Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Opinión ciclista

¿Y si Miguel Induráin hubiese fichado por la ONCE?

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Indurain en la ONCE: ¿Asaltar el 6º Tour, ganar por fin la Vuelta o ir a por clásicas y Mundial?

Lo reconocemos. Nos encantan estos ejercicios de ciclismo ficción e Indurain es un caramelo, la ONCE sería la guinda. 

Nos gusta crear ucronías y hacernos preguntas del tipo: “¿Qué hubiera pasado si…?”

 

Fantasear con historias alternativas, hechos que no sucedieron pero que podrían haber ocurrido perfectamente.

Ahora que está tan de moda hablar de universos paralelos (o multiversos) en los que cada decisión cuenta, partiendo siempre de nuestro mundo real.

Por eso es nuestro propósito recrearnos con la fascinante idea de qué habría pasado si Induráin, aquel lejano mes de diciembre de 1996, hubiese fichado por la ONCE.

Pongámonos en situación, todo viene por este apunte que encontramos en Facebook

Estamos en Torrelavega, donde Manolo Saiz está pasando las fiestas navideñas.

Todo hace pensar que Miguel Induráin se retira, que cuelga la bici, que lo deja.

Pero él aún espera una última llamada.

Suena el teléfono en casa de los Saiz.

Lo coge Manolo con una sensación parecida a tener un nudo en la garganta.

_¿Diga?

Al otro lado de la línea está nada menos que el campeón navarro.

_Acepto, Manolo. ¿Cuándo empezamos?

 

A la ONCE, en aquel momento, le acaba de tocar, de golpe, el cuponazo, la lotería de Navidad y hasta la del Niño.

Eso sí, aquel boleto les ha costado la nada despreciable cifra de 600 millones de pesetas.

El director de la ONCE llevaba manteniendo contactos con Induráin durante las últimas semanas.

Mucho se había especulado sobre su posible fichaje.

Hacía unas cuantas semanas, una noche, se habían sentado en torno a una mesa en Vitoria.

En aquella cena, existían aún importantes diferencias económicas entre lo que Miguel deseaba y lo que ofrecía el equipo ONCE.

Pero el dinero no iba a ser problema.

Induráin lo que necesitaba principalmente era confianza.

Y la encontró en las propias de palabras de Manolo Sáiz que le profesó: “Quiero trabajar al menos un año más contigo y, sobre todo, ayudarte a ganar el tan deseado sexto Tour”.

En esa conversación Miguel se encontró reconfortado.

Sabía, sin lugar a la menor duda, que aún atesoraba calidad en sus piernas para optar al Tour y que podría elegir el mejor calendario para prepararlo de la mano de la ONCE.

Además Manolo le prometió llevarse al equipo a su hermano Prudencio y a su fiel escudero Marino Alonso.

¿Qué más podía pedir?

 

Aquella llamada de teléfono cerró el fichaje bomba de la década y la noticia corrió como la pólvora por todo el planeta ciclista.

Hubo una gran explosión de alegría entre los aficionados, si bien muchos arrugaron la nariz, sembrando muchas dudas, a la hora de creer que tanto Jalabert como Zulle fueran a sacrificarse por su nuevo líder.

Hay que recordar que el francés y el suizo eran los vigentes números 1 y 2 de la UCI.

Nacex te envía la bici al fin del mundo 

¿Cómo encajarían Zulle y Jalabert la llegada de Induráin?

Pero en aquella ONCE mandaba Manolo Saiz.

Otros vieron con esta maniobra una jugada maestra con tal de desestabilizar a Banesto, el equipo rival que le había amargado el Tour del 95.

Una especie de “vendetta”, decían.

Dicho esto, a partir de aquí, y con la nueva temporada, se abría un sinfín de posibilidades para el futuro más inmediato de Miguel Induráin.

Pero esta vez con la túnica amarilla de la ONCE.

Lo nunca visto.

 

¿Tour, Vuelta o Mundial?

Es en este momento cuando entramos de lleno en las diversas ramificaciones de los universos paralelos y en cómo los aficionados, prensa y demás seguidores podemos fantasear creando nuestras propias ucronías.

