Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Ciclismo antiguo

Las raíces de la Vuelta nacieron en la adversidad

Publicado

en

DT – 2022 post

La Vuelta a España es una carrera que tiene un alto contenido histórico. Es por esta razón que queremos dilucidar algo acerca de su pasado e incluso reflejar algunos datos estadísticos que podrán interesar a nuestros lectores, aficionados al deporte del pedal. Nadie duda de que sus organizadores, es decir, los que pusieron en marcha esta prueba, tomando con decisión las riendas de la carrera, debieran afrontar un tanto valientemente tiempos con muchas dificultades. Por suerte se lograron solventar los inconvenientes surgidos con más o menos sacrificios. Las grandes obras por lógica así lo exigen.

Fue en el año 1935, en plena Segunda República, cuando se puso en órbita por vez primera la Vuelta, desafiando todos los frentes contra viento y marea, agudizados  por la inestabilidad política. Alguien había dicho que era conveniente poner este evento deportivo para “distraer a las gentes”. En la Puerta de Atocha, frente al ministerio de Obras Públicas, se alinearon cincuenta valientes ciclistas de entre los cuáles se encontraban treinta y dos españoles, equipados ellos con sus bicicletas de hierro acusadamente pesadas. Los ciclistas iban vestidos con ropas burdas de lana, con la ilusión innata de pedalear y enfrentarse con las ingratitudes que les ofrecería la carretera, aunque con el señuelo de alcanzar alguna satisfacción a fuerza de darle a los pedales. Hay un dicho que afirma que la esperanza es lo último que se pierde. Por encima de todo les empujaba más la afición por las dos ruedas que las tensiones internas que sufría nuestro país. La salida oficial fue dada por  don Manuel Domingo, director deportivo de la ronda española, con fecha el 29 de abril del año 1935.

Cabe mencionar también a Juan Pujol, director e impulsor del diario Informaciones, que con obstinado entusiasmo y con apenas dos meses de preparación puso en funcionamiento la Vuelta Ciclista a España, un reto si se tiene en cuenta que la nación atravesaba una situación un tanto alterada ante la sombra cercana de la Guerra Civil.

La primera edición: El belga Gustaaf Deloor

La primera etapa hizo escala en la ciudad castellana de Valladolid, lugar en donde se impondría el belga Antoine Digneef, que aún así y con el paso de las siguientes etapas, debió ceder el liderato a su compatriota Gustaaf Deloor, en dura pugna sostenida con Mariano Cañardo, el favorito  popular y atractivo del gran público, que padeció todo tipo de desgracias. Desde la tercera etapa, Santander-Bilbao, se definió la cuestión a favor del belga Deloor que se colocó líder, vistiendo como distintivo la camiseta de color naranja de líder que mantuvo hasta el final. Se impuso al catalán de adopción, Cañardo, con una ventaja de más de trece minutos. El Premio de la Montaña ¡oh sorpresa! fue conquistado por el italiano Edoardo Molinar, hecho insólito, pues todo el mundo creía que los españoles eran invencibles en las rutas que serpenteando iban cuesta arriba.

La prueba constaba de catorce etapas, diez de las cuáles superaban los 250 kilómetros. Los mismos corredores, acatando el reglamento, debían por si mismos reparar las averías y restituir los neumáticos ante cualquier eventual pinchazo, que los hubo en gran cantidad dado el estado deplorable de las carreteras por donde circularon los ciclistas en su itinerario oficial. Al año siguiente, Deloor, el belga de oro, volvió a ganar como si tal cosa. Ni Berrendero ni el mismo Cañardo, pudieron hacer palidecer su estrella y su fama bien asentada.

Cabe constatar que fue Casares Quiroga, ministro de la Gobernación, el que salvó un tanto por los pelos el de que se llegara a celebrar aquella segunda edición. No había apenas dinero de apoyo para encauzar en buena línea la citada carrera por etapas. Pidió a los gobernadores de las provincias por donde discurría la Vuelta que colaboraran con dinero contante y sonante para mantener en liza competición de tan importante eco y envergadura. Al fin pudo celebrarse con toda pompa y sin los consiguientes apuros económicos que en un principio se auguraban. Al cabo de mes y medio de concluir la aludida prueba, comenzó la tan cacareada y dolorosa Guerra Civil Española.

