Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclismo antiguo

El amarillo no es un color cualquiera en el ciclismo

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Es aleccionador el recordar los orígenes que tuvo la denominada camiseta amarilla que distingue al líder del Tour de Francia, la máxima competición internacional con que cuenta el ciclismo. Fue necesario que pasaran a la historia una docena de ediciones, las primeras, hasta que un personaje desconocido en el cuadro representativo de la organización de la citada prueba, llamado Alphonse Baugé, un ex campeón de medio fondo, le planteara al director de la carrera, Henri Desgrange, la idea de que el gran público pudiera distinguir de buenas a primeras al que era primero en la clasificación general de la carrera por etapas. Nada mejor que implantar una vestimenta distinta que pudiera ser vislumbrada o distinguida desde lejos, siquiera, aunque fugazmente, en el seno del gran pelotón.

Los aficionados, los espectadores de la contienda que se cuentan a miles y miles al borde de la carretera, desean distinguir, dilucidar con sus propios ojos de una manera un tanto obsesiva en dónde se encuentra el ciclista que luce la casaca amarilla de oro, que identifica al líder de la carrera, todo un símbolo que acapara una merecida popularidad. El vestir este color, una tradición ya lejana, suponía alcanzar un anhelado  honor que atraía con especial énfasis a las gentes; fuera su portador un ciclista  importante o no lo fuera. El ser el primero en la tabla de una competición de esta índole, automáticamente es algo que siempre se ha bien valorado en su justa medida.

Era necesario, alguien dijo, que la prenda fuera de tonalidad lindando al amarillo real, un amarillo fuerte y un poco oscurecido”. ¿Y por qué motivo se exigía precisamente esta tonalidad? La decisión vino a raíz de que aquel color era el mismo que imperaba en las páginas del periódico fundador del Tour de Francia: el rotativo “L´Auto”. También se determinó que se estamparan en la misma camiseta y en letras mayúsculas las siglas H.D., al objeto de rendir homenaje al fundador y director de la mencionada carrera por etapas, un hombre todo genio y figura en su época: el histórico protagonista Henri Desgrange.

Esta fórmula, aunque nueva, también fue imitada algo más tarde por los dirigentes organizadores del Giro de Italia. El líder de la carrera transalpina viene vistiendo de tiempo una camiseta de color rosa, al igual que las hojas del periódico fundador: “La Gazzetta dello Sport”.

El primero en enfundarse la camiseta amarilla en el Tour fue el francés Eugène Christophe, precisamente en el año 1919; es decir, dieciséis años más tarde con respecto a la primera edición, celebrada en 1903. Lo hizo a partir de la cuarta etapa, Brest-Les Sables d´Olonne, la cual conservó sobre sus espaldas hasta la penúltima jornada, en la Estrasburgo-Metz, pasando la elástica de líder a ser propiedad definitiva del belga Firmin Lambot, que fue el vencedor absoluto de aquel Tour. El bravo ciclista galo Christopher no pudo defender su liderato y la valiosa prenda amarilla al sufrir un inesperado y contundente desfallecimiento. Debió contentarse con ocupar el tercer puesto en la clasificación final, en la apoteosis de París.

Selle italia

Sirva de curiosidad el saber que en el año 1948, el italiano Gino Bartali se adjudicó el Tour por segunda vez tras transcurrida una decena de años. Hubo una firma de lanas denominada “Laines Sofil” que patrocinó su cometido aportando 10.000 francos por día al que fuera portador de la camiseta amarilla. Fue a partir del año 1970, en el Tour que ganó con facilidad el belga Eddy Merckx, cuando se dio luz verde para que las empresas colaboradoras pudieran plasmar sus siglas de marca en la misma camiseta de líder, aportando una cantidad económica muy substancial.

Por otra parte, cabe señalar aquí que precisamente el belga Eddy Merckx, vencedor por cinco veces de la ronda francesa (1969, 1970, 1971, 1972 y 1974), ha ostentado un récord muy particular: el vestir y lucir aquella camiseta durante 96 días. Con cinco Tours en su haber la cifra alcanzada fue fácil de conseguir.

