Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Opinión ciclista

Control de alcoholemia para un ciclista: ¿Por qué no?

Publicado

en

control alcoholemia ciclista JoanSeguidor
World Fondo WT – Epic

Un control de alcoholemia a un ciclista a veces puede dar resultados sorprendentes

Un joven circulaba en bicicleta por Barcelona y algo sospecharon sobre su extraño pedaleo cuando los guardias le dieron el alto para un control de alcoholemia, sí a un ciclista.

Le hicieron soplar y el alcoholímetro marcó 0,70 mg/l de aire.

Resultado: sanción económica de 310 euros y retirada provisional de la bici, que los agentes se encargaron de llevarla directamente al depósito municipal de vehículos.

Y no es un chiste, por supuesto.

Es un hecho real.

Un ciclista pitando en un control de alcoholemia.

Sucedió en la capital catalana hace nada menos que 20 años.

Quizás fuera, al menos de manera simbólica, el primer caso de positivo por alcohol en un ciclista.

Tanto es así que el suceso en su día fue considerado noticia.

 

A partir de aquel año, aunque no era muy frecuente, los usuarios de las dos ruedas también podían ser requeridos para pasar controles.

Desde 1999, la Ley de Seguridad Vial (LEY 43/1999, de 25 de noviembre, sobre adaptación de las normas de circulación a la práctica del ciclismo) obliga a todos los conductores de vehículos y bicicletas -e incluso peatones involucrados en accidentes- a someterse a las pruebas de detección de alcohol si un agente lo requiere.

Personaliza tu Berria Belador Aero Hybrid 

De esta forma, se consideran faltas muy graves cometidas por ciclistas, las siguientes:

a) Conducir habiendo ingerido bebidas alcohólicas con tasas superiores a los 0,5 gramos por litro de alcohol en sangre, 1 a 0,25 mg por litro de alcohol en aire espirado.

b) Conducir bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos o sustancias con efectos análogos que alteren el estado físico o mental apropiado para conducir sin peligro.

c) Incumplir la obligación de someterse a las pruebas que detectan los niveles de alcohol y otras sustancias cuando estén implicados en un accidente de circulación o a requerimiento de los agentes de tránsito según lo que establece el artículo 21 del Reglamento General de Circulación.

d) La conducción temeraria.

e) Conducir a más de 75 km/h, excepto en los descensos prolongados.

f) Circular en sentido contrario al establecido.

g) Adelantar por la derecha, excepto en supuestos permisos

h) Efectuar competiciones y carreras no autorizadas

Pensaréis que a qué viene todo ésto.

 

Muchos de vosotros, entendemos que la mayoría, conocéis la Ley y estáis al corriente de estas normas y de otras muchas.

Correcto, ¿no?

Pero no todos.

Primero, los que no cumplen, esos ciclistas que sus almuerzos los riegan con una desmesurada ingestión de alcohol a base de cervezas, chupitos o carajillos.

Son ciclistas carne de control de alcoholemia.

Y luego, los que se sorprenden y critican a los agentes de la autoridad, como puede ser la Guardia Civil, por ser tan estrictos con un grupo de ciclistas al que les obligan a pasar un control rutinario de alcoholemia.

Este hecho sucedió el pasado sábado en Alicante, en la subida a la Garganta de Crevillente, y queda recogido el momento en un nuevo vídeo que se ha vuelto viral en Twitter (dónde si no, claro):

¿A favor o en contra?

A ver, señores, que ya estábamos avisados, que esto es así y que, por supuesto, los ciclistas no nos libramos -ni nos debemos librar- de estos controles por mucho que a algunos les moleste, les enoje o les incomode.

Esto es así y punto.

Hay que reconocer que la mayor parte de comentarios han estado a favor de que se hagan ese tipo de controles “porque si queremos que se nos respete y se nos trate por igual en las vías, esto es parte de ello. Tenemos nuestras normas y obligaciones igual que el resto. Si cumples, no debería haber queja, ni nada que reprochar”.

Como muy bien apuntaba, en respuesta a este post, un tuitero.

Incluso algunos explican su experiencia al haberse sometido a controles similares sin problema alguno, que es lo normal, porque somos un vehículo más en la carretera.

Trek Émonda SL7 Disc: la coleccionista de puertos

Otros denuncian que hay algunos “que dicen que se van a entrenar y antes de volver a casa se paran a almorzar, se beben 4 litronas, 10 chupitos, 4 cubatas, y luego vuelven haciendo “eses” con la bicicleta”.

