Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard XX 2 – 2imagen
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclistas

¿Qué quedó de José Miguel Echávarri?

Publicado

en

DT – 2022 post

Qué complicado es abrir un artículo sobre ciclismo en la prensa digital y leer esto:

Entonces la virtud no estaba en una página web, sino en su instinto, en el instinto de José Miguel Echavarri (Abárzuza, Navarra, 1947). Fue el poeta del ciclismo en los ochenta, el hombre que, como en la literatura de Edgar Allan Poe, nos enseñó que la locura es más sublime que la inteligencia. Fue como el profesor que no hubiésemos cambiado por nadie. Al menos, su fachada y su verbo de hombre sabio en el que él sólo jugaba “a equivocarse lo menos posible”. Pero le iluminaban palabras distintas y una vez que lo conocimos, en los ochenta, entendimos que al ciclismo se le podía amar como se ama a una canción.

Podíamos ganar o perder y apasionarnos con aquel Perico Delgado que inventó él. No fue un ciclista. Fue una época. Luego, se reinventó con Indurain y aquellos cinco Tours seguidos, el primero de los cuales, en 1991, cumple 25 años de antigüedad. Hoy, pasados tantos años, Echavarri ya es un hombre jubilado, separado del ciclismo por voluntad propia. Una voz que ya apenas aparece en los periódicos. Quizá por eso cualquier día con él cobra más valor. Vive en Pamplona, donde no ha dejado de montar en bicicleta, sobre todo en Estella, su rincón preferido, que es donde viven sus nietos.

Hoy, ejerce de abuelo feliz y ya no siente ninguna tentación por volver a ese mundo. Su herencia, sin embargo, perdura para siempre como precursor de un ciclismo que ya no existe. Fue ese ciclismo que nos enseñó a crecer como personas y a apasionarnos como ya nunca más nos apasionaremos. Sólo le podemos culpar de que ya no sea como ayer, de que el Tour del 83 ya no exista o de que él dejase el volante en manos de otros. “La tecnología nos hizo mucho más egoístas”, resume.

El autor es Alfredo Varona. Fue una pieza entrevista previa al Tour que se hizo a José Miguel Echávarri en el Diario Público. Cuando la mediocridad domina muchas perspectivas y nos aburre con su predecible tozudez, tenemos a veces algo que llevarnos a la boca que nos sienta bien. Gracias, porque la calidad de lo escrito hace justicia al personaje y la época de la que hablan. La época de un mocetón navarro que hizo fácil lo que nadie había logrado hasta entonces: abrir un periodo de reinado de cinco años consecutivos en el Tour de Francia.

Hoy hace 25 años España se sacudió de la vieja escuela y se hizo un poco más moderna. En un país en capilla para sus Juegos Olímpicos y Expo sevillana, la digestión de aquella tarde julio de 91 fue algo más inquieta. Miguel Indurain accedía al podio del Tour para vestirse el primer maillot amarillo de la historia, de su historia, en aquel conflicto latente que fue el pulso entre bancos, el que patrocinaba, y patrocina, la carrera, y el que patrocinó al deportista por ver quién le ponía la gorra. La primera foto la hizo con la gorra amarilla, atosigado por las azafatas, las que habrían que venir ya pondría Banesto.

Recuerdo el día, Jaca-Val Louron. No fueron etapas sencillas las anteriores. Ya casi de salida los hombres del Banesto se veían sorprendidos por Lemond y su aureola de campeón que vino de la muerte. Esos días me viene a la memoria un artículo firmado por Pedro González, el locutor de TVE, en el Diario Marca hablando de que siempre que había un corte, los ciclistas españoles estaban atrás. “Todo el año para acabar viendo esto” vino a decir.

La jornada de Val Louron era pues un arma de doble filo, la forma de recuperar el control y un golpe de estado en las mentes de españolas: cuando Miguel Indurain despegó con Claudio Chiapucci en aquel descenso del Tourmalet, nacía la leyenda y se apagaba el mito, Perico, descolgado, minutos atrás, con la certeza de que para él el ciclismo había tocado techo.

