Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard XX 2 – 2imagen
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Alejandro Valverde

¿Por qué no recuperar el mundial de Florencia?

Publicado

en

Mundial Florencia 2013 JoanSeguidor
DT – 2022 post

Aquel Mundial de Florencia sigue estando muy presente

¿Quién no se acuerda del Mundial de Florencia?

Estos días que Teledeporte nos tiene enganchados a sobremesas de ciclismo retro y todos hacen sus sugerencias.

Shimano – Leaderboard 1024×300

El otro día por clamor popular nos trajeron la Roubaix del 96, escrutando terreno en el que no necesariamente un ciclista español ganara.

El primer mundial de Freire fue una pieza enorme, primero por recordar que aquel chavalillo de 23 años se plantó en Verona con sus santos huevos a plantar cara y ganar a VDB, Ullrich, Casagrande y cia en un manual eterno de competir.

Hoy nos traen la Lieja 2015, una de tantas carreras en las que un ciclista «mágico» llamado Alejandro Valverde sacaba y remataba el córner.

Sin embargo, sería higiénico nos trajeran el mejor mundial del siglo, el mundial de Florencia, año 2013, donde seguimos pensando que Alejandro Valverde falló clamorosamente ante su compañero de selección, Purito, y una afición que ya hacía las cuentas de un oro-plata que acabó en plata-bronce.

 

Nos permitimos recuperar un tramo del libro «Estilo Purito» que escribimos hace dos años con la efímera complicidad del protagonista, en el mismo narramos la última vuelta del Mundial de Florencia…

Última vuelta. 255,7 kilómetros. Tras las vallas se tañe con fuerza la campana. Era el penúltimo arco. El corazón a mil, el cansancio superlativo.

Medio mundo mirándote, en escorzo, sobre el sofá, en la meta, en la terraza, sufriendo cada uno de los látigos, viendo cortes donde no los hay, curvas donde se toman rectas, bajadas traicioneras, rivales que tientan.

La ultima vuelta del mundial es posiblemente el mejor ciclista del año, al menos el más intenso, cualquier cosa, cualquier opción queda arruinada por un mal paso, o un golpe certero del rival. Porque no hay enmienda ni solución si la ventaja que se toma se percibe insalvable, porque te pesa todo, el tronco, las piernas, los brazos, la mente, el alma.

Un grupo grande atraviesa la línea de meta, un grupo que no tarda en desgajarse ante el empuje de Michele Scarponi que lleva a Vincenzo Nibali en su rueda, como a Purito, Rigoberto Uran, Rui Costa, Alejandro Valverde. Son los más fuertes de entre los fuertes.

En la primera de las subidas, Nibali ataca, se ha caído, ha remontado y está en punta. Su culotté está roto por encima de su rodilla izquierda. Resquicios del tortazo que no pudo frenarle.

Purito le marca. Rui Costa viene por detrás, con Uran y Valverde. El grupo de cabeza se perfila. Antes de la cima de Fiesole, Purito acelera, Nibali se le solapa entre el humo de as abundantes bengalas que colorean la escena. Son cinco segundos en la cima , escasa renta. Insuficiente incluso colaborando.

La carrera va loca, desenfrenada, lanzada. No se mide el riesgo y los descensos son mortales. En uno de ellos, Rigo Uran da un mal paso en la bajada, su rueda delantera se encaja en un desagüe de la carretera, da una vuelta de campana a mil por hora. Se levanta mareado, se apoya en el terraplén contiguo. Se lamenta. El colombiano esta fuera a nueve de meta.

Nervios a flor de piel, sentimientos encontrados, dolor entremezclado por la emoción de un arcoíris en el horizonte. El tren del mundial sólo pasa una vez, y a veces hasta ninguna.

La bajada se acaba y Purito va con ligera ventaja. Nibali tira ahora de Valverde y Rui Costa, acomodado en una perenne discreción.

“Purito is going for gold” cantan los narradores

Pero Nibali no quiere darle cuerda. La siguiente subida es menos larga, pero más dura. Entre el descenso que arruinó la carrera de Uran y la misma, hay un llano en el que Nibali pide ayuda. Valverde se borra, Rui Costa pasa lo justo para cumplir el expediente.

Son once segundos.

 

Purito va ligero, balancea su cuerpo en la cuesta al ritmo de la

A cinco de meta Nibali no vacila, da un empujón decisivo para cazar a Purito. Valverde se solapa, Rui Costa sufre. Agonía pura. Cinco kilómetros para meta.