Quizás una opinión muy exagerada pero que no por ello deja de denunciar que, en efecto, hay muchos cicloturistas “que empinan el codo” en sus “entrenamientos” y de forma desmesurada en esos atracones, que ellos llaman “almuerzos”.

 

Los que han estado en contra, y eso sí es preocupante, es que algunos hayan considerado el control de alcoholemia a estos ciclistas como de “ridículo y grotesco”.

Algo que para nada estamos de acuerdo.

Puede ser poco frecuente aunque no por ello a veces necesario, pero definirlo con esos adjetivos -como absurdo y estúpido- no nos parece lo más apropiado.

O las críticas a la propia Guardia Civil, señalando el por qué no se hacen más controles a automovilistas o moteros, los auténticos responsables de que hayan ciclistas muertos en las carreteras.

Pero esto, evidentemente, tampoco es así, y por supuesto que el porcentaje de pruebas a conductores automovilistas es superior al de ciclistas, como argumenta otro tuitero -seguramente agente de la autoridad- que nos informa que “llevo más de 15 años haciendo controles de alcoholemia. Alrededor de unos 20 al día y sólo una vez a un ciclista, con resultado positivo”.

Un testimonio muy clarificador.

 

Como se puede ver en el vídeo, además, no hay ningún ciclista molesto ni enfadado, ni mucho menos con el Guardia, por el hecho de tener que pasar ese control, es más, toda la acción transcurre en un ambiente de lo más normal, con humor y desenfadado, y de la forma más simpática y amena.

Por tanto, amigos, seamos consecuentes con nuestros actos y acabemos, por fin, con algunas de esas salidas del bar, en el retorno a casa, bajo los sorprendentes efectos del “vino con gaseosa”, en las que se sale a plato y muchos no conocen ni a su padre, con el cuchillo entre los dientes, y se va al triple de velocidad que a la ida.

¡Ojo! ¡No estamos generalizando!

Ya hemos apuntado que esto sucede en “algunas de esas salidas” y no en todas.

Pero es algo que está pasando.

Ilustración: http://cj-worldnews.com

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias de ciclismo

Qué poco sabemos sobre el Tramadol

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

Ahora mismo sólo el ciclismo ha prohibido el Tramadol

Cierto es que no es dopaje, no al menos sobre el papel y en la norma, pero a mí que me lo expliquen ¿qué cojones pasa con el tramadol?

Su nombre corre por los mentideros hace tiempo, no da beneficio alguno en el rendimiento, sobre el papel, pero pitar con esto, o similar, te puede valer la ruina.

En ciclismo ya está prohibido, en otros deportes habrá que esperar, como si se necesitara un tiempo de transición para dejarlo estar.

La sensación, si no fuera porque la hemos visto mil veces en el deporte, sería fea, extraña, casi nauseabunda.

La cosa es sencilla, es matar la sensibilidad del deportista para que éste se centre en el rendimiento sin que nada moleste, si quiera eso tan humano que es el dolor por el esfuerzo fuera norma que esta gente practica.

Ver su gestión denota que hay que poner tanta gente, tan diversa, de acuerdo que parece hasta siniestro que a nadie se le hubiera ocurrido antes.

Otra muesca más en quienes dicen mirar por la salud del deportista

Pillaron en Catar, en puertas del mundial de fútbol a un tipo con 2000 pastillas de Tramadol, como aquel auxiliar de Festina cargado de mierda que cazaron en la frontera entre Bélgica y Francia camino de la salida del Tour en Dublín.

No sé si adujo «consumo privado» en su defensa.

En aquel caso, ya sabemos lo que pasó, en este caso es un argumento más para quienes abogan por el tramadol fuera del deporte, no sólo del ciclismo.

Como me decían en twitter este finde ¿qué no sabrá la WADA sobre el tramadol para hacer esto?

Y lo más tétrico: ¿Qué se habría evitado de haberle puesto coto antes?

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

El Tramadol no es dopaje, insisten, y escribo constantemente aquí, pero todo lo que toca lo pudre y estigmatiza.

Se utilizó como arma arrojadiza para los irresponsables que iban a saco en algunas llegadas, sin miedo ni complejos, y ahora pesa como una losa sobre una de las grandes estrellas del pelotón, el amigo Nairo, que sigue sin equipo, oficialmente reconocido a puertas de Navidad.

