Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Enric Mas

Vuelta: Enric Mas no debe pedir perdón

Publicado

en

Tuvalum

No creo que la suerte de Enric Mas en la Vuelta esté sentenciada

Con la entrada en la semana final de la Vuelta a España, creo que podemos esperar lo mejor de Enric Mas.

La suya es una carrera silenciosa, un progreso invisible a los ojos del espectador durante etapas y etapas, llegando a pensar si hace todo lo que está en su mano o simplemente está carburando para acabar emergiendo cuando las fuerzas flaqueen.

Siempre ha sido así, y siempre se nos olvida.

Cuando hace dos años fue segundo en la Vuelta, Enric Mas acabó fortísimo, escapado en Andorra con Miguel Ángel López y subiendo al podio a 24 horas del final.

En Tour, más de lo mismo, llegó bien pero su estado fue mejorando con el paso de los días, su figura descolgada en ciertos pasajes de los Pirineos, acabó anclándose entre los mejores en los Alpes e incluso se tomó la carta del ataque en la jornada final de montaña.

 

Luego en la famosa crono que volteó la carrera a favor de Pogacar mantuvo la ganancia, demostrando que si hay un fondista por excelencia ahora mismo en el pelotón, es el mallorquín.

Siempre hemos pensado que Enric Mas nació adulto, esa mirada adusta, entradas incipientes, rostro sufrido, es un corredor de los de antes en tiempos en los que las cosas van más rápido, son más sonoras pero al tiempo efímeras y emocionales.

Enric Mas tiene muchas virtudes sobre la bicicleta, pero la expresividad no es su fuerte

A esa forma de correr de fuego lento y vísteme despacio, se le añaden declaraciones siempre tan comedidas que pensamos que este chico nunca ha roto un plato.

Pero está claro que si quieres dar algo más, hay que romper la zona de confort, cosa que Enric Mas ha hecho en la visita de la Vuelta al Angliru.

Su ataque desencadenó todo lo demás, que Roglic flojeara, que Carapaz se medio rehiciera y que Carthy sacara de donde no había en ese huesudo cuerpecito.

Enric Mas no pudo ganar en la cima más importante de la Vuelta y acabó pidiendo perdón a sus compañeros y seguidores, algo que, sinceramente nos parte el corazón.

Cruz 400×400

 

Su actitud en el Angliru fue valiente y por momentos pensamos que abría hueco, que hacía daño, no pudo, por que a esas alturas no es un tema de fortaleza y sí de fuerzas y de rascar lo poco que te queda.

El suyo fue el ataque más importante a una de las subidas más vilipendiadas de la historia del Angliru, decepcionante para una mayoría, y entendemos que dio todo lo que había y que tenía, es un instante sin ambages, por que todos son conscientes que tras esto no hay partido de vuelta.

Mas y Movistar hicieron el trabajo, pero se quedaron en la orilla, aunque la experiencia nos dice que el vapuleo a las fuerzas que esta gente se está dando día sí día también puede tener efectos en la tercera semana, que muchos ven descafeinada pero que, como el año pasado, puede acabar siendo lo mejor de la carrera.

 

Con Ézaro en el horizonte, y una general nada sencilla, me cuesta creer que Enric Mas y Movistar se queden quietos a cinco días del final o que quieran esperar a La Covatilla.

Otra cosa es que tengan fortuna con el plan que seguramente Arrieta ya haya tramado a la vista de cómo se explicó en el documental de Movistar y el conocimiento que dice tener  de los sitios por donde pasa la carrera.

Pero volviendo a la Vuelta de Enric Mas, sinceramente, no creemos que deba pedir perdón tras hacerlo lo mejor que fue capaz, de hecho creo que aún tiene terreno para ir un poco más allá, al fin y al cabo los que tiene por delante también sufren como él y el abismo de la tercera semana es para todos.

Imagen: FB de La Vuelta

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Enric Mas

Enric Mas nació en la época equivocada

Publicado

en

Por

Tuvalum

El aficionado actual no acepta que Enric Mas vaya a la Provenza a mejorar su forma

Leyendo y escuchando los palos que están cayendo a Enric Mas estos días quería daros unos apuntes.

