Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX
Leaderboard XX 2 – 2imagen

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclismo de carretera

Las Tres Cimas de Lavaredo rozan lo irreal

Publicado

en

WorldTour 2022 – TopPost

La historia ciclista de las Tres Cimas de Lavaredo viene del mismísimo Merckx

Es mirar las Tres Cimas de Lavaredo y ponerse a hablar de los Dolomitas, esa maravillosa y venerada cordillera de los Alpes italianos que debe su nombre al característico color de sus rocas y en honor a su estudioso el geólogo francés Dolomieu, puede resultar una tarea sencilla… o complicada.

Sencilla porque es fácil llamar la atención entre los cicloturistas el simple y mero hecho de pronunciar su nombre: Dolomitas. La tarea se complica cuando se trata de aportar algo nuevo entre tanto “gurú” de la alta montaña, pero lo voy a intentar.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Y si hablamos de Dolomitas, lo primero que se me viene a la cabeza es la figura inequívoca de las Tres Cimas de Lavaredo.

Esas tres rocas que emergen de la Tierra, esbeltas, bellas: la Cima Grande (3003 m), la Cima Ovest (2973 m) y la Cima Piccola (2857 m), componen esta tríada dolomítica. Suena a épica, mito, historia –dada su importante posición estratégica en estas montañas se produjeron furiosos asaltos militares y cruentas batallas entre italianos y austriacos durante la 1ª Guerra Mundial-, alpinismo –Paul Grohmann fue el primero en escalar la Cima Grande el año 1869-, geología –estas rocas se formaron hace 230 millones de años- y por supuesto ciclismo y por extensión, cicloturismo del bueno.

Siempre había querido ascender en bicicleta a las Tres Cimas de Lavaredo y comprobar por mí mismo la extraordinaria belleza del Lago Misurina o sufrir en mi propia carne esa rampa tan dura mantenida al 16% donde atacó Merckx en el Giro del 68 y desde luego disfrutar arriba de un entorno genuinamente dolomítico.

Este mes de julio he podido cumplir uno de mis sueños cicloturistas y así os puedo explicar mi experiencia en persona, de primera mano, paso a paso, kilómetro a kilómetro, pues cada uno que se pedalea constituye en sí mismo toda una aventura, un reto casi artesanal, al borde mismo de lo irreal y fantástico.

DT – Swiss 400×400
Endura 400×100



De entre las posibles vertientes que yo conozco, a saber la de la olímpica Cortina d’Ampezzo (1224 m) y la de la hermosa Auronzo (864 m), me quedo con ésta última. Supongo que el hecho de que la carretera de Cortina soporta mucho más tráfico y que además se tiene que salvar antes del lago Misurina el Passo Tre Croci, fue lo que hizo inclinarme por la segunda opción.

Auronzo es una bella población en pleno Parque Natural del Lavaredo junto al lago Santa Caterina, aunque decepciona un tanto enterarse que es artificial, pero rodeado de magníficos bosques de abetos.

Al inicio de la subida la carretera va ascendiendo primero suavemente y sin demasiada historia durante unos 6 kilómetros, para inmediatamente después afrontar los siguientes siete mucho más duros con hitos enteros a una media de entre el 8 y el 9 % salpicados por numerosas rampas al 12 (según señales existentes).

Estos kilómetros nos irán muy bien para coger ritmo de ascensión y para ir probando sensaciones ante la tremenda pared que se nos avecina y que ya sentimos próxima.

Sobre el km 11 de ascensión pasaremos por el cruce que viene de Cortina y afrontaremos otro kilómetro entero al 8% para desembocar en un llano que agradeceremos tremendamente y en seguida aparecerá ante nosotros una estampa de postal, de ensueño: la imagen del lago Misurina con las Tres Cimas de Lavaredo recortadas al fondo.

Disfrutaremos de un par de kilómetros y medio de descanso bordeando la parte izquierda del hermoso lago –éste sí, natural-. Estamos ya a 1700 metros de altura, rodeados de un marco de fantasía donde podremos montar a caballo, practicar alpinismo, escalada, senderismo –hay un camino que progresa hasta el Refugio Col de Varda a 2115 m de altura, aunque si lo prefieres puedes subir en telesilla, eso sí “san paganini” de 9 euros-, piragüismo, mountain-bike, camping… y si no siempre te puedes tumbar en un verde prado y contemplar y dejarte llevar por los sentidos.

Pero dejemos el bucolismo y concentrémonos en la escalada porque una vez que dejemos el lago atrás iniciaremos la subida definitiva a las Tres Cimas: 7 km al 8 % -los 4 últimos al 10- salvando 576 m de desnivel.

