Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Opinión ciclista

Ciclistas sin banderas

Publicado

en

Ciclismo banderas JoanSeguidor
Ciclovolta

Los aficionados al ciclismo amamos los ciclistas y no sus banderas 

¿Estamos de acuerdo?

Porque somos diferentes, muy diferentes, a los aficionados a otros deportes, digamos más mayoritarios, como el fútbol.

Yo entiendo que sí.

Muchos seguidores entendemos que sí.

LDB_Berria 1024×140

 

Vayamos por partes.

El otro día, en la última jornada de La Liga española, disputada el anterior fin de semana, se dio un hecho que no por merecido no deja de ser sorprendente.

Hemos de situarnos en el estadio Benito Villamarín de Sevilla, en el partido Betis-F.C. Barcelona, con victoria inapelable para el cuadro catalán por 1-4.

En el encuentro, como la mayoría de veces -así lleva más de 10 años-, Leo Messi rindió a una altura estratosférica y descomunal, de otra galaxia, algo a lo que ya nos tiene muy (mal) acostumbrados: hizo triplete y su tercer gol, además, fue una auténtica obra de arte.

Gravel Ride SQR – 300×250

 

En aquel momento, la afición rival se rindió ante semejante exhibición rubricada por aquel golazo.

La hinchada bética, puesta en pie, ovacionó al astro argentino que lo aclamó sin ningún tipo de complejos.

Muy merecido.

Pero esto no es lo habitual en el mundo del fútbol.

Pirinexus 300×250

 

Y lo sabemos ¿verdad?

Por eso la noticia se hizo viral y se reconoció que, en este caso, el fútbol de Messi está muy por encima de unos colores y de unas banderas.

Pocos antecedentes tenemos a este caso.

Quizás podamos recordar como los aficionados merengues, en el Santiago Bernabéu, hicieron lo propio aplaudiendo a Ronaldinho en el recordado encuentro entre el Real Madrid y el F.C. Barcelona con la contundente victoria del equipo catalán por 2 a 6 a domicilio.

 

Ahora hace más de 10 años de esto.

Y en el mundo del fútbol, poco más.

Quizás los aplausos que se llevaba Iniesta (salvo en Bilbao) por todos los campos de fútbol de España, por ser el artífice de aquel gol para la historia que marcó contra Holanda.

Los aficionados, sean del color que sea y porten la bandera que sea, le estarán eternamente agradecidos.

 

Pero como venimos explicando, esto en el mundo del fútbol son anécdotas que suponen pequeñas excepciones a un deporte envuelto en guerras mediáticas entre aficiones, colores y unas banderas.

Esto en ciclismo no pasa

¿No creéis que es así?

Los aficionados al ciclismo somos lo suficientemente agradecidos, apasionados, justos y creo que bastante inteligentes, para saber valorar  a estos hombres que llevan su físico al límite.

Y esto, independientemente del equipo en que corran, a la nacionalidad que pertenezcan o el estandarte que porten por bandera.

Esto, a nosotros, no nos importa.

 

Por supuesto que siempre querremos que gane “uno de los nuestros”; es normal, pero vamos, que si el que vence, sea del país que sea, se lo merece, porque es un grandísimo corredor, porque es un crack, porque se deja la piel en la carretera, haciéndonos felices de esta manera, y  hemos vibrado con su victoria, estaremos de acuerdo que nos importará bien poco su procedencia, por no decir nada.

Y no sólo en las victorias que podamos disfrutar, también nos desconsolaremos con sus derrotas, sean de dónde sean.

Seguramente opinéis que esto no siempre ha sido así, que también podemos encontrar la excepción que rompe la norma en forma de ovejas negras que critican, atacan e incluso escupen o apedrean a ese campeón dominador al que no hay forma de derrocar y que quizás por su carácter no caiga demasiado bien entre un sector de la afición.

El eterno encanto de Laurent Fignon

Podemos recordar algunos nombres.

Sin ir más lejos, Lance Armstrong -y no vamos a entrar aquí en por qué, iniciando otro tipo de debate bien conocido por todos-, era insultado y vilipendiado por los aficionados franceses en las carreteras del Tour.

