Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Alejandro Valverde

La Vuelta en Suances, el día negro de Alejandro Valverde

Publicado

en

Valverde Vuelta Suances
Shimano 2021 Junio

Los recuerdos de Valverde de la Vuelta por Suances nos traen una jornada épica

Cuando la Vuelta pisa Suances, en vísperas del Angliru, además, no podemos menos que acordarnos de la dantesca jornada de 2008 cuando Alejandro Valverde fue cazado en el momento de recoger un chubasquero en el coche.

Así lo escribimos en el libro «Estilo Purito» entroncando lo que le pasó a Valverde en la etapa de Suances de la Vuelta 2008, con lo que le había sucedido un par de años antes en Granada…

Alejandro Valverde ganó mucho, muchísimo, aunque nunca le resultó sencillo, y menos en esas épocas, que era la rueda de deseo de casi todos los grandes y debía sortear preguntas incómodas cada vez que se sentaba delante un periodista. A todo ello se le añadieron zozobras propias de la carrera, situaciones que te ponen en el filo y de las que no sales tan fácilmente. A Valverde se le escaparon dos Vueltas a España que tenía a su alcance, que no ganadas, y otra le vino en parte por un percance ajeno. En las tres ocasiones Purito estuvo ahí.

Vuelta de 2006. Alejandro Valverde va como un tiro, pasa etapas, quema retos con nota, mantiene un liderato que según se acerca Madrid parece cada vez más seguro. Pero había una etapa que sobre el papel preocupaba pero que en fondo revestía cierto peligro. Era la jornada de Granada, previo paso por un puerto donde suelen ocurrir cosas, el Alto de Monachil.

 

En Caisse d´ Epargne no existe buen feeling. Alejandro Valverde no tiene un día súper. Alexander Vinokourov lo huele. Astana pone ritmo de guerra desde la base de Monachil. Vino ataca cerca de la cima. Toma unos segundos y se lanza a tumba abierta. También ataca el segundo de abordo de Astana, Andrei Kashechkin, pero no logra irse, Valverde le caza. La carrera queda en un mano a mano Vinokourov, acompañado por Tom Danielson, por delante, y Valverde, arrastrando una pesada carga de rivales con él, por detrás. Con el viento en contra, en una carretera que obligaba a pedalear, Valverde ve caer los segundos sin percatarse que con el maillot abierto es lo menos aerodinámico del mundo.

En meta le caería un minuto largo, suficiente para que perdiera el liderato. “La Vuelta dio la vuelta” dijo gráfico José Miguel Echávarri, el genio de las frases lapidarias. El mánager navarro, y su técnico, Eusebio Unzúe escrutaban lo sucedido. Al desfonde de Valverde le acompañó el del equipo. Una jornada muy similar a la de Fuente Dé. Como entonces el equipo del líder sencillamente no estuvo. Los dos mejores hombres de Valverde eran Purito y Vladimir Karpets. El introvertido gigantón ruso pinchó en el peor momento y el sillín de Purito se puso a hacer el tonto cuando debía estar con su líder. ¿Resultado? La Vuelta voló para Astana y Vinokourov en la dulce resaca del Tour de Francia para el Caisse d´ Epargne, que en esas semanas sabía que su hombre, Oscar Pereiro, iba a ser el ganador final, toda vez Floyd Landis había pitado.

A los dos años Alejandro Valverde volvería a probar la amargura de un día negro. Esta vez en la otra punta de la geografía, al norte, camino de Suances. Es la Vuelta de 2008. Egoi Martínez comanda una general que tiene a los favoritos en un pañuelo. Tras Levi Leipheimer, están Contador y en medio minuto Alejandro Valverde. Es una jornada sin aparente peligro, típico perfil de etapa que surge en la meseta, el Burgos y acaba a orillas del Cantábrico. El precioso Portillo de la Lunada marcaba el punto de inflexión del día previo a una jornada de descanso que precedía el Angliru.