Un desvío a la derecha con un cartel indicador nos señala el camino: es igual, tampoco hace falta y la carretera no engaña porque se eleva ya muy seriamente tras salvar una serie de dobles curva derecha-izquierda primero e izquierda-derecha después, para darnos de morros con “la pared”: el muro de 900 m al 16 % donde según dicen atacó Merckx, en el mencionado Giro, moviendo la bicicleta con increíble facilidad.

Lloret 300×250



Por si el porcentaje de semejante rampa no la delatara lo suficiente, en la calzada hay unas pintadas que lo recuerdan: 18 % marcado con un triángulo, así como restos del paso del Giro de aquel año: “Gibo” -Simoni-, Piepoli… incluso hay una que se acuerda de Patxi Vila, pero la más curiosa es una que dice en italiano más o menos que en ese punto empieza el Giro.

Salvada esta increíble cuesta donde pones todo lo que hay que poner, encontraremos un tremendo alivio en el llano y siguiente bajada a la altura del Refugio y Lago de Antorno. Muy bonito.

Así nos dejaremos caer hasta el “peaggio”. Sí, has leído bien, si quieres seguir ascendiendo tienes que pagar, como en el peaje de Martorell, eso sí, si vas motorizado: 20 euros del ala.

Pasando en bicicleta, ni qué decir tiene que no pagaremos un duro y que cruzaremos con una media sonrisa burlona mirando al vigilante de turno.

Es lo que hay: o pasas en bici o andando, si no, a rascarte el bolsillo para admirar un entorno natural ¿de todos?

El hecho de que exista este filtro, hará que sean pocos los vehículos a motor que nos podamos encontrar, aunque si lo hacemos en pleno mes de vacaciones, no podremos evitar el encuentro, y susto añadido, con algún “loco” del volante o algún autocar en alguna curva. Así pues, ojo.

Al salir de la zona del peaje y siempre con la vista entretenida en el hermoso paisaje, iniciaremos la última parte, y más dura, de la subida. Quizás los cuatro kilómetros más duros e increíbles que haya escalado nunca, –Angliru y Marie Blanque a parte, aunque no sabría qué deciros-.

Las curvas y los muros “imposibles” se van sucediendo sin tregua en una concatenación de rampas al 12, 14 y 16%, sin descanso alguno. Si vas mirando hacia abajo contemplarás con admiración cómo vas dejando atrás la serpenteante carretera, y en una de estas curvas fue dónde me encontré con el único ciclista en toda la ascensión, o mejor dicho la única ciclista: una chica con muy buena planta que estaba descansando y bebiendo sentada al borde de la carretera.

La saludé con un “hola, buongiorno” invitándola a continuar, aunque no sé exactamente si subía o bajaba, me miró y sonrió pero el caso es que ya no la volví a ver ni arriba ni abajo.

Las pintadas en el suelo como testimonio del paso del Giro continúan, y muchas recordando al llorado Pantani: los tifossi aún no lo han olvidado, tanto es así, que el Refugio de Auronzo (final “reglamentario” de la ascensión a 2300 metros) lo conocen como el “Refugio del Pirata”.

Seguí subiendo por esta interminable pared y lo debí pasar realmente mal, pero ahora, escribiendo estas líneas, no lo recuerdo exactamente, el dolor de piernas, el corazón a mil, sudando a borbotones, deseando acabar este sufrimiento pero a la vez no queriendo terminar, por temor a saber cuándo podré volver a sentir esta emoción.

Lo que sí recuerdo, es que en un momento de la escalada, el pedaleo se automatizó y mi cabeza paró, de algún modo, el dolor y pude continuar salvando curvas hasta que por fin pude ver al fondo de la carretera, y en lo alto, el ansiado refugio.

Una vez arriba la vista es impresionante, fantástica: la visión de las montañas dolomíticas hacen del entorno un lugar casi irreal, de ciencia-ficción, a la sombra de las ya muy próximas Tres Cimas.

En el bar podréis avituallar y comprar unos recuerdos y si queréis agua tendréis que comprarla porque además de que yo no vi ninguna fuente subiendo, en los lavabos hay un cartel que pone que el agua no es potable, y no me lo creo, sobre todo en un país como Italia que tiene unas aguas buenísimas, pero por si acaso la compré.

Tampoco vi españoles, la mayoría de turistas eran franceses, alemanes, ingleses y lógicamente italianos, y es que detrás de las Tres Cimas nos encontramos ya en Austria, concretamente en el Tirol.

