Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclistas

Tres pifias que le han costado otros tantos Mundiales a Alejandro Valverde

Publicado

en

Cabecera post

Dicen que se oyeron gritos ayer en el box de Florencia recién acabada la carrera. Exabruptos y quejidos de una emoción incontrolable que mezclada con un cansancio supremo conlleva la pérdida de toda noción de decoro. Se ve que Purito Rodríguez no cabía en su pequeño cuerpo. Saber que estabas ante esa ocasión que te perpetúa en el mar de los grandes y no aprovecharla tiene que doler en el alma. Lo cierto es que la densa resaca que ayer poníamos sobre la mesa sigue. No sé cuántas horas dormirían los protagonistas, pero conciliar el sueño debió ser complejo.

El Mundial de Alejandro Valverde

En el balance posterior del Mundial Alejandro Valverde por su parte puso en valor varias veces sus cinco medallas en el Mundial para explicar el sentimiento de satisfacción que siempre utiliza cuando un resultado no le es favorable. Vamos a ver un bronce sí es interesante, pero cuando cuelga de tu cuello tres veces no resulta tan atractivo y eso un ganador de su tamaño debe ser la biblia.

En breve se cumplirán diez años de la primera medalla del murciano. Creo que fue un día del Pilar.

Con Igor Astarloa en oro, Alejandro Valverde remató la plata. Entonces tuvimos claro que ese veloz ciclista algún día sería campeón del mundo. Sin embargo la estadística no le es favorable en ese sentido, Valverde ha quemado unos años maravillosos, en los que la naturaleza le dotó de un don inmejorable para ser el ciclista de la década y el resultado se queda corto.

Pero cuando ayer en el box florentino se dijo oír los lamentos de Purito Rodríguez a mí me vinieron a la mente dos ciclistas: Samuel Sánchez y Oscar Freire. Y cito estos dos por que como a Purito, les tocó sufrir esas lagunas que a veces surgen en el proceder de Valverde y que acaban arruinando el plan perfecto, exactamente como ocurrió ayer.

Verona 2004 cuando Valverde ayudó a Oscar Freire

No obstante este repaso sería incompleto si no empezara por el principio, y eso es Verona 2004, cuando el trabajo limpio, claro y directo de Alejandro Valverde lanzó a Oscar Freire a su tercer campeonato del mundo. Sin embargo el epílogo entre ambos corredores no fue idílico.

El año pasado en Valkenburg, con la certeza de que Freire se retiraba y estaba ante su último cartucho, se acordó que el cántabro era la baza principal de la selección. Valverde asumió el rol pero en el momento clave nadó entre dos aguas.

Desbordado por Philippe Gilbert no auxilió a Freire ni cogió al valón. La mecha se encendió nada más cruzar la meta, Freire, de vuelta de todo y con los días contados en el convento señaló al murciano. Curioso que ayer Freire merodeara la zona de meta, seguro que se vio en Purito tan sólo 365 días antes.

El correr de Alejandro Valverde no es normal

Pero años antes, y en medio de otras ocasiones malogradas en el objetivo de ser campeón mundial, Valverde ya encendió comentarios y conjeturas sobre esa peculiar manera de correr. Sí, en 2006, en Salzburgo, cuando todo pintaba a una llegada masiva surgió un obús del pelotón llamado Samuel Sánchez.

Valverde soldado a su rueda parecía en la mejor disposición. Erik Zabel y Paolo Bettini, allí presentes también. Situación soñada, dos de cuatro escapados a menos de 1000 metros de meta. Samu hace un trabajo descomunal, de 100 llegadas Valverde le gana 99 a Bettini y Zabel, y sí, en efecto, italiano y alemán fueron mejores que el murciano en esa llegada.

Aquel desenlace lo comenté con el propio Samuel Sánchez en una entrevista publicada en la revista Ciclismo en Ruta de noviembre de ese año. Este es el trozo donde hablamos del desenlace mundialista:

Otro pasaje glorioso, el Mundial. Cuarto al final, tras reventar la carrera, ¿crees que la recompensa –el bronce de Valverde- estuvo a la altura de la labor realizada? “Nunca sabremos qué podrá haber pasado. Lo que tengo claro es que vine de Salzburgo muy satisfecho por que hice el trabajo a la perfección, también es cierto que haber obrado de otra manera podríamos haber ganado el Mundial.