Pero Nibali no desiste, quiere que esos cuatro o cinco segundos que mantiene Purito desaparezcan y lo logra. Purito es cazado por los perseguidores.

Todos miran entonces a Valverde. Es el más rápido del cuarteto de cabeza. Purito se pone a cola del grupo, respira y vuelve a progresar.

Situado delante, Valverde le toma la rueda. Son tres para meta. En una curva de izquierda, donde acaba la bajada, Purito vuelve a atacar, Valverde hace el corte, Nibali debe reaccionar. Otro sobreesfuerzo.

Esta vez sí, la meta se ve al fondo y Purito lleva ventaja. Curveo anterior a los dos de meta y Purito se va, poco a poco, imperceptible.

Nibali está entregado, cocido, rodo. El trío lleva la amenaza por detrás, en un puente por encima de la vía, Valverde no se percata que, sigiloso, Rui Costa pasa adelante y hace corte. Dos giros a la izquierda y otro a la derecha y el caballo se había ido.

Rui Costa, el mismo que venía de ganar dos etapas en el Tour, el mismo que decidió volar de Movistar porque no quería deberse a terceros, le había robado la cartera a su entonces compañero murciano.

Valverde quieto tras la rueda de Nibali no se percata de que el italiano ya no está para tirar

Por delante Rui Costa se deja el alma para coger a Purito y lo hace. El catalán no da crédito a lo que ve. Se gira, le habla “¿qué coño haces aquí?”. Luego mira para atrás, sabe que está perdido, el luso es más rápido y se impone en el sprint, un sprint ajustado, auténticamente de ciclistas crujidos por siete horas de esfuerzo.

Podríamos decir que fue un sprint de peseta, ya no había ás metros para contemporizar ni esperar a Valverde. Rui lo lazó y Rui cruzó primero, y eso que Purito, rápido en estas situaciones, le tomó bien la rueda.

El cielo se desplomó sobre su cabeza en ese mismo momento.

https://www.facebook.com/VisitTuscany/photos/a.105107386196714/639808196059961/?type=3

Quince segundos después de cruzar Rui y Purito, Valverde gana el sprint a Nibali por el bronce. Valverde cruza la meta y se desata la tormenta, y no meteorológica, son las nubes de la decepción supina sobre la delegación española.

Micros, grabadoras, cuadernos, anotaciones. Nadie da crédito a lo ocurrido

En los planes de Mínguez figuraba bajarse del coche en la última vuelta para ver la carrera desde fuera, con perspectiva y en tiempo real. Verlo desde la televisión y llamar por teléfono a Pascual Monparler, al volante del coche de la selección, para dar instrucciones. Sin embargo la estampa de los mecánicos calados hizo desistir al técnico que siguió en el coche hasta el final.

“No quise abandonar el barco hasta el final”.

No es sencillo seguir un mundial desde el coche, porque a la tormenta terrible que caía en el momento, los cortes de la transmisión en radio vuelta eran constantes y no había señal televisiva.

El coche, en aquella vuelta final era un hervidero de nervios y desconocimiento real de lo que pasaba. Llamadas telefónicas, felicitaciones por la victoria, informaciones sobre la suerte de Purito con Rui Costa,…

Nada era cierto, nada real hasta que pasado un rato se supo que había pasado aunque no cómo había sucedido. “La gente que confunde con llamadas de teléfono, que si gana Purito, que si Valverde… pero con la serenidad que dan los años dejas de lado todo y te centras en lo que oficial”.

Y lo oficial era que España tenía plata y bronce cuando minutos antes del final muchos dieron por hecho el oro y la plata.

Mientras Rui Costa, Purito, Valverde y Nibali entraban en el box, Javier Mínguez y el coche de la selección era desviado. Mientras se preparaban la ceremonia del podio, los ciclistas se aseaban y los fotógrafos se agolpaban, Mínguez se bajaba del coche dirección al bus de la selección.

Lo único seguro, se había logrado la plata y el bronce. La tormenta no era sólo de lluvia. Micros caían como chuzos sobre el seleccionador que solicita calma. No ha visto la carrera, no ha hablado con los protagonistas. Nada aún.