Algunos creen que de haber seguido en el 97, los Telekom y Festina, que iban como motos cargados de EPO, habrían acabado de sepultarlo en el Tour, con un recorrido mucho más exigente y montañoso que el anterior.

Es cierto que en el julio francés se hubiese encontrado con el mejor Ullrich de la historia, además diez años más joven que él.

Y no sólo al káiser alemán, también enfrentándose a un Pantani desatado en los Alpes.

Piensan que 1997 ya no era el momento para que Miguel ganara aquel durísimo Tour, que no estaba ya en esa predisposición ni física ni mentalmente.

Quizás si hubiera llegado bien preparado -el Induráin del Tour del 95 o del Dauphiné del 96-, podría haber optado a estar entre los cinco primeros, en medio de aquella brutal guerra desatada entre Telekom y Festina.

Seguro que incluso brillando puntualmente en alguna etapa, pero después de tres semanas de desgaste Induráin no habría ganado un sexto Tour con la ONCE.

Muchos son los que opinan que lo mejor hubiese sido orientar su temporada para ganar la Vuelta y por fin llevarse ese preciado triunfo con pleno en las tres grandes, como los grandes campeones.

Aunque es algo que tampoco habría tenido fácil, por supuesto.

Pero en este último caso, tendría que haber sido Manolo Sáiz el que consensuara con él este calendario y no obligarle a correr la gran ronda española como le hicieron en Banesto:

Conmigo como director quiero que participe en la Vuelta, pero si lo hace lo sabrá desde enero y no un par de meses antes”.

Estaba claro.

O quizás no tanto.

No son pocos los que piensan que quizás con Manolo Sáiz no se habría llevado bien.

Porque… ¿qué podía ofrecerle que Induráin no supiera?

Miguel era el que mejor se conocía a sí mismo y Manolo seguramente le hubiera hecho correr de diferente manera, a la caza de emboscadas, con otras tácticas de equipo o buscando los cortes por el viento en los abanicos.

Pero Induráin nunca compitió de esa manera.

Nunca lo hizo.

 

Uno tampoco se imagina a Manolo, dentro del coche, siguiendo a Induráin en una contrarreloj: “¡Venga Miguel! ¡Baja un piñón! ¡Aprieta, aprieta!”.

No lo veis, ¿verdad?

Por eso muchos aficionados siguen insistiendo que si se hubiese quedado un año más, y corriendo con la ONCE, tendría que haber fijado carreras más a su alcance en aquel momento.

Más atractivas y que, sobre todo, faltasen en su palmarés.

Quizás ganar el Mundial de Donostia o intentar vencer en la Lieja.

¿Por qué no?

Carreras que seguro le hacían muchísima ilusión.

Como disputar las grandes clásicas.

Pero no creemos que Induráin estuviera dispuesto sólo a esto si continuaba un año más, porque lo que le motivaba a seguir era para volver a ganar el Tour.

Eso está claro.

Sólo el Tour le valía la pena tanto sacrificio.

 

Pero con 33 años, con una generación de jóvenes como Ullrich y Pantani, con el ritmo de ascensión que éstos impusieron en el Tour del 97, lo hubiera tenido harto complicado.

Tenemos que recordar cómo, por ejemplo, el alemán reventó a todos en la subida a Ordino-Arcalís.

Quizás contra el reloj hubiese tenido sus opciones pero Ullrich también destrozó a sus rivales en la crono de Saint-Étienne, donde Induráin lo habría tenido muy difícil para batirle.

Por todos estos motivos muchos creen que lo mejor para Miguel hubiese sido correr las clásicas de primavera y luego la Vuelta.

Con esto, piensan que habría sido suficiente para completar una temporada redonda y poner broche de oro a su carrera deportiva.

Pero siguiendo con nuestra onírica fantasía, seguro que existe un universo paralelo ahí fuera en el que Miguel Induráin sí ganó su sexto Tour con el maillot de la ONCE.

¿Vosotros qué opináis?

Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Opinión ciclista

Zwift, o cómo llegar al ciclismo profesional con un rodillo

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

El ciclismo profesional no escatima atención en lo que sucede en Zwift

Cuando el coronavirus irrumpió en la primavera de 2020, ninguno de nosotros éramos todavía conscientes de hasta qué punto iba a cambiar nuestro estilo de vida. Lo estamos viendo hoy, pero sin ningún género de dudas, lo seguiremos comprobando en el futuro. La forma en la que nos relacionamos, nos desplazamos, trabajamos, viajamos, consumimos… y también el modo en el que practicamos deporte, algo que en el ciclismo, incluso en el profesional, Zwift, entre otros, ha demostrado tener algo que decir.

Durante los meses de confinamiento forzoso, tener un rodillo para la bicicleta era poco menos que poseer un valioso tesoro. La imposibilidad de salir al exterior a dar pedales, sumado a la falta de reposición debido al cierre de las fábricas de prácticamente todo el mundo, generaron el caldo de cultivo perfecto para que en apenas unos pocos días, todo el stock disponible en las tiendas online desapareciera completamente. Páginas como Wallapop echaron humo con ofertas de rodillos usados de todo tipo, vendidos al doble de su PVP original, y tampoco escasearon los vídeo tutoriales para fabricar uno casero.

Etape – granada Sept 2021
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



De la noche a la mañana (casi literalmente), ese aparato del diablo que casi todos teníamos guardado en el trastero, y que solo utilizábamos en los días de invierno en los que el sol dura tan poco, o cuando llovía, se convirtió en una extensión de nuestro propio cuerpo durante esas eternas semanas de encierro. En algo indispensable, y que tan bien supo plasmar el fotógrafo Alberto Gallego «Brazo de Hierro» en una campaña para Strava que quedará para el recuerdo. Y al igual que en esos días no parábamos de leer en prensa esa recurrente frase de que el teletrabajo había adelantado su avance en 5 años, eso mismo estaba ocurriendo con plataformas de ciclismo online como Zwift. De repente, y sin apenas tiempo de reacción, las competiciones online pasaban a convertirse en las principales noticias de los medios especializados en ciclismo, se creaban competiciones oficiales avaladas por la UCI y en las que competían ciclistas profesionales, e incluso se emitían en riguroso directo a  través de Eurosport , comentadas como cualquier otra por el gran Antonio Alix. Pero ahí no se quedó la cosa.

Por sexto año consecutivo, la marca estadounidense anunciaba hace unos días su conocida como Zwift Academy, que se trata de un programa de entrenamiento a través de la plataforma para captar talento, y lo más importante, ofrecer a los ciclistas amateurs que participen convertirse directamente en profesionales con la opción de firmar un contrato con los equipos Pro Tour Canyon-Sram o Alpecin-Fenix. O lo que es lo mismo; pasar de cero a ser compañero de filas del mismísimo Van der Poel. Ahí es nada.

Costa Daurada 300x250B
Gran canaria 300×250



Y si crees que esto es otra campaña de marketing más, que tan solo busca promoción, y que no llega a ningún puerto, estás muy equivocado. Para muestra un botón: el ganador de la edición de 2020, Jay Vine, que fue fichado por el Alpecin, acabó 2º en la general de la Vuelta a Turquía, 5º en la etapa reina de la Vuelta a Burgos, y en la 73ª posición de la reciente Vuelta a España, en la que acabaron la carrera un total de 142 ciclistas. Nada mal, ¿no?

Zwift se define como una empresa de fitness nacida del videojuego. De hecho, es eso lo que es básicamente, solo que sustituyendo el clásico joystick de toda la vida por nuestras piernas. Con una facturación global del sector en general de 120.100 millones de dólares, se ha posicionado a día de hoy como una de las opciones de ocio audiovisual más demandadas en todo el mundo, y con ese avance tan imparable en los últimos años, que creara sinergias con el mundo del deporte profesional era solo cuestión de tiempo.

Porque aunque muchos de nosotros no naciéramos  en la era digital, ni tuviéramos un ordenador desde pequeños, no debemos descuidar ni menospreciar lo que nos traen estos aires de cambio que han llegado para quedarse, y sin duda alguna, para revolucionar nuestro deporte en los próximos años. Estamos obligados a entendernos. Y aunque los puristas del pedal se echen las manos a la cabeza, quizá en futuro cercano, no solo lleguen a profesionales aquellos que hagan una buena temporada en su equipo sub-23, ganen el Balenciaga o el Tour del Porvenir.