Berrendero, un humilde y un doble triunfador

En los cuatro años siguientes no hubo Vuelta. Una vez llegada la paz entre los pueblos, se complicó la historia al desencadenarse la Segunda Guerra Mundial. La citada prueba volvió a ser actualidad en el año 1941, con el valioso triunfo logrado por el madrileño Julián Berrendero, al que los aficionados apelaban comúnmente como el “Negro de los ojos azules”. En la edición siguiente volvió a ganar ante el entusiasmo desbordado de sus paisanos. Todo un contraste ante la manera de ser de Berrendero, que se caracterizaba por su espíritu independiente y hasta solitario. Solía apartarse de las gentes y disfrutar de sus victorias alejado de las multitudes, sin el halago de los aficionados. Era poco sociable y por eso entre los mismos corredores tenía enemigos.

Se puede decir que este ciclista de piel  morena supo labrarse un buen porvenir y alcanzar un merecido prestigio cincelado por su cuenta y riesgo. Era recatado en palabras y se limitaba a hacer valer su categoría dándole a los pedales con vigor y soltura, especialmente  cuando la carretera, serpenteante, se empinaba hacia las cumbres. Los resultados demostraron con creces lo que valía. Homenaje hacia esta figura humilde que no persiguió la gloria. Fue la gloria que le vino a él.

La Vuelta a España sufrió muchos vaivenes en el curso de los años siguientes hasta que tomó su tutela el rotativo norteño El Correo Español, con sede en Bilbao, a partir del año 1955, con triunfo absoluto del francés Jean Dotto, aquel ciclista de diminuta figura. Los impulsores básicos de la nueva Vuelta a España fueron señores Bergareche y Echevarría, representantes del País Vasco, y la colaboración positiva desplegada por el dirigente valenciano don Luis Puig, protagonista clave al ostentar cargos de alto copete en la Federación Española de Ciclismo y en la Unión Ciclista Internacional (UCI), representatividad de indudable influencia y que nuestro país bien necesitaba.

Por Gerardo  Fuster

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo antiguo

Cipollini en 5 esenciales

Publicado

en

Por

DT – 2022 post

¿Qué figura ha trascendido más que Mario Cipollini? casi ninguna

Rudy projet – 2023 – EOS Helmet

Hablábamos el otro día de Francesco Moser, figura eterna, y entre sus gregarios figuró un tal Cesare, de apellido Cipollini, hermano de Mario, el protagonista de esta pequeña historia.

¿Quién no recuerda a Mario Cipollini? es más ¿qué aficionado ciclista no ha escuchado cachondeo con su apellido?

Eso es y eso fue Mario Cipollini, un ciclista que trascendió con mucho el ciclismo y su época, pues aún hoy, en cualquier machar histórica que reúna varias leyendas, ninguna atrae lo que el velocista nacido en Lucca.

Hemos realizado el difícil ejercicio de sacarle cinco puntos para describir al que llamaban el «rey león».

Shimano Sep 2022 – Post

Amor por el Giro

Ciclista de números, auténtico goleador sobre la bicicleta, en especial en el Giro de Italia, donde resultó inaccesible durante muchos años, con 42 triunfos.

Era sin duda su coto, siendo además la única grande que finalizó, hasta en seis ocasiones, vistiendo a veces la maglia ciclamino hasta el final.

Anotador nato

Con más de 160 victorias, es uno de los corredores más prolífico, no sé si el más, que he tenido la suerte de ver.

Su forma de sumar en las volatas era brutal.

Rara era la vez que concurría en una vuelta por etapas y no acababa con dos o más etapas.

La Gante-Wevelgem, su clásica

A diferencia de la actualidad, la clásica de los campos de Flandes que limitan con Francia ha sido su mejor territorio clásico.

Ganador tres veces de esta carrera, destaca que entre la segunda y tercera victoria pasaron casi diez años.

Su último éxito fue en 2002, año mágico, pues venía de ser el mejor en la Milán-San Remo, logró salir vivo del Poggio, y acabaría siendo campeón mundial en el vilipendiado circuito de Zolder.

Gran canaria 400×400
Lleida – ara lleida 400×400
Cruz 400×400

En el filo de la polémica

Carácter fuerte, fue foco de atención de cámaras y ojos en las carreras.

Sin embargo un par de hechos han perturbado su reputación: dio positivo por EPO en 2004 y años después su nombre aparecería en aquellos famosos papeles donde figuraban ciclistas que se habían dopado durante el Tour 98.

