Connect with us
Leaderboard 1 XX
Leaderboard XX 2 – 2imagen
Leaderboard 2 XX

Síguenos y subscríbete

Como estar informado y participar en sorteos de carreras y productos, NO TE LO PIERDAS!

Ciclismo antiguo

Las mujeres ciclistas que abrieron el camino

Publicado

en

Ciclistas pioneras JoanSeguidor
DT – 2022 post

Mov_Gore

La historia que cincelaron las primeras mujeres ciclistas

Shimano – Leaderboard 1024×300

Subidas sus altos sillines, mirando de reojo a los anonadados viandantes, pero con el rumbo firme apuntando al lejano horizonte, debieron parecer valkirias desafiando el peligro.

Sus cabellos recogidos con horquillas, sus manos firmes, agarrando el manillar, su espalda erguida, sus largas faldas medio arremangadas, su respiración algo entrecortada por el esfuerzo, y sus ojos brillantes, de mirada intensa, regalando una expresión de plena felicidad… se las veía por todas partes, desoyendo prohibiciones, consejos, insultos, advertencias… y fue precisamente su obstinación, lo que les confirió un aspecto mil veces más temible.

El siglo XIX se despedía con aires de cambio.

Expresiones como «igualdad», «libertad», «sufragio femenino», sonaban en las reuniones, en los cafés, en los desfiles y en las plazas de las grandes ciudades.

En la vieja Europa, la batalla del divorcio se ganaba en Reino Unido en 1857 y el movimiento sufragista arrancaba en 1866 con la presentación ante el parlamento británico de una petición firmada por 1.499 mujeres exigiendo la reforma del voto y otros avances decisivos para la mujer, como la apertura de las aulas de las universidades de Oxford y Cambridge a las estudiantes femeninas, o las nuevas oportunidades profesionales en ramas como la enfermería o la docencia.

La bicicleta se integró en la revolución feminista y en las tácticas de campaña utilizadas por el movimiento de sufragio organizado. «Pedalear por el sufragio», se convirtió en una proclama clave que se extendió como la pólvora. De esta forma, el ciclismo pasó, de ser una actividad recreativa, a adquirir un significado reivindicativo contra las ataduras de la época victoriana.

Dicho de otro modo, las bicicletas se convirtieron en sinónimo de liberación y de igualdad.

En palabras de la célebre sufragista Elizabeth Cady Staton:

«La bicicleta es una herramienta que motiva a las mujeres a ganar fuerza y a asumir mayores roles en la sociedad».

Así arranca el capítulo dedicado a las «Pioneras de bicicleta» en el libro publicado por Ediciones Casiopea: «Reinas de la carretera», un homenaje a las primeras luchadoras por el derecho a pedalear, a las viajeras en moto o en achacosos vehículos con los que circunvalaron el planeta.

Pilar Tejera ha desempolvado historias de mujeres que abrieron el camino a las generaciones venideras.

 Ciclistas pioneras bicicletas JoanSeguidor

La luchadora por los derechos de la mujer, Frances Willard estaba, a mediados de siglo XIX en la cúspide de su poder e influencia como líder del movimiento de reforma social de la mujer.

Su vida se hallaba centrada en las enmiendas decimoctava y decimonovena a la Constitución de los EE.UU.

Como presidenta nacional de la Unión Cristiana de la Mujer (WCTU), una poderosa organización expandida por todo el país con miles de seguidoras, guiaba sus pasos bajo la consigna: «hacer de todo» para el WCTU.

En sus charlas, animaba a sus miembros a participar en una amplia gama de reformas sociales a través grupos de presión.

Cuestiones como la edad de consentimiento para tener relaciones sociales, las mejoras laborales para la jornada de ocho horas de trabajo, la reforma penitenciaria, el socialismo cristiano, o los derechos de la mujer, ocupaban la mayor parte de las horas de su vida.

Con los años, había ido ocupando importantes puestos en organizaciones feministas y fundado algunas de ellas.

Corría la década de los 80’ y las bicicletas ya eran populares y representaban un salvoconducto hacia la emancipación de la mujer.

Así que cuando su médico le recomendó hacer algo de ejercicio, Willard vio en ello la excusa perfecta para aprender a dominar el vehículo que las luchadoras por la igualdad, habían erigido en su símbolo.

