Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Opinión ciclista

Decálogo de urgencia para salvar el ciclismo

Publicado

en

Marc Soler La Vuelta JoanSeguidor
Ciclovolta

Si queremos salvar el ciclismo, este deporte debería mirar un poco sus orígenes

Hablamos de salvar el ciclismo, el ciclismo profesional, se entiende.

¿Y para salvarlo de qué?

Del aburrimiento, el tedio y la falta de combatividad que, traducido, vendría a ser para rescatarlo de la falta de interés, de emoción y de épica que siempre se le ha supuesto a este deporte.

Porque sin gloria no hay héroes.

Sin heroica no hay epopeya.

Selle italia

Y sin leyenda no hay relato.

Nos quedamos sin narrativa.

Y de todo esto los medios saben mucho, a los que les gustaría seguir contando grandes historias, a la vieja usanza.

 

Los mitos de los gigantes de la carretera, de los esforzados de la ruta, de los héroes del pedal, los estamos perdiendo de un tiempo a esta parte.

La afición, prensa, seguidores… necesitamos vibrar con nuestros ídolos y últimamente andamos bien escasos de atrevidos corredores, temerarios aventureros, titánicos ciclistas y de semidioses a lomos de sus aladas bicicletas.

¿No es así?

¿Qué necesitamos, por tanto, para salvar ese ciclismo de antaño, de lucha y de pelea, de campeones que vencen y sufren, de ídolos que sudan y luchan, de superhombres que batallan entre ellos, mientras algunos se desvanecen y sólo puede quedar uno al final?

Berria & Polini: las e-bikes que vienen

Si queremos un ciclismo de ataque, a lo mejor es que necesitamos volver a aquellos años, entre los 70, los 80 y parte de los 90, donde los corredores no estaban sometidos a la férrea disciplina de sus equipos y disponían de más libertad de movimientos.

Donde el ciclista siempre tenía la última palabra, en forma de pedalada, en la que tomaba decisiones según sus sensaciones, las ganas o las fuerzas de las que disponía aquel día, sin dejar para otras ocasiones lo que en aquellas jornadas, en aquellas épicas etapas, estaba dispuesto a conseguir, siempre bajo el dictado de su cabeza, siguiendo las pautas del bombeo de su corazón.

No dejaba los deberes para otro día.

Por este motivo, hay que devolver las carreras a los corredores, que sean ellos los protagonistas, y se les respete siempre sus opiniones o sus ganas de atacar.

¿Cómo?

 

Sin que nos tachéis de retrógrados, aunque sí de melancólicos y mucho de nostálgicos, hemos querido reunir aquí una serie de medidas (urgentes) para intentar salvar el ciclismo profesional del siglo XXI.

No es que estemos en contra de los avances tecnológicos, ni mucho menos, pero sí quizás de restringir en parte el uso de algunos de estos aparatos que han encadenado y esclavizado a los ciclistas, robotizándolos de tal manera que han perdido completamente su criterio personal o deportivo, su capacidad de resolver y su toma de decisiones, sin derecho a discutir, dejando siempre en una incógnita si su arrojo o su valentía, aquel día, hubiera dado otro resultado.

Pinganillo, ¿sí o no?

A la hora de hablar de estas supuestas mejoras que se han introducido en el día a día de los ciclistas, lo primero que salta a la palestra es la conveniencia o no de usar pinganillos en carrera.

Nosotros lo tenemos muy claro, pinganillo sí, pero solo con la frecuencia de la radio oficial de la competición.

Son indudables las ventajas que suponen su uso ante cualquier incidencia en carrera: una caída, una situación comprometida para los ciclistas, un pinchazo…

Todo aquello en lo que se pueda informar para garantizar la seguridad de los corredores.

Eso está claro.

Pero para directores de equipo y dar instrucciones en carrera, pinganillo no.

Creemos que las directrices, las órdenes de carrera, la táctica y la estrategia de la jornada deberían quedar muy claras ya desde antes de que los corredores bajaran del autobús: quién es el líder, quién atacará ese día, quién se reservará o trabajará para los demás.

Todo decidido antes de empezar.

