Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX
Leaderboard XX 2 – 2imagen

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Mathieu Van der Poel

Las aproximaciones al Mundial de Yorkshire

Publicado

en

Vuelta 2020 Van der Poel JoanSeguidor
DT – 2022 post

Ir de superfavorito al Mundial de Yorkshire tiene más peligros que ventajas

En dos semanas, a estas horas, estaremos relamiendo los estertores del Mundial de Yorkshire.

Como cuando el Tour partió de allí, hace cinco años, prever que el Mundial de Yorkshire puede ser la locura es jugar a ganador.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Y no sólo eso, en la cada vez más extendida afición a desplazarse al lugar de los hechos, tenemos la certeza de que, desde España, saldrá bastante gente a disfrutar de unos días que seguro serán memorables.

 

El final de la Vuelta a España marca las ganas que tenemos de mundial, y los ingleses ha vendido bien, muy bien el suyo de Yorkshire.

Una cita que también tiene un alto en Canadá y ese par de magníficas carreras que ya estamos acostumbrados a ver a cola de la Vuelta.

Anoche, si no lo habéis hecho, podéis ver un minimundial en Montreal para destapar el estado de forma de algunos de los candidatos al arcoíris.

Casando de haber sido el principal, y a veces único favorito de Innsbruck, parece que Julian Alaphilippe quiere un perfil más bajo.

En Montreal no remató una situación incluso más ventajosa que San Remo en un final eléctrico que debió dejarle tieso.

Sin esa chispa ensayada, el francés ha dado un paso atrás, y bien que hace.

Su equipo volverá a ser un equipazo, para lo bueno y lo malo, como le demostró Romain Bardet el año pasado.

 

Con Alaphilippe hubo un par que puso credenciales para el Mundial de Yorkshire.

Greg Van Avermaet que pone fin a una campaña gris con una victoria de coco, auténtico capo en la sombra, que se presta para dar su último relevo.

Van Avermaet va por una Bélgica coral, donde cada uno podrá tener la manija de su destino si la carrera el sonríe.

Es la versión celeste del azul intenso del Deceuninck, el mismo equipo que tiró de manual con Enric Mas en Montreal.

El mallorquín de versión clásica nos gusta, en un recorrido alejado al perfil escalador puro que gasta, estuvo delante y fue Alaphilippe y no él, quien no puso lo necesario para la guinda a un nuevo triunfo azul.

 

 

Si Mas y Alaphilippe no lograron el triunfo fue en parte porque en Canadá hubo un corredor que quiere volver a correr de arcoíris, Peter Sagan, voluntarioso en el esfuerzo, imponente en su estado de forma.

Al eslovaco se le vio muy bien, potente en las persecuciones, omnipresente al final, cuando las piernas piden tregua.

Pasa a menudo que nos olvidamos de Peter Sagan hasta que aparece.

RH Ifach, la casa del ciclista en Calpe 

Su sucesor Alejandro Valverde ha seguido el estricto guión de la Vuelta y su liturgia de etapas durísimas, cuestas imposibles y estrés a la máxima potencia.

Eso que a otro mermaría, le da a Valverde el hervor para aguantar el gran fondo que es el mundial.

Decir que no figura en la terna sería esquivar la realidad, aunque no sea el número uno en las apuestas.

 

 

Porque seguro que es Mathieu Van der Poel el que peor se paga en las casas de cuitas.

Su forma de correr en Gran Bretaña es la mejor y peor carta de presentación que puede ponerse sobre la mesa.

Por un lado no da lugar a duda, es el líder único de un siempre interesante equipo naranja que puede ver como un mismo corredor les da dos mundiales en un año, habiendo ganado el de ciclocross y descartado el de BTT.

Pero al mismo tiempo, ya se sabe lo que ocurre cuando vas de «superfavorito», Alaphilippe se lo puede explicar, y Van der Poel mete miedo para el Mundial de Yorkshire.

Refrendarlo será otra, este chaval es un genio que alguna vez, en días de presión, se viene abajo.

Eso sucede en las mejores familias, al menos tiene el alivio que no estará Wout Van Aert para dar fe.

Imagen: FB de Tour de Britain

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mathieu Van der Poel

Se acabaron los shows de Mathieu Van der Poel

Publicado

en

DT – 2022 post

La forma de correr de Van der Poel no podía ser eterna

Ahora mismo, en el Procyclingstats, Mathieu Van der Poel tiene marcados Giro y Tour como próximos objetivos en su calendario.