A sus 53 años, se sintió excitada ante el desafío.

Esperaba, con su ejemplo, contribuir a que la mujer fuera vista por los hombres como un igual.

«Lo que me hizo triunfar con la bicicleta fue precisamente lo que me permitió obtener cierto éxito en la vida. Aquella que logre dominar la bicicleta ganará el dominio de la vida».

Su libro: «Cómo aprendí a montar en bicicleta: reflexiones de una mujer influyente del siglo XIX», fue un éxito de ventas.

Miles de mujeres que ansiaban sumarse a la moda de la bicicleta, vieron en él la respuesta a sus esperanzas.

Mujeres ciclistas: una lucha sin cuartel 

La gran pregunta que estuvo en boca de todos fue: ¿podría la bicicleta ayudar a crear una nueva era de igualdad entre hombres y mujeres?

Las cosas no están fáciles. En 1879, cuando la Universidad de Cambridge, en Inglaterra abrió las puertas a la mujer, los estudiantes masculinos protagonizan una encarnizada protesta alzando una marioneta de una mujer subida a una bicicleta.

Ciclistas pioneras Maria Curie JoanSeguidor

Marie Curie

Sufragistas como María E. Ward, la fotógrafa Alice Austen, a quien se la veía pedaleando por Nueva York equipada con su cámara de 22 kg. de peso y que a lo largo de su vida tomó 8.000 imágenes de inmigrantes, trabajadores, estibadores y gentes de la calle, Susan Brownell Anthony, la activista estadounidense de los derechos de la mujer, Marie Curie, que decidió disfrutar de su luna de miel a golpe de pedal, Amelia Bloomer, diseñando los famosos bloomers o bombachos para pedalear, la luchadora por la igualdad Millicent Garrett Fawcett, una de las miles de inglesas que aprendieron durante la locura desatada por la bicicleta en los años 90’, y que se propuso demostrar, además, que la mujer era capaz de desplegar estilos de conducción más elegantes y dignos que los de sus contrapartes masculinos, fueron algunos de los nombres que se hicieron famosos en aquella lucha.

La apertura del Primer Carril Bici del mundo en 1894, en Brooklyn, New York, la historia de Annie Londonderry, la primera mujer en dar la vuelta el mundo en bicicleta, o de Fanny Bullock Workman, que pedaleó numerosos destinos en el s XIX, entre otros, España, son recogidos también en el capítulo dedicado a la bicicleta en este libro con sabor Vintage.

Desde «Reinas de la carretera«, el libro que nos ha presentado Ediciones Casiopea

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo
Click para Comentar

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ciclismo antiguo

Tour 1983: Cuando Perico fue el loco de los Pirineos

Publicado

en

DT – 2022 post

En ese descenso Perico revolucionó la imaginería del Tour 1983

Aquella bajada del Peyresourde en el Tour de 1983 fue un icono, al punto que llegó a inspirar hasta cuadros perfilando a Perico dándolo todo cuesta abajo, al punto que le llamaron el «Loco de los Pirineos».

En castizo francés: «Le Fou des Pyrénées».

Shimano – Leaderboard 1024×300

No hace mucho vi una fotografía de Perico con Philippa York, su nombre actual, aunque hace casi cuarenta años, era el de Robert Millar.

Cuántas historias firmaron estos dos, cuántas veces se cruzaron aunque si hubo una sonada fue ésta, en el Tour de 1983, cuando Robert Millar le rebañó una etapa de antología a Perico.

Una jornada que fue de Pau a Luchon por el círculo de la muerte de los Pirineos aunando Aubisque, Tourmalet, Aspin y Peyresourde, para acabar, como tantas veces en Luchon.

Una de esas jornadas de antes, que quisiéramos revivir ahora.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Sea como fuere aquello fue brutal, bestial, casi 200 kilómetros corridos a cuchillo merced al primer acelerón de los colombianos, ya en el Aubisque, dando las primeras pinceladas del infierno que se avecinaba.

Luego en el Tourmalet, Patrocinio Jiménez aguantaba en cabeza con un Robert Millar que olía la pieza.

