Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard XX 2 – 2imagen
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclismo de carretera

El Rat Penat, uno de esos muros que cuestionan tu fe ciclista

Publicado

en

DT – 2022 post

En las rampas del Rat Penat la palabra desnivel adquiere otra dimensión

Me habían hablado mucho de él, incluso lo intuía cuando ibas por las Costas del Garraf, lo vi cuando la Vuelta lo abordó, recuerdo el triunfo de Imanol Erviti… hablo del Rat Penat.

Es una subida despiadada, que no empieza con sutilezas, en un momento dejas el mar ahí abajo, lejos, con la línea costera que va de Castelldefels a casi el Prat de Llobregat, dirección la gran ciudad.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Luego, cuando salvas las primeras culebras, crees que lo peor ha pasado, pues la carretera ofrece varios descansos, te vendrá la puntilla, con otros rampotes que el Rat Penat despliega para tortura del ciclista.

Bien podemos decir que hasta que no llegas a Plana Novella, hasta las inmediaciones del Monasterio Budista no estás a salvo de su veneno…

Lo hemos subido haciendo eses, pero lo hemos logrado y hemos recordado, punto por punto, la historia que en su día nos trajo Jordi Escrihuela…

Parque natural del Garraf (Barcelona). 7.30 h de la mañana. Estamos en uno de los miradores de la carretera que hemos subido, a unos 200 metros de altura, para contemplar el maravilloso espectáculo de la salida del sol, emergiendo del mar como una gran bola roja, encendiendo el cielo. La observamos en un entorno privilegiado y en primera fila. En apenas tres kilómetros de ascensión ya se aprecia una buena vista del litoral. Abajo, la carretera serpentea, enfilada hacia la montaña. El desnivel es tremendo, el esfuerzo de subir en bici hasta este alto también. Sólo mencionar su nombre causa pánico entre los cicloturistas catalanes. Os presentamos el Rat Penat.

Lo primero que hay que aclarar es su nombre, pues esta impresionante cuesta es conocida de varias maneras: Creueta dels Aragalls, así sale reflejado en los mapas de la zona, Palau Novella, urbanización donde podríamos dar por acabada la subida, Turó de l’Alzina Freda, punto más alto ciclable de la montaña hasta la estación meteorológica y, finalmente, Rat Penat (el murciélago) otra urbanización, al inicio del puerto, que es la que se ha impuesto entre los ciclistas. ¿Será quizás por qué los murciélagos son imprescindibles para situaciones terroríficas?

“Sí, pero… ¿dónde está ubicado exactamente?” Pues está ahí mismo, escondido, cerca de una gran ciudad, a la espera de que cualquier despistado sucumba ante sus fauces o bien combatir al avezado ciclista que intente retarle de igual a igual. Saliendo de Barcelona dirección Castelldefels (¡ni se os ocurra hacerlo por la autovía!) y pasada esta población, en pocos kilómetros, encontraréis el desvío a la derecha hacia el Rat Penat, justo antes de las “cuestas del Garraf”, la famosa, y no menos peligrosa, carretera que nos lleva a Sitges. No os confiéis por el hecho de que tan cerca de la playa, sea imposible que os pueda sorprender puerto alguno a vuestro dilatado y experimentado currículum de cimas conseguidas, y es que el alado habitante está ahí al acecho, delante de ti, y no lo notarás hasta que no hayas entrado en su caverna. Sólo tienes que levantar la vista y contemplar la inmensa mole pétrea que se alza ante ti, que parece surgir directamente del mar.

DT – Swiss 400×400
Endura 400×100



“Sí, vale, pero… ¿es tan duro como dicen?” Aquí en Catalunya, hasta que no se descubrieron los no menos temibles Pradell o Collfred, era el paradigma de dureza extrema y no eran pocos los cicloturistas catalanes que preferían subir el Turó de l’Home que enfrentarse a sus terribles 5 kilómetros de escalada. Para explicároslo, de nuevo echo mano de mi libro de referencia de altimetrías: Ciclistes! (1994) donde Juan García Ayllón (J.G.A.) nos lo describe así: “490 m de desnivel, 9,8 % de media en 5 km terroríficos, rampas máximas 16-17 %. Como mínimo hay que subir con 42 x 24 y para ciclistas muy bien preparados”. En aquellos años lo normal era llevar un 42, el 39 se usaba poco, el triple aún menos y el compact ni existía. Así que había que probar con lo que fuera.

