Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclistas

De Sven Nys a Thibaut Nys

Published

on

Tuvalum

Así gestiona Thibaut, el hijo de Sven, el apellido Nys

Visitando el Centro de Sven Nys, en los límites de su Baal natal, vemos alguna fotografía del vástago de la familia, Thibaut Nys.

Sorprendido por el nombre, no deja de tener cierto carácter valón, nos confirman que Thibaut es muy utilizado también en los campos de Flandes donde el ciclismo emerge de entre las zanjas y caminos vecinales.

En las vísperas del mundial de ciclocross que acabaría en el zurrón de Van der Poel, hemos leído un artículo en Cyclingtips que nos habla de Thibaut Nys y lo que implica ser el hijo de una leyenda, dedicándose a lo mismo que tu padre, siendo carne de comparaciones, en tiempos en los que el componente psicológico del deportista empieza a ganar conocimiento entre el público.

Y es que la historia del ciclismo nos presenta ciertos apellidos que se han repetido en el tiempo.

Junto al de Nys, con Thibaut creciendo a su ritmo, nos suenan otros: Knaven, Roche, Van Poppel, Dekker o el mismísimo Merckx, el apellido de apellidos, que a nadie deja indiferente, en una línea de sangre que va de Eddy a Axel, siendo éste ultimo un ciclista interesante aunque más importante como director en aquellas categorías que marcan el futuro de no pocos talentos.

Pero volviendo al artículo de Thibaut Nys y su padre, lo cierto es que el joven no fue ciclista de inicio, de hecho comenta que el tenis lo llevó hasta ciertos niveles de tecnificación, aunque al final ha sucumbido a “mi primer amor, el ciclocross. Es lo que he visto desde que era un niño. Nunca pensé en hacer carrera en tenis pero sí en ciclismo”.

Ciclobrava – 400×100 Landing

 

Y no era sencillo, todo lo que le rodea es objeto de escrutinio público, es el hijo de una leyenda en vida

Siempre ha sido así, por eso no tengo nada con qué compararlo. No le ocurre lo mismo a mi novia” dice.

Para Sven Nys el rol con su hijo es doble: es su padre y al mismo tiempo mánager de su equipo, un papel que meses atrás ya vimos que no es nada sencillo de asumir.

Sin presencia en este mundial,  Thibaut Nys ha completado una temporada extraña que le servirá de lección en el futuro, por mucho que crea que “iba a tener un sitio en la selección belga y me habría gustado demostrarlo, aunque es algo que no me quita el sueño, sinceramente”.

Buena estrategia, con 18 años le queda mucho por delante, si bien lo de este mundial no se va a dar todos los años, celebrándose en Flandes aunque sin público.

Pero como toda buena historia de padre e hijo, vamos a las comparaciones que seguro surgen en el camino: “Hay gran presión sobre él, pero no creo que lo más importante esté en los resultados y sí en lo que su carrera le aporte y le haga sentir y aprender. Saber sobre tácticas de competición, sobre superar lesiones, sobre trabajar en equipo… todo eso es más importante que cualquier título, pues lo llevará consigo el resto de su vida”.

Son cosas que no se enseñan en la escuela” concluye Sven Nys, dos veces campeón del mundo, nueve de Bélgica y más de cincuenta mangas de la Copas del Mundo.

[elementor-template id=»36790″]

 

Dos mundos, el de Sven y Thibaut diferentes, también en el material: “Con los frenos de disco él puede tomar las curvas mejor y bajar más deprisa. También cambia el perfil de las ruedas y los pedales que yo tenía no eran como los de ahora”.

Thibaut resulta por tanto más explosivo que su padre, pero éste es otra cosa.

Quienes recordamos a Sven Nys en la campa, admitimos la admiración de quien ve volar a alguien por la pura inercia, que traza mejor en cada curva, que no se baja ante los tablones y que rueda como los ángeles.

Una cosa que Thibaut nota es que la variedad de nacionalidades que le rodeaba en tiempos de juvenil va desapareciendo, pues por el camino alguna de estas estrellas toman otras opciones, la carretera, por ejemplo.

En Bélgica esto no sucede, no en la medida que pasa en otros países.

Pero el ciclocross puede ser rentable.

Sven Nys habla de la nueva campeona del mundo, Lucinda Brand, quien se saca un mejor sueldo en ciclocross frente a la ruta: ojo el contraste de 5000 euros por ganar una copa del mundo de ciclocross ante los 1330 euros para la primera en el Giro Rosa.

Nada que ver con los chicos que tienen en la carretera una mina de dinero esperándoles, con el añadido además que, si vienen del ciclocross, van a tener una técnica tan depurada que saldrán con ventaja de situaciones en las que otros acaban en el suelo.

En todo caso Sven, quien siempre lo jugó casi todo al ciclocross, tiene un interesante mensaje para Thibaut: “Si ahora miro atrás, no me arrepiento de nada y haría exactamente lo mismo”.

Buena lección.

Ciclo21
Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.