A partir de ahí, desde el banderazo de salida, dejar la iniciativa a los auténticos protagonistas de la carrera.

Prohibir los potenciómetros

Junto a los pinganillos, creemos que son los peores enemigos del espectáculo en carrera.

Para entrenar están muy bien, son útiles y necesarios, pero en competición coartan y limitan las ganas del ciclista.

Lo convierten en un piloto automático, en el que regulan el esfuerzo, ponen sus fuerzas en modo ahorro y no se permiten alegrías en forma de cambios de ritmo, demarrajes explosivos o ataques ni que sean de peseta.

Todo eso se ha perdido.

Limitar el “cuestacabrismo

No estamos en contra de puertos como el Angliru, Mortirolo o Zoncolan por poner unos pocos ejemplos de subidas extremas en competición, al contrario, son necesarios y buenos para el ciclismo, generan expectación y dan espectáculo, haciendo que la gente se enganche a la tele o yendo a sus cunetas a verlo en directo.

Se trata de buscar el límite sin sobrepasarlo, como sí suele suceder en otro tipo de ascensiones quizás más cortas pero más exageradas, rampas por encima del 23, el 25 y hasta el 30%, donde el ciclista tiene que hacer verdaderos equilibrios para no caer.

Eso los de cabeza, los que compiten, porque los de atrás no tendrán más remedio que echar pie a tierra y cargar sus bicis a sus espaldas para escalar estas cuestas imposibles hasta para las cabras.

Etapas de juveniles, no, por favor

El ciclismo es un deporte de fondo y estamos perdiendo ese “fondo”.

Recorridos comprendidos entre 100 y 150 kilómetros son trayectos de carreras de juveniles o de marchas cicloturistas.

El ciclismo es desgaste y se necesitan kilómetros de erosión, de deterioro, para ir limando las fuerzas de los rivales.

No hace falta decir a estas alturas que se trata de una disciplina agonística y así debe continuar siendo.

Desarrollos de globeros

Si restringimos el “cuestacabrismo” también podríamos limitar el uso de ciertos desarrollos más propios de cicloturistas de fin de semana que de fuertes y competidores ciclistas profesionales.

En los 80 se corría con platos de 41 ó 42 dientes con coronas detrás que habían de elegir entre 14/24 ó 12/19 (dependiendo del perfil de la etapa).

Luego se dió paso a los platos de 39 y a finales de los 90 se empezó a introducir el triple en bicis de competición, y después el compact, llegando a disponer de auténticas paellas detrás de hasta 30 ó 32 dientes.

¿Son menos fuertes los ciclistas de hoy en día que los de hace 20 años?

No lo creemos.

 

Las contrarrelojes “largas”

Que hoy en día denominen “contrarreloj larga” a una etapa cronometrada de apenas 34 kilómetros es una broma y ya dice mucho de lo que se ha llegado a perder en esta especialidad.

Creemos que han de volver las etapas contra el reloj de antaño, las de 50, 60 o más kilómetros en esa lucha en solitario del hombre contra todo: la carretera, sus rivales, el viento y el tiempo.

Esas cronos en las que los escaladores perdían minutadas y sufrían a manos de los grandes especialistas, para que luego éstos padecieran la tiranía de los ligeros, finos y menudos subidores en su terreno: la montaña.

El ciclismo necesita de ese equilibrio y se han de igualar las oportunidades para unos y otros.

Huir de las etapas “unipuertos”

Esto parece que, de un tiempo a esta parte, se ha ido subsanando con la inclusión de varios puertos de paso, en lo que se supone ha de ser una etapa reina de una gran vuelta.

Los “unipuertos” limitan las emboscadas, las escapadas y no permiten mover el árbol, para intentar despojar de sus gregarios a los líderes.

Eso no es salvar el ciclismo.

Demasiadas veces se llega a pie de puerto con todo el pelotón en bloque y con el equipo dominador de la competición ejerciendo un férreo control sobre sus rivales, que no son capaces de escapar de ese bloqueo de carrera.

Ampliar las bonificaciones

Con la igualdad que existe hoy en día entre los ciclistas, en la que un puñado de segundos puede decidir una gran carrera, se tendrían que marcar más diferencias.