Cambrils Square Agosto

 

Igual que, en menor medida, le está pasando a Froome en la actualidad, por otros motivos, porque existe ese sector de forofos que no soportan su insultante dominio. Si bien, sin llegar al extremo del texano, pero que igualmente es abucheado por algunos aficionados “de salón” que ni siquiera saben lo que es subirse a una bicicleta para dar pedales, simplemente.

Pero a diferencia del ejemplo del fútbol, estos casos son puntuales y son también la excepción para un deporte como el ciclismo en el que prácticamente la mayoría de todos los corredores son queridos, apreciados, estimados… llamadlo como queráis, desde el primero al último, porque el que gana es un campeón, pero el farolillo rojo es un héroe.

Cruz Bike Rack N es un portabicicletas de techo, compatible con la mayoría de tipos de cuadros

Por eso todos los ciclistas son tan admirados, sean cuales sean sus nacionalidades, por sus gestas, por su sacrificio y esfuerzo, por sus proezas, porque el hecho de estar en la línea de salida ya merece todos nuestros respetos.

Al buen aficionado al ciclismo nunca le dolerán prendas reconocer a un corredor que no sea compatriota suyo, que la victoria de ese temido rival -el que ponía en peligro el liderato mundial de su ídolo- habrá sido bien merecida y así lo reconocerá, siempre que se lo haya ganado a pulso, por supuesto, sin trampas, ni malas jugadas y con un fair play exquisito.

Creo que seguimos todos de acuerdo.

Por eso, podemos decir sin temor a equivocarnos, que en el ciclismo no existen guerras ni de equipos ni de banderas.

Que sí, que todos querrán -querremos- que gane su -nuestra- escuadra preferida o su -nuestro- corredor predilecto, pero si por lo que sea es derrotado en buena lid, el buen aficionado al ciclismo ni se pondrá a gritar, ni a insultar, ni a pegar golpes contra la pared y, ni mucho menos, dejará de cenar -algo que sí pasa, por ejemplo, con algunos aficionados al fútbol-.

Lo reconocerá y punto. Y lo aplaudirá.

Evidentemente, los Mundiales de ciclismo sí se disputan por banderas y selecciones nacionales, pero, como ya hemos comentado, si un corredor que no es de los nuestros se lo merece con todos los honores, por calidad, tanto deportiva como humana, por clase, por palmarés, por competitividad y espectáculo, no se nos caerán los anillos en reconocerlo y admirarlo, igual que, por ejemplo, todo el mundo quería que ganase Valverde en el último mundial de Innsbruck, en el que incluso aficionados y periodistas de medio mundo se pusieron de acuerdo con este deseo.

Por algo será.

Mundial de Innsbruck - Alejandro Valverde JoanSeguidor

Como desde nuestras fronteras reconocimos la superioridad de Peter Sagan en los anteriores mundiales, a Froome en sus victoriosos Tours o a Cancellara en los diferentes monumentos que ganó a lo “Espartaco”, por poner algunos ejemplos.

Todo esto también viene a cuento, porque así ha sido el caso a la hora de mostrar toda nuestra fascinación a ese portento de corredor que está arrasando en este principio de temporada: Julian Alaphilippe, ganando con autoridad el esprint de la pasada Milán-San Remo.

Sí, a pesar de que un francés fue el que le privó la victoria a nuestro estimado Alejandro -entre otros favoritos-, las muestras de cariño, las bonitas palabras de admiración, de devoción y veneración que se llevó fueron unánimes entre todos los aficionados y la prensa menos fanática, que haberla “hayla”.

Por este motivo, ante semejante campeón, sólo nos queda quitarnos el sombrero y decirle “chapeau”.

A pesar de que ni pertenece a nuestro equipo ni lleva nuestra bandera.

Así que, al igual que hicieron los aficionados béticos con Messi, levantémonos de nuestros asientos y aplaudámosle.

A rabiar.

Imagen tomada de FB de Il Lombardia

Cabecera post
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Opinión ciclista

Hacer feliz a un niño no puede estar multado

Publicado

en

Por

Ciclovolta

¿Quién no ha querido alguna vez un bidón o una gorra?