Imagen: La Voz de Galicia

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
1 Comentario

1 Comentario

  1. Pencho

    20 de abril, 2020 En 0:01

    Buena entrada. Yo me confieso Valverdista hasta la médula, pero he de reconocer que ese mundial de 2013, lo tengo grabado como uno de los momentos más decepcionantes deportivamente hablando. Se ha hablado mucho de eso, y yo sinceramente pienso que fue un error de Valverde, que tardó segundos en reaccionar y ya era tarde (y mucho mérito de Rui Costa, que se escaqueó en el momento preciso). Pero ese error de Valverde estoy convencido que fue sin mala intención; de hecho el mismo Purito (qué grande) lo cree así.
    Y Purito es un gran caballero. Su trato con la afición ha sido y es maravilloso, pero lo que más valoro de él es su humildad y saber perder, lo hace aún más grande.

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Alejandro Valverde

El relevo de Valverde en Movistar: No hay mucho dónde elegir

Publicado

en

DT – 2022 post

El relevo de Valverde en Movistar puede acabar en varios corredores

Mientras esperamos que Movistar comparezca en el Giro más allá del asalto de otro top por parte de Alejandro Valverde, vemos, leemos y escuchamos muchos y diferentes rumores sobre el relevo que se viene en los azules cuando el murciano hay colgado la bicicleta.

Nosotros hemos mirado la lista de ciclistas sin contrato para el año que viene y la conclusión es que el relevo de Valverde no va a ser nada, nada, nada sencillo de encontrar para Movistar.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Dos nombres suenan, uno ya lo comentamos, el regreso de Richard Carapaz, el otro es el de Daniel Felipe Martínez.

Ambos están al descubierto en Ineos para el año que viene, y ambos son dos corredorazos.

Para Carapaz sería volver a su casa, cerca de la gente que le vio nacer y crecer como ciclista en Europa, los mismos con los que, no hay que olvidarlo, ya ha ganado un Giro.

La forma atrevida de correr de Carapaz en ciertos momentos ya la practicó también en «chez Unzue», resultando letales sus ataques en el Giro que acabó ganando.

Una vuelta del ecuatoriano necesitaría de una sentada previa -tipo Miguel Ángel López- para dejar cuestiones como aquella Vuelta en la que no pudo salir en el camino.

A diferencia de Carapaz, veo más margen de evolución en Daniel Felipe Martínez

1024×300 Flandes Zona Centro post

El colombiano es un tío con mucha clase, completo y también valiente, un perfil que no sé cómo casaría en el equipo telefónico.

Dani es ahora mismo el mayor cheque en blanco del ciclismo mundial, sin el yugo de Egan Bernal, le veo posibilidades en multitud de carreras, de todo perfil y exigencia, incluso, también, grandes vueltas.

La cosa es que, non nos engañemos, ambos corredores no aseguran ni la cantidad de puntos ni presencia al Movistar que sí otorga Alejandro Valverde y por esa regla de tres, el equipo quizá no necesite un sustituto y sí sustitutos.

Aquí podría entrar Ion Izagirre, un ciclista sólido en el tiempo, que queda libre de Cofidis y, porqué no, los Yates, sí, ambos, en soplo de aire fresco para el equipo conservador por excelencia.

Si hablamos de retornos, en otro nivel, veríamos a Andrey Amador y Rubén Fernández y un tiro al aire, ya que potencian las clásicas ¿no valorarían a Fernando Gaviria?

Por cierto, que recuerdo el año pasado, recibir buenos palos por decir que Aranburu mejor no viniera a Movistar, ¿acaso ha mejorado su campaña presente la del año pasado?

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

En la parte alta de ese listado de ciclistas sin contrato vemos varios veteranos tipo Rigo Urán, Baujke Mollema, Rafal Majka y Rui Costa.

Sabedor de la política de fichajes del equipo (con casos que van desde Moreau a Gadret, pasando por Roelandts y Bennati) no descartéis que pongan un veterano en su vida.

Acaba contrato Enric Mas, aunque me cuesta verle fuera del equipo, y suenan rumores que no veo posibles, sobre el papel, de ninguna manera, alrededor de Carlos Rodríguez.

Con contrato vigente con Ineos y con un sitio cada vez más prominente en el equipo más acaudalado del mundo, me cuesta ver a Carlos como el relevo de Valverde en Movistar.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Alejandro Valverde

Giro de Italia: Valverde hará de Valverde

Publicado

en

DT – 2022 post

Creo que Valverde priorizará la general a una etapa en este Giro

En la previa de la Lieja hice un experimento sobre Alejandro Valverde que obviamente salió mal, tanto, que para este Giro voy a jugar a conservador.

