Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Tadej Pogacar

Maravillas2022 Los dibujos animados de Pogacar en Carpegna

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

No es sencillo ver un homenaje como el que se dedicó Pogacar en el Carpegna

Ya habrá tiempo para comentar más de la campaña de Tadej Pogacar, cuando entremos en los puestos más destacados del Top2022, pero por el momento quiero irme a un capítulo que ahora quizá nos resulte lejano, pero que a un servidor le dejó marcado: el del Monte Carpegna en la Tirreno.

Aquella tarde de sábado hacía fresquito en la bota itálica, cuya segunda grande, la Tirreno Adriatico, afrontaba una de las etapas clave.

Vestido de azul, con nieve en las cunetas, Tadej Pogacar sentenciaría la Tirreno en el monte Carpegna.

Itzulia

No sé hasta qué punto vincular la gesta del esloveno a la figura de Marco Pantani, siempre flotando por el lugar, es afortunado, pero que esa sobremesa de marzo Pogacar evocó al pelado es una forma sutil pero fiel de definir lo sucedido.

Estaban en la pomada buenos corredores, tan buenos como Richie Porte, Jonas Vingegaard, Enric Mas y Mikel Landa.

Dio igual, la sensación de poder que Pogacar nos trasladó a la convicción de ciclista de leyenda que creo va camino de ser.

Su superioridad ese día, la forma de abrir hueco hasta casi el infinito, de no dejar títere con cabeza, sinceramente, no lo esperaba así.

Su dominio sobre la bicicleta se ha plasmado de muchas maneras en este tiempo.

A veces atacando muy de lejos, otras rematando muy al final, pues encima es rápido en grupos, al punto de ganarle al mismo Van Aert en Canadá, sin embargo la sentencia de esa Tirreno sonó a historia ya pasada, a historia de la buena, a historia escrita por gente muy grande.

Shimano – Leaderboard 1024×300

No fue sólo ganar, fueron las diferencias que se abrieron al final, un minuto largo a Vingegaard y Landa y medio minuto más a Porte toda vez que Enric Mas se había caído en la bajada, iniciando su peligrosa relación con las caídas este año.

En la general, casi dos minutos al segundo para sentenciar una competición de una semana con brechas propias de grandes vueltas.

Esos días veíamos imbatible a Pogacar, su vuelo en el Carpegna entroncaba con la victoria por aplastamiento en Strade Bianche.

Cuando vimos cruzar la meta a Vingegaard recuerdo la frustración en su cara, el mismo que le había ganado el Tour el año anterior, le acababa de dar un repaso en Tirreno, a cuatro meses de la gran cita, recordándole quién mandaba en este negociado.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

 

Por días como ese hay que poner, por eso, en valor lo haría el danés en el Tour tiempo después.

Cuando le pregunté a Sepp Kuss por el trabajo de Vingegaard con vistas al Tour, el americano fue explícito: «Una barbaridad».

Sin embargo, con el Tour a parte, lo de aquella tarde fue transportarnos a otra época, a tiempos en los que el líder no escatimaba ni cuando la carrera le sonreía con la certeza de un triunfo seguro.

Cuántos momentos así más nos regalará Pogacar…

Imagen: FB Tirreno Adriatico – Dario Belingheri

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tadej Pogacar

Cosas para ver 2023: Pogacar de vuelta en la Vuelta a España

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

El regreso de Pogacar a la Vuelta lleva unos años demorándose

Recordemos la última vez que Tadej Pogacar pisó la Vuelta.

Era entonces un insultante joven que, en su primera grande, había logrado tres etapas y la tercera plaza en la general, superado tan sólo por Primoz Roglic y el entonces campeón del mundo, Alejandro Valverde.

Ponía guinda a un año prodigioso, aquel joven fenómeno esloveno, aún con veinte años, entre ciclistas que estaban, nunca mejor dicho, de vuelta.

Un año que había empezado con esa victoria en el Algarve que ya nos impresionó por la gestión de veterano que hizo en la jornada final, cuando los ataques le llovían por doquier.

Itzulia

En aquella Vuelta a España, Pogacar había firmado todo tipo de triunfos.

