Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX
Leaderboard XX 2 – 2imagen

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Opinión ciclista

El Tour está cómodo en el desequilibrio

Publicado

en

Tour - Tom Dumoulin JoanSeguidor
DT – 2022 post

Mov_Gore

El recorrido del Tour 2019 parece haber sido cocinado en el horno del Team Sky

Shimano – Leaderboard 1024×300

Dicen que la justicia es ciega.

La justicia, qué gran palabra, qué gran invento si se aplicara siempre y en todo.

La justicia se representa en la figura de una mujer de largo pelo y ojos vendados sosteniendo una balanza por el medio.

Es el término de equidad de igualdad.

La balanza de este Tour cae, viendo el mapa, hacia la derecha

Escrutando el recorrido, hacia el Team Sky.

Es curioso como el mal que aqueja la mejor carrera del planeta se cultiva y se cuida con tal perseverancia.

Entre el público de la presentación del recorrido del Tour de Francia, Geraint Thomas y Chris Froome atendían a los mapas y perfiles disimulando su satisfacción.

Los líderes del Team Sky son buenos en muchos terrenos, pero el que propone el Tour de Francia es su favorito.

Porque a la necesidad de su despunte individual, se le une el valor del colectivo que les rodea y de intimidación que imprimen sobre los rivales.

El recorrido del Tour de 2019, salvo hecatombe, invita a pensar que los ingleses lo tienen a favor.

Se dice que es un Tour para escaladores, pero nada más lejos de la realidad, cuando está demostrado que los escaladores no son capaces de desbordar el tren inglés.

Y no, no creáis que damos el pescado por vendido, es que sencillamente se insiste en recorridos que no dan de sí la medida que se espera del Tour.

Se insiste en etapas que, aunque icónicas, por atravesar grandes lugares, no son capaces de poner en un brete al equipo que ha ganado seis de las últimas siete ediciones.

¿Dónde está la contrarreloj en el Tour 2019?

Y así vemos que la principal y gran amenaza que puede tener el Team Sky, Tom Dumoulin, va a contar sólo con 27 kilómetros de lucha individual contra el cronómetro.

A las pírricas cifras de contrarreloj que se venían dando en el Tour, siempre cabe una vuelta de tuerca, a la baja.

Si en algún sitio se le puede meter mano a los ingleses, es por aquí, más cuando en la montaña, abundante otra vez, Dumoulin se vio rodeado de rivales con el mismo maillot sin más opción que remar para al menos atar la segunda plaza final.

Así las cosas, si el principal rival queda tan perjudicado de salida, sólo cabe quitarse el sombrero por el mero hecho de presentarse en Bruselas, en el homenaje que le tienen montado a Eddy Merckx y el maillot amarillo, cien años después de su creación.

Porque tras Dumoulin, no adivinamos otro que le dé tanto respeto a los Sky, quizá los Roglic y Kruijswijk, mientras Bardet no sabe en qué punto está y los Movistar… en fin los Movistar.

Sobre el recorrido del Tour

El recorrido del Tour de 2019 es curioso por eso en cuanto a movimiento de los elementos.

Empieza casi de salida con una crono por equipos, en las puertas mismas de Bruselas y pone por delante dos macizos habituales en la tercera semana como son los Vosgos y Macizo Central.

La entrada de la crono en Pau, en medio de los Pirineos, posiblemente le reste trascendencia a la lucha individual, mientras que el Tourmalet, casi diez años después de la subida amistosa Schleck-Contador, vuelve a ser final de etapa.

Tiene buena pinta la jornada de Foix, la  mejor del Tour de hace un par de años, tiene buena pinta y presenta una llegada interesante: Prat d´ Albis.

Los Alpes vienen cargaditos, acentuando la tradición de deportes de invierno francesa con dos emblemas en su oferta blanca, Tignes y Val Thorens, donde Cacaíto ganó a Ugrumov.

La entrada en los Alpes se hace por un tridente que impone: Vars, Izoard y Galibier.

El ciclista tiene una cita en Cambrils 

Final en descenso, otra de las tónicas de la década en el Tour.

Apuntar el coloso Iseran camino de Tignes.

El mapa del Tour ya lo conocemos, ya lo tenemos, se vuelve a lo mismo, y nos apena.