Todos se preguntan qué va a hacer Valverde en este Giro de Italia, y a pesar que nos podamos hacer pajas mentales, creo que la respuesta es sencilla: hará de Valverde.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Sí, nos gustaría un murciano, en su recta final, desinhibido hacia triunfos etapa, cortes, fugas y ataques, una vida loca que siempre hemos imaginado para Alejandro Valverde pero que me temo que quedará ahí, en el alero.

Valverde corrió una vez el Giro, la inolvidable edición que Vincenzo Nibali le levantó a Kruijswijk a 48 horas de llegar a Milán.

Valverde fue podio en esa edición, firmando un triunfo etapa antológico que aquella rapidísima jornada en la que llegaron con no sé cuánto de adelanto.

El ciclista de Movistar, que lucia una modesta bandera rojigualda como campeón de España esos días, realizó una carrera en la que salvó el match ball de los Dolomitas para acabar salvando el podio en una recuerdo, desastrosa actuación colectiva de Movistar en la famosa etapa en la que el líder neerlandés acabó estampado contra una pared de nieve.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Con ese antecedente, ya sabemos porqué Valverde no ha venido más a Italia, y en el añadido de su trayectoria deportiva, imaginar un Giro loco para Valverde sería lo suyo,… pero no, mucho me temo que no.

Irá a por una etapa, dice en la rueda de prensa previa del equipo, pero con el gusanillo de estar delante en la general.

Y creo que esto al final acabará prevaleciendo, pues Valverde sabe correr de esta manera, le gusta hacerlo así.

Poco o nada podemos decir que no hayamos dicho sobre esta forma de competir, que le ha dado estadísticas brutales de top ten en las grandes vueltas, podio en todas, pero también nos ha privado, egoístamente hablado, de grandes instantes de ciclismo.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

De cualquiera de las maneras, el tema de los puntos al que este año prestamos tanta atención, también estará sobre la mesa.

Movistar sabe que con Valverde puede optar a un buen saco si no se dedica a hacer locuras que le saquen de entre los mejores o que le quiten de ganar alguna etapa.

Valverde sigue siendo el gran aporte de puntos para el equipo y confiar en Iván Sosa, más allá que se inspire en una etapa en concreto, es mucho confiar

Valverde va al Giro a hacer de Valverde, es decir todo lo contrario que nos gustaría, pero como algunos nos han dicho y repetido: «No querrás cambiarlo ahora».

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Alejandro Valverde

Todas las edades de Alejandro Valverde

Publicado

en

DT – 2022 post

En las cinco edades de Valverde contamos la historia del ciclista más increíble que hemos visto jamás

El 25 de abril, este 25 de abril de resaca de la Lieja-Bastogne-Lieja, la gente se apresura a felicitar al ciclista más singular de la historia del ciclismo español, Alejandro Valverde Belmonte, un ciclista que hace un tiempo describimos en cuatro edades, hasta incluso cinco.

Con 42 años y mil batallas a la espalda, Valverde se ha hecho acreedor a este breve escrito que habla de un corredor que ha sido y es mucho más que un especialista en carreras de un día o vueltas de una o tres semanas, es un tipo con ganas de mejorar perennemente, con la ilusión prendida en los ojos y tatuada en las piernas, la ambición de no tener nunca suficiente y el carácter de caer bien a la amplia mayoría de público.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Al final con todo ello tenemos que, sin ser el mejor en algo concreto, nunca ha parado de crecer, sorprender y mejorar en todo, en bloque, de forma unánime, como si la naturaleza le hubiera bendecido de algo que todos soñaríamos poseer alguna vez.

Para situarle deberíamos irnos al principio de sus principios, para entender, además, la trayectoria de este ciclista que camina por la singularidad más absoluta.

Si retrocedemos veinte años, ni más ni menos, veremos ese chaval de Kelme que venía de ganar y machacar en amateurs que tras una campaña de adaptación se puso manos a la obra…

1024×300 Flandes Zona Centro post

Es la primera de las edades de Valverde, el ciclista imberbe que ganaba con una facilidad pasmosa 

Abrió fuego en una etapa de la Vuelta al País Vasco seguida de alguna más antes de la traca de final de año, dos etapas en la Vuelta a España, cuyo podio ya pisó.

De esas dos victorias, una increíble en La Pandera, que confundía al personal sobre las posibilidades de ese ciclista que teníamos por clasicómano en potencia, hecho que refrendó cuando se colgó la plata en el Mundial que ganaba Astarloa.

