Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclistas

Con Valverde nunca nos parece suficiente

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Cuando Alejandro Valverde empezó a destacar, allá por el 2003, todos miramos a las Ardenas, ese terreno boscoso por donde Hitler entró a Francia y salió de Bélgica, un triángulo cargado de historia e historias, como el escenario perfecto a ese que llamaban el imbatido.

El ciclismo español, tan afín a esos boscosos terrenos, tenía aquí el caldo de cultivo ideal, aunque la historia no soplara a su favor. Cero victorias en la Lieja, otras tantas en la Amstel y las mismas en la Flecha.

Pero Valverde vino para cambiar el sino de los acontecimientos, y con esa solvencia que demostró los grandes, y no tan grandes, días, nos ha regalado a los espectadores jornadas memorables, ganando a todo tipo de corredores, completando un palmarés envidiable y aunando siete victorias, desglosadas en cuatro Flechas y tres Liejas, desde 2006, logrando el doblete dos veces, aquel mismo año y hace un par, cuando impuso su golpe de pedal ese día que pensamos que Dani Moreno era capaz de ganar en Ans.

La aureola de Valverde arrastró lo suyo y lo de los demás porque desde entonces, en estos parajes también ganaron el citado Dani Moreno y Purito, que tanto aprendió del lugar trabajando para Alejandro.

Han pasado los años desde que aquel Valverde que ganara aquí por primera vez. Hablamos de una década larga. Once años, nada menos. Entonces quien más quien menos decía que este corredor estaba para hacer historia, para escribir la historia y el balance es satisfactorio, sin duda.

Pero con Alejandro cabe una duda, un pero, nunca es suficiente, nunca nos parece suficiente. Son los estadísticos, los que vamos con los números por delante y todo lo leemos en código binario: ceros y unos, como si a veces corriera solo y no compitiera contra nadie.

¿Cuántas veces hemos dicho que si no se obsesionara con el Tour sería una leyenda en estos terrenos? yo creo que cada año, la retórica ha aparecido y quien más quien menos se ha llevado un berrinche, como el no verle en Flandes o no darlo todo en San Remo.

Y sin embargo, con el paso de los años, y haciendo recuento vemos que poco más se le puede pedir a Valverde, quien tendrá que esperar un año si quiere beberse la jarra en el podio de la Amstel y sin embargo opta a registros de lujo en las carreras valonas, incluso, sí, obsesionándose con el Tour.

Vienen días de órdago, que quizá nos metan en la historia, pero tomad nota, no será fácil, Valverde tiene la horma de su zapato con Gilbert, el duelo que llevamos esperando desde hace cinco años y que parece se producirá finalmente. Entre Huy y Ans está el veredicto.

Imagen tomada de FB de Flecha Valona

INFO

Así fue nuestra primera experiencia con Bkool

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclistas

Remco Evenepoel, en velocidad normal

Publicado

en

Evenepoel Tour JoanSeguidor
Shimano 2021 Junio

Todo iba demasiado deprisa con Remco Evenepoel

Charlando con persona del World Tour, un ciclista, compañero de pelotón, le preguntamos por Remco Evenepoel, ¿dónde estaba hace un año? ¿dónde está éste?

La conclusión es clara, y vale para todos, hasta para el mismísimo Tadej Pogacar, nada es seguro en ciclismo, son tantas las variables que asegurar que lo que vemos ahora será perenne, es tirar a fallar.

No queremos ser ventajistas, pero lo dijimos: Remco Evenepoel iba deprisa, muy deprisa, tanto que vértigo era una palabra que se quedaba corta

Con la vuelta de la Clásica de San Sebastián y la Vuelta a Burgos en breve, nos hemos acordado de cómo estaba el ciclista belga, hace uno y dos años.

Entonces, todo iba a favo de obrar, el aire, la opinión pública, el desenlace de las carreras, no sé si también los números de los entrenamientos….

Hace dos años, Remco Evenepoel conseguía un triunfo antológico en la Klasikoa, el más joven de siempre en ganar una carrera del World Tour, una gesta que algunos ya se encargaron de anunciar para Juan Ayuso en su debut en el World Tour.

