Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Opinión ciclista

Michael Schär: las normas, aunque absurdas, están para cumplirlas

Published

on

Tuvalum

Que Michael Schär haya tirado un bidón al público le ha costado una expulsión en Flandes

El primero de abril no sólo vino para avisarnos que la primavera había aterrizado en nuestra realidad, también llegó para ponerle al ciclismo al corriente sobre que la reglamentación que se anunció hace unas semanas ya era efectiva.

Cuando el pasado domingo veíamos a Mohoric bajar haciendo en bicho bola en Montjuíc, por el epílogo de la Volta, poniendo a De Gendt en aprietos, advertíamos que aquello tenía las horas contadas.

Ver a Van Aert y Van der Poel bajando sentados sobre la barra horizontal disputando el Tour de Flandes 2020 iba a quedar también en la historia.

LimitZero

Cambrils Movil 400×100

Cruz 400×100 Banner Landing

En la previa a los momentos clave de De Ronde, las imágenes de la descalificación de Michael Schär prendieron por las redes.

El ciclista suizo se fue a la calle por tirar un bidón a unos aficionados en una zona semiurbana, aficionados que estaban esperando recoger el souvenir gentileza del AG2R para llevárselo a casa con toda la ilusión de quienes van a la cuneta con la esperanza de recibir algo de la caravana.

Lo hizo en una zona no permitida y el jurado, casi al momento, le invitó a dejar la carrera

Esta es la nueva normalidad del ciclismo, un deporte que están cercenando por un lado y por otro para convertirlo en algo alejado del ideal que tenemos del mismo.

Casi irreconocible.

En lo sucesivo el ciclista que saque partido de bajar muy bien, de arriesgar y abrir brecha no podrá hacerlo, no al menos al 100 x 100, como quien quiera rodar en una escapada, en grupito o solitario, apostado sobre el manillar, como harían De Gendt o Wellens.

Lo mismo sobre los bidones que se arrojan en sitios con público, con mayores y menores esperando llevarse el souvenir al hogar.

Lo que nos dijo un día Jorge Quintana, la UCI legisla, pues debe hacerlo, tras escuchar todas las partes, pero lo vende mal, o sencillamente no lo vende.

Resulta que se puede tirar un bidón en zona permitida, con riesgo que rebote en el bordillo y vuelva al pelotón, peligrosísimo, pero no a los pies del público en un lugar en el que la pieza seguro no quedará entre la naturaleza.

Un sindiós.

Imagen: Ciclismo Internacional

Ciclo21
Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.