En uno de los podcast que tenemos en capilla, Fernando Escartín hablando de sus años ciclistas admitía haberse equivocado de época: «En mis años metían unas cronos que me dejaban temblando, y mira ahora«.

Siguiendo con el rollo de los podcast, en esta charla que mantienen Raúl García Pierna, uno de los «babys» del Kern Pharma, con su padre, Félix García Casas, éste decía: «Ahora mismo cualquier carrera del calendario, sea del máximo nivel o no, se corre a tope, con los mejores al frente, sin esconderse».

Es decir que en la Estrella de Bessèges o en Provenza se derrochan los mismos vatios que en cualquier jornada del mismísimo Tour de Francia.

Con este paisaje y las prestaciones que todo el mundo reprocha a Enric Mas en el Mont Ventoux, a dos minutos de los mejores, llegamos a la conclusión que el mallorquín ha nacido en la época equivocada.

Cruz 400×400

 

En los noventa, cuando Escartín, cuando Félix García Casas, una carrera como Bessèges era pasto de ciclistas de tercer escalón.

Imaginarse a Indurain, Rominger, Riis o Bugno a tope ya en febrero era un quimera que sólo desmentía la ONCE, con sus famosos copos en carreras como Valencia, en la que, si no me equivoco llegaron a meter cinco ciclistas en un top 6, con Laurent Jalabert al frente.

Pero aquello era la excepción entre los grandes nombres, mientras los amarillos iban a full en las primeras del calendario, los otros grandes preferían marchar a su ritmo, siendo habituales los paquetes de minutos que caían algunos de los ilustres que rompían el hielo en las primeras de la temporada.

La combinación de Cruz para tu portabicicletas

Enric Mas parece vivir en ese tiempo, un tiempo en el que ponerse un dorsal como parte de la rutina del entrenamiento era normal y admitido, aunque a veces al aficionado medio le disgustara ver a Indurain a media hora de los mejores.

En un ciclismo en el que cada día parece jugarse una final, cualquier sprint de la Provenza se disputó como el jodido Tour de Flandes, tomarse una competición como una manera de espabilar el cuerpo, sin más, te retrata.

Y en estas que Enric Mas llega al Ventoux descolgado de los mejores…

Imagen: FB La Vuelta

 

Continuar Leyendo

Enric Mas

El año más importante de Enric Mas

Publicado

en

Por

Tuvalum

A Enric Mas el golpe de efecto de López le puede sentar bien

Hace dos años por estas fechas, todos hablaban de Enric Mas como el siguiente español en la línea de sucesión de los grandes vueltómanos.

Ciclista fino, cincelado lejos de España, pero con gustos muy de aquí, gran fondo, tres semanas, buen escalador y rodador, ser segundo en la Vuelta con 23 años, ganando la etapa final en Andorra, el día que su ahora compañero, Miguel Ángel López asaltaba el podio… Enric Mas ya era carnaza para quienes impacientes buscaban ponerle nombre y apellidos al eterno poder español en las grandes vueltas.

Pero las cosas no son tan sencillas, no tan rápidas como algunos piensan, o quieren pensar.

Más en estos tiempos en los que, como nos dijo Borja Cuadrado el otro día…

Cruz 400×400

 

Las prisas, la necesidad perenne de tener alguien para llenar cabeceras, vender producto y hacer «afición», todo eso es lo que rodea Enric Mas, viendo que a Mikel Landa se le pasan los años con el lamento del que pudo haber sido.

El año pasado sendos quintos puestos en Tour y Vuelta marcan el rendimiento de Enric Mas.

Dos plazas que son iguales en la estadística, pero diferentes en la forma de conseguirlas.

Si en el Tour fue de menos a más, trasladando la sensación de que, cuando otros flaquean, Enric Mas crece.

Su problema, si eso se puede considerar un problema, es que lo hace de forma natural y progresiva, pero fría para el espectador, sabiendo que la procesión va por dentro, sin grandes ataques ni movimientos espectaculares, siempre con el resultado como seña.