DT – Swiss 400×100

Cambrils Movil 400×100

Cruz 400×100 Banner Landing

Hace un año, Remco Evenepoel impresionaba en la Vuelta a Burgos, con gestos innecesarios en Picón Blanco, ante una pléyade de ciclistas de «toda la vida»

Fue una buena noticia, necesaria diría yo, pues conectaba con el Algarve que acabó en su cuenta justo antes del confinamiento.

Burgos fue primero, luego la Vuelta a Polonia, en la que Remco Evenepoel firmaba un éxito rotundo, con escapada-exhibición a más de cincuenta de meta y cruce de meta con el dorsal de Fabio Jakobsen.

Días de sol y luz, de alegrías, todo a favor, alienado tras él, estaba crecido, hablaba de márgenes de mejora, declaraba, incluso, persona non-grata a Groenewegen por su accidente con Jakobsen.

Pero llegaron Lombardía y el accidente, llegó la parte oscura del ciclismo, la de las lesiones que no curan, la de los números que no vuelven, la de rivales que batías, pero que te toman la delantera.

El ciclismo es largo, una maratón, una carrera de fondo tal, que plantearla como unos 100 metros puede acabar en error.

Desde que se cayera en aquel puente, desde que salvara la vida en un cortado en el que nos temimos lo peor, Evenepoel ha visto que el listón que se puso ya no está al alcance como antes del accidente.

Sí, ganó la Vuelta a Bélgica, pero no nos engañemos, las miras de este prodigio van mucho más arriba

Fue al Giro con la certeza casi absoluta que sería rival de Egan Bernal, pero una grande es otra cosa.

Dicen que todos le cargamos de presión, que los aficionados nos hicimos castillos de naipes con su suerte, que fuimos injustos, que olvidamos que tiene veintiún años, que no deja de ser un baby, cuando los que alimentaron el pollo fueron ellos, especialmente presentándolo en la salida, cuando era precipitado, nueve meses después sin competir.

Quien hablaba de sus números de entrenamiento, el año pasado por estas fechas, fue Remco, quienes le subieron a los altares fueron los, que si belga del año, que si el nuevo Merckx.

La realidad de Remco desde Lombardía 2020 es más mundana, más común: Fue a los Juegos con preparación específica y no tuvo opción, ni en ruta, ni en crono.

Costa Daurada 400×100

WD May-Agost 400×100

Gran canaria 400×100

Remco Evenpoel no estará en la Vuelta a España y espera volver a estar el Lombardía.

Su año no está concluido, ni mucho menos, nos dará algún recital, seguramente, y la parroquia volverá a rugir, pero con calma.

Esto es una maratón, los 100 metros son cosa de un italiano nacido en Tejas y le lleva cuatro años prepararlos a conciencia.

Nosotros creemos que Remco Evenepoel es un ciclista mayúsculo, una cosa especial, pero, volviendo al inicio, nada se puede dar por seguro en este ciclismo, al tiempo que está rodeado de gente tan buena y competente que ganar por KO del rival es la excepción y no la norma.

El golpe que se pegó en Lombardía fue brutal, las secuelas no sólo son físicas, también tocaron el coco, nadie está exento de tener miedo en un descenso, más si casi te dejas tu salud en un puente.

Seguro que veremos al mejor Remco, pero como en la vida, las cosas de palacio van despacio

 

Continuar Leyendo

Ciclistas

Tokio 2020: La gran obra de Primoz Roglic

Publicado

en

Prmoz Roglic
Shimano 2021 Junio

Roglic pone su nombre en Tokio en su enésima remontada

Admitimos que Primoz Roglic no estaba en el primer paquete de favoritos al oro de Tokio 2020.

Quizá deslumbrados por Ganna, Dennins, Küng y otros astros, incentivados por la posibilidad que Van Aert se colgara al fin un oro, no reparamos en Primoz Roglic para Tokio.