Lo lamentable de todo esto es que, como muchas veces digo, es que estamos ante la punta del iceberg… ¿cuánta parte del cuento nos estamos perdiendo?

Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Luis Enrique y la mal llamada prensa deportiva

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

Lo que está sucediendo con Luis Enrique es el termómetro de la prensa que se llama deportiva

Este es un tema que cuando empecé este mal anillado cuaderno solía tratar, pero con el tiempo dejé de lado, por ser imposible sacar nada bueno. Hablo de eso que llaman prensa deportiva.

Admito que me gusta el mundial de fútbol, me gusta mucho, desde siempre, su historia, las leyendas, las sedes… es una mística que sólo los Juegos Olímpicos y ciertas carreras ciclistas, diferentes cada año, según resulten, pueden igualar.

Antes del evento en Qatar, ya sabíamos que el ambiente alrededor de la selección española iba a estar condicionado por la figura del seleccionador, un gran aficionado al ciclismo además, Luis Enrique.

Pues bien, no ha hecho más que empezar el evento y tenemos llamas en las redes contra Paco González, en representación de la camarilla, por su diatriba ante el seleccionador.

Al margen que me parezca que tenga o no razón, el fútbol es algo tan apasionante como espectáculo colectivo, que esto, para mí es una menudencia, lo que me alucina es el ensañamiento gratuito contra una persona que podrá caerte mejor o peor pero que si está será por haber demostrado méritos suficientes para ejercer.

Es la bronca política, el negarle toda cualidad al adversario, llevada a la prensa  que se dice deportiva.

Para la gente del ciclismo, la verdad, lo que tenga que decir esta gente poco o nada nos va a sorprender.

Con los años nos han regalado análisis sesudos como aquel que decía que el ciclismo es un deporte fácil porque van sentados o los mismos que medían la salud del ciclismo español por la cantidad de corredores que iban al Tour.

No entremos en cuando hablaban de dopaje.

Ahora, parece que a muchos se les ha caído la careta de esta camarilla.

España, lo siento, no tiene prensa deportiva, tiene una banda de malos actores, aireando lo peor de algo tan hermoso como el fútbol, para sacarse el sueldo a final de mes.

Lo triste es cuando se acuerdan de otros deportes, tipo ciclismo, y sale a flote toda su desconexión con la realidad del deporte.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

A mí personalmente Luis Enrique me cae bien, sé que no es políticamente correcto pero al menos lo ves venir.

Y como repiten muchos, por cualquier cosa, hay que bancarle: que en sus famosos streams diga que está pendiente de la campaña de ciclocross me parece genial.

Tenemos aquí un buen embajador, un ciclista de papear kilómetros y sacarle todo el partido a la flaca.

Sólo por eso, y por destapar el disparate que algunos ejercen cada día en nombre de la prensa deportiva, le tenemos que querer.

Nosotros somos modestos, hablamos de nuestro deporte, nos equivocamos mil veces, pero somos directos y transparentes en nuestra opinión, pero sobretodo hablamos de algo que nos apasiona y lo hacemos con cariño infinito.

Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Faltan datos para valorar el convenio de Movistar con Arabia

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

El anuncio de colaboración de Movistar y Arabia es incompleto

Dinero e influencia árabe en el deporte occidental es algo tan corriente, que a veces no entiendo tanto revuelo como ayer, cuando supimos del acuerdo de colaboración entre el Movistar Team y Arabia Saudí, a través, tengo entendido, de su federación.

Lo cierto es que el anuncio de ayer entra el molde habitual de estos comunicados.

Hablan de colaboración, lo centran en personal técnico y métodos de entrenamiento, pero poco hablan de lo que todos queremos saber: la panoja.

Y es así, y así lo refleja, por ejemplo, Cyclingnews, que deja la duda en el ambiente, cosa que no he leído en otros sitios.

Hace unas semanas, durante la Vuelta, Eusebio Unzue habló de dinero fresco para la estructura, luego vinieron los efímeros rumores de Repsol y ahora esto.

¿Es Arabia el mecenas que va a incrementar el presupuesto del Movistar Team?

Esa es la madre del cordero y la pregunta para la que nadie tiene, ahora mismo, una respuesta, por mucho que nos podamos imaginar que así habría de ser.

Como decía al principio, dinero e influencia árabe en el carísimo deporte occidental es un hecho que ya sabemos no es exclusivo del ciclismo.

