Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Opinión ciclista

Tour de Francia 2030: futuro distópico

Publicado

en

Ciclovolta

Un ejercicio de ciclismo ficción… así será el Tour de Francia 2030

Vámonos al Tour de Francia 2030, estamos en octubre de 2029, en París.

Hoy se presenta una nueva edición del Tour de Francia, la única carrera que ha sobrevivido durante estos últimos años al declive del ciclismo profesional.

Y lo continuará haciendo un año más. Al menos hasta 2030, el año que viene.

Por el camino han ido desapareciendo todas las competiciones de ciclismo al aire libre.

Primero fueron las clásicas.

Luego, las carreras de una semana.

 

El efecto dominó se llevó por delante a otras grandes vueltas, como la corsa rosa o la ronda española.

No queda nada de aquello.

Sólo un triste recuerdo.

El Tour aún aguanta, aunque no sé por cuánto tiempo.

Mi obligación es hacerlo desaparecer lo antes posible.

Mi nombre es Naitsirhc Emmohdurp y soy el director del Tour de Francia.

Soy un infiltrado.

Todo empezó hace unos años, cuando el lobby del automóvil se impuso finalmente al uso de la bicicleta en las ciudades. El coche le había ganado la batalla.

Demasiados intereses, demasiado dinero.

Cuando las patronales internacionales de fabricantes de vehículos vieron cómo había crecido el número de usuarios que se desplazaban en bici para ir a trabajar, pegaron un puñetazo encima de la mesa.

 

Se había llegado hasta tal punto que veían peligrar sus negocios.

La venta de coches había descendido a mínimos históricos.

Las marcas de automóviles estaban al borde de la ruina.

Entonces fue cuando sucedió todo.

Lejos de parar la producción, la aumentaron y además empezaron a fabricar coches cada vez más grandes y cada vez más sofisticados.

Y, sobre todo, bajaron los precios. Reventaron los mercados poniendo a la venta automóviles de alta gama asequibles a mileuristas.

La reacción fue inmediata.

Se dispararon las ventas alcanzando cotas máximas. Todo el mundo quería un coche de esos que tan sólo costaban 6 mil euros.

Tuvieron que aumentar la producción a medida que también lo hacia la presencia de aquellos monstruos en las carreteras.

Llegó un momento en que las ciudades quedaron al borde del colapso.

 

El coche había borrado por completo la bici de nuestras calles.

Los gobiernos sucumbieron al poder de las multinacionales.

El parque automovilístico había crecido de tal manera que fue necesario crear nuevas y más grandes infraestructuras: más autopistas, con más carriles y más anchos, más túneles y más puentes… devorando carreteras, pistas y senderos.

Las ciudades se convirtieron en un infierno: humos, contaminación y retenciones continuas. Todo el mundo usaba su coche, en detrimento de la bicicleta.

Llegó un momento que era imposible salir ahí afuera, de ese modo, en bici: por seguridad, por salud.

Poco a poco fueron quedando en desuso, arrinconadas.

Ni siquiera a los niños se les regalaban ya bicicletas.

El único modo de dar pedales de forma segura era hacerlo bajo techo, en los gimnasios, conectados a una bonita carretera virtual.

Eso fue el final.

Lo más paradójico fue que la gente que iba a pedalear a estos centros deportivos se desplazaban en su coche particular.

¡Qué sin sentido!

 

Muchos, la mayoría, preferían quedar y salir de forma virtual con sus amigos conectados a esas máquinas.

Pronto, algunos, vieron en aquellos simuladores la posibilidad de organizar competiciones.

En muchas carreras al aire libre los ciclistas ya tenían que competir con mascarillas, debido a la alta y densa contaminación que se había alcanzado en muchos puntos del planeta.

Las carreras de toda la vida, poco a poco, se fueron sustituyendo por sus réplicas virtuales.

De esta manera fue como empezaron a desaparecer las históricas jornadas de ciclismo.

Bueno, todas menos una.

El Tour aún resiste, estamos en la previa del Tour de Francia de 2030. 

Nacex te envía la bicicleta donde le digas 

No puede ser de otra manera.

La mayor carrera del mundo, el mejor escaparate internacional para los grandes ciclistas, no podía desaparecer así como así.

El esfuerzo, el sacrificio y el gran trabajo de unos pocos aún hacen que el Tour “al aire libre” se siga celebrando año tras año.

