Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Chris Froome

La Vuelta 2020 es el antes y después de Chris Froome

Published

on

Tuvalum

En Ézaro, Chris Froome acaba de sumar los últimos adeptos de la Vuelta

Para quienes seguimos en esto hace tiempo, recordamos cuando Chris Froome explotó en el ciclismo, fue en una Vuelta, la de 2011, en días salmantinos, entre La Covatilla y la crono de Salamanca, en un grand slam que le llevó hasta la segunda plaza, tras Juanjo Cobo. segunda plaza que sería primera, casi ocho años después.

Sea como fuere empezó entonces un periodo de dominio que se alargó hasta el Giro de 2018, dando con un palmarés de lujo donde brillan cuatro Tours, entre los cuales algunos se distinguieron por el bloqueo casi obsesivo de la carrera, dejando en el recuerdo ediciones para el tedio, en especial los de 2016 y 2017.

 

Chris Froome y el Team Sky se granjearon, a mi juicio, inmerecidas antipatías, pues ellos al final hacían su trabajo, y no era sencillo, eran capaces de dominar con puño de hierro la mejor carrera del planeta y firmar en la historia registros que nunca se dieron, que un equipo ganara tantos Tours en tan poco tiempo, ni creo que se den en años.

Eso lo llevan con ellos, igual que la pesada losa de la continua sospecha, tanto del dopaje como del motorcillo en aquella subida del Ventoux.

Todo ruido, todo confuso, sobre lo primero salió de un no negativo de la Vuelta a España, sí merced a una colla de picapleitos bien pagados, y de lo segundo, surgieron mil vídeos, pero nada fue más allá.

[elementor-template id=»36790″]

 

En fin que Froome ha dominado el ciclismo más reciente pero no lo ha tenido nada sencillo.

Las cosas hoy son muy diferentes a hace tan sólo dos años.

Hoy Chris Froome es un ciclista que deshace el camino de su lesión y convalecencia, sabedor que su montaña más dura no ha hecho más que empezar.

Y es ahí, en ese Froome descolgado y lejos de los mejores donde muchos han comenzado a apreciarle, sobre todo por la sencillez, bien pagada, ya lo sabemos, de tirar para Carapaz cuando le dan las piernas, que cada vez le dan un poquito más, y hacer de doméstico si el equipo en el que lo ha logrado todo lo necesita.

Al fin y al cabo, como ha dicho, devuelve lo que un día le han dado, y trabaja para otros y poder tener la autoridad moral de un día pedir el trabajo de terceros.

Incluso como dice, no puede hacer caso a la gente que dice sentir pena por verle así, pues en su fuero interno cree que puede volver a ser competitivo.

Moral no le falta, pero es que los grandes campeones se distinguen por eso y por mucho más.

 

Y en el caso de Froome por el vídeo que nos ofreció subiendo a Ézaro, dando conversación a Diego Ayús, periodista que por lo que vemos está trabajando en la Vuelta.

La pieza habla por sí sola…

… pero también la historieta que cuenta Diego aquí.

Vio a Froome llegar desprovisto de motos y con posibilidad de grabarlo en plena ascensión, a un ritmo que se puede seguir perfectamente caminando en paralelo a él, sin acercarse mucho por el tema de la Covid.

Hablan y departen, «menudo repecho» comenta Froome, que conoce Ézaro de aquella Vuelta que Purito dominaba con puño de hierro hasta la etapa de Fuente Dé, y suelta un «impresionante».

Pero lo mejor es cuando le da las «gracias» por admitirle Diego que es un ídolo para él, la guinda para una Vuelta que sin duda es el antes y después para un tío al que sólo le puedes desear lo mejor el año que viene, cuando el Israel le abra las puertas de su último desafío: ser capaz de al menos disputar el que podría ser su quinto Tour de Francia.

 

Ciclo21
Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.