Ganador en el famoso sterrato previo als Cortalls d´ Encamp, el día del cabreo de Marc Soler y el diluvio de Andorra, prosiguió la hoja de servicios marcando músculo frente a Roglic en Los Machucos.

Nada, por eso, comparado, al tremendo rendimiento que alcanzaría en la sierra de Gredos, en la jornada que sirvió para auparle a la tercera plaza de la general en una etapa de héroes tras tres semanas de vértigo.

Pogacar salía de aquella Vuelta a España como la mejor estrella joven del momento, amenazando incluso al recién ganador del Tour, Egan Bernal, con la mirada ya puesta, como no podía ser de otra manera, en Francia.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Desde entonces este depredador ha juntado monumentos y dos Tours de Francia, entre otras muchas cosas, construyendo un palmarés que va camino de ser uno de los mejores de siempre.

Para cuando la Vuelta 2023 parta de Barcelona, en el agosto próximo, habrán pasado cuatro años desde que Pogacar estuviera en la carrera y saliera con esa tercera plaza bajo el brazo.

Desde entonces no ha vuelto.

Hacerlo muy bien en el Tour ha sido su mejor aval para prescindir de la carrera que le descubrió y a la que, en un par de ocasiones, dijo que iba a venir, sin que pudiera cumplir su palabra.

Ahora imaginaros el recorrido ratonero de la carrera con un tipo que nunca rehúye el ataque ni el ciclismo ofensivo como Pogacar, imaginaros qué podría ser con todos en liza y danzando al son de un calor que, al ser en el norte, quizá no es tan acuciante.

Pogacar nos debe una Vuelta, en definitiva, nos debe doblar sendas grandes el mismo año, el reto con el que no se ha atrevido aún y que tarde o temprano tendrá que acometer.

Porque si hay uno que le gustan los retos y dejar sello, es este esloveno que ha venido a comérselo todo.

Continuar Leyendo

Tadej Pogacar

Top2022 Pogacar es el ciclista que estábamos esperando

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

Cualquier cosa que valoremos de Pogacar nos parece un ciclista total

Seguro que encontraremos mil motivos para decir que Remco Evenepoel es el mejor ciclista del año, que incluso si tenemos dudas con el belga debería cubrirle Jonas Vingegaard, pero sinceramente, si Wout Van Aert es el ciclista de Play Station, Tadej Pogacar nos parece el martillo que siempre quisimos ver en acción en ciclismo.

Desde que tengo uso de razón en ciclismo, no hace poco precisamente, pude presenciar cómo la especialización fue tomando los programas de los grandes nombres.

Hubo un corredor que, a mi juicio, cambió las tornas, Greg Lemond y su casi completo desprecio por todo lo que no fuera el Tour -y el Mundial- tras sufrir el accidente de caza.

Desde entonces ver a un ganador o aspirante al Tour fuera de su zona natural era cosa complicada, lo fue hasta no hace tanto, cuando ciclistas como Contador, Froome o Nibali se propusieron otras cosas, al margen de brillar en Francia.

Itzulia

Sin embargo, he decir que Pogacar les ha mejorado, proyectando la imagen de ciclista cuya sola presencia en una línea de salida justifica ver la carrera.

En el marco que va de febrero a octubre, desde UAE Tour a Giro de Lombardía, Pogacar ha firmado otro temporandón.

Cierto es que no reeditó el Tour, que se quedó a puertas del tercero, cosa que le habría igualado, qué cosas, al mentado Lemond, pero olvidaros de otra lectura: todo lo que pasó durante esas tres semanas de julio le tuvo a él en el epicentro de la película.

Pogacar fue el ciclista a batir y por tanto el germen de todo espectáculo que vimos en el Tour.

Hizo falta un Jumbo sublime con artillería como Vingegaard, Van Aert, Roglic y cia para derribarle en una etapa de gigantes, esa que acabó en el Granon y que seguro esta generación guardará como el mejor ciclismo que se ha visto en años.

Pero no sólo es, ver a Pogacar correr a la contra implica no estar tranquilo un segundo… que se lo digan al danés de amarillo en París.