Eso sí, cada vez con menos fuerza.

Los jóvenes corredores prefieren competir “bajo techo”.

Al Tour aún van los veteranos de toda la vida que no quieren perder la esencia de este deporte y la historia escrita a golpe de pedal en las piernas de estos valientes corredores.

También participan los que buscan la gloria, la épica, locos aventureros que se lanzan a la carretera como auténticos caza-tesoros, que no se rinden a seguir formando parte del Olimpo de los dioses del pedal.

 

Pero el Tour, para las multinacionales del automóvil, aún sigue siendo un peligro para sus intereses.

Temen que en cualquier momento la tortilla se pueda girar y que, gracias al misticismo y el romanticismo del Tour, haya un repunte entre sus fieles seguidores que pueda provocar un giro en la historia.

Esto es, que vuelvan las bicis a las calles.

Piensan que hay que aplastar el Tour.

Pero… ¿cómo?

Hundirlo pero que parezca un accidente, un hecho irreversible, abocado a seguir el sino de sus grandes vueltas hermanas.

Para eso me contrataron.

Sí, a mí.

Hace  unos años se pusieron en contacto conmigo para este cometido.

No me pude negar.

Llegaron a amenazar incluso a mi familia.

 

Y aquí estoy, en la presentación de un nuevo Tour.

Un nuevo recorrido que, año tras año, he ido intentando empeorar para que los “mejores” desistan volver.

Así, de entrada, hace ya unos años que empecé en mi nuevo trabajo.

Fue en el año 2019.

Aquello fue el inicio, el origen.

Presenté un Tour de Francia con un recorrido que fue un insulto a la esencia de la historia del ciclismo.

Pensé que cuantos menos corredores especialistas vinieran mejor.

Mejor para mis intereses. Peor para los que se atrevieran a competir.

Empecé a diseñar etapas poco llanas y apenas planifiqué un par de ellas. Con esto casi me aseguraba que los esprinters se iban a quedar en casa.

También me cargué de un plumazo la épica contrarreloj larga y llana. Y, de paso, la de por equipos también.

De esta forma, los especialistas contra el crono tampoco iban a venir.

Recorté el kilometraje de las etapas. Casi las dejé para corredores juveniles. No más de 150 kilómetros de recorrido.

Ya no iba a ser un deporte de fondo y cuanto menos tiempo estuvieran los ciclistas en la carretera mejor.

Diseñé un Tour para olvidar: sin cimas míticas, ni Tourmalet, ni Alpe d’Huez, ni Mont Ventoux… nada.

Nada que pudiera recordar al aficionado la historia de los gigantes de la carretera.

Me olvidé hasta del infierno del Norte: nada de pavés ni adoquines, ni nada por el estilo.

Tampoco finales en alto en Pirineos, ni encadenados alpinos y sí muchas cuestas de cabras, a ver si así se aburrían hasta los escaladores.

En ese sentido, aprendí mucho de mis viejas reuniones con mis amigos organizadores de La Vuelta.

Este año vuelvo a la carga, con la presentación de la edición del 2030.

Y creo que me he superado.

Para el año que viene me he cargado todos los maillots originales del Tour y los he cambiado por los que me han ofrecido una marca de coches.

Así, ni amarillo, ni blanco con topos rojos, ni verde.

Ahora el de líder será de color rojo. Con un poco de suerte no se distinguirá del resto de corredores.

Y esto creará confusión.

Habrá polémica.

También me he cargado la última etapa tranquila con final en París.

A cambio, he colocado una cronoescalada a la Tour de Madeloc.

Nada, una tachuela con rampas de hasta el 24%.

Estoy deseando saber qué opinan prensa y aficionados.

Si con esto no me cargo el Tour, dimito.

Foto: Movistarteam

Cabecera post
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Opinión ciclista

Hacer feliz a un niño no puede estar multado

Publicado

en

Por

Ciclovolta

¿Quién no ha querido alguna vez un bidón o una gorra?

Este post no quiere hablar de competición, tan obcecados en ella, no quiere hablar de un ciclista, ni siquiera de una persona que mantiene lazos con el ciclismo o la bicicleta, este post quiere hablar de un gesto, simple, cercando y sencillo, que es patrimonio exclusivo de este deporte, que lo era hace cincuenta años -cuando Mir nos decía que le pedían mecheros Bic en la caravana del Tour-, que lo es ahora y lo seguirá siendo.

