Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard XX 2 – 2imagen
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Noticias de ciclismo

Greg Lemond fue el primer moderno de la historia del ciclismo

Publicado

en

Greg Lemond JoanSeguidor
DT – 2022 post

Con Greg Lemond el ciclismo entró de lleno en una modernidad que sigue vigente

El Tour de 1989 está muy en boca de todos.

Una edición de esas que no se olvida, treinta años después, cifra redonda.

Shimano – Leaderboard 1024×300

¿Qué estabas haciendo cuando Lemond remontó a Fignon en la misma línea de meta de París

Aquella tarde de julio, un niño ojiplático soñaba con ver, con tocar aquello, al otro lado de la televisión.

Laurent Fignon arrojaba motivos sobrados para ser el tipo más odiado del pelotón, con los años cambiamos, curiosamente esa percepción.

Todos íbamos con Greg Lemond, ese americano, hijo del milagro de salir vivo de un accidente de caza, que había estado más allá que acá, y que consiguió ganar el Tour, tres semanas, más de veinte etapas, tres mil no sé cuántos kilómetros, por ocho míseros segundos.

SQR – Cerdanya Cycle

 

El gran golpe de Greg Lemond ese día, en ese momento, fue mucho más allá

Aquel era un corredor roto por la mitad desde el accidente, un ciclista que pocas semanas antes, leí, lloraba en una cama de un hotel del Giro porque no se encontraba a sí mismo.

Era la viva imagen de la impotencia, un corredor que había sido prodigio, campeón del mundo, podio y ganador del Tour, que tenía problemas para llegar con el cierre.

Hoy un Tour como el de 1989 sería impensable, un ciclista que sacó la cabeza a pesar de todo: ese Lemond, abandonado a su suerte por un equipo, el ADR, que pasaba por ser del montón, que no le acompañó en casi ningún momento decisivo, si descontamos la crono por equipos del inicio,

 

Una aventura de supervivencia que cambió la suerte del ciclismo, lo hizo moderno, más a imagen y semejanza de lo que tenemos hoy.

Los campeones corales, que brillaban en Niza, Roubaix y Lieja antes de atreverse con el Mundial y el mismísimo Tour.

Eso pasó a ser una reliquia del pasado.

Curiosamente, hasta Wiggins y Thomas, Greg Lemond había sido el último ganador del Tour en preparar Roubaix con cierta ambición.

Sin embargo el Tour de 1989 y Greg Lemond cabalgaba a lomos de ese caballo llamado ciclismo moderno.

 

Su entrada en el ciclismo europeo no fue sencilla.

Lo vio Hinault y lo reclamó para Francia, Lemond aterrizó con una mano delante y otra detrás.

Conoce la colección de Gobik

Pero no se amilanó, pasó el invierno de su vida cincelando lo que sería un campeón moderno, extraordinariamente completo, ambicioso, que supo ser compañero cuando correspondía, y buscar su suerte llegado su turno.

Y en el Tour de 1989 instaló la suerte del campeón, sí, pero también una suerte de ganancias marginales que acabaron por darle el éxito, cuando todos apostaban a francés, de gafas de intelectual y coleta emblemática.

 

Salió con un manillar de triatleta que a los pocos días todos usaban, pero antes sacó provecho de cada pasaje de la carrera, corriendo en el filo, explotando el nerviosismo de Fignon, que veía pasar los días y no lo distanciaba y la ansiedad de Perico por resolver el desastre de Luxemburgo.

Y ganó, bajó el mismo arco de meta de toda aquella edición, demostrando que el ciclismo requería de campeones a tiempo completo para y por el Tour.

Con Greg Lemond nació el ciclista que armó su campaña alrededor del Tour, como nunca antes se había visto.

Lo de Stephen Roche ganando Giro y Tour, más mundial el mismo año, quedaba lejísimos.

 

El ciclismo moderno, el que que se introdujo con Lemond, obliga a centrar objetivos, a especializarse, a ser eficaz en lo poco pero bueno que se emprenda.

Al año siguiente Greg Lemond sólo lograría una victoria, la general del Tour de Francia, ni etapas, ni vueltas de una semana, ni avalorios.