Era la crono de las cronos, una nómina como pocas veces hemos visto, una dureza palpable a través de la pantalla -las costillas de Ganna bajo un maillot de papel de fumar- e igualdad inicial que hablaba de un desenlace de infarto.

DT – Swiss 400×100

Cambrils Movil 400×100

Cruz 400×100 Banner Landing

Esto ha sido la crono olímpica, una carrera de resistencia, como si una etapa del Tour en tercera semana, una selección brutal en la que veíamos uno a uno descolgarse de la quiniela como si la carretera mondara los aspirantes hasta dejarles en el esqueleto.

De inicio, todos marcaron paquete, seis grandes nombres en quince segundos, pero siempre con Roglic comandando.

El paso por la mitad de recorrido hizo algo de limpia, pero la segunda parte fue demencial, decisiva, Primoz Roglic abrió gas y se acabó el sueño de Dumoulin, Dennis y Küng, los únicos que aguantaban el golpe con cierto decoro.

Roglic puso el oro de Tokio 2020 más allá del medio minuto, cuando la cosa se estaba decidiendo en segundos.

El oro de Roglic en Tokio no puede menos que alegrarnos, mucho además.

Creemos que el tren del Tour pasó para él, viendo lo que hay, intuyendo lo que viene, pero madre mía, descartar a este corredor es temerario.

Dejó el Tour con grandeza, como siempre que cruza la meta herido y magullado, sin quejarse, aunque alrededor suyo todos llorábamos su desgracia.

Se puso a trabajar ciego para la crono olímpica, siguiendo con ese trabajo incondicional que realizó sobre la cabra antes del Tour, sabedor que otra debacle no podía tener lugar ante Pogacar.

Cayó, disputó lo que pudo y en los Alpes cambió el chip hacia Tokio.

Este triunfo es enorme, es la prueba irrefutable que Roglic se levanta ganando, a lo grande, convencido que la mala suerte pasa, su grandeza no.

Respondió con una Vuelta al Giro que perdió ante Carapaz, hizo lo propio con una Lieja más Vuelta al Tour del año pasado, ahora le cuelga una medalla de oro a la decepción del Tour 2021.

Costa Daurada 400×100

WD May-Agost 400×100

Gran canaria 400×100

Este es el nuevo campeón olímpico de contrarreloj, el sucesor de una lista que inicia Miguel Indurain hace 25 año,s con apellidos tales como Cancellara, Wiggins y Ekimov.

Ahí entra Roglic.

Le acompaña Tom Dumoulin, qué montaña rusa para el neerlandés, con pie y medio fuera del ciclismo, por decisión personal, atufado de la exigencia de este deporte y saboreando las mieles del éxito, de una medalla para su país, tan presente en el ciclismo de estos Juegos.

Y el bronce para un ciclista que en ese podio por donde entran y salen personajes al calor del crono no ocultaba decepción, un motoraco como pocos, Rohan Dennis, quien salvó los muebles por la mínima por otro que desde luego merece algo más, Stephan Küng, muy acostumbrado a salir de grandes fotos en el último momento.

Esto ha sido la crono olímpica amig@s, un test de exigencia máxima, cercano a la hora, algo inédito en este ciclismo contemporáneo, que nos deja la decepción de no ver a Van Aert donde le imaginábamos, pero es que hasta estos galgos flacos, afilados y eficientes tienen su tope.

Continuar Leyendo

Ciclistas

Pidcock en Tokio: el ciclismo será total o no será

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

El oro de Pidcock en Tokio sigue sumando en el ciclismo que se ha impuesto

Subirse ahora al carro de los ciclistas 360 es sencillo, especialmente después de disfrutar de Tom Pidcock colgándose la medalla de oro en Tokio.

Sin embargo, alguien hace unos años, unos cuantos ya, supo ver que los derroteros venían por aquí, por ciclistas que fueran capaces de ser ciclistas en cualquier terreno y modalidad, que crecieran en todas al mismo tiempo, siendo cocos por donde pisaran y estrellas rutilantes de un deporte que necesitaba un revolcón.