A modo de distinción en torno a los ciclistas españoles, nos cabe el honor de mencionar al catalán Miguel Poblet, que fue el primero de nuestros representantes que se vistió de amarillo. Hemos de retroceder al año 1955, tras adjudicarse la primera etapa que trasladó a los corredores de población de Le Havre, que posee un importante puerto marítimo, a la ciudad norteña de Dieppe, que linda con el Canal de la Mancha. Poblet lució tal prenda durante un par de días, perdiéndola a manos del holandés Wout Wagtmans. Es curiosidad el exponer que Poblet cerró el mencionado Tour con otra victoria, vivida en el Parque de los Príncipes de París, término de la última etapa. Asistieron en su conclusión más de 70.000 espectadores que aplaudieron con entusiasmo a su ídolo, el francés de Bretaña Louison Bobet, que acababa de conquistar su tercer triunfo consecutivo en la ronda gala, algo que los aficionados de nuestro vecino país y nosotros no hemos olvidado.

Por Gerardo  Fuster

Castelli GIRO
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo antiguo

#PodcastJS Eugeni Berzin, ese gran olvidado

Publicado

en

Shimano 2021 Junio

Entre los ganadores del Giro, pocos se acuerdan de Eugeni Berzin

En la carrera loca que imponemos a los chavales más jóvenes, fruto de su calidad y de su rápida explosión, es bueno acordarse de algunos que, en la historia, estuvieron muy arriba, muy rápido y tan como llegaron se fueron, hablamos de Eugeni Berzin.

Para quienes tenemos una edad el ruso fue uno de esos fenómenos que se ven cada cierto tiempo.

Prometedor ciclista, su explosión en 1994, hace 27 años, fue de las que no se pueden olvidar.

Rocacorba – 1024×300

Eugeni Berzin empezó ese año con sensaciones muy diferentes a cómo lo concluyó

Empezó siendo uno más en la tremenda estructura que la Gewiss, la famosa Gewiss, montó para ese año.

En ese equipo empezó a destacar rápido Giorgio Furlan, ganador, entre oras cosas, en San Remo, pero rápido un rubio ruso empezaba a asomar por plazas de honor en carreras del prestigio de Tirreno, Itzulia o Criterium Internacional, una carrera de dos días, entonces muy apreciada.

Selle italia

Era Eugeni Berzin y Nacho Silver, nuestra memoria más fiable de aquellos días, ha venido a recordárnoslo.

Tras ese inicio, Eugeni Berzin dio la campanada en la Lieja-Bastogne-Lieja, sacándole los colores a un coco aquellas fechas, Tony Rominger.

Días después la Flecha Valona que más ha dado que hablar en la historia.

Pero lo mejor estaba por llegar, una victoria en todo un Giro de Italia, el que pudo ser el tercero de Miguel Indurain.

Por que Eugeni Berzin fue el tercer vértice en la Flecha Valona de nuestras vidas, aquella del Mortirolo y Aprica.

 

Luego quedó ahí, todo se quedó ahí, hubo algún fogonazo, líder puntual del Tour, podio en el Giro del año siguiente, nunca más Eugeni Berzin volvió a ser aquella maravilla que explotó con 24 años, una edad que en esas épocas era muy temprana, como los 20 ó 21.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



 

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

El final de Eddy Merckx

Publicado

en

Por

Shimano 2021 Junio

Todo dominio llega a su final, también el de Eddy Merckx

En ciclismo hay una cosa que los estadísticos tienen por la mano y es la casi completa imposibilidad que un día llegue alguien que gane todo lo que ganó Eddy Merckx, éste sí, un ciclista irrepetible, cuyo palmarés, como dijimos hace unos años, cuando celebraba los setenta abriles, es la suma de los resultados de Defraeye, Gerrans, Van Lancker, Simoni, Chiapucci, Cipollini, Cavendish, Berzin, Bartoli, Planckaert, Ballerini y Evans, sumados, que no mezclados.

El fenómeno imberbe de 22 primaveras que domó las Tres Cimas de Lavaredo, el que fue asistido con oxígeno en el Ventoux, el que salió vivo del reto enorme que le propuso Luis Ocaña aquel día que vino el fin del mundo a los Pirineos y el que ganó su séptima Milán-San Remo con ese maillot, el ocre de Molteni, que hoy es moda para muchos.

Etape 400×400 Junio
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



#DiaD 18 de mayo de 1978

Los periodistas reciben una convocatoria que no es como las demás: están citados al centro internacional de prensa de Bruselas, al mediodía de un primaveral jueves de marzo.

Selle italia

El convocante es el mejor ciclista de la historia.