Además pende sobre él un fallo en contra por violencia doméstica.

¿Una victoria? El mundial

Zolder 2002 fue uno de los circuitos más criticados de la historia de los mundiales, una suerte de encefalograma plano en el que buscar la sorpresa fue una quimera.

Entre los que lo intentaron, curiosamente, estuvo Igor Astarloa, y digo curiosamente por que un año después sí que sería campeón del mundo.

En el sprint final, Italia recuperaba el cetro de su carrera fetiche con su mejor baza: Mario Cipollini lograba batir a Mc Ewen y Zabel tras 256 kilómetros corridos a más de 46 por hora.

Imagen: Cycle

Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

La primera crono que gana Indurain

Publicado

en

Por

DT – 2022 post

Ya han pasado casi 40 años del estreno de Indurain ganando una crono

Rudy projet – 2023 – EOS Helmet

Ilustro el post de la primera crono que entra en el palmarés de Miguel Indurain con una foto de los Juegos Olímpicos de los Ángeles, aquel mismo año 1984, semanas antes de la carrera que nos ocupa, el Tour del Porvenir.

Nos situábamos en septiembre de aquel año, otoño ciclista y prueba de fuego para los más jóvenes, aquello era el preludio del Tour de la CEE, que con el tiempo se ha convertido en el Tour del Avenir.

Indurain ganaría esa carrera dos años después, pero la aproximación a la misma la haría poco a poco y, como no, empezando por una crono, aunque haciendo justicia al desarrollo de la carrera aquel mocetón de veinte años ya había mostrado maneras en etapas anteriores.

Shimano Sep 2022 – Post

La cosa fue que entre Loudes y Tarbes no hubo milagro y sí la constatación del chaval ese que rodaba como los ángeles.

Indurain afrontaría la crono a bloque desde el inicio, para nada asustando por los 30,5 kilómetros iniciados por un primer repecho.

En meta, diferencias humanas pero premonitorias.

El que más cerca acabó el talentoso Jeff Bernard, ya en La Vie Claire, a unos veinte segundos.

El ciclismo les situaría en el mismo equipo y en el mismo lugar siete años después con el navarro de amarillo.

Gran canaria 400×400
Lleida – ara lleida 400×400
Cruz 400×400

En aquella clasificación de jovenzuelos había algún nombre conocido.

Charly Mottet, ganador de aquella carrera, y Piotr Ugrumov fueron los más destacados.

Ambos ya conocían a Indurain y cómo se las gastaba en su terreno, la crono, rompiendo con ese perfil de agonista español, bueno en la montaña y nulo en la lucha contra el cronómetro.

La presentación en sociedad del navarro fue eso, rompedora, con las crónicas mostrando sorpresa por ver a un ciclista de este lado de los Pirineos ganando toda una contrarreloj.

Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

Francesco Moser en 5 esenciales

Publicado

en

Por

DT – 2022 post

Francesco Moser lo hizo casi todo bien

Rudy projet – 2023 – EOS Helmet

No sé si fruto de la casualidad, si de forma inconsciente, Francesco Moser sigue a Fabian Cancellara en esta galería de grandes de siempre que rueda estos días por este mal anillado cuaderno.

Francesco Moser, no lo vi en directo, pero su áurea seguía intacta en los años que empecé a ver ciclismo, a disfrutar de este deporte.

Un ciclista que, leyendo y releyendo, fue muchas cosas al mismo tiempo, un adelantado, un portento y también un poco tramposo.

Pero vayamos al grano…

Shimano Sep 2022 – Post

La hora más rentable

Cuando Francesco Moser batió el récord de la hora de Eddy Merckx en México no tuvo suficiente.

Lo había dejado en 50 kilómetros altos, pero a los cuatro días quiso más, y firmó más de 51.

La tecnología como aliado

En esa tentativa, Moser torció la historia de este deporte y su propia evolución.

Se coronó con esos registros sobre una bicicleta histórica por sus geometrías y prestaciones rodando en un velódromo especialmente tratado para la ocasión, marcando el camino de los que habrían de venir después, el escocés Obree, Boardman, Indurain y Rominger.

Polivalencia

Su palmarés es rico como pocos, pues ahí entran mundiales de ruta y pista -imaginaros qué tipo de persecucionista podía ser-, un gran vuelta, varios monumentos y muchos triunfos por doquier.