El escocés no dio más de un relevo en condiciones, sabedor que lo importante estaba por llegar.

Montaba ese día un cuadro que fue el primero con piezas de carbono en ganar una etapa del Tour un cuadro que, no hace mucho, vimos en un hotel de Flandes que recomiendo a quien quiera sumergirse en el ciclismo de todos los tiempos, el Flandrien Hotel.

Millar se escapó solo en el Peyresourde y emprendió el descenso hacia Luchon.

Lo hizo con 35 segundos sobre Perico que venía de dejar atrás al que acabaría siendo ganador de aquella carrera, el rubio Fignon, entonces un buen ciclista, joven y prometedor que, de repente se vio con dos Tours y toda la vida por delante.

Una vez fijadas las posiciones en la cima del Peyresourde, vino esto…

 

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Con un riesgo que excedía toda norma, Perico se acoplaba, sin casco, a pelo hacia la parte delantera de su manillar, con la barbilla por delante, la mirada en la siguiente curva y todo el valor del mundo.

Le faltaron al bueno de Perico, 23 años en su bautismo internacional, seis segundos para dar caza a Robert Millar, haciendo de esa etapa del Tour de 1983 la primera página de un libro que recoge una de las grandes rivalidades de tiempos recientes.

Ser el loco de los Pirineos no le valió a Perico ese día, pero su estampa hizo fortuna, demostrando que no todo es ganar, también hay que marcar y emocionar, cosas que a Pedro se le dio muy bien siemore.

Ya sabéis, a los pocos días sería segundo en el Puy de Dôme.

El ciclismo español entraba en la modernidad.

Imagen: FB Movistar Team 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

Angel María de Pablos: «Fignon me dio una entrevista en español sin problema»

Publicado

en

Angel Maria de Pablos ciclismo JoanSeguidor
DT – 2022 post

Al habla Angel María de Pablos con Pello Ruiz Cabestany sobre las sutilezas de la narración ciclista

En los días más duros del confinamiento por el Covid, hace más de dos años, las reposiciones de ciclismo fueron uno de los momentos más esperados de la jornada, un instante que aguardábamos cada tarde y que nos llevaba, entre otros sitios, a los años ochenta con la voz de Angel María de Pablos.

Para muchos fue un descubrimiento, una voz radiofónica en Televisión Española, perfectamente modulada y cargada de poesía que nos narró el primer ciclismo que recordamos.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Angel María de Pablos y Pello Ruiz Cabestany, ciclista por aquellos años, nos ayudan a reconstruir la vida del narrador de las Vueltas de Pino, Perico, Belda Hinault y Marino.

Cabe recordar que Angel María de Pablos empezó como redactor de ciclismo del Norte de Castilla, en el Trofeo Virgen del Carmen, en su provincia de Valladolid.

Ha pasado mucho tiempo, tanto que sólo cabe recordar que aquel día compitió un tal José Pérez Francés, del que hablaban maravillas, pero que no era profesional aún.

Era entonces un chaval que casi no había cumplido la mayoría de edad y ahí empezó, contando el ciclismo en vivo y directo desde el coche.

Con Angel y Pello, transitamos, por las sutilezas de la narración ciclista, una habilidad de la que el periodista vallisoletano hizo un arte que despertó el interés del mismísimo Miguel Delibes.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Este podcast cuenta con el patrocinio de Tuvalum.com

Tuvalum es la web líder en Europa en compraventa de bicicletas de segunda mano certificadas y revisadas por mecánicos.

Si quieres vender tu bicicleta, súbela a Tuvalum y en 48 horas te la tasan y te hacen una oferta de compra directa. Ellos se encargan de todos los trámites, recogen la bicicleta en tu domicilio y te hacen el pago en tu cuenta bancaria. Sin tener que quedar con desconocidos.

Y si lo que quieres es comprar una bicicleta, en Tuvalum tienes el mayor catálogo con la mayor garantía, porque todas las bicicletas usadas son revisadas por un equipo de mecánicos y se entregan con 12 meses de garantía.

Si estás pensando en comprar o vender una bicicleta, Tuvalum.com.

