Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclistas

En la explosión de Marc Hirschi no hay casualidades

Publicado

en

Marc Hirschi
Cabecera post

 

Ciclistas como Marc Hirschi son imprescindibles en el pelotón

Sobre la etapa que ha ganado Marc Hirschi estoy muy de acuerdo con este comentario…

En la segunda semana del Tour, y aquí da igual que sea en julio o septiembre, la carrera se convierte en dos: la general y las etapas.

La primera va en compás de espera, a la espera de tiempos mejores, la segunda es sencillamente espectacular, y en 2020 no está siendo una excepción, vamos a una caza sin cuartel a diario -nada que ver con la semana pasada- jornada tras jornada en una sucesión de etapones y exhibiciones que quedarán de por vida, pues lo que logres en el Tour te acompañará ya siempre.

Marc Hirschi lo sabe y no perdona, no deja títere con cabeza: liderando un brillante Sunweb, que sin grandes nombres van como tiros, sacó lo mejor de casa para abordar una etapa en la que le iba la vida entre rivales tipo Schachmann, Marc Soler, Herrada o Alaphilippe.

Terrible.

Este suizo es una bendición, agua de mayo necesaria en un ciclismo de roles atribuidos y tan marcados que no deja margen de interpretación al corredor medio.

Un ciclista total que rueda como los ángeles, sube acoplado y nos agita descendiendo: no tiene miedo, literalmente no lo conoce, se pone sobre la barra cuando la carretera parece más parcheada que nunca, domina la máquina como si fuera una extensión suya y va escribiendo historia.

Una historia que se escribe a lo grande… como casi todos los de su generación, que no esperan ni respetan los plazos, vienen para quedarse.

Y ahora la repercusión que logra no es por una derrota honrosa, es por una victoria soberbia.

 

-escrito el 6 de septiembre

La etapa en la que el Marie Blanque iba a ser decisivo por primera vez en el Tour, nos ganó el corazón un gigantón suizo, llamado Marc Hirschi, que jugó y perdió a lo grande, porque en el camino entraron en acción los mejores de la carrera.

En la etapa de Lauruns, Hirschi ha demostrado que la victoria queda en los anales, en la estadística, pero en el corazón del aficionado que ama este deporte de verdad, que aprecia el esfuerzo sin condiciones y la entrega sin límites, sólo puede querer a corredores como el suizo.

Hirschi hizo todo, seleccionó antes del puerto, rodó como los ángeles, subió sin fatiga aparente, bajó con maestría y sólo el top 4 del Tour de Francia, a relevos para distanciar al resto, pudo echarle mano.

Y el Tour que entra en la segunda semana nos ha descubierto un corredor en cuyo éxito concluyen muchas cosas, y entre otras el querer aprender, siempre, incluso en etapas como las de hoy que seguro que le habrán dejado el corazón roto.

 

-escrito el 3 de septiembre-

En Marc Hirschi confluyen muchos virtudes que explican su irrupción

Es curioso este Sunweb, un equipo cuyas raíces vienen de lejos, desde aquel Argos-Shimano, pero que prolonga una manera de hacer que sigue intacta, como ya hemos visto con Marc Hirschi.

Y decimos curioso, por que resulta un bloque muy eficiente en la minería de nuevos talentos, apostando a largo y sacando nombres que con el tiempo son estrellas, pero al mismo tiempo, su método, tan marcado, tan definido, no siempre encaja con alguno de sus arietes.

Y así vemos que por ejemplo Warren Barguil no dejó el equipo de la mejor manera, al igual que Tom Dumoulin, a quien tras ganar el Giro hace tres años le prometieron una mejora de la plantilla que nunca llegó, o estos mismos días con Michael Matthews, quien ganó de forma contundente, y con una buena labor de equipo la semana pasada en Plouay,

Incluso si miramos más atrás, los casos no son pocos.  

[elementor-template id=»36790″]

 

Sea como fuere, Marc Hirschi se ha prodigado en el mejor escenario posible, escapándose con Julian Alaphilippe en el Col d´ Èze y llegando con él, y Adam Yates, a la meta de Niza.