Se acabaron pues las clásicas de primavera 2022 para el neerlandés, un calendario en el que pensábamos que no iba a estar presente, vista su retirada del circuito de ciclocross y la necesidad de recuperarse de la caída en los JJOO, pero del que tiene que salir muy satisfecho.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Su balance ha sido el siguiente: Podio en San Remo, carrera a la que iba a hacer «un entrenamiento de calidad» -a veces nos toman por tontos-, ganador en A través de Flandes y Tour de Flandes y un paso por detrás de los mejores en Amstel y Roubaix.

Así ha sido la primavera improvisada de Mathieu, todo en cuatro semanas.

Durante la misma notamos que el líder del Alpecin había cambiado cosas sobre su forma de correr y competir.

A ese alocado recién aterrizado del ciclocross, le veíamos más calmado, más táctico.

El Mathieu Van der Poel de 2022 ha sido, hasta la fecha, un ciclista que ha dado un paso atrás, que ha querido ver un poco la espalda de los rivales, saber de sus miedos e inquietudes, tratar de buscarles la debilidad desde la observación, trazando una estrategia que tarde o temprano tenía que llegar.

Lo vemos en San Remo, donde lo único que hizo, digo único como si fuera sencillo, fue salir a los ataques de Pogacar y Kragh Andersen, siempre a rueda de un tercero, acechando.

No entró a reducir el corte de Mohoric en el descenso del Poggio y se jugó el podio de la Classicissima al sprint.

1024×300 Flandes Zona Centro post

A través de Flandes fue una maravilla de carrera, corrida a pelo por auténticos monstruos entre los que VDP fue el más listo de todos para acabar sentenciando al sprint.

De Ronde, el Tour de Flandes, fue el escenario de su numantina defensa, entrando a todos los ataques de Tadej Pogacar, yendo al límite y más allá para rematar en la línea de meta.

Luego tanto en Amstel como en Roubaix, se le vieron las costuras, no sé si Flandes le dejó vacío, si tuvo algún problema entre semana, pero a Matthieu, ambas carreras le quedaron grandes.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Sea como fuere, leemos ahora que «los ataques estúpidos me han costado carreras» y que en lo sucesivo cambiará la forma de hacer

Yo creo que ya la ha cambiado, aunque si es sincero tendrá que reconocer que su forma de competir le ha dado intangibles que no son victorias pero que también tienen su importancia.

Se ha ganado la admiración universal del público, le ha dado notoriedad e incluso caché, seguro que en sus contratos esa manera que tiene de hacer se refleja en lo que gana.

Porque es normal que se le siga y se le quiera, por mucho que a veces no le den las fuerzas para más por dejarlo todo en el camino.

Correr agresivo le ha dado triunfos memorables como la Amstel que gana o la última etapa de un BinkBank Tour.

También le ha costado lo suyo, la Roubaix que le rebaña Colbrelli por sus generosos relevos, o el Flandes que le quita Asgreen, por llegar baqueteado, o la explosión más antológica, la del Mundial de Yorkshire, hace dos años y medio.

Yo creo que era cuestión de tiempo que el nieto de Poulidor nos diera esta noticia, si no quiere ser recordado «sólo» como aquel pirado que lo reventaba todo, hasta él mismo, pero que no olvide que en su forma de entender el ciclismo también reside la supervivencia de este deporte como espectáculo de primer orden.

Imagen: A.S.O./Pauline Ballet

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Mathieu Van der Poel

Mathieu Van der Poel lo tiene todo para ser el «león de Flandes»

Publicado

en

DT – 2022 post

Van der Poel aspira a ser el mejor de siempre del Tour de Flandes

Cuando en la recta final de Oudenaarde, Mathieu Van der Poel enfocaba el sprint de Flandes, lo que estaba realizando, como bien sabéis, era un déjà vû.

VDP se había visto en las mismas ya un par de veces antes, en 2020, en la edición de otoño, llegando y ganando ante Van Aert, y el año pasado, siendo derrotado por Kasper Asgreen.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Esta vez lo hizo con Pogacar, en una maniobra inversa a la que protagonizó el neerlandés cuando ganó a la Amstel, donde las dudas de Alaphilippe y Fuglsang fueron la clave.