¿Cómo?

Una manera podría ser aumentar el tiempo de las bonificaciones, al menos en montaña.

Si en un esprint, que es un suspiro, un instante, se reparten apenas unos segundos… ¿por qué no se da más tiempo en montaña donde la exigencia es más larga y duradera?

Podríamos hablar de al menos dar un minuto de bonificación al ganador.

Sería lo más justo, fomentaría el ciclismo de ataque, todos tendrían su oportunidad de bonificar por las ganas de recuperar tiempo y sobre todo de revancha.

Y quizás en el seno del pelotón no serían tan permisivos con las escapadas “bidón”.

Y por supuesto, conceder también bonificaciones en las contrarrelojes, que el mismo derecho tienen.

 

El rey de la montaña además de parecerlo ha de serlo.

¿Creéis que el ganador del maillot de la montaña es el mejor escalador de la carrera?

Nosotros pensamos que no.

A menudo, este premio es “menospreciado” por los grandes capos del pelotón que prefieren ahorrar esfuerzos para tareas mayores, sin dedicarse a puntuar en puertos en los que normalmente dejan a sus segundos espadas luchar por este maillot.

Por este motivo, es fácil ver que este premio se lo disputen dos o tres corredores a lo sumo, que empiecen a sumar puntos en cotas o tachuelas puntúables y esprintando en puertos de mayor categoría bajo la connivencia de un pelotón permisivo con la batalla de ese pequeño puñado de ciclistas.

Una solución sería, además de los puntos, dar tiempo también en forma de bonificaciones en los pasos de montaña.

Castigar la “no combatividad”

¿Por qué no?

Si se premia la combatividad, por qué no castigar la ausencia de pegada de los corredores.

Eso también sería salvar el ciclismo.

Si el pelotón se fuma una etapa, si se toman ese día como una marcha cicloturista o si llegan con más de media hora de retraso sobre el peor de los horarios previstos, por qué no penalizar con multas a los directores de equipo por esa falta de lucha.

En otros deportes existe este castigo, ¿por qué no en el ciclismo?

Muchos se lo pensarían antes de mandar a salir a pasear durante una etapa.

Con todas estas medidas, lo único que queremos demostrar es que quizás lo mejor sería volver al formato de las vueltas de tres semanas de toda la vida, el que funcionó durante muchísimos años con éxito: una primera semana para esprinters, una crono larga antes de la montaña, con una segunda semana con recorridos pensados para cazadores de etapas, con emboscadas y sorpresas.

 

Para finalizar, en los últimos siete días concentraríamos toda la dureza de la alta montaña donde se decidiría la carrera.

Parece visto que meter dureza desde el principio no beneficia a las fuerzas del sufrido pelotón, y que se dejen de experimentos en forma de sterratos sin sentido, absurdos alberos o finales en muros imposibles.

Y sobre todo, una cosa importante: que devuelvan el ciclismo a la afición.

Salvar al ciclismo es hacerlo más cerca, evitar inútiles polémicas entre aficionados y organización.

Creemos que con esto está todo dicho y quizás de esta manera el ciclismo vuelva a ocupar las portadas perdidas en los medios escritos.

Foto: www.lavuelta.es

Castelli GIRO
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Opinión ciclista

Andorra ciclista: ¿Por qué me gusta?

Publicado

en

Por

Ciclovolta

Varios motivos para pensar que Andorra sí es un paraíso ciclista

A raíz de la controversia que hemos leído sobre Andorra hace unas semanas, los ciclistas allí instalados y los motivos que han puesto ese pequeño país encajado en montañas en el cogollo de todo tipo de discusiones, Jaume Rué, afincado en Cambrils (Tarragona) y propietario de Cycling Costa Daurada, nos ha querido dar unas pistas de porqué él sí está enamorado de la Andorra ciclista.

Para un ciclista Andorra es un sitio muy interesante y me voy a explicar

De entrada hay un elemento sentimental.

En la universidad de Lleida mi mujer y yo conocimos a una pareja (de esto ya hace 25 años) que se establecieron en Andorra y residen ahí desde entonces.

