Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Wout Van Aert

Tour: Wout Van Aert es el ciclismo

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

La victoria de Van Aert en el Ventoux pasa al álbum de las maravillas del Tour 2021

¿Qué ciclista hay en el pelotón del Tour como Wout Van Aert?

La respuesta es sencilla, sólo él.

Es ciclismo, en mayúsculas, redondo e infinito, en todas sus acepciones, sin más limites que los que te imponen la carretera, no uno mismo.

Wout Van Aert, que lleva una buena ristra de victorias tras de sí, afirma que el Mont Ventoux en el Tour es su mejor éxito, el mejor de siempre, en un palmarés enorme entre ciclocross y carretera, después de años y años exhibiendo, desde que aprendiera a ir en bici antes que a caminar.

DT – Swiss 400×100

Gordo Escapa

En el Tour donde todos nos maravillamos con Van der Poel, con Alaphilippe, con Pogacar, Van Aert ha dado un golpe en la mesa: ¿Qué hay de lo mío?

Desprovisto de las obligaciones para con Roglic, con Vingegaard ganando peso especifico, marcó una jornada con doble paso en el Ventoux, en una fuga Tour -es decir llena de estrellas- para prolongar su racha en la mejor carrera del mundo.

Una etapa, dos etapas y ahora otra, en el Ventoux, veinticuatro horas después de disputarle una llegada a Mark Cavendish, fue segundo, después de soñar ser amarillo en la crono, voló Pogacar, y armar con VDP la madre de todas las batallas a 220 kilómetros de meta de Le Creusot.

Es el ciclismo de Van Aert, el ciclismo total, todo vale, todo cabe en ese molde de campeón atemporal que cruza la meta tieso, como un Cristo, brazos en cruz, de pie sobre los pedales, con el manillar libre, para celebrar una etapa épica.

Obviamente, tras una cosa así surgen comentarios sobre qué habría de ser en una gran vuelta.

Yo personalmente digo que sea lo que quiera, pero que nos prive de siesta y nos alargue este ciclismo de maravillas al que nos estamos acostumbrando.

Volvemos a decir, como con Van der Poel, son ciclistas de época siendo buenos en lo suyo, que lo suyo ya abarca suficientes cosas.

Wout Van Aert está perfecto así

Costa Daurada 400×100


En un equipo que aún tiene a Primoz Roglic, donde crece Jonas Vingegaard, optar a porfiar por su liderato en una gran vuelta no nos parece lo más coherente.

Pero es que a ello le añadimos algo muy común en ciclistas como Van Aert, son tan buenos en todo que es complicado que sean los mejores en general, a no ser que emprendan un camino de no retorno que le haga renunciar a repetir todo lo que han logrado en el futuro.

Por de pronto, nos quedamos con el Ventoux, con la piedra seca y paisaje lunar que presenció la victoria de nuestro Miguel Angel, por que en el universo del ciclismo, si VDP es Leonardo, genio e inconstante, Van Aert es Miguel Angel, trabajo y esmero.

Su obra en el monte pelado y ventoso es un excelso trabajo de fe y picar piedra en un Tour para el que vino a ayudar a ganar y al final es él quien acaba saboreando las mieles.

Imagen: FB Jumbo Visma

 

Continuar Leyendo
1 Comentario

1 Comentario

  1. Josep Masjuan Gotarra

    7 de julio, 2021 En 21:52

    Gran artículo Iban, totalmente de acuerdo en todo.
    Qué gran ciclista y qué completo es Van Aert, un hombre que dignifica su profesión
    con un esfuerzo espartano , aderezado todo ello con una calidad de ciclista total que
    enamora.

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Wout Van Aert

Cosas para ver en 2023: Van Aert, estrella de la primavera

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

La candidatura de Wout Van Aert por la primavera amenaza con ser eterna

Sale estos días mucho a debate las formas de correr de Wout Van Aert y Mathieu Van der Poel en los ciclocross de final de año.

Aunque el belga le haya tomado ventaja al neerlandés, sí que es cierto que el segundo ha sido, sobre el papel, mucho más valiente que el primero.

No es la primera vez que tenemos esta sensación, ni mucho menos.

Cabe extrapolar lo visto en el barro a la primavera para pensar que a Van Aert le cuesta más proponer que a Van der Poel.

Aunque sea algo que vemos claro, que resulta evidente, no creo que no sea tanto el querer proponer, como el poder hacerlo y a Van Aert me parece que le pesan otras cosas, sobretodo cuando hablamos de la primavera.

Yo diría que dos.

Por un lado que cuando compite con Van der Poel no sé si se bloquea o echa mano de un exceso de prudencia que muchas veces resulta exasperante.

De las clásicas en las que Wout compite a inicio de la campaña, a las importantes, en las que VDP ya estaba presente, media un abismo.

El belga sabe que su archirival es mucha tela que cortar, y no vacila muchas veces en dar un paso al lado y dejar la manija a otros.

Luego está el marcaje, un escrutinio al que se le somete de forma indisimulada y que en algunas carreras resulta una losa -recordad los Juegos Olímpicos-.