Como ascendí con una bicicleta de ruedas gordas, aún me pude permitir el lujo de subir por un camino de piedras –frecuentado por muchos senderistas- un centenar de metros más arriba hasta el Refugio de Lavaredo, para poder seguir disfrutando del entorno y comprobar lo ya comentado de la primera Gran Guerra al ver un par de monolitos erigidos en una ladera en honor a los caídos.

Y allí me quedé más de media hora, en actitud contemplativa, rindiendo pleitesía a nuestros queridos Dolomitas y pensando cuándo volveré…

Imagen: Infobici

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
1 Comentario

1 Comentario

  1. Miguel Angel

    3 de diciembre, 2021 En 15:41

    Buena crónica.Tuve la suerte de subirlo.Pero su dureza no es como el ANGLIRU.

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo de carretera

Johan Bruyneel: «Soy muy fan de Alejandro Valverde»

Publicado

en

WorldTour 2022 – TopPost

La tercera semana del Giro se presenta muy emocionante

Ya estamos en la semana final, la tercera, del Giro y cualquier cosa puede suceder.

Con una igualdad patente en la general, todos se miran con recelo ante seis jornadas que incluyen cuatro de alta montaña, una crono y una previsible llegada al sprint a Treviso.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Todo tras dos semanas de competición que han dejado más cosas interesantes de lo que opina gran parte del público.

Así nos lo razonan el exciclista y hoy podcaster Johan Bruyneel y el redactor de ciclismo del diario Marca Nacho Labarga, quienes se frotan las manos ante la tercera semana del Giro.

Ambos pasan revista al Giro 2022 y se mojan sobre lo que pueden dar de sí los días finales, sin pasar por alto la carrera que Alejandro Valverde está desarrollado estos días en Italia.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Este podcast cuenta con el patrocinio de Tuvalum.com

Tuvalum es la web líder en Europa en compraventa de bicicletas de segunda mano certificadas y revisadas por mecánicos.

Si quieres vender tu bicicleta, súbela a Tuvalum y en 48 horas te la tasan y te hacen una oferta de compra directa. Ellos se encargan de todos los trámites, recogen la bicicleta en tu domicilio y te hacen el pago en tu cuenta bancaria. Sin tener que quedar con desconocidos.

Y si lo que quieres es comprar una bicicleta, en Tuvalum tienes el mayor catálogo con la mayor garantía, porque todas las bicicletas usadas son revisadas por un equipo de mecánicos y se entregan con 12 meses de garantía.

Si estás pensando en comprar o vender una bicicleta, Tuvalum.com.

 

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

Giro 2022: ¿Por qué el ciclismo español no tiene un Yates o un Ciccone?

Publicado

en

WorldTour 2022 – TopPost

Sigue la sequía del ciclismo español en el Giro

Gran fin de semana de ciclismo en el Giro 2022, dos etapas desiguales en cuando a efecto, pero brutales en desgaste con dos ganadores que hablan del nivel que maneja la carrera y que ya los quisiera el ciclismo español.

Recuerdo que el día que Juanpe se vistió de rosa en el Etna hice una reflexión fue más allá de la efeméride del andaluz de líder.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Hablé de cómo había logrado la maglia, metiéndose en una fuga, arriesgando desde ella, buscando la etapa y finalmente acabando con el liderato en las manos.

Un liderato que, como hemos dicho otras veces, le ha cambiado la vida, pues han sido muchos días chupando cámara, ganándose el respeto  de los rivales y siendo admirado por la afición.

Ese día hablé de la sequía de triunfos españoles en las grandes vueltas.

Cabe irse tres años atrás para ver el éxito de Pello Bilbao en el Giro, dos para el de Ion Izagirre en la Vuelta y ¡cuatro! en el de Omar Fraile en el Tour.

1024×300 Flandes Zona Centro post

 

Estos tres nombres, los tres vascos, son los últimos del ciclismo español en el palmarés de Giro, Vuelta y Tour, un agujero de éxitos que desconozco si tiene antecedentes en la historia.

Es más, me cuesta creer que haya sucedido y si así ha sido, será hace muchísimo.

Y es que seguimos en España con viejos e instalados axiomas que siguen muy vigentes.

Es brutal la obsesión por una clasificación general y todo lo que se sacrifica por ello

Sin Valverde en el top ten, pero con opciones de acabar en él, Juanpe, Pello y Landa están ahí, en ese selecto grupo y lucharán con uñas y dientes por no caerse de él.