Nos une una gran amistad y además tienen hijos de la misma edad que los nuestros, por lo que solemos subir allí, ellos vienen a nuestra casa también, pasamos unos días de vacaciones en verano y fin de año juntos, salvo este año debido a la pandemia.

Para un ciclista Andorra es un paraíso de alta montaña.

Selle italia
LimitZero
Cambrils 300×250
Cruz 400×400



Poder encadenar puertos de primera o HC de forma circular y consecutiva me encanta.

Es muy bonito cómo cambia el paisaje, a medida que vas subiendo, dejando atrás la «civilización» y llegar a las cimas en un entorno natural espectacular.

El Coll de Cabús para mi es el más bonito.

Luego está el aspecto de marketing y lo mucho que Andorra ha jugado a favor del ciclista.

El cómo desde las instituciones, Gobierno Andorrano y Andorra Turisme, han apostado fuerte y han sido valientes invirtiendo mucho dinero para promocionar el país como destino cicloturista.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Ahí vemos la señalización de puertos, los nuevos circuitos y carreteras (Beixalís, por ejemplo), la llegada de etapas de la Vuelta y el Tour, ayudas a hoteles para adaptar necesidades de los ciclistas… todo eso suma.

Luego está el ambiente de ciclismo que hay.

Podemos pensar que los meses más fríos influyen, pero es que ahora ese ambiente se respira prácticamente todo el año.

Siempre hay ciclistas, raro es no encontrarte con grupetas y gente entrenando, algo impensable hace diez años.

Se huele el ciclismo profesional

En la cima de los puertos están señalizadas las ediciones que han pasado Vuelta o Tour por ahí, las pintadas de nombres de ciclistas en el asfalto… y cómo no, el cruzarte con grupetas de pros entrenando.

Me he cruzado alguna vez a Egan Bernal, Dan Martin, Marc Soler, los hermanos Yates…y muchos otros muchos que no he reconocido.

En septiembre, vimos a ocho del Education First subiendo Beixalís.

Si tenemos que recomendar una marcha, sin duda la Volta als Ports d’Andorra, lejos del postureo y masificación de otras

Es una marcha cicloturista con final en la Coma d’Arcalís, un sitio que me encanta, tras haber participado en numerosas ocasiones.

“L’adoquí”, caja de productos y experiencias para los amantes de la bicicleta

Me gusta todo los circuitos, la ubicación de la salida en La Massana, la organización y el ambiente, que es una fiesta.

Claro que hay cosas que no me agradan tanto, las colas para entrar y salir del país, es una carretera y se arman buenos colapsos, como en los centros comerciales y algunas actuaciones tipo Naturlandia en medio de la naturaleza.

Pero en mi balanza puedo decir que Andorra es un sitio perfecto para el disfrute del ciclista

Imagen Jordi Santacana

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Vuelta a Asturias sin televisión: ¿Tiene sentido?

Publicado

en

Ciclovolta

Una Vuelta a Asturias sin televisión pierde todo su objetivo

Cuando el otro día colgamos el teléfono con nuestros amigos Turista de la Vuelta y La Rueda de Duchamp hablando de los contenidos de las retransmisiones televisivas del ciclismo, de la importancia para el territorio, de su repercusión, lo que nos ayudaban a conocer los sitios, supimos, acto seguido, que la Vuelta a Asturias iba a ser sin televisión.

En una coyuntura que sólo los organizadores pueden conocer, podemos imaginar, de lejos, lo que habrá significado sacar adelante esta Vuelta a Asturias, y lo que habrá implicado renunciar a la televisión en directo.

Una carrera que a concluido donde el rey Ramiro tuvo su corte, en el corazón del Naranco, arriba de Oviedo, que ha atravesado paisajes íntimamente vinculados al ciclismo, no en vano Asturias es la región que más llegadas en alto ha tenido en la Vuelta a España… 

LimitZero
Cambrils 300×250
Cruz 400×400



Antes la carrera había hecho mar y montaña, adentrándose por la cuenca del Narcea y la zona de Pola de Lena, el paisaje asturiano en primavera, paraíso ciclista, con un libro de ruta que hojeamos y vemos lleno de publicidad de los municipios.

Todo eso no lo hemos visto.