¿Quién no ha ido a una carrera con idea de llevarse un bidón o una gorra?

¿Qué hay más ciclista que un bidón o una gorra?
Podríamos decir que casi un ramo de flores, pero el ceremonial de Max Schachmann dando el ramo en mano, no tirándolo desde el podio, a alguien del púbico, por el momento sólo se lo hemos visto hacer a él.

LimitZero
Costa Daurada 300x250B
Cruz 400×400



Queríamos traeros la historia de este tweet…


Lo ha escrito Nico Ramírez, buen amigo de este mal anillado cuaderno, miembro del club El Repetxó en una zona que aúna paisaje y bicicleta como pocas, El Penedés.
Hablamos con él y nos explicó lo siguiente:
Estábamos esperado el paso de la última etapa de la Volta y aparcamos cerca de Avinyonet, justo donde estaban algunos coches de equipo para el avituallamiento. 
La Caterina -su hija- iba con un maillot de campeona del mundo que le compramos en la tienda de la Vuelta cuando estuvo en Igualada, hace un par de años, y llevaba el tutú que le había regalado su madre el día antes. 
Cuando los del coche de Astana le vieron, nos hicieron una señal, llamaron a la niña, le pusieron una gorra y le dieron un bidón. 
El Jumbo también le dio un par de bidones, lo que son las cosas, he ido a mil carreras y me he venido con las manos vacías, pero un niño es otra cosa. 
Lo cierto es que a Caterina le gustan las bicis, siempre las ha visto en casa y este regalo seguro que no lo va a olvidar. 
Miradla poco después, al paso de un pelotón en el que distinguimos a Peter Sagan…

Este ciclismo de kilómetro cero está en peligro de extinción

Hace unos años con una especie de vallas que separaban algo más los ciclistas de los aficionados, luego con los protocolos Covid y ahora con esa normativa tan absurda que sacó a Schär del Tour de Flandes.
Si no se puede sentir el calor del ciclista dando algo al aficionado, dedicándole un rato, firmándole un papel… vamos mal, pues lo que distingue a este deporte es algo que nadie ofrece, sentir los ídolos tan cerca que te los haces tuyos, sin importar bandera ni equipo.
Que eso no se pierda…

Cabecera post
Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Michael Schär: las normas, aunque absurdas, están para cumplirlas

Publicado

en

Por

Ciclovolta

Que Michael Schär haya tirado un bidón al público le ha costado una expulsión en Flandes

El primero de abril no sólo vino para avisarnos que la primavera había aterrizado en nuestra realidad, también llegó para ponerle al ciclismo al corriente sobre que la reglamentación que se anunció hace unas semanas ya era efectiva.
Cuando el pasado domingo veíamos a Mohoric bajar haciendo en bicho bola en Montjuíc, por el epílogo de la Volta, poniendo a De Gendt en aprietos, advertíamos que aquello tenía las horas contadas.
Ver a Van Aert y Van der Poel bajando sentados sobre la barra horizontal disputando el Tour de Flandes 2020 iba a quedar también en la historia.

LimitZero
Costa Daurada 300x250B
Cruz 400×400



En la previa a los momentos clave de De Ronde, las imágenes de la descalificación de Michael Schär prendieron por las redes.
El ciclista suizo se fue a la calle por tirar un bidón a unos aficionados en una zona semiurbana, aficionados que estaban esperando recoger el souvenir gentileza del AG2R para llevárselo a casa con toda la ilusión de quienes van a la cuneta con la esperanza de recibir algo de la caravana.

Lo hizo en una zona no permitida y el jurado, casi al momento, le invitó a dejar la carrera

Esta es la nueva normalidad del ciclismo, un deporte que están cercenando por un lado y por otro para convertirlo en algo alejado del ideal que tenemos del mismo.
Casi irreconocible.
En lo sucesivo el ciclista que saque partido de bajar muy bien, de arriesgar y abrir brecha no podrá hacerlo, no al menos al 100 x 100, como quien quiera rodar en una escapada, en grupito o solitario, apostado sobre el manillar, como harían De Gendt o Wellens.
Lo mismo sobre los bidones que se arrojan en sitios con público, con mayores y menores esperando llevarse el souvenir al hogar.
Lo que nos dijo un día Jorge Quintana, la UCI legisla, pues debe hacerlo, tras escuchar todas las partes, pero lo vende mal, o sencillamente no lo vende.
Resulta que se puede tirar un bidón en zona permitida, con riesgo que rebote en el bordillo y vuelva al pelotón, peligrosísimo, pero no a los pies del público en un lugar en el que la pieza seguro no quedará entre la naturaleza.
Un sindiós.
Imagen: Ciclismo Internacional