Si el récord de la hora forma parte indisoluble de su recuerdo, no menos lo es ese Giro de 1984 que le gana a Laurent Fignon con toda la «ayuda» del mundo, como si la Italia de Bertoglio, Battaglin y Saronni necesitara también coronar al trentino.

Gran canaria 400×400
Lleida – ara lleida 400×400
Cruz 400×400

Un «bruto» rodador

Su enemistad con Roger De Valeminck fue mítica en Roubaix, eran dos ciclistas maestros en lo suyo, Moser ganó hasta tres ediciones del tirón -algo inédito desde la Segunda Guerra Mundial- para cabreo del gitano.

Si De Vlaeminck era más sutil sobre el adoquín, el amigo italiano directamente los abordaba por la mitad para volar hacia el velódromo, sin rodeos ni abalorios, directamente chocando contra ellos.

¿Una victoria? Roubaix, año 1978

En la Roubaix del 78, Moser, arco iris a la espalda, arco iris que ganó en Venezuela, se presentó ante “Monsieur Roubaix” como alternativa ganadora a la mejor carrera del año.

El italiano, listo como el hambre, jugó sus bazas sin esperar instrucciones del gran jefe.

Realizó dos ataques, primero a 23 de meta y luego a 18 para romper la resistencia de Maertens y Raas, mientras el influjo de De Vlaeminck se hacía notar.

Moser llegó solo al velódromo y De Vlaeminck echaba fuego.

Este tipo es un desagradecido” dijo el belga.

Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

Laurent Jalabert, 55 años y sensaciones infinitas

Publicado

en

Por

DT – 2022 post

El 1995 de Laurent Jalabert es una de las campañas más brutales jamás vista

DMT – KRSL pogi’s edition

He recuperado una conversación antigua con Laurent Jalabert el día de su cumpleaños, 55 primaveras de uno de los ciclistas más queridos y admirados que he tenido la suerte de disfrutar.

Fue una charla alrededor de una de las mejores temporadas que sin duda hemos presenciado a título individual pues si le pides un titular a Jalabert sobre el año 1995 queda claro: «Lo quería ganar todo».

Vamos por eso al meollo de nuestra conversación, consideramos que la temporada 1995 de Laurent Jalabert ha sido la mejor firmada por un ciclista en los últimos 30 años…

«Suena fuerte eso»

Si miramos desde entonces quizá se te aproximó Philippe Gilbert en 2011 y Alejandro Valverde alguna campaña, por ejemplo la de 2008, pero poco más.

Tú afrontas ese año muy condicionado por dos hechos de la campaña anterior…

¿Cómo influyó a Laurent Jalabert aquella victoria en los Lagos de Covadonga?

«A ver, yo iba escapado con muchos minutos y sin gran presión. Sin embargo esos días rebosaba confianza. Los kilómetros iban pasando y la gente se iba quedando hasta que aguantamos Roberto Torres y yo. Me atacó muchas veces, pero aguanté y gané arriba. En ese momento fue como jugar a la lotería, pero me indicó que podía hacer otras cosas»

Hasta la fecha estabas etiquetado como gran sprinter…

«Sí, pero ese triunfo cambió mi forma de ver las cosas»

Y luego la caída en la primera etapa del Tour

«Fue brutal, tras esa caída el ciclismo pasó a un segundo plano, sólo me interesaba volver a ser persona. Tenía 24 años y pasé por momentos muy difíciles. No fue fácil volver a ilusionarme, a ser ciclista, a perder el miedo a esas circunstancias, de hecho empecé a pensar en competir de otra manera, a no meterme en esas llegadas tan masivas y peligrosas, a buscar el éxito en sprints de grupos más pequeños. Hasta la fecha había disfrutado de la vida fácil de sprinter, que está todo el día a rueda y la presión aparece sólo al final, cuando hay que disputar»

Rudy projet – 2023 – EOS Helmet

¿Qué cambio experimentas?

«Paso a ser más agresivo y completo»

Primera vuelta de tu carrera deportiva, toda una París-Niza

«Fue una victoria clave. Se fraguó en una escapada larga con Vladislav Bobrik. Recuerdo que pinchó a 40 de meta y conseguí mentalizarme para llegar solo hasta el final«

Un punto de inflexión

«A partir de ese día me vi capaz de cualquier cosa»

Temporada 1995, tras la caída del Tour y su recuperación, tras el pelotazo de los Lagos ¿qué objetivo tenía Laurent Jalabert de inicio?