Al año siguiente, hubo más de lo mismo pero con inercia adquirida, en una campaña complicada pues aparecían fantasmas que vendrían a verle un par de veces en temporadas venideras: las confesiones de Manzano sobre las prácticas del Kelme…

Y amaneció la segunda época, ya en “chez Unzue”, cuando el corredor descubrió el Tour y quedó loco

Ese día en Courchevel que ganó a Lance Armstrong, el Armstrong de primera etapa montañosa, que como se sabía era el que abría las brechas.

Y empezó la leyenda, cayeron las clásicas de las Ardenas, San Sebastián, el maillot amarillo del Tour y hasta una Vuelta a España que le servía para soñar con las tres semanas.

Si me pidierais un año os diría 2008. Rozó la perfección

Pero esa pesadilla recurrente volvía.

Primero en la Operación Puerto y unas horrorosas semanas en 2006, cuando el 99% de sus ruedas de prensa versaban sobre lo mismo y luego con la sanción y las prácticas del CONI.

Nunca admitió su culpa.

Dos años en el dique seco que amanecieron con la tercera edad, la que empezó en 2012 y tuvo dos grandes momentos: la victoria en Peraygudes en el Tour de su reaparición y el podio de 2015 en la ronda francesa, un objetivo al que se consagraron tanto él como su equipo incluso por delante de ayudar a Nairo.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Y llegó la cuarta edad, la post Tour 2015, la de un ciclista que no corre, disfruta, se enciente sobre la bicicleta.

Que va allí y gana, que vuelve de allí, y gana, que sigue y sigue ganando para amasar en aquel inicio de campaña excelente de 2017, el que precedió a su caída en el prólogo del Tour.

Si Valvede vivió la quinta de sus edades, esa fue la del Mundial y lo que con ella siguió: un corredor completo, eterno, sencillamente genial, cuyo hueco nadie pretendería rellenar nunca.

Sigue siendo a los 42 años, el mejor ciclista de su equipo y de España, uno de los tops mundiales, con opciones de ganar Flecha Valona o Strade Bianche, sólo superado por aquellos que corrían con el triciclo, cuando él se estrenaba entre profesionales.

Imagen: A.S.O./Gautier Demouveaux

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Alejandro Valverde

¿Por qué creo que Valverde no va a ganar la Lieja-Bastogne-Lieja?

Publicado

en

DT – 2022 post

Sólo si anticipa, Valverde podría ganar la Lieja-Bastogne-Lieja

Esto no es para ir a la contra, ni cabrear a nadie, en especial en este momento tan especial, con Alejandro Valverde tan arriba, segundo en su última Flecha Valona y en vísperas de la Lieja-Bastogne-Lieja.

Todos tenemos clara la dimensión de lo logrado por Valverde en Huy, una segunda plaza que sabe a gloria, oro puro, por ser quién es y el tiempo que lleva en el negocio.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Decir que esperábamos sendas plazas de plata en Strade y Flecha de Alejandro Valverde sonaría a mamarrachada a inicios de años, y no porque dudemos de su calidad, y sí porque el normal paso de los años acostumbra a pasar lija.

Eso es lo que le sucede a la gente normal, vamos, gente entre la que no me atrevería a situar al querido ciclista murciano.

La cresta de la ola de Flecha Valona ya sabemos que rompe, estos años, en el boulevard de Lieja, una llegada mucho más bonita que Ans, y que suele llevar consigo a quienes han brillado en la hermana pequeña de las carreras de las Árdenas.

Así las cosas, la gente ya barrunta con la quinta Lieja-Bastogne-Lieja de Alejandro Valverde, un sueño húmedo, que seguro pondría al mismísimo Eddy Merckx, a quien igualaría, pero que no veo nada sencillo.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Y no hemos venido a chafar la guitarra a nadie, sólo a darnos un baño de realidad sobre este ciclista que amamos profundamente, llamado Alejandro Valverde Belmonte.

Hace unos meses, cuando Valverde cazó el corte bueno del Giro de Lombardía sentenciamos que, incluso viéndole ahí, entre los capos del momento, entre Roglic, Pogacar, Vingegaard y cía, teníamos la casi seguridad que no iba a ganar.

Valverde es muy listo para cazar los grupos buenos en estas carreras, siempre pasa los cortes y resiste los filtros, pero una cosa es eso y otra rematar.