Qué ciclismo aquel, que se ganaba con un chaval de la casa, criado desde abajo, con celo y mimo y con las ideas claras, planteando situaciones de riesgo, jugando con los elementos y consiguiendo el objetivo porque no se especulaba ni se mentía al aficionado. Se iba a ganar y se ganaba en medio de una horda de rivales de todo tipo, en un país, Francia, que empezaba a impacientarse con la bajísima de calidad de sus ciclistas, en un ciclismo que aún bebía de épica. Se decía que se iba a ganar y se corría para ello, se ponían los mimbres para ello.

Dice Echávarri que esa tarde de hace 25 años le llamó el secretario de Estado, Gómez Navarro, para saber más de la caída de Perico y la irrupción de Miguel. Echávarri le dijo que “tranquilo, mañana será otro día”, pero sabía de ese mocetón que tenía entre manos y sabía que al día siguiente sería más, que Bugno, Mottet, Lemond y Perico estaban sentenciados.

Echávarri fue camarero antes que ciclista, y ciclista antes que director. Vivió rápido y a los 61 años se fue, pronto muy pronto, sin hacer ruido pero, insisto, pronto. Él que nunca daba un paso en falso, que siempre maquinaba mientras hablaba contigo, no realizó esa renuncia porqué sí, los motivos, como tantas cosas que rodean ese grupo que hoy patrocina Movistar siempre serán una puerta a la imaginación.

Imagen tomada de www.pedrodelgado.com

INFO

Las escapadas ciclistas de Hoteles RH para conocer el paraíso de la bicicleta que es Gandía

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
1 Comentario

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Enric Mas

Giro dell´Emilia: Enric Mas puede ser un anotador

Publicado

en

DT – 2022 post

El Giro dell´ Emilia demuestra que Enric Mas puede contribuir más allá de las grandes vueltas

Que agarre, que agarre muy fuerte y se lo guarde en el ADN, Enric Mas el momento decisivo del Giro dell´Emilia 2022.

Se ha enfrentado nada menos que al coco de los cocos, Tadej Pogacar, en la misma rampa que ha coronado a Primoz Roglic varias veces, y ha salido victorioso.

Un triunfo que habla de del ciclista, del equipo y del potencial que manejan

El año pasado, cuando Enric se coronó subcampeón de la Vuelta en Santiago de Compostela, ya no le volvimos a ver.

Esta vez es, por suerte, diferente, ha sabido alargar la forma y verse delante en el carrusel de clásicas italianas de final de curso.

El otro día ayudó a Valverde a ser segundo en la Coppa Agostoni, y en la cima de San Luca, la meta del Giro dell´Emilia, Enric Mas ha dado en la diana.

Haciéndolo delante uno de sus demonios, y el de cualquiera.

Es decir, que sí, que Enric puede ser estilete más allá de la general de una gran vuelta, y que, con un compañero como Valverde, puede dar un palmeo de cómo correr una clásica.

Oí el otro día a David de A pie de Puerto que Enric no le descartara para sumar un monumento este mismo año, desde luego que una victoria en Emilia es una carta de intenciones para Lombardía.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Cuando miro la estadística de Enric Mas en Movistar, compruebo que el Giro dell´ Emilia es su segundo triunfo en el equipo azul, tras una etapa de esa Volta a Valencia que perdió ante Küng.

Desde que dejara el Quick Step, el mallorquín sólo ha ganado dos veces.

Su manejo en los alrededores de Bolonia y cómo culmina a la sombra de San Luca son evidencias de lo que pensamos de él, que debe soltarse, que debe confiar en sí mismo y tomar riesgos alguna vez, pues sin estos no hay opción al triunfo.

Lo ha hecho esta tarde y ha demostrado que, como otros ciclistas del máximo nivel, puede hacerlo como cualquier otro, abriendo el foco a dos cosas, una a otras carreras que no sean las grandes en las que los cocos centran y centrarán el tiro, y dos que para pescar hay que mojarse el culo.

Si a Enric Mas le cuentan en agosto, antes de la Vuelta cómo iba a ser su final de campaña no habría dado crédito, pero sí, se ha rehecho del Tour, se ha levantado y atrevido a cosas que no imaginaba para él.

Sólo puedo decir que bravo…

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Nairo Quintana

El culebrón del positivo de Nairo aún no ha acabado

Publicado

en

DT – 2022 post

Sin equipo, la historia de Nairo desde el positivo nos suena a otras muchas

La historia de Nairo con el positivo del tramadol sigue su curso, para desgracia de aquellos que pensaron que, con su selección para el mundial de Australia, el tema entraba en la nevera.