«Tenía la voluntad de demostrar que quería ser ciclista, tanto a mí mismo como al resto. No tenía tiempo que perder»

¿Qué papel juega Manolo Saiz?

«Es clave, incluso siendo ciclista él me insistía que valía para otras muchas cosas. Recuerdo que siendo aún ciclista de Toshiba, se me acercó un día y me dijo que esas piernas veía una Vuelta a España«

Premonitorio

«Ya ves, creía más en mí que yo. En las primeras carreras, la ONCE trabajaba para mí y perdía su rueda, o quedaba en otra parte del grupo, Manolo me convenció que si trabajaban así era por que creían en mí, pero yo esquivaba la responsabilidad»

Shimano Sep 2022 – Post

¿Qué papel juega la cabeza en todo esto?

«Es la clave. A veces el punto entre la derrota y la victoria reside en la cabeza. Recuerdo etapas en las que me llevaban al límite, pero sacaba un resquicio para acelerar y demostrarme que el otro iba peor que yo»

Siempre he pensado que la cabeza fue la gran baza de Laurent Jalabert
«Tuve momentos de todo, momentos en los que volaba y otros más complicados»

Tras París-Niza, apuntas a la Milán-San Remo…

«Iba con toda idea, siempre pensé que San Remo era mi clásica. Durante años, tras el final de la París-Niza me quedaba por la zona, preparando e inspeccionando el final, cuando entonces era más raro que se hiciera, planificando cada paso. Ese día Maurizio Fondriest me sacó los ojos en el Poggio, atacó justo veinte metros antes que yo lo tuviera planificado. Cuando arrancó, me pilló justo a su rueda»

¿Cómo son esos metros de Poggio y el descenso a San Remo?

«Fondriest iba nerviosísimo, mirando para atrás todo el rato. En el descenso me sentía confiado a su rueda y acabé ganando al sprint»

¿Por qué nunca te gustaron los adoquines?

«Los descubrí ya en Toshiba, siendo muy joven y fue duro, luego llego a la ONCE, un equipo en el que no había nada de cultura en esas carreras. Íbamos como obligación. Competí un año en Flandes y acabé reventado, nunca sabes dónde estás, qué te queda, es mareante y esa incertidumbre te quita fuerzas que luego necesitas»

La Flecha Valona es otra cosa…

«Era una carrera que me iba como un guante, ese final en Huy era perfecto. Llegué a la base escapado con Berzin y Fondriest»

¿Qué sucedió en aquella Lieja?

«Pequé de exceso de confianza, fui un poco prepotente. El equipo controló y controló pero a 100 kilómetros de meta estaba reventado, así que decidí jugármela yo solo. Cogí a los escapados y a ochenta de meta decidí atacar. Acabé muerto y los rivales no eran unos cualquiera, desde Armstrong, a Bugno y Bartoli hasta Gianetti que acabó ganando»

Gran canaria 400×400
Lleida – ara lleida 400×400
Cruz 400×400

Descanso y Volta a Catalunya, otra más a la saca

«Melcior resultó clave para llevarme la carrera. Corríamos en su casa, lo conocía todo al dedillo»

Y llega el Tour

«Curiosamente nunca se me había dado bien del todo. En 1992 conseguí el maillot verde pero siempre tenía la sensación era una carrera en la que fallaba, por lo que fuera, además estaba la caída del año anterior»

¿Para un francés el Tour no es sencillo?

«Hay una presión enorme de la prensa, no te lo puedes imaginar, y luego estaba mi confianza, que no siempre era la mejor»

Pero ese Tour del 95 salió tremendo

«Quería una etapa y el verde esos eran los objetivos»

¿Qué te pasó en la etapa de Lieja?

«Iba mal colocado. Estábamos en la una recta e Indurain hizo lo que nunca había hecho, atacar. Él no necesitaba eso, tenía un poder en las cronos que le permitía no atacar, pero aquel día lo hizo y me pilló atrás. Cuando pasé al frente del grupo ya se había ido por delante con Johan (Bruyneel)«

Sin embargo esos días volabas

«En ese Tour tenía unas piernas capaces de cualquier cosa, esa es la verdad»

Mende, dia D ¿qué te parece que llamen al lugar Montée Laurent Jalabert?

