Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Alejandro Valverde

La Vuelta en Suances, el día negro de Alejandro Valverde

Publicado

en

Valverde Vuelta Suances
Cabecera post

Los recuerdos de Valverde de la Vuelta por Suances nos traen una jornada épica

Cuando la Vuelta pisa Suances, en vísperas del Angliru, además, no podemos menos que acordarnos de la dantesca jornada de 2008 cuando Alejandro Valverde fue cazado en el momento de recoger un chubasquero en el coche.

Así lo escribimos en el libro «Estilo Purito» entroncando lo que le pasó a Valverde en la etapa de Suances de la Vuelta 2008, con lo que le había sucedido un par de años antes en Granada…

Alejandro Valverde ganó mucho, muchísimo, aunque nunca le resultó sencillo, y menos en esas épocas, que era la rueda de deseo de casi todos los grandes y debía sortear preguntas incómodas cada vez que se sentaba delante un periodista. A todo ello se le añadieron zozobras propias de la carrera, situaciones que te ponen en el filo y de las que no sales tan fácilmente. A Valverde se le escaparon dos Vueltas a España que tenía a su alcance, que no ganadas, y otra le vino en parte por un percance ajeno. En las tres ocasiones Purito estuvo ahí.

Vuelta de 2006. Alejandro Valverde va como un tiro, pasa etapas, quema retos con nota, mantiene un liderato que según se acerca Madrid parece cada vez más seguro. Pero había una etapa que sobre el papel preocupaba pero que en fondo revestía cierto peligro. Era la jornada de Granada, previo paso por un puerto donde suelen ocurrir cosas, el Alto de Monachil.

 

En Caisse d´ Epargne no existe buen feeling. Alejandro Valverde no tiene un día súper. Alexander Vinokourov lo huele. Astana pone ritmo de guerra desde la base de Monachil. Vino ataca cerca de la cima. Toma unos segundos y se lanza a tumba abierta. También ataca el segundo de abordo de Astana, Andrei Kashechkin, pero no logra irse, Valverde le caza. La carrera queda en un mano a mano Vinokourov, acompañado por Tom Danielson, por delante, y Valverde, arrastrando una pesada carga de rivales con él, por detrás. Con el viento en contra, en una carretera que obligaba a pedalear, Valverde ve caer los segundos sin percatarse que con el maillot abierto es lo menos aerodinámico del mundo.

En meta le caería un minuto largo, suficiente para que perdiera el liderato. “La Vuelta dio la vuelta” dijo gráfico José Miguel Echávarri, el genio de las frases lapidarias. El mánager navarro, y su técnico, Eusebio Unzúe escrutaban lo sucedido. Al desfonde de Valverde le acompañó el del equipo. Una jornada muy similar a la de Fuente Dé. Como entonces el equipo del líder sencillamente no estuvo. Los dos mejores hombres de Valverde eran Purito y Vladimir Karpets. El introvertido gigantón ruso pinchó en el peor momento y el sillín de Purito se puso a hacer el tonto cuando debía estar con su líder. ¿Resultado? La Vuelta voló para Astana y Vinokourov en la dulce resaca del Tour de Francia para el Caisse d´ Epargne, que en esas semanas sabía que su hombre, Oscar Pereiro, iba a ser el ganador final, toda vez Floyd Landis había pitado.

A los dos años Alejandro Valverde volvería a probar la amargura de un día negro. Esta vez en la otra punta de la geografía, al norte, camino de Suances. Es la Vuelta de 2008. Egoi Martínez comanda una general que tiene a los favoritos en un pañuelo. Tras Levi Leipheimer, están Contador y en medio minuto Alejandro Valverde. Es una jornada sin aparente peligro, típico perfil de etapa que surge en la meseta, el Burgos y acaba a orillas del Cantábrico. El precioso Portillo de la Lunada marcaba el punto de inflexión del día previo a una jornada de descanso que precedía el Angliru.

Es por lo demás un once de septiembre, que en esas tierras se relaciona con tiempo inestable y posibilidad de agua. La lluvia se hace cada vez más pesada. Ya no son las subidas, son los descensos. En el del Caracol, un segunda a sesenta de meta, Valverde se descuelga al coche a por el chubasquero. “Bajé al coche a por el chubasquero. Cuando me quise dar cuenta, ya estaba detrás” dijo abrumado Valverde. En efecto cuando quiso darse cuenta, aquello se había roto. Un pelotón desgajado, dos grandes grupos en persecución y Valverde, por un puñetero chubasquero, cortado por detrás.