En la Vuelta, sin embargo, la sensación fue diferente, arrancó frío, fue perdiendo cada día un poco hasta que se percató que estaba fuera de la carrera.

Su movimiento en el Angliru fue un destello, no sabemos si fruto de la necesidad de mostrarse, pero destello que acabó pagando en la crono, dos días después.

Llegados a este punto y con la capitanía compartida con un ciclista tan explosivo como Miguel Ángel López a su lado, aquel mismo al que ganó en Andorra, el año que nos queda por delante es clave para saber en qué liga jugará Enric Mas.

Hace unos años, decir que un corredor tenía que explotar a los 26 años, hablamos de explotar hasta lo más alto, sería una barbaridad, salvo en alguna excepción.

Hoy parece que el arroz se está pasando a los 26, si no vuelas entre los mejores.

Queremos creer que Enric Mas tiene recorrido en este ciclismo de jóvenes prodigios, pero nos cuesta verle mucho más arriba, primero por que ya está muy adelante y segundo por que convivimos con la sensación que las plazas de privilegio están más concurridas que nunca y más que lo estarán con la continua lluvia de talento que riega la elite de este deporte.

¿Cómo le sentará a Enric Mas la llegada de un ciclista volcánico como López?

Creemos que mal no le va a venir, pero una cosa está clara, al margen de la externa, la competencia interna también te hace mejorar…

 

Continuar Leyendo

Enric Mas

Vuelta, no hay que volverse loco con Enric Mas

Publicado

en

Por

Tuvalum

La quinta plaza de Enric Mas en la Vuelta es un resultado de doble filo

Cuando hablamos de Enric Mas en la Vuelta o en el Tour se nos olvida una cosa que resulta obvia a la vista, pero invisible en las interpretaciones: lleva el maillot blanco.

En España lo hizo de pleno derecho, en Francia por que el titular de esa prenda, Tadej Pogacar debía priorizar el amarillo, e incluso también tendría el «polka jersey».

El problema de Enric Mas, y en esta Vuelta muchos lo han comentado, es la vorágine de jóvenes que ha tomado el ciclismo de rehén, consiguiendo que un ciclista de 25 años parezca arroz pasado, una sensación que es tan tangible como injusta, pero que se ha impuesto en los últimos dos años.

 

En el balance de Enric Mas cabe por eso ser cuidadoso, como se dice habitualmente somos muy dados a subir y bajar de pedestal corredores que son personas con una velocidad que coquetea con lo obsesivo.

Ni Enric era tan bueno hace dos años, cuando fue segundo en una Vuelta que supo gestionar a la perfección, ni va tan estancado hoy, siendo quinto.

En cualquier trayectoria deportiva, la línea recta es la excepción, en el trazo hay subidas y bajadas, distorsiones que merecen ser matizadas.

En caso del mallorquín, el quinto puesto de la Vuelta es un mal resultado aislado, pero no tanto si lo ponemos con el quinto del Tour.

Si en Francia la sensación fue la de un corredor que sabe sacar la cabeza en la tercera semana, que va a más, mientras otros acaban hincando la rodilla, en la Vuelta, Enric Mas pareció no progresar en la misma dirección olvidándonos que era la primera vez en su vida que corría dos grandes vueltas el mismo año.

Cruz 400×400

 

Hablando de la Vuelta, lo cierto es que Mas nunca pareció una amenaza para los primeros.

Su proverbial motor diesel le juega malas pasadas en llegadas tipo Arrate o Laguna Negra frente a ciclistas de rush final tipo Roglic, Martin o Carapaz.

El problema es que con un sistema de bonificaciones como el actual eso abre una sangría en su contra de segundos y segundos que en el ciclismo actual suponen una losa, ya lo vemos, estamos en las diferencias más pequeñas de la historia, que parecen nimias pero son muros infranqueables, para sacarle medio minuto a tu rival hay que echar instancia, los puertos duros, tipo Angliru, no permiten abrir grandes distancias, las llegadas al sprint en subida, dígase Arrate, se llega en grupo, y en las etapas de dureza encadenada, los grandes equipos le pasan lija a los rivales.