Repito, nunca me alegro del positivo de un ciclista y de todo lo que le conlleva, del de Nairo tampoco, pero una cosa es lo que nos guste y otra la realidad que conduce estos casos.

Y un positivo, aunque sea en algo «blando» como el tramadol, es una pesadilla, más en este ciclismo.

Primero, en términos de percepción sobre el ciclista y el propio deporte, y luego  en lo personal y los entresijos a manejar.

La sucesión de acontecimientos nos suena mucho, por eso…

Nairo dice que va a defenderse en el TAS, lo hace tras insistir que, a pesar de ese positivo, no ha hecho nada malo.

Cuando pitó en los controles del Tour, todo el mundo puso paños calientes diciendo que nada, que era un tema menor, que la sustancia no se podía comparar a las «gordas» y todo eso.

Pero hete aquí que desde entonces, el ciclista mantiene un tono, los suyos le secundan, pero los hechos consumados van por otra dirección.

Nairo no corrió la Vuelta a España y ahora rescinde su contrato con Arkea.

En lo que dice el ciclista desde la salita de su casa, no se dan detalles de esa salida del equipo francés, más allá de darles las gracias por estos tres años y anunciar su partida.

Evidentemente no hubo mayor detalle, ni los motivos ni el proceso, aunque todos nos lo imaginamos.

Hablando el plata, el ciclista es ahora «mercancía manchada» y eso en la camarilla que controla el ciclismo es algo que pesa.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Lo dijo porque leo varios tweets de gente que pasa la página de Arkea y pregunta por el nuevo equipo para Nairo.

En las respuestas hay de todo un poco, picoteo de nombres de todo tipo con argumentaciones variopintas.

A mí, personalmente, no me parecería descabellado Movistar, a pesar de las reticencias de muchos, podría ser el segundo líder, sin opciones ya para grandes, pero sí para dar victorias al equipo, que no nada sobrado.

El mejor Nairo fue un gran anotador para los azules.

Pero más allá de ello, sigue flotando el estigma, y eso no se va resolver en un tiempo.

Nairo Quintana sigue adelante con su proceso, que no ha terminado aún, que sigue vigente y condicionando en el ambiente, al punto que si al corredor le contactan para ficharlo, dudo mucho que trascienda hasta que el tema se solvente del todo.

Vuelvo a repetir, esta historia la hemos visto mil veces, rara vez acaba bien, espero, por eso, que para Nairo todo se aclare, aunque como decimos aquí «de todo esto, algo siempre queda».

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclistas

Mundial: Me parece increíble lo que ha pasado con Van der Poel

Publicado

en

DT – 2022 post

La historia de Van der Poel en este mundial sólo puede pasar en ciclismo

Levantarse un domingo a las tantas para ver las últimas vueltas del mundial y empezar a leer todo tipo de infos y comentarios sobre el abandono de Mathieu Van der Poel es una de las cosas más surrealistas que me ha tocado presenciar en ciclismo.

La historia la sabéis, unos críos le fueron a tocar los huevos en la puerta de la habitación del hotel en víspera de la carrera, él salió y lo arregló por la vía directa, acabando en el cuartelillo hasta las tantas de la noche, destrozado física y moralmente ante un evento del tamaño de un mundial de ciclismo.

Demasiado hizo tomando la salida.

En un mundial de ciclismo, en un europeo -este año pude ver alguna carrera en Múnich- siempre me ha gustado fijarme en los medios que llevan las diferentes selecciones.

Esas personas que no vemos en la televisión, que van con la camiseta de su federación, en cuyas manos está la suerte de las estrellas que tanto apreciamos cuando ganan y nos lo hacen pasar bien.

Países Bajos es una potencia ciclista mundial, lo dicen los resultados y también lo que rodea a sus estrellas, con medios y personal suficiente pululando por salida, recorrido y meta.

Lo que le pasa a Mathieu Van der Poel en su hotel con la chavalada es increíble, aunque me comentaron en un inicio que estaba en otro hotel, al final vi que estaba en una planta diferente.

En todo caso, más alucinante es que tenga que salir él en persona y encararse de esa manera con terceros.