Este post no quiere hablar de competición, tan obcecados en ella, no quiere hablar de un ciclista, ni siquiera de una persona que mantiene lazos con el ciclismo o la bicicleta, este post quiere hablar de un gesto, simple, cercando y sencillo, que es patrimonio exclusivo de este deporte, que lo era hace cincuenta años -cuando Mir nos decía que le pedían mecheros Bic en la caravana del Tour-, que lo es ahora y lo seguirá siendo.

¿Quién no ha ido a una carrera con idea de llevarse un bidón o una gorra?

¿Qué hay más ciclista que un bidón o una gorra?
Podríamos decir que casi un ramo de flores, pero el ceremonial de Max Schachmann dando el ramo en mano, no tirándolo desde el podio, a alguien del púbico, por el momento sólo se lo hemos visto hacer a él.

LimitZero
Costa Daurada 300x250B
Cruz 400×400



Queríamos traeros la historia de este tweet…


Lo ha escrito Nico Ramírez, buen amigo de este mal anillado cuaderno, miembro del club El Repetxó en una zona que aúna paisaje y bicicleta como pocas, El Penedés.
Hablamos con él y nos explicó lo siguiente:
Estábamos esperado el paso de la última etapa de la Volta y aparcamos cerca de Avinyonet, justo donde estaban algunos coches de equipo para el avituallamiento. 
La Caterina -su hija- iba con un maillot de campeona del mundo que le compramos en la tienda de la Vuelta cuando estuvo en Igualada, hace un par de años, y llevaba el tutú que le había regalado su madre el día antes. 
Cuando los del coche de Astana le vieron, nos hicieron una señal, llamaron a la niña, le pusieron una gorra y le dieron un bidón. 
El Jumbo también le dio un par de bidones, lo que son las cosas, he ido a mil carreras y me he venido con las manos vacías, pero un niño es otra cosa. 
Lo cierto es que a Caterina le gustan las bicis, siempre las ha visto en casa y este regalo seguro que no lo va a olvidar. 
Miradla poco después, al paso de un pelotón en el que distinguimos a Peter Sagan…

Este ciclismo de kilómetro cero está en peligro de extinción

Hace unos años con una especie de vallas que separaban algo más los ciclistas de los aficionados, luego con los protocolos Covid y ahora con esa normativa tan absurda que sacó a Schär del Tour de Flandes.
Si no se puede sentir el calor del ciclista dando algo al aficionado, dedicándole un rato, firmándole un papel… vamos mal, pues lo que distingue a este deporte es algo que nadie ofrece, sentir los ídolos tan cerca que te los haces tuyos, sin importar bandera ni equipo.
Que eso no se pierda…

Cabecera post
Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Michael Schär: las normas, aunque absurdas, están para cumplirlas

Publicado

en

Por

Ciclovolta

Que Michael Schär haya tirado un bidón al público le ha costado una expulsión en Flandes

El primero de abril no sólo vino para avisarnos que la primavera había aterrizado en nuestra realidad, también llegó para ponerle al ciclismo al corriente sobre que la reglamentación que se anunció hace unas semanas ya era efectiva.
Cuando el pasado domingo veíamos a Mohoric bajar haciendo en bicho bola en Montjuíc, por el epílogo de la Volta, poniendo a De Gendt en aprietos, advertíamos que aquello tenía las horas contadas.
Ver a Van Aert y Van der Poel bajando sentados sobre la barra horizontal disputando el Tour de Flandes 2020 iba a quedar también en la historia.

LimitZero
Costa Daurada 300x250B
Cruz 400×400



En la previa a los momentos clave de De Ronde, las imágenes de la descalificación de Michael Schär prendieron por las redes.
El ciclista suizo se fue a la calle por tirar un bidón a unos aficionados en una zona semiurbana, aficionados que estaban esperando recoger el souvenir gentileza del AG2R para llevárselo a casa con toda la ilusión de quienes van a la cuneta con la esperanza de recibir algo de la caravana.