Al César lo que es del César, y Team Ineos, Dave Brailsford, por lo que leímos con problemas de salud, lo vio venir.

Que los dos oros masculinos disputados en Tokio, los de Carapaz y Pidcock, hayan caído bajo el paraguas del equipo británico no es casualidad. 

Es el fruto de más de una década de trabajo orientado a que esto pasara, a que sus ciclistas fueran lo más completos posibles, partiendo del éxito del Team GB en los velódromos y sembrando en todos los terrenos, siendo pacientes, no finándolo todo al dinero en el que parece que nadan y sí a un trabajo metódico, a veces silencioso, que el tiempo premia con puntualidad.

DT – Swiss 400×100

Cambrils Movil 400×100

Cruz 400×100 Banner Landing

Tom Pidcock es el último en el serial, su carrera de BTT en Tokio 2020 deja a las claras que este ciclismo no es el que viene, es el que está y amenaza con dominar el futuro inmediato.

Es un ciclismo que parece espontáneo, aunque el trabajo de rebotica sea ingente, es un ciclismo que enamora, que engancha, pues tienes a los protagonistas 365 días al año, emocionando y enamorando, demostrando que las tornas han cambiado.

Si desde hace unos años decimos que los ciclistas explotan cada vez más jóvenes, en edades de aprendizaje, según la tradición, el ciclista total se complementa con esta nueva realidad.

Desde hace unos meses nos hemos acostumbrado al ciclismo de las maravillas, una edad de lucidez y esplendor que surge de un periodo de ganadores grises, de trenecitos y otros parabienes que nos habían quitado la emoción de lo diferente y único.

Entendedme, admiro mucho a Froome, Nairo, Wiggins, Thomas, Evans… pero el ciclismo que se propone ahora es otra cosa, va por otros derroteros, y no hablamos ya de ganar el Tour, hablamos de algo que ha irrumpido de forma tan brutal, que ha dejado fuera de juego una vieja guardia que a duras penas mantiene el pulso de los que vienen.

Ahí van Mathieu Van der Poel, cuya caída en Tokio no le sacó de carrera al momento y buscó la remontada imposible, Wout Van Aert, el ciclista que llega a meta sin resquicio de fuerza, el mentado Pidcock, el «sardinlilla» que dice Alix que saca brillo a su oro de Tokio, Egan Bernal, con raíces bikers, de ahí que se maneje así en la tierra, Tadej Pogacar, con títulos en ciclocross, aunque sea en Eslovenia…

Lo que antes era una excepción, ahora va camino de ser norma: recuerdo el año mágico de Pauline Ferrand-Prévot, campeona mundial de carretera, ciclocross y BTT, o las vaciladas sobre la bicicleta de  Peter Sagan pues dominaba la BMX.

Costa Daurada 400×100

WD May-Agost 400×100

Gran canaria 400×100

En España seguimos en gran parte con viejos axiomas, de envejecer poco a poco y bien, de crecer año tras año, mientras otros se están comiendo la parte gorda del pastel. 

El tiempo dirá quién tiene razón en su planteamiento, pero que nos quiten lo bailado, que los mentados hagan el ciclismo que hacen es un premio, un regalo para un deporte que muchos ya maridaban con la siesta.

Por muchos como Pidcock en Tokio y que en la Vuelta nos haga soñar a lo grande.

Imagen: https://racefietsblog.nl/

 

Continuar Leyendo

Mikel landa

Si Mikel Landa está jodido, nosotros también

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Es el momento perfecto para acordarnos de Mikel Landa

Todo el ciclismo está con la mirada puesta en el enigmático Monte Fuji, el esperado Mikuni Pass y una selección de navajeros que va a tratar de luchar contra los extraterrestres eslovenos y belgas.

La última bala de Valverde y un grupo de confianza de Pascual Momparler.

Pero falta uno…

Mikel Landa Meana era el gran líder para Tokio 2020 y lo tendrá que ver desde casa, recuperándose de las heridas acumuladas año tras año.

El landismo sufre porque Landa sufre.