[elementor-template id=»36790″]

 

Empezaba un infierno, una lucha desigual. Por delante Alberto Contador azuzaba a los suyos. Entraban en perfecto carrusel Klode, Leipheimer, ChechU Rubiera… Carlos Sastre también estaba delante, y acompañado por Matti Breschel. Y no eran los únicos en que el corte se ensanchara. El ganador de la etapa, Paolo Bettini, quería a Valverde lo más lejos posible.

Por detrás el Caisse trata de enmendar la plana como puede. Las primeras referencias hablan de cuarenta, cincuenta segundos. Son diferencias efímeras, porque la presión sube, el hueco se amplía. Chente se vacía. Luis Pasamontes tira como alma que lleva el diablo, Imanol Erviti contribuye. Pero es insuficiente. En medio de la locura Eusebio Unzue chequea el grupo de cabeza, le quedan dos balas, Purito y David Arroyo.

El técnico navarro les pone en un brete, uno de los dos debe bajar a ayudar atrás. El mundo se para a su alrededor, el silencio acalla la guerra que les envuelve. Unzúe manda parar al talaverano, peor clasificado en la general. Purito sigue delante, y lo hará hasta el final. Para hacernos una idea de la batalla planteada, la meta de Suances no conoce grupo mas grande de ocho o nueve ciclistas, la llegada es un goteo de corredores, comandados por Bettini, con Contador, Sastre y Leipheimer, inmediatamente después de “il grillo”, luego la hecatombe, ciclistas rotos y solos. Purito cruza la meta a cuatro segundos del doble campeón del mundo. Alejandro Valverde arriba a más de tres minutos y cae la undécimo puesto de la general, justo por detrás de Purito, sin opciones, a cuatro minutos de Egoi y a tres largos de Leipheimer y Contador.

 

“Es inadmisible que Alejandro pierda la Vuelta en un día así” comenta Oscar Pereiro. Es la punta del iceberg. En el bus del Caisse d´ Epargne hay palabras gruesas, el despiste de Alejandro Valverde ha sentado como un jarro de agua más fría que la que descargó durante la ruta. Se tuvo incluso que terciar, porque sonaron reproches en el interior del vehículo. Purito vio aquello, y no le gustó. Alejandro era en teoría el más jodido de todos, él había perdido la carrera. Eusebio Unzúe, tan comedido, era explícito: “Valverde no estaba donde debía. La eliminación de Alejandro es culpa suya. Son errores que se repiten”.

Sentenciado, si Echávarri en Granada era gráfico con lo eso de la vuelta de la Vuelta, Unzúe no podía contener su cabreo en Suances. Y no podía entre otros motivos, porque el Caisse tenía cartas ganadoras, como se vería en el Angliru cuando Purito y Valverde serian los mejor parados del dominio de Alberto Contador. El madrileño atacó desde lejos y sólo el “dúo negro” pudo seguirle antes de ceder. Aquella Vuelta, por eso, ya se había perdido, fue en Suances, y aquella Vuelta guardó un susto final, en el circuito de la Castellana, sin duda el más duro de las tres grandes vueltas, porque la subida, aunque imperceptible a la vista, a la artería madrileña, pesaba con tres semanas a brazo partido.

Imagen: El Diario de Córdoba

Ciclo21
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Alejandro Valverde

El ciclista total sería un Indurain + Valverde

Publicado

en

Por

Cabecera post

Imaginaros un ciclista que fuera la suma de Indurain y Valverde

Hace un par de semanas, cuando Alejandro Valverde volvía a la senda del triunfo, nos quedamos con la imagen que ilustra este artículo, en el podio recogiendo el trofeo del Gran Premio Miguel Indurain de manos del titular del evento.

La imagen nos trajo a la mente, unos cuantos contenidos que dejamos escritos en este mal anillado cuaderno, hace unas semanas, cuando en un particular, y totalmente subjetivo, ranking históricos de ciclistas españoles, situamos a Valverde como el segundo mejor de siempre tras Indurain.

Apostamos, entonces, por la singularidad de Alejandro Valverde en la historia del ciclismo español, un corredor diferente y alejado del estereotipo, que siguió en parte los pasos de Oscar Freire para llegar a un palmarés que por cantidad, calidad y variedad abruma.