“Y tú… ¿lo has subido?” Varias veces. He de remontarme al boletín de excursionismo del 94 del Club Ciclista Gràcia. En noviembre había una salida 3 estrellas a Palau Novella donde se recomendaba “portar pinyons grans!” (¡llevar piñones grandes!), cuando en ninguna salida, por dura que fuera, se daba semejante “aviso”, por algo sería… La altimetría, ya sabéis, la pude ver en el libro de J.G.A. y quedé sorprendido tanto por sus rampas como por el hecho de que “aquello” estuviera tan cerca de mi casa, así que me fui a por él, solo, con el desarrollo que llevaba entonces, un 42 por 24.

Con éste había subido a Rasos de Peguera y no tenía ningún miedo, pero afrontando su primera rampa, entrando al auténtico túnel del terror, vi que aquello era muy serio y el pavimento se levantaba por encima de mí con unas cuestas que nunca había visto. Con todo metido pude salvar el primer kilómetro y ver como en tan poco espacio había ascendido lo suficiente para tener el mar ya muy abajo. Impresionante. Seguí avanzando muy despacio, contemplando con incredulidad la diferencia de altura entre una curva y la siguiente. En una de ellas paré, no podía más, el corazón se me salía por la boca y eché pie a tierra. Me acuerdo que coloqué la bici tumbada y ¡casi estaba vertical! Asustado, di la vuelta y pensé que tenía que traer más desarrollo y entrenar más, y no había llegado hasta lo más duro…

Poco tiempo después me hice con un plato de 39 y… ¿sabéis dónde fui a probarlo? Efectivamente. Allí estaba de nuevo con mi “ristra de ajos de 26 dientes” para vencer al murciélago. Lo conseguí, sufriendo como un perro pero lo conseguí. Superé la primera fase, allí donde puse pie a tierra, y seguía pedaleando, ¡seguía! Me disponía a afrontar el tramo más duro de la ascensión, la rampa del mirador del Puig del Martell. ¿Martillo? No, mazo, aquí vive el hombre del mazo, que te noquea y te deja sin fuerzas, un tramo infernal, que pude superar con algunas eses ya que si iba recto la bici me hacía caballito. Una cuesta que todo el que la ha superado no la olvida fácilmente.

Después un pequeño rellano, que me dejó respirar, a la altura del Pla de Querol, en pleno parque natural, en un paisaje rocoso y agreste, desolado, casi lunar, aunque no exento de una exótica belleza. Sin demasiado tiempo en contemplaciones y pasada la oficina del parque, la masía “La Pleta”, tuve que volver a retorcerme para vencer otra curva inhumana en otro tramo durísimo hasta coronar un primer alto “la Creueta dels Aragalls”. Aquí encontré el desvío hacia Palau Novella y a la derecha hacia las antenas y el radar del Turó de l’Alzina Freda, con una barrera para impedir el acceso a los vehículos a motor. Mi idea era seguir hasta Palau Novella, siguiendo el perfil de J.G.A., como así hice, pero hoy sabemos que podemos coronar en bici hasta las antenas a 592 metros de altura, en un par de kilómetros más de dura ascensión, sobre todo en su último tramo –si queréis hacer “Cima”, tendréis que hacerlo hasta aquí arriba para que “cuente” –.

Lloret 300×250



La segunda parte del recorrido no es una subida propiamente dicha, siempre dirección Palau Novella. Este tramo de 5 kilómetros de carretera está un poco peor de asfalto pero es totalmente ciclable y es una divertidísima y durísima sucesión de toboganes o “montañas rusas, donde pasas de 70 a 8 km/h y hasta un 20% de desnivel” (J.G.A. dixit). Así es, el segundo “tobogán” es impresionante y es como si un gran tsunami de asfalto se echara encima, un rampón que lo superas porque vienes lanzado de la bajada pero que luego te “clava” en su tremendo desnivel. Esta pared ha sido utilizada en varios spots publicitarios, por su espectacularidad. Así seguí, por este ”parque de atracciones” hasta llegar a Palau Novella, con su majestuoso palacio señorial del s. XIX donde en 1996 se instaló una comunidad budista. Buen lugar para la reflexión y la paz mental.