La Vuelta a Asturias no ha tenido televisión, en todo caso un diferido, y gracias.

Atribuir culpas no es el objetivo de este artículo, pues no sabemos del tema en profundidad

Nos dicen que hubo un intento con la televisión regional, pero el coste se disparaba, aunque ni así, pues una carrera que se retransmitiera en el ámbito autonómico tampoco cumpliría con el valor de propaganda que implica el ciclismo.

Entiendo que los presupuestos son los que son, pero una oportunidad así es imperdonable dejarla escapar.

¿Quién debería abonar la factura?

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Unos y otros, organización y entes públicos se señalan, pero con ese no acuerdo, la carrera ha sido invisible, un bonito espectáculo que se nos ha escatimado, cuando posiblemente más falta hace vender las bondades de la región.

No hace mucho recuerdo una campaña de publicidad de Asturias en Eurosport, en los descansos de algunas carreras, creo recordar que por febrero o marzo.

Aquellos minutos, esa inversión, carecen de efectividad si no se acompaña la promoción de tu carrera como algo estratégico en un año que se espera que sea de recuperación para el turismo no sólo de Asturias, también de forma general.

La carrera ha transcurrido a base de tweets y vídeos, lejos de los años de esplendor de una prueba que, con mejores o peores participaciones, siempre ha tenido excelentes ganadores, ahora del tamaño de Nairo Quintana, quien ha ganado dos Vueltas a Asturias en pocas semanas, la otra por la descalificación de Raúl Alarcón hace cuatro años.

Pero a Nairo nos lo hemos tenido que imaginar en una Vuelta a Asturias sin televisión, ajeno a quienes no estábamos en la propia carrera o en el arcén en los momentos clave, cuestionando si, todo este esfuerzo, más allá de darle continuidad a la carrera, ha tenido sentido.

Todo ello en una edición en la que se pidió a la gente que se quedara en casa.

Imagen: @vueltasturias

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Opinión ciclista

#PodcastJS ¿Por qué el ciclismo es el mejor aliado del turismo?

Publicado

en

Por

Ciclovolta

El turismo tiene su gran prescriptor en el ciclismo

Ahora no, pues estamos, esperemos, en la vía de salida de esta pandemia y sus efectos, pero hasta hace catorce meses, y espero que en breve, el ciclismo seguirá siendo una clave para una industria de la potencia del turismo.

La obviedad de vender el territorio por donde pasan las carreras no siempre fue una práctica extendida.

¿Cuánto le debe el turismo francés al ciclismo?

El impagable ejercicio de meterte Francia por los ojos tres o cuatro horas diarias, en directo, de forma orgánica y nada forzada, es algo que sólo pueden garantizar el Tour, su desarrollo, su leyenda, sus ciclistas pero también los paisajes, las ciudades, las montañas y los famosos «chateaux».

LimitZero
Cambrils 300×250
Cruz 400×400



Selle italia

La suerte del ciclismo camina del lado del turismo y al revés, es, cuadrando ya el círculo, la pareja perfecta, el compañero soñado.

El avance de un pelotón ciclista es como el agua por su vía natural, tomando todo lo que asalta, mostrando todo lo que toca, es así, y el descubrimiento de zonas, pueblos y enclaves que ni siquiera imaginábamos es algo que sólo el ciclismo nos puede ofrecer.

Nos acompañan para hablar del mágico envoltorio del ciclismo, Patricia González y Xoan Escuredo, en otras palabras los perfiles de twitter de @TuristadelaVuelta y @FAremberg, equivalente la Rueda de Duchamp, dos enamorados del ciclismo, pero también de lo que le envuelve, el paisaje y el territorio, incluyendo las leyendas e historias que hilvanan la jornada de un pelotón ciclista.

Ellos ven las carreras en clave turismo, el ciclismo como si fueran unos turistas

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Ineos ¿sabe ganar sin trenecitos?

Publicado

en

Por

Ciclovolta

Es momento que Ineos nos demuestre que sabe ganar de otra forma

A falta de lo gordo del Tour de Romandía, a nadie nos deja indiferentes el copo que Ineos ha impuesto en la clasificación inicial.