Shimano – Leaderboard 1024×300

El tema, por eso, es que Pogacar ya traía paliza cuando se presentó en Copenhague en una nueva reválida del Tour.

Su campaña transcurrió por la victoria de UAE a Tirreno, pasando por Strade.

Fueron días en los que parecía imbatible, sencillamente sacado de una peli de dibujos animados.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Lo que vino luego vino a completar lo que queremos explicar en este artículo, Pogacar, fuera de la zona de confort porque quiso disputarle la San Remo a Mohoric y el Tour de Flandes a Van der Poel.

Sencillamente hilarante, pero cierto, el esloveno se vistió de ciclista a tiempo completo, dándole a todos los palos, encajando derrota tras derrota, en terrenos en los que estaba debutando.

Su obsesión por cruzar los límites de lo razonable, disputándole a Van Aert y ganándole en Montréal, le hacen querido y generan una empatía muy complicada de lograr cuando eres tan bueno y ganas tantas veces.

Posiblemente Pogacar haya tomado nota de lo acontecido este año y cómo gestionar el camino de vuelta hacia el Tour.

Creo que si corre más comedido, que si mide mejor qué hacer y cómo hacerlo, le veo otra vez en gran favorito, aunque mientras eso llega, ahí queda la terna de grandes instantes que ya nos llevamos de él en este 2022.

Imagen: A.S.O Pauline Ballet

Continuar Leyendo

Tadej Pogacar

Pogacar vendrá mejor y más fuerte

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

El aprendizaje de Pogacar este año le valdrá en el futuro

Yo no sé cuánto tiempo querrá dedicarle Tadej Pogacar al ciclismo, si lo suyo es una carrera de luces largas, o consiste en amasar hasta un punto que, quizá cansando de presión y exigencia, dé un paso al lado y piense en otras cosas en su vida.

Antes de entrar con la galería de nombres y momentos que han llenado de ciclismo del bueno el año que concluye, quería hacer un inciso sobre Tadej Pogacar y la temporada que concluye.

Itzulia

Es obvio que al esloveno le tomamos por lo que logre o no en el Tour.

Él ha puesto el listón en ese nivel, al punto que lo que suceda en el hexágono es la primera pieza que sacamos para su valoración.

Pero más allá del resultado en Francia y todo lo que conlleva no renovar la corona del Tour, creo que la grande francesa acabará nuevamente en sus manos gracias, en parte, a la segunda plaza de 2022.

No adivino mucha gente que apostara en su contra en la salida danesa de este Tour.

Ganador de las dos últimas ediciones, creo que ni a Primoz Roglic le veíamos en disposición de ponerle en apuros.

Shimano – Leaderboard 1024×300

El desarrollo de la primera semana del Tour corroboró esa sensación hasta el mismo momento de La Planche des Belles Filles, donde Jonas Vingegaard demostró estar mucho más cerca suyo de lo previsto.

Ese día ganó Pogacar, pero «hay carrera» nos dijimos.

A partir de ahí, ya sabéis lo que ha sucedido.

No digo que Pogacar corriera mal, pero sí lo hizo de forma mejorable, como el propio resultado, segundo al final, demuestra.

Y es ahí donde quiero ir, a que un Tour planteado de otra manera, sin entrar al trapo como hizo en Galibier, podría haberle cundido más, al punto de haberse embolsado la tercera victoria consecutiva.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

El compromiso de Pogacar por dar siempre la cara, por llevar la iniciativa le traicionó y eso que a veces echamos en falta en otros corredores, con él lo tenemos sobradamente.

No sé si de otra manera Pogacar hubiera podido con Vingegaard en el Tour, pero seguro que en su fuero interno hay cosas que quiere cambiar, entre otras, que le dé un poco menos el viento y, también, reforzar el equipo, como de hecho estamos viendo.

UAE no ha fichado nada mal en esta ventana de invierno, no sé si acercará a Jumbo, un equipazo además de muy consolidado en el tiempo, pero el intento del equipo emiratí queda ahi con Adam Yates, Jay Vine y Tim Wellens en liza.