Es por lo demás un once de septiembre, que en esas tierras se relaciona con tiempo inestable y posibilidad de agua. La lluvia se hace cada vez más pesada. Ya no son las subidas, son los descensos. En el del Caracol, un segunda a sesenta de meta, Valverde se descuelga al coche a por el chubasquero. “Bajé al coche a por el chubasquero. Cuando me quise dar cuenta, ya estaba detrás” dijo abrumado Valverde. En efecto cuando quiso darse cuenta, aquello se había roto. Un pelotón desgajado, dos grandes grupos en persecución y Valverde, por un puñetero chubasquero, cortado por detrás.

[elementor-template id=»36790″]

 

Empezaba un infierno, una lucha desigual. Por delante Alberto Contador azuzaba a los suyos. Entraban en perfecto carrusel Klode, Leipheimer, ChechU Rubiera… Carlos Sastre también estaba delante, y acompañado por Matti Breschel. Y no eran los únicos en que el corte se ensanchara. El ganador de la etapa, Paolo Bettini, quería a Valverde lo más lejos posible.

Por detrás el Caisse trata de enmendar la plana como puede. Las primeras referencias hablan de cuarenta, cincuenta segundos. Son diferencias efímeras, porque la presión sube, el hueco se amplía. Chente se vacía. Luis Pasamontes tira como alma que lleva el diablo, Imanol Erviti contribuye. Pero es insuficiente. En medio de la locura Eusebio Unzue chequea el grupo de cabeza, le quedan dos balas, Purito y David Arroyo.

El técnico navarro les pone en un brete, uno de los dos debe bajar a ayudar atrás. El mundo se para a su alrededor, el silencio acalla la guerra que les envuelve. Unzúe manda parar al talaverano, peor clasificado en la general. Purito sigue delante, y lo hará hasta el final. Para hacernos una idea de la batalla planteada, la meta de Suances no conoce grupo mas grande de ocho o nueve ciclistas, la llegada es un goteo de corredores, comandados por Bettini, con Contador, Sastre y Leipheimer, inmediatamente después de “il grillo”, luego la hecatombe, ciclistas rotos y solos. Purito cruza la meta a cuatro segundos del doble campeón del mundo. Alejandro Valverde arriba a más de tres minutos y cae la undécimo puesto de la general, justo por detrás de Purito, sin opciones, a cuatro minutos de Egoi y a tres largos de Leipheimer y Contador.

 

“Es inadmisible que Alejandro pierda la Vuelta en un día así” comenta Oscar Pereiro. Es la punta del iceberg. En el bus del Caisse d´ Epargne hay palabras gruesas, el despiste de Alejandro Valverde ha sentado como un jarro de agua más fría que la que descargó durante la ruta. Se tuvo incluso que terciar, porque sonaron reproches en el interior del vehículo. Purito vio aquello, y no le gustó. Alejandro era en teoría el más jodido de todos, él había perdido la carrera. Eusebio Unzúe, tan comedido, era explícito: “Valverde no estaba donde debía. La eliminación de Alejandro es culpa suya. Son errores que se repiten”.

Sentenciado, si Echávarri en Granada era gráfico con lo eso de la vuelta de la Vuelta, Unzúe no podía contener su cabreo en Suances. Y no podía entre otros motivos, porque el Caisse tenía cartas ganadoras, como se vería en el Angliru cuando Purito y Valverde serian los mejor parados del dominio de Alberto Contador. El madrileño atacó desde lejos y sólo el “dúo negro” pudo seguirle antes de ceder. Aquella Vuelta, por eso, ya se había perdido, fue en Suances, y aquella Vuelta guardó un susto final, en el circuito de la Castellana, sin duda el más duro de las tres grandes vueltas, porque la subida, aunque imperceptible a la vista, a la artería madrileña, pesaba con tres semanas a brazo partido.

