pero no por ello no aplaudiremos su apuesta en una etapa grande como la de hoy.
Además, la escapada le ha valido volver al top ten...

https://joanseguidor.com/giro-2022-alejandro-valverde-2/

#Giro2022

Han pasado 16 días, pero ha merecido la pena. No podemos decirle a Valverde cómo correr, pero no por ello no aplaudiremos su apuesta en una etapa grande como la de hoy.
Además, la escapada le ha valido volver al top ten...

https://joanseguidor.com/giro-2022-alejandro-valverde-2/

#Giro2022

Jai Hindley hizo segundo hace dos años en el Giro, desde entonces nunca volvió a brillar tanto como estos días.
Se le reprochó que en ese Giro no hubo nivel, por eso volver a verle arriba, me gusta mucho

https://joanseguidor.com/giro-2022-jai-hindley/

#Giro2022

Han pasado 16 días, pero ha merecido la pena. No podemos decirle a Valverde cómo correr, pero no por ello no aplaudiremos su apuesta en una etapa grande como la de hoy.
Además, la escapada le ha valido volver al top ten...

https://joanseguidor.com/giro-2022-alejandro-valverde-2/

#Giro2022

Edu Prades y Terres de l´Ebre: "Mis rincones ciclistas" @ivoox https://go.ivoox.com/rf/87530532?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_content=audio&utm_campaign=tw_autopublish

Load More...

Lo + leído

X