Cuando Van Aert se pone un dorsal cae sobre sus espaldas el peso entero de la carrera, todos le siguen, le miran y esperan su reacción que, si no llega, caen él y el resto.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Ha sido una realidad que hemos visto un año y otro, comprobando como, cada gran cita que pasa lo hace sin el belga en el espacio del cajón que queremos para él: el primero.

¿Cómo lo vemos este año?

Sinceramente, la cura de ego que le está suponiendo la campaña de ciclocross debería ser un buen asidero para entrar a matar con Van der Poel, sobretodo cuando éste sabe que su gran rival nunca va a bajar lo brazos por jodido que parezca.

Luego están los marcajes y los trenes que se le escapan.

Ojo el equipito que ha montado Jumbo para marzo y abril: Dylan Van Baarle, Nathan Van Hooydonck. Christophe Laporte, Tiesj Benoot, Timo Roosen y Edoardo Affini.

Esto es un rodillo que debería ser suficiente para que el belga no pise otros peldaños que el más alto en Flandes y Roubaix o en una de las dos.

La dificultad de ganar un monumento no está escrita pero la podemos intuir viendo cómo le pasan los años a fenómeno como el belga y el casillero sigue a uno.

Ojalá esta primavera empiece a corregir esa anomalía.

Continuar Leyendo

Wout Van Aert

Top2022 Wout Van Aert, el de la PlayStation

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

No ha habido pasaje importante que no haya contado con el concurso de Wout Van Aert

Oímos muchas veces sobre la suerte que tenemos con la generación actual por esa forma de correr, plantear y entender el ciclismo, sacando conceptos que en la pasada década se habían plasmado en números en una plantilla y ahora son emociones para el respetable.

La foto de esa generación de ciclistas tendría a Wout Van Aert, tirando, esprintando o sacando de rueda un pelotón.

Cualquier foto de 2022, de hecho, debería sacarle a él.

En su caso sucede algo que ya he dicho muchas veces, que su forma de competirlo todo, de ser siempre favorito le hace ser muchas veces acreedor de una derrota,

Es el peaje de la total exposición en ruta, de servir para todo y hacerlo todo bien.

Por eso muchas veces se le juzga por lo que no gana: que si el mundial no estuvo en su radar, que otro año sin monumentos,…

Pero la realidad nos ofrece otra cosa, un ciclista excelso, capaz de sacar y rematar córners, ahora que estamos tan futboleros.

Es cierto que a Van Aert ciertos pasajes de cada año, 2022 no ha sido excepción, se le hacen bola, siempre parece llegar tarde a la cita de las grandes clásicas, y eso que este año entró ganando desde la misma Het Nieuwsblad, siguiendo por Harelbeke.

No pudo estar en Flandes y a Raoubaix llegó con el tiempo justo de probar el podio, tras una carrera a contrapié en la que Van Baarle se le había adelantado de lejos.

Curiosamente, todo el peso de la vigilancia de los rivales y la responsabilidad que le lastra en primavera, o en mundial, desaparece cuando se pone el dorsal del Tour de Francia, la mejor carrera del mundo en la que escribe crónicas, pone las fotos, idea el titular y firma la página.

El Tour 2022 de Van Aert es un cuadro, una pintura de una calidad tan fuera de norma, tanto, que cualquier adjetivo seguro no le haría justicia.

Dijo Alix que hubo un “Team Van Aert”, yo diría que hubo varios, tantos como escenarios se le iban presentando, siendo decisivo en todas y cada una de las fases de la carrera, pero en especial el día del Granon, en el que su presencia contribuyó al trabajo de minado que Jumbo realizó alrededor de Pogacar.

Todo esto siendo capaz de ganar tres etapas, portando el verde en París y cazando una cantidad indecente de fugas.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Ese fue Van Aert en julio, pero a esa carrera llegó un ciclista que había sido protagonista en bolos como Niza o Dauphiné y en el ciclocross, donde ya había cumplido con otra temporada de casi pleno, nieve incluida.

Con Van Aert, me ocurre una cosa, los calificativos se agotan al ritmo que nuestra capacidad de asombro, sólo no queda una cosa, cruzar los dedos para que 2023 y lo que venga sean como fue 2022.

Continuar Leyendo

Wout Van Aert

¿Por qué Van Aert es el mejor cilcista del mundo?

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

La forma de correr de Van Aert no se encasilla en molde alguno

Como digo otras veces, este post es un déjà vû, porque no es la primera vez que escribo sobre Wout Van Aert, y mucho me temo que no será la última.

En el Tour, me corté bastante de ello, hablé bastante poco de Wout Van Aert, pero es que es imposible omitir a este corredor por mucho tiempo, pues resulta perenne durante la temporada y omnipresente en toda carrera en la que compite.

Han pasado semanas ya desde el Tour de Francia, y Van Aert ha vuelto a hacer aparición en sendas clásicas en los últimos fines de semana.

Segundo, hace unos días en Hamburgo, y ganador en Plouay, sigue la estadística que dicta que éste se no se baja casi nunca del podio,

Pero al margen de la estadística, que es potente, con Van Aert hay sensaciones…

Este fenomenal hilo es un botón, un espejo de lo que este corredor despliega en cada carrera a la que concurre.