Cierto es que ya no está delante, peroestar ahí requiere una calidad extrema de un corredor sub23 aún, que acompañó a Remco Evenepoel en el podio de San Sebastián, hace un año, y que va haciendo su camino, sin hacer ruido, en este ciclismo de prodigios imberbes.

Lo que Hirschi hizo con Alaphilippe el domingo es un tema de elegidos, y no sólo por llegar a meta con él, nos asombró su forma de remar en la subida, recortando poco a poco, viendo al francés disparado, ahí delante, y cogiéndole finalmente, incluso antes que llegar Adam Yates.

Leemos cosas de la historia de Marc Hirshi y vemos muchas que nos gustan.

De Berna, vive cerca de Fabian Cancellara, el corredor que le inspiró de pequeñito, siendo su padre un gran fan del mejor ciclista suizo de este siglo.

Con Cancellara comparte pasión, consejos y una perspectiva de trabajo que se fundamente en algo imprescindible para llevar algo tan duro como el ser ciclista adelante, tener sed y ganas de aprender el oficio, de cero, sabiendo que nunca es suficiente.

Marc Hirschi sabe lo que es trabajar fuera del ciclismo, se ha labrado un futuro por si el sueño de la bici se convierte un día en pesadilla y ha pasado por casi todas las modalidades del ciclismo, es decir conoce BTT, ciclocross y pista, antes de centrarse en la carretera.

Su perfil de competidor renacentista, completo, circular, interesado en el ciclismo y en lo que no es ciclismo, es el perfil que Sunweb ha sabido trabajar desde tiempos inmemoriales, ahora a ver cuánto le dura ese blanco al que aspiran, ahí es nada, algunos como Tadeg Pogacar o Egan Bernal.

Y es que Marc Hirschi ya merece figurar en ese listado…

Imagen: FB Team Sunweb

 

Ciclo21
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Alejandro Valverde

El ciclista total sería un Indurain + Valverde

Publicado

en

Por

Cabecera post

Imaginaros un ciclista que fuera la suma de Indurain y Valverde

Hace un par de semanas, cuando Alejandro Valverde volvía a la senda del triunfo, nos quedamos con la imagen que ilustra este artículo, en el podio recogiendo el trofeo del Gran Premio Miguel Indurain de manos del titular del evento.

La imagen nos trajo a la mente, unos cuantos contenidos que dejamos escritos en este mal anillado cuaderno, hace unas semanas, cuando en un particular, y totalmente subjetivo, ranking históricos de ciclistas españoles, situamos a Valverde como el segundo mejor de siempre tras Indurain.

Apostamos, entonces, por la singularidad de Alejandro Valverde en la historia del ciclismo español, un corredor diferente y alejado del estereotipo, que siguió en parte los pasos de Oscar Freire para llegar a un palmarés que por cantidad, calidad y variedad abruma.

Valverde nos parece un tipo original, eso hoy, pero no menos nos lo pareció hace treinta años Miguel Indurain, un español grande y «pesado» que ganaba las vueltas en las contrarrelojes, para luego mantener en montaña.

El perfil de español flaco y agónico en montaña quedaba atrás, las cronos ya no eran el enemigo, y sí el aliado, el terreno abonado para la gloria

LimitZero
Cambrils 300×250
Cruz 400×400



En todo caso, ver ambos en el podio de la preciosa Estella nos sugirió idear cómo sería un ciclista que sumara la calidad de Alejandro Valverde con el motor de Miguel Indurain y podemos decir que tendríamos el competidor total.

En las cronos el radio de acción sería abrumador, por el conocido poder del navarro, sabedores que la suya era una carrera que decantaba en el ejercicio individual, una especialidad en la que Valverde sin ser top, ha tenido buenos momentos.

Con el hueco abierto en la crono, la montaña no sería un problema y la estrategia de Valverde de correr en grupo para rematar en las llegadas con una excelsa punta de velocidad sería buena.

Cabría saber si Indurain con la velocidad del murciano se hubiera granjeado esa fama de «regalar etapas» que le acompañó, y le sigue acompañando hasta hoy.

