Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Opinión ciclista

Un respeto para los que han de venir

Publicado

en

Tuvalum

Mirad lo que escribe Juan Gutiérrez, jefe de polideportivo en el Diario As, en su último escrito de su blog:

 

Me temo que a Flecha le vamos a echar mucho de menos, como ya hemos añorado este año a Freire. Ellos han expandido el universo de las clásicas a los aficionados, han demostrado que hay ciclismo más allá de las grandes rondas, y han marcado el camino a unos potenciales sucesores que, paradójicamente, no se adivinan en el horizonte. Porque el problema actual del ciclismo español es precisamente ese: ¿dónde están los sucesores para evitar la extinción de la Edad de Oro? Unos se van, otros no llegan

 

Lo que aquí plasmamos es el epílogo del texto firmado por el periodista del diario madrileño. Es una muestra tangible, reciente y humeante de la línea editorial que se ha adoptado frente al presente y futuro inmediato del ciclismo español.

Llevamos años en la cresta de la ola. Esta historia de éxito sobre ruedas finas va más allá de lo que muchos imaginamos en un primer momento. Yo la ubicaría hace treinta años y en el histórico podio de Angel Arroyo en el Tour de Francia, pues con él se abrió la puerta y se derribaron muros mentales para el resto. El talento hispano no tardaría en adueñarse de la mejor carrera y la hoja de servicio está ahí.

Pero diría incluso más, porque los éxitos han llegado en una época convulsa de dopaje, trampas y redadas en las que nuestro ciclismo ha sido castigado, no quizá del todo, pero sí con rigor, mucho más rigor que otros deportes. Mucha gente importante ha caído en operaciones puertos y demás, y sin embargo la capacidad de regeneración ha sido impactante.

Pero como digo todo toca a su fin. El último ciclo de éxitos españoles, situado a partir de los Juegos Olímpicos de Pequín ha sido cuajado por una generación que más bien que mal ha sorteado las historias relacionadas con el dopaje. Algunos cumplieron sanción, como Alberto Contador o Alejandro Valverde, y otros compitieron, y compiten, con el expediente blanco. Sea como fuere este periodo ha sido inolvidable, la auténtica modernización de este deporte en España, universalizando éxitos y perfiles. No en vano en este ciclo cayeron hasta tres monumentos en diferentes años. Eso sí, quedan las grandes adoquinadas, y en ese empeño a Juan Antonio Flecha sí que lo echaremos de menos, casi tanto como las tácticas imposibles que le movían en la obsesión de ganar en Roubaix.

Sin embargo es triste que muchos periodistas se percaten ahora de que vienen vacas flacas. La lectura de la prensa española del estado de su ciclismo es esa, se avecina un periodo complicado, escaso en triunfos y lejos de las mejores empresas. Lo dicen los mismos que despachaban éxitos mayúsculos con breves y escaso espacio.

Porque la prensa deportiva en España es el fiel reflejo de una mal llamada afición. Sólo les interesa el éxito y quien lo rubrique, nada dicen de la belleza de ese deporte, nada cantan de su plasticidad y mucho menos reconocerán el campeón, si éste no es español. Es lo que hay, me dirán, pero es triste, casposo y zafio.

Ahora que muchos plumillas dicen que el ciclismo español no será lo que fue hasta hace bien poco –y ojo porque a algunos de esta generación dorada les queda cuerda- y emplean un tono casi de desprecio para lo que ha de venir. Hablan de que nadie podrá sustituir a Purito, a Freire, a Samuel,… y quizá tengan razón, posiblemente no rayen a su altura, pero son profesionales, darán lo que sus piernas les permitan y defenderán el pabellón con dignidad, pues muchos de esos que están llamados a coger el testigo de la mejor generación de ciclistas españoles de la historia se han curtido en la adversidad y con una carencia de medios brutal respecto a quienes serán sus rivales.

No he de imaginar qué mérito reviste el triunfo de Rubén Fernández en el Tour del Porvenir, rodeado de auténticas potencias como Australia, Reino Unido y Francia. Es cierto que rodar al nivel de Valverde, Contador y Sastre será complicado, pero la nueva generación merece más crédito y menos desprestigio. El tiempo les pondrá en su sitio y si lo hacen con el convencimiento de haberlo dado todo, nada habrá que reprocharles.