Medio minuto hoy es un mundo.

 

Ese motor diésel que tanto le sirve en el gran fondo queda penalizado en esas etapas que si un día salva, podrá aspirar a más en la semana final.

Pero para ello hay que tener la frescura que Mas lució en Francia y no apareció en este lado de los Pirineos.

La crono de Ézaro y la Covatilla en tono menor demostraron que el balear iba pidiendo la hora, y no pudo disputarle la cuarta plaza a un ciclista veterano pero nuevo en estos niveles como Daniel Martin.

La combinación de Cruz para tu portabicicletas

A todo ello se le añade la actitud y lo que transmite el corredor, Enric Mas será un ciclista que bien pulido podrá dar más de sí, pero su carisma está lejos de iluminar, cada uno es hijo de su padre y su madre y el carácter viene de serie, pero la gravedad que transmite en cada palabra que suelta frente a un micro no es el mejor aliado.

Al menos le honra pedir perdón y recular, cuando es necesario, como cuando dijo que una etapa de 230 kilómetros no era necesaria, y cuando no lo es tanto, como cuando se disculpó por no ganar en el Angliru.

Cuando sales a jugar la derrota entra perfectamente dentro de lo posible.

 

Continuar Leyendo

Enric Mas

Enric Mas ¿cómo puede cuestionar una etapa de 230 kilómetros?

Publicado

en

Por

Tuvalum

Que Enric Mas se queje de una etapa larguísima es algo que no podemos entender

Sobre Enric Mas en la Vuelta, el otro día, antes de la crono escribimos…

Enric Mas tiene muchas virtudes sobre la bicicleta, pero la expresividad no es su fuerte

A esa forma de correr de fuego lento y vísteme despacio, se le añaden declaraciones siempre tan comedidas que pensamos que este chico nunca ha roto un plato.

Pero está claro que si quieres dar algo más, hay que romper la zona de confort, cosa que Enric Mas ha hecho en la visita de la Vuelta al Angliru.

Su ataque desencadenó todo lo demás, que Roglic flojeara, que Carapaz se medio rehiciera y que Carthy sacara de donde no había en ese huesudo cuerpecito.

Enric Mas no pudo ganar en la cima más importante de la Vuelta y acabó pidiendo perdón a sus compañeros y seguidores, algo que, sinceramente nos parte el corazón.

 

Enric Mas ahora mismo parece el mejor ciclista español para grandes vueltas, codo a codo con Mikel Landa. 

Habrá tiempo para pensar en uno u otro como el mejor en este apartado, pero lo cierto es que si la historia favorece al vasco, el futuro parece del balear.

Sea como fuere, detrás de Enric Mas no hay nadie, ninguno a la vista que podamos verle ahí delante en grandes vueltas, sí un ciclista como Pello Bilbao que en un momento determinado puede estar al frente de un Giro de Italia, en el que han fallado otros, pero poco más.

Cruz 400×400

 

Que el mejor ciclista presente y futuro de grandes vueltas en España diga que no le encuentra sentido a una etapa de 230 kilómetros no me lo puedo explicar…

Precisamente él, que saca provecho al fondo que demuestra, que va a más según pasan los días, no entiendo que lo pueda decir.

Cabe apostillar que esta Vuelta es una excepción por que es la primera vez que corre dos grandes el mismo año y sin mucho tiempo entre ellas.

 

Recuerdo que en la primera semana del Tour ya se quejó del ritmo que los Jumbo marcaban en el pelotón, considerándolo él, y el propio Valverde, innecesario.

Puedo entender que lo consideren innecesario, desde su óptica, pero cada equipo tiene su librillo y es que además al propio Enric Mas, que la carrera vaya dura, le beneficia, como vimos en el rush final del Tour de Francia.

A veces pensamos que los ciclistas por el mero hecho de serlo no es que no puedan quejarse, que pueden, es que no pueden decir cosas así, van contra el core de su profesión que, mal que les pese, se basa en la agonía y sufrimiento y quién sepa gestionarlas mejor.