Imagen: El Diario de Córdoba

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Alejandro Valverde

El Valverde que queríamos para el Tour

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Valverde por fin caza la escapada buena del Tour

Qué morbo despierta en la parroquia la palabra “Andorra”, a donde llegaba el Tour de Francia que entra en los Pirineos, y qué morbo daba ver a Alejandro Valverde en una escapada del Tour.

Lo hemos visto y disfrutado y ha estado cerca, Alejandro Valverde se coló y dio el nivel en una escapada de nivel Tour, sólo un dato dijeron que entre los escapados sumaban casi 500 victorias y de ellas un 25% recaían en el murciano.

Una fuga con Alaphilippe, Van Aert, Nibali, Kruijswijk, Kuss, Nairo… una fuga cuya clase chorreaba por las cunetas

La subida a Envalira hizo pupa y Beixalis, el resto, qué poquito le quedó a Alejandro Valverde para seguir la rueda de Sepp Kuss, quince años más joven, un coco para arriba, que cuando se siente inspirado, no hay quien le pare, pudiendo mirar a los ojos a los propios favoritos de la general.

Etape – granada Sept 2021
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Pero ahí está, una jornada de gigantes, por detrás se probaron sin más consecuencia que la desgracia de descenso de Envalira de Guillaume Martin, malliot abierto -como el mismo Valverde en Monachil hace quince años- y perdiendo todo lo ganado el día anterior.

Entre los gigantes Alejandro Valverde coqueteó con la historia, pudo a haber sido el ganador de etapa con más edad de la historia del Tour.

 

Habría superado a un tal Pino Cerami, una vida ha pasado desde entonces, casi cien años

Pero lo ha hecho, ha cogido la fuga buena, se insertó en ella, fue haciendo, gestionando fuerzas y dejado hacer especialmente a los Groupama que luchan por enderezar su Tour -David Gaudu no va- y cuando la carrera empezó la selección fue trepando hasta ser la última rueda en ceder ante Sepp Kuss.

¿Qué decir de Alejandro Valverde hoy?

Pues que al fin nos ha dado el gustazo de estar donde todos queríamos verle.

No pudo ser, poco o nada que decir, al contrario, cuando a la carrera le pones actitud poco cabe matizar o criticar.

Rocacorba – 1024×300

En una carrera que pone cada uno en su sitio, en la que Imanol Erviti e Ivan García Cortina rozaron la victoria, admitiendo que nada de lo hecho estaba planeado, la acción de Valverde camino de Andorra sí que respondía a la lógica de querer sacar algo bueno de una carrera en la que los azules han pasado de ser el gran rival, antaño, del Team Sky, a ser casi testimonial en el desenlace del Tour.

Con Enric Mas esperando el momento que deberá ser el «Momento» con mayúsculas, con ciclistas que no sólo le aguantan, si no que también le ponen en la cuerda floja en muchos tramos, siendo, además mejores en la crono, y Miguel Ángel López, a un mundo, estaba claro que Valverde era la baza.

Somos de la opinión que él, si está en este equipo, es por méritos propios, que la edad no le lastra el nivel ni le impide ser un digno rival en carrera, lo hemos visto en Andorra.

Costa Daurada 300x250B
Gran canaria 300×250



Otra cosa es pensar qué habría sido de él de haber corrido de forma diferente a lo largo de los años.

¿Cuántas etapas habría ganado Valverde en el Tour?

Cuando volvió en 2012, tras la sanción, se descolgó rápido y acabó ganando escapado en los Pirineos, solo, emocionado con los mejores de aquel año echándole el aliento, pero demostrando que había madera.

Desde entonces ha quemado Tours en el grupo, no diría que anónimo, pero sin más objetivo que puestos que quedan bien en la estadística pero no le dan al público, su público, o que le gusta y apetece.

No hay vuelta de hoja, nos quedamos con esta versión de Valverde peleón, sondeando la escapada, entre grandes estrellas y emergiendo al final, al fin y al cabo darle un capricho a la gente que te procesa tanta admiración no puede ser tan malo.