De su ciclismo bebería Miguel Indurain y llevaría al extremo Lance Armstrong, el otro americano que ganaría el Tour, aunque lo suyo no quedara en los anales.

Si el ciclismo tuvo un punto de inflexión, ese lo firmó Lemond, Greg Lemond, uno de esos corredores cuyo recuerdo nos reconcilia con la sorpresa y la constante innovación, esa palanca de cambio que hoy sigue siendo clave.

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Opinión ciclista

Girona Gravel Ride: En busca de ese punto épico

Publicado

en

Girona Gravel Ride principal JoanSeguidor
DT – 2022 post

En 78 kilómetros, la Girona Gravel Ride rodea Les Gavarres

El gravel pretende el ciclismo democrático, en el que todos tengan su terreno, su opción, la Girona Gravel Ride es el guiño de la Sea Otter Europe a ese ciclista que sale sin mirar el reloj porque la vista se pierde en el paisaje.

Por eso Girona Gravel Ride plasma en un recorrido de 78 kilómetros, en forma circular, con salida y llegada en la Sea Otter Europe, combinando todos los elementos del gravel: leyenda y suciedad, con dureza contenida, belleza en el paisaje y un punto de exploración.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Son 78 kilómetros y poco más de 770 metros de desnivel 

No se buscan machadas, ni héroes, se requieren exploradores, con ganas de ver y experimentar un ciclismo que no es una moda, es una forma de entender la vida.

Girona Gravel Ride carretera JoanSeguidor

Girona Gravel Ride, las raíces

La vinculación de Girona con el ciclismo es un binomio que viene de largo.

Jordi Cantal, inventor también de la Pirinexus, entabló en su día amistad con los no pocos ciclistas profesionales que se instalan en Girona.

Algunos como David Millar, excéntrico, un historia en sí misma, y Michael Barry le preguntaban por algo diferente…

«Me pedían ir por pistas en pretemporada, no necesariamente por sendas de mountain bike y sí por lugares singulares que les evadiese de tanta carretera» rememora Jordi.

Han pasado más diez años de aquellas salidas de amigos, por medio de sitios inexplorados por muchos y hoy esas pistas son el «sofrito» de la prueba gravel de la Sea Otter Europe.

Girona Gravel Ride, el recorrido

Son 78 kilómetros para «disfrutar del gravel, con dificultad contenida y dos tramos tan solo de cierta dificultad técnica. Son sólo dos porque el objetivo es abrir el abanico a la mayor cantidad de gente que quiera disfrutar de una matinal de ciclismo tranquilo alejado del asfalto«.

La salida se toma mirando al Pirineo, desde el recinto de la Sea Otter Europe, dirección norte.

Son kilómetros llanos, en el sentido del río Ter, pistas cómodas y anchas.

Inscripciones ya abiertas 

La pista sigue su curso hasta que se gira a la derecha, en sentido a Les Gavarres, tras bordear el bello pueblo de Monells, un precioso conjunto medieval.

Ciclobrava Monells JoanSeguidor

La primera subida se sitúa en la zona de Montnegre y luego dirección a Sant Miquel, un pequeño castillo que oteaba los valles hace varios siglos, aunque sin llegar al mismo.

Lo cierto es que el asfalto también aparece en alguna zona, hay algo más de veinte kilómetros, pero son tramos tranquilos, con el objetivo de enlazar sectores de tierra.

También se pasa cerca de otro punto emblemático entre los ciclistas del lugar, Els Angels.

El camino aquí ya es de vuelta, y por el Valle de Sant Daniel, siguiendo el río Galligants, el ciclista estará de nuevo en el recinto de la Sea Otter.

 

Girona Gravel Ride entrada en Girona JoanSeguidor

Entrada de nuevo a Girona

Se prevé que los corredores más veloces acaben la ruta en unas tres horas, y los que quieran paladear mejor cada recodo en cuatro o cuatro y media.

+ INFO

El gravel gana terreno «hace unos dos años que suena, a raíz de la Strade Bianche y mira qué recorrido a realizado. El sterrato, la tierra, tiene atractivo, es épico y hasta cierto punto heroico. A la gente le gusta» nos confiesa Jordi.