Lo hizo en una zona no permitida y el jurado, casi al momento, le invitó a dejar la carrera

Esta es la nueva normalidad del ciclismo, un deporte que están cercenando por un lado y por otro para convertirlo en algo alejado del ideal que tenemos del mismo.
Casi irreconocible.
En lo sucesivo el ciclista que saque partido de bajar muy bien, de arriesgar y abrir brecha no podrá hacerlo, no al menos al 100 x 100, como quien quiera rodar en una escapada, en grupito o solitario, apostado sobre el manillar, como harían De Gendt o Wellens.
Lo mismo sobre los bidones que se arrojan en sitios con público, con mayores y menores esperando llevarse el souvenir al hogar.
Lo que nos dijo un día Jorge Quintana, la UCI legisla, pues debe hacerlo, tras escuchar todas las partes, pero lo vende mal, o sencillamente no lo vende.
Resulta que se puede tirar un bidón en zona permitida, con riesgo que rebote en el bordillo y vuelva al pelotón, peligrosísimo, pero no a los pies del público en un lugar en el que la pieza seguro no quedará entre la naturaleza.
Un sindiós.
Imagen: Ciclismo Internacional

Cabecera post
Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

Entrevista a Eufemiano: el ciclismo viene con la venda puesta

Publicado

en

Por

Puertos de Guadarrama - Pelotón JoanSeguidor
Ciclovolta

Eufemiano es la punta del iceberg de la mala imagen que se ha granjeado el ciclismo

Hay un tramo de la entrevista de Jordi Évole a Eufemiano Fuentes en el que se dice lo siguiente:

Empieza preguntando Jordi: «¿Se han protegido más unos deportes que otros?»

Responde Eufemiano: «Yo creo que sí»

«¿El fútbol, por ejemplo?»

«Por supuesto»

«Ya nos ha dicho que el Barça se puso en contacto con Ud. pero que nunca han llegado a un acuerdo. ¿Asesoró Ud. a los médicos del Valencia? ¿Fue Ud. médico o asesoró a los médicos de la Real Sociedad?»

«Oficialmente, no»

«¿Asesoro Ud. a los médicos del Real Madrid?»

«No te voy a contestar a esa pregunta»

Dice Raúl Calabria en la charla previa que mantuvimos a la entrevista a Eufemiano Fuentes que el espectador deberá sacar sus conclusiones, de lo que dice y calla, de los gestos y caras que pone cuando se ponen ciertos papeles sobre la mesa.

En definitiva, que más de uno dará un salto en el sofá.

Desde tiempos mozos, en el ciclismo y su mundo existe la percepción de que ha sido cabeza de turco en toda esta historia, que ha pagado platos rotos que no le correspondía en exclusiva y que en el camino ha perdido mucho.

Es cierto, para que lo vamos a negar, así fue y así seguirá siéndolo.

No podemos pasar hoja como si nada, es un tema de tamaño, el ciclismo es una minucia versus lo que significa, por ejemplo, el fútbol, una anécdota que se resuelve de un plumazo cuando alguien, no sé quién, debe fallar sobre hechos como los que se le imputan Eufemiano Fuentes.

LimitZero
Costa Daurada 300x250B
Cruz 400×400

Hace unos años, surgió una noticia que fue portada, pero no del todo, en la que se hablaba de los vínculos de Eufemiano Fuentes con el Real Madrid.

Aquello prendió rápido, como un calambre, en el colectivo ciclista, que bramaba por una misma vara de medir, si el personaje más oscuro del deporte español se vinculaba a un buque insignia del mismo, había que ir con todo a por él, hasta el último estertor, se barruntaba que con el ciclismo se había hecho lo mismo, cosa que no es exacta, pues en este deporte se arruinaron carreras deportivas por interpretar un código en un papel, sin fallo ni sentencia en firme.

Todo aficionado medio a la bicicleta lamentó esos dos raseros, pero no miró para adentro, no miró en la colla de gente de todo pelaje, condición y sin escrúpulos que había campado a sus anchas por el pelotón, haciendo y deshaciendo, teniendo en su mano la suerte, a veces, de los dos o tres favoritos a una misma carrera.

De eso no se habló, como que tampoco no es de recibido el encaje de ciertos esfuerzo y querer salir indemne, pues el deporte de alta competición es de todo menos salud.

Que el ciclismo pasara por momentos muy duros se lo granjeó solito, tuvo sus miserias y se airearon cómo ningún otro deporte las sacó a la luz, fue incauto y mal gestionado y dio cobijo a mucho indeseable.