Continuar Leyendo

Alejandro Valverde

El Valverde del Tour es nuestro trilero favorito

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Correr el Tour para acabarlo, a eso va Valverde

Pues se consumó el giro de acontecimientos: Valverde va al Tour, vuelve al Tour que dijo que no correría, a acabarlo, a defender su maillot amarillo, si lo vistiera, o el de un compañero.

Eso es en resumidas cuentas lo que Eusebio ha dicho que hará el capo murciano en Francia, en otra de esas operaciones que tan bien maquinan en «chez Unzue», un «donde dije digo…» en toda regla que, por suerte, pocos ya se creen.

Ojo, no es criticable que Valverde vuelva al Tour, es más, en ese equipo tiene nivel suficiente para pasar el corte de los ocho que viajan a Brest.

Lo gracioso es la de vueltas que tiene que dar para acabar donde todos sabemos que van a acabar.

Etape – granada Sept 2021
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



¿A qué va Valverde al Tour en año olímpico?

Pues el jeje lo ha dicho claro: «Con idea de acabarlo».

No hay más, y si el ciclista queda tocado para la cita olímpica, vacío o sin hambre, que el seleccionador hilvane otro plan para Tokio.

Qué poco queda de ese corredor hastiado y cansando de competir en Francia, que el año pasado dijo que por ahí ya no le volvían a ver, de esa intención primera de competir por el oro olímpico, sobre todas las cosas, a no ser que París, con 44 castañas entrara en sus planes.

Rocacorba – 1024×300

Pues no nos ha dado  para escribir la cantinela de Valverde en el Tour

Otra cosa es cómo le resulte.

La estadística que en otras cosas no le llama, no sé, en la intención de disputar más monumentos, le pone cuando habla de top tens en el Tour.

Por que Valverde va a eso, vuelve a eso a Francia, e incluso, si se alinean los astros, a algo más.

Imaginaros que el desarrollo, como el de otras carreras que encumbran a quien nadie espera la gente, pone a Valverde en situación de defender algo potable en lo personal.

Entonces ya lo han visto en Tokio.

Como dijo Mínguez «éste no sabe levantar el pie».   

Costa Daurada 300x250B
Gran canaria 300×250



Otra cosa es verle trabajar para terceros.

En Dauphiné tiró un momento, pero un momento y a otra cosa.

Alejandro Valverde nació capo, creció capo y así sigue, sí en su trayectoria se le reconocen algunos servicios a terceros, pero no nos engañemos, los mínimos.

Con aguantar lo más posible en tran-tran de Jumbo, Ineos o quien sea y ver caer rivales para el top ten, su carrera estará hecha.

Igual que en Movistar demuestran cintura para cambiarle, otra vez, los planes establecidos en la primera reunión de temporada, quizá también podrían tirar a por otras cosas, no sé, etapas o fugas.

Ya sabemos que Alejandro es una rueda muy vigilada, pero igual que persisten en la estadística de ser el tipo con más top ten de la historia, podrían persistir en que esa vigilancia una día fuera burlada.

En fin, que más de lo mismo, un «déjà vû» en toda regla.

Estos azules son irreductibles, como aquellos galos del confín de la Bretaña.

Continuar Leyendo

Alejandro Valverde

¿Qué habría ganado Valverde sin el Tour?

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Incluso quemando cartuchos en el Tour Valverde sigue teniendo un palmarés top

En el carrusel de respuestas que los protagonistas del documental de Movistar van dando a la hinchada sobre alguno de los tópicos que rodean a los azules, la relación de Valverde y el Tour de Francia es un tema estrella.

Dan varias veces vueltas sobre la cuestión, de hecho el propio murciano, como en el palmarés que ha aumentado en Dauphiné, el ciclista con más cuota de cámara, habla de ello.