Cabecera post
Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

Entrevista a Eufemiano: el ciclismo viene con la venda puesta

Publicado

en

Por

Puertos de Guadarrama - Pelotón JoanSeguidor
Ciclovolta

Eufemiano es la punta del iceberg de la mala imagen que se ha granjeado el ciclismo

Hay un tramo de la entrevista de Jordi Évole a Eufemiano Fuentes en el que se dice lo siguiente:

Empieza preguntando Jordi: «¿Se han protegido más unos deportes que otros?»

Responde Eufemiano: «Yo creo que sí»

«¿El fútbol, por ejemplo?»

«Por supuesto»

«Ya nos ha dicho que el Barça se puso en contacto con Ud. pero que nunca han llegado a un acuerdo. ¿Asesoró Ud. a los médicos del Valencia? ¿Fue Ud. médico o asesoró a los médicos de la Real Sociedad?»

«Oficialmente, no»

«¿Asesoro Ud. a los médicos del Real Madrid?»

«No te voy a contestar a esa pregunta»

Dice Raúl Calabria en la charla previa que mantuvimos a la entrevista a Eufemiano Fuentes que el espectador deberá sacar sus conclusiones, de lo que dice y calla, de los gestos y caras que pone cuando se ponen ciertos papeles sobre la mesa.

En definitiva, que más de uno dará un salto en el sofá.

Desde tiempos mozos, en el ciclismo y su mundo existe la percepción de que ha sido cabeza de turco en toda esta historia, que ha pagado platos rotos que no le correspondía en exclusiva y que en el camino ha perdido mucho.

Es cierto, para que lo vamos a negar, así fue y así seguirá siéndolo.

No podemos pasar hoja como si nada, es un tema de tamaño, el ciclismo es una minucia versus lo que significa, por ejemplo, el fútbol, una anécdota que se resuelve de un plumazo cuando alguien, no sé quién, debe fallar sobre hechos como los que se le imputan Eufemiano Fuentes.

LimitZero
Costa Daurada 300x250B
Cruz 400×400

Hace unos años, surgió una noticia que fue portada, pero no del todo, en la que se hablaba de los vínculos de Eufemiano Fuentes con el Real Madrid.

Aquello prendió rápido, como un calambre, en el colectivo ciclista, que bramaba por una misma vara de medir, si el personaje más oscuro del deporte español se vinculaba a un buque insignia del mismo, había que ir con todo a por él, hasta el último estertor, se barruntaba que con el ciclismo se había hecho lo mismo, cosa que no es exacta, pues en este deporte se arruinaron carreras deportivas por interpretar un código en un papel, sin fallo ni sentencia en firme.

Todo aficionado medio a la bicicleta lamentó esos dos raseros, pero no miró para adentro, no miró en la colla de gente de todo pelaje, condición y sin escrúpulos que había campado a sus anchas por el pelotón, haciendo y deshaciendo, teniendo en su mano la suerte, a veces, de los dos o tres favoritos a una misma carrera.

De eso no se habló, como que tampoco no es de recibido el encaje de ciertos esfuerzo y querer salir indemne, pues el deporte de alta competición es de todo menos salud.

Que el ciclismo pasara por momentos muy duros se lo granjeó solito, tuvo sus miserias y se airearon cómo ningún otro deporte las sacó a la luz, fue incauto y mal gestionado y dio cobijo a mucho indeseable.

Dicen que las cosas han cambiado en el presente, pero esto es como un pez que se muerde la cola, como la pandemia, cuyo virus muta en una u otra dirección para el desconcierto del personal.

En este ciclismo que ha cambiado vemos unas fotos de Pedro Celaya, médico sancionado hasta el año que viene, paseando por entre los equipos de la Volta, una zona en la que este año, los protocolos son más estrictos que nunca…

En fin, que la vida seguirá y lo hará sin Eufemiano.