Para ellos una etapa es una quimera, un lujo que no se pueden permitir en la situación actual.

Eso sí, Landa y Pello demostraron en su día que si el plan de la general se cae, son capaces de activar el plan B y buscar etapas.

El brillo que alcanzó Mikel en el Giro 2017 fue demoledor, escapado toda la semana ganando una etapa y la maglia azul de mejor escalador.

Lo mismo decir de Pello con las dos etapas que ganó en 2018.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Pero esto que os cuento es la excepción y lo estamos viendo en este Giro.

Es un hecho que el ciclista medio español no entra en cortes, mucho menos las estrellas.

Mirad Simon Yates o Guilio Ciccone, dos favoritos, en diferente grado, al Giro que se han reinventado y ya tienen sus etapitas, que lucen, contentan al sponsor y aumentan el palmarés.

Son formas de hacer, lo sabemos, la obsesión de la general existe, eso cuando no son apreciados gregarios, pero cambiar el paso es necesario, en un ciclismo cada vez más globalizado donde todo cuenta y la victoria cada vez está más cara.

Y el ciclismo español parece cada vez más

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

Si hay infraestructuras, vienen los ciclistas

Publicado

en

WorldTour 2022 – TopPost

Unas infraestructuras interesantes sólo pueden atraer ciclistas

Hace unos días, recorriendo en bicicleta un paraje hecho por y para la bicicleta, algunos compañeros se me quejaban del estado de las carreteras en ciertos puntos, pues eran conscientes que el atractivo de una zona  para los ciclistas empieza por unas infraestructuras ciclistas de calidad para que luego venga todo lo demás.

Lo cierto es que en la geografía española nos estamos encontrando con auténticos vergeles para el ciclista que, ajeno al tráfico, puede disfrutar de rutas brutales por carreteras que han dejado de ser frecuentadas por muchos coches, dejando el camino limpio de peligros y obstáculos.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Hace unos días vi este tweet sobre la carretera que va de La Sía a Picón Blanco y pensé en la importancia de infraestructuras ciclistas de nivel…

1024×300 Flandes Zona Centro post

En efecto, la nueva carretera nos la describe el propio titular de Amantes del ciclismo, quien nos pone los dientes largos con algunas de las rutas que se pega por Cantabria y Burgos.

La carretera une la cima de La Sía con Picón Blanco, dos puertos que, para los que tenemos una edad muy separados en el tiempo.

Si el Portillo de La Sía era habitual en las Vueltas de los ochenta y noventa, cuando se corría en abril, el Picón Blanco viene más a caballo de años recientes, con la victoria de Evenepoel en la Vuelta a Burgos que nos devolvió el ciclismo ciclismo tras la pandemia y el éxito de Rein Taarämae.

La persona que está tras ese perfil nos cuenta que el sitio va servido de ciclistas para un lado y otro, motivados por el sitio, la calidad de la ruta y la ausencia de tráfico.

Invertir en infraestructuras ciclistas también puede ser rentable, quizá no en el corto, ni en el medio, pero a la larga sí que puede serlo.

Este colectivo hace correr la voz y al margen de los clásicos de siempre, Flandes, Euskadi, Gran Canaria, Mallorca…, todos tienen algo que ofrecer al ciclista.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

 

Mediados de mayo, verano por adelantado, vienen fechas mágicas para la bicicleta, para la gente que vivimos en península y tenemos que chupar frío y lluvia.

Cómo se agradecen sitios así y qué poco nos da, a los que nos gusta la bicicleta de verdad, que el Strava de lugar lo encabecen auténticos impresentables que ya fueron triste noticia por creerse pros en un mundo de auténticos amateurs.

Que les cunda, que mientras nosotros disfrutaremos de aquello que el ciclista que sale a «competir» nunca sabrá apreciar.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

Veo el Giro 2022 a punto de explotar

Publicado

en

WorldTour 2022 – TopPost

No creo que los favoritos «se fumen» el tercer finde del Giro 2022

Vamos a hacer una cosa que no acostumbramos en este mal anillado cuaderno, es decir una previa de lo que ha de venir, a modo inmediato, en este Giro 2022 que entra en zona roja.

Y lo hacemos porque cunde la sensación que poco o nada ha pasado entre los mejores de la carrera, que no se han dado nada o casi nada, que hay mucho miedo y poca vergüenza en la clase noble.

Shimano – Leaderboard 1024×300

En cierto modo, esta impresión es fiel a la realidad, pero también lo es que el Giro 2022 ya nos ha dejado grandes jornadas, de Potenza a Génova, pasando por alguna más, y que lo poco que hemos visto de los mejores promete espectáculo.