Valverde nos parece un tipo original, eso hoy, pero no menos nos lo pareció hace treinta años Miguel Indurain, un español grande y «pesado» que ganaba las vueltas en las contrarrelojes, para luego mantener en montaña.

El perfil de español flaco y agónico en montaña quedaba atrás, las cronos ya no eran el enemigo, y sí el aliado, el terreno abonado para la gloria

LimitZero
Cambrils 300×250
Cruz 400×400



En todo caso, ver ambos en el podio de la preciosa Estella nos sugirió idear cómo sería un ciclista que sumara la calidad de Alejandro Valverde con el motor de Miguel Indurain y podemos decir que tendríamos el competidor total.

En las cronos el radio de acción sería abrumador, por el conocido poder del navarro, sabedores que la suya era una carrera que decantaba en el ejercicio individual, una especialidad en la que Valverde sin ser top, ha tenido buenos momentos.

Con el hueco abierto en la crono, la montaña no sería un problema y la estrategia de Valverde de correr en grupo para rematar en las llegadas con una excelsa punta de velocidad sería buena.

Cabría saber si Indurain con la velocidad del murciano se hubiera granjeado esa fama de «regalar etapas» que le acompañó, y le sigue acompañando hasta hoy.

El poder rodador del navarro, su capacidad para coger escapadas buenas, jugárselo solo o en pequeña compañía maridaría perfectamente con la velocidad del mejor Valverde, ese que en sus años mozos llegó a ganar algún sprint masivo.

Aunque no conviene despreciar la velocidad de un Indurain que en el mundial de Oslo, en 1993, batió a Ludwig y Museeuw en la lucha por la plata.

Costa Daurada 300x250B
SQR – GORE
Gran canaria 300×250



Para las clásicas, tendríamos una máquina de matar que, si pudiera afinarse sin las sabidas alergias de Indurain, podría tirar millas tanto en Flandes como en las Árdenas, dejando a un lado Roubaix.

El complemento de virtudes le valdría jugárselo de lejos, con el rodar portentoso de Indurain, o meterse en los cortes y rematar con el sprint de Valverde.

Hasta San Remo y Lombardía cabrían en ese objetivo

Lo que no tenemos muy claro es si ese ciclista resultante sería de coger muchas escapadas y jugar a «caza etapas», la obsesión por la general de ambos les dejaría lejos de los triunfos parciales.

En lo que no encontraríamos consenso entre ambos sería la fecha de la retirada.

Indurain lo dejó antes de cumplir los 33 años, Valverde va camino de los 41, si no los tiene ya, en esos ocho años existe una eternidad, como hemos visto en el murciano, pues para él, ese tiempo es prácticamente el que ha pasado desde que volviera de su sanción, con todo lo que ha ganado por el camino.

Imagen: ©PhotoGomez

Ciclo21
Continuar Leyendo

Alejandro Valverde

Las Árdenas esperan a Valverde

Publicado

en

Por

Cabecera post

Valverde entra en su combinación perfecta: Árdenas y vueltas en España

Tres años después Valverde vuelve a las Árdenas a full.
La dupla de vueltas españolas en el World Tour dejó una imagen que recordábamos lejana, como casi todo lo anterior a la pandemia: Alejandro Valverde en las primeras posiciones.
Se supo, se vio, que la campaña pasada fue muy compleja para el murciano, el confinamiento, la llegada abrupta de la competición es muy complicada de asimilar para un cuerpo en el zaguán de los cuarenta.
De hecho, esta pandemia ha acelerado el proceso natural de relevo que cada cierto tiempo acontece.
La jornada de Vallter 2000 de la Volta ya puso a Valverde en el mapa, verle delante, no lejos de Adam Yates, siendo uno de los primeros favoritos en mover la carrera, una carrera que ha ganado tres veces, le devolvió a sensaciones que tenía olvidadas.
Luego la Itzulia, con la previa victoria en el Miguel Indurain, para perpetuar esa fama de ciclista infinito, de corredor que, mientras otros de su generación como Philippe Gilbert pide tiempo muerto, sigue en el redil.
Que Valverde esté a este nivel es bueno y malo para Movistar, lo primero, pues es un tío que sencillamente trae luz por donde pasa, lo otro por que no se atisba corredor o corredores capaces de llenar su hueco.