Es curioso como en los meses de la campaña del año pasado, desplazada por la pandemia, Valverde habla una y otra vez que no vuelve al Tour, sin embargo el tiempo que todo lo cura y todo lo cambia le ha puesto, finalmente, en la salida de esa grande que juró no volver a pisar.

En fin…

Etape – granada Sept 2021
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Todos, nos incluimos, hemos pensado siempre que un Alejandro Valverde con otro plan en el Tour, con ambiciones más allá del puesto y la general, en plan killer, habría amasado un palmarés irrepetible en la mejor carrera del mundo.

No creo que vayamos errados, quienes recordamos el Valverde de los primeros años, sabemos que aquel ciclista tenía una efectividad similar a la que hoy admiramos, por ejemplo, en el mismísimo Mathieu Van der Poel.

Era un killer, mataba en las cumbres, pero también en sprints, a velocistas de primer orden, lo hacía con naturalidad y una voraz ambición que le convertían en infinito.

Eso en el Tour, por que el resto de la campaña, era un fijo en los podios, como lo fue durante unos años Peter Sagan.

De hecho fruto de esos años, incluso con uno de sanción, está muy por encima de las cien victorias, un escalón que es «hall of fame» en ciclismo.

¿Qué podría haber ganado Valverde de no haberse dedicado al Tour?

Yo creo que más, bastante más, haciendo aún más abultada esa cifra, pero esto es como el cuento de la vieja.

Decir que tendría siete u ocho Liejas, que habría asaltado San Remo, que se habría hecho un experto en Flandes… todo eso está bien, pero no es tan sencillo.

Costa Daurada 300x250B
Gran canaria 300×250



Las carreras hay que correrlas, e incluso los que salen como favoritos incuestionables purgan sus penas -esta primavera pensamos que iba a ser una merienda para Van der Poel-, eso añadido a que el palmarés de Valverde deja pocos resquicios, es un bagaje tremendo, con una calidad y cantidad fuera de toda duda, ganador en todos los terrenos y con su parcela clasicómana centrada pero bien representada en las Ardenas.

Lo que hemos dicho muchas veces, lo repetimos, a tres semanas que el Tour se ponga en marcha, Valverde pasa, pasó y pasará de los estadísticos, en su forma de entender este deporte entra el corazón como no sucede en otros.

Para él su Andalucía, Murcia y Valencia pesaban más que San Remo, es un hecho constatable, igual que Flandes le llamó de aquella manera, a pesar de su genética dada a poder con cualquier terreno ante el experto que se le cruzara.

En el documental de Movistar recuerda Courchevel, y cómo se la limpió al tejano, recuerda al podio, como una guinda a su carrera, el Tour le llama, el Tour le pone y quizá por todo eso, por haber hecho casi siempre lo que le pide el cuerpo, esté durando tanto.

Continuar Leyendo

Alejandro Valverde

Pues ya tenemos a Alejandro Valverde pensando en el Tour

Publicado

en

Alejandro Valverde Tour
Shimano 2021 Junio

Otra vez, Valverde puede cambiar planes y pasar por el Tour

Sobre que Alejandro Valverde vaya al Tour de Francia, hay que admitirles una cosa a los Movistar, el tema ha estado en vía muerta hasta prácticamente hoy.

Se intuyó en alguna entrevista de Eusebio Unzué, pero al parece la posibilidad toma forma, como hemos escuchado en la narración de Romandía por Javier Ares.

Además Vuelta y Juegos Olímpicos, en el momento que ese cuerpo serrano empieza a carburar, la opción de la «Grande Boucle» empieza a merodear

Estará o no, pero la posibilidad se barrunta.

Etape – granada Sept 2021
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Cuando se planteó la pasada campaña, Alejandro Valverde quiso descartar de inicio el Tour, no dejar de correrlo, pero sí tomando concurso sabiendo que tras Francia, venía Tokio.

Se dijo entonces que la idea era abandonar antes de llegar a París para darle al cuerpo el equilibrio entre fondo y descanso.