 

Trabajamos como un equipo con el objetivo de ganar medalla, por eso nunca podremos cuestionar al técnico. Paco hizo un equipo con todas las letras y siempre nos ha tratado muy bien”

En un tercio de segundo, con la meta a menos de un kilómetro, rompes la carrera y Valverde se sitúa a tu rueda. En un instante la suerte de una prueba del calado de un Mundial está en tus piernas. ¿Eres consciente de que pudiste ser campeón del mundo?

“Si en el momento en que yo arranco, si Alejandro y yo estamos más listos podríamos haber ganado. Si ataco y me voy solo hubiera ganado. Si Alejandro sale a mi rueda y corta el pelotón tras él, el desenlace hubiera sido otro.

Tenemos que pensar que íbamos 70 kilómetros de hora y a 185 pulsaciones. Todo lo que hablemos ahora no son más que hipótesis. Después de 270 kilómetros cualquiera que llegue mejor que tú, te puede ganar. Le comenté a Valverde durante la carrera que no metiese el 11 llevando un 54 delante, y acabó por atrancarse un poco. Yo iba con un 53×11”

 

En el vigesimoquinto  minuto de la transmisión que abre este post se ve el momento que describe Samuel. Las conclusiones le corresponden a cada uno.

Ciclo21
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciclistas

Volta Valencia: la derrota de Movistar no fue por un pinchazo

Publicado

en

Por

Cabecera post

Movistar debió valorar la opción de Oliveira para Volta a Valencia

Que la primera vuelta no World Tour en España, la Volta a Valencia, no haya caído en manos del Movistar, no ha sido fruto de la casualidad, ni del pinchazo de Enric Mas en el kilómetro final de la crono.

Es una cuestión relativa al propio equipo y su dirección, la forma de seleccionar sus bazas y jugarlas en competición.

El balance en Volta a Valencia entre Movistar y Groupama es desproporcionado.

Mientras los franceses se llevan cuatro etapas, algún maillot y el premio gordo, la general final, los azules se quedan con la etapa reina  y dos plazas en el podio.

No es baladí el resultado, son dos plazas en el podio, más ese parcial, pero a nadie se le escapa que en una carrera realizada con las circunstancias, la Volta a Valencia debió ser en febrero, Movistar no ha conseguido el triunfo como se podía suponer.

LimitZero
Cambrils 300×250
Cruz 400×400



Podemos entender que el presente de Enric Mas no es sencillo

Le llueven las críticas, todos le miran y escrutan  y no pocos opinamos.

Que él fuera la baza del Movistar para la Volta a Valencia era lo más lógico, de incio.

En un año largo que lleva de azul no ha conseguido ganar nada, en todo caso cabría irse a Andorra, en aquel día antes del final de la Vuelta de 2018 para disfrutar de su última victoria.

Desde entonces, las dos quintas plazas en Tour, muy meritoria, y en Vuelta, como grandes resultados.

La presión sobre Enric Mas, de quien oímos que le gusta caminar en el filo, es tremenda, mientras él construye la forma para el Tour, aquellos que le superaron en Francia, ya llevan una buena fila de victorias y resultados.

En su caso, todo va enfocado a julio, poco a poco, paulatinamente, como ya casi nadie hace.

Entendieron, en Movistar, que la Volta a Valencia era perfecta para abrir fuego y le dieron una capitanía, que en un inicio supusimos para Valverde, al final en la Amstel, en la previa de las Árdenas.

Y le dieron todo el poder a él, al punto que en un díptico de montaña y contrarreloj, consideraron que aguantaría la acometida de Stephan Küng.

Se equivocaron.

Incluso sin mediar pinchazo, habría perdido la carrera, pues Enric Mas ya venía con la suficiente desventaja para perderla, y diría más, el equipo la perdió en el momento que decidió darle los galones al mallorquín.

Costa Daurada 300x250B
SQR – GORE
Gran canaria 300×250



Pues la realidad demostró que la baza de Movistar para Volta a Valencia debió ser Nelson Oliveira.