Siempre lo diremos, nada mejor que una buena crono, o buenas cronos, para poner la carrera caliente.

Sin ellas, la justicia ciclista es menos justa.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo antiguo

Marino Lejarreta siempre viajó en la clase noble del Giro

Publicado

en

DT – 2022 post

En el Giro Marino Lejarreta hizo grande su historia

El marationano Marino Lejarreta, el bien llamado “junco de Berriz, ha sido una de las grandes personalidades del ciclismo español en el Giro de Italia. E

l ciclista vizcaíno firmó siete participaciones en la grande rosa y todas las concluyó entre los diez primeros.

Shimano – Leaderboard 1024×300

A esa benigna estadística, cabe añadirle que en cuatro de esas ediciones, Lejarreta concluyó las tres grandes el mismo año.

Su historia con Italia viene de dejos, del mismo momento que comprendió que allí podría tener una salida natural a su talento en una grande que le iba como anillo al dedo.

En ese tiempo conoció con monstruos como Saronni, Moser, Hinault, Roche y Visentini, entre otros.

 

Corría el año 83, el joven Marino debutaba en el Giro recién llegado de una Vuelta memorable en la que tuvo que declinar ante Hinault. Al fin, el de Berriz se veía en el Giro: “Llevaba cinco años de profesional pero hasta la fecha nunca había estado en el Giro, sí en alguna clásica italiana. Era una prueba que me apetecía mucho conocer”.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Con los colores del Alfa Lum, cierto sinsabor recorrió el cuerpo de Marino en su debut. Fue la edición que ganó Saronni y el recorrido dejó mucho que desear. “Fue una carrera muy suave –recuerda-. Se desvirtuó algo la idea que tenía de la carrera con esos grandes puertos de los que tanto había oído hablar”. En el balance, amén del sexto puesto, destaca la segunda plaza en Val Gardena donde perdió ante Mario Beccia, “me ganó al sprint tras haberlo intentado a 2 kilómetros” rememora. Un año después ganaría en ese mismo escenario, “mi día más feliz en Italia” admite. Allí vivió también uno de sus días más duros: “Bajábamos con frío y nieve y lo pasé muy mal. No controlas la bici, te duelen las manos y nunca ves el final”.

Para Marino “el ciclismo que se ve en el Giro es el típico italiano, muy de clásicas. Se ejerce un gran control por parte de los equipos de velocistas y uno se da cuenta que luchar contra eso es absurdo. La batalla suele platearse al final, sobretodo cuando la televisión entra en directo”.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Ese ciclismo a la italiana también se prolonga en las cuentas. Marino, muy querido siempre en Italia, no escatima elogios: “El público italiano es ciclista de toda la vida. No suele ser muy joven, pero sí muy entendido. Posiblemente sea el mejor que haya”. De sus siete Giros se declara admirado por “las Tres Cimas de Lavaredo. Estábamos a un kilómetro de meta y veía tanta gente montaña arriba que pensaba que habían subido más allá de meta”, para su desgracia el gentío se acaba en meta.

El Mortirolo es la subida más dura, pero fue en la Marmolada donde vivió un auténtico calvario en 1991. Ese día descubrió a uno de los corredores que más le ha impresionado: Franco Chioccioli. Lo mismo reconoce de Gianni Bugno, “ganó su Giro con una pierna” recuerda, y de Bernard Hinault.

Marino en el Giro

1983: 6º

1984 y 1987: 4º

1985 y 1991: 5º

1989: 10º

1990: 7º

Dos etapas ganadas

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

El casi pleno de Miguel Indurain en el Giro de Italia

Publicado

en

DT – 2022 post

Indurain en el Giro: dos victorias y una tercera plaza 

Sólo con esa estadística tan apabullante, uno toma conciencia de la naturalidad con la que ganaba el mejor ciclista español de la historia. Una naturalidad, sea dicho, no exenta de sufrimiento y obstáculos.

Indurain tuvo su estreno en el Giro en 1992, llegaba como ganador del Tour y un saco de incógnitas sobre sus opciones.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Preparar su segundo asalto a la Grande Boucle era su único objetivo en Italia pero, ganó: “Llegué con la incertidumbre propia de quien llega a una carrera que no conoce. Todos me comentaban que era una carrera muy a la italiana, donde los italianos atacaban mucho. Mi idea era preparar el Tour, aunque si la carrera se ponía tiro no se podía desaprovechar. Una vez salvamos la primera parte nos dimos cuenta de que podríamos luchar por la victoria”.