Foto tomada de www.teinteresa.com

Ciclo21
Continuar Leyendo
1 Comentario

1 Comentario

  1. Carolina

    24 de octubre, 2013 En 14:51

    Pues yo diría, que ahora mismo hay un montón de chavales y de menos chavales que están deseando que se les de la oportunidad de correr. Todos ellos serán un «nombre» al que seguir… sólo necesitan tiempo.

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Opinión ciclista

Hacer feliz a un niño no puede estar multado

Publicado

en

Tuvalum

¿Quién no ha querido alguna vez un bidón o una gorra?

Este post no quiere hablar de competición, tan obcecados en ella, no quiere hablar de un ciclista, ni siquiera de una persona que mantiene lazos con el ciclismo o la bicicleta, este post quiere hablar de un gesto, simple, cercando y sencillo, que es patrimonio exclusivo de este deporte, que lo era hace cincuenta años -cuando Mir nos decía que le pedían mecheros Bic en la caravana del Tour-, que lo es ahora y lo seguirá siendo.

¿Quién no ha ido a una carrera con idea de llevarse un bidón o una gorra?

¿Qué hay más ciclista que un bidón o una gorra?
Podríamos decir que casi un ramo de flores, pero el ceremonial de Max Schachmann dando el ramo en mano, no tirándolo desde el podio, a alguien del púbico, por el momento sólo se lo hemos visto hacer a él.

LimitZero
SQR-Gore2
Cruz 400×400



Queríamos traeros la historia de este tweet…


Lo ha escrito Nico Ramírez, buen amigo de este mal anillado cuaderno, miembro del club El Repetxó en una zona que aúna paisaje y bicicleta como pocas, El Penedés.
Hablamos con él y nos explicó lo siguiente:
Estábamos esperado el paso de la última etapa de la Volta y aparcamos cerca de Avinyonet, justo donde estaban algunos coches de equipo para el avituallamiento. 
La Caterina -su hija- iba con un maillot de campeona del mundo que le compramos en la tienda de la Vuelta cuando estuvo en Igualada, hace un par de años, y llevaba el tutú que le había regalado su madre el día antes. 
Cuando los del coche de Astana le vieron, nos hicieron una señal, llamaron a la niña, le pusieron una gorra y le dieron un bidón. 
El Jumbo también le dio un par de bidones, lo que son las cosas, he ido a mil carreras y me he venido con las manos vacías, pero un niño es otra cosa. 
Lo cierto es que a Caterina le gustan las bicis, siempre las ha visto en casa y este regalo seguro que no lo va a olvidar. 
Miradla poco después, al paso de un pelotón en el que distinguimos a Peter Sagan…

Este ciclismo de kilómetro cero está en peligro de extinción

Hace unos años con una especie de vallas que separaban algo más los ciclistas de los aficionados, luego con los protocolos Covid y ahora con esa normativa tan absurda que sacó a Schär del Tour de Flandes.
Si no se puede sentir el calor del ciclista dando algo al aficionado, dedicándole un rato, firmándole un papel… vamos mal, pues lo que distingue a este deporte es algo que nadie ofrece, sentir los ídolos tan cerca que te los haces tuyos, sin importar bandera ni equipo.
Que eso no se pierda…

Ciclo21
Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Michael Schär: las normas, aunque absurdas, están para cumplirlas

Publicado

en

Tuvalum

Que Michael Schär haya tirado un bidón al público le ha costado una expulsión en Flandes

El primero de abril no sólo vino para avisarnos que la primavera había aterrizado en nuestra realidad, también llegó para ponerle al ciclismo al corriente sobre que la reglamentación que se anunció hace unas semanas ya era efectiva.
Cuando el pasado domingo veíamos a Mohoric bajar haciendo en bicho bola en Montjuíc, por el epílogo de la Volta, poniendo a De Gendt en aprietos, advertíamos que aquello tenía las horas contadas.
Ver a Van Aert y Van der Poel bajando sentados sobre la barra horizontal disputando el Tour de Flandes 2020 iba a quedar también en la historia.