Sí, lo sé, es sencillo decirlo ahora, pero el luso demostró en la jornada reina que podía haber sacado a Küng el tiempo necesario para defenderse en la crono.

Pero no, todo se jugó a Mas, sin más opción que el mallorquín que si no ganaba en el Alto de la Reina, colapsaban los titulares.

Es la eterna historia, el día de la marmota, en Movistar sólo contemplan unas bazas y de ahí no les saques.

Recuerdo que Ion Izagirre nos comentó que, en su época, lo normal era apostar por Nairo o Valverde por que «eran muy buenos» pero eso no quitó que al guipuzcoano el colombiano le sisara una Vuelta a Romandía con la bendición del equipo, cuando podían haberle dado un caramelo a alguien de la segunda línea y así hacer equipo.

No lo hicieron entonces, no lo han hecho ahora.

Entonces les cupo el consuelo del triunfo de Nairo, esta vez la victoria queda en manos de los rivales, por seis míseros segundos.

Ciclo21
Continuar Leyendo

Alejandro Valverde

El ciclista total sería un Indurain + Valverde

Publicado

en

Por

Cabecera post

Imaginaros un ciclista que fuera la suma de Indurain y Valverde

Hace un par de semanas, cuando Alejandro Valverde volvía a la senda del triunfo, nos quedamos con la imagen que ilustra este artículo, en el podio recogiendo el trofeo del Gran Premio Miguel Indurain de manos del titular del evento.

La imagen nos trajo a la mente, unos cuantos contenidos que dejamos escritos en este mal anillado cuaderno, hace unas semanas, cuando en un particular, y totalmente subjetivo, ranking históricos de ciclistas españoles, situamos a Valverde como el segundo mejor de siempre tras Indurain.

Apostamos, entonces, por la singularidad de Alejandro Valverde en la historia del ciclismo español, un corredor diferente y alejado del estereotipo, que siguió en parte los pasos de Oscar Freire para llegar a un palmarés que por cantidad, calidad y variedad abruma.

Valverde nos parece un tipo original, eso hoy, pero no menos nos lo pareció hace treinta años Miguel Indurain, un español grande y «pesado» que ganaba las vueltas en las contrarrelojes, para luego mantener en montaña.

El perfil de español flaco y agónico en montaña quedaba atrás, las cronos ya no eran el enemigo, y sí el aliado, el terreno abonado para la gloria

LimitZero
Cambrils 300×250
Cruz 400×400



En todo caso, ver ambos en el podio de la preciosa Estella nos sugirió idear cómo sería un ciclista que sumara la calidad de Alejandro Valverde con el motor de Miguel Indurain y podemos decir que tendríamos el competidor total.

En las cronos el radio de acción sería abrumador, por el conocido poder del navarro, sabedores que la suya era una carrera que decantaba en el ejercicio individual, una especialidad en la que Valverde sin ser top, ha tenido buenos momentos.

Con el hueco abierto en la crono, la montaña no sería un problema y la estrategia de Valverde de correr en grupo para rematar en las llegadas con una excelsa punta de velocidad sería buena.

Cabría saber si Indurain con la velocidad del murciano se hubiera granjeado esa fama de «regalar etapas» que le acompañó, y le sigue acompañando hasta hoy.

El poder rodador del navarro, su capacidad para coger escapadas buenas, jugárselo solo o en pequeña compañía maridaría perfectamente con la velocidad del mejor Valverde, ese que en sus años mozos llegó a ganar algún sprint masivo.

Aunque no conviene despreciar la velocidad de un Indurain que en el mundial de Oslo, en 1993, batió a Ludwig y Museeuw en la lucha por la plata.

Costa Daurada 300x250B
SQR – GORE
Gran canaria 300×250



Para las clásicas, tendríamos una máquina de matar que, si pudiera afinarse sin las sabidas alergias de Indurain, podría tirar millas tanto en Flandes como en las Árdenas, dejando a un lado Roubaix.

El complemento de virtudes le valdría jugárselo de lejos, con el rodar portentoso de Indurain, o meterse en los cortes y rematar con el sprint de Valverde.