Cabecera post
Continuar Leyendo

Opinión ciclista

Malos tiempos para pedir un autógrafo

Publicado

en

Por

Ciclovolta

Niños correteando pidiendo un autógrafo son hoy un lejano recuerdo en las carreras

Permitidnos recuperar este artículo de hace seis años sobre los niños del Esport Ciclista Mataró que pasaron por la salida de la Volta con un listado manuscrito con los nombres de los ciclistas cuyo autógrafo querían llevarse a casa.

Una situación hoy impensable que un día formó parte de la «normalidad» de las carreras…

La vida son momentos, y dicen que los que te llegan en la infancia te marcan de por vida. Hoy es un día triste, pues un accidente aéreo nos ha sacudido, quizá por la cercanía de algunos que incluso pudieron estar, quizá por salir desde el aeropuerto de tu ciudad. Sin embargo este post se justifica más que nunca.

Sea como fuere la vida sigue, se dice con razón, en estos momentos desasosiego. Esta mañana, casi al mismo tiempo que más de cien vidas se apagaban sobrevolando esos Alpes que cada año concitan las miradas y las ilusiones de no pocos aficionados al ciclismo, se daba la salida de la segunda  etapa de la Volta a Catalunya desde Mataró, una salida que venía precedida por las imágenes del año pasado, cuando una multitud de aficionados cercó las estrellas que entonces compitieron en la ronda catalana.

LimitZero
Costa Daurada 300x250B
Cruz 400×400

Esta mañana, nuestro amigo Luis Pareja, presidente, sí presidente aunque no le guste en exceso arrogarse el título, del Esport Ciclista Mataró, y técnico de los chavales en el vetusto velódromo de la ciudad, mostró esta foto en su muro de Facebook.

1

Un papel manuscrito por uno de sus dos enanos con buena parte de las estrellas que toman parte en la carrera con la sana intención de pedirles un autógrafo. Ver este papel, arrugado, arrancando del blog, de cualquier forma porque la ilusión alimenta el gesto, nos trae a la mente tantos recuerdos, tantos momentos, que en un día triste como el que nos ha caído a plomo, alimenta el alma.

Al poco rato Luis colgaba también esta foto de la piña de los chavales del Mataró rodeando al campeón del mundo de americana Bryan Cocquard, quien espero se lleve a Francia bien vivo el testimonio de que en una ciudad al norte de Barcelona, a unos 45 kilómetros más o menos, hay una pasión desmedida por este deporte, y también hasta por el ciclismo en pista, lo que parece más difícil e improbable.

2

Gracias a los chavales de Luis y los del club, porque nos han traído esos años de recortes con las chapas de Angel Arroyo, Marino y Perico, esos veranos de aire puro con la bicicleta por bandera, las salidas de la Volta desde el Mercado de Sants con Mottet, Fignon, Peio, Iñaki Gastón… gracias por demostrarnos que la pasión e ilusión no entienden de moderneces y que se puede admirar y querer, sin más, a un puñado de ciclistas sobre los que no dejamos de especular a diario.

Cabecera post
Continuar Leyendo

TWITTER

🔶Ya conocemos la salida de la #SCV21🔶

La Setmana Valenciana - VCVF arrancará desde la localidad de Barxeta el próximo 6 de mayo.

➡️ Descubre los detalles en nuestra web: https://bit.ly/3xbxu3n

De FAUSTO COPPI a PETER SAGAN. Dos leyendas del ciclismo en distintas épocas. Lo del @giroditalia con los mitos ciclistas es para quitarse el sombrero!

El ciclista total sería un Indurain + Valverde...

https://joanseguidor.com/el-ciclista-total-seria-un-indurain-valverde/ by @JoanSeguidor

Hoy se cumplen justo 4 años de la muerte de #michelescarponi ❤️💫

Mi más sincero recuerdo para un ciclista único, pero para una persona aún mejor. Esa sonrisa, esas bromas, ese plato de 53 dientes que no quitaba ni en el Zoncolan.....😍

Scarpa, sempre con noi🦜

2

Permitirme os recomiende esta charla con Pello Bilbao, la excelencia del gran fondo
https://go.ivoox.com/rf/64663156

Load More...

Lo + leído

Copyright © 2017 Página propiedad de JoanSeguidor. www.joanseguidor.com y www.elvelodromo.com son propiedad Joanseguidor. Agencia especializada en contenido deportivo, Ciclismo de carretera, BTT Mountain Bike, Gravel o ciclocross y el mundo relacionado con la bicicleta.