Quizá, como digo, dentro de no mucho, los directores de equipos tengan que lanzarse a cazar talentos en Watopia.

Imagen: Zycle

Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Deceuninck no sale a hacer amigos

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

La mala educación abunda en las estrellas del Deceuninck

Las palabras para describir el éxito del Deceuninck muchas veces suenan redundantes y en ocasiones no hacen la justicia que merece un equipo que ha hecho del triunfo parte del logo, y no sólo ahora, por los siglos de los siglos.

En esa línea de éxito, se suceden todos esos nombres que Patrick Lefevere ha situado entre los mejores del mundo en lo suyo, un hilo en el que se hilvanan Museeuw, Bettini y Boonen como grandes referentes, pero que incluyen otros muchos que hablan de una estructura que sobrevive a los tiempos, los cambios y las modas.

Donde concurren son referencia y rara es la vez que no se la han dado con queso al rival.

Lo que sucedió en Bretagne, con Cosnefroy dejándoles en segunda y tercera plaza, como aquella antológica Het Nieuwsblad de antología con Stannard, es la excepción.

Cuando un azul está en la pugna, cabe hacerse a un lado, incluso en aquellas carreras en las que no parten con el caballo ganador, a priori.

Los Deceuninck han sacado de quicio y relegado a campeones como Sagan, Cancellara o Van der Poel por la mera lógica del colectivo y su poder.

Etape – granada Sept 2021
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Se hacen llamar la «manada», apelativo poco afortunado en este lado de los Pirineos

Preferimos los «Wolfpack» que aparecen por diferentes sitios en cuanto la victoria de algo importante se huele, surgen por doquier, no hacen amigos, en ocasiones intimidan y chulean, no andan con remilgos, como dice Flecha en este vídeo sobre Jakobsen, lo sueltan y se quedan tan anchos.

Por eso esa armonía que conjugan en carretera a veces se vuelve antipática cuando están en harina.

Rocacorba – 1024×300

 

El otro día comentábamos lo de Jakobsen con un compañero suyo, Sénéchal, un tipo ancho al que conviene no vacilar y ahora vemos la reacción de Remo Eveneopel, ciclista que, ya lo sentimos, no admiramos en la misma proporción en la carretera como fuera de ella.

Dice Iker que no les enseñan modales, cuando sus modales son esos, ni más ni menos.

Costa Daurada 300x250B
Gran canaria 300×250



La torpeza del chaval del coche neutro es obvia, tarda una eternidad y abunda sobre los frenos de disco y esas cosas…

… pero la reacción de Evenepoel habla de varias cosas.

De un equipo construido en base a unos egos que saben lavar, la mayoría de veces, los trapos sucios en casa, pero que, cuando se les va la mano, ni compañerismo ni hostias, son los mismos macarras que alguna vez hemos visto menospreciar cuando no intimidad a rivales.

Las imágenes conectan con la humillante bronca que Cavendish le infringe a un mecánico durante el Tour.

Ya lo sé son culturas y maneras de hacer, posiblemente los abroncados lo acepten como parte del sueldo, pero destilan prepotencia y valores que poco o nada apreciamos en la esencia del ciclismo.

Claro que esa colección de grandes ciclistas sin educación, la lidera un mago del ciclismo que compara ciertas situaciones de este deporte con el maltrato de las mujeres.

Patrick Lefevere debe estar orgulloso de los suyos en este aspecto, los chicos van camino de superarle.

 

Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Vuelta: Los minutos de la basura también son ciclismo

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

La etapa de Albacete no le dio a la Vuelta lo que otras veces

Pues no le está quedando una semana lucida a la Vuelta a España, ni siquiera la etapa de Albacete.

Hoy, como ayer, como el domingo, la Vuelta se aprestó a una de esas jornadas de transición que rara vez pasa sin que suceda algo, tipo caída, que afecte a algún favorito.

Sin embargo, a nadie se le escapa que el tedio en estas cálidas tardes de agosto, se ha ido apoderando a quienes, ilusamente, pensamos que podía suceder algo en la Vuelta camino de Albacete, una ciudad cuyo páramo, recordemos, nos dejó destrozos que ni los Lagos de Covadonga.