Con el patrocinio de la marca de ropa C&A, Merckx apareció en el atril del Hyatt Regency de Bruselas acompañado de un rubio mozalbete de nombre Axel, su hijo, para decir: “Éste es el día más triste de mi vida”. El requiebro, el calambre, no por esperado, no dejó de recorrer la sala, llena de periodistas que habían visto la subida de Eddy y presenciado lo complicado que lo tenía para seguir ahí arriba.

Rocacorba – 1024×300

Me he fijado una fecha limite, el 15 de mayo. Ya no puedo seguir preparando el Tour, mi gran ilusión para despedirme desde lo más alto. Los médicos me han recomendado tranquilidad” suelta y confirma lo que se esperaba.

Eddy Merckx tenía que declinar, no podía seguir el camino que se había trazado desde el momento que había jurado volver, un año antes, en Alpe d´ Huez, preso de la tristeza de ver que aquello no daba más de sí. Merckx quiso volver, hizo los movimientos para volver, pero donde no llega el coraje, abarca el diagnóstico de los médicos y esos pedían prudencia, ser el “Caníbal” con 33 años significaba una tralla difícil de asimilar, ni si quiera para el mejor de la historia.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Era la vida, la ley del deporte, del ciclismo, a los pocos días de anunciar su final, Merckx sabía de la explosión de un bretón, joven e insolente. Bernard Hinault se llamaba y estaba siendo convocado a ocupar el sitio de Eddy.

 

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

El mejor Indurain se vio en el Dauphiné

Publicado

en

Por

Shimano 2021 Junio

La victoria de Indurain en el Izoard durante un Dauphiné fue la guinda a unos años inolvidables

La historia dice que el Dauphiné es uno de los bancos de pruebas más adecuados para el Tour de Francia, la historia habla de grandes nombres que dieron el primer paso hacia la carrera de junio en el Delfinado, entre ellos Miguel Indurain.

En 1994 el navarro topó con un ciclista como Eugeny Berzin, que le privó de su tercer Giro, abriendo la puerta a una nueva hojas de ruta de cara al Tour.

Se valoraron opciones y la vía Midi Libre -Dauphiné gustó a Indurain, quien si en la primera ya lograba algunos de los primeros triunfos de la campaña, en la segunda, ya apuntalaba la forma para el Tour.

Etape 400×400 Junio
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Indurain ganó dos veces en el Dauphiné, si bien las diferencias entre una y otra victoria fueron importantes.

Selle italia

En la primera, que acabaría curiosamente con su quinto éxito en el Tour, el patrón fue más clásico, en la segunda año 1996, las cosas fueron diferentes, al punto que podemos decir, los que nos acordamos de aquellos días, que el mejor Miguel Indurain, el más espectacular que tenemos en mente, fue en aquel Dauphiné y en especial la etapa del Izoard.

Aquel día Indurain no quiso faltar a la cita con uno de los altos más vinculados a los grandes nombres de la historia, recordó que aquí Bobet construyó su primer gran acto, que aquí Coppi y Bartali dejaron huella de su inmortal rivalidad/amistad, que aquí Bottecchia tuvo que apearse de la bicicleta para darle la vuelta a la rueda y cambiar el desarrollo, que aquí Fignon se mostró débil frente a Lemond, que aquí Robic acabó con la resistencia de Brambilla.

El Miguel Indurain del Izoard, aquella tarde en Dauphiné, era el compendio de todo lo bueno que había amasado durante tanto tiempo: el control y lectura de la carrera, un ascenso demoledor, un descenso incontestable y… llegando a meta, el ciclista que había perdonado mil veces en el Tour dio cuenta de sus rivales.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Nada hacía presagiar que Miguel estaba en el umbral de su dominio y puertas de no ganar su sexto Tour.

Lo que pasa en Dauphiné es importante, pero no decisivo.

Aquí los ensayos nunca fueron con gaseosa, pero tampoco concluyentes para el Tour.

Jacob Fuglsang y Daniel Martínez pueden dar fe de ello, de hecho el colombiano, el año pasado, tocó el suelo ya el primer día, recién llegado de ganar en el Delfinado.

La historia por eso deja testigo de grandes campeones que ganadon en ambos sitios: Jacques Anquetil, Eddy Merckx, Luis Ocaña, Bernard Hinault, el mismo Indurain, Bradley Wiggins, Chris Froome hasta Geraint Thomas, hace tres años.