Un excelso repertorio de acciones sobre la marcha, improvisaciones y puestas de largo que tienen algo en común: una presencia brutal en la carrera.

Salir a cortes, cerrar huecos, tirar a por terceros, buscar el ataque y sprintar para ganar, son sólo unos cuantos gestos que Van Aert saca a relucir en cada carrera.

Pero no sólo eso, cuando se le requiere en el equipo, está, cuando le necesita un compañero que pierde el tren en medio de los adoquines, está, incluso comparece para eliminar a Pogacar en Hautacam tras estar todo el día escapado.

Porque Van Aert no sólo es lo que compite y se mueve, es también el valor estratégico que alcanza en momentos clave y decisivos.

Estoy convencido que el desarrollo de la etapa del Granon en este Tour habría sido muy diferente de no ir el belga escapado en punta.

Con esa certeza, Pogacar sabía que no podía dejarle un metro a Vingegaard y Roglic en el Galibier, pues con sólo pensar que se fueran por delante y enlazaran con Wout le entraban todos los males.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Por todo eso, por el valor individual y colectivo que alcanza, por el espectáculo que ofrece, por el innegable aprecio que tiene del público y por su constante presencia los doce meses del año, no olvidemos que también sienta cátedra en el ciclocross, creo que estamos ante el mejor ciclista del mundo.

Un corredor completísimo a más no poder en un contexto hipercompetitivo y exigente, sujeto a rivales muy duros y con la afición más cerca que nunca, pues la redes están ahí, sobrevolándolo todo.

No sé si Van Aert rematará finalmente en el mundial, pero tengo la certeza que será la niña de todas las miradas, con todos pendientes de él, cuando no corriendo contra él, con el fin de sacarle de la ecuación.

Condicionará seguro.

Es el ciclista completo que cuesta encontrarle parangón en el pasado, Kelly, quizá Jalabert, otros anteriores como De Vlaeminck,… no hay tantos y ahí reside su singularidad.

Por el momento disfrutar del baile de ciclismo con letra gruesa que nos dio en Plouay, el último episodio del mejor ciclista del mundo.

Imagen: A.S.O./Pauline Ballet

Continuar Leyendo

Wout Van Aert

A Van Aert le renta ser «Poulidor»

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

Incluso siendo segundo, Van Aert no para de ganarse a la gente

No creo ser el único que miró con tristeza cómo Wout Van Aert atravesaba segundo la línea de meta del velódromo de Roubaix.

«Una más, una menos» pensé, con la imagen de la tricolor belga en el podio, a la derecha de Van Baarle, en una edición en la que se jugó con su concurso hasta el minuto final antes de empezar.

Es la ciencia de los resultados, la estadística pura y dura, Wout Van Aert empieza a ser célebre por las carreras en las que acaba segundo.

Pero no pasa nada, hasta el mismo se lo toma coña…

La condena de los muy buenos es la cantidad de ocasiones que el público detecta se quedaron por el camino, ocasiones que, de haberse culminado, le pondrían en estatus de leyenda.

Hemos dicho, no pocas veces que en este ciclismo de clásicas con dos monstruos -VDP + WVA- quizá no siempre ganen ellos, pero que condicionan las carreras es una obviedad.

Y eso sucedió el domingo, en Roubaix, una vez más.

Van der Poel se dedicó a cerrar huecos, mientras Wout crecía según avanzaba la carrera, hasta que vio que Van Baarle tomaba la distancia definitiva.

El neerlandés tuvo, entre otras cosas, lo que a Van Aert le falta en los grandes momentos, un equipo que le mantenga el rebaño junto cuando lo necesita, cuando sólo quedan un puñado de líderes y algún outsider espabilado.

Cuando vemos la lista que menta la cuenta de @CafeRoubaix nos acordamos de las muchas veces que el año pasado, Van Aert se quedó a las puertas, de cómo le pasaron la tostada en los Juegos o en el mundial, un año antes, de las ocasiones falladas en el camino.

«Es que se le pasan los años y…» leo muchas veces al tiempo que pienso que esto ya lo había visto con Alejandro Valverde.

Al final Wout Van Aert y su legado serán más grandes que su palmarés

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

 

Ser considerado como un «eterno segundón», como al abuelo de su eterno rival, no le quita un ápice de atractivo, al revés, Wout Van Aert crece en cariño y reconocimiento cada vez que acude a una salida o cuelga un ride en Strava.

Es un ciclista querido y apreciado, con la sensación que siempre puede optar a más, pero con poder y magnetismo en la carretera.

Y con un palmarés ya interesante en un ciclista que, si hace cinco años, nos dijeran que iba a estar a este nivel, en estas carreras, nos habríamos echado las manos a la cabeza, viéndole tan poderoso en ciclocross.

Ahora a ver qué es capaz de hacer en Lieja-Bastogne-Lieja.

Imagen: A.S.O./Pauline Ballet

Continuar Leyendo

Lo + leído