Pero no pasó nada, no hubo viento, ni siquiera ganas suficientes para tentar algo con lo que soplaba, que era poco e insuficiente.

Leer los comentarios posteriores a la etapa de la Vuelta lo dice todo.

Etape – granada Sept 2021
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Sucede un par de cosas en estas etapas.

Cuando hubo la caída, hubo una especie de pacto de no agresión entre los equipos

Ya sabéis, cuando una carrera se corta de esta manera, dejando a muchos, pero muchos ciclistas detrás, aparece el debate: si la carrera está lanzada, no se espera.

Y es cierto, es así, pero si todo el filtro que se propone en la mítica etapa de Albacete es una montonera, qué triste nos habría resultado ver una general con gente importante descolgada por algo así.

Lamentamos que Landa pierda el Giro en una caída la primera semana, pero queremos destrozos en la general a causa de una montonera en la primera semana.

Ni lo uno, ni lo otro, esta etapa no daba más de sí, como mucho me temo que Cullera nos dé algo muy similar, aunque con subida final.

Rocacorba – 1024×300

Otro de los argumentos habla de la gente ajena al ciclismo que hoy, precisamente hoy, se conecta a la Vuelta y ante tal bodrio, deja de ver ciclismo.

Muy mal se ha de dar para que camino de Albacete algún despistado alejado de la bicicleta haya puesto la Vuelta, pero si no la han pasado por La 1, que es cuando la audiencia se dispara.

Pero es cuando dan jornadas reinas en fin de semana y vemos pelotones al ritmo del equipo del líder quemando puertos y kilómetros como si eso fuera lo único que sabe dar el ciclismo.

Costa Daurada 300x250B
Gran canaria 300×250



Al aficionado ciclista, por eso, le deben valer los matices de días como hoy

La típica y presumible escapada de los tres equipos profesionales españoles con chavales jovencísimos que han chupado merecida cámara.

Cuando creemos que en llano todo es ponerse a rueda y salir a jugar, nos quedamos con el derrumbe en directo de Pelayo Sánchez pero especialmente el de Xabier Azparren, a quien sólo le quedó tirarse a la lona si esto fuera una puja en el cuadrilátero.

Qué orgulloso debe estar el padre de los chavales, Mikel Azparren, un amigo en este mal anillado cuaderno, aunque a veces hayamos tenido puntos de vista diferentes.

Azparren es una auténtico enfermo de ciclismo, con retos que le hablan más que cualquier cosa que podamos decir de él, debe estar dando besos a la tele viendo a su chaval.

Hoy, por cierto, le ha reventado un portento rodando como Oier Lazcano.

La forma que tiene de expresarse nos ha dejado locos.

Sé que es poco, pero al menos nosotros nos tenemos que consolar con estas cositas, a la espera que la Vuelta nos dé un poco más.

Crucemos los dedos…

imagen: Photogomezsport

Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Movistar en la Vuelta: ¿Hay margen para el cambio?

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

La Vuelta invita a Movistar a probar cosas inéditas para los azules

La Vuelta sale de Picón Blanco con una general que brinda a Movistar una buena oportunidad para hacer las cosas diferentes.

Con tres bazas en el top ten, López y Mas, las más claras, con Valverde marcando músculo, los azules se ven una situación interesante, que no inédita, para plantear situaciones favorables en lo que queda de semana.

En una carrera en la que una primera limpia ya ha tenido lugar y en la que el gran favorito no tiene el mejor equipo, la realidad marca un guión en el que hay que ser audaz.

Ya sabéis, el camino hacia Velefique, final el domingo, presenta buenas trampas, algunas más obvias en forma de dureza, Cullera, Balcón de Alicante y la cima almeriense, y otras al albur del viento, Albacete.

Etape – granada Sept 2021
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



El final de Picón Blanco, subida preciosa para un desarrollo tedioso -no por más montaña se tiene mejor carrera- puso al descubierto el valor intimidatorio y real de Valverde, aunque la mejor lectura fue ver a Enric Mas sacar unos segundillos que son oro para esa cabecita.

