Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclistas

El Deceuninck es la multinacional del triunfo

Published

on

Tuvalum

Ver competir de esa manera al Deceuninck es una gozada

Hace unas semanas, Angel Edo, manager de entre otros ciclistas Iván García Cortina, le dijo a la gente de Universo Cycling que el fichaje del asturiano por Movistar respondía a una lógica de banderas, que no iba a irse al Deceuninck, pues siempre optarían por apoyar a un belga antes que «a un españolito».

No sabemos los pormenores de la negociación o si García Cortina siempre tuvo Movistar como prioridad, cosa que hasta cierto punto es comprensible, aunque no recomendable, como nos dijo en su día Javier Mínguez, pero una cosa sí que es obvia a nuestros ojos, y es que para Deceuninck la victoria es lo que cuenta y para ella da igual que el ariete sea italiano, irlandés, belga o francés.

Qué diferencia entre la Het Nieuwsblad de 2015 con la de 2021

Entonces, con tres Quick Step escapados, y no fueron capaces de dominar a Stannard.

Aquel era un equipo por y para Boonen, primera, segunda y tercera baza al mismo tiempo, sin contemplar otras opciones.

Aquella primavera la cumplieron de vacío.

El sábado, sacaron el córner con Alaphililppe y remataron con un Davide Ballerini que está de dulce: tres victorias en febrero, pero especialmente esta clásica de apertura.

El lombardo culminó un trabajo coral excelente que retrata muy bien  lo que es este equipo: hoy por ti mañana por mí.

[elementor-template id=»36790″]

 

A Ballerini añadidle el éxito de Bagioli en la Drome Classic y las dos etapas de Sam Bennett en el UAE Tour para comprobar que en el Deceuninck aún no ha ganado un belga.

Eso ahora, por que los grandes objetivos del equipo incluyen Flandes y Árdenas con Alaphilippe, renovación del verde con el mentado Bennett, la progresión de Joao Almedia en el Giro, recuperar a Fabio Jakobsen para la causa, ver si Sénéchal y Cavagna pueden dar el tono que su clase invita a pensar…

En definitiva un equipo coral, donde el potencial no se queda en el poderoso núcleo belga y sí en el marasmo de nacionalidades que Lefevere ha reunido.

Es obvio que el centro belga pesa, que Evenpoel y Lampaert tienen sus cartuchos, pero reducir el poder de Deceuninck a su bandera de origen es simplificar el discurso.

Por que son la multinacional del triunfo, que tanto da quién les ponga el nombre, que siempre estarán en la pomada y generalmente dando exhibiciones colectivas complicadas de obviar en una escuela de ciclismo.

Ahora cabe esperar qué suerte correrá el «core» del equipo con una amplia mayoría de corredores pendientes de renovar y saber si esa cooperación seguirá vigente, entre tanto ese rodillo azul nos seguirá deleitando con ciclismo, buen ciclismo, sin importar de dónde sea la ficha.

Imagen: ©Luc Claessen / Getty Images

Ciclo21
Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.