La incredulidad prendió entre el respetable: que Alejandro Valverde dejase el Tour de Francia a medias, ocupando seguramente una plaza entre los mejores, era algo harto improbable.

El año pasado los Juegos pasaron al presente y el doblete Tour-Vuelta acabó siendo el plan de un Valverde que fue 12º en Francia y top ten en España.

Valverde ha acabado siete veces entre los diez mejores de la carrera más deseada, siendo podio en 2015, sacrificando, muy posiblemente las opciones por la primera plaza de Nairo frente a Froome.

Costa Daurada 300x250B
Gran canaria 300×250



Para el murciano acumular estadística en Francia ha sido una constante, prefiriendo quedarse tranquilo y sin hacer ruido, cimentando su puesto, a probar a engrosar un palmarés como sólo él tiene

Una vez renunció Valverde de forma obvia a un buen puesto al Tour, pues nunca le vimos como favorito a la carrera, fue en 2012, cuando descolgado del todo por la lucha que monopolizaban Wiggins y Froome se centró en la caza de una etapa que le llegó en Peyragudes.

Hace cinco años, Valverde fue al Giro para pisar el podio, volvió al Tour, siendo sexto y estuvo en camino de ser top ten en la Vuelta -hubiera sido histórico- pero explotó en los Pirineos.

Por medio corrió los Juegos Olímpicos de Río a los que llegó vacío, sin chispa, lejos de su mejor versión

Fue tal su estado de forma, que no dudó en ponerse al servicio de Purito, renunciando a sus opciones, cuando quedaron cortados a más de una vuelta del final, por que Nibali y los italianos lanzaron su primer ataque.

La combinación de Cruz para tu portabicicletas

La experiencia es nítida, y la conocemos de primera mano, a Valverde el Tour no le sentó bien en el camino a los Juegos de Río.

En 2008 fue a Pekín tras un Tour formidable, y en China fue el contrapeso de Bettini en favor de Samuel.

Aquel año Valverde volaba.

En 2012, fue a Londres, cogió la escapada buena, con Luisle y Castroviejo, pero Vinokourov se lo llevó crudo.

Sabrá Valverde mejor que nadie si le conviene ir al Tour, en caso que quiera luchar por oro colgando de su cuello en Tokio, pero estamos ante un «déjà vû», cuando se ve bien, cuando el equipo no acaba de carburar, los planes saltan por los aires.

Y es lo que dijimos el otro día, el momento dulce de Valverde nos hace preguntarnos por la suerte del resto del equipo.

Continuar Leyendo

TWITTER

Podemos volver sobre las pataletas de Pablo Lastras, que si le enseñaron en Bahrain o no, pero lo cierto es que el Iván García Cortina de Movistar es un ciclista que ha dado un paso atrás.
No es una opinión, es un hecho...

https://joanseguidor.com/mundial-ciclismo-ivan-garcia-cortina/

A Van Aert se le hacen pelota finales como el de ayer. Llega como gran favorito pero nada en terreno de nadie.

No arriesga, no tiene las agallas de Alaphilippe y VDP y para cuando quiere darse cuenta el caballo se le ha ido.

https://joanseguidor.com/mundial-flandes-van-aert/

Hablamos de VDP, de Pogacar, de Roglic, de Alaphilippe, de Van Aert,... de prodigios sobre ruedas finas, pero permitidme meter a Filippo Ganna en ese club de prodigios que nos empuja a ver cualquier carrera ciclista que den el televisión.

https://joanseguidor.com/filippo-ganna-come-en-la-mesa-de-los-mas-grandes/

Cierto es que Evenepoel ha trabajado, y bien para Van Aert, pero ¿lo ha hecho en el momento adecuado?
Estaba claro que Wout iba a ser la diana de todos el tramo decisivo y ha corrido solo y sin piernas.

https://joanseguidor.com/mundial-de-ciclismo-me-cuesta-ver-a-evenepoel-por-van-aert/

Load More...

Lo + leído