Castelli: Elegir un culotte de invierno

Los 230 kilómetros hacia Puebla de Sanabria no depararon los movimientos que algunos imaginamos en nuestros sueños más lúbricos, pero pueden pesar como una losa en unas fuerzas que son las que son en la traca final de la Vuelta.

Como cuando Enric Mas mandó tirar y tirar al Movistar camino del Angliru para tentar la suerte…

 

Continuar Leyendo

Enric Mas

Enric Mas: ¿Pero cómo se ha quemado así?

Publicado

en

Por

Enric Mas Tour JoanSeguidor
Tuvalum

No nos podemos explicar la imagen de Enric Mas quemado

No sé si ha sido el tiempo de confinamiento, que nos ha querido recordar muchos de esos alemanes que frecuentan su tierra en verano, pero la imagen que Enric Mas nos ha dejado esta tarde de lunes en twitter es indescriptible…

Una cosa nos queda clara de este tweet y es que Enric Mas no tienen quién se los pique, porque colgar esta fotografía es de una ingenuidad supina.

 

En un momento en el que los profesionales son mirados con lupa, esta espontaneidad no es usual, todo medido, cuadrado y hasta impostado para presenciar una escena que es dantesca.

Dicen que los meses con «R» son los más peligrosos al sol, el mallorquín no sé si era consciente.

Lo que le ha sucedido es tremendo, que las sábanas le parezcan lija quizá sea lo mejor que le pueda suceder.

Entrenar con los tirantes, al sol de mediodía, desde el balcón, tiene su peligro, que te pueda suceder esto siendo un ciclista profesional es inexplicable.

Una portada muy adecuada

Que en la batería de patrocinadores de Movistar Team figure ISDIN, una marca que por cierto lleva años anunciando sus bondades entre los que hacen deporte al aire libre, es dantesco.

 

Pero que no cunda el pánico, esos maillots ultrafinos que a veces se estilan en el mercado pueden causar estragos similares.

Recordamos esto de Froome, y lo que le sucedió hace ya unos años cuando las transparencias de un maillot que parecía lencería le propinó un buen «colorado» al inglés de origen keniata.

Que no hay confinamiento para el sol lo teníamos claro, que Enric Mas lo ha demostrado en su propia carne, también.

Continuar Leyendo

Enric Mas

Movistar Team: Enric Mas no viene a rellenar huecos

Publicado

en

Por

Enric Mas Movistar JoanSeguidor
Tuvalum

Enric Mas viene a hacer su camino, a escribir su historia en el Movistar

 

Esperando qué será de Enric Mas en el Movistar Team, recuerdo la conversación con Paco Grande sobre el Conexión Vintage que le dedica a Alberto Fernández y el momento del ciclismo español en esos años que venían de tocar fondo, sin estrellas, nostalgia por los grandes que se habían ido y los equipos venidos a menos.

Sin embargo el periodista de TVE fue claro y coincidimos con él: «Siempre sale alguien?

Y ese alguien a juicio de muchos es Enric Mas, quien lleva no poco peso sobre sus flacas espaldas.

Leemos esta entrevista a Max Sciandri, el técnico del Movistar que «perpetró» la mejor carrera coral del equipo en mucho tiempo, ese Giro de Italia, y leyendo lo que dice el italo-británico entendemos porqué el equipo hizo lo que hizo y corrió como corrió en España.

Enric Mas no viene a llenar huecos, ni el de Nairo, ni el de Carapaz, ni el de Landa. 

Enric Mas tampoco viene a tomar el relevo de Alejandro Valverde, más que nada porque no se parecen en absoluto.

 

Enric Mas viene a hacer su camino, a escribir su historia, ni más ni menos, que podrá ser mejor o peor, y hay que poner cimientos.

Seguro que durante el año que viene, si los resultados no llegan, si las cosas no salen, habrá quien se ponga nervioso.

Casco Endura Pro SL: una experiencia «casi» religiosa

Sciandri lo entiende, hay ganas de otro capo en el ciclismo español, pero una cosa son las ganas y otra la realidad, que traza un paisaje tremendo de competencia donde más de uno seguro que se estrellará.