En todo caso, la igualdad se impone en esa general que mira a Turín– qué etapa tan bonita han planteado en la capital del Po- y el Vall de Aosta.

 Una igualdad que refleja la general, con quince tíos en la horquilla de los tres minutos, tomando a Jan Hirt como límite razonable a 3´09´´de Juanpe

Luego si apretamos la cosa, vamos con ocho tipos en el minuto y siete en el medio minuto.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Lidera Juanpe López quien ha cabalgado por media Italia vestido de rosa, un lujo que seguramente le cambie la vida.

No le veo ganando la carrera, pero sí luchando por el top 10 dado lo que viene por detrás.

Luego está el juego de equipos.

Bahrain parece la primera opción con dos en el grupo importante, con Landa a medio minuto, un sueño para él a estas alturas de gran vuelta, y Pello, por debajo del minuto y medio.

El valor estratégico de Pello es brutal, y si los dos están bien, no descarten que hagan saltar la banca.

Bora tendrá deberes similares.

Con la llegada de Wilco Kelderman por detrás, el equipo verde tiene a Hindley en el primer grupo, Buchmann en el segundo y el citado neerlandés en el tercero a menos de tres minutos.

Hindley nos gusta, tiene chispa, aunque pareció en el Blockhaus un punto por debajo, otra cosa es que le dé el aire a Buchmann, mientras Kelderman, si recupera de la escapada que le ha devuelto a la general, podría ser el hombre libre y jugar a desestabilizar.

DSM estaba arriba con un Romain Bardet muy fuerte hasta su retirada y Thymen Arensman, en el corte bueno.

Sin Bardet, quien no se veía en una igual hace muchos años, el neerlandés sigue creciendo pero no sé si al ritmo de aguantar entre estos gallos en una tercera semana de gran vuelta.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Sobre individualidades, y al nivel de Mikel Landa, veo a Richard Carapaz y Joao Almeida, ahora mismo empatados a tiempo.

A ver, ninguno de los dos parece escandalosamente superior, pero el ecuatoriano tiene la experiencia de ganar un Giro, un equipazo detrás y la seguridad que en la tercera semana el físico le da de sí.

En el caso del luso, veo un escenario similar y es más, si acaba como el año pasado, ojo que llega vivísimo al tramo final de Giro.

Entre medio identificamos a Guillaume Martin, quien no me extrañaría que selo jugase en una escapada, aunque lleva poca desventaja, Domenico Pozzovivo, en menos de un minuto, quien ya es admirable que siga ahí, y Alejandro Valverde, tristemente centrando en una general en la que no sé qué objetivo persigue con la gente que tiene alrededor.

Con este panorama, conociendo actores como Landa, Carapaz o Bardet, con un trazado brutal este finde, no descarto un ataque en firme y asalto a la maglia rosa por parte de esta gente y luego a defender lo conquistado, por muy dura que sea la tercera semana.

Las piernas de dulce se tienen de vez en cuando y si a situación invita, avanti, recordad lo que hizo Richard Carapaz hace tres años, también en el Valle de Aosta.

Imagen: FB de Giro d´Italia

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

TWITTER

El #Giro2022 que nos está dando Mathieu Van der Poel es un puto regalo. Correr como si no hubiera un mañana en un Giro, eso son cosas que nuestros ojos han visto muy pocas veces.
No engordará el palmarés, pero cariño que se está ganando se cobra a peso

https://joanseguidor.com/giro-2022-mathieu-van-der-poel/

Este culotte pesa 150 gramos en talla M, está limado por todos los sitios, pero es que además lleva badana top y acabados finos, finísimos.
Es el nuevo Ultralite de Gobik...

https://joanseguidor.com/gobik-culotte-ultralite/

🎙️🎙️🎙️ ¿Edu, tres rincones para ir en bici por @terresebretur???
"Mont Caró, el Delta y rodar por los repechos de la Terra Alta" @eduprades

https://www.ivoox.com/edu-prades-terres-l-ebre-mis-rincones-audios-mp3_rf_87530532_1.html

#PodcastJS

2

La baja de Almeida es una putada para el #Giro2022, dejando limpia la lucha del podio y quitando gran parte de lo que había que disputar.
Aunque ya es historia, el portugués deberá pensar en otra forma de correr que no sea perseguir y contener daños.

https://joanseguidor.com/giro-2022-joao-almeida/

Load More...

Lo + leído

X