LimitZero
Costa Daurada 300x250B
Cruz 400×400



El calendario que tiene Alejandro Valverde por delante define muy bien lo que ha sido su trayectoria: carreras por etapas en España más clásicas valonas

Esquivando la Amstel, la única del tríptico, por estar en Valencia, las Árdenas esperan a Alejandro Valverde, el mismo ciclista que las domó hace tres años como acabó aborreciendo hace dos y descartando el año pasado.
Vuelve Valverde a las Árdenas tras pasar por Valencia, carrera que conoce en todas sus etapas, antes y después de su suspensión, y luego Mallorca, Andalucía, Murcia… (*) a lo largo del día de hoy hemos sabido que ha omitido su presencia en la Vuelta a Valencia.
Es la vuelta a los orígenes.
Sobre la suerte que Valverde corra, por eso, en las carreras valonas, cabe esperar que sepa mover ficha como nunca ha tenido que hacer hasta la fecha.
Las victorias de Valverde en Lieja son hijas del muro de Ans, y éste ya no está, anticipar un sprint con gente que ahora mismo parece más veloz, como Alaphilippe, Roglic o Hirschi, parece una mala opción, la «vía Fuglsang» sólo valdría si la forma te rezuma por todos los lados.
No será sencillo «campeonar» en Lieja, pero más complicada nos parece la Flecha Valona, a donde la historia dice que todos llegan juntos hasta la base de Huy y ahí, marica el último.
Llegar a ese punto, sin exhibir la pegada de los buenos tiempos, sería ir al matadero.
Sé que muchos dicen que sólo verle correr es un premio, pero a nadie le cabe en la cabeza que un chance de victoria no pase por la cabeza de Valverde en las Árdenas, al fin y al cabo son su ojito derecho.

Ciclo21
Continuar Leyendo

Alejandro Valverde

El mejor día de Alejandro Valverde

Publicado

en

Por

Cabecera post

En Cumbres Verdes, Valverde sacó y remató el córner

Hace unos días nos decidimos a abrir un serial, ciclistas que tenemos de cabecera y el mejor día que les recordamos y queremos empezar por el hombre de la jornada, el ganador de GP Miguel Indurain, Alejandro Valverde, en una jornada que tenemos grabada a fuego: aquella de Cumbres Verdes en la Vuelta de 2014.
Somos muy conscientes que para elegir un día en la vida del murciano hay que sudar tinta, son 130 vicrtorias, pero en este caso lo hemos tenido muy claro, pues aquella llegada en alto de la Vuelta, fue el ejemplo de lo que es y era este corredor: pura y dura magia al servicio del ciclismo.
Llegaba la Vuelta 2014 al municipio de La Zubia con una novedad, las Cumbres Verdes, una suerte de camino recto cual cicatriz por la montaña.
Una recta, nada menos, algo original, que seguramente los puristas del cicloturismo cuenten con los dedos de la mano.
A mí rectas míticas en este bendito deporte no se ocurren muchas. La Marmolada, quizá, ese puertaco que enterró el mejor Giro que Marino Lejarreta tuvo en su mano.

LimitZero
Costa Daurada 300x250B
Cruz 400×400



Ocurría que esos días Valverde parecía entregado a la causa de Nairo Quintana

Cuarto en el Tour, el murciano, ganador del Giro, el colombiano, el joven Nairo era la baza más obvia para una Vuelta que tenía llenazo de estrellas, pues alrededor de ellos estaban Contador, Froome y Purito.

Aquella jornada Valverde curró y bien para Nairo.
El murciano se puso al comando desde abajo y fue haciendo la selección.
A kilómetro y medio de Cumbres Verdes, Valverde era la punta al grupo de elegidos, secundado por Esteban Chaves y Mikel Nieve, que tapaban a los grandes rivales del Movistar.
La entrega de Valverde empezaba a desgajar miembros del grupo, se queda Chaves, luego Nieve, Fabio Aru un poco después…
A 800 metros de meta, Chris Froome, entonces ganador de un «solo» Tour, trepa hasta cabeza, va a la derecha de Valverde, pero por la izquierda, a 700 de la cima, emerge Purito.
Valverde, lejos de olvidarse de la carrera, se levanta y va a por el catalán, en su aceleración, las Cumbres Verdes ya a la vista, descuelga primero a Nairo, luego a Contador y Froome.

El tipo que llevaba rato tirando sigue estando más fuerte que sus rivales

Valverde cambia el chip, apacigua a Purito y se va a por la victoria.

Descartado a kilómetro y medio, resulta el ganador de la etapa, cuya culminación hizo, sin excepción, toda en cabeza, salvo el tramo en el que asomó Purito.
Aquello fue como sacar y rematar el córner, hubo otros días así, pero aquella tarde de verano plomizo de ese 2014, lo de Valverde nos pareció magia.

