Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Marc Soler

Marc Soler ¿debe ir a por el Giro?

Published

on

Marc Soler Vuelta
Tuvalum

Cuesta ver a Marc Soler delante en el Giro de Italia

No vamos a ponernos melodramáticos, que Marc Soler no esté delante en la Volta no implica que no pueda estarlo en el Giro de Italia.

Esa es la realidad, incluso en este ciclismo en el que un corredor viene de concentración y rueda a la primera, como si la forma le viniera sobrevenida.

Pero tampoco nos hagamos trampas al solitario, igual que dijimos al inicio, que Marc Soler no esté delante en la Volta no es un buen síntoma para el Giro.

«Tuve un mal día» sentenció sobre la etapa de Vallter 2000, un mal día que se prolongó a Port Ainé.

LimitZero

Cambrils Movil 400×100

Cruz 400×100 Banner Landing

Marc Soler afrontó la salida de esta Volta con ciertos galones, aunque el Giro quedara lejos, el catalán corría en casa, había estado entonado en Tirreno, principalmente la jornada que Pogacar y Van der Poel volaron, y en la primera jornada de la carrera catalana había tentado la suerte.

Tras una crono discreta, vino lo de Vallter 2000, no aguantó ni el primer kilómetro de subida, es obvio que algo fuera de norma le pasaba, pero sin embargo volvió a alimentar aquella percepción que tenemos sobre él: que se equivoca yendo a por generales.

En la entrevista que A Pie de Puerto le hace a Patxi Vila, responsable de rendimiento de Movistar, sí, rendimiento, el técnico dice que llevan a Marc Soler al Giro por petición propia y para cubrir el sinsabor del año pasado, cuando tuvo que adelantar su presencia, a pie cambiado, para el Tour y luego la Vuelta.

Aquel plan funcionó a medias, en el Tour estaba fuera de forma, ésta le llegó en la Vuelta y fue un espectáculo.

Marc Soler, desprendido de la responsabilidad de la general, fue uno de los grandes atractivos de la carrera, con días en los que sacó y remató el córner, como en Lekunberri y escapadas batiéndose ante gente top.

Quedó claro que la alergia de su equipo por meter gente en cortes le jugó una mala pasada, pues no tuvo tablas para porfiar con gente como Stybar o Wellens -hasta él mismo admitió que corría escapado con la certeza que no iba a ganar-, pero al mismo tiempo que este ciclista enamora cuando se le da cuerda.

Marc Soler sacrifica los fogonazos por disputar una general de gran vuelta, que pruebe en el Giro es legítimo, que crea que es capaz lo mismo, pero las sensaciones no son las mejores.

Se agarra a que, en circunstancias normales, acostumbra a caminar bien en la tercera semana de las grandes vueltas e incluso a la París-Niza que ganó, pero que no se olvide que ésta se decantó a su favor tras una jornada de esas que lleva su sello: atacando de lejos en una etapa ratonera, de lejos, vestido de gigante y llegando a Niza para recoger el amarillo.

Dijeron, hace un tiempo, desde su entorno, que Alejandro Valverde debería dar un paso al lado para que otros, como Marc, dieran el salto, cuando debería ser al revés, el catalán debería haberse hecho un hueco, un hueco que a día de hoy, sigue en manos del murciano.

Y no, no hablamos que el de Vilanova deba ser igual o mejor como Valverde, cada uno es diferente, Valverde es único, pero explotar en lo que eres bueno y te hace importante debería ser la primera opción.

Ciclo21
Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.