El poder rodador del navarro, su capacidad para coger escapadas buenas, jugárselo solo o en pequeña compañía maridaría perfectamente con la velocidad del mejor Valverde, ese que en sus años mozos llegó a ganar algún sprint masivo.

Aunque no conviene despreciar la velocidad de un Indurain que en el mundial de Oslo, en 1993, batió a Ludwig y Museeuw en la lucha por la plata.

Costa Daurada 300x250B
SQR – GORE
Gran canaria 300×250



Para las clásicas, tendríamos una máquina de matar que, si pudiera afinarse sin las sabidas alergias de Indurain, podría tirar millas tanto en Flandes como en las Árdenas, dejando a un lado Roubaix.

El complemento de virtudes le valdría jugárselo de lejos, con el rodar portentoso de Indurain, o meterse en los cortes y rematar con el sprint de Valverde.

Hasta San Remo y Lombardía cabrían en ese objetivo

Lo que no tenemos muy claro es si ese ciclista resultante sería de coger muchas escapadas y jugar a «caza etapas», la obsesión por la general de ambos les dejaría lejos de los triunfos parciales.

En lo que no encontraríamos consenso entre ambos sería la fecha de la retirada.

Indurain lo dejó antes de cumplir los 33 años, Valverde va camino de los 41, si no los tiene ya, en esos ocho años existe una eternidad, como hemos visto en el murciano, pues para él, ese tiempo es prácticamente el que ha pasado desde que volviera de su sanción, con todo lo que ha ganado por el camino.

Imagen: ©PhotoGomez

Ciclo21
Continuar Leyendo

Wout Van Aert

Wout Van Aert no todo lo puede

Publicado

en

Por

Cabecera post

Incluso para Van Aert no todos los objetivos son viables

Hace unos pocos días, tras lo visto en el Tour de Flandes, la sensación que prendió en el ambiente fue que Wout Van Aert concluía la campaña de clásicas del adoquín un punto por debajo de su archirival, Mathieu Van der Poel.

Derrotado en el mundial de ciclocross, el belga volvió a probar el sabor de la derrota en cada cruce con el neerlandés.

Es cierto que en casillero particular, Van Aert lleva ventaja sobre los adoquines, merced a la Gante-Wevelgem, pero aquí no estaba Van der Poel, pues cuando ambos coincidieron, éste estuvo por delante.

LimitZero
Cambrils 300×250
Cruz 400×400



Cuando en Kwaremont, Van Aert cedió ante Asgreen y Van der Poel, se culminó la sensación que se venía arrastrando desde la misma Strade Bianche, que el del Jumbo nunca ha estado al nivel esperado esta primavera.

Pudo llegar con los mejores, a él eso ya se le descuenta, pero nunca con opciones a ganar nada importante, nada real.

Se pasó persiguiendo, encajando golpes más que otra cosa, cerrando huecos, corriendo a la contra, esa realidad la vimos en la misma Strade, pero también en Harelbeke y en el mismísimo Flandes.

Van Aert ha perdido la iniciativa, siendo un ciclista que destacó por su poder y arrojo en aquella Strade de hace tres años, a nadie se le escapa que sus mejores y no tan buenos días han pasado por perseguir, no por tomar la iniciativa y riegos.

Ganó una San Remo siguiendo a Alaphilippe, lo mismo sucedió en Flandes el año pasado y esta temporada, lo hemos visto nuevamente.

Costa Daurada 300x250B
SQR – GORE
Gran canaria 300×250



Creemos que ha perdido pegada, que no remata en proporción a esa intimidación que sugiere, el último ejemplo la Flecha Brabanzona con Pidcock, mejor que él en un sprint, el mismo Van Aert que semanas atrás ganaba el primer azul de la Tirreno en una volata frente a Caleb Ewan.

Y quizá aquí resida el problema, que hemos vendido la sensación que Wout Van Aert todo lo puede, que está en disposición de ganarle un sprint a Ewan, una crono a Ganna, disputarle una general a Pogacar y porfiar por un monumento ante Alaphilippe y VDP.

Todo eso lo ha hecho, pero son demasiadas cosas.

Tras el rendimiento en Flandes, el entrenador del ciclista admitió que esa Tirreno tan espectacular había sido cualquier cosa, salvo un entrenamiento de calidad, pues gastó mucho y eso acabó pesando.