Se vistió de rosa en Arezzo y reforzó su liderato un día después en la crono de Sansepolcro.

Reconoce que “no fue una victoria fácil por que en definitiva no dejas de ser un rival para todos los italianos”, pese a ello reconoce haberse sentido “muy bien acogido por el público.

En alguna ocasión se oía hablar de alianzas entre corredores italianos –sobretodo en su segundo Giro- pero al final cada uno fue a lo suyo”.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Recuerda haberse sentido muy impresionado por los Dolomitas: “Son realmente impactantes por la cantidad de roca que se ve en las montañas y el gran ambiente que rodea la carrera. Son puertos que no tienen nada que envidiar a los del Tour”.

Un puerto, por encima del resto, es el más duro a su entender: el Mortirolo.

Pero no es el único: “El Stelvio no tiene tanto desnivel pero su longitud lo hace muy duro. La característica de las etapas de montaña del Giro es que los puertos se suceden casi sin descanso”.

Mortirolo y Stelvio son dos cimas que entraron en aquella fantástica jornada de ciclismo que fue la 15ª etapa del Giro de 1994 entre Merano y Aprica.

Un día extraordinario que hizo vivir a Miguel todos los estados del ciclismo, de la euforia del Mortirolo al calvario del Valico di Santa Cristina. Sobre aquel día ha sido peguntado mucho: “Fui muy bien, pero se me olvidó hidratarme y lo pagué caro”.

Indurain pasó de acariciar el rosa que vestía Berzin a despedirse de él, en espacio de media hora fruto de una tremenda pájara que sepultó sus opciones en el que podía haber sido su tercer Giro.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Sobre lo que rodea a la carrera está totalmente de acuerdo con que nos contó Marino Lejarreta hace unos días: “Para Italia el Giro es una fiesta. En mi época veíamos pueblos enteros que dejaban de trabajar por ver la carrera. No obstante la gente no sólo vive el Giro, sino todo el calendario en general. Sea en el norte o sur, siempre hay mucho seguimiento”.

Miguel en el Giro

1992 y 1993: 1º

1994: 3º

Cuatro etapas

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Opinión ciclista

El Giro hizo muy bien saliendo de Hungría

Publicado

en

DT – 2022 post

El inicio del Giro de Hungría ha puesto otro país en el mapa de las grandes vueltas

Que el Giro, el Tour y la Vuelta de 2022 salgan, respectivamente, de Hungría, Dinamarca y Países Bajos es una noticia excelente por varios motivos.

El primero y principal, porque esto no deja de ser un negocio, es que las organizaciones se sacan una buena pasta para mejorar la calidad de sus eventos, hacerlos rentables y seguir adelante.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Dijo Contador en Eurosport que se sacaron nueve kilos y medio de euros, bien por Vegni.

Pero no sólo eso, que el Giro salga de Hungría nos ha dado imágenes de un gran pelotón por una soberbia ciudad llamada Budapest, conjugando eso que tantas veces hemos dicho y que el ciclismo logra mejor que nadie: este deporte es perfecto para vender lugares.

También se ha llevado el gran ciclismo a un país con muy poca tradición, que yo sepa, ciclista, con una carrera, la Vuelta a Hungría que empieza al calor del Giro.

Eso es vender este deporte, es llevarlo fuera de sus límites naturales, demostrando que este circo es bienvenido por donde pise.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Por todo lo dicho anteriormente, me decepciona el resultado de esta encuesta…

… pues no creo que el Giro pierda un ápice de su esencia por hacer un bolo en Hungría, al contrario, demuestra que es un evento querido fuera de Italia y que causa expectación.

Luego está la problemática que le significa a los corredores y equipos, que son muy conscientes que, en el fondo, tanta molestia les sale a cuenta, pues son los primeros interesados en estar en la caravana del Giro y que ésta tenga, por tanto, buena salud financiera.

Cómo se repartan la pasta que el Giro se lleva de Hungría es tema de ellos.