Después del “éxito”, volví por donde vine, superando de nuevo los toboganes que, por este lado, también se me antojaron durísimos y, al llegar la bajada, vigilando y siguiendo los consejos de J.G.A. “¡ojo el descenso, muy empinado y peligroso!”.

Fue mi primer estacazo al “murciélago”. Más tarde llegó la salida del club, desconocida prácticamente para todos los integrantes de aquella primera expedición de “matavampiros”. Para mí no lo era. Al llegar, ya subiendo, la sorpresa fue mayúscula entre mis compañeros y muchos se dieron la vuelta echando pestes de la ascensión. La verdad es que pocos llevaban los desarrollos adecuados y el murciélago iba dejando víctimas por el camino. Recuerdo que sólo cuatro valientes y yo aguantamos el tipo y acabamos todo el recorrido en una jornada memorable donde incluso nos llovió, endureciendo la salida aún más. Aquel día me caí en el descenso. No fue nada porque prácticamente iba bajando parado pero en un momento dado no pude sacar el pie de la cala y fui a caer sobre un charco. Un poco ridícula –y húmeda- la caída, pero nada serio.

Otro día “engañé” a mi compañero de entreno, mi amigo Jordi L., y le dije “ven, que te enseñaré una subidita que te gustará”. Sus comentarios “irreproducibles”, cuando bajé a buscarlo, después de haber coronado “sólo” hasta la Creueta, y comprobar que me estaba esperando en el Martell, donde se había quedado clavado. El desafío casi me cuesta su amistad. Suerte que luego lo pudimos arreglar delante de unas cervezas en el vecino y bonito pueblo del Garraf, comentando la jugada.

Después he vuelto varias veces más. Sí, ya lo sé, no tengo remedio, pero es que estos puertos me van. Eso sí, lo he hecho más preparado con mi compact y subiendo dignamente, como en el caso de hoy, que lo he hecho antes de escribir estas líneas y llevando encima un GPS y comprobar cómo en el mirador del Puig del Martell me marcaba un 23%, algo que no sabía cuando subí las primeras veces, pero que realmente te deja bien a las claras porque este tramo se hace tan duro y penoso. También he podido “visualizar” un 19% después de “La Pleta” y un 20% al final, tocando las antenas, dando la razón a las nuevas altimetrías que del “murciélago” se han publicado.

Anécdotas y comentarios sobre el Rat Penat podéis encontrar a patadas, porque cada subida individual es una historia en sí misma, gente que lo ha ascendido con triple plato, con BTT, con 39 x 26, con compact…a 5 km/h –se va más rápido andando– haciendo eses o caballitos, o simplemente andando o se han dado la vuelta, pasando por fieras que lo han hecho con 39 x 23. Cicloturistas que han definido el tramo del mirador como infernal, descomunal, el tramo más duro que han subido nunca “sufriendo como un condenado”, pasando por los que no quieren volver nunca más, los que en sus rampas han probado las sensaciones –y platos y piñones– en una subida extrema para preparar sus retos, y los que no ponen pie a tierra “por dignidad”. También son muchos los que han caído descendiendo la zona del mirador y es que la bici se embala rápidamente, así que ¡ojo! y tened cuidado.

A los vehículos motorizados no les va mucho mejor la cosa. Dicen que los camiones no pueden subir a plena carga, que han de dejar la mitad a pie de puerto y luego volver para hacer un segundo viaje, y los coches, en invierno y con hielo, las pasan canutas para poder subir en primera. Son historias del Rat Penat, que espera que tú también vengas y nos lo cuentes.