Hasta San Remo y Lombardía cabrían en ese objetivo

Lo que no tenemos muy claro es si ese ciclista resultante sería de coger muchas escapadas y jugar a «caza etapas», la obsesión por la general de ambos les dejaría lejos de los triunfos parciales.

En lo que no encontraríamos consenso entre ambos sería la fecha de la retirada.

Indurain lo dejó antes de cumplir los 33 años, Valverde va camino de los 41, si no los tiene ya, en esos ocho años existe una eternidad, como hemos visto en el murciano, pues para él, ese tiempo es prácticamente el que ha pasado desde que volviera de su sanción, con todo lo que ha ganado por el camino.

Imagen: ©PhotoGomez

Ciclo21
Continuar Leyendo

Wout Van Aert

Wout Van Aert no todo lo puede

Publicado

en

Por

Cabecera post

Incluso para Van Aert no todos los objetivos son viables

Hace unos pocos días, tras lo visto en el Tour de Flandes, la sensación que prendió en el ambiente fue que Wout Van Aert concluía la campaña de clásicas del adoquín un punto por debajo de su archirival, Mathieu Van der Poel.

Derrotado en el mundial de ciclocross, el belga volvió a probar el sabor de la derrota en cada cruce con el neerlandés.

Es cierto que en casillero particular, Van Aert lleva ventaja sobre los adoquines, merced a la Gante-Wevelgem, pero aquí no estaba Van der Poel, pues cuando ambos coincidieron, éste estuvo por delante.

LimitZero
Cambrils 300×250
Cruz 400×400



Cuando en Kwaremont, Van Aert cedió ante Asgreen y Van der Poel, se culminó la sensación que se venía arrastrando desde la misma Strade Bianche, que el del Jumbo nunca ha estado al nivel esperado esta primavera.

Pudo llegar con los mejores, a él eso ya se le descuenta, pero nunca con opciones a ganar nada importante, nada real.

Se pasó persiguiendo, encajando golpes más que otra cosa, cerrando huecos, corriendo a la contra, esa realidad la vimos en la misma Strade, pero también en Harelbeke y en el mismísimo Flandes.

Van Aert ha perdido la iniciativa, siendo un ciclista que destacó por su poder y arrojo en aquella Strade de hace tres años, a nadie se le escapa que sus mejores y no tan buenos días han pasado por perseguir, no por tomar la iniciativa y riegos.

Ganó una San Remo siguiendo a Alaphilippe, lo mismo sucedió en Flandes el año pasado y esta temporada, lo hemos visto nuevamente.

Costa Daurada 300x250B
SQR – GORE
Gran canaria 300×250



Creemos que ha perdido pegada, que no remata en proporción a esa intimidación que sugiere, el último ejemplo la Flecha Brabanzona con Pidcock, mejor que él en un sprint, el mismo Van Aert que semanas atrás ganaba el primer azul de la Tirreno en una volata frente a Caleb Ewan.

Y quizá aquí resida el problema, que hemos vendido la sensación que Wout Van Aert todo lo puede, que está en disposición de ganarle un sprint a Ewan, una crono a Ganna, disputarle una general a Pogacar y porfiar por un monumento ante Alaphilippe y VDP.

Todo eso lo ha hecho, pero son demasiadas cosas.

Tras el rendimiento en Flandes, el entrenador del ciclista admitió que esa Tirreno tan espectacular había sido cualquier cosa, salvo un entrenamiento de calidad, pues gastó mucho y eso acabó pesando.

Nos encantan los ciclistas polivalentes, que todo lo pueden, recordamos a Geraint Thomas hace cuatro o cinco años, en otro nivel le detectamos el mismo problema, hasta que dijo querer ganar el Tour, prescindió de la pista, de las clásicas y acabó coronado el París.

A nosotros nos cuesta ver a Van Aert ganar un Tour, pero la sola opción de intentarlo le va quitar chance en otros círculos, que se le dan bien y en los que ha demostrado poder brillar.

Cabrá, pues, centrar el tiro, ni Van Aert todo lo puede.

Ciclo21
Continuar Leyendo

Ciclistas

El enorme mérito de Mark Cavendish

Publicado

en

Por

Cabecera post

El regreso de Cavendish al triunfo alimenta una leyenda única

Sobre Cavendish hay mucha literatura y más opiniones.