VDP consiguió atar en corto a Pogacar y meterle toda la presión del mundo con la llegada de Van Baarle y Madouas, teniendo suficiente, al menos, para asegurar su segunda De Ronde.

Ahora, con un poco más de perspectiva, vemos que en cuatro ediciones el hijo de Adrie, ganador en 1986, ha cosechado dos triunfos, una segunda plaza y una cuarta, la que firmó hace tres años, cuando Alberto Bettiol llegó solo tras un certero movimiento en el Oude Kwaremont.

Si en cuatro ediciones vemos este bagaje, no vamos equivocados si pensamos que, ahora mismo, este brutal ciclista tiene todo en su mano para ganar el Tour de Flandes más de tres veces, lo que le situaría como el mejor de la historia.

Que los mejores de una carrera más que centenaria «sólo» la hayan tres veces no es más que el indicativo de su dificultad en domarla, de ahí que incidamos en el dominio que demuestra el nieto de Poulidor.

Mathieu Van der Poel tiene 27 años y lleva dos victorias, pero tiene visos de seguir a lo suyo, incrementando el botín y agrandando la leyenda.

En este tiempo, se las ha visto de todos los colores, desde un debut plagado de «sobradas» que le perjudicaron, a tres desenlaces de los que dos han caído de su lado.

Incluso ha sobrevivido al marciano Pogacar que le probó en todas las cotas.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Ahora bien, que digamos que puede ser el mejor de la historia por cantidad de triunfos y edad, no significa que lo vaya a tener fácil.

Creo que el que más cerca lo tuvo fue un tal Tom Boonen, quien con 26 años ta tenía dos, y no ganaría el tercero hasta los 32.

También es cierto que en el caso de Boonen, siempre tuve la impresión que se le dio mejor y le gustaba más Roubaix que Flandes.

Cancellara sumó dos seguidos al que ya tenía en su mejor momento de ciclista, con una capacidad de definición brutal, pero en el camino se le cruzó un Sagan imperial que evitó el cuarto.

Yo también vi a Johan Museeuw, pero éste también tuvo un ojito en Roubaix y un par de italianos, Bugno y Tafi, le esquilmaron la cuarta victoria.

De los anteriores leones, desde Bruysse a Leman, pasando por Magni, ganador tres años seguidos, poco puedo decir, sólo que con citarlos creo que ya damos la clave del nivel histórico que empieza a alcanzar el vuelo de Mathieu Van der Poel, quien parece haber sido concebido por y para dominar el Tour de Flandes.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Mathieu Van der Poel

¿Una primavera sin Mathieu Van der Poel?

Publicado

en

DT – 2022 post

La primavera sin Van der Poel se priva de momentos memorables

Las salidas que Mathieu Van der Poel ha colgado en su Strava estos días, salidas que si no recuerdo mal no llegaban a los 100 kilómetros, no se pueden tomar como una reanudación de sus entrenamientos, de cara a los objetivos de la primavera, y sí, parte del programa de recuperación de su lesión de espalda.

Así lo hemos leído en VeloNews, que sueña con la presencia de ciclista más influyente de la actualidad -creo que no es exagerado decirlo- en el Giro de Italia.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Esta es la realidad, la situación, en la recta final hacia la apertura de las clásicas, en la Het Nieuwsblad.

La primavera arrancará coja sin Van der Poel, cuyo regreso ahora mismo no tiene fecha, todo muy justo para pensar que pueda estar a tope en los grandes objetivos de Flandes y Roubaix.

Ojo que igual nos tenemos que tragar estas palabras.

Aunque centrar todos los méritos de Mathieu en las dos «majors» de las clásicas, no se sería justo.

Desde 2019 hasta la presente temporada, Van der Poel ha sido paisaje perenne de la primavera: ha ganado o ha condicionado, pero ha sido protagonista siempre.

Esa maldita lesión de espalda que su padre Het Nieuwsblad le recomendó cuidar y recuperar es el detonante.

Sin VDP en liza, nos perdemos la defensa de su antológica Strade Bianche del año pasado, lo mismo que tantos y tantos instantes en las clásicas más pequeñas que navegan por las semanas de marzo como antesala a Flandes y Roubaix.

Cuando VDP está en la carrera suceden carrerones como Harelbeke o Flandes, en los que los azules de Lefevere se tuvieron que emplear con todo para dejarle atrás.