Gran Canaria & ciclismo: 10 motivos

Si vemos las cuatro Liejas y cinco Flechas que lucen en su palmarés, todas se resolvieron de la similar manera, jugando todo al final, en su poderoso sprint, toda vez había encajado los golpes necesarios por el camino.

Eso valía entonces, pero ¿ahora?

En Lombardía, Alejandro no pudo seguir a Pogacar, quien se aseguró, bien asegurado, de irse solo antes que nadie le amargara una llegada al sprint.

En Lieja, el esloveno, muy rápido en estos finales, consiguió dar cuenta, entre otros, del mismo Alaphilippe.

En ambos casos, Pogacar ya había caldeado el ambiente, había minado las fuerzas de los rivales y sembrado para el sprint.

No veo a Valverde ganando un sprint, por ejemplo como el del año pasado, ni siquiera uno más numeroso.

La edad pasa factura a la punta de velocidad.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

¿Qué debería hacer a nuestro juicio?

Algo muy sencillo desde el papel y complicado en la ruta, algo que sí, comentamos desde el sofá, pero que nos parecería la opción más razonable en una carrera con mil lecturas tácticas.

Y no es otra cosa que anticiparse, saltar antes que nadie, escogiendo con cuidado el sitio para luego abrir suficiente que siembre el desconcierto por detrás.

En resumidas cuentas, Valverde necesita irse por delante solo o con una compañía tipo Woods y Bardet, es decir, ese tipo de ciclistas que, como en el mundial, sepa que puede batir en un sprint.

Claro que, a estas alturas de la película, pedir a Valverde que anticipe es complicado, pues nunca se ha distinguido por ello.

Como dijimos  cuando Lombardía…

Las veces que Valverde ha anticipado son tan pocas que quedan casi grabadas a fuego, como en un Roma Máxima, clásica que tomó la historia del antiguo Giro del Lazio, una Strade que se jugó contra Van Avermaet y Stybar y alguna clásica de San Sebastián.

Cierto es que no es ni será el único en la historia en correr así, Oscar Freire era otro rematador de manual que sólo sacaba la cabeza muy al final, pero al diferencia del cántabro, Valverde tiene mimbres para algo diferente, sí, incluso el sábado ante rivales mayúsculos que podrían ser sus hijos, pues el mantra de que a su edad ya no se le puede exigir no va con nosotros, al final está ocupando una plaza en el máximo nivel y como a cualquier otro empleado de Abarca y Movistar se le debería exigir lo máximo.

A Valverde, como a Van Aert, hay que admitirle una cosa, está en tantos fregados, en tantas peleas, que incluso ganando mucho, no parece tanto cuanto echas cuentas, y sí, podemos ser injustos pensando así, y sí lo echaremos de menos cuando no esté, pero es que este tipo, como dijimos hace mucho tiempo, tiene don, y eso hace que no le miremos como a la mayoría.

Imagen: A.S.O./Gautier Demouveaux

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

TWITTER

¡Hasta Mañana!

Un cuento de Andersen
Un ballet
Una bailarina
Un chico enamorado
Una fábrica de Carlsberg

La cara de la bailarina y el cuerpo de la mujer del escultor

Resultado La Sirenita

⬇️🎙️⬇️
@JoanSeguidor & @FAremberg

https://www.ivoox.com/tour-para-curiosos-8211-vol-i-audios-mp3_rf_89093539_1.html

#TDF2022
#TourParaCuriosos

Ese casco que distinguió Gianni Bugno llevaba un nombre, @limar_helmets, y desde entonces no han parado de mejorar su producto con los pies en el suelo y el conocimiento del ciclista

https://joanseguidor.com/cascos-limar-ciclismo/

9 españoles en la salida del #TDF2022, y sólo Enric Mas y Ion Izagirre con ciertos galones.
Es el primer Tour sin nadie del tridente Purito-Valverde-Contador desde 2004... ahora sí, el ciclismo español está en su punto + bajo. Sólo cabe mejorar.

https://joanseguidor.com/tour-2022-ciclismo-espanol/

Quien se fotografía con Francesco Moser es Angel María de Pablos y era la voz del primer ciclismo que vimos en directo en España.
Él y @viciosport cuentan cómo les despacharon de TVE.
Uno se enteró de casualidad, al otro le sacaron de un grupo de wasap

https://www.ivoox.com/angel-maria-pablos-fignon-me-dio-una-audios-mp3_rf_88884548_1.html

Load More...

Lo + leído

X