Ciclo21
Continuar Leyendo

Alejandro Valverde

Volta ¿y si Valverde acaba en el podio?

Publicado

en

Por

Cabecera post

No es descabellado que Valverde pise el podio de la Volta

Sí, sí, lo sabemos, muchas veces se vincula este mal anillado cuaderno con la crítica reiterada e incisiva sobre Alejandro Valverde, un espacio que no ha reconocido sus méritos, que no ha cantado sus éxitos, que no ha explicado sus victorias, pero nada más lejos de esa realidad, lo que siempre nos ha movido con el murciano es buscarle matices a la excelencia en la que ha movido gran parte de su trayectoria profesional, lamentando lo que pudo haber sido, sabedores que lograrlo todo es imposible, y disfrutando de momentos como los de esta Volta a Catalunya.

Y es que Alejandro Valverde tiene eso, tiene don, algo que escribimos hace tiempo, cuando volvió tras la sanción, pues entonces este mal anillado cuaderno ya tenía páginas escritas, tiene una cosa, que otro aficionado nos dijo también años atrás, algo que no se compra, que es carisma.

Con ambas cosas, con ese don, con ese carisma, Alejandro Valverde está vivo en la lucha por el podio de la Volta a Catalunya.

LimitZero
Costa Daurada 300x250B
Cruz 400×400

Esa es la realidad, que él ahora mismo es la principal amenaza para Geraint Thomas en la tercera plaza, lo tiene a catorce segundos, a la vista que ahí están también corredores que ni frío ni calor, como Kelderman, o que posiblemente hayan tocado techo, como Chaves y Almeida.

Catorce segundos para subir al podio de una carrera que, como la Volta, Valverde ha ganado tres veces pero que ya hace dos años no pudo disputar por quedarse muy lejos de los mejores ya en Vallter 2000.

Dos años después, tras un veinte veinte para olvidar, Valverde hace lo que nos ha hecho mil veces, cuando crees que ya tiene suficiente, que no hay más, redobla la apuesta y vuelve a escena.

No será sencillo asaltar el podio, pero él sabe, mejor que nadie, que abordarlo con éxito sería un guinda con la que muchos ya no contábamos.

Se deben dar varios factores, primero la fortaleza que establezca Ineos en el control, que podemos prever que será potente, pues se juegan el copo de un podio en el World Tour, y luego el valor colectivo de Movistar para buscar las rendijas en el recorrido que le den chance a su líder.

Mas, Soler, Verona, Pedrero y cia a merced de Alejandro Valverde, como en los buenos tiempos, como en los malos tiempos, como siempre vamos, algo que, ni con el murciano superando las cuarenta primaveras cambia.

Atención a Montserrat y la subida que nunca se acaba, como nos decía Xavier Gilabert en el #VoltaTime posterior a Port Ainé, pero ojo a la trampa de Montjuïc.

Desconozco si Richie Porte y Geraint Thomas vieron alguna vez algún vídeo de la Escalada a Montjuïc antigua, de las que subían al castillo por el monumento de la Sardana y el Parque de Atracciones, por que ahí un murciano les podría levantar la camisa.

Ciclo21
Continuar Leyendo

TWITTER

Carlos Betancur se toma un respiro, pero lo cierto es que hace mucho tiempo que no sabemos de él como ciclista.
Como quizá pase como Dumoulin, le veo de salida en todo esto...
Aún no me explico qué pensó Movistar que podía sacar de él...

https://joanseguidor.com/a-carlos-betancur-se-lo-trago-la-tierra/

Excelente artículo de @ikguallas sobre el grafismo de los grandes organizadores de pruebas ciclistas. Estoy de acuerdo con lo que dice, y eso que creo que voté, por deformación italófila, por RCS. https://twitter.com/JoanSeguidor/status/1383028147302567948

Carlos Betancur se toma un respiro, pero lo cierto es que hace mucho tiempo que no sabemos de él como ciclista.
Como quizá pase como Dumoulin, le veo de salida en todo esto..
Aún no me explico qué pensó Movistar que podía sacar de él

https://joanseguidor.com/a-carlos-betancur-se-lo-trago-la-tierra/

El enorme mérito de Mark Cavendish.

https://joanseguidor.com/el-enorme-merito-de-mark-cavendish/ by @JoanSeguidor

Load More...

Lo más leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.