¿No había otra forma de pedir explicaciones al hotel o alguien con él del staff que le sacara de ese embrollo?

Me parece impresentable lo que le hacen los chavales a VDP, lo mismo que no quiero saber la soberbia y mala leche que gastó el neerlandés.

En todo caso, lo que demuestra esta historia, en el fondo, es la debilidad económica del ciclismo, no veo a chavales tocando la puerta de jugadores del Real Madrid…

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

El precio que paga Van der Poel es alto, se ha perdido un mundial, aunque por suerte no se va a quedar  mes y medio retenido en la gran isla.

Yo ya le veía allí, pues en Australia no se andan con pamplinas, mirad la que le montaron a un tal Djokovic.

Qué manera más absurda de echar un objetivo por la borda, VDP ya lleva una lista interesante de «affaires» en grandes eventos: desde la petada en el Mundial Yorkshire, cuando se estaba comiendo el mundo, a la hostia que se pega en la previa de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Hablan de «holandesadas» pero que me expliquen si esto deja de ser casualidad o no: la gaviota que ataca a Mollema y su avería en la crono mixta y el talegazo de Van Vleuten en la salida que le hace correr y ser campeona del mundo con el codo roto.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Remco Evenepoel

Remco Evenepoel sólo podía ganar el mundial así

Publicado

en

DT – 2022 post

Este Mundial de Remco Evenepoel no admite discusión

Cuatro años después de que muchos de nosotros viéramos que aquello que se decía de Remco Evenepoel era cierto, cuando fue ganador del mundial junior de Innsbruck, el coco belga cerró el círculo en el mundial absoluto.

Poco o nada más que decir en una carrera en la que Bélgica, esta vez sí, ha corrido con en convencimiento y sentido colectivo que tantas veces les hemos demandado.

La historia fue sencilla, explicada aquí, sobre una hoja en blanco, pero está claro que plasmarla no lo es tanto.

Los celestes, como el año pasado, sabían que iban a ser el centro de las miradas y la diana de los dardos, principalmente franceses, quienes sin Alaphilippe en condición de retener el título, supieron jugar al caos hasta que las fuerzas les dio.

Pero Bélgica, insisto, esta vez no se hizo líos

Con dos cartas bien marcadas, Van Aert para muy al final y Remco para las vueltas anteriores, no dejaron corte importante sin uno o dos ciclistas.

El mundial es esa carrera que se gana al cruzar la meta, pero que cuyo éxito se gesta mucho antes.

Una lección que esta vez la selección favorita llevó al extremo, hasta que a sesenta de meta los astros empezaban a alienarse, con Remco metido en un corte intermedio, bien rodeado por Hermans y Dewulf, mientras Serry hacía camino por delante.

Fue un jaque mate a una amplia mayoría de nombres ilustres, Remco pasaba de jugarse el mundial ante Pogacar, Van Baarle y Alaphilippe a hacerlo con Bardet, Rota, Lutzenko y Schmid, entre otros.

Con la ventaja suficiente, una forma insultante y unas ganas tremendas de ganar como le gusta, con impronta, vino el resto.

Curiosamente, Remco Evenepoel no sentenció el corte subiendo y sí en el descenso que conducía a meta.

Lutsenko amenazó con ser el Colbrelli de Trento, pero aquello no había por donde cogerlo, el nuevo campeón del mundo es un ciclista inaccesible.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Todo lo demás os lo podéis imaginar, pues fue lo mismo que vimos en Lieja y San Sebastián, una locura de ciclista que gana por aplastamiento y con gestitos.

Este chaval tiene las ganas de un teenager arrojado con una madurez aprendida a todo correr que le hacen sencillamente imbatible.

Remco Evenepoel ha ganado el mundial australiano dos semanas después de haberlo hecho en la Vuelta, una tras su bronce en la contrarreloj mundialista en la que flipaba con el éxito de Tobias Foss.

Qué horizonte se le abre, con 22 años ha probado todos los sabores del ciclismo, llegó arrasando, navegó por momentos muy bajos y ahora esto.

Me dicen que en Bélgica están locos con él, ojo con la gente que se equipara: fue el primero en ganar la Vuelta desde Maertens y el Mundial desde Gilbert.

Esos son los referentes, y tiene 22 años.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Lo + leído

X