«Soy cada vez más amante del ciclismo clásico frente al carbono» añade.

Y concluye «que haya un poco de suciedad siempre está bien«.

La Girona Gravel Ride os ofrece ese punto épico en vuestra vida ciclista.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

Tour 1992, eso ya no volverá

Publicado

en

DT – 2022 post

Por muchos motivos el Tour 1992 es irrepetible

El otro día me invitaron al ejercicio «friki» que el amigo Miguel González propone cada semana con su Pedal Vintage para hablar del Tour 1992.

La efeméride, ojo que pesa, cumple treinta añazos, treinta primaveras de nuestra vida que delata un poco la edad que tenemos cada uno.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Lo cierto es que sumergirse en un podcast tan metódico y concienzudo tiene ventajas intangibles, como el echar mano de los recuerdos que te quedan y de los que ya habías pasado página.

De aquel Tour guardo grandes instantes, como todos los que lo vivieron de mi generación o anteriores, pero hablar con Miguel tiene un plus de memoria que te hace entrar en trance.

Recordar y contar lo que tenemos sobre el Tour 1992 es un viaje a un ciclismo del que nunca quisimos salir.

Me pilló con la edad de mi hijo ahora mismo, con los mismos sueños y anhelos, con pensamientos tan alejados de lo que en realidad pasaba que hoy cuesta casi admitirlo.

Pero fue el primer ciclismo de los muchos que pululamos por las redes, el ciclismo de unos corredores que no pensaban en mañana, si podían competir con todo hoy, de unos ciclistas que afrontaban unas salvajadas de etapas que hoy no entrarían en el molde.

1024×300 Flandes Zona Centro post

En la charla, con Miguel ya hablamos del prólogo de San Sebastián y cómo el dorsal 1, Miguel Indurain sale con todos los cohetes para ser el primer líder delante de su afición.

No contentos con eso, los grandes nombres ya se pusieron delante en el primer puerto de entidad, el Marie Blanque que no vio la QH este sábado, para empezar a marcar paquete.

Aquella carrera fue, podríamos decir, deforme, pues partía con varios condicionantes, la salida de San Sebastián diezmaba los Pirineos y se tenía que rendir visita a varios países europeos por el trabado de Maastricht.

Que la montaña estuviera concentrada no quitó que hubiera gresca casi a diario, un dato que refleja la cantidad de sprints masivos que se vieron.

Especial fue aquella etapa de Bruselas, bajo el diluvió, con el Kapelmuur y Chiapucci y Lemond poniendo las cosas muy tensas.

Fue un Tour de quiero y no puedo para muchos, pues lo que sucedió en Luxemburgo trascendió la historia: una crono, más de 60 kilómetros, tres ciclistas doblados y la seguridad de que mientras Indurain fuera de la partida y estuviera bien, el Tour no iba a ser para otro.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Para quienes dicen que una crono hace un daño terrible a una grande, la reacción monumental de Claudio Chiapucci en Sestriere, si no la etapa de nuestras vidas, en el top 3 de siempre.

Ese día Indurain sentenció el Tour, entre la nebulosa de una pájara final y la caída total de la oposición de Gianni Bugno.

Días así, de 60 kilómetros contra el reloj, de 250 kilómetros por la montaña, competidos como si no hubiera un mañana… eso era otro ciclismo.

Y ojo que no quiero decir que ese ciclismo fuera mejor, tampoco peor, era diferente, al que estaba acostumbrado entonces y sí, lo extraño.

El Tour que empieza en unos días casi no ofrece etapas que podamos imaginarlos llegando de uno en uno, al mismo tiempo empieza a anunciar superequipos que no dejarán nada al azar y el control numérico se impondrá.

Espero equivocarme, mientras seguiré recordando aquellas carreras que nos tuvieron seis horas delante de la televisión.

Imagen: Diario Vasco

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Noticias de ciclismo

Pirinexus Challenge: la cara más amable y menos conocida de los Pirineos

Publicado

en

DT – 2022 post

Larga distancia, paisaje y ciclismo íntimo esperan en la Pirinexus Challenge

Hace diez años un reto se propuso un reto en la Unión Europea, su nombre fue Pirinexus y no era otra cosa que una ruta ideada desde el consorcio de Vies Verdes de Girona uniendo varios puntos a un lado y otro de los Pirineos.