Lo que el año pasado fue una sangría de segundos en su contra en cada llegada en alto, ahora, al menos, ha demostrado saber gestionar la situación a su favor.

El redoble de Miguel Ángel López en el tiempo de descuento de la cima burgalesa no lo entendemos, no creo que lo entiendan ni en el mismo coche del equipo, tener a uno de los capos más calientes del pelotón viene con esto en el pack.

Rocacorba – 1024×300

En todo caso, con lo que vemos por delante, por la situación de carrera y los líderes del equipo ahí, mejor moverlos cuanto antes, pues ahora son peligrosos los tres, y quizá no en unos días.

A su alrededor, vemos ciclistas buscando su sitio.

De inicio Roglic que no necesita un súper equipo para salir airoso, aunque ojo-atención, lo que le ha traído el Jumbo no es nada malo.

Luego, el Bahrain tomando las riendas, pero con Landa quizá temeroso de ser siempre el primero que se mueva.

Los Ineos con Carapaz en el alambre, un Egan que está velando armas y ese Adam Yates que parece facilísimo.

Con este somero paisaje, visto lo visto en Picón Blanco, Movistar debería pensar en grande, mover gente, infiltrar ciclistas, convertir la carrera en un camino de piedras y trampas para unos rivales que al final son el equipo visitante.

Costa Daurada 300x250B
Gran canaria 300×250



¿Será capaz Movistar de cambiar el chip en esta Vuelta?

Deberían, no les queda otra, corriendo a verlas venir, moviéndose como si el mejor estuviera en tu bloque, poco o nada se rasca que sea productivo.

A la vista están todas las grandes que sucedieron al Giro que ganó Richard Carapaz, una carrera en la que el bloque funcionó como un rodillo perfectamente engrasado por la inteligencia del ecuatoriano.

Y decir todo esto no es tirar por tierra los más de cuarenta años que Eusebio Unzué lleva en el negocio, ni atacar a nadie, ni siquiera ser un «hater» sin más.

Es explicar el motivo por el que por ejemplo, un equipo como Alpecin ha mojado en las tres grandes y los azules no la huelen desde el año pasado con Marc Soler en Lekumberri.

Las cosas no suceden porque sí, hay un motivo para esos resultados y Movistar, como gran capitalizador del talento español, es el ejemplo de que a este lado de los Pirineos no se ha entendido el tipo de ciclismo que estamos viendo cómo se impone sin forma de pararlo.

Lo que dijimos en el epílogo de los Juegos Olímpicos, es extensible a todo esto que decimos, el problema del ciclismo español no es de cantidad ni de calidad, es de concepto, cambiar el chip, saber que lo que funcionaba hace un tiempo ya no es suficiente.

No son los nombres, son cómo los muevas, como dancen por la carretera, creo que Movistar tiene una gran oportunidad en la Vuelta de demostrar que sabe hacer la carrera diferente.

Continuar Leyendo

TWITTER

Quienes pensaban que Alpecin-Fenix iba a ser Van der Poel y cia han errado el tiro.
El equipo, sin ser un World Tour, ha sido la bomba de la temporada, la otra manda de lobos, una máquina de ganar que compite con las grandes estructuras.

https://joanseguidor.com/alpecin-fenix-hay-otra-manada-en-el-peloton/

Hasta del nene meando que hay detrás de la Grande Place habla esta gente de @ACDPeloton
Gran programa y esperando los siguientes

https://www.ivoox.com/mundial-acdp-ya-estamos-aqui-repaso-a-audios-mp3_rf_75837584_1.html

Así se retira un grande del ciclismo, desde el podio, a lomos del arcoíris, con los tuyos, escuchando tu himno... recordar a Tony Martin como uno de los grandes croners que jamás hemos visto.

Foto tomada de @Ciclismoafondo_

https://joanseguidor.com/tony-martin-ciclista-retirada/

#Flanders2021

La quinta edición de la Ciclobrava es un vergel de ciclismo tranquilo por las rutas que van de Girona al corazón de la Costa Brava dentro de la @SeaOtterEurope

https://joanseguidor.com/sea-otter-europe-ciclobrava-2021/

Load More...

Lo + leído