En el caso de Arabia Saudí, es obvia su relación con el fútbol español, además de invertir en otros deportes como Fórmula 1, golf y ciclismo, con el Saudi Tour que les organiza ASO, como uno de esos bolos de pretemporada en medio del desierto, antes que empiece la campaña trascendente.

Para los países de la zona, es capital sacarse de encima el yugo del petróleo activando acciones ajenas al mismo, bien asesorados desde occidente.

Empezaron entrando en marcas de lujo de moda, colonias y esas cosas, siguiendo por infraestructuras y llegaron deporte, viendo el ciclismo como algo muy occidental en lo que también les interesa estar presentes y de paso blanquear su imagen.

A nadie se le escapa que estos países no son paradigma de derechos humanos ni tde rato igualitario entre mujeres y hombres, pero eso no ha sido óbice para negar su dinero y que siga la fiesta.

Porque cuando aplaudimos a un corredor del Bahrain o el UAE, o a ver el año que viene el Movistar, nos desproveemos de todos los prejuicios que podamos tenerles.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Hay en este sentido una entrevista muy interesante a Gino Mäder, corredor que ha tenido cierto compromiso con temas como el medio ambiente, en la que se encoge de hombros cuando se le pregunta por el sueldo que percibe y su pagador, el estado de Bahrain.

Vengo a decir que sí, que no es estético, que no es edificante de primeras, pero que el tinglado necesita de pasta y ésta ahora mismo está en ese lado del hemisferio y aunque nos hagamos cruces, el que gestiona las estructuras no dudará en cogerlo si en ello le va el futuro.

No olvidemos que en breve veremos un mundial de fútbol sacado del verano por jugarse en Qatar y que todos acabaremos mirando para otro lado en estas cuestiones.

Como en todo, el diablo está en el detalle y no sabemos el 100% del contenido de ese acuerdo, cuánto le supone a las arcas del gestor del equipo y que contraprestaciones tendrá, por ejemplo, en el maillot.

Por eso practicar la autopsia antes de cualquier saber el precio de todo esto, me parece precipitado.

Continuar Leyendo

Opinión ciclista

La llegada de la Vuelta a Croacia es criminal

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

La cantidad de peligro de los finales de la Vuelta a Croacia supera muy por encima la media

No he visto la Vuelta a Croacia mucho, pero lo que he podido apreciar, me ha parecido un desastre.

No me gusta hablar así de las organizaciones ciclistas, sé lo que hay detrás, el cariño e ilusión que ponen, la necesidad de los países y ciudades por enseñar qué ofrecen.

Todo eso lo sé, y lo valoro, pero hay veces que se diseñan circuitos y llegadas que parecen tiros en el pie.

Mirad la llegada final del Tour de Croacia, y decidme si es medio normal.

La cantidad de cambios de sentido y rasante, diferentes superficies por la ruta, elementos en medio de la misma, hasta aceras separadas con mini bolardos (recordar la que se lio en una Itzulia con Pardilla) y ciclistas esquivándolos.

Me pareció increíble -por suerte- que no pasara nada, nada más serio y grave, una caída de esas que te quitan las ganas de comer y te dejan mal cuerpo para todo el día.

Había motivos para pensar que eso podía acabar así.

Es alucinante que haya asociaciones y entes como la UCI diciendo que hacen su trabajo y se cuelen cosas así.

Pusimos el grito en el cielo una de las llegadas en la Vuelta a Burgos y ahora esto.

Entiendo que haya mucho cachondeo con la UCI y la longitud permitida de los calcetines.

La norma, aunque nos parezca ridícula, tendrá sus motivos, como las muchas que el gran ente del ciclismo mundial aplica y mejoran este deporte -de esas no se habla- pero es que deja en bandeja el meme cuando se les cuela una llegada como ésta.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

 

Que no es la primera que vemos recientemente, ni será la última que nos toque padecer.

Entre semana la Tour de Croacia ofreció otra llegada en mojado que tenía mil cambios de sentido, me parció increíble no se produjera una buena hostia, más allá de algún ciclista que se fue al suelo.

Todo esto nos hace pensar en los mecanismos de control en el ciclismo y si la precariedad que detectamos muchas veces no es más que la economía de este deporte, a nivel profesional, que no se puede permitir ciertos calendarios ni nivel de competiciones.

Lo curioso es que estas llegadas las vemos, nos lamentamos, se arma el pollo y poco después, aquí paz y después gloria.

No sé pues a qué tanta asociación, gremio e historias.

Imagen: @cro_race

Continuar Leyendo

Lo + leído