Dicen que las cosas han cambiado en el presente, pero esto es como un pez que se muerde la cola, como la pandemia, cuyo virus muta en una u otra dirección para el desconcierto del personal.

En este ciclismo que ha cambiado vemos unas fotos de Pedro Celaya, médico sancionado hasta el año que viene, paseando por entre los equipos de la Volta, una zona en la que este año, los protocolos son más estrictos que nunca…

En fin, que la vida seguirá y lo hará sin Eufemiano.

Cabecera post
Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Malos tiempos para pedir un autógrafo

Publicado

en

Por

Ciclovolta

Niños correteando pidiendo un autógrafo son hoy un lejano recuerdo en las carreras

Permitidnos recuperar este artículo de hace seis años sobre los niños del Esport Ciclista Mataró que pasaron por la salida de la Volta con un listado manuscrito con los nombres de los ciclistas cuyo autógrafo querían llevarse a casa.

Una situación hoy impensable que un día formó parte de la «normalidad» de las carreras…

La vida son momentos, y dicen que los que te llegan en la infancia te marcan de por vida. Hoy es un día triste, pues un accidente aéreo nos ha sacudido, quizá por la cercanía de algunos que incluso pudieron estar, quizá por salir desde el aeropuerto de tu ciudad. Sin embargo este post se justifica más que nunca.

Sea como fuere la vida sigue, se dice con razón, en estos momentos desasosiego. Esta mañana, casi al mismo tiempo que más de cien vidas se apagaban sobrevolando esos Alpes que cada año concitan las miradas y las ilusiones de no pocos aficionados al ciclismo, se daba la salida de la segunda  etapa de la Volta a Catalunya desde Mataró, una salida que venía precedida por las imágenes del año pasado, cuando una multitud de aficionados cercó las estrellas que entonces compitieron en la ronda catalana.

LimitZero
Costa Daurada 300x250B
Cruz 400×400

Esta mañana, nuestro amigo Luis Pareja, presidente, sí presidente aunque no le guste en exceso arrogarse el título, del Esport Ciclista Mataró, y técnico de los chavales en el vetusto velódromo de la ciudad, mostró esta foto en su muro de Facebook.

1

Un papel manuscrito por uno de sus dos enanos con buena parte de las estrellas que toman parte en la carrera con la sana intención de pedirles un autógrafo. Ver este papel, arrugado, arrancando del blog, de cualquier forma porque la ilusión alimenta el gesto, nos trae a la mente tantos recuerdos, tantos momentos, que en un día triste como el que nos ha caído a plomo, alimenta el alma.

Al poco rato Luis colgaba también esta foto de la piña de los chavales del Mataró rodeando al campeón del mundo de americana Bryan Cocquard, quien espero se lleve a Francia bien vivo el testimonio de que en una ciudad al norte de Barcelona, a unos 45 kilómetros más o menos, hay una pasión desmedida por este deporte, y también hasta por el ciclismo en pista, lo que parece más difícil e improbable.

2

Gracias a los chavales de Luis y los del club, porque nos han traído esos años de recortes con las chapas de Angel Arroyo, Marino y Perico, esos veranos de aire puro con la bicicleta por bandera, las salidas de la Volta desde el Mercado de Sants con Mottet, Fignon, Peio, Iñaki Gastón… gracias por demostrarnos que la pasión e ilusión no entienden de moderneces y que se puede admirar y querer, sin más, a un puñado de ciclistas sobre los que no dejamos de especular a diario.

Cabecera post
Continuar Leyendo

TWITTER

El ciclista total sería un Indurain + Valverde...

https://joanseguidor.com/el-ciclista-total-seria-un-indurain-valverde/ by @JoanSeguidor

Hoy se cumplen justo 4 años de la muerte de #michelescarponi ❤️💫

Mi más sincero recuerdo para un ciclista único, pero para una persona aún mejor. Esa sonrisa, esas bromas, ese plato de 53 dientes que no quitaba ni en el Zoncolan.....😍

Scarpa, sempre con noi🦜

2

Permitirme os recomiende esta charla con Pello Bilbao, la excelencia del gran fondo
https://go.ivoox.com/rf/64663156

Load More...

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.