Con un fondo comunitario dedicado a su creación, la ruta pasó del papel al territorio.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Se señalaron rutas, curvas, en medio de la nada, entre bosques, los contrafuertes de la montaña, un círculo en el mapa que creció y se hizo mayor con lo más importante, el beneplácito de los ciclistas.

La Pirinexus, como su nombre indica, unía lugares, puntos más allá de la frontera, el Vallespir con otros de Girona, ese sitio que alguien cinceló para que los ciclistas se explayaran.

Y para ello se dispuso de una ruta de 350 kilómetros por carreteras secundarias que invitaban a aquello que un día idearon los randonneurs, esos magos de la larga distancia, que encontraban el placer en el pedalear sin prisa, pero por horas y horas, por medio mundo.

En las entrañas de la Pirinexus 

Jordi Cantal fue el ideador de todo esto.

Un día tomó un mapa, recorrió con su dedo el contorno de los Pirineos, pensó en lo que sería la Pirinexus y se propuso recorrerla en 24 horas, o menos.

Me salieron veinte horas, al final. Me fui al Patronat de Vies Verdes para presentar un proyecto de reto, una challenge que se hiciera de un tirón pero en un marco horario: de sol a sol».

Así nació la Pirinexus Challenge, un libro de hojas blancas para el gravel tranquilo, que busca respirar en parajes únicos, íntimos, en terreno fronterizo.

En 2015 se celebró la primera edición, con doce equipos, pues se realizó a relevos.

Con el tiempo entró en el programa de la Sea Otter Europe, formando parte ahora mismo de su programa deportivo.

Este año será el 24 de septiembre.

Se trata de una propuesta diferente, porque es el ciclismo de larga distancia, el alejado de toda prisa y que respira en una cita de frenética actividad.

Un reto non stop que prevé reunir ciclistas con todo tipo de pretensiones: acabar, explorar límites y buscar la compañía del sol

Por delante una propuesta redondeada en 335 kilómetros, que se inicia de madrugada con tiempo para finalizarla hasta la media noche.

Un reto cambiante, con tierra y asfalto que propone diversión, variedad y ciclismo en esencia.

Inscripciones abiertas

El lado menos conocido de los Pirineos

En el mapa sería el tramo más a la derecha, en la realidad son los Pirineos menos conocidos, aquellos que pierden altura porque el Mediterráneo les reclama.

La Challenge Pirinexus no pretende el Tourmalet, ni el Aubisque, pero el límite del horizonte dibuja el perfil mismo del placer.

Su desnivel, unos 3500 metros en 335 kilómetros, habla del placer de rodar y rodar.

Los tres grandes escenarios

Si la ruta ofrece sorpresas, ya vendrán, pero a priori la Pirinexus esconde algunos tesoros que pueden ser dibujados.

Uno es la bajada del Coll d´ Ares hacia el Vallespir, ya en Francia: “es asfalto rugoso, típico, los paisajes llenan la mirada”.

Otro el Coll de Panissar, que marca el regreso a Girona, cerca de Le Perthus, con L´ Empordá ahí abajo.

El último la leyenda e historia de Empúries y el eterno legado griego que nos ha dejado.

Mejoras en el recorrido

Para quienes tengan referencias de experiencias pasadas, hay que anotar algunas mejoras en el recorrido que evidencian la apuesta del territorio por esta fórmula.

Así las cosas, en el tramo de Sant Joan de les Abadesses a Ripoll se ha propuesto una vía completamente nueva que incluso incorpora algún puente.

También señalar que en Platja d´ Aro se han mejorado los carriles bici de forma paralela a la carretera.

Recordemos que este año la ruta será en sentido de las agujas del reloj…

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Noticias de ciclismo

Un libro en homenaje de las bicicletas

Publicado

en

DT – 2022 post

El libro pone en valor las bicicletas, el medio de transporte más utilizado

La editorial Takatuka ha publicado esta primavera «Bicicletas», un libro que pone de relieve la importancia de este medio de transporte y de práctica deportiva.