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo de carretera

Eusebio Unzué & Movistar: razón a medias sobre el sistema de puntos

Publicado

en

DT – 2022 post

Para Movistar este sistema de puntos es un auténtico problema

Los méritos de Eusebio Unzue en ciclismo creo que están fuera de discusión, son más de cuatro décadas ahí, poco más puedo añadir yo, pero ello no quita que desde unos años le veamos completamente desubicado en el ciclismo que se ha impuesto.

Ha dicho ahora que el sistema de puntos que pone en peligro la continuidad de Movistar en el World Tour es «una locura y que habría que reformarlo«.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Tiene razón a medias.

Las carreras se han convertido en una cábala de puntos, puestos y demás menesteres que busca poner el culo a salvo ante la amenaza del descenso, dándose situaciones que hablan de lo mal montado que está el sistema.

Raúl Banquieri ha logrado que estemos atentos a los baremos.

Si le seguís un poco veréis que el discurso ha cambiado: donde no veía peligro para Movistar, ahora detecta amenazas.

En este sentido, es cierto que ver a equipos intentar amarrar una sexta plaza en el Giro o un podio en Dauphiné se ha convertido en algo tan usual que envilece el espectáculo, pues no hay riesgo ni incentivo.

Y es que si miramos atrás, veremos que cada año hay una lista de competiciones que, si no se hubieran celebrado, no hubiera pasado nada.

El Dauphiné este año, por ejemplo, Romandía, otras veces, la Volta unas cuantas…

1024×300 Flandes Zona Centro post

No sólo eso,  el manager de Movistar tiene razón cuando compara los pocos puntos que le da Verona ganando en Vaujany en comparación con los que Oscar Riesebeek le da a Alpecin en Dwars voor Het Hageland.

Pero Unzue da la versión que le interesa.

Es sonrojante, volviendo que hable que el sistema penaliza el espectáculo, cuando Movistar se ha distinguido por ponerle un altar al resultado y los puntos que vienen con él.

Sin embargo esto no es nuevo de ahora, el percal se vienen jugando así desde hace dos años y medio con motivo de determinar qué equipos suben y bajan de categoría.

Si te pones un dorsal en la espalda y tomas la salida, aceptas un sistema en el que quizá deberías haber influido más para que fuera algo afín a tus intereses.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Unzue no habla de sus fichajes recientes y para qué se han realizado.

No habla que Aranburu o Cortina no dan los puntos necesarios, que corren carreras que quizá les quedan grandes, mientras sus rivales mueven todos los corredores por todo tipo de competiciones, rascando de aquí y de allí.

No habla de esa clase media que Movistar tuvo y no supo retener porque todo era para Valverde y Nairo.

No habla sobre una forma de correr que es la misma que cuando Indurain con la diferencia que el navarro ya no está.

Que al equipo no se le ve actitud, que no busca cortes y que cuando logra entrar en la escapada tiene ciclistas que no están acostumbrados a resolver.

Para ¿qué se ha fichado a Lazkano, Aranburu, Cortina o Mülhberger?

Se les ve en contadas ocasiones en las fugas, las mismas que dan presencia al mecenas y te ponen en la quiniela de los triunfos.

Anduvo más veces escapado y en cabeza Aranburu en la Itzulia del año pasado con Astana que todo la temporada con Movistar.

Ya lo siento pero el tema del dinero tampoco es un argumento definitivo…

Como dije tras acabar el Giro, Movistar es una estructura irrelevante, que esté o no ya no importa.

La cosa está ahora mismo que no sabemos quién puede sumar los puntos en el equipo telefónico y Unzue se ve con la soga al cuello, pues puso a la estructura en lo más alto del ciclismo y hoy está mirando dónde rascar unos puntillos que le valgan la salvación.

Que España perdiera su equipo en el World Tour sería muy grave, pues, a diferencia de los italianos, que no tienen nada, la gente del ciclismo español no está tan bien distribuida por las diferentes estructuras como los transalpinos.

Eso sin contar con el golpe que se le daría a la cantera y afición.

Y como ya hemos dicho, no quiero saber qué futuro tendría el patrocinio si el descenso se da.