En un prólogo de ida y vuelta, de cuatro kilómetros, con el final en subida, quedaron patentes las raíces pistards del equipo que viste de negro.

Les falló, curiosamente, el vigente campeón del mundo de persecución, Filippo Ganna, pero ello no les impidió llevarse el podio entero de la etapa, con nombres que nos resultan familiares, pues hace un mes Rohan Dennis, Richie Porte y Geraint Thomas ya estuvieron muy arriba en la crono de la Volta, en Banyoles, y dos de ellos acabarían en el cajón, sólo superados por Adam Yates, también del Ineos.

Esta es la imagen, la escena principal en una carrera suiza que retoma su historia como en los mejores años de Froome, cuando ganaba con claridad la carrera, generalmente a Simon Spilak.

LimitZero
Cambrils 300×250
Cruz 400×400



Selle italia

Para Ineos la campaña no están yendo mal, no si la comparamos con otras a estas alturas.

Han logrado clásicas de adoquín, no las grandes pero casi, con Pidcock y Van Baarle, y el primero de ellos perdió la Amstel en la photofinish más famosa de nuestra historia, también consiguieron la Volta y el copo del podio, recuperando las mejores sensaciones de Adam Yates.

Suman en total catorce victorias, con ocho ciclistas, presentan un equipazo allí donde acuden y sin embargo la sensación que tenemos es que pueden dar algo más…

Por que cuando hablamos de los ingleses lo hacemos de la Estructura con mayúsculas, obligada no sólo a ganar en Francia en julio, y sí los doce meses y bonito.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Sin embargo, las cosas tampoco son sencillas en el equipo más acaudalado.

Les pesa el gen de rodillo que desarrollaron en los años de plomo de Froome, con una diferencia, que Froome, el mejor Froome ya no está con ellos

En la primera etapa en línea de Romandía ya asomaron con su famoso trenecito, en la Volta lo establecieron toda vez tenían el liderato en la mano, pero sin embargo en la Itzula brillaron por su ausencia, tanto ellos como su treno.

Adam Yates, el mismo que ganó muy solvente la Volta, estuvo lejos de los eslovenos, dando la sensación de que, o cambian de pizarra, o van de comparsas, casi mejor, de teloneros.

Lo vimos en el Tour de los Alpes con un despliegue terrible para Pavel Sivakov que quedó en nada cuando el ruso hizo aguas.

Como el año pasado en alguna jornada del Dauphiné, marcando un ritmo infernal para un líder, entonces Egan Bernal, que empequeñeció cuando vino el mano a mano con Roglic.

Cabe decir que en Lieja, movieron ficha, a partir de La Redoute, y dieron brillo a la carrera, si bien Richard Carapaz no pudo prolongar la escapada y acabara descalificado por su postura en el descenso.

No son buenos tiempos para los trenecitos, por suerte, más cuando no tienes al mejor en tus filas, algo que en Ineos no ocurre desde Geraint, pues en el Tour que gana Bernal acabó emergiendo muy al final.

Por eso no sólo esperamos que vayan ganando, fruto de la normal inercia de un «super equipo», también que intenten hacerlo bonito y variado, pues los capos no están ahora en su equipo.

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

TWITTER

Impressed by all your messages of support. I’m feeling okay and was able to finish the stage today. Thank you to @GreenEDGEteam for the apologies 🤝. I’m happy to continue this @giroditalia with our strong #WolfPack! 💪

Los 4 primeros del #Giro Remco, Egan, Vlasov, y el actual lider "testimonial" Valter, son aptos para ganar el Maillot Blanco. Ya lo vimos con Pogacar en la Vuelta 19' y Tour 20', para ganar el Maillot Blanco necesitas hacer mínimo podio en la general.
Hay que rebajar la edad ya.

Ya tenemos fecha para la Ciclobrava, la cicloturista de la @SeaOtterEurope: el 26 de septiembre

https://joanseguidor.com/ciclobrava-sea-otter-europe/

La caída de Landa en el Giro: lo que pudo haber sido

https://joanseguidor.com/giro-italia-2021-landa-caida/ by @JoanSeguidor

#Giro2021

Load More...

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.