LimitZero
SQR-Gore2
Cruz 400×400



En la previa a los momentos clave de De Ronde, las imágenes de la descalificación de Michael Schär prendieron por las redes.
El ciclista suizo se fue a la calle por tirar un bidón a unos aficionados en una zona semiurbana, aficionados que estaban esperando recoger el souvenir gentileza del AG2R para llevárselo a casa con toda la ilusión de quienes van a la cuneta con la esperanza de recibir algo de la caravana.

Lo hizo en una zona no permitida y el jurado, casi al momento, le invitó a dejar la carrera

Esta es la nueva normalidad del ciclismo, un deporte que están cercenando por un lado y por otro para convertirlo en algo alejado del ideal que tenemos del mismo.
Casi irreconocible.
En lo sucesivo el ciclista que saque partido de bajar muy bien, de arriesgar y abrir brecha no podrá hacerlo, no al menos al 100 x 100, como quien quiera rodar en una escapada, en grupito o solitario, apostado sobre el manillar, como harían De Gendt o Wellens.
Lo mismo sobre los bidones que se arrojan en sitios con público, con mayores y menores esperando llevarse el souvenir al hogar.
Lo que nos dijo un día Jorge Quintana, la UCI legisla, pues debe hacerlo, tras escuchar todas las partes, pero lo vende mal, o sencillamente no lo vende.
Resulta que se puede tirar un bidón en zona permitida, con riesgo que rebote en el bordillo y vuelva al pelotón, peligrosísimo, pero no a los pies del público en un lugar en el que la pieza seguro no quedará entre la naturaleza.
Un sindiós.
Imagen: Ciclismo Internacional

Ciclo21
Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

Entrevista a Eufemiano: el ciclismo viene con la venda puesta

Publicado

en

Puertos de Guadarrama - Pelotón JoanSeguidor
Tuvalum

Eufemiano es la punta del iceberg de la mala imagen que se ha granjeado el ciclismo

Hay un tramo de la entrevista de Jordi Évole a Eufemiano Fuentes en el que se dice lo siguiente:

Empieza preguntando Jordi: «¿Se han protegido más unos deportes que otros?»

Responde Eufemiano: «Yo creo que sí»

«¿El fútbol, por ejemplo?»

«Por supuesto»

«Ya nos ha dicho que el Barça se puso en contacto con Ud. pero que nunca han llegado a un acuerdo. ¿Asesoró Ud. a los médicos del Valencia? ¿Fue Ud. médico o asesoró a los médicos de la Real Sociedad?»

«Oficialmente, no»

«¿Asesoro Ud. a los médicos del Real Madrid?»

«No te voy a contestar a esa pregunta»

Dice Raúl Calabria en la charla previa que mantuvimos a la entrevista a Eufemiano Fuentes que el espectador deberá sacar sus conclusiones, de lo que dice y calla, de los gestos y caras que pone cuando se ponen ciertos papeles sobre la mesa.

En definitiva, que más de uno dará un salto en el sofá.

Desde tiempos mozos, en el ciclismo y su mundo existe la percepción de que ha sido cabeza de turco en toda esta historia, que ha pagado platos rotos que no le correspondía en exclusiva y que en el camino ha perdido mucho.

Es cierto, para que lo vamos a negar, así fue y así seguirá siéndolo.

No podemos pasar hoja como si nada, es un tema de tamaño, el ciclismo es una minucia versus lo que significa, por ejemplo, el fútbol, una anécdota que se resuelve de un plumazo cuando alguien, no sé quién, debe fallar sobre hechos como los que se le imputan Eufemiano Fuentes.

LimitZero
SQR-Gore2
Cruz 400×400

Hace unos años, surgió una noticia que fue portada, pero no del todo, en la que se hablaba de los vínculos de Eufemiano Fuentes con el Real Madrid.

Aquello prendió rápido, como un calambre, en el colectivo ciclista, que bramaba por una misma vara de medir, si el personaje más oscuro del deporte español se vinculaba a un buque insignia del mismo, había que ir con todo a por él, hasta el último estertor, se barruntaba que con el ciclismo se había hecho lo mismo, cosa que no es exacta, pues en este deporte se arruinaron carreras deportivas por interpretar un código en un papel, sin fallo ni sentencia en firme.