SQR – GORE

 

Y en esta ley del embudo si Enric Mas no le da a Movistar lo que algunos le dan por descontado, quizá sea interesante pensar que el partido es largo, que esto se fía a años  y que las cosas no por mucho desearlas deben salir.

El Movistar, ya habrá tiempo de comentarlo, es un equipo que se ha dado la vuelta cual calcetín, ahora mismo las costuras están tiernas, no sabemos si la apuesta les saldrá, pero la sacudida que le han dado a la criatura creo que es la más violenta en años.

Enric Mas va en ese barco, mejor ver qué rumbo toman las aguas, antes de pedir lo imposible.

Como reitera Sciandri, esto va para largo.

Continuar Leyendo

Enric Mas

Enric Mas en el Movistar, con el contador a cero

Publicado

en

Por

Enric Mas Movistar JoanSeguidor
Tuvalum

Correr y liderar el Movistar no debe ser nada sencillo ni siquiera para Enric Mas

Casi con la campana Enric Mas, en la cuenta atrás para entrar en Movistar, estrena el casillero del año, un año que no creo que haya sido fácil para el.

Ha podido participar de la intimidad del éxito del mejor equipo del mundo, de la locura, por ejemplo, que debió vivir Julian Alaphilippe en el Tour, pero al mismo tiempo en el plano personal las cosas no le han sonreído.

Enric Mas sigue siendo joven, de hecho llevó el maillot blanco en el Tour de Francia.

All´, en el hexágono, probó cuán dura es esta carrera, dura e ingrata, de esas que no perdonan un mal paso ni un peor momento.

El Tour de Francia es desde luego la obsesión de este mallorquín de profusa sonrisa, curiosamente como su mentor de origen, Alberto Contador, pero de ahí a domarlo, va un abismo.

Quedar segundo en la Vuelta no es fácil, pero más complicado parece refrendarlo en el Tour.

 

Leemos que Enric Mas está ansioso por meterse en harina del Movistar, no debe ser sencillo estar en una estructura como la belga, donde el idioma no es el tuyo, ni las costumbres ni esas cosas, pero la amplitud de miras que te da eso, no se paga con dinero.

Enric Mas al Movistar Team: ¿Por qué no debería haber fichado?

Espera más cercanía en Movistar donde aterriza con la pista limpia, no hay quien le haga sombra en el liderazgo de las grandes vueltas, quizá Marc Soler, pero al catalán aún no le hemos visto al nivel del mallorquín y cabrá ver cómo se desenvuelve ahora que no va tener un Nairo que esperar.

Cold Season 19-20 en Gobik… 

Sinceramente no va a ser sencillo gestionarlo.

Entiendo que los celestes asilarán la nueva estrella que llevará la M de Movistar en los mejores pelotones, pero el peso de la historia y el foco de prensa afín no es poca cosa.

 

Sin embargo, más allá de liderar el equipo patrio, a Enric Mas le lastran las comparaciones sobre lo que tiene alrededor, una chavalería, mucho más joven que él que pone en jaque las teorías de maduración lenta y sosegada que el Movistar, y sus antecesores, ha llevado a cabo siempre.

Ese peso moral de ver que críos como Pogacar o Bernal están tan arriba en las tres semanas también hay que gestionarlo.

Enric Mas es un buen corredor, pero no quizá lo que muchos quieren ver en él, o quieren esperar de él.

Las cosas llevan su camino, Enric Mas ha dado que hablar desde joven, pero ello no significa nada de cara al futuro.

 

El Tour de Franca sirvió para poner las cosas en su sitio, y dejar claro que esto no es sencillo.

Que ser español, y tener a mucha gente cruzando los dedos detrás para que España no salga de las grandes naciones del ciclismo, ya no es suficiente, como centrarlo todo en el Tour y luego ver que la carrera no se te da.

Por de pronto, China y la carrera que le abre un casillero que no podía acabar a cero.

Imagen: © Deceuninck – Quick-Step – ©Tim De Waele / Getty Images

Continuar Leyendo

Lo más leído