«Si te soy sincero me da bastante igual, quizá hubiera tenido sentido llamarle así al año siguiente pero…»

Tras el Tour, la Vuelta, menuda Vuelta…

«íbamos con una idea, que la ONCE ganara la Vuelta, daba igual con quién»

Dos etapas queremos comentar de una edición mil veces revisada, primero Ávila

«No fue planificado. En cierto momento dijimos a tope y nos salió bien. Fui escapado con Roberto Pistore hasta que me quedé solo, mientras el equipo vigilaba por detrás a Abraham Olano, el principal rival»

Y Sierra Nevada…

«Entonces ya llevaba varias etapas ganadas. La táctica era, llevar el grupo junto y si en los últimos mil metros me veía bien intentar sacar unos segundillos más para la general. Bert Dietz -escapado aquel día- nos llevaba tres minutos a dos de meta. Cuando arranqué al final, estaba convencido que no lo pillaba, pero…»

Lo pillaste ¿qué te hizo dejarle ganar la etapa?

«Cuando paso al coche del Telekom vi tal cara de decepción en el conductor que decidí ponerme tras él y animarle a sprintar, quedaban nada, cien metros»

Olano casi os pilla por detrás

«Sí fue de muy poco. La verdad es que no tuve tiempo de pensarlo, me salió así en ese momento»

¿Por qué no fuiste al Mundial de Colombia?

«Acabé la Vuelta fundido, nunca había mantenido ese nivel de estrés durante tres semanas. Además llevaba un dolor de rodilla desde la etapa de la Vuelta en Luz Ardiden que me había dejado muy tocado, llegué incluso a temer por perder la carrera»

¿Viste aquel Mundial?

«Sí, estaba de vacaciones y lo vi. En esos momentos llegué a la conclusión que mi sitio estaba ahí, en Colombia, compitiendo. Fue un error no haber ido, sin duda habría tenido mis opciones»

Han pasado ya 25 años de todo aquello…

«No soy mucho de mirar al pasado, más en días como hoy, que pienso en el futuro por delante de cualquier cosa. Cuando pienso en aquel año me vienen grandes recuerdos, fue una parte de muy emocionante de mi vida»

Ese año nadie lo ha conseguido igualar desde entonces

«Es que lo piensas y es muy difícil repetirlo. A mí me vinieron grandes temporadas tras aquella, pero ninguna a ese nivel»

Un titular para ese 1995 de Laurent Jalabert

«Lo quería ganar todo»

De las 139 victorias que firmó, 22 fueron en 1995.

Continuar Leyendo

DESTACADO:

Ciclismo antiguo13 horas atrás

Cipollini en 5 esenciales

¿Qué figura ha trascendido más que Mario Cipollini? casi ninguna Hablábamos el otro día de Francesco Moser, figura eterna, y...

Egan Bernal23 horas atrás

Egan Bernal y la Vuelta, la grande que le falta

Si Egan ganara la Vuelta tendría el tridente de grandes Leo que Egan Bernal quiere ir a la próxima Vuelta...

Ciclismo de carretera2 días atrás

Vuelta: cositas que no deberían faltar

En breve conoceremos la Vuelta que vuelve a salir desde Lisboa No queda nada para conocer el recorrido de la...

Ciclistas2 días atrás

Pogacar, Remco y Egan ¿qué ciclista tiene más carisma?

El carisma de un ciclista no se compra no siempre tiene que ver con la victoria Una vez me dijo...

Ciclistas3 días atrás

Indurain & Ganna, el cóctel imbatible del récord de la hora

La aerodinámica de Ganna con las capacidades de Indurain sería algo épico Mirad la imagen de Filippo Ganna, septiembre de...

Ciclismo3 días atrás

¿Nairo o Enric Mas? y un chute de optimismo con Iñigo Elosegui

Celebramos y mucho ver a Iñigo Elosegui tan animado ante el 2024 Nos atiende Iñigo Elosegui, en el relax de...

Ciclismo3 días atrás

El calendario de los grandes eventos de la UCI en 2024

Ya se conoce cuándo tendrán lugar las citas más importantes del ciclismo en ruta en 2024. La UCI Unión Ciclista Internacional hizo...

Ciclismo4 días atrás

Cada ciclista se representa a sí mismo

Lo que haga el ciclista en la carretera habla por el colectivo pero sobretodo por sí mismo Bueno, pues vamos...

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.