 

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Las salidas internacionales, incluso más allá de países colindantes, es un atractivo brutal para el ciclismo como deporte, que rinde visita unos días y vuelve al país de origen a jugarse lo gordo de la carrera.

Además, en un contexto de turismo cada vez más internacionalizado, vemos otros países y regiones promocionarse en las grandes vueltas: Italia lo ha hecho en la Vuelta, por ejemplo.

Es un caso concreto y puntual, pero hay otros incluso más llamativos, como la salida de la Vuelta a Polonia del Trentino, alineando el mensaje de que al Papá Juan Pablo le gustaba mucho la zona.

Siempre se han hecho salidas internacionales, que últimamente se hagan más responde a la necesidad de llevar la facturación a otro nivel.

Pero incluso diría otra, que la salida de la Vuelta sea de Utrech o la del Tour de Copenhague, como la del Giro desde Budapest, tras el año de pandemia y, por tanto, un retraso en las salidas, hace de cada evento una fiesta, un perfecto maridaje de ciclismo, cultura y países, que al fin y al cabo es de lo que se trata en estas cosas.

Imagen: FB de Giro d´Italia

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Tres cosas que me faltan en esta Volta

Publicado

en

DT – 2022 post

La Volta sigue con el mismo esquema desde hace demasiado tiempo

Escribo estas líneas sobre la Volta, mientras veo el serpenteo y el peligro de la carrera hacia Perpinyà, en una jornada que no pasará a la historia por ser decisiva, pero que nos ha dejado bonitas imágenes y principalmente ha salido un poco del molde que la carrera se ha impuesto en los últimos años.

Y es que la Volta no llegaba a Pepinyà desde los años cincuenta

En todo caso. y no es la primera vez que lo decimos, la Volta a Catalunya ha granjeado un esquema férreo que, con el paso de los años, sigue vigente y repitiéndose, omitiendo a mi juicio etapas bonitas y parajes abrumadores para el ciclismo.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Otro año nos hemos vuelto a quedar sin contrarreloj, que en medio de la carrera, como el año pasado en Banyoles, implica un muy buen test para los favoritos y obliga a gestionar muy bien las fuerzas ante la gran montaña.

El año pasado individual, hace cinco, por equipos, fueron las dos últimas cronos de la Volta.

La inclusión de las llegadas en alto en miércoles y jueves sigue vigente por el convenio con las estaciones de Ferrocarrils, viendo pasar en carrusel las llegadas en alto vinculadas a la empresa pública, esta vez tocan La Molina y Boi Taull.

No tenemos nada contra estas llegadas, al contrario, lo de Boi es para que se te vaya la olla en ese paraje de Pirineos y románico, a ver qué tiempo dan para el jueves, pero el esquema se repite en círculos, con sendas llegadas en alto seguidas desde hace tiempo.

Lejos queda aquella llegada a mitad del Mont Caró, en Terres de l´ Ebre, donde ganara Valverde por delante de Contador y Froome.

Y es que las aproximaciones a Molina y Boi impiden encadenados atractivos de montaña, sin obviar que por el camino se dejan zonas tremendas para la práctica del ciclismo como cualquier rincón que busquemos en comarcas como Osona, los Pallars o el mismo Berguedà, del que Sepp Kuss habla maravillas.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

La omisión de otros territorios, como el propio de Terres de l´ Ebre o el corazón del Penedès –¿por qué no hacer una etapa que pase entre viñas por algo de sterrato?-, se suma a todo lo que hemos dicho anteriormente.

Hay una etapa, la del sábado que pisa un territorio que quiere más ciclistas por sus rutas, como es la Costa Daurada, que pone todas las montañas de Prades, incluida la emblemática Mussara al principio, dejando un final hacia Cambrils que ajeno a otras opciones.

Entiendo, porque lo sé de primera tinta, lo complicado que es organizar la Volta, las necesidades que la organización tiene y demás, pero creo que otra carrera es posible, fuera de este margen que se ha impuesto, hablo de la misma carrera que ha llevado la Volta por sitios guapísimos, pues si una cosa tiene esta tierra son escenarios ciclistas.

Ya sé que uno no siempre puede hacer el recorrido que quiere, pero sí al menos uno algo diferente cada año.

Imagen: Volta Ciclista a Catalunya / Namuss Films

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

TWITTER

Load More...

Lo + leído

X