Escrito por Fleur Daugey e ilustrado por Karine Maincent, es un homenaje al vehículo más ecológico y sostenible, que revolucionó la historia de la humanidad.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Un libro ideal para los amantes de las bicicletas y el deporte

Con un lenguaje sencillo, fácil de leer y comprender, el pequeño lector conocerá la historia de la bicicleta y su evolución, desde el velocípedo hasta la BTT. Un gran invento del que cada año se fabrican 140 millones en todo el mundo, el triple que de coches. Gracias a él, muchos de nosotros podemos desplazarnos de una manera rápida y fácil para ir a trabajar, para hacer deporte o simplemente para pasarlo bien.

En este álbum ilustrado viajaremos a través de la historia y cultura de diferentes países para conocer la importancia y diferentes utilidades de este medio de transporte extraordinario.

Así conoceremos a Karl Drais von Sauerbronn, el inventor del velocípedo en 1817, antecesor de la bicicleta, o a Pierre Michaux quien en 1861 inventó los pedales para poner en ellos los pies y transmitir la fuerza de las piernas a la rueda.

Además, sabremos cómo la bicicleta ayudó a la liberación de las mujeres, hizo la revolución en China y sustituyó a los coches durante la Segunda Guerra Mundial, cuando había escasez de combustible. Y analizaremos los elementos que lo hacen un vehículo único e indispensable.

El libro también le dedica un espacio a las competiciones ciclistas como las carreras o las grandes vueltas que se celebran en diferentes países y que cada vez tienen más seguidores, sin olvidar las malas prácticas, como el dopaje, o las modernizaciones técnicas que ha ido adoptando la bicicleta.

Acompañado de atractivas ilustraciones coloridas, el texto nos invita a reflexionar sobre cómo la bicicleta puede formar parte de la solución para desplazarse y divertirse en el mundo sin perjudicar el medio ambiente.

Sobre su autora y su ilustradora

Fleur Daugey se formó en Piscología y Etología e inició su carrera trabajando en numerosas ONGs de protección de la naturaleza, antes de volcarse en la escritura y el periodismo.

Redactora durante tres años de la revista La Salamandre, trabaja actualmente como periodista independiente y autora para diferentes revistas y editoriales.

Karine Maincent es una diseñadora e ilustradora francesa, licenciada en la Ecole Supérieure d’Art et de Design d’Amiens.

En 2007 se fue a trabajar como diseñadora gráfica para el Instituto Francés en Cotonou, en Benin.

A su vuelta fundó en 2009 el estudio Tokpa, que le permite partirse el tiempo entre la dirección artística, la ilustración, la realización de reportajes ilustrados y la animación de talleres infantiles.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

TWITTER

Esperando como Indurain el Tour? #TDF2022  Haz tu equipo en http://www.laporradeltour.com y corre tú también este año El Tour de Francia 2022.

🎙️🎙️🎙️ "el Quick Step es una universidad de la victoria" @iamdlax

https://www.ivoox.com/david-cruz-8220-he-crecido-el-audios-mp3_rf_88883974_1.html

#PodcastJS con @Tuvalum https://t.co/vwbgYauF9R

Pocos sitios en el mundo tan buenos para el ciclismo como Mallorca. Por eso y por que hacía mucho que no tenían un campeonato, se merecían la visita.
Una pena, por eso, que la gente del lugar no se enterara por la escasa promoción que dicen se ha hecho

https://joanseguidor.com/mallorca-campeonatos-espana-ciclismo/

Que ¿por qué me gusta Romain Bardet?
Ciclista valiente
Tipo respetuoso y deportivo
Cultivado que vale la pena escuchar

Ya no opta a ganar un Tour, pero siempre brilla, busca su hueco y algo nos da

Ganas de verle en el #TDF2022

https://joanseguidor.com/romain-bardet-tou-r2022/

Cómo debe de estar de sobrado el Jumbo o qué mal debe estar el corredor que se puede prescindir de un trotón de Rohan Dennis para el Tour, un tío que es capaz de zamparse dos Hors Categorie tirando del pelotón sin que nadie se mueva.

https://joanseguidor.com/rohan-dennis-tour-francia/

Load More...

Lo + leído

X