Imagen: A.S.O./Aurélien Vialatte

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

Jumbo tiene el arma para el Tour: Vingegaard & Roglic

Publicado

en

DT – 2022 post

Si Jumbo sabe usar bien la pareja Vingegaard & Roglic puede optar al Tour

Como no podía ser de otra manera el Jumbo pasó lija a la concurrencia en el Dauphiné y lo ha hecho con la pareja de ases para el Tour, de Roglic a Vingegaard, con apariciones de varios que estará con ellos en julio en Francia…

La jornada final, con diferencia controlada, dio lo que se esperaba de ella, un rodillo sobre la moral y fuerzas de la concurrencia, aunque ésta era la que era, con todos los respetos: O´Connor, Haig, Chaves, Caruso…

Shimano – Leaderboard 1024×300

Sea como fuere el Jumbo tiene presta el arma para importunar a Pogacar en el Tour, porque todo lo que no pase por un trabajo conjunto entre Vingegaard y Roglic me parece insuficiente para un rival tan potente.

Partamos de la base que Pogacar a día de hoy me parece el mejor ciclista del mundo, algo que ni la estadística ni las sensaciones que tenemos pueden discutir.

Pero ello no óbice para que sus principales rivales puedan ponerle en apuros.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Sí que he visto que Roglic no iba a tope en la subida final del Dauphiné, tampoco le fue de perlas la crono.

Sin embargo, no veo color entre Vingegaard y él de cara al Tour

Sigo pensando que para Roglic el tren del Tour ya partió, pero es una sensación, porque si una cosa demuestra el esloveno es que se recompone a cada paso una aparente facilidad que ya la querríamos para nuestra vida.

Que piense eso, evidentemente, no significa que no pueda ganar el Tour, de hecho me parece el rival más directo para Pogacar, y, como hemos visto en Dauphiné, con margen de mejora.

Cualquier rivalidad que veamos entre Roglic y Vingegaard creo que está equivocada de base, pues el danés es, sin duda segunda baza.

Ahora bien, entramos en terreno de conjetura sobre qué pueden hacer juntos si van a hacerle daño a Pogacar.

Y digo Pogacar porque me parece el rival a batir.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Yo aquí veo una poderosa pareja de ases que ,si Jumbo sabe jugar bien, puede ser muy beneficiosa para el Tour y su desarrollo.

No perdamos la fe en los neerlandeses, autores de sonadas cagadas de pizarra, como hemos visto años atrás y confiemos que su pareja de bazas esté donde esperamos.

Roglic es número dos en las quinielas para el Tour y Vingegaard es el vigente subcampeón de la carrera, las cartas están marcadas, habría que ser muy torpe para que Jumbo, un equipo hecho para y por la Grande Boucle, no fuera capaz de hacer pupa.

Eso sí, que no se caigan en las etapas danesas.

Image: A.S.O./Aurélien Vialatte

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

Maillot + culotte Shimano Evolve: transpirabilidad para el veranito

Publicado

en

DT – 2022 post

Del conjunto que hemos probado de Shimano Evolve, pensamos que el culotte es caballo ganador

En las salidas de verano buscamos piezas que ajusten y transpiren a partes iguales, y en la prueba del maillot y culotte Shimano Evolve hemos sentido ambas virtudes emergen de forma perfecta abajo y arriba, aunque aquí con algún matiz.

La primera impresión del maillot en color verde es la simpleza de sus líneas y sencillez en los colores

Tanto el pecho entero, como dos tercios de la espalda, hasta los bolsillos, se solventa en verde con mangas con aspecto de malla en negro y gris, el mismo que se dispone en los bolsillos traseros.

Shimano – Leaderboard 1024×300

La pieza destaca por su ligereza, hecha en materiales donde emerge con diferencia el poliéster en diferentes proporciones, dependiendo la zona.

Se trata de un maillot de materiales reciclados con el objetivo de facilitar el rendimiento sobre la bicicleta, de manga corta, hasta el codo -la moda obliga- e ideado para salidas de verano.

Su confección busca un ajuste que, en nuestro caso, no acabamos de apreciar, pues en la salida a veces apreciamos alguna doblez que nos recuerda la importancia de ser muy escrupulosos en la talla, y eso que nosotros lo hemos intentado ser.