Nos encantan los ciclistas polivalentes, que todo lo pueden, recordamos a Geraint Thomas hace cuatro o cinco años, en otro nivel le detectamos el mismo problema, hasta que dijo querer ganar el Tour, prescindió de la pista, de las clásicas y acabó coronado el París.

A nosotros nos cuesta ver a Van Aert ganar un Tour, pero la sola opción de intentarlo le va quitar chance en otros círculos, que se le dan bien y en los que ha demostrado poder brillar.

Cabrá, pues, centrar el tiro, ni Van Aert todo lo puede.

Ciclo21
Continuar Leyendo

Ciclistas

El enorme mérito de Mark Cavendish

Publicado

en

Por

Cabecera post

El regreso de Cavendish al triunfo alimenta una leyenda única

Sobre Cavendish hay mucha literatura y más opiniones.

Aquí mismo no le hemos profesado mucho cariño en más de una ocasión, le hemos considerado a veces socarrón, otras peligroso para sus compañeros de profesión, y no pocas veces hemos lamentado su doble vara de medir para algunas cosas, en especial el dopaje.

Dicho esto, también nos hemos descubierto ante un tipo que es uno entre un millón

En el boom ciclista de UK, Mark Cavendish es un hilo conductor, alrededor de él, se gesta y ocurren cosas importantes que han puesto una isla en el epicentro del ciclismo mundial.

Sólo cabe ver su palmarés, una barbaridad de los tiempos,  uno de los más laureados en activo, pero también de siempre.

Lo que construyó en el Tour, sólo superado por Eddy Merckx en ranking de etapas, es monstruoso, superando incluso a Bernard Hinault

Lo remató en una campaña, 2016, en la que muchos le dábamos por amortizado, pero volvió, agrando el legado en la mejor carrera del mundo e hizo dos platas muy simbólicas: en la americana de los Juegos de Río de Janeiro y en el Mundial de Qatar.

Viviani y Sagan evitaron el doblete.

LimitZero
Cambrils 300×250
Cruz 400×400



Decimos que fueron dos medallas simbólicas por que explican la amplitud de este corredor que triunfó en carretera, pero que nunca perdimos de vista en sus raíces en la pista.

También explican el éxito británico, un chico que viene de la pista y acaba reinando en la ruta.

Cuando nos preguntábamos sobre la importancia de Wiggins, Froome y Cav, nos referíamos no sólo a su palmarés, también al legado de un ciclismo que sigue su camino con otros como Tao Geoghedan o Tom Pidcock.

Hace año y medio le disfrutábamos en sesión «saturday night» en los Seis Días de Gante y hace medio, tan sólo, sollozaba al final de una clásica belga, creo que en el Escalda, por que se veía con pie y medio fuera del ciclismo profesional.

Renovó la alianza con Lefevere en el Deceuninck y eso, está visto, es como pactar con el diablo, en toda la amplitud de la expresión.

Las tres etapas de la Vuelta a Turquía son el premio a la constancia e infinita fe de este ciclista.

Costa Daurada 300x250B
SQR – GORE
Gran canaria 300×250



Sabemos perfectamente que la Vuelta a Turquía no es un escenario top, pero es un paso intermedio para soñar, porqué no, que este corredor aún puede dar otras alegrías.

Mirad los años que Mark Cavendish lleva en liza, desde 2008 casi ininterrumpidamente siendo objetivo de miradas y expectación, todo en un deporte áspero que deja muchos en el camino pues no les gusta lo que el ciclismo les propone y cambian de vida.

Cavendish sigue en el redil, y le da a su estructura la victoria 800 de su historia, no pudo encontrar, con todo lo que ha pasado por «chez Lefevere», mejor firmante.