 

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

Tres de los ciclistas muertos en la Primera Guerra Mundial ganaron el Tour

Publicado

en

DT – 2022 post

Recordamos alguno de los ciclistas que perecieron en la Primera Guerra Mundial

El día 28 de junio de 1914 se marca como la primera jornada de la Primera Guerra Mundial, una máquina de destrozar generaciones y sueños de la que los ciclistas no fueron ajenos.

Mucho menos divulgada que la segunda, aquella conflagración fue una barbarie tan grande y tan mal resuelta que dio origen al segundo capítulo, veinte años después en unos de los ciclos más horrendos y espeluznantes de la historia de la humanidad.

Shimano – Leaderboard 1024×300

El asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria y su esposa a manos de un estudiante nacionalista serbio abrió la veda.

Luego los imperios centrales entrarían en conflicto con las naciones aliadas dándose diversos escenarios al mismo tiempo donde perecieron millones de personas en batallas interminables e irresolutas.

Años antes del estallido de la Primera Guerra Mundial, el Tour había nacido con salud, fervor y los primeros grandes ciclistas de la historia   

Los nuevos tiempos cabalgaban en bicicleta, ese elemento ya menos exótico que pasó de pulular por las ciudades a estructurar competiciones y apuestas integrales donde grandes diarios se lo jugaban todo a eventos deportivos.

Así nació el Tour y así crecieron sus primeros héroes, dándose la circunstancia de que tres de los ciclistas pioneros de la carrera acabarían sus días en el fragor de la Primera Guerra Mundial.

Hablamos de la terna formada por Lucien Petit-Breton, François Faber y Octave Lapize.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Entre los tres escribieron el palmarés del Tour desde 1907 a 1910 y los tres encierran historias de excepción.

El nombre real de Lucien Petit-Breton fue el de Lucien Georges Mazard, si bien pasó a la historia, incluso al palmarés del Tour con el apodo de pequeño bretón.

Hablamos de un excelente pistard de la época, que vivió tiempo en Buenos Aires y que pudo batir el récord de la hora en el mítico velódromo parisino de Buffalo, el mismo lugar donde Henry Desgrange lo fijó por primera vez a finales del anterior siglo.

Petit-Breton superó los 41 kilómetros en sesenta minutos antes de ganar el Tour por doble ocasión, siendo el primero en lograrlo en la historia.

Durante la I GM, en 1917, sería herido en las contiendas de Vouziers, el lugar donde falleció un piloto llamado Rolland Garros.

Al poco tiempo, fruto de las heridas fallecería en el hospital de Troyes.

François Faber fue luxemburgués, el primero en ganar el Tour esta carrera antes del legendario Nicolas Frantz.

Faber ganó la edición de 1909. En su condición de no francés estuvo adscrito  a la Legión Extranjera de Francia tomando parte en la Batalla de Artois, en el norte del hexágono, no muy lejos de Roubaix.

Allí, en 1915, fue informado de que iba a ser padre, pereciendo en el momento de la celebración de la nueva en la trinchera.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Una bala alemana le dio muerte.

Un fatal descuido que le impidió conocer a su niña.

Autor de la famosa frase de “sois unos asesinos” fruto de la primera travesía pirenaica del Tour entre lobos acechantes en las cunetas, Octave Lapize había ganado la edición de 1910.

Sargento del ejército francés, pereció en Pont-à-Mouson en 1917 durante un combate aéreo.

En su epitafio se puede leer: “Muerto por Francia”.

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

Ciclismo antiguo

Tour 1985: La prioridad siempre fue Hinault

Publicado

en

DT – 2022 post

Así fue el Tour 1985 de Hinault, el último ganado por un francés

Cuando Bernard Tapie ideó La Vie Claire y envió una oferta a Greg Lemond, nunca escondió otro objetivo que el Tour de 1985 iba a ser para Bernard Hinault.

Tras dos años de dominio del insolente parisino, Laurent Fignon, infringiendo dolorosas derrotas al que había sido su mentor, en especial en el Tour del año anterior, era el momento para que Hinualt acudiera raudo a su cita con la historia, pues el de 1985, iba a significar su quinto Tour.

Shimano – Leaderboard 1024×300

Hinault quería silla en la mesa de Merckx y Anquetil en una gesta que es el mito del ciclismo, los cinco Tours

Hablamos de una dificultad tal que, desde entonces, sólo Miguel Indurain se ha sumado a la fiesta, y vamos camino de los cuarenta años de esta efeméride.