Todo aficionado medio a la bicicleta lamentó esos dos raseros, pero no miró para adentro, no miró en la colla de gente de todo pelaje, condición y sin escrúpulos que había campado a sus anchas por el pelotón, haciendo y deshaciendo, teniendo en su mano la suerte, a veces, de los dos o tres favoritos a una misma carrera.

De eso no se habló, como que tampoco no es de recibido el encaje de ciertos esfuerzo y querer salir indemne, pues el deporte de alta competición es de todo menos salud.

Que el ciclismo pasara por momentos muy duros se lo granjeó solito, tuvo sus miserias y se airearon cómo ningún otro deporte las sacó a la luz, fue incauto y mal gestionado y dio cobijo a mucho indeseable.

Dicen que las cosas han cambiado en el presente, pero esto es como un pez que se muerde la cola, como la pandemia, cuyo virus muta en una u otra dirección para el desconcierto del personal.

En este ciclismo que ha cambiado vemos unas fotos de Pedro Celaya, médico sancionado hasta el año que viene, paseando por entre los equipos de la Volta, una zona en la que este año, los protocolos son más estrictos que nunca…

En fin, que la vida seguirá y lo hará sin Eufemiano.

Ciclo21
Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Malos tiempos para pedir un autógrafo

Publicado

en

Tuvalum

Niños correteando pidiendo un autógrafo son hoy un lejano recuerdo en las carreras

Permitidnos recuperar este artículo de hace seis años sobre los niños del Esport Ciclista Mataró que pasaron por la salida de la Volta con un listado manuscrito con los nombres de los ciclistas cuyo autógrafo querían llevarse a casa.

Una situación hoy impensable que un día formó parte de la «normalidad» de las carreras…

La vida son momentos, y dicen que los que te llegan en la infancia te marcan de por vida. Hoy es un día triste, pues un accidente aéreo nos ha sacudido, quizá por la cercanía de algunos que incluso pudieron estar, quizá por salir desde el aeropuerto de tu ciudad. Sin embargo este post se justifica más que nunca.

Sea como fuere la vida sigue, se dice con razón, en estos momentos desasosiego. Esta mañana, casi al mismo tiempo que más de cien vidas se apagaban sobrevolando esos Alpes que cada año concitan las miradas y las ilusiones de no pocos aficionados al ciclismo, se daba la salida de la segunda  etapa de la Volta a Catalunya desde Mataró, una salida que venía precedida por las imágenes del año pasado, cuando una multitud de aficionados cercó las estrellas que entonces compitieron en la ronda catalana.

LimitZero
SQR-Gore2
Cruz 400×400

Esta mañana, nuestro amigo Luis Pareja, presidente, sí presidente aunque no le guste en exceso arrogarse el título, del Esport Ciclista Mataró, y técnico de los chavales en el vetusto velódromo de la ciudad, mostró esta foto en su muro de Facebook.

1

Un papel manuscrito por uno de sus dos enanos con buena parte de las estrellas que toman parte en la carrera con la sana intención de pedirles un autógrafo. Ver este papel, arrugado, arrancando del blog, de cualquier forma porque la ilusión alimenta el gesto, nos trae a la mente tantos recuerdos, tantos momentos, que en un día triste como el que nos ha caído a plomo, alimenta el alma.

Al poco rato Luis colgaba también esta foto de la piña de los chavales del Mataró rodeando al campeón del mundo de americana Bryan Cocquard, quien espero se lleve a Francia bien vivo el testimonio de que en una ciudad al norte de Barcelona, a unos 45 kilómetros más o menos, hay una pasión desmedida por este deporte, y también hasta por el ciclismo en pista, lo que parece más difícil e improbable.

2

Gracias a los chavales de Luis y los del club, porque nos han traído esos años de recortes con las chapas de Angel Arroyo, Marino y Perico, esos veranos de aire puro con la bicicleta por bandera, las salidas de la Volta desde el Mercado de Sants con Mottet, Fignon, Peio, Iñaki Gastón… gracias por demostrarnos que la pasión e ilusión no entienden de moderneces y que se puede admirar y querer, sin más, a un puñado de ciclistas sobre los que no dejamos de especular a diario.

Ciclo21
Continuar Leyendo

TWITTER

Lo más leído