DT – Swiss 400×100

Cambrils Movil 400×100

Cruz 400×100 Banner Landing

El landismo, erre que erre con landismo pero, ¿qué es el landismo?

Aquí mismo ya se ha explicado de manera más que correcta qué es este movimiento y cuándo surgió.

El propio Mikel Landa es el mayor abanderado y defensor.

“Nunca me cansaré”, dice.

Si hay que quedarse con una palabra que defina a Mikel Landa y este movimiento que le acompaña yo me quedo con la palabra carisma.

Una faceta tan necesitada en el ciclismo hoy en día, sobre todo, en el español.

El cielo azul cada día es más gris en nuestro ciclismo y, sin duda alguna, el sol tiene nombre: Mikel Landa Meana

Sí, sí, hay buenos mimbres que vienen dando gritos desde abajo, pero seamos sinceros el único de casa capaz de llenar carpetas hoy en día (más bien fondos de pantalla) es de Álava.

Pero los días de gloria se acaban y la vitrina no se llena con victorias morales. Y eso, duele.

Hace una semana, en el podcast de A la Cola del Pelotón (un podcast muy majo con gente más que saludable), el seleccionador Pascual Momparler respondió a la pregunta que todos nos hacemos: ¿Cómo está Mikel Landa anímicamente?

Lo último que hemos visto de él es una imagen de derrota total física y mentalmente en el Giro.

Momparler, otra cosa no, pero directo es. “Landa está jodido, muy jodido”

Y claro, si enumeramos lesiones, accidentes, fracasos, Carapaces y demás… pues sí, es para estar jodido.

Costa Daurada 400×100

WD May-Agost 400×100

Gran canaria 400×100

No es la primera vez que vemos al buen ciclista de Murgia resignarse.

Recordemos la última cena de celebración en el Giro 19’ donde nos emocionó a todos con el “no sé si ganaré grandes carreras pero me llevo grandes experiencias”.

También lo vimos responder a los periodistas con un triple “I don’t know” a la pregunta de si cree que se le están acabando las oportunidades.

En este 2021, todo parecía que podía ser distinto. Buena preparación (cerró pronto la temporada pasada), un recorrido en Italia asumible pese a las dos CRI y un equipo de nivel, 100% a su disposición.

El arranque del Giro de Italia fue esperanzador lo que hizo que el golpe fuese todavía más grande

Entendemos que esté jodido, ¿no?

El dolor de la clavícula rota le dejó en el suelo en la 5ª etapa de su (otra vez) Giro.

Pero es el dolor de otro sueño roto el que le tiene jodido.

Estamos seguros que se levantará, porque si tenemos una certeza sobre Landa es que sabe levantarse.

Cuando se suba a la bicicleta en Burgos volverá a sonreír y tratará de ganar.

Porque Mikel Landa es un ganador que no gana.

Hasta que gane.

Por Albert Rivera

Continuar Leyendo

TWITTER

la perfección existe
recuerdo cuando @JaumeMas me hablaba de los progresos italianos en la cuarteta #Tokyo2020
https://youtu.be/hN1EnfmDar0

Cuando Patrick Lefevere habla de abusos domésticos para explicar la "debilidad mental" de Geoarge Bennett se retrata un tipo que será un genio en la gestión del equipo pero que carece de escrúpulos cuando quiere defender lo "suyo".

https://joanseguidor.com/patrick-levefere-george-bennett/

Para Patrick Lefevere todo parece valer

https://joanseguidor.com/patrick-levefere-george-bennett/ by @JoanSeguidor

Cuando Patrick Lefevere habla de abusos domésticos para explicar la "debilidad mental" de Geoarge Bennett se retrata un tipo que será un genio en la gestión del equipo pero que carece de escrúpulos cuando quiere defender lo "suyo"

https://joanseguidor.com/patrick-levefere-george-bennett/

El siempre cuestionado sueldo de los ciclistas

https://www.ciclo21.com/el-siempre-cuestionado-sueldo-de-los-ciclistas/

Por @JoanSeguidor

Load More...

Lo + leído