Todos saben que vienen a un equipo con roles marcadísimos, como lo hicieron Bennett, Almeida y Soler el año pasado.

Entre el refuerzo del equipo y la forma de correr, creo que Pogacar llegará al Tour 2023 mejor y más fuerte, sabedor que ahora mismo todos esperamos de él que sea el ciclista que marque para bien o para mal el desarrollo de una carrera que poco le importa cómo diseñen, pues como los grandes de siempre se maneja mejor que nadie en casi todos los terrenos.

Continuar Leyendo

Ciclistas

Giro Lombardía: Pogacar es un lujo conteporáneo

Publicado

en

World Fondo WT – Epic

La temporada que Pogacar cierra en Lombardía es un «temporadón»

En años consecutivos, entre Bergamo y Como, y al revés el año pasado, el Giro de Lombardía brilla por dos veces en el palmarés del que podemos decir es el mejor ciclista de su generación, Tadej Pogacar.

No podía hacerlo en mejor palmarés, sin duda, por partida doble, desde Purito, hace nueve años, nadie lo lograba.

Una carrera vibrante, cargada de nostalgia, por los que se van, llena de pasión con Mas & Landa ahí, metiendo codos, pero en la que, como casi siempre Tadej Pogacar saca la cabeza.

Itzulia

Es indiferente que porte el dorsal uno, que traiga alguna decepción y escarmiento de la temporada que acaba, este esloveno va, y va con todo, sin reservas, sacando la artillería pesada de lejos, que si Formolo, que si Almeida, que si Hirschi, sin esconderse, siendo el primero el atacar y el primero en cruzar la meta.

Es un lujo de ciclista, un sueño hecho realidad para todo aquel que ame este deporte y lo conciba como un juego de magos y personas extraordinarias.

Pogacar no esconde bazas ni juega al despiste, no al menos hasta la fecha, él va a lo suyo, abre camino y aglutina palmarés, con este Lombardía, es su tercer monumento en dos años.

Ponedlo en su justa medida, es otro monumento, monstruos como Sagan o Van der Poel tienen dos en varios años, Van Aert y Alaphilippe, sólo uno.

Pogacar, que encima le da a las grandes vueltas, lleva tres

Shimano – Leaderboard 1024×300

Creo que las mejores ediciones de Lombardía son aquellas que acaban en Como, ya sin Sormano, pero con el encadenado San Fermo della Battaglia y Civiglio, al final.

Son dos tachuelas, duras y estrechas, al final de una eternidad que con los descensos posteriores suponen un espectáculo imborrable.

Yo vi en vivo aquel final de Giro de 2019 por estos lares, y la atmósfera del lugar supera con creces la preciosidad que es Bérgamo y el camino que rodea sus murallas.

Giro de Italia meta Como JoanSeguidor

En Como hemos visto memorables «solos» de Nibali y el duelo de éste con Pinot.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

 

El desenlace de esta edición ha sido precioso y muy gratificante para el ciclismo español.

He de admitir que el dominio de Tadej en cada cuesta y descenso, añadido a su superioridad en el sprint, me hacía albergar muy pocas dudas sobre su victoria, pero chapeau por Enric Mas y Mikel Landa, dos acompañantes de podio que han dado todo lo que les quedaba.

Sé que cuando vas ahí, con el podio en un monumento asegurado es complicado pensar en la victoria sí o sí, pero lo cierto es que el desenlace pudo haber sido muy diferente si Enric se planta y, esta vez sí, se niega a darle un relevo a Tadej.

No lo hizo y fue con todo hasta el final.

Cuando se le puso a la par en el Lungo Lario Trento, llegué a pensar en esos desenlaces que sólo se producen en los monumentos, en los que no siempre gana el más rápido sobre el papel, pero no fue suficiente.

Ahora bien, puede estar muy orgulloso Enric, le ha plantado cada al mejor de su tiempo, al coco de los cocos, al mismo que batió hace una semana en San Luca, Bolonia.

Esta sensación de saberte cerca del mejor debe proporcionar un regusto brutal.

Imagen: FB Il Lombardia

Continuar Leyendo

Lo + leído