En todo caso nunca se escondió que 1985 era el quinto turno de Hinault en la carrera francesa.

Así se le hizo saber a Greg Lemond, quien habría de dar un paso al lado en el liderato y dejar al ídolo bretón llevarse los honores con una condición, que al año siguiente Bernard le devolviera el favor a Greg.

Todos sabemos lo que sucedió en el Tour de 1986, icónico, antológico y maravilloso, pero poco se recuerda del anterior.

Y es que hay en la vida una cosa que se llama juventud que cuando entra en brillo, todo lo demás languidece.

Eso se debió pensar viendo a Hinault yendo a menos según avanzaba la carrera hacia París.

1024×300 Flandes Zona Centro post

Cada vez más justito, Hinault demostraba problemas para estar con los mejores, al tiempo que Lemond iba preguntando ¿qué hay de lo mío?

En la famosa etapa de la niebla de Luz Ardiden que gana Perico, Hinault va con lo justo.

Lemond se ve en cabeza con Chozas y Roche con su líder a un minuto.

El americano ve el panorama y pide permiso para ser más activo en el corte, la respuesta es tajante, desde el coche Paul Koechi, el director de la historia que más sapos ha debido tragar, le dice que ni se le ocurra .

Al día siguiente, en la mini etapa del Aubisque que gana Roche, la historia se repite, la respuesta es la misma.

«Greg, te jodes, pero no»

Bernard Hinault iba atufado, al punto que de aquellos días surgió aquella curiosa «amistad» con Lucho Herrera y la complicidad de ambos en carrera.

Gran canaria 400×400
Endura 400×400
Cruz 400×400

Lemond obedece porque no le quedan más opciones, tiene la promesa de Hinault: «Tras el Tour de 1985, te ayudo a ganar el siguiente«.

Una promesa de campeón es complicada de tragar y Lemond nunca tuvo claras esas intenciones, de hecho a los hechos nos remitimos.

«El año que viene volverá Fignon -por desgracia tardaría más en regresar- y si él está Hinault no querrá quedarse fuera» dijo Lemond, medio convencido de la promesa de su compañero.

En todo caso, que Hinault ganara ese Tour tiene hoy su relativa importancia, pues estaríamos un año más cerca de la última victoria francesa en el Tour.

Imagen: Reddit

Terres Ebre – Inferior post 1024×300
Continuar Leyendo

TWITTER

Ahora que estamos tan atentos a Carlos de Andrés y Javier Ares, Angel María de Pablos, junto a @viciosport, nos cuenta cómo era narrar ciclismo en los años ochenta

https://www.ivoox.com/angel-maria-pablos-fignon-me-dio-una-audios-mp3_rf_88884548_1.html

#PodcastJS con @Tuvalum

2

En este ciclismo de esperar, proteger al líder, medir y ritmos semi cicloturistas no sé si tendrían sitio esos dinamiteros que entendían todo esto como un todo o nada.
Lo comentan mano a mano @eduardochozas y @raulbanqueri

https://www.ivoox.com/habria-sitio-este-ciclismo-para-corredor-audios-mp3_rf_89340722_1.html

#PodcastJS con @Tuvalum

🎙️🎙️🎙️"El sitio inglés de Calais inspiró las mil réplicas de los Burgueses de Rodin"

@TuristaVuelta
& @FAremberg en #TourParaCuriosos

https://www.ivoox.com/tour-para-curiosos-8211-vol-i-audios-mp3_rf_89093539_1.html

#PodcastJS

A todos nos ha gustado ver uno de esos ciclistas que "molan" como Magnus Cort escapado y espoleando las masas, pero al mismo tiempo la suya ha sido una historia que refleja el nulo interés competitivo que ha tenido el tramo danés en este Tour. 

https://joanseguidor.com/tour-2022-dinamarca-salida/

#TDF2022

¿Habría sitio en este ciclismo para un corredor como Eduardo Chozas? @ivoox https://go.ivoox.com/rf/89340722?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_content=audio&utm_campaign=tw_autopublish

Load More...

Lo + leído

X