La grandeza de los éxitos de Asgreen se cimenta en la oposición de Mathieu.

Suceden Roubaix como la versión otoñal que tuvimos el año pasado.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Su radar incluso apuntó a las Árdenas y lo hizo bien, aupándose en un top ten de la Lieja y ganando una Amstel para el recuerdo, tan grande, tan agónica, que hasta los noticiaros generalistas dieron cuenta de ella.

Pero es lo que hay, lo que otras veces nos habíamos preguntado, está sucediendo, esta forma de correr y competir, de emocionar al público, tiene costes, ellos van amasando recuerdos y triunfos, pero los cuerpos, los suyos también, tienen un límite.

 No sé si veremos poco o nada de Mathieu Van der Poel esta primavera, pero será complicado verlo en su mejor versión, si al menos nos compensa en la carrera más bella del mundo, el Giro, habrá valido la pena.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Mathieu Van der Poel

Mathieu Van der Poel y la dificultad de ganar monumentos

Publicado

en

DT – 2022 post

No es nada sencillo acumular monumentos, Van der Poel lo está experimentando

Cuando en el inicio de la primavera Mathieu Van der Poel logró un triunfo por aplastamiento en la Strade Bianche, todos pensamos directamente en cuántos monumentos iban a caer este año de su lado.

Ganador, meses antes del Tour de Flandes aplazado por la pandemia, sin público, el neerlandés era la viva imagen de los miedos de sus rivales y el deleite de los aficionados.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Van de Poel no ganaba, abrumaba, era imposible pasar de puntillas por ese estado de forma, por la manera de correr y el camino hasta ganar.

Meses después, pasada la Roubaix aplazada, Mathieu Van der Poel acaba el año con cero monumentos ganados, los mismos que Van Aert.

La impresión que teníamos en las vísperas de San Remo, se cumplieron.

Dijimos entonces que VDP y WVA son súper favoritos a todo, tanto, que es más que posible que no ganen nada aunque sí lo condicionen todo.

DT – Swiss 400×400
Cambrils 400×400



Y así ha sido: Van Aert no ganó San Remo, pero todos le marcaron la rueda y Stuyven salió por el córner… 

… en Flandes Van der Poel fue el más espectacular, quien más meneó el árbol, pero los Dceuninck le dieron por tantas partes, le desgastaron tanto, que no pudo con Asgreen en el sprint.

Y en Roubaix, ya lo hemos visto, VDP fue el martillo pilón, pero el más listo fue, otra vez, Sonny Colbrelli quien sabedor de cómo se las gasta esta generación, como Evenepoel en el Europeo, prefirió dar un paso al lado y que alardeen otros de su estado de forma mientras el premio gordo iba hacia el zurrón del italiano.

Mathieu Van der Poel llegó de favorito y ejerció como tal, pero lo maravilloso de este deporte es que, incluso con la sensación de tenerlo todo bajo control, siempre puede aparecer alguien que te dé respuesta.

Lloret 300×250



Viendo el desenlace de esta Roubaix, el de Flandes, meses antes y otros tantos monumentos, toma relevancia ahora el palmarés de un tío del que hablábamos ayer, de Tom Boonen.

Ganar siete monumentos, los mismos que Fabian Cancellara, es harto complicado, tanto que si miramos alrededor, comprobamos que un ciclista que venía a merendarse todo, tipo Peter Sagan, sólo ha logrado dos y que esta generación de fenómenos, Van der Poel, Alaphilippe y Van Aert llevan uno cada uno, y ojo que no son unos niños, caminan todos por los 27 o más años.

Imponerse en un monumento implica un plus de forma, mirad el Colbrelli que domina Roubaix, estaba en el momento de su vida, junto a una gestión de carrera muy complicada, pues en estas pruebas todo se resuelve entre capos, rara vez alguien tiene más de un ciclista del mismo en el momento clave, salvo si corres para Lefevere, y cuando esto sucede el gran favorito acaba hastiado de marcajes.

Quiero pensar que la cuenta monumentos para Van der Poel no ha tocado su techo, pero la cosa no va ser sencilla, incluso en momentos en los que pensamos que este neerlandés se lo va a llevar todo, debemos ser conscientes de que compite contra los mejores.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

TWITTER

Lo + leído

X