Imagen: ©Stuart Franklin/ Getty Images

Ciclo21
Continuar Leyendo

Mikel landa

La Itzulia retrata el ingrato presente de Landa

Publicado

en

Por

Cabecera post

El Landa de la Itzulia vuelve a ser un ciclista que persigue

Como sucedió en la Tirreno, la actuación de Mikel Landa en la Itzulia creo que es un excelente espejo de cómo de caras están las cosas en este ciclismo que hace nada hemos intentado describir.
En Tirreno, el alavés subió a un podio carísimo en el que se pasó persiguiendo en todas y cada una de las etapas clave, corriendo a la contra, nunca por delante, siempre mirando la espalda de los rivales.
Fue una carrera agotadora, carísima, como decimos, en la que rara vez tomó la iniciativa.
En Itzulia, Mikel Landa ha finalizado octavo, dos puestos por detrás de su compañero Pello Bilbao, quien ha tenido mucha más presencia que él.
Landa en Euskadi ha sido un calco casi total del ciclista de la Tirreno, una especie de quiero y no puedo, con una imagen muy gráfica, la de Jaizkibel junto a Brandon McNulty haciéndoselas pasar canutas.

LimitZero
Costa Daurada 300x250B
Cruz 400×400



Dijo Mikel Landa tras la Itzulia en declaraciones que su equipo ha pasado a la prensa:
«Ha sido una carrera muy dura, según lo previsto. Todos los equipos han puesto lo mejor de inicio y se ha notado. Tuve muy buenas sensaciones el primer día, en la contrarreloj. Quise ganar una etapa, lo intenté el jueves, el cuarto día, pero no ha sido nada sencillo»
«Ahora ya pienso en el Giro de Italia. Ya estoy bien, pero la forma debe mejorar de cara a entonces»

Hace un par de años de la última vez que Mikel Landa fue al Giro de Italia, pero a diferencia de entonces, el vasco ya no es referencia

Todos le miramos, tan elegante, tan entregado, pero no hace daño, no al menos cuando ciertos nombres abordan la general y los premios gordos.
Podemos pensar que en Itzulia no ha estado la mejor versión de Mikel Landa, que como él bien dice, tiene margen hasta el Giro, pero la imagen da miedo.
Landa hace dos años era referencia, sus ataques una vara de medir, optaba a podio, cuando no a victoria donde concurriera.
El Landa de hoy es un ciclista que persigue, que va por detrás, que le cuesta horrores medirse con estas bestias.
Un buen ejemplo fue el cuarto puesto del Tour: la etapa en la que puso a su equipo a trabajar de lejos, la que gana Miguel Ángel López acabó fundido cuando todos esperaban su ataque.
Sabemos que al Giro no van ni Roglic ni Pogacar, y que los mejores momentos de Mikel Landa se produjeron cuando menos se lo podía esperar, pero ahora mismo, tenemos la sensación que, con la subida de listón que se ha producido muchos ciclistas han quedado fuera de juego, y entre ellos Landa,
Imagen: @CharlyLopez – @TeamBahrainVictorious

Ciclo21
Continuar Leyendo

TWITTER

Los frenos de disco son un invento cojonudo, pero mejorables, sobre todo en carretera, por eso su imposición sobre las zapatas es un error garrafal...

https://joanseguidor.com/frenos-de-disco-bicicleta/

@ramacabici @joseamartinmdv @ClubRACC Hola, no es cierto. DGT apuesta por la Formación y no tiene ninguna intención de implantar un carnet para ciclistas. Un saludo.

Carlos Betancur se toma un respiro, pero lo cierto es que hace mucho tiempo que no sabemos de él como ciclista.
Como quizá pase como Dumoulin, le veo de salida en todo esto...
Aún no me explico qué pensó Movistar que podía sacar de él...

https://joanseguidor.com/a-carlos-betancur-se-lo-trago-la-tierra/

Excelente artículo de @ikguallas sobre el grafismo de los grandes organizadores de pruebas ciclistas. Estoy de acuerdo con lo que dice, y eso que creo que voté, por deformación italófila, por RCS. https://twitter.com/JoanSeguidor/status/1383028147302567948

Carlos Betancur se toma un respiro, pero lo cierto es que hace mucho tiempo que no sabemos de él como ciclista.
Como quizá pase como Dumoulin, le veo de salida en todo esto..
Aún no me explico qué pensó Movistar que podía sacar de él

https://joanseguidor.com/a-carlos-betancur-se-lo-trago-la-tierra/

Load More...

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.