Imagen: @Carlostigero

 

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

#GiroRetro Marino Lejarreta siempre viajó en la clase noble del Giro

Publicado

en

Por

Shimano 2021 Junio

En el Giro Marino Lejarreta hizo grande su historia

El marationano Marino Lejarreta, el bien llamado “junco de Berriz, ha sido una de las grandes personalidades del ciclismo español en el Giro de Italia. E

l ciclista vizcaíno firmó siete participaciones en la grande rosa y todas las concluyó entre los diez primeros.

A esa benigna estadística, cabe añadirle que en cuatro de esas ediciones, Lejarreta concluyó las tres grandes el mismo año.

Su historia con Italia viene de dejos, del mismo momento que comprendió que allí podría tener una salida natural a su talento en una grande que le iba como anillo al dedo.

En ese tiempo conoció con monstruos como Saronni, Moser, Hinault, Roche y Visentini, entre otros.

Selle italia

 

Corría el año 83, el joven Marino debutaba en el Giro recién llegado de una Vuelta memorable en la que tuvo que declinar ante Hinault. Al fin, el de Berriz se veía en el Giro: “Llevaba cinco años de profesional pero hasta la fecha nunca había estado en el Giro, sí en alguna clásica italiana. Era una prueba que me apetecía mucho conocer”.

Etape 400×400 Junio
Cambrils 400×400
Cruz 400×400



Con los colores del Alfa Lum, cierto sinsabor recorrió el cuerpo de Marino en su debut. Fue la edición que ganó Saronni y el recorrido dejó mucho que desear. “Fue una carrera muy suave –recuerda-. Se desvirtuó algo la idea que tenía de la carrera con esos grandes puertos de los que tanto había oído hablar”. En el balance, amén del sexto puesto, destaca la segunda plaza en Val Gardena donde perdió ante Mario Beccia, “me ganó al sprint tras haberlo intentado a 2 kilómetros” rememora. Un año después ganaría en ese mismo escenario, “mi día más feliz en Italia” admite. Allí vivió también uno de sus días más duros: “Bajábamos con frío y nieve y lo pasé muy mal. No controlas la bici, te duelen las manos y nunca ves el final”.

Costa Daurada 300x250B
WD May-Agost 300×250
Gran canaria 300×250



Para Marino “el ciclismo que se ve en el Giro es el típico italiano, muy de clásicas. Se ejerce un gran control por parte de los equipos de velocistas y uno se da cuenta que luchar contra eso es absurdo. La batalla suele platearse al final, sobretodo cuando la televisión entra en directo”.

Ese ciclismo a la italiana también se prolonga en las cuentas. Marino, muy querido siempre en Italia, no escatima elogios: “El público italiano es ciclista de toda la vida. No suele ser muy joven, pero sí muy entendido. Posiblemente sea el mejor que haya”. De sus siete Giros se declara admirado por “las Tres Cimas de Lavaredo. Estábamos a un kilómetro de meta y veía tanta gente montaña arriba que pensaba que habían subido más allá de meta”, para su desgracia el gentío se acaba en meta.

El Mortirolo es la subida más dura, pero fue en la Marmolada donde vivió un auténtico calvario en 1991. Ese día descubrió a uno de los corredores que más le ha impresionado: Franco Chioccioli. Lo mismo reconoce de Gianni Bugno, “ganó su Giro con una pierna” recuerda, y de Bernard Hinault.

Marino en el Giro

1983: 6º

1984 y 1987: 4º

1985 y 1991: 5º

1989: 10º

1990: 7º

Dos etapas ganadas

 

Castelli GIRO
Continuar Leyendo

TWITTER

Julian Alaphilippe tiene un problema con Mathieu Van der Poel

https://joanseguidor.com/alaphilippe-van-der-poel-tour/ by @JoanSeguidor

Muchos ponen grito en el cielo por la relación de Andorra con los ciclistas, pero hay que valorar su apuesta por este deporte, con promoción e infraestructuras que en España muy pocos destinos tienen...

https://joanseguidor.com/andorra-ciclistas/

El pique Alaphilippe vs VDP puede salvar el inicio del Tour, con dos potros desbocados jugando a que sólo quede uno... y en su lucha pueden llevarse por delante algún favorito para el amarillo en París

https://joanseguidor.com/alaphilippe-van-der-poel-tour/

Rigo ha sido el que se ha salido de la regla
Si extiende este nivel a la jornada de mañana, Ineos tiene tarea

Bravo Antonio Pedrero, la victoria llama a la puerta de quien tantas veces se la ha facilitado a otros #RDO2021

Load More...

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.