Aquí mismo no le hemos profesado mucho cariño en más de una ocasión, le hemos considerado a veces socarrón, otras peligroso para sus compañeros de profesión, y no pocas veces hemos lamentado su doble vara de medir para algunas cosas, en especial el dopaje.

Dicho esto, también nos hemos descubierto ante un tipo que es uno entre un millón

En el boom ciclista de UK, Mark Cavendish es un hilo conductor, alrededor de él, se gesta y ocurren cosas importantes que han puesto una isla en el epicentro del ciclismo mundial.

Sólo cabe ver su palmarés, una barbaridad de los tiempos,  uno de los más laureados en activo, pero también de siempre.

Lo que construyó en el Tour, sólo superado por Eddy Merckx en ranking de etapas, es monstruoso, superando incluso a Bernard Hinault

Lo remató en una campaña, 2016, en la que muchos le dábamos por amortizado, pero volvió, agrando el legado en la mejor carrera del mundo e hizo dos platas muy simbólicas: en la americana de los Juegos de Río de Janeiro y en el Mundial de Qatar.

Viviani y Sagan evitaron el doblete.

LimitZero
Cambrils 300×250
Cruz 400×400



Decimos que fueron dos medallas simbólicas por que explican la amplitud de este corredor que triunfó en carretera, pero que nunca perdimos de vista en sus raíces en la pista.

También explican el éxito británico, un chico que viene de la pista y acaba reinando en la ruta.

Cuando nos preguntábamos sobre la importancia de Wiggins, Froome y Cav, nos referíamos no sólo a su palmarés, también al legado de un ciclismo que sigue su camino con otros como Tao Geoghedan o Tom Pidcock.

Hace año y medio le disfrutábamos en sesión «saturday night» en los Seis Días de Gante y hace medio, tan sólo, sollozaba al final de una clásica belga, creo que en el Escalda, por que se veía con pie y medio fuera del ciclismo profesional.

Renovó la alianza con Lefevere en el Deceuninck y eso, está visto, es como pactar con el diablo, en toda la amplitud de la expresión.

Las tres etapas de la Vuelta a Turquía son el premio a la constancia e infinita fe de este ciclista.

Costa Daurada 300x250B
SQR – GORE
Gran canaria 300×250



Sabemos perfectamente que la Vuelta a Turquía no es un escenario top, pero es un paso intermedio para soñar, porqué no, que este corredor aún puede dar otras alegrías.

Mirad los años que Mark Cavendish lleva en liza, desde 2008 casi ininterrumpidamente siendo objetivo de miradas y expectación, todo en un deporte áspero que deja muchos en el camino pues no les gusta lo que el ciclismo les propone y cambian de vida.

Cavendish sigue en el redil, y le da a su estructura la victoria 800 de su historia, no pudo encontrar, con todo lo que ha pasado por «chez Lefevere», mejor firmante.

Imagen: ©Stuart Franklin/ Getty Images

Ciclo21
Continuar Leyendo

TWITTER

Volta Valencia: la derrota de Movistar no fue por un pinchazo

https://joanseguidor.com/volta-valencia-la-derrota-de-movistar-no-fue-por-un-princhazo/ by @JoanSeguidor

La Amstel que gana por los pelos Van Aert demuestra que cuando toma la iniciativa a veces tiene éxito y que si centrara la mira en las clásicas, sería casi imbatible

https://joanseguidor.com/la-amstel-de-wout-van-aert/

#AGR2021

No os engañéis, Movistar no pierde la Volta a Valencia por el pinchazo de Enric Mas, la pierde por elegir mal su líder, debió ser Oliveira, y su eterna obsesión de jugárselo todo con los capos
https://joanseguidor.com/volta-valencia-la-derrota-de-movistar-no-fue-por-un-princhazo/
#VCV2021

El maillot de campeón nacional de Abner González demuestra lo errado de Movistar con estos maillots
Es precioso #VCV2021

Supongo que esta foto de @BriSmithy es la captura de la foto que ha mostrado el juez de la UCI a la cámara de la tele. No hay duda, gana Van Aert #AGR21

Load More...

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.