No obstante valoramos mucho el acabado de la espalda, con un tejido que notamos muy transpirable, con un micro agujereado que en la ruta permite buena ventilación.

Las mangas ajustan bien, como decimos, hasta el codo.

El color nos gusta, nos parece muy acorde con las tendencias y los elementos reflectantes, atrás principalmente, son tan discretos como eficaces.

La retención trasera es amplia y bien trabajada, fija bien y aporta visibilidad.

Luego están los bolsillos, muy grandes para nuestro gusto, lo que provoca algún efecto «bolsa».

Está muy bien el pequeño bolsillo con cremallera, muy interesante para guardar cosas que valoramos no perder.

Incluso en el costado izquierdo, se dispone otro deposito en malla para geles y desperdicios que no queremos tirar por el camino.

Con todo nos gusta, como decimos el diseño, está en la linea actual, es sobrio pero elegante y marca el nombre Shimano en pocos lugares, de forma discreta pero efectiva.

La conclusión sobre el culotte Evolve de Shimano es que nos gusta mucho

La badana es de alta densidad perfecta para salidas largas.

De inicio la notas rata, pero con el paso de los kilómetros se ajusta perfectamente.

Las costuras dan solidez a la prenda, la ves resolutiva y para nada frágil.

La marca se pone en la parte inferior de una pernera, sin destacar mucho pero visible.

El engomado inferior de las piernas incorpora reflectantes que ayudan a la visibilidad.

Con el calor puede perder cierto nivel de fijación, hay que tratarlo con cuidado.

En el muslo  derecho se incorpora un bolsillo de pronto uso, ideal para un pequeño gel u otro objeto de reducidas dimensiones.

En cuanto a los tirantes nada tienen que envidiar a un maillot de alta gama, los notamos cómodos y especialmente que ajustan bien pues la cinta, de alta densidad, no se arruga ni se da la vuelta con facilidad.

+ INFO maillotculotte

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo de carretera

Eduard Prades: «Puedo decir que no he tenido un buen padrino»

Publicado

en

DT – 2022 post

Hablar con Eduard Prades es hacerlo de ciclismo real y de kilómetro cero

Eduard Prades es uno de los ciclistas españoles más originales de los últimos tiempos.

Con un interesante punto de velocidad y poso rodador, no ha ganado mucho, pero su palmarés es lo suficientemente interesante como para pensar que le aguarda un gran triunfo.

Shimano – Leaderboard 1024×300

A pesar de haber pasado la treintena y sorteado múltiples inconvenientes, su ejemplo es muy válido para quienes creen en lo que hacen y le echan valor a la vida.

Así entiende su nuevo periodo en el Caja Rural, equipo en el que sigue evolucionando, tras un paso por Movistar en el que la suerte no ha sido su aliada y un 2021 lleno de zozobra, con una lesión que le tuvo parado hasta bien entrada la temporada y la desaparición de su equipo.

En la charla ahondamos en el daño que se hizo en esa caída en la Vuelta a Grecia, en el rol de equipos como el Caja Rural en el pelotón junto a los poderosos del World Tour, en una temporada sin Vuelta a España y en la importancia de tener un buen padrino en el pelotón.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Este podcast cuenta con el patrocinio de Tuvalum.com

Tuvalum es la web líder en Europa en compraventa de bicicletas de segunda mano certificadas y revisadas por mecánicos.

Si quieres vender tu bicicleta, súbela a Tuvalum y en 48 horas te la tasan y te hacen una oferta de compra directa. Ellos se encargan de todos los trámites, recogen la bicicleta en tu domicilio y te hacen el pago en tu cuenta bancaria. Sin tener que quedar con desconocidos.

Y si lo que quieres es comprar una bicicleta, en Tuvalum tienes el mayor catálogo con la mayor garantía, porque todas las bicicletas usadas son revisadas por un equipo de mecánicos y se entregan con 12 meses de garantía.

Si estás pensando en comprar o vender una bicicleta, Tuvalum.com.